Crónica sobre los heladeros haitianos en Venezuela. 2013
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Crónica sobre los heladeros haitianos en Venezuela. 2013

  • 681 views
Uploaded on

Revista Épale CCS #17 - 10 de febrero de 2013 ...

Revista Épale CCS #17 - 10 de febrero de 2013
Por Jessica Dos Santos - Fotos: Ambrosio Plaza

More in: News & Politics
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
681
On Slideshare
677
From Embeds
4
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
4
Comments
0
Likes
0

Embeds 4

https://twitter.com 4

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. 09 MIRADAS ¿Los papás de Los heLados o nuestra deuda histórica? “¡El himno dE haití!”— Gritó un compañEro con Esa cruEldad típica dE los carajitos. dEsdE EsE día y hasta El momEnto dE rEalizar Esta crónica mis visionEs fuEron dE las dudas a las láGrimas POR jESSICA DoS SAntoS FOTOGRAFÍAS AMBRoSIo PLAZA Caracas, 10 de febrero de 2013. Edición Número Diecisiete. Año 01. ÉPALE CCS
  • 2. 10 La inMiGración deL Miedo El sistema de extranjería registra solo 10 mil; sin embargo, en Caracas viven alrededor de 20 mil haitianos y 75% de ellos trabaja vendiendo helados en condiciones de esclavitud. Partí desde Catia hasta Carapita, los dos principales asentamientos de los haitianos en Caracas, en busca de un par de historias y me tropecé con una decena de rechazos provenientes del miedo. ¿A qué? “Fácil”: a mostrarse ante nosotros como unos seres quejumbrosos que no les gusta trabajar, a ser denunciados y botados por sus patronos -pese a no tener contratos laborales ni salario fijo- y a ser aún más perseguidos por las mafias que gestionaron su ingreso al país y serían capaces de cobrarles la deuda hasta con sus propias vidas. sin noMBres ni Fotos Los haitianos no emiten ninguna palabra referente a su situación personal o laboral con otras personas que no sean de su mismo origen. Cuando están trabajando, la mayoría se comunica únicamente para vender. Después de insistir ampliamente, comprar un par de helados y hacer nuestro mayor esfuerzo por romper las barreras impuestas por el lenguaje y el temor, algo se asomó: -A los haitianos nos gusta trabajar, vamos a la fábrica de helados muy temprano porque si no nos podemos quedar sin ellos. Hacemos una larga cola para recibirlos, y los vendemos hasta entrada la noche. Cuando nos ven con el carrito y nos insultan es una humillación muy grande, porque la gente se piensa que somos inútiles y no sabemos hacer nada más, pero no es así. Yo, como la mitad de Haití, sé sembrar, vengo de una zona rural -exclamó, no sin antes advertir que no habría ni datos personales ni fotografías que respaldaran su testimonio. -Entonces, ¿esto no da plata? -exclamé, mientras intentaba intencional y cruelmente dar aún más en la llaga. -Cuando volvemos a la fábrica nos esperan para dividir la plata: ellos generalmente se quedan con 70% y nosotros con 30%, pero de ahí nos descuentan el alquiler del carrito, Edición Número Diecisiete. Año 01. ÉPALE CCS Los haitianos se describen como gente trabajadora pero con pocas oportunidades Caracas, 10 de febrero de 2013.
  • 3. 11 “CuAnDo voLvEMoS A LA fáBRICA noS ESPERAn PARA DIvIDIR LA PLAtA: ELLoS gEnERALMEntE SE quEDAn Con EL 70%, y noSotRoS Con EL 30%...” — el hielo e, incluso el uso del baño y la luz de la fábrica. Por mucho que vendamos es difícil -concluyó. Los haitianos, al igual que usted y que yo, deben pagar alquiler, hacer mercado -o algo que se aproxime a eso-, costearse el transporte público y guardar una cuota de “sus ganancias” para que la mafia no venga por ellos. ¿Ah, que usted no? ¿Que yo tampoco? Ellos sí. Estos hermanos ingresaron a Venezuela en avión y por el aeropuerto de Maiquetía, pero sin papeles. Bueno, sí tenían papeles: ellos les compran pasaportes falsos a mafias haitianas, con sedes allá y aquí, que posteriormente se dedican a cobrarles el “favor” en dólares. Sí, en dólares. La Comisión de Administración de Divisas de Venezuela, Cadivi, les da la oportunidad a los haitianos de enviar hasta 300 dólares mensuales para su familia a precio oficial, pero, como es lógico, no les vende dólares libre e ilimitadamente. Por tanto, estos haitianos, para pagar su deuda, deben recurrir al llamado mercado negro donde actualmente el dólar sobrepasa los 13 bolívares. -Entonces ¿Por qué los helados? -insisto. -Cuando uno llega a un país, los primeros años no se siente bien. La mayoría de nosotros venimos solos, con la esperanza de traernos después a nuestra familia, y las únicas personas que conocemos aquí se dedican a esto, porque además son ilegales. Somos”. Vender helados es la punta del iceberg de los oficios ejercidos por haitianos Caracas, 10 de febrero de 2013. Edición Número Diecisiete. Año 01. ÉPALE CCS
