La red urbana española
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La red urbana española

on

  • 508 views

 

Statistics

Views

Total Views
508
Views on SlideShare
445
Embed Views
63

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

2 Embeds 63

http://iesmhclasedegeografia.blogspot.com.es 52
http://www.iesmhclasedegeografia.blogspot.com.es 11

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

La red urbana española La red urbana española Document Transcript

  • LA RED URBANA ESPAÑOLAA) Características y condicionantes de la red urbanaLa red urbana de un territorio está formada por el conjunto de ciudades que hayen él, los flujos y relaciones que mantienen entre ellas y la forma en que se distribuyenen el espacio teniendo en cuenta la jerarquía (mayor o menor importancia) que seestablece entre ellas, la distancia que las separa y las comunicaciones que las enlazan.La red urbana española es muy desigual. La mayoría de las ciudades máspobladas se encuentran en la periferia litoral, exceptuando a Madrid, que es la ciudadcon mayor número de habitantes del país. Las ciudades más pobladas se encuentran enlas comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña, Madrid y el País Vasco. El restodel espacio se organiza por una red condicionada por el terreno, el clima, la presencia deagua, el modelo de ocupación histórica de dicho territorio y el papel de lasinfraestructuras de transporte, dejando una red de ciudades más o menos densa en elnorte peninsular con núcleos relativamente pequeños entre los cuales destacaValladolid; mientras que al sur de la península, nos encontramos con una red urbana depoblaciones más dispersas que concentran a toda la población.Esta distribución también se ve afectada por las áreas de influencia de lasciudades (hinterland), que en el caso de las ciudades más grandes (Madrid o Barcelona),terminan de generar un sistema urbano que está muy jerarquizado por la importancia deestos elementos. La red urbana española presenta importantes irregularidades: enalgunas zonas hay grandes aglomeraciones urbanas mientras que en otras zonas lasúnicas ciudades importantes son pequeñas capitales de provincia.
  • b) La jerarquía urbanaLa jerarquía es la organización de un conjunto en función de la mayor o menorimportancia de sus componentes. En el caso de las ciudades, la jerarquía urbana sería laorganización de un conjunto de ciudades ordenadas atendiendo a diferentes criterios:Por el rango demográfico, es decir, por el tamaño o número de habitantes.Por su posición geográfica; establece la organización de la red urbana según laubicación en el mapa.Según las funciones que realizan las ciudades.Por su hinterland o área de influenciaLos dos últimos están muy relacionados, ya que la influencia que ejerce unaciudad sobre un territorio más o menos amplio se relaciona en una parte muy importantecon las diversas funciones que realiza la ciudad.Según la importancia de cada una de las ciudades dentro del sistema urbanoespañol, se pueden clasificar por niveles jerárquicos:1. Metrópolis nacionales: Madrid y Barcelona son las dos únicas ciudades quetienen consideración de metrópolis nacionales. Tienen un mayor pesodemográfico, conforman extensas áreas metropolitanas y se engloban entre lasprincipales urbes europeas y mundiales. Como cabezas del sistema urbanoespañol tienen una serie de características que las diferencian del resto:-concentran la mayor parte de las sedes de grandes empresas, lo que lassitúa como centros de toma de decisiones empresariales.-tienen una gran diversificación económica con prestaciones muyespecializadas, como los servicios financieros y los servicios a las empresas, yconcentran las principales empresas dedicadas a los sectores más punteros, comola alta tecnología.-poseen una densa red de transportes y comunicaciones que les permitecomunicarse de forma rápida con el resto del sistema urbano español, europeo ymundial.2. Metrópolis regionales: Coinciden con las ciudades que tienen entre 300.000 y1.000.000 de habitantes. Entre ellas se encuentran importantes centroseconómicos como Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Bilbao y Las Palmas deGran Canaria. Estas ciudades mantienen importantes flujos con las metrópolisnacionales a través de una densa red de transportes, y tienen una fuerteinfluencia sobre el resto de su región. Son el eje económico de sus ComunidadesAutónomas, concentrando importantes industrias y servicios muy productivos,como el comercio y los servicios financieros. Algunas de estas ciudades son,además, importantes centros administrativos, pues cumplen funciones sanitarias,educativas y culturales, y cuentan con la presencia de instituciones autonómicas.También pueden ser importantes centros turísticos, como Málaga o Valencia.3. Submetrópolis regionales: En este tercer nivel aparecen un buen número deciudades que superan los 200.000 habitantes. Mantienen importantes flujos conlas metrópolis nacionales y regionales y actúan como centros de servicios de sus
