• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Resumen de leyes
 

Resumen de leyes

on

  • 4,720 views

 

Statistics

Views

Total Views
4,720
Views on SlideShare
4,720
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
26
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Resumen de leyes Resumen de leyes Document Transcript

    • Universidad del Turabo Centro Universitario de Isabela Relaciones Obrero Patronales: Implicaciones Para El Educador Industrial EDVI 473 Profesor: Miriam Teresa Escribano Jonathan González Mejías S00837342 2 de Noviembre de 2012 LEY DE PAGO DE SALARIOS
    • Ley Núm. 17 del 17 de abril de 1931, según enmendadaSección 1 Pago de salarios - Moneda del pago; nulidad. (29 L.P.R.A. Sec. 171)En todo contrato celebrado con obreros o empleados se pagarán los salarios de éstos,exclusivamente en moneda legal de Estados Unidos de América, ya sea en metálico,mediante cheque, por depósito directo o por medio de transferencia electrónica de fondosdirectamente a las cuentas de cheque o de ahorro de los obreros o empleados. Si porconvenio especial, por costumbre o por cualquier otro motivo percibiere, antes de lafecha regular del pago de su salario, un anticipo en metálico, mediante cheque, depósitodirecto o transferencia electrónica, será legal que el patrono descuente dicho anticipo.El establecimiento de un sistema de pago mediante depósito directo o transferenciaelectrónica se hará bajo una base voluntaria y con la autorización previa del empleado,haciéndose efectivo al mismo día de pago, en el banco que haya seleccionado el obrero oempleado. El patrono entregará a cada obrero o empleado un comprobante demostrativodel salario depositado o transferido, después de las deducciones autorizadas por ley, en lacorrespondiente cuenta de cheques o de ahorros del obrero o empleadoCuando un patrono pague los salarios de sus empleados mediante cheque y éstos nopudiesen hacerse efectivo porque el patrono librador carece de los fondos necesarios en elbanco contra el cual fue girado, o porque haya cerrado la cuenta de banco, los empleadosafectados podrán presentar una querella ante el Secretario del Trabajo y RecursosHumanos, para que éste requiera al patrono la prestación de una fianza, aprobada por elComisionado de Seguros, para asegurar el pago de los salarios de los empleados.Sección 2 Restricción sobre forma de gastarlos, prohibida. (29 L.P.R.A. Sec. 172)Se prohíbe a los patronos imponer, directa o indirectamente, por sí o por sus mandatarios,como condición expresa o tácita para la admisión del obrero, estipulaciones relativas allugar en donde, o al modo cómo deberá el obrero gastar su salario, en todo o en parte, niotras que le obliguen a habitar en las propiedades del patrono.Sección 3 Fecha y forma. (29 L.P.R.A. Sec. 173)El total de los salarios debidos a un obrero o empleado se le pagará en moneda legal deEstados Unidos de América, ya sea en metálico, mediante cheque, depósito directo otransferencia electrónica de fondos, a intervalos que no excederán de hasta quince (15)días. Cuando un obrero o empleado sea retirado o tenga que retirarse del trabajo durantecualquier día de la semana, será obligación del patrono hacerle efectivo el importe delnúmero de días trabajados, no más tarde del próximo día oficial de pago.Sección 4 Reclamación judicial; reconvenciones restringidas. (29 L.P.R.A. Sec. 174)En toda acción entablada por un obrero contra el patrono para que le pague la sumadebida por salarios, no podrá el demandado presentar reconvención para pedir la
    • disminución de aquélla, fundada en que ha entregado mercaderías, a cuenta de salario, oque le han sido suministradas por un almacén, depósito, tienda u otro establecimiento delpatrono.Sección 5 Deducciones permitidas. (29 L.P.R.A. Sec. 175)Salvo en los casos previstos en esta sección, ningún patrono podrá descontar ni retenerpor ningún motivo parte del salario que devenguen los obreros excepto:(a) Cuando el obrero autorizare por escrito a su patrono a descontar de su salariodeterminada suma para pagarla como cuota del obrero a cualquier asociación organizadade acuerdo con las [6 LPRA secs. 41 a 55], y dedicada a la prestación de servicioshospitalarios de Puerto Rico.(b) Cuando el obrero autorizare por escrito a su patrono a descontar de su salariodeterminada suma para la compra de bonos de ahorro emitidos por el Gobierno de losEstados Unidos o por el Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.(c) Cuando el obrero autorizare por escrito a su patrono a descontar de su salariodeterminada suma para la compra de acciones y el pago de préstamos, intereses u otrasdeudas que tenga el obrero en cualquier cooperativa organizada o que se organizare deacuerdo con las leyes de Puerto Rico; Disponiéndose, que el patrono vendrá obligado aentregar estos pagos al Tesorero de la cooperativa en cheque expedido a favor de lacooperativa, siempre que dicho funcionario o Tesorero haya prestado la correspondientefianza como custodio de los fondos de la cooperativa.(d) Cuando en un convenio colectivo de trabajo concertado entre un patrono y unrepresentante de sus empleados en una unidad apropiada para la negociación colectiva seestipulare la deducción de cuotas (check-off) para una unión que no se haya organizadoni funcione a base de prácticas ilícitas de trabajo. (e) Cuando el obrero autorizare por escrito a su patrono en la fase agrícola de la industriaazucarera a descontarle la suma que éste haya pagado por los almuerzos consumidos porel obrero durante el curso de la semana de trabajo o le haya adelantado para que el obrerodirectamente pague el costo de los almuerzos, siempre y cuando que la cantidad asípagada o anticipada nunca exceda de un dólar por almuerzo.(f) Cuando el obrero autorizare por escrito a su patrono a descontar de su salariodeterminada suma para la compra de acciones y pago de préstamos e intereses queadeude el obrero en cualquier cooperativa de crédito organizada de acuerdo con la LeyFederal de Cooperativas de Crédito (Federal Credit Union Act) de 1934, segúnposteriormente enmendada (12 U.S.C., Capítulo 14)(g) Cuando el obrero autorizare por escrito a su patrono a descontar de su salario, unacantidad estipulada por el obrero o estipulada en un convenio colectivo de trabajoconcertado entre un patrono y un representante de sus empleados en una unidad
    • apropiada para la negociación colectiva como contribución o pago a cualquier plan opóliza de seguro, grupal, de pensión, ahorro, retiro, jubilación, renta vitalicia, vida,accidente y salud, hospitalización, cualquier combinación de estos planes, o cualquierplan semejante de seguro social autorizado por el obrero y por la unión en caso de existiruna organización obrera debidamente certificada o reconocida para negociarcolectivamente con el patrono, o autorizado por el obrero y el Secretario del Trabajo yRecursos Humanos.(1) A una compañía de seguros, aceptable a la unión o en su defecto al Secretario delTrabajo y Recursos Humanos, que haya expedido contrato asegurando a los empleados,la cual esté autorizada para operar en Puerto Rico bajo la supervisión del Comisionado deSeguros de Puerto Rico, o(2) a un banco de fideicomiso, aceptable a la unión o en su defecto al Secretario delTrabajo y Recursos Humanos, que esté autorizado a operar en Puerto Rico bajo lasupervisión del Secretario de Hacienda. Si las deducciones no se usan en la formaanteriormente indicada, no se hará ninguna deducción hasta que el plan o póliza deseguro haya sido aprobado por escrito por el Secretario del Trabajo y Recursos Humanosde Puerto Rico.(A) Toda compañía de seguros que efectúe negocios de seguros en Puerto Rico en elramo de seguros de vida, accidente y salud, hospitalización, mediante el descuento de laprima correspondiente del salario del obrero o empleado, deberá notificar directamente alobrero y empleado y en la forma más eficaz que determine el Comisionado de Seguros dePuerto Rico mediante reglamento promulgado al efecto el vencimiento o cancelación delseguro con por lo menos veinte (20) días de anticipación a la fecha de expiración delperíodo de gracia de su póliza, o certificado respectivo.(B) Asimismo, toda compañía de seguros que ofrezca los tipos de seguros antesmencionados mediante el descuento de prima del salario, deberá enviar directamente alobrero o empleado la póliza emitida en los casos de pólizas individuales.(C) Se dispone que lo contenido en este inciso (g) prevalecerá sobre cualquier disposiciónincompatible del Código de Seguros de Puerto Rico, [26 LPRA secs. 101 et seq.].(h) Cuando el empleado autorizare por escrito a descontar de su salario determinada sumapara cubrir el pago a su Sistema de Retiro de principal e intereses de préstamospersonales.(i) Cuando el patrono o su apoderado haga un anticipo en moneda legal de los EstadosUnidos de América al obrero, que no exceda de su salario semanal, tendrá derecho adescontar esta suma del salario de éste, correspondiente a la semana en que se hizo elanticipo. Sin embargo, ninguna retención de salarios por este concepto podrá exceder deltotal de la suma adelantada.
