• Like
Storytelling de por qué hago lo que hago.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

Storytelling de por qué hago lo que hago.

  • 932 views
Published

Reflexiones en forma de aforismos y experiencias varias sobre el documental Oratoria Online.

Reflexiones en forma de aforismos y experiencias varias sobre el documental Oratoria Online.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
932
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
10
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Storytelling sobre por qué hago lo que hago INo soporto la idea de que alguien se aburra en mis clases.Cuando iba a la universidad me costó bastante darme cuenta de que siempre podría estarhaciendo algo más interesante desde un punto de vista formativo.Me pegué dos años yendo a clase sólo porque debía hacerlo si quería aprobar.Salvo en casos aislados, la mayoría de los profesores recitaban de forma soporífera unaserie de apuntes que debíamos memorizar al pie de la letra.Me convertí en un experto de de aprobar exámenes.De hecho nunca he suspendido un examen.¿Y todo para qué?No recuerdo absolutamente nada de todo aquello que memoricé.Ya entonces tenía ensoñaciones con estar delante de una clase.Incluso en el instituto. Recuerdo que una vez un profesor abandonó la clase porque noera capaz de controlarla. Antes de irse dijo que ese tema entraría en el examen. Sinpensarlo dos veces me levanté y continué dando la clase hasta el final. Todo el mundosiguió sentado en su silla escuchándome.Otra historia es cuando, en un par de días, conseguí que unos de mis mejores amigosaprobara inglés de bachiller. Había suspendido todos los exámenes de ese año y del añoanterior. No tenía ninguna esperanza de que esa vez fuera a ser distinta. Mi colegaaprobó porque antes de ponernos con el inglés le enseñé a conjugar bien los verbos encastellano.Yo era el típico alumno tocapelotas sabelotodo. Creía que lo sabía todo. Quería saberlotodo.Me ponía tan nervioso en los exámenes que los profesores me mandaban salir a correr alpatio diez minutos antes.En todas las clases pedía permiso para ir al baño. Siempre aprovechaba para hablar conlos conserjes. Nunca se sabe cuándo necesitaría un favor.
  • 2. Cuando tenía 5 años discutí con una profesora de primaria sobre la existencia de Dios. Yole dije que no creía en Dios porque no podía verlo. Ella me dijo que tampoco veía el vientoque mueve las hojas a lo que le respondí que, sin embargo, sí podía escucharlo.No sé por qué recuerdo aquel episodio, lo que sé es que aquello fue el comienzo de unacarrera por interpelar constantemente a mis maestros.¿Por qué decidí ser profesor?Desde que era enano he tenido una gran pulsión por ser el centro de atención de laclase.No era de extrañar que decidiera dedicarme profesionalmente a ser el centro de atenciónde la clase.A veces pienso que de tanto interpelar a los profesores, fui asimilando poco a poco laprofesión.Ser profesor conlleva una responsabilidad enorme.“Un maestro impresiona para la eternidad y nunca puede decir cuándo termina suinfluencia” decía Herny Brooks Adams.Tenemos la posibilidad de orientar el desarrollo miles de personas.Los profesores moldean personas y el sistema educativo moldea el carácter de unasociedad.El sistema educativo lo rigen leyes educativas escritas por políticos y, a priori, porexpertos psicólogos, sociólogos y pedagogos.Los centros educativos y, en última instancia, los profesores son los que interpretan yejecutan dichas leyes.La primera labor de un profesor es enseñar a sus alumnos a trabajar bajo el amparo ylas obligaciones que proporciona el sistema.Profesores y alumnos dan vida al sistema educativo.Cuanto más educada está una sociedad, es decir cuanto más sabe del mundo, más librey equitativa tiende a ser.La libertad siempre debe ser equitativa.