  • provincias y áreas de influencia más próximas. Destacan Vigo, San Sebastián,Gijón, Oviedo, Granada o Alicante.4. Otras ciudades: El resto de ciudades medias y pequeñas cumplen distintasfunciones terciarias, sobre todo comerciales, de carácter provincial. Algunas deellas han crecido debido a su evolución como centros industriales.La composición de los flujos dentro del sistema urbano español, dan lugar alestablecimiento de una serie de subsistemas:A. Eje norte: Discontinuo, con tres agrupamientos:- Franja atlántica gallega, con las ciudades del interior que dependen deél.- Franja cantábrica: triángulo Oviedo-Gijón-Avilés más Santander, conextensión hasta León.- Región urbana del País Vasco, con tres metrópolis, Bilbao, SanSebastián, Vitoria, y con ramificaciones hasta Burgos, Pamplona y Logroño.B. Eje mediterráneo oriental: Es el más extenso e importante, con ciudades comoBarcelona, Gerona, Tarragona, Valencia, Alicante, Castellón, Murcia yCartagena.C. Área metropolitana de Madrid, con extensiones hacia Toledo, Ciudad Real,Cuenca, Guadalajara, Alcalá de Henares, Segovia y Ávila.D. Eje del corredor del Ebro, con Zaragoza y Lérida, a las que se añaden Pamplona,Tudela y Logroño.E. Eje andaluz, que presenta dos subejes:- El corredor del Guadalquivir: Jerez-Sevilla-Córdoba-Jaén.- El subeje litoral: Cádiz-Huelva-Málaga-Granada-Algeciras-Almería.F. Ejes insulares: Balear, Gran Canario y Tinerfeño.G. Las ciudades del resto de la península forman parte del interior periférico osubordinado, con escasa capacidad de organización, que tan apenas alcanza paraejercer su centralidad sobre sus límites provinciales.
  • c) Las funciones urbanasAdemás de la función residencial, considerada por muchos la principal funciónde la ciudad, ésta asume tres funciones básicas imprescindibles tanto en la sociedadcomo en la economía actuales de los países desarrollados:1. La función comercial se remonta a plena Edad Media, cuando las tradicionalesferias y mercados se celebraban preferente en los grandes núcleos de población.Dentro de la ciudad, la función comercial se distribuye según el tipo ycaracterísticas de los establecimientos. En el centro tiende a instalarse elcomercio caro y de lujo y en las áreas periféricas las grandes superficies.2. La función industrial fue la responsable del crecimiento de la ciudad a partir dela Revolución Industrial; crecimiento que en las grandes aglomeraciones urbanassuele ser imparable por la atracción que ejerce para el asentamiento de nuevasindustrias. Su localización está en el área suburbana, preferentemente.3. La función administrativa tiene también un carácter ancestral ya que las ciudadestambién acogen una serie de servicios relacionados con la administración, elgobierno del territorio e incluso la política. También las funcionesadministrativas pueden presentar diferentes ubicaciones; abundan en el cascoantiguo y en los ensanches pero las nuevas construcciones o ampliacionesprefieren establecerse en la periferia.4. La función bancaria y financiera, siempre se localiza en el centro o área central;es la zona de negocios o CBD . Se define como la principal de la ciudad ytambién de la región, que presenta la más alta concentración de servicios a laproducción y otros servicios superiores y de funciones comerciales. Junto aéstas, existen otra serie de funciones complementarias: militar, cultural,religiosa, turística, nodos de transporte.5. Además de las funciones básicas de comercio, industria y transporte, lasciudades importantes ejercen funciones de cultura y esparcimiento así comotodas las que tienen que ver con servicios financieros y empresariales y mediosde comunicación; en cambio la especialización en comercio y transporte vaasociada a la articulación del mundo rural y es propia de ciudades menosdesarrolladas.De todas formas, las ciudades de alguna importancia siempre acumulan varias deestas funciones, que se completan y complementan unas a otras. La ciudad, el mediourbano, se caracteriza, por lo tanto, por desempeñar una acusada multifuncionalidad queno es tan acentuada en el medio rural. La multifuncionalidad de la ciudad no sólo seejerce sobre sí misma; también alcanza a su entorno regional e incluso más lejano. Elterritorio que se ve afectado por el ejercicio de estas funciones constituye el área deinfluencia de una ciudad y según sea la categoría de la ciudad, las funciones tendránmayor o menor relevancia sobre esa área de influencia.Una ciudad del siglo XXI no destaca por una sola función sino más bien por loque llaman los urbanistas una funcionalidad diversificada. En España, como en el restode Europa occidental, se pueden distinguir:
  • A. Ciudades administrativas: es el caso de Madrid, como capital del Estado perotambién son las capitales autonómicas, provinciales o comarcales. En ellasreside el gobierno y gran número de ciudadanos dedicados a las tareasadministrativas y otros servicios públicos.B. Ciudades industriales: son las que atrajeron en un momento determinado, manode obra y empresarios y que necesitan un contacto con la red comercial ybancaria. Buscan una mano de obra experta y diversificada. Es el caso deciudades como Vitoria, Pamplona, Alcoy o Bilbao.C. Ciudades de servicios: cada vez las ciudades tienen funciones más diferenciadasa medida que crece el impulso de la economía de consumo. Hoy la mayoría denuestras ciudades tienen esa función como básica.D. Ciudades residenciales: todas las ciudades son residenciales y sería más correctodiferenciar entre ciudades turísticas, como Benidorm, Toledo o Marbella;ciudades universitarias, como el caso de Salamanca y Santiago; o ciudadesdormitorio, como pueden ser la mayoría de las ciudades colindantes con lasgrandes.E. Ciudades religiosas: la mayoría de ellas tienen un origen medieval, destacandolas que fueron centros de peregrinación, como es el caso de Santiago deCompostela.d) Los problemas de las ciudadesEl crecimiento desmesurado de las ciudades en las últimas décadas ha generadola existencia de múltiples problemas. Para señalar sólo algunos de ellos mencionemos lavivienda, abastecimiento de agua y energía, la evacuación de los desechos, el ruido y eltráfico.El abastecimiento de agua corresponde a los ayuntamientos que almacenan,transportan y depuran las aguas hasta que llegan a los consumidores. El consumo deagua se ha incrementado en los últimos años; p. ej., en Madrid se gastan unos 330 litrospor persona y día (en Paris, 450, y en los llamados países en vías de desarrollo, unamedia de 50-60 litros por habitante). La procedencia del agua es de ríos o embalses quese encuentran relativamente cerca del lugar de consumo. En los últimos años se hahecho un gran esfuerzo para suministrar agua a las viviendas (hay más viviendas conagua corriente en España que en Francia), pero hemos de concienciarnos que nuestropaís tiene una escasa e irregular pluviosidad y que el agua es un bien necesario quepuede escasear en un futuro muy cercano. Los abastecimientos de energías como el gasy los derivados del petróleo, consumo que se ha incrementado en los últimos años,requieren instalaciones seguras y al aire libre: depósitos fuera de la vivienda (parabutano y propano, por ejemplo). La electricidad procede de centrales hidráulicas,térmicas o nucleares, generalmente situadas lejos de la ciudad. La electricidad setransporta desde el lugar de origen al de consumo en líneas de alta tensión a las que yanos hemos acostumbrados, a ver como parte integrante del paisaje urbano. Al margen dela infraestructura viaria, las ciudades deben mantener, mejorar y ampliar otra serie deinfraestructuras fundamentales para la prestación de servicios como son las tuberías deagua, gas, de saneamiento, los tendidos eléctricos y telefónicos, y los equipamientoscomo hospitales, colegios, zonas verdes, etc.
  • Un gravísimo problema de las ciudades es la gran producción de residuosurbanos y su eliminación, la contaminación atmosférica y la de las aguas residuales quetanto deterioran el medio ambiente de la ciudad. El ruido se ha convertido en una formagrave y específica de polución urbana, que afecta notoriamente a los habitantes de lasciudades. Los altos niveles sonoros de las grandes ciudades españolas (España es elsegundo país más ruidoso del mundo, tras Japón) pueden acarrear a la poblacióndeterminados trastornos como insomnio, envejecimiento precoz, hipertensión, cefaleasy, por supuesto, sordera. Actualmente, todos los ayuntamientos de las grandes ciudadestoman medidas para controlar los ruidos: mediciones acústicas o revisión de vehículos yde establecimientos con niveles elevados de sonoridad, son algunas de ellas. Pero estasmedidas son escasas y la posible solución a medio plazo esté en limitar el tráfico yreducir las velocidades en determinadas zonas. El tráfico no sólo es el culpable del 90%de los ruidos urbanos, sino que incrementa la contaminación atmosférica y contribuye aque las calles de las ciudades estén permanentemente ocupadas por los vehículos. La nocoincidencia del lugar de trabajo con el lugar de residencia propicia la utilización delcoche particular o de automóviles colectivos en los desplazamientos hacia el centro dela ciudad. La situación circulatoria puede llegar a ser alarmante en las horas punta,cuando