    • (j) Cuando el empleado autorizare, voluntariamente y por escrito, a su patrono adescontar de su salario determinada suma para contribuir a instituciones benéficas delpaís.(k) Cuando el obrero autorice por escrito a su patrono a descontar de su salariodeterminada suma para que sirva de aportación a una cuenta de retiro individual, ya seauna cuenta de retiro individual establecida por el empleado o por el patrono parabeneficio exclusivo de sus empleados o de sus beneficiarios.(l) Cuando se trate de una contribución del obrero o empleado a cualquier plan que estésujeto a las disposiciones de la Ley Federal de Seguridad en el Ingreso por Retiro(Employee Retirement Income Security Act of 1974 , conocida como E.R.I.S.A., por sussiglas en inglés).Sección 7 Reglamentos. (29 L.P.R.A. Sec. 176a)Se faculta al Secretario del Trabajo y Recursos Humanos a adoptar y promulgar lareglamentación necesaria para administrar y poner en ejecución las disposiciones de las[11 LPRA secs. 171 a 177] de esta ley con sujeción a la [3 LPRA sec. 307], únicamenteen cuanto al requisito de aprobación por el Gobernador de las reglas adoptadas por elSecretario del Trabajo y Recursos Humanos. (Adicionada en el 1988, Núm. 100)Sección 8 Penalidades. (29 L.P.R.A. Sec. 177)La infracción a cualesquiera de las disposiciones de las [11 LPRA secs. 171 a 177] deesta ley constituirá un delito menos grave (misdemeanor). Pero en el caso donde elpatrono, a sabiendas de que su negocio será cerrado, o por cualquier otra razón no haga ohabiendo [sic] efectuado, retenga indebidamente en su poder los descuentos señalados enla [11 LPRA sec. 175] de esta ley, se castigará con una pena mínima de quinientos (500)dólares o noventa (90) días de cárcel, o ambas penas a discreción del tribunal.Si la violación consistiese en pagar los salarios o cualquier otro beneficio a lostrabajadores mediante cheques y éstos no pudiesen hacerse efectivos por carecer ellibrador de los fondos necesarios en el banco contra el cual fueren girados, el patronoincurrirá en un delito que acarreará una pena igual al doble de la cantidad por la cual fuegirado cada cheque o cinco (5) días de cárcel por cada dólar dejado de pagar,constituyendo cada cheque así girado un delito distinto. Se procederá al archivo de lacausa criminal si el patrono, dentro de diez (10) días a partir de la fecha de pago delsalario, satisface al obrero a quien adeuda los salarios o beneficios pagados mediante elcheque o cheques las sumas adecuadas por el concepto objecto del pago, más unacantidad igual como liquidación de daños y perjuicios, o si se transige la reclamación portal concepto entre el trabajador y el patrono con la aprobación del Secretario del Trabajoy Recursos Humanos. Ley de Jornada de Trabajo de 1948 Ley Núm. 379 del 15 de mayo de 1948, según enmendada
    • APROBADA EN EL 15 DE MAYO DE 1948Para establecer la jornada de trabajo en Puerto Rico, de un tipo doble de salario por lashoras trabajadas en exceso de la jornada legal, fijar períodos de descanso, reglamentarciertos aspectos del contrato de trabajo, imponer ciertos deberes a los patronos, señalarpenalidades por la violación de las disposiciones de esta ley y derogar la Ley Núm. 49 de7 de agosto de 1935.DECRETESE POR LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE PUERTO RICO:ARTICULO 1 – EXPOSICION DE MOTIVOSConsagra esta ley el principio de la limitación de la jornada de trabajo: una de las grandesreinvindicaciones obreras. Se trata de una medida de efectiva protección de la salud, laseguridad y la vida del trabajador. Las jornadas excesivas de labor producen fatiga,aumentan la frecuencia de los accidentes del trabajo quebrantan el vigor del organismo,exponiéndose a dolencias y enfermedades. Además, privan al trabajador del tiemponecesario para el solaz y cultivo de su espíritu y sus relaciones sociales y ciudadanas.Por otro lado, concurre un fundamento técnico a apoyar la conveniencia de la limitaciónde la jornada; el rendimiento del trabajo esta en razón inversa de su prolongación.Experiencias de laboratorio afirman que, el prolongarse el trabajo en forma inmoderada,sobreviene la fatiga, y ésta determina en el organismo un proceso químico de verdaderaintoxicación que, además de daño físico y espiritual que proporciona al obrero, aminorasustancialmente la productividad del trabajo.La reducción de la jornada, también, contribuye a aliviar el problema del desempleo, yaque, al disminuir las horas de labor de los hombres y mujeres que trabajan, se proveenoportunidades adicionales de empleo para los desocupados.Al mecanizarse el trabajo y racionalizarse la organización industrial la producción haaumentado considerablemente, pero también el esfuerzo del obrero compelido ahora arendir su servicio con mecanismo y bajo técnicas que requieren destreza suma y atenciónconstante. Nada más natural que el trabajador alcance el beneficio del mecanocultivo y laracionalización en la forma de una jornada mas humana de labor.Es la política de esta ley limitar a un máximo de ocho horas la jornada legal de trabajo enPuerto Rico y proveer el pago de un tipo doble de salario para las horas trabajadas enexceso de la jornada legal. La experiencia demuestra que no basta una disposiciónprohibitiva para lograr la limitación interesada. La pena impuesta al patrono que viola elprecepto prohibitivo no aprovecha al empleado ni recompensa su esfuerzo cuando lajornada se prolonga. De alcance más efectivo y práctico resulta el pago, por imperio deley, de una doble retribución por las horas trabajadas en exceso de la jornada legal. Talmedida, a la par que desalienta el empleo en horas extra por razón de la carga económicaadicional que impone al patrono, conlleva una compensación más justiciera para elhombre forzado a rendir una jornada mayor.
