Your SlideShare is downloading. ×

Diversidad biogeográfica

979

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
979
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Diversidad biogeográficaIntroducción1. La España seca (Región mediterránea)2. La España húmeda (Región eurosiberiana)3. Las islas Canarias (Región macaronésica)
  • 2. Introducción
  • 3. Encrucijada biogeográficaLa península Ibérica se sitúa en una encrucijada biogeográfica, entre los continentes europeo yafricano, el océano Atlántico y el mar Mediterráneo, las cadenas alpinas circunmediterráneas ylos zócalos hercínicos europeos. La distribución de las formaciones vegetales, sudiversidad, avance o retroceso, se explica, fundamentalmente, por la influencia del relieve, elclima y los suelos, sin olvidar la intervención humana.
  • 4. Regiones biogeográficasDesde el punto de vista de la corología biogeográfica, España se divide en las regionesbiogeográficas Mediterránea, Eurosiberiana y Macaronésica. La región Eurosiberiana ocupamenos de la quinta parte de la superficie de la Península Ibérica, correspondiéndose con laEspaña húmeda. La región Mediterránea es la más amplia, extendiéndose por el resto de laPenínsula Ibérica e islas Baleares, es decir, la España seca. Las islas Canarias forman parte de laregión Macaronésica.
  • 5. 1. La España seca(Región mediterránea)
  • 6. En la España seca, con precipitación media anual inferior a600 mm, y evapotranspiración potencial superior a aquélla, lavegetación climácica más extendida es el bosque esclerófilo, cuyoárbol representativo es la encina, que convive con el alcornoque o esreemplazada por él con suelos silíceos y mayor humedad. Losencinares han perdido la mayoría de sus antiguosdominios, sustituidos por cultivos, con desaparición total o presenciatestimonial de ejemplares aislados, incluso en las dehesas deloccidente peninsular. Asimismo, los sotobosques han sido confrecuencia desmantelados en beneficio de plantas más aptas para elganado. No obstante, la maquia (brezo, jara, retama) sobre suelossilíceos, y la garriga (romero, tomillo, espliego) sobre calcáreos, sonmatorrales de extensión significativa. En otras ocasiones, el encinarha sido suplantado por el pino carrasco, aunque no siempre sea éstauna especie invasora.
  • 7. Si las condiciones de aridez se acentúan, en cotas bajas delsotavento oriental y del soleado sur, la encina cede sitio a especiesmejor adaptadas a aquélla, como el acebuche, coscoja, algarrobo olentisco, y éstas, a su vez, en la seca región climática del sureste, alpalmito, espino albar, cornicabra y azufaito. Por el contrario, mayorhumedad y temperaturas más bajas abren paso a la coexistencia de laencina con especies mesófilas como el quejigo y el rebollo, o a susustitución por ellos, imponiéndose el enebro o la sabina albar cuandoarrecia el invierno. Las expresadas especies mesófilas, para cuyapresencia o cota la radicación en solana o umbría desempeña unpapel importante, pueden marcar la transición al bosque caducifoliode la España húmeda.
  • 8. 2. La España húmeda(Región eurosiberiana)
  • 9. Se extiende desde el Prepirieno al norte de Portugal, con elroble albar (salvo en Galicia) y el carballo (salvo en el Pirineo) comoárboles característicos y en los sectores más elevados (salvo enGalicia, de nuevo), el haya; en compañía, a veces, detilos, fresno, arce, mostajo, serbal, olmo, abedul, acebo, tejo, avellanoy castaño, si bien éste, por su condición semicultural, ha sidoextendido en detrimento, fundamentalmente, del carballo. Con suelosexcesivamente ácidos o por degradación, aparecen, en lugar de lassusodichas caducifolias, plantas, que también se hallan en elsotobosque de aquéllas, como determinadosbrezos, tojos, piornos, retamas y helechos, conformando la típicalanda atlántica. Los prados ocupan grandes extensiones en las queabunda la vegetación herbácea, además de los pastizales. Por otrolado, también son significativas las repoblaciones forestales de pinosy eucaliptos.
  • 10. 3. Las islas Canarias(Región macaronésica)
  • 11. La peculiaridad climática del archipiélago canario, con lahegemonía del alisio y el protagonismo del relieve, tiene fiel reflejo enla oposición barlovento-sotavento y sucesión altitudinal de pisosbioclimáticos, desde el basal, xerófilo, con tabaiba y cardón, hasta lasrocas desnudas de las cumbres. Es claro el contraste entre lasvertientes antedichas, ya que, mientras a sotavento, el déficithídrico, por efecto foehn, depara un matorral leñoso de leguminosasy, a mayor altitud, la presencia del pino canario, para barlovento, entreel citado piso de plantas suculentas (por encima de las cualesaparecen especies como la palmera, acebuche, drago y sabina) y elpinar media el monteverde, con la laurisilva, a la que da nombre ellaurel canario, con la zona de mayores precipitaciones horizontales, ya continuación el fayal-brezal, con falla y brezos de porte arbóreo.Viene luego el pino canario y las leguminosas de alta montaña(retamas, codesos, escobones), presentes sobre todo en el Teide, perosin llegar a la cumbre, que sólo corona, como fanerógama, la violetadel Teide.

×