  • 3. “No hay más que un camino para el progreso en la educación, como en todas las cosashumanas, y es el de la ciencia guiada por el amor. Sin ciencia, el amor es impotente; sinamor, la ciencia es destructiva” decía Bertrand Russell.Si en mi etapa estudiantil llamaba tanto la atención es porque sentía una necesidadimperiosa de conectar con la gente y el mundo.Me gustan la metáforas “sintonizar con el mundo” o “estar en la misma frecuencia”.Nuestro cerebro está programado para buscar “estados de sincronización” con otraspersonas y para ello genera una química que resulta altamente adictiva.Soy profesor porque sintonizo frecuencias de aprendizaje creativo y cooperativo.Soy profesor porque catalizo determinadas reacciones en mis estudiantes. La metáforadel catalizador también es interesante por las similitudes entre la lógica de las reaccionesquímicas y la de las educativas.Un profesor debe siempre optimizar el tiempo de aprendizaje.La catálisis aumenta o disminuye la velocidad de una reacción química.Los catalizadores pueden ser “inhibidores” o “promotores” como los profesores.Bertrand Russell decía que “lo más difícil de aprender es saber qué puentes cruzar y quépuentes quemar”.“Lo más extraordinario de un maestro realmente bueno es que va más allá de los límiteseducativos aceptados” decía Margaret Mead.Cuando una clase está en la misma sintonía se aceleran determinadas reacciones enlos estudiantes vinculadas a su aprendizaje.El debate siempre estará en hasta que punto los profesores y la sociedad en su conjuntodeben moldear a los estudiantes para dirigir su atención a ciertos aspectos y hasta quepunto los estudiantes tienen derecho a intervenir en el mismo proceso.Hasta que punto los profesores se esfuerzan o no por entender la psicología de losestudiantes y hasta que punto imponen su visión unilateral.Hasta que punto está preparada la sociedad para asimilar y controlar los cambios quese producen en ella.
  • 4. Mi profesora de piano me hizo mucho daño. Durante cuatro años (desde los 8 hasta los12), se dedicó a destruir cualquier interés que tuviera por el piano y la música.El mío no fue un caso aislado. Fueron muchos los padres que se quejaron en elconservatorio.No hubo forma de echarla porque era funcionaria.Durante la adolescencia no tuve interés alguno por la música. “Nirvana” paso por delantede mis narices y ni siquiera me inmuté.Hasta que llegué a la universidad no fui capaz de sentarme otra vez al piano y deaprender a tocar un instrumento nuevo.Siempre me pregunto por qué aquella profesora actuaba de esa manera.Siempre tiendo a excusarla pensando en lo duro que tuvo que ser el modo que emplearonpara enseñarle a ella.Desconozco que sufriera algún tipo de trastorno psicológico, sólo sé que se equivocó deprofesión y que el sistema debería haberla reintegrado en otro tipo de tareas. Pero ahísiguió año tras año, reclamación tras reclamación.“Los buenos profesores son caros; pero los malos lo son todavía más” decía RobertTalbertLa educación propone un modelo de sociedad y unos valores.Cada vez más, los profesores educan personas que viven en un mundo completamentediferente al de ellos; en un mundo que se desarrolla a una velocidad frenética.Siempre digo que siempre hay una cosa mejor que hacer que ir a la Universidad.Tristemente, los que vienen a clase no tienen otra cosa mejor que hacer. Sabiendo esto,intento que la puerta de mi clase sea una salida de la universidad y no una entrada.Intento vivir mi profesión como una aventura que no sé cómo va a acabar.No me resigno a depender de un programa cerrado imposible de modificar.Frente al docente que se comunica con sus alumnos a un nivel más cognitivo, yoprocuro conectar más con la psicología de sus emociones.