    • Se declara por la presente que la política de esta ley es, mediante el ejercicio de lafacultad de la asamblea legislativa de Puerto Rico para decretar leyes para la protecciónde la vida, la salud y la seguridad de empleados y obreros corregir y tan rápidamentecomo sea posible eliminar las condiciones de explotación del trabajador a base dejornadas excesivas, aumentar los empleos sustancialmente y proveer una mejorcompensación al empleado en aquellos casos en que el patrono prolonga la jornada.ARTICULO 2 – (Según quedó enmendado por la Ley Núm. 223 de 23 de julio de 1974y la Ley Núm. 83 del 20 de julio de 1995).Ocho (8) horas de labor constituyen la jornada legal diaria de trabajo en Puerto Rico.Cuarenta (40) horas de labor constituyen la jornada semanal de trabajo.ARTICULO 3- (Según quedó enmendado por la Ley Núm. 223 de 23 de julio de 1974 yla Ley Núm. 83 de 20 de julio de 1995).Son horas regulares de trabajo ocho (8) horas durante cualquier día de trabajo y cuarenta(40) horas durante cualquier semana de trabajo.ARTICULO 4 – (Según quedó enmendado por la Ley Núm. 223 de 23 de julio de 1974y por la Ley Núm. 1 de 1 de diciembre de 1989).Son horas extras de trabajo.(A) (A) Las horas que un empleado trabaja para su patrono en exceso de ocho (8) horas durante cualquier período de veinticuatro (24) horas consecutivas;(B) (B) Las horas que un empleado trabaja para su patrono en exceso de cuarenta (40) durante cualquier semana, a menos que las horas trabajadas diariamente en exceso de ocho sean pagadas a tipo doble:(C) (C) Las horas que un empleado trabaja para su patrono durante los días u horas en que el establecimiento en que presta servicio deba permanecer cerrado al público por disposición legal; disponiéndose, sin embargo, que no sean horas extra las horas que el empleado trabaja para su patrono durante los días u horas en que el establecimiento deba permanecer cerrado al público cuando el patrono ha obtenido del Secretario del Trabajo el permiso requerido por la Ley Núm. 80 de 5 de mayo de 1931, según ha sido o fuera subsiguientemente enmendada, y la totalidad de horas trabajadas por el empleado durante ese día no exceda de ocho (8) horas ni la totalidad de horas trabajadas durante la semana exceda de cuarenta (40) horas.(D) (D) Las horas que un empleado trabaja para su patrono durante el día de descanso que se haya fijado o se fijase por ley en el caso de industrias y negocios que no están sujetos al cierre de su establecimiento; y las horas que un empleado trabaja
    • para su patrono durante el día domingo en aquellos establecimientos comerciales que mantengan sus operaciones ese día y estén sujetos a las disposiciones de la ley para regular las operaciones de establecimientos comerciales; disponiéndose que las horas trabajadas durante el día domingo en los establecimientos comerciales cubiertos por dicha ley se pagarán a un tipo de salario igual al doble del tipo convenido para las horas regulares.(E) (E) Las horas que el empleado trabaja para su patrono en exceso del máximo de horas de labor el día que la Junta de Salario Mínimo haya fijado o fijase para la ocupación, negocio o industria en cuestión;(F) (F) Las horas que el empleado trabaja para su patrono en exceso del máximo de horas de labor al día fijado en un convenio colectivo de trabajo.ARTICULO 24 – Esta Ley, por ser de carácter urgente y necesario, empezará a regirinmediatamente después de su aprobación.Aprobada 15 de mayo de 1948.Enmendada por la Ley Núm. 121 de 27 de junio de 1961.Enmendada por la Ley Núm. 88 de 22 de junio de 1962.Enmendada por la Ley Núm. 11 de 26 de abril de 1963.Enmendada por la Ley Núm. 12 de 26 de abril de 1963.Enmendada por la Ley Núm. 25 de 26 de abril de 1968.Enmendada por la Ley Núm. 95 de 5 de junio de 1973.Enmendada por la Ley Núm. 223 de 23 de julio de 1974.Enmendada por la Ley Núm. 27 de 5 de mayo de 1976.Enmendada por la Ley Núm. 47 de 19 de mayo de 1976.Enmendada por la Ley Núm. 8 de 10 de mayo de 1982.Enmendada por la Ley Núm. 61 de 3 de junio de 1983.Enmendada por la Ley Núm. 41 de 17 de agosto de 1990.Enmendada por la Ley Núm. 83 de 20 de julio de 1995.Enmendada por la Ley Núm. 33 de 30 de abril de 1996.NOTAS ACLARATORIAS:
    • 1. La Ley Núm. 83 de 20 de julio de 1995 que enmendó esta Ley, contiene las siguientesdisposiciones:SECCION 6. Las disposiciones de esta Ley relativas al significado y extensión de lostérminos día de trabajo, semana del trabajo y período de alimentos, aplican también a losdecretos mandatarios de la Junta de Salario Mínimo de Puerto Rico aún vigentes,aprobados bajo la derogada Ley Núm. 8 de 5 de abril de 1941, según enmendada, quecontengan normas para regular la compensación por tiempo extra y períodos dealimentos.SECCION 7. Esta Ley comenzará a regir inmediatamente después de su aprobación.2. La Ley Núm. 33 de 30 de abril de 1996, en su Artículo 1: Establece que enmienda elArtículo 16 de esta ley, realmente el Artículo enmendado es el Núm. 17, luego dereenumerado por la Ley Núm. 83 del 20 de julio de 1995.3. Las leyes enmendatorias número 83 del 20 de julio de 1995 y 33 del 30 de abril de1996 fueron incorporadas a esta ley por Carmen Iris Martínez Pacheco, Educadora enLegislación Laboral, Negociado de Normas del Trabajo, Departamento del Trabajo yRecursos Humanos. LEY DE JORNADA DE TRABAJO, "FLEXITIME". DE 1995
    • (P. del S. 1184), LEY 83, 1995 LEY DE JORNADA DE TRABAJO, FLEXITIME LEY 83, 20 DE JULIO DE 1995, 7MA. EXTRA.Para enmendar los Artículos 2 y 3; añadir unos nuevos párrafos segundo y tercero alArtículo 13; enmendar el Artículo 14; renumerar los Artículos 5 al 19 como Artículos 6al 20 y añadir un nuevo Artículo 5 a la Ley Núm. 379 de 15 de mayo de 1948, segúnenmendada, a fin de redefinir el alcance de los términos día y semana de trabajo yjornada diaria y semanal de trabajo; excluir de la definición de horas extras diarias lashoras trabajadas conforme a un acuerdo voluntario de horario flexible que cumpla conciertos requisitos; para disponer la reposición de un empleado que haya sido despedido osuspendido de su empleo por no haber aceptado un acuerdo de horario flexible con supatrono. EXPOSICION DE MOTIVOSEl sistema de horario de trabajo flexible ha estado implantándose con éxito durante lasúltimas tres décadas en Estados Unidos y muchos países industrializados como Alemania,Suiza, Francia, Suecia, Holanda, Inglaterra, Luxemburgo y Canadá. Su expansiónmundial se relaciona directamente con el aumento en el número de familias en que amboscónyuges trabajan fuera del hogar y tienen hijos jóvenes.Los beneficios y ventajas de este sistema se han documentado ampliamente. ElDepartamento del Trabajo Federal destaca, por ejemplo, que la proporción detrabajadores que laboran bajo regímenes de horario flexible en los sectores público yprivado de la economía ha aumentado de 12.3 por ciento a 15.1 por ciento entre 1985 y1991. En el propio Gobierno Federal sobre el 27 por ciento de los empleados estánacogidos a programas de flexitime. (Véase, Shift Schedules, US Department of Labor,August 14, 1992.)En efecto, desde la perspectiva empresarial, el flexitime es particularmente útil en lossectores de salud, hotelería, servicios personales, comercio, restaurantes, entretenimiento,recreación, bienes raíces, seguros y finanzas.Por otra parte, y situándonos en la perspectiva del trabajador, el horario flexible lepermite a éste un mayor control de su tiempo, esto le permite establecer un mejorequilibrio entre su jornada de trabajo y las horas disponibles para atender asuntospersonales y necesidades familiares. DECRÉTASE POR LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE PUERTO RICO:Sección 1.- Se enmienda el Artículo 2 de la Ley Núm. 379 de 15 de mayo de 1948,según enmendada, para que se lea como sigue:
    • "Artículo 2 [29 LPRA 271].- Ocho (8) horas de labor constituyen la jornada legal diariade trabajo en Puerto Rico.Cuarenta (40) horas de labor constituyen la jornada semanal de trabajo."Sección 2.- Se enmienda el Artículo 3 de la Ley Núm. 379 de 15 de mayo del 1948,según enmendada, para que se lea como sigue:"Artículo 3 [29 LPRA 272].- Son horas regulares de trabajo ocho horas durante cualquierdía de trabajo y cuarenta horas durante cualquier semana de trabajo." Sección 3.- Seañaden los nuevos párrafos segundos y tercero al Artículo 13 de la Ley Núm. 379 de 15de mayo de 1948, según enmendada, para que se lean como sigue:"Artículo 13 [29 LPRA 282].-Ningún patrono podrá tomar represalias, despedir,suspender o en forma alguna afectar la tenencia de empleo o condiciones de trabajo decualquier empleado por la única razón de éste negarse a aceptar un horario flexible detrabajo autorizado en el Artículo 5 de esta Ley. Todo patrono que incurra en dichaconducta podrá ser responsabilizado civilmente por una suma igual al doble del importede los daños que el acto haya causado al empleado. Además se podrá requerir que sereponga en su empleo al trabajador y que cese y desista del acto de que se trate. Nada enesta Ley impedirá que un empleado que inicialmente no haya aceptado un acuerdo dehorario flexible pueda aceptarlo posteriormente.Cualquier empleado que se afectare en su tenencia o condición de empleo por incurrir elpatrono en la conducta descrita en el párrafo anterior, podrá radicar un recurso ante elTribunal de Primera Instancia. El Secretario del Trabajo y Recursos Humanos de PuertoRico podrá instar dicha acción a nombre y en representación del empleado afectado. Enla ventilación del recurso el patrono tendrá el peso probatorio para rebatir la presunciónde que se ha tomado represalia contra el empleado por éste no haber aceptado un horarioflexible de trabajo."Sección 4.- Se enmiendan los párrafos segundo y sexto del Artículo 14 de la LeyNúm. 379 de 15 de mayo de 1948, según enmendada, para que se lea como sigue:"Artículo 14 [29 LPRA 283].-Los períodos señalados para tomar los alimentos queocurran dentro o fuera de la jornada regular del empleado pueden ser menores de una (1)hora. Si por razón de conveniencia mutua para el empleado y su patrono, y porestipulación escrita de ambos se fijare un período menor éste no podrá nunca ser menorde treinta (30) minutos, excepto para "croupiers", enfermeras, enfermeros y guardianes deseguridad que podrá ser de hasta un mínimo de veinte (20) minutos. En el caso de losperíodos de tomar alimentos que ocurran fuera de la jornada regular del empleado,cuando no se trabaja más de dos (2) horas después de la jornada regular, éstos podrán serobviados mediante acuerdo escrito entre empleado y patrono, para beneficio mutuo y sinla intervención del Secretario del Trabajo y Recursos Humanos.
    • El período destinado a tomar los alimentos deberá comenzar a disfrutarse no antes deconcluida la tercera ni después de comenzada la sexta hora de trabajo consecutiva, demanera que en ningún momento se requiera a los empleados trabajar durante más decinco (5) horas consecutivas sin hacer una pausa en las labores para alimentarse.Disponiéndose que por vía de excepción y conforme a la reglamentación promulgada aesos efectos, el Secretario del Trabajo y Recursos Humanos pueda autorizar que elperíodo de tomar alimentos pueda efectuarse entre la segunda y tercera hora consecutivade trabajo.Sección 5.- Se renumeran los Artículos 5 al 19 de la Ley Núm. 379 de 15 de mayo de1948, según enmendada, como Artículos 6 al 20 de dicha Ley y se añade un nuevoArtículo 5 a la Ley Núm. 379 de 15 de mayo de 1948, según enmendada, para que selea como sigue:"Artículo 5.- Se podrá establecer, únicamente por acuerdo entre el empleado y el patrono,un sistema alterno u opcional de horario flexible de trabajo que permita adelantar oatrasar la hora de entrada de la jornada diaria de trabajo y el período destinado para tomaralimentos. Este horario de trabajo deberá completarse en forma consecutiva, sinfraccionamiento. El mismo podrá ser interrumpido sólo por el período de tiempodispuesto o acordado para tomar alimentos, según se establece por ley. Todo acuerdoproveerá, además, un período de descanso no menor de doce (12) horas consecutivas,entre horarios diarios de trabajo. Cuando se cumpla con estos requisitos no seconsiderarán horas extras aquellas que resulten como consecuencia de haberse adelantadoo atrasado el horario de trabajo o el momento en que se toman alimentos en el día detrabajo. No obstante, se considerarán y pagarán como horas extras aquellas trabajadasdurante el período reservado para el descanso o para tomar alimentos y las trabajadas enexceso de la jornada diaria de ocho (8) horas o de cuarenta (40) horas durante la jornadasemanal de trabajo, según dispuesto en esta Ley." Ley de indemnización por despido sin justa causa. Ley de Despido Injustificado (Ley de Mesada) Ley Núm. 80 de 30 de mayo de 1976, según enmendada
    • Art. 1. Importe; años de servicio. (29 L.P.R.A. sec. 185a)Todo empleado de comercio, industria o cualquier otro negocio o sitio de empleo,designado en lo sucesivo como el establecimiento, donde trabaja mediante remuneraciónde alguna clase contratado sin tiempo determinado, que fuere despedido de su cargo sinque haya mediado una justa causa, tendrá derecho a recibir de su patrono, además delsueldo que hubiere devengado:(a) El sueldo correspondiente a dos meses por concepto de indemnización, si el despido ocurre dentro de los primeros cinco (5) años de servicio; el sueldo correspondiente a tres (3) meses si el despido ocurre luego de los cinco (5) años hasta los quince (15) años de servicio; el sueldo correspondiente a seis (6) meses si el despido ocurre luego de los quince (15) años de servicio;(b) Una indemnización progresiva adicional equivalente a una (1) semana por cada año de servicio, si el despido ocurre dentro de los primeros cinco (5) años de servicio; dos (2) semanas por cada año de servicio, si el despido ocurre luego de los cinco (5) años hasta los quince (15) años de servicio; tres (3) semanas por cada año de servicio, luego de haber completado quince (15) años o más de servicio.Los años de servicio se determinarán sobre la base de todos los períodos de trabajoanteriores acumulados que el empleado haya trabajado para el patrono antes de sucesantía, pero excluyendo aquellos que por razón de despido o separación anterior lehayan sido compensados o hayan sido objeto de una adjudicación judicial.No obstante lo dispuesto en el primer párrafo de este artículo, el mero hecho de que unempleado preste servicios al amparo de un contrato por tiempo determinado por sí solono tendrá el efecto automático de privarle de la protección de esta ley si la práctica ycircunstancias involucradas u otra evidencia en la contratación fueren de tal naturalezaque tiendan a indicar la creación de una expectativa de continuidad de empleo oaparentando ser un contrato de empleo por tiempo indeterminado Bonafide. En estoscasos los empleados así afectados se considerarán como si hubieren sido contratados sintiempo determinado. Excepto cuando se trate de empleados contratados por un términocierto Bonafide o para un proyecto u obra cierta Bonafide, toda separación, terminación ocesantía de empleados contratados por término cierto o proyecto u obra cierta, o la norenovación de su contrato, se presumirá que constituye un despido sin justa causa regidopor esta ley.(Mayo 30, 1976, Núm. 80, p. 267, art. 1; Marzo 1, 1988, Núm. 7, p. 50; Agosto 6, 1991,Núm. 45, sec. 1; Septiembre 17, 1996, Núm. 234, art. 1; Octubre 7, 2005, Núm. 128, art.1, enmienda en términos generales.)Art. 2. - Justa causa para el despido. (29 L.P.R.A. sec. 185b)Se entenderá por justa causa para el despido de un empleado de un establecimiento:(a) Que el obrero siga un patrón de conducta impropia o desordenada.
