INSTITUCIÓN EDUCATIVA ALBANA
ALBANIA CAQUETÁ

RECITAL
GRADO QUINTO “A”
PARÁBOLAS
Era un niño que soñaba
con un caballo de cartón.
Abrió los ojos el niño
y el caballito no vio.

Con un caballito...
EN UN TROZO DE PAPEL
En un trozo de papel
con un simple lapicero
yo tracé una escalerita,
tachonada de luceros.
Hermosas e...
EN UNA CAJITA DE FÓSFOROS
En una cajita de fósforos
se pueden guardar muchas
cosas.
Un rayo de sol, por ejemplo
(pero hay ...
EL COCHE VIEJECITO
Es un coche viejecito,
aparcado en un rincón,
que duerme solo la siesta
cuando "pega" fuerte el sol.

U...
EL CAMELLO COJITO
(AUTO DE LOS REYES MAGOS)

El camello se pinchó
Con un cardo en el camino
Y el mecánico Melchor
Le dio v...
EL REINO DEL REVÉS
Me dijeron que en el Reino del Revés
nada el pájaro y vuela el pez,
que los gatos no hacen miau y dicen...
EL ÁRBOL DE MI CASA
Arbolito verde
que perfumas mi hogar
tus hojitas lindas
sombra me dan.
Arbolito lindo
que en mi infanc...
MANUELITA LA TORTUGA
Manuelita vivía en Pehuajó
pero un día se marchó.
Nadie supo bien por qué
a París ella se fue
un poqu...
LA JIRAFA CLARITA
Aunque era hermosa y muy
suave
se veía tan distinta
que abandonó a sus amigas
para olvidar su desdicha.
...
LA FAMILIA POLILLAL
La polilla come lana
de la noche a la mañana.
Muerde, come, come, muerde
lana roja, lana verde.

La fa...
EL RATÓN PEREZ
Conozco un ratón

A la mañana siguiente,

juguetón y travieso,

¡la sorpresa deseada!

llega de noche

Encu...
LA VACA ESTUDIOSA
Había una vez una vaca
en la Quebrada de Humahuaca.
Como era muy vieja, muy vieja,
estaba sorda de una o...
EL CARACOL MARTÍN
Una vez en mi jardín
pasó algo extraordinario:
se vio al caracol Martín
sentado leyendo el diario.
Le pr...
EL SAPO VERDE
Ese sapo verde
se esconde y se
pierde;
así no lo besa
ninguna princesa.
Porque con un beso
él se hará prince...
CÓMO SE DIBUJO UN NIÑO
Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño.
Pintarle mucho flequillo,
-que esté comiendo un ba...
VERSOS CON AMIGOS
El Acacio de mi patio
cobija un nido de hornero
donde se quiso meter
un gorrión muy camorrero.
Entonces ...
MI PERRITO CALLEJERO
Con una pelota verde

que hace rodar y rodar
juega, juega que te juega
y no cesa de jugar.
Con el pom...
PERO, MI NIÑO ES TAN DÉBIL
Le dije a la luz: no quiero
que la noche me persiga.
Y la luz me contestó:
lo imposible, no lo ...
PIENSO MESA Y DIGO SILLA
Pienso mesa y digo silla,

Compro pan y me lo dejo,
Lo que aprendo se me olvida,
Lo que pasa es q...
CARICIA
Madre, madre, tú me besas,
pero yo te beso más,
y el enjambre de mis besos
no te deja ni mirar...
Si la abeja se e...
CÓMO SE DIBUJA UN PAISAJE
Un paisaje que tenga de todo,
se dibuja de este modo:
Unas montañas,
un pino,
arriba el sol,
aba...
LA GALLINITA
La gallinita,
en el gallinero,
dice a su amiga
-Cuánto te quiero.

Como tardaste,
esperé un rato
poniendo hue...
LA ESTRELLA TRISTE
Hay una estrella en el cielo
que no para de llorar,
lleva unos días muy triste
se la oye suspirar.