  • 4. 12 La conVeniente desinForMación -¿Esto quiere decir que los haitianos también estarían respaldados por nuestra Ley La mayoría de los venezolanos sabemos Orgánica del Trabajo? Entonces, ¿por qué que “Haití es un país muy pobre donde ser “los papás de los helados”? hubo un terremoto”, pero poco conocemos de su historia, de esos años en que fue una -Ellos se ven, pero aquí hay haitianos que potencia, mucho antes de que Francia y están haciendo otras cosas. Pero claro que Estados Unidos lo condenaran y encerra- son más visibles los vendedores de helado. ran hasta hoy en día. Poco sabemos de la Bueno, si te das cuenta las calles están llenas ayuda, en armas, hombres y barcos, que de vendedores de helados y la mayoría son Petión le brindó a Bolívar y a Miranda haitianos o colombianos, pero ellos antes espara que vinieran a liberar a los países her- taban aquí totalmente ilegales. Después del manos de Suramérica con la única condi- terremoto, todos los haitianos son legalmención de que no permitieran más esclavitud te reconocidos. He hablado con ellos, a veces voy por la plaza Altamira y hay algunos que en la región. son amigos míos, hablo con ellos para preSin embargo, en Venezuela hay una persona guntarles cómo están, cómo se sienten. Inque se dio cuenta y que sabe de la impor- cluso, les he preguntando a ellos mismos qué tancia de los aportes de Haití. “Lo he oído es mejor o peor, trabajar en lo del helado o decirlo en la tele, incluso en el 2010, cuando en la construcción. Pero una de las cosas que lo del terremoto, él dijo: ‘Vamos a ayudar tiene el haitiano es que le gusta trabajar, en Haití, porque tenemos una deuda con él’. Él cualquier cosa, en cualquier país, el haitiano sí lo sabe, si no fuera por la ayuda de Hai- no tiene fama de ladrón, tiene fama de tratí, la independencia quizás no hubiera sido bajador. Y si te soy sincero, comparando con tan rápida o tan eficaz. Por eso, pocas horas otros países en los que he estado, la situación después de la tragedia, Chávez decretó que de los inmigrantes haitianos aquí es, incluso, los haitianos ilegales en Venezuela adqui- cómoda -concluye Leslie David. rirían de inmediato la residencia o visa de transeúnte, y lo mismo se aplicaría a aque- “Y comparando con otros países en los que llos que más adelante pisen suelo venezola- he estado, la situación de los inmigrantes no. He escuchado que la gente no se acoge haitianos aquí es, incluso, cómoda…”. No, a eso, pero es muy importante, porque el no es error de tipeo, son simplemente aquepasaporte haitiano tiene una duración de 5 llas frases que se nos quedan rondando por años, ellos tienen que venir a la embajada. horas y horas en la cabeza. Nosotros tenemos formas de ayudarlos”, explica el embajador de Venezuela en Haití, en Busca de consueLo Leslie David. José Celicurt es integrante de la comunidad haitiana organizada y un luchador incansaNo obstante, algunos haitianos desconocen ble por la reivindicación de sus derechos. que gozan de este derecho y, otros, senci- “Sí, hay muchos rumores y denuncias sollamente continúan a merced de las mafias. bre esas mafias, así que no podemos negar “Lo he escuchado, pero no sé, yo pienso su existencia. Es probable que existan, y es que para entrar ilegalmente tiene que ser responsabilidad de las autoridades estar en barco, pero no puede ser cualquier bar- pendientes de esa situación. Pero yo quiero co, tiene que ser uno muy grande, pero casi aprovechar para denunciar una conducta siempre los haitianos que vienen son los muy inapropiada: hay varios compañeros haitianos que han solicitado visa, miran que han llegado al aeropuerto con su visa la cosa y deciden si se van a quedar. Casi legal emitida por la embajada, allá en Haití, todos los problemas de inmigración que y los han devuelto sin ninguna razón, hahemos