se producen desesperantes atascos y grandes colas de vehículos en los accesos ala ciudad. Al cotidiano problema de tráfico hay que sumarle el problema de la falta deaparcamientos existente en la mayoría de las ciudades españolas.El desarrollo de las últimas décadas ha introducido una separación extrema defunciones por barrios, la urbanización discontinua y la ocupación extensiva delterritorio. Estos cambios están creando problemas nuevos y más graves de habitabilidady sostenibilidad y la elevación de los costes de mantenimiento de servicios. Las grandesciudades españolas han consumido más suelo en los últimos 30 años que en toda lahistoria anterior. La producción de ciudad dirigida por el sistema inmobiliario, sinmayor control que los planes de usos del suelo, ha sido un factor determinante de estasituación y el mercado de suelo no está siendo capaz de responder con solaresadecuados a las necesidades económicas, sociales e infraestructurales. Este modelo deurbanización, a pesar de los esfuerzos planteados por algunos planes urbanísticos y porla gestión de muchos municipios, tiene las siguientes consecuencias en distintosaspectos del funcionamiento de la ciudad y el territorio:- Congestión de las áreas centrales que recogen fuertes inversiones y provocanaltas rentas diferenciales de suelo.- Abandono de áreas urbanizadas periféricas que han perdido su uso inicial -obsoletas- y que serían potencialmente útiles a la ciudad.- Pérdida general de vida social urbana en los barrios.- Aumento de la movilidad y de la longitud de los desplazamientos comoresultado del aumento de los movimientos pendulares a causa del crecimiento de áreasresidenciales en zonas suburbanas muy alejadas del centro (ciudades dormitorio).- Dificultad en la atención a las necesidades de transporte de las áreas dispersas,extensas y alejadas.- Congestión de tráfico en las vías que recogen los viajes dominantes y en lasáreas de centralidad.- Aumento del consumo de energía.- Aumento de consumo de tiempo, y más limitaciones en la organización de lavida cotidiana.Por otro lado, la calidad de vida de los ciudadanos difiere de unos barrios otros;es decir, existe una zonificación social en la ciudad. En los barrios más antiguos, laestrechez de las calles impide o dificulta la circulación de los vehículos, por lo cual los
  • transportes públicos de superficie suelen escasear. Los servicios sanitarios e higiénicosde las viviendas no son los adecuados, y la propia estructura de los edificios, deescaleras estrechas y oscuras, entorpece y encarece las posibles tareas de rehabilitación.Las viviendas se degradan. Los ensanches del siglo XIX, con grandes bulevares y casasespaciosas y bien dotadas de servicios, están ocupados por gente de clase económicamedia alta. Cuando a finales del siglo XIX el ferrocarril y el tranvía posibilitaron eldesplazamiento hacia el centro, surgieron junto a las principales vías de acceso a laciudad los suburbios, en forma radial, que se convirtieron en barrios residenciales delproletariado industrial carente de medios para vivir en los ensanches. Para rentabilizar elprecio del suelo se edificó en altura pero no se dotó a los edificios de ascensor, seemplearon materiales de baja calidad y las viviendas eran de reducidas dimensiones. Enel siglo XX, la aparición y difusión del automóvil ha contribuido a la aparición denuevas zonas residenciales. En la más extrema periferia surgieron barrios de altacalidad, cerrados y elitistas; pero, también en las afueras de la ciudad, se han idohacinando infraviviendas de chabolas habitadas por personas marginadas de la sociedad.En resumen: la clase alta (económicamente hablando) suele vivir en barrios nuevos conbuenos equipamientos, la clase media en los ensanches o en zonas de la periferia máspróxima. La clase obrera habita en barrios alejados y en viviendas deficientes. Losgrupos marginados, social o económicamente, ocupan el casco antiguo y los suburbiosmás alejados.En última instancia, los Planes Generales de Ordenación Urbana insistenfrecuentemente en la necesidad de seguir una serie de políticas que disminuyan losproblemas urbanos, entre ellas destacan las siguientes:- El uso racional del suelo urbano, creando equipamientos e infraestructuras parala población (zonas verdes, colegios, hospitales, etc.).- La distribución de las distintas unidades urbanas de forma ordenada por elterritorio, impidiendo la densificación o el amazacotamiento del poblamiento endeterminados sectores.- La reducción de las distancias urbanas mediante la construcción de un sistemaviario más eficaz y fomentando el desarrollo de los transportes públicos.- El respeto del patrimonio histórico – artístico, manteniendo y conservando losmonumentos y el paisaje urbano tradicional.