En ...
LA CABRA CABREADA
La cabra cabreada
está muy delgaducha,
ni come, ni bebe, ni se ducha.
Tiene más hambre
que los pavos de ...
LA MUÑECA
Me he encontrado una muñeca

con un raído sombrero,
que le falta una pierna
y de una mano tres dedos.
Al agachar...
MI ABUELA ES UNA HADA
Mi abuela Mariana
tiene una cana,
cana canariera.
Mi abuela Mariana
me cuenta los cuentos
siempre a ...
DOÑA PITO PITURRA
Doña Pito Piturra tiene unos guantes;
Doña Pito Piturra, muy elegantes.
Doña Pito Piturra tiene un sombr...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

16910 sede san carlos Recital grado quinto a

321
-1

Published on

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
  • Gracias compañeros por incluirme en este delicioso diaporama, un saludo transoceánico. Julio Jiménez
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
321
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

16910 sede san carlos Recital grado quinto a

  1. 1. INSTITUCIÓN EDUCATIVA ALBANA ALBANIA CAQUETÁ RECITAL GRADO QUINTO “A”
  2. 2. PARÁBOLAS Era un niño que soñaba con un caballo de cartón. Abrió los ojos el niño y el caballito no vio. Con un caballito blanco el niño volvió a soñar; y por la crin lo cogía ... ¡Ahora no te escaparás! Pero el niño se hizo mozo y el mozo tuvo un amor, y a su amada le decía: ¿Tú eres de verdad o no? Cuando el mozo se hizo viejo pensaba: Todo es soñar, el caballito soñado y el caballo de verdad. Apenas lo hubo cogido, el niño se despertó. Tenía el puño cerrado. ¡El caballito voló! Y cuando vino la muerte, el viejo a su corazón preguntaba: ¿Tú eres sueño? Quedose el niño muy serio ¡Quién sabe si despertó! pensando que no es verdad un caballito soñado. Y ya no volvió a soñar. ANTONIO MACHADO
  3. 3. EN UN TROZO DE PAPEL En un trozo de papel con un simple lapicero yo tracé una escalerita, tachonada de luceros. Hermosas estrellas de oro. De plata no había ninguna. Yo quería una escalera para subir a la Luna. Par a subir a la Luna y secarle sus ojitos, no me valen los luceros, como humildes peldañitos. ¿Será porque son dorados en un cielo azul añil? Sólo sé que no me sirven para llegar hasta allí. Estrellitas y luceros, pintados con mucho amor, ¡quiero subir a la Luna y llenarla de color! ANTONIO GARCIA TEIJEIRO (Español)
  4. 4. EN UNA CAJITA DE FÓSFOROS En una cajita de fósforos se pueden guardar muchas cosas. Un rayo de sol, por ejemplo (pero hay que encerrarlo muy Tal vez las personas mayores no entiendan jamás de tesoros. “basura”, dirán, “cachivaches” “no sé por qué juntan todo esto”. rápido, si no, se lo come la sombra). No importa, ustedes y yo igual seguiremos guardando Un poco de copo de nieve, quizá una moneda de luna, botones del traje del viento, y mucho, muchísimo más. palitos, pelusas, botones, tachuelas, virutas de lápiz, carozos, tapitas, papeles, piolín, carreteles, trapitos, hilachas, cascotes y bichos. Les voy a contar un secreto: En una cajita de fósforos yo tengo guardada una lágrima, y nadie, por suerte la ve. Es claro que ya no me sirve. Es cierto que está muy gastada. Lo sé, pero qué voy a hacer, En una cajita de fósforos se pueden guardar muchas cosas. Las cosas no tienen mamá. MARIA ELENA WALSH (ARGENTIN
  5. 5. EL COCHE VIEJECITO Es un coche viejecito, aparcado en un rincón, que duerme solo la siesta cuando "pega" fuerte el sol. Una abeja muy zumbona entra con mucho revuelo, ¡cuidadito!, ¡no nos piques!, ¡mira que no te queremos!. ¿Quién se asoma a la ventana? ¿esos ojos de quién son?, ¡anda! pero si es un conejo, arráscame, ¡por favor! Un gato muy avispado ha encontrado la ocasión, de hacer nuevos amigos y aprovechar un rincón. El perro que ve la escena ladra y corre muy contento, quiere que le permitan dormir en el suave asiento. Dos hormigas despistadas corretean por el suelo, ¿será posible?, ¡señores!, ¿no encontrar el agujero?. Un palomo mensajero con una carta en el pico, estornuda sobre un faro, ¡vaya! ¡se ha resfriado!. La araña Valentina, que en un rincón se ha instalado, le tejerá una bufanda, de algodón muy bien hilado. El coche está muy contento de no encontrarse solito llora dando las gracias por tener tantos amigos. Mª Lourdes García Jiménez