    • (b) La actitud del empleado de no rendir su trabajo en forma eficiente o de hacerlo tardíay negligentemente o en violación de las normas de calidad del producto que se produce omaneja por el establecimiento.(c) Violación reiterada por el empleado de las reglas y reglamentos razonablesestablecidos para el funcionamiento del establecimiento siempre que copia escrita de losmismos se haya suministrado oportunamente al empleado.(d) Cierre total, temporero o parcial de las operaciones del establecimiento.Disponiéndose que en aquellos casos en que la empresa posea más de una oficina,fábrica, sucursal o planta, el cierre total, temporero o parcial de las operaciones decualquiera de estos establecimientos, constituirá justa causa para el despido a tenor coneste Artículo.(e) Los cambios tecnológicos o de reorganización, así como los de estilo, diseño onaturaleza del producto que se produce o maneja por el establecimiento y los cambios enlos servicios rendidos al público.(f) Reducciones en empleo que se hacen necesarias debido a una reducción en el volumende producción, ventas o ganancias, anticipadas o que prevalecen al ocurrir el despido.No se considerará despido por justa causa aquel que se hace por mero capricho delpatrono o sin razón relacionada con el buen y normal funcionamiento delestablecimiento. Tampoco se considerará justa causa para el despido de un empleado lacolaboración o expresiones hechas por éste, relacionadas con el negocio de su patrono, enuna investigación ante cualquier foro administrativo, judicial o legislativo en Puerto Rico,cuando dichas expresiones no sean de carácter difamatorio ni constituyan divulgación deinformación privilegiada según la ley. En este último caso, el empleado así despedidotendrá derecho, además de cualquier otra adjudicación que correspondiere, a que seordene su inmediata restitución en el empleo y a que se le compense por una suma igual alos salarios y beneficios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta que untribunal ordene la reposición en el empleo.(Mayo 30, 1976, Núm. 80, p. 267, art. 2; Julio 3, 1986, Núm. 65, p. 231; Octubre 3, 1986, Núm.9, p. 697; Diciembre 20, 1991, Núm. 115, art. 5; Julio 30, 2007, Núm. 95, art. 1, adiciona elsegundo párrafo del inciso (d).)Art. 3. - Orden de retención de empleados. (29 L.P.R.A. sec. 185c)En cualquier caso en que se despidiesen empleados por las razones indicadas en losincisos (d), (e) y (f) de la sec. 185b de este título, el patrono estará obligado a retener conpreferencia en el empleo a los empleados de más antigüedad siempre que subsistanpuestos vacantes u ocupados por empleados de menos antigüedad en el empleo dentro desu clasificación ocupacional que puedan ser desempeñados por ellos, entendiéndose quese dará preferencia a los empleados despedidos en caso de que dentro de los seis (6)meses siguientes a su cesantía tuviere necesidad de emplear a una persona en laboresiguales o similares a las que desempeñaban dichos empleados al momento de su despido
    • y dentro de su clasificación ocupacional siguiéndose también el orden de antigüedad en lareposición excepto, y en ambas situaciones, en aquellos casos en que haya una diferenciaclara o inconcursa en favor de la eficiencia o capacidad de trabajadores comparados encuyo caso prevalecerá la capacidad. Disponiéndose, que:(a) En el caso de despidos o reducciones de personal por las razones contempladas en losincisos (d), (e) y (f) de la sec. 185b de este título en empresas que tienen varias oficinas,fábricas, sucursales o plantas, y en las que la práctica es que usual y regularmente losempleados de una oficina, fábrica, sucursal o planta no se trasladan a otra, y que dichasunidades operan sustancialmente de forma independiente en cuanto a los aspectos depersonal, la antigüedad de los empleados dentro de la clasificación ocupacional objeto dela reducción de personal, se computará tomando en cuenta únicamente los empleados enla oficina, fábrica, sucursal o planta en la cual se va a hacer dicha reducción de personal.(b) En el caso de empresas con varias oficinas, fábricas, sucursales o plantas en las cualesexiste la práctica usual y regular de que sus empleados se trasladan de una unidad a otra yque las distintas unidades operan de forma sustancialmente integrada en cuanto a losaspectos de personal, la antigüedad se computará a base de todos los empleados de laempresa, o sea, tomando en consideración todas sus oficinas, fábricas, sucursales oplantas, que están en la clasificación ocupacional objeto de la reducción de personal.(Mayo 30, 1976, Núm. 80, p. 267, art. 3; Julio 18, 1986, Núm. 146, p. 471.)Art. 4. - Cómputo de indemnización. (29 L.P.R.A. sec. 185d)La indemnización que establece el Artículo 1 de esta ley se pagará tomando como base eltipo de salario más alto devengado por el empleado dentro de los tres (3) añosinmediatamente anteriores al momento de su despido.(Mayo 30, 1976, Núm. 80, p. 267, art. 4; Octubre 7, 2005, Núm. 128, art. 2.)Art. 5. - Definición de despido. (29 L.P.R.A. sec. 185e)A los efectos de las secs. 185a a 185m de este título se entenderá por despido, además dela cesantía del empleado, su suspensión indefinida o por un término que exceda de tres(3) meses, excepto en el caso de empleados de industria y negocios estacionales o larenuncia del empleo motivada por actuaciones del patrono dirigidas a inducirlo o forzarloa renunciar tales como imponerle o intentar imponerle condiciones de trabajo másonerosas, reducirle el salario, rebajarlo en categoría o someterlo a vejámenes ohumillaciones de hecho o de palabra.(Mayo 30, 1976, Núm. 80, p. 267, art. 5.) LEY DE BONIFICACION A TRABAJADORES Y EMPLEADOSLey Núm. 148 del 30 de Junio de 1969, según enmendada.Ley de Bono de Navidad
    • Art. 1. Bono - Obligación de pagarlo. (29 L.P.R.A. sec. 501)Todo patrono que emplee uno o más trabajadores o empleados dentro del periodo de doce(12) meses, comprendido desde el 1ro de octubre de cualquier año hasta el 30 deseptiembre del año natural subsiguiente, vendrá obligado a conceder a cada empleado quehaya trabajado setecientas (700) horas o más o cien (100) horas o más cuando se trate detrabajadores de muelles, dentro del indicado periodo, un bono equivalente al 3% del totaldel salario hasta un máximo de diez mil (10,000) dólares, para el bono que se concederáen el año 2006; al 4.5% del total del salario hasta un máximo de diez mil (10,000)dólares, para el bono que se concederá en el año 2007; y 6% del total del salario hasta unmáximo de diez mil (10,000) dólares para el bono que se concederá a partir del año 2008,devengados por el empleado o trabajador dentro de dicho lapso de tiempo. Se disponeque todo patrono que emplee quince (15) empleados o menos concederá un bonoequivalente al 2.5 % del total del salario hasta un máximo de diez mil (10,000) dólares,para el bono que se concederá en el año 2006; al 2.75 % del total del salario hasta unmáximo de diez mil (10,000) dólares, para el bono que se concederá en el año 2007; y al3% del total del salario hasta un máximo de diez mil (10,000) dólares para el bono que seconcederá en el año 2008. El total de las cantidades pagadas por concepto de dicho bonono excederá el 15% de las ganancias netas anuales del patrono, habidas dentro delperiodo comprendido desde el 30 de septiembre del año anterior hasta el 30 deseptiembre del año a que corresponda el bono. Disponiéndose, que al computar el total dehoras trabajadas por un empleado para recibir los beneficios de este Capítulo, se deberáncontar aquellas horas trabajadas para un mismo patrono, aunque los servicios se hayanprestado en diferentes negocios, industrias, y otras actividades de ese patrono.Este bono constituirá una compensación adicional a cualesquiera otros salarios obeneficios de otra índole a que sea acreedor el empleado, pero será acreditable cualquierotro bono de la misma índole a que tenga derecho el empleado en virtud de su contratoindividual de trabajo.