tenido, nos han llamado de Maique- ciéndolos perder esos pasajes que tanto nos tía o del aeropuerto de Valencia”, agrega el cuestan”, agrega a una lista de injusticia que embajador. parece interminable. Edición Número Diecisiete. Año 01. ÉPALE CCS Caracas, 10 de febrero de 2013. “noSotRoS CREEMoS quE no hAy nIngún tRABAjo InDIgno, PERo hAy ConDICIonES DE tRABAjo InDIgnAS” (joSÉ CELICuRt) — -Mira, hay 1.500 haitianos estudiando aquí. Incluso, la Universidad Bolivariana de Venezuela recibió hace 4 años a algunos estudiantes haitianos indocumentados, y la misma universidad hizo las gestiones para que los legalizaran. Hay otros haitianos que trabajan vendiendo ropa en el mercado de La Hoyada y en el llamado ‘mercado de los ciegos’, en la avenida Baralt. Otros trabajan en restaurantes y hay algunos que hacen trenzas en peluquerías, pero su principal fuente de trabajo es esa explotadora venta de helados. Nosotros creemos que no hay ningún trabajo indigno, pero hay condiciones de trabajo indignas, por esto, desde hace unos meses hemos venido hablando con algunos compañeros heladeros. Estamos luchando para que ellos se organicen. Hay una nueva ley de trabajo que nos protege, que nos da acceso a un seguro social, a pagos justos, a poder costear nuestros gastos, y los heladeros no cuentan con absolutamente nada. ¿Tú sabes cuántos haitianos recibieron impactos de bala vendiendo helados y nadie hizo nada por ellos? Estamos convenciéndolos para organizarnos, para que ellos mismos puedan pelear por sus derechos, necesitamos más apoyo -explica Celicurt. Al ser consultado sobre la aparente ayuda que algunas iglesias cristinas intentan proporcionarles a los haitianos, José respondió: “Yo trato de ser muy respetuoso en cuanto a las creencias de los pueblos, pero eso es una imposición cultural. Nosotros nos sentimos orgullosos de decir que somos católicos, que somos cristianos, pero no nos sentimos orgullosos de decir que somos practicantes del vudú, y esta práctica cultural en Haití tiene siglos y nos ayudó a independizarnos, a resistir a los españoles, franceses, ingleses. En
  • 5. 13 José Celicurt promueve la reivindicación de los derechos de la comunidad haitiana en el país Caracas hay muchas iglesias para la comunidad haitiana, cada una de ellas tiene bastantes miembros. En Magallanes de Catia, nada más, hay como cuatro, pero esas creencias vienen de quienes nos colonizaron, después que nos encadenaron y nos trajeron de África de la forma más inhumana”, finalizó. MeJor: en Busca de Los cuLpaBLes Helados EFE es una marca de helados de Venezuela que está a cargo de las Empresas Polar. Desde mediados de 2001, y hasta la actualidad, Helados EFE controla alrededor de 70% del mercado nacional de helados y también es el principal culpable de la situación de explotación y esclavización en la que se encuentran los haitianos en el país; pero, ni pendejos que fueran: existe toda una serie de intermediarios que blindan y protegen a la empresa de cual- Aún así me acerqué a los cuatro distribuidores que más clientes haitianos tienen: Petare, quier tipo de denuncia. Nuevo Circo, La Hoyada y Los ChaguaraEsto lo pude constatar cuando, al intentar mos. Las respuestas que obtuvimos fueron acercarme a los coordinadores de venta de las siguientes: “Cualquier persona puede ir a la empresa, obtuve una tajante respuesta: “La comprar helados al mayor para vender al decompañía no tiene un contacto directo con los tal (...) y ellos son trabajadores y vendedores heladeros. Son los distribuidores, que com- independientes”. pran los helados al mayor a la empresa, los que les proporcionan el producto a los vendedores ¿Y Yo QuÉ haGo? y les alquilan los carritos”. “No le compraré nunca más helados a la EFE”, me dije. Después siguió un “pero, con -Pero… eso jodo a los haitianos también, mejor les compro mucho y así los ayudo”, para termiNo, no hubo caso. Punto y final. nar entendiendo que esta solidaridad pajúa, que a veces se separa tan solo por la línea de Sigamos nosotros, ¿creen realmente que la la lástima, nunca será una solución real para empresa no sabe en qué condiciones se están los problemas de fondo de estos hermanos vendiendo sus productos? con quienes seguimos en deuda. Caracas, 10 de febrero de 2013. Edición Número Diecisiete. Año 01. ÉPALE CCS