  6. 6. EL CAMELLO COJITO (AUTO DE LOS REYES MAGOS) El camello se pinchó Con un cardo en el camino Y el mecánico Melchor Le dio vino. Baltasar fue a repostar Más allá del quinto pino.... E intranquilo el gran Melchor Consultaba su "Longinos". -¡No llegamos, no llegamos y el Santo Parto ha venido! -son las doce y tres minutos y tres reyes se han perdido-. El camello cojeando Más medio muerto que vivo Va despeluchando su felpa Entre los troncos de olivos. Acercándose a Gaspar, Melchor le dijo al oído: -Vaya birria de camello que en Oriente te han vendido. A la entrada de Belén Al camello le dio hipo. ¡Ay, qué tristeza tan grande con su belfo y en su hipo! Se iba cayendo la mirra A lo largo del camino, Baltasar lleva los cofres, Melchor empujaba al bicho. Y a las tantas ya del alba -ya cantaban pajarilloslos tres reyes se quedaron boquiabiertos e indecisos, oyendo hablar como a un Hombre a un Niño recién nacido. -No quiero oro ni incienso ni esos tesoros tan fríos, quiero al camello, le quiero. Le quiero, repitió el Niño. A pie vuelven los tres reyes Cabizbajos y afligidos. Mientras el camello echado Le hace cosquillas al Niño. GLORIA FUERTES (Española).
  7. 7. EL REINO DEL REVÉS Me dijeron que en el Reino del Revés nada el pájaro y vuela el pez, que los gatos no hacen miau y dicen yes porque estudian mucho inglés. Me dijeron que en el Reino del Revés nadie baila con los pies, que un ladrón es vigilante y otro es juez y que dos y dos son tres. Me dijeron que en el Reino del Revés cabe un oso en una nuez, que usan barbas y bigotes los bebés y que un año dura un mes. Me dijeron que en el Reino del Revés hay un perro pekinés que se cae para arriba y una vez no pudo bajar después. Me dijeron que en el Reino del Revés un señor llamado Andrés tiene 1.530 chimpancés que si miras no los ves. Me dijeron que en el Reino del Revés una araña y un ciempiés van montados al palacio del marqués en caballos de ajedrez. Vamos a ver como es el Reino del Revés. MARIA ELENA WALSH (ARGENTINA)
  8. 8. EL ÁRBOL DE MI CASA Arbolito verde que perfumas mi hogar tus hojitas lindas sombra me dan. Arbolito lindo que en mi infancia jugué sigues siendo el mismo al que tanto añoré. Tus frondosas ramas que aún están siguen siendo nido de aves sin par. Arbolito bueno que aún estás no abandones nunca a este lindo hogar. SABINA ARCE GONZÁLEZ (PERÚ)
  9. 9. MANUELITA LA TORTUGA Manuelita vivía en Pehuajó pero un día se marchó. Nadie supo bien por qué a París ella se fue un poquito caminando y otro poquitito a pie. Manuelita, Manuelita, Manuelita dónde vas con tu traje de malaquita y tu paso tan audaz. Manuelita una vez se enamoró de un tortugo que pasó. Dijo: ¿Qué podré yo hacer? Vieja no me va a querer, en Europa y con paciencia me podrán embellecer. En la tintorería de París la pintaron con barniz. La plancharon en francés del derecho y del revés. Le pusieron peluquita y botines en los pies. Tantos años tardó en cruzar el mar que allí se volvió a arrugar y por eso regresó vieja como se marchó a buscar a su tortugo que la espera en Pehuajó. MARÍA ELENA WALSH
  10. 10. LA JIRAFA CLARITA Aunque era hermosa y muy suave se veía tan distinta que abandonó a sus amigas para olvidar su desdicha. Una mañana, las flores, al verla tan desdichada, la vistieron con su encanto y la adornaron con ramas. Con sus luces titilantes las estrellitas del cielo, alumbraron a Clarita mientras lloraba en silencio. La lluvia, que sintió pena, le regaló sus gotitas, pero Clarita seguía añorando sus manchitas. Desde aquel día, Clarita, poco a poco fue cambiando, se olvidó de su blancura, se ocupó de sus hermanos. Las flores y las estrellas, la lluvia y el largo río, ayudaron a Clarita a reencontrar su camino. Su blancura la ayudó a sentirse diferente, ahora, confiada y feliz, fue al encuentro de su gente. Cuando al fin se enamoró y tuvo muchos hijitos algunos fueron manchados y algunos fueron blanquitos. (MARÍA TERESA CIBILS) Clarita ¿por qué estas triste? le preguntó el viejo río, cuando sonrías, el mundo, se volverá más bonito.