  • 5. “Uno recuerda con aprecio a sus maestros brillantes, pero con gratitud a aquellos quetocaron nuestros sentimientos”, decía Carl Jung.“No soy un maestro: sólo un compañero de viaje al cual has preguntado el camino. Yo teseñalé más allá, más allá de mí y de ti mismo” decía George Bernard Shaw.Este tipo de dinámicas se suele hacer con un número mucho más reducido de alumnos ypor eso, no puedo evitar sentirme a veces agotado emocionalmente...No obstante, tengo la suerte de que en mi trabajo siempre tengo una cosa mejor quehacer que trabajar y es convencer a mis estudiantes de que trabajen en algo quesiempre sea mejor que trabajar.Mi madre era profesora de primaria.Creo que esto ha tendido bastante que ver con mi pasión por enseñar.He oído a mi madre parafrasear a Montaigne cuando decía que “en la educación de losniños no hay nada como atraer el interés y el afecto. De otra manera lo que se logran sonasnos cargados de libros”.Intento ser el profesor que me hubiera gustado tener a mí. El profesor que me dijera quela nota del examen no es lo importante, que en última instancia lo fundamental es serresponsable de lo que uno aprende.¿Cuántos exámenes aprobados y cuánto tiempo perdido?Para algo me serviría quiero pensar.Mi estancia erasmus en Dinamarca me cambió la forma de entender la educación.Tuve la suerte de conocer a uno de los pensadores más reconocidos de Europa (PerAage Brandt).Enseguida lo tomé como referente.Yo quería ser él.Yo quería ser capaz de remover el intelecto de los demás como él lo hacía.Él tenía un discurso sobre el mundo, sobre la vida.
  • 6. Pero no era tanto el qué sino el cómo lo contaba. Era su ímpetu.Mi inglés era bastante justo. Llegué a mi primera clase de “semiótica cognitiva” y noentendía nada de lo que me contaba ese tipo. Sin embargo, ahí me tuvo completamentepegado a la silla.Era capaz de sintonizar frecuencias que jamás había escuchado. Aunque no entendíatodo, sentía la presencia de aquellas frecuencias.En Dinamarca las clases son reducidas y las puertas siempre están abiertas.Las clases duraban horas y horas.La gente discutía y hacía presentaciones.Y no había fecha para entregar las prácticas.La gente simplemente traía todas las prácticas hechas siempre.Empezamos a las 10 de la mañana y acabábamos a las 11 de la noche.En Dinamarca la universidad no cierra por las noches.En Dinamarca cada facultad tiene varias cocinas donde alumnos y profesores puedencocinar.Recordaré siempre una pasta con setas variadas a las 3 de la madrugada en la facultadde Química.Yo no soy como aquel profesor, no tengo ese discurso fantástico, pero sí comparto algofundamental con él y es el ímpetu y la pasión por lo que hago.“El educador mediocre habla. El buen educador explica. El educador superior demuestra.El gran educador inspira”, decía William Arthur WardCuando salgo de una clase en la que no he conseguido que la gente sintonice me sientofatal.Empiezo a cuestionar mi papel como docente.Pienso: “¿Qué carajo estás haciendo Jon?”Después de 6 años sigo sin creerme del todo que sea profesor en la universidad.
  • 7. Todo me parece una ilusión.Son tan frenéticos los cambios de paradigmas comunicativos que nos traen lasnuevas tecnologías que a veces me siento desorientado.“Indudablemente una parte de la función de la educación consiste en ayudarnos aescapar, no del tiempo en que nos toca vivir, sino de las limitaciones emocionales eintelectuales de nuestro tiempo”, decía Thomas S. Eliot.Por eso estoy promoviendo este documental.Quiero ver con mis propios ojos qué carajo estoy haciendo; cuáles son mis limitacionesemocionales e intelectuales.Una opción es escribir, como ahora estoy haciendo, para intentar aclarar las ideas.Podría escribir y de hecho escribo artículos científicos al respecto.Pero, ¿por qué no hacer un documental?Para hacer un documental se requiere la misma capacidad intuitiva, analítica ysintética que para escribir un ensayo.Un documental es, en el fondo, un ensayo audiovisual.Cada vez pienso más en la importancia que tiene que los estudiantes sean críticos con lametodología que los profesores emplean en sus clases.Cuanto mejor entiendan por qué están estudiando y trabajando de una determinadamanera y no de otra, más involucrados estarán en el proceso.Aristóteles decía que “no se debe empezar por enseñar la primera noción deconocimiento sino por aquello que pueda facilitar el aprendizaje”.El documental es un medio para construir un discurso crítico en materia educativa.El sistema educativo está diseñado para formar personas responsables que algún día seintegren en el mercado laboral para poder pagar con sus impuestos las pensiones de losque en su día pagaron por su educación.El sistema educativo está diseñado para construir personas productivas.