(Junio 30, 1969, Núm. 148, p. 564, Art. 1; Junio 19, 1970, Núm. 12, p. 442, sec. 1; Junio25, 1972, Núm. 27, p. 444, sec. 1; Septiembre 29, 2005, Núm. 124, Art. 1, enmiendaprimer párrafo.)Art. 2. Bono - Término para el pago; penalidad. (29 L.P.R.A. sec. 502)El pago del bono que por este capítulo se establece se efectuará no antes del día 1ro nidespués del 15 de cada mes de diciembre excepto en aquellos casos en que el patrono ysus trabajadores o empleados de mutuo acuerdo convengan en otra fecha.Si el pago del bono que por este capítulo se establece no se efectúa en la forma y dentrodel término ya indicado, o en la fecha en que convengan el patrono y sus trabajadores oempleados, el patrono vendrá obligado a pagar, en adición a dicho bono, una suma igual ala mitad del bono en concepto de compensación adicional cuando el pago se hayaefectuado dentro de los primeros seis (6) meses de su incumplimiento. Si tardare más deseis (6) meses en efectuar el pago el patrono vendrá obligado a pagar otra suma igual adicho bono, como compensación adicional.
    • (Junio 30, 1969, Núm. 148, p. 564, Art. 2; Junio 19, 1970, Núm. 12, p. 442, sec. 2.)Art. 3. Bono - Procedimiento para reclamarlo. (29 L.P.R.A. sec. 503)El procedimiento establecido por las secs. 3118 a 3132 del Título 32 podrá ser utilizadopara hacer reclamaciones judiciales al amparo de este capítulo.(Junio 30, 1969, Núm. 148, p. 564, art. 3.)Art. 4. Bono - Definición de patrono. (29 L.P.R.A. sec. 504)A los efectos de este capítulo se entenderá por "patrono" a toda persona natural o jurídicade cualquier índole que, con ánimo de lucro o sin él, emplee o permita trabajar obreros,trabajadores o empleados mediante cualquier clase de compensación, y por "trabajadoresde muelles" a aquellas personas que trabajen en la carga, descarga o manejo de cualquiertipo de artículo o mercadería que llegue, salga o sea almacenada en cualesquiera de losmuelles o puertos marítimos de la Isla de Puerto Rico, y que sean empleados de patronosdedicados a la transportación marítima.(Junio 30, 1969, Núm. 148, p. 564, Art. 4; Junio 19, 1970, Núm. 12, p. 442, sec. 3.)Art. 5. Bono - Exclusiones. (29 L.P.R.A. sec. 505)Se excluye de las disposiciones de este capítulo a las personas empleadas en actividadesagrícolas, en el servicio doméstico o en residencia de familia, o en instituciones de finescaritativos y a los funcionarios y empleados del Estado Libre Asociado, suscorporaciones públicas y municipalidades, que ocupen un cargo, puesto o empleo decarácter continuo o irregular.Ley para Regular las Operaciones de Establecimientos Comerciales del 1989 Ley Núm. 1 del 1 de diciembre de 1989, según enmendada y revisada.Para adoptar la Ley para Regular las Operaciones de Establecimientos Comerciales;disponer los establecimientos comerciales exentos de tal reglamentación; proveerprotecciones a los empleados; disponer remedios civiles por su incumplimiento; fijarpenalidades; prohibir cláusulas contractuales que obliguen a abrir los establecimientos
    • comerciales; enmendar el inciso (d) del Artículo 4 de la Ley Núm. 379 de 15 de mayo de1948, según enmendada y derogar los artículos 553, 555 y 556 del Código Penal dePuerto Rico, Edición de 1937, según enmendados y la Ley Número 282 del 5 de abril de1946, según enmendada. EXPOSICIÓN DE MOTIVOSLa Ley de Cierre de Establecimientos Comerciales se aprobó en el año 1902 como una delas disposiciones del Código Penal aprobado en esa fecha. Desde entonces, con elpropósito de ajustarla a las transformaciones socio-económicas del devenir históricopuertorriqueño, ha sido objeto de enmiendas en varias ocasiones, aunque siempre se hamantenido como un cuerpo único que constituye la articulación de unos propósitos deprotección social de los trabajadores y de uno fines anti monopolísticos combinados conla flexibilidad necesaria para que la legislación no inhiba el desarrollo de nuestraestructura económica.Es incorrecto afirmar que el único propósito legítimo de la ley de cierre es el de proveerun día uniforme de descanso para los trabajadores puertorriqueños. Si bien se puedeafirmar que ese fue el propósito original de la legislación, el proponer hoy día que ése esel único fin sería ignorar el proceso de grandes transformaciones económicas, sociales,tecnológicas y jurídicas que ha tenido Puerto Rico en más de tres cuartos de siglo. Lalegislación en protección del obrero ha complementado y reforzado ese primer propósitode la ley de cierre al proveer unas normas fijando horas y días de trabajo, un salariomínimo, protección contra el despido injustificado y garantizando unos derechos delempleado, estableciendo el derecho a vacaciones regulares y por enfermedad, proveyendopara el pago de bonos de Navidad, brindando protección a las mujeres y menores deedad, disponiendo normas de seguridad en el trabajo y brindando una amplia protección alos trabajadores puertorriqueños..El propósito de esta ley es incorporar las transformaciones que han ocurrido en lasociedad puertorriqueña en los últimos años a la vez que se atempera a la legislaciónlaboral que se ha aprobado en las últimas décadas.Atendidas estas protecciones sociales, procede en este momento atemperar lo que ha sidohasta la fecha la Ley de Cierre a una Ley para Regular las Operaciones deEstablecimientos Comerciales que disponga lo pertinente en cuanto a horario de aperturay cierre de los establecimientos comerciales, proteja adicionalmente los trabajadores quehan estado cubiertos por la Ley de Cierre hasta la fecha proteja al comerciante decláusulas contractuales que lo obliguen a abrir y le ofrezca opciones más amplias alconsumidor para realizar sus compras. En la búsqueda de ese balance de intereses sepermite una apertura dominical en el horario indicado pero manteniéndose unas garantíasy beneficios para los empleados que trabajan en dicho día. Se ha tomado enconsideración además la necesidad que tienen los estudiantes de obtener una fuente deingreso por medio de empleos de jornada parcial para sufragar sus gastos.