  11. 11. LA FAMILIA POLILLAL La polilla come lana de la noche a la mañana. Muerde, come, come, muerde lana roja, lana verde. La familia polillal la espía por un ojal, y le apunta con la aguja a la Naftalina bruja. Sentadita en el ropero Pero don Polillo ordena: con su plato y su babero, —No la maten, me da come lana de color pena; con cuchillo y tenedor. vámonos a otros roperos a llenarlos de agujeros. Sus hijitos comilones tienen cuna de botones. Y se van todos de viaje Su marido don Polillo con muchísimo equipaje: balconea en un bolsillo. las hilachas de una blusa y un paquete de pelusa. De repente se avecina la señora Naftalina. MARIA ELENA WALSH Muy oronda la verán, (ARGENTINA) toda envuelta en celofán.
  12. 12. EL RATÓN PEREZ Conozco un ratón A la mañana siguiente, juguetón y travieso, ¡la sorpresa deseada! llega de noche Encuentras la monedita pero no busca queso. que alegra tu cara. Con gran sigilo, ¡Mami, ven pronto! muy cauto, Una sonrisa mellada, de puntillas enseñas el regalo, baja de su auto. pérdida recompensada. Con mucho cuidado Lejos de allí, trepa a tu cama en su diminuta ratonera. y… sin hacer ruido ratón Pérez descansa. busca en la almohada. ¡Trabajó la noche entera!. Recoge su trofeo: JULIO JIMÉNEZ ¡un diente nacarado!, SÁNCHEZ, ESPAÑOL. y del cuarto sale guardándolo en su saco
  13. 13. LA VACA ESTUDIOSA Había una vez una vaca en la Quebrada de Humahuaca. Como era muy vieja, muy vieja, estaba sorda de una oreja. Y a pesar de que ya era abuela un día quiso ir a la escuela. Se puso unos zapatos rojos, guantes de tul y un par de anteojos. La vio la maestra asustada y dijo: - Estas equivocada. Y la vaca le respondió: ¿Por qué no puedo estudiar yo? La vaca, vestida de blanco, se acomodó en el primer banco. Los chicos tirábamos tiza y nos moríamos de risa. La gente se fue muy curiosa a ver a la vaca estudiosa. La gente llegaba en camiones, en bicicletas y en aviones. Y como el bochinche aumentaba en la escuela nadie estudiaba. La vaca, de pie en un rincón, rumiaba sola la lección. Un día toditos los chicos se convirtieron en borricos. Y en ese lugar de Humahuacala única sabia fue la vaca. MARÍA ELENA WALSH 
  14. 14. EL CARACOL MARTÍN Una vez en mi jardín pasó algo extraordinario: se vio al caracol Martín sentado leyendo el diario. Le pregunté preocupada: —Oiga señor, ¿qué le pasa? Él me dijo tristemente: —Aquí ando, buscando casa. —¿Qué ha pasado con la suya? —fue mi pregunta inmediata. —La he perdido —dijo el pobre—. ¡Un auto casi me mata! —No se aflija, Don Martín —le contestó mi hermanita y en un momento le puso sobre el lomo, una cajita. Entonces el caracol se fue a dormir muy contento porque en lugar de una casa… ¡Tenía departamento! MARIA ALICIA ESAIN (ARGENTINA
  15. 15. EL SAPO VERDE Ese sapo verde se esconde y se pierde; así no lo besa ninguna princesa. Porque con un beso él se hará princeso o príncipe guapo; ¡y quiere ser sapo! No quiere reinado, ni trono dorado, ni enorme castillo, ni manto amarillo. Tampoco lacayos ni tres mil vasallos. Quiere ver la luna desde la laguna. Una madrugada lo encantó alguna hada; y así se ha quedado: sapo y Disfruta de todo: encantado. se mete en el lodo saltándose, solo, todo el protocolo. Y le importa un pito si no está bonito cazar un insecto; ¡que nadie es perfecto! ¿Su regio dosel? No se acuerda de él. ¿Su sábana roja? Prefiere una hoja. ¿Su yelmo y su escudo? Le gusta ir desnudo. ¿La princesa Eliana? Él ama a una rana. A una rana verde que salta y se pierde y mira la luna desde la laguna. CARMEN GIL