  • 8. La universidad es, en teoría, la institución educativa donde se recibe una educación másholística pero también más elitista o especializada.La universidad convierte a las personas en elites intelectuales; en las personas quedeberían elegir, a priori, cuál es el camino de que debe tomar la sociedad en suconjunto.“Es de rigurosa justicia emancipar la enseñanza de todo extraño poder, y convertirla enuna función social, sin otra ley que la libre indagación y profesión de la verdad” decíaNicolas Salmerón.La universidad debería formar a personas productivas para la sociedad; pero productivassobre todo en materia de pensamientos críticos que puedan mejorarla.Cada vez más, los estudiantes acceden una educación al margen de los caucesuniversitarios.Las TIC median, cada vez más, nuestra forma de interactuar y de acceder alconocimiento.¿Qué papel nos queda entonces a los profesores?“Yo palpo el futuro, yo enseño” decía Christia McAuliffeMe gusta pensar también en la metáfora del “filtro”. Me gusta pensar que los profesores,ahora más que dadores, deben ser filtros de información.Los profesores deben primero ser críticos con la información a la que tienen accesopara luego sintonizar las “frecuencias” más interesantes.Si no lo consiguen, como decía Leonid Sukhorukov, la educación se convertirásimplemente en el “intercambio científico de la ignorancia”.En cambio, las frecuencias, los filtros y los catalizadores educativos deben responden alcriterio científico sobre cómo reprimir la ignorancia de una sociedad.La velocidad vertiginosa que impera hace más difícil reflexionar críticamente.Ya no hay tiempo para observar, reflexionar, criticar y denunciar; lo que pone en riesgo laidea de Russell de que “los educadores, más que otra clase de profesionales, son losguardianes de la civilización” y la de Rousseau cuando decía que "en educación másimportante que ganar tiempo es, precisamente, perderlo."
  • 9. Estamos demasiado ocupados en comprender el uso de las nuevas tecnologías que “losárboles no nos dejan ver el bosque”.Por esto, es necesario que desde la universidad se produzcan discursos críticos quetengan un calado en la sociedad.Se acabó aquello de entregar un trabajo para que lo corrija el profesor en el despacho. Loimportante ya no es la nota sino el efecto real que el trabajo de un estudiante tiene enla sociedad.Estudiantes y profesores deben trabajar por construir un “discurso universitario ouniversal”; un discurso alternativo al mainstream que fomente la capacidad crítica yreflexiva de la sociedad.John Dewey decía que “la educación no es una preparación para la vida sino la vida en símisma” y que “cuando una persona empieza a pensar pone en riesgo una porción delmundo”.Según la UNESCO “los objetivos básicos de la educación deben ser aprende a aprender,aprender a resolver, aprender a ser”.Mi abuelo trabajó como cantero toda su vida. 5 años antes de jubilarse estuvo encargadode la escuela de cantería. Se dedicó a enseñar el oficio a jóvenes dispuestos a ganarse lavida trabajando la piedra.Me dijo una frase respecto a ser maestro que se me quedó: “tú enseña de tal forma quetengas la certeza de que serás bien recordado... de que cuando te encuentres con tusalumnos en el futuro puedas saludarlos cordialmente”.Soy profesor porque aprendo continuamente y se me brinda la posibilidad de sercreativo.“Si quieres aprender enseña”, decía Cicerón.“Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñas también” decía Ortega yGasset.“Aprender es descubrir que algo es posible” decía Fritz Perls.Cada revolución tecnológica trae consigo una cambio de paradigma comunicativo.Las revoluciones tecnológicas y conceptuales que acontecen en el mundo globalizadocrecen de forma exponencial.