    • Ha llegado el momento en que todas esas energías sean canalizadas por vía de una certeraacción legislativa que armonice los distintos y legítimos intereses sociales, presentes en lacontroversia de forma que se provean los mecanismos que garanticen la paz social y elbienestar general. No podemos abstraernos de las transformaciones ocurridas en lasúltimas décadas en nuestro sistema socio-económico que imponen un nuevo estilo, propiode una sociedad moderna.Decrétase por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico:Artículo 1. - Título CortoEsta ley se conocerá como "Ley para Regular las Operaciones de EstablecimientosComerciales".Artículo 2. - DefinicionesA los fines de esta ley, los siguientes términos tendrán el significado que a continuaciónse establece: •  "Día" significará un periodo de veinticuatro (24) horas consecutivas, que comienza y terminan a la medianoche. •  "Establecimientos Comercial" significará cualquier local, tienda o lugar análogo en que se lleven a cabo cualquier tipo de operación comercial u actos de comercio de venta o transferencia de artículos al por menor o al detalle o que combinen ventas al por mayor con ventas al por menor o al detalle. Artículo 3. - Días de Cierre Total (enmendada por la Ley Núm. 212 del 31 de diciembre de 1997).Los establecimientos comerciales permanecerán cerrados durante todo el día, sin quepueda realizarse en los mismos ninguna clase de trabajo, excepto que a discreción deldueño, agente, gerente o persona encargada del negocio podrán realizar aquellas laboresque se relacionen con la continuidad de sus operaciones y el mantenimiento en lassiguientes fechas: 1 enero 6 enero Viernes Santo Domingo de Resurrección (Pascua) Día de las Madre Día de los Padres Día de las Elecciones Generales Día de Acción de Gracias 25 de diciembre
    • Artículo 4. - Día de la Apertura Parcial (enmendado por la Ley Núm. 212 de 4 dediciembre de 1991; Ley Núm. 29 de 11 de julio de 1994; Ley Núm. 76 de 6 julio de 1995y Ley Núm. 212 de 31 diciembre de 1997).Los establecimientos comerciales podrán abrir al público en los días y horarios que seseñalan a continuación: 1. 1. Los días 5 de enero y 24 y 31 de diciembre desde las 5:00 A.m. hasta las 9:00 P.m. 2. 2. Todos los días laborables de lunes a sábado desde las 5:00 A.m. hasta las 12:00 de la medianoche.Los establecimientos comerciales permanecerán cerrados sin que pueda realizarse enéstos ninguna clase de trabajo fuera del horario que se establece en los incisos (a) y (b) deeste Artículo excepto que, a discreción del dueño, agente, gerente o persona encargadadel negocio, podrán realizar aquellas labores que se relacionen con la continuidad de susoperaciones y el mantenimiento de su planta física.Artículo 5.- Apertura Dominical (Según enmendada por la Ley Núm. 212 del 31 dediciembre de 1997).Los establecimientos comerciales podrán abrir al público durante los días domingosolamente durante el horario desde las 11:00 A.m. hasta las 5:00 P.m. Cuando fuerendomingo los días especificados en el Artículo 3 o en el inciso (a) del Artículo 4 de estaLey, la apertura y cierre de los establecimientos comerciales se regirá por lasdisposiciones contenidas en los artículos antes mencionados.Los establecimientos comerciales permanecerán cerrados los domingos sin que puedarealizarse en éstos ninguna clase de trabajo fuera del horario que se establece en esteArtículo excepto que a discreción del dueño, agente, gerente o persona encargada delnegocio podrán realizar aquellas labores que se relacionen con la continuidad de susoperaciones y el mantenimiento de su planta física. LEY DE EMPLEO DE MENORES 1942 Ley Núm. 230 del 12 de mayo de 1942, según enmendada y revisada hasta el 30 de mayo de 2000PARA REGLAMETAR EL EMPLEO DE MENORES Y DISPONER LA ASISTENCIAOBLIGATORIA DE LOS NIÑOS DE PUERTO RICO A LAS ESCUELAS PÚBLICAS,PARA DEROGAR LA LEY NUM. 75, APROBADA EL 20 DE JUNIO DE 1921,SEGUN HA SIDO SUBSIGUIENTE ENMENDADA, Y PARA OTROS FINES.
    • Decrétase por la Asamblea Legislativa de Puerto RicoTITULO IEMPLEO DE MENORES EN OCUPACIONES LUCRATIVASArtículo 1. – Siempre que se emplee en esta ley:“Certificado de empleo”, significará un certificado otorgado por un oficial debidamenteautorizado por el Secretario del Trabajo permitiendo el empleo de un menor de acuerdocon disposiciones de esta ley.“Certificado de edad”, significará un certificado otorgado a solicitud de cualquierpersona mayor de dieciocho (18) años demostrativo de la fecha de nacimiento y edad dela persona solicitante.“Menor”, significará cualquier niño de uno u otro sexo menor de dieciocho (18) años deedad.“Patrono”, significará cualquier persona natural o jurídica, ya sea principal o agente queemplee a un menor.“Ocupación lucrativa”, incluye toda obra y todo trabajo en factorías, molinos, centrales,talleres de maquinarias, establecimientos, sitios de cualquier clase donde haya una fábricao empresa mecánica, en almacenes, tiendas, establecimiento y sitios de cualquier clasedonde se realicen operaciones mercantiles; en fincas, haciendas, estancias u otros sitiosde cualquier clase, en las cuales se dirijan empresas agrícolas de horticultura o pastoreo, yen toda empresa de minería o pesquería.” (Según enmendado por la Ley Núm. 146 de 20julio de 1979).Artículo 2. – Ningún menor de diez y seis (16) años de edad será empleado ni se lepermitirá ni tolerará que trabaje en Puerto Rico en ninguna ocupación lucrativa, ni enrelación con ella, disponiéndose que menores entre catorce (14) y menos de diez y seis(16) años podrán ser empleados, fuera de horas de clase y durante las vacacionesescolares, pero no en alguna ocupación de algún modo prohibida por esta ley o por ordeno reglamento hecho de acuerdo con la misma; Disponiéndose, además que menores entrecatorce (14) y menos diez y seis (16) años de edad podrán ser empleados fuera de horasde clase y durante las vacaciones escolares en faenas agrícolas o en ventas ambulantes.“Ningún menor de diez y seis (16) años de edad será empleado ni se le permitirá nitolerará que trabaje en ninguna ocupación lucrativa ni en relación con ella durante elperíodo de tiempo en el cual permanecen abiertas las escuelas públicas de Puerto Rico.“No obstante, la anteriormente dispuesto en este artículo, se autoriza al Secretario delTrabajo a conceder permisos para el empleo de menores entre los catorce (14) y los diez(16) años de edad en cualquier ocupación lucrativa, aún durante el período en el cualpermanecen abiertas las escuelas públicas en Puerto Rico, cuando previa investigación alefecto, el Secretario de Instrucción Pública determine que no es posible conseguir la
    • asistencia del menor a las escuelas y el Secretario del Trabajo determine que su empleoen la ocupación de que se trate no es perjudicial a su vida, salud o bienestar. En los casos,el empleo del menor estará sujeto a las restricciones y condiciones que el Secretario delTrabajo imponga en el permiso”. (Según enmendado por Ley Núm. 39, de 15 de junio de1959 y la Ley Núm. 26, del 9 de junio de 1961).Artículo 3. – Ningún menor entre catorce (14) y menos de diez y ocho (18) años de edadserá empleado ni se le permitirá ni tolerar que trabaje en ninguna ocupación lucrativa nien relación con ésta, por más de seis (6) días consecutivos en una sola semana ni más decuarenta (40) horas en una semana ni más de ocho (8) horas en un solo día; ni a ningúnmenor entre catorce (14) y menos de diez y seis (16) le permitirá o tolerará que trabajeantes de las ocho de la mañana o después de las seis de la tarde; ni a ningún menor entrelas edades de diez y seis (16) y menos de diez y ocho (18) años se le permitirá o toleraráque trabaje antes de las seis de la mañana o después de las diez de la noche;Disponiéndose, que menores entre las edades de catorce (14) años y menos de diez yocho (18) años podrán ser empleado en conciertos o en espectáculos teatrales hasta lasdoce de la noche previa autorización del Comisionado del Trabajo. En los casos demenores que asistan a la escuela y trabajen después de horas de clases el número total dehoras en la escuela y horas de trabajo no excederá de ocho (8).Todo patrono fijará ymantendrá fijo en un sitio visible donde quiera que haya un menor entre catorce (14) ymenos de diez y ocho (18) años empleado, o se le permita o tolere que trabaje, un avisoimpreso expresando el número máximo de horas que a dicho menor se le exigirá opermitirá que trabaje cada día de la semana, las horas de empezar y terminar el períodoconcedido para las comidas. Artículo 4. – Ningún menor entre catorce (14) y menor de diez y ocho (18) añosde edad se empleará ni se le permitirá ni tolerará que trabaje por un período de más decuatro (4) horas corridas sin tener un intervalo de por los menos una (1) hora seconsiderará suficiente para interrumpir un período de trabajo continuo.Artículo 5. – Ningún menor entre catorce (14) y menos de diez y ocho (18) años seráempleado ni se le permitirá ni tolerará que trabaje en ninguna ocupación lucrativa amenos que su patrono procure y conserve en sus archivos y accesibles para cualquierfuncionario, inspector u otra persona autorizada para obligar o ayudar a obligar elcumplimiento de esta ley, un certificado de empleo o un permiso especial expedido deacuerdo con lo que más adelante se dispone en esta ley, y que fije una lista completa detodos estos menores empleados en tal ocupación en un sitio visible del local donde talesmenores están empleados, excepción hecha de las ventas ambulantes, en relación con lascuales no se exigirá certificado de empleo para menores que tengan diez y seis (16) añoso más, siempre que no trabajen para algún patrono, sino después que el menor hayaprobado tener más de diez y seis (16) años y estar en buenas condiciones de salud, segúnindique el correspondiente certificado médico.Además de la excepción provista para ventas ambulantes por cuenta propia en lodispuesto en el párrafo que antecede tampoco se aplicará en cuanto al requisito deprocurar y conservar el certificado de empleo las edades de catorce (14) y menos dedieciocho (18) años en el recogido de café. Para estos casos tampoco se requerirá
    • certificado de empleo o permiso especial alguno, sino simplemente una tarjeta provistapor más de catorce (14) años y que está en buenas condiciones de salud. Dicha tarjeta seexpedirá a solicitud del menor interesado, quien debe comparecer a solicitarlaacompañado de su padre, madre, tutor o encargado, dicha solicitud deberá contener lasiguiente información respecto al menor: certificación de edad, certificado de capacidadfísica y mental, récord escolar y aquella información pertinente a la situación del menoren la escuela y su horario de escolar firmados por el principal o por persona autorizada.Una vez expedida se entregará y pertenecerá al menor, quien deberá mostrarla a cadapatrono que le emplee y deberá además, llevarla consigo en todo momento mientras seencuentre realizar labores al amparo de la misma. Dicha tarjeta será análoga a laexpedición de su nombre, sexo, fecha y lugar de nacimiento; nombre y dirección delpatrono y naturaleza; de la ocupación específica para la cual desea se le expidieron parafines de ventas ambulantes por cuenta propia, según se dispone en este mismo Artículo,pero en su trámite y expedición se seguirá hasta donde sea compatible con lo aquídispuesto, lo preceptuado en el Artículo 13 de esta ley para casos de vendedoresambulantes empleados por un patrono; disponiéndose, sin embargo, que para expediciónno se exigirá la declaración del futuro patrono dispuesta en el inciso (a) del Artículo 7 deesta ley. El Secretario del Trabajo tendrá discreción para regular el término de duraciónde la tarjeta aquí establecida, conforme a las circunstancias que ocurran en cada caso.Ninguna de las disposiciones de este artículo serán aplicables al trabajo realizado pormenores en escuelas públicas o privadas reconocidas por el Departamento de Instrucciónde Puerto Rico, en ocupaciones, talleres, factorías o establecimientos públicos o privados,lo que el trabajo de dichos menores constituya parte de programas escolares, como cursosde entrenamiento, orientación y preparación vocacionales, auspiciados por elDepartamento de Instrucción de Puerto Rico y bajo supervisión directa e instrucción deoficiales o maestros de las escuelas; disponiéndose que el Secretario del Trabajo ocualquier persona debidamente autorizada por él podrá establecer, común acuerdo con elSecretario de Instrucción o los coordinadores, consejeros, orientadores y directores de losCursos Vocacionales, autorizados por el Secretario de Instrucción, el procedimientoadecuado que facilite dichos cursos. Tales estudiantes estarán protegidos por las leyes deltrabajo y de compensaciones a obreros hasta donde las Normas Razonables del Trabajo,estarán sujetos a sus disposiciones y Reglamentos. Nada de lo contenido en este artículose interpretará como que el estudiante no pueda recibir remuneración durante el períodode su curso vocacional”. (Según quedó enmendado por la Ley Núm. 325 de 15 de abril de1946 y por la Ley Núm. 49 de 1 de junio de 1983).