  • 10. El tiempo para analizar, comprender, asimilar e interpretar las implicaciones yconsecuencias de tales cambios es cada vez menor.En este contexto, la esperanza de vida del conocimiento válido y el pensamiento críticoes también cada vez menor.Cada vez existen más probabilidades de que lo que un estudiante aprenda en el primercurso de carrera, en el último sea ya conocimiento caduco.El concepto de un temario fijo e inamovible planteado al comienzo del curso es ya unconcepto caduco.Las instituciones de enseñanza tradicionales han dejado de monopolizar la transmisióny difusión de conocimientos y saberes.Los estudiantes prescinden cada vez más de los procesos de aprendizaje provenientesde estructuras sociales tradicionales como las universidades y eligen una formaciónmás transversal fundamentada en el acceso a las nuevas redes de información.Si queremos captar la atención de nuestros estudiantes tenemos que preocuparnos porel modo de transmisión saberes.Muchos estudiantes no prestan atención a sus profesores porque empiezan a entenderque lo que les ofrece el profesor no tiene un valor añadido a lo que ellos mismospueden encontrar por la red.Las universidades se han convertido otro nodo más en la red de transmisiónconocimiento proporcionado por las nuevas tecnologías de la información y de lacomunicación.La adaptación curricular de los estudios en comunicación en las instituciones deenseñanza universitarias públicas va por detrás de las constantes revolucionestecnológicas y conceptuales que acontecen fuera de ellas.Los arcaicos engranajes administrativos de las universidades públicas junto con lafalta de inversión en investigación por parte del estado impiden la correcta adecuaciónde los currículos a estos cambios incesantes.Si pretendemos formar ciudadanos capaces de adaptarse a los cambios frenéticos delmundo globalizado, los profesores deberían ser los primeros en ponerse a prueba en elentendimiento y uso de las TIC.
  • 11. Conforme llega la oleada de nativos digitales a las universidades, más necesaria resultauna reconversión metodológica y curricular.Este panorama de incertidumbre exige una remodelación de los objetivos, metodologías yespacios del ejercicio didáctico tradicional que tienda hacia otros que partan de laflexibilidad y la interconexión.Cuando se constata la distancia que separa la realidad universitaria y lo que ocurre fuerade ella, una alternativa para el docente responsable es hacer del proceso de aprendizajesea, al menos, un acontecimiento creativo.Cuando se constata la esencia caduca de los temarios establecidos a priori, unaalternativa para el docente responsable es hacer que el temario sea la consecuencia deun proceso creativo de aprendizaje.Cuando se constata que los estudiantes consumen mucha más información provenientede otras fuentes y medios más atractivos, una alternativa es cambiar los modos detransmisión y generación de conocimiento en el aula.Cuando se constata que la transmisión unilateral de información ya no es efectiva, unaalternativa es crear atmósferas creativas incentivando el ejercicio de la inteligenciacolectiva.Cuando se constata que el éxito individual de los profesionales en comunicación dependede su capacidad para trabajar en grupo de forma creativa, una alternativa es transmitira los estudiantes que participar de manera proactiva y cooperativa en clase lesbeneficiará mucho más que trabajar individualmente.Cuando se constata que vivimos en un mundo globalizado estructurado a partir de latransmisión de conocimiento en red, una alternativa es hacer que los estudiantes percibanque preocuparse por el éxito en el aprendizaje de sus compañeros revertirásustancialmente sobre el suyo propio.Cuando se constata que la sociedad demanda personas capaces de trabajarconjuntamente y de manera creativa en la consecución de objetivos a largo plazo unaalternativa es desarrollar metodologías de aprendizaje cooperativo basado enproyectos.Técnicas de expresión oral es una asignatura fantástica para desarrollar este tipo demetodologías con el fin de mejorar nuestras habilidades sociales.De eso se trata. La oratoria es un instrumento que sirve para desenvolvernos mejor en lasociedad.
  • 12. Oratoria online surge como un proyecto para mejorar nuestras destrezas comunicativas;en un contexto mediado por las nuevas tecnologías.Nube audiovisual es otro proyecto paralelo y complementario concebido como un taller decreación y difusión de contenidos audiovisuales.Sigo teniendo ensoñaciones en las que doy clase. Creo que eso es bueno.Sigo disfrutando de ser el centro de atención de vez en cuando.Sigo preocupado por conectar determinadas frecuencias.No soporto la idea de que alguien se aburra en mis clases.Jon Dornaletetxe Ruiz