  16. 16. CÓMO SE DIBUJO UN NIÑO Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño. Pintarle mucho flequillo, -que esté comiendo un barquillo; muchas pecas en la cara que se note que es un pillo; -pillo rima con flequillo y quiere decir travieso -. Continuemos el dibujo: redonda cara de queso. Como es un niño de moda, bebe jarabe con soda. Lleva pantalón vaquero con un hermoso agujero; camiseta americana y una gorrita de pana. Las botas de futbolista - porque chutando es artista -. Se ríe continuamente, porque es muy inteligente. Debajo del brazo un cuento por eso está tan contento. Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño.
  17. 17. VERSOS CON AMIGOS El Acacio de mi patio cobija un nido de hornero donde se quiso meter un gorrión muy camorrero. Entonces llegó Tomás el pequinés justiciero que trajo de compañía a un gato siamés y a un tero. Los tres sacaron volando al gorrión lleno de miedo que se escondió avergonzado en el fondo de un agujero. Por semejante favor hizo un asado el hornero que comieron muy gustosos el perro, el gato y el tero. ALICIA ESAIN (ARGENTINA)
  18. 18. MI PERRITO CALLEJERO Con una pelota verde que hace rodar y rodar juega, juega que te juega y no cesa de jugar. Con el pompón de un bonete que le robó a mi mamá viene moviendo su cola, moviendo su cola va. Con el cordón de un zapato que papá no uso jamás juega, juega… ¡Cómo juega! pero quiere jugar más. Con un botón de mi saco que robó del costurero juega como nunca juega mi perrito callejero. JUSTINA CABRAL.
  19. 19. PERO, MI NIÑO ES TAN DÉBIL Le dije a la luz: no quiero que la noche me persiga. Y la luz me contestó: lo imposible, no lo pidas. Quiero que todos me vean porque estoy desconsolada; el amor que era mi vida, la noche siempre lo apaga. Ya no vendrá por la noche, sólo brillará en el día. Es un amor tan pequeño que necesita alegría. Yo puedo quererle siempre, si hace sol o no lo hace. Pero, es un amor tan débil que necesita alumbrarse.
  20. 20. PIENSO MESA Y DIGO SILLA Pienso mesa y digo silla, Compro pan y me lo dejo, Lo que aprendo se me olvida, Lo que pasa es que te quiero. La trilla lo dice todo; Y el mendigo en el alero, El pez vuela por la sala El toro sopla en el ruedo. Entre Santander y Asturias Pasa un río, pasa un ciervo, Pasa un rebaño de santas, Pasa un peso. Entre mi sangre y el llanto Hay un puente muy pequeño, Y por él no pasa nada, Lo que pasa es que te quiero.
  21. 21. CARICIA Madre, madre, tú me besas, pero yo te beso más, y el enjambre de mis besos no te deja ni mirar... Si la abeja se entra al lirio, no se siente su aletear. Cuando escondes a tu hijito ni se le oye respirar... Yo te miro, yo te miro sin cansarme de mirar, y qué lindo niño veo a tus ojos asomar... El estanque copia todo lo que tú mirando estás; pero tú en las niñas tienes a tu hijo y nada más. Los ojitos que me diste me los tengo que gastar en seguirte por los valles, por el cielo y por el mar...
  22. 22. CÓMO SE DIBUJA UN PAISAJE Un paisaje que tenga de todo, se dibuja de este modo: Unas montañas, un pino, arriba el sol, abajo un camino, una vaca, un campesino, unas flores, un molino, la gallina y un conejo, y cerca un lago como un espejo. Ahora tú pon los colores; la montaña de marrón, el astro sol amarillo, colorado el campesino, el pino verde, el lago azul —porque es espejo del cielo como tú—, la vaca de color vaca, de color gris el conejo, las flores... como tú quieras las flores. De tu caja de pinturas ¡usa todos los colores! GLORIA FUERTES (ESPAÑA)
  23. 23. LA GALLINITA La gallinita, en el gallinero, dice a su amiga -Cuánto te quiero. Como tardaste, esperé un rato poniendo huevos, ¡y puse cuatro! Gallinita rubia llorará luego, ahora canta: -Aquí te espero... Mi ama me vende a doña Luz. ¡Yo con arroz! ¡qué ingratitud! "Aquí te espero, GLORIA FUERTES poniendo un huevo", (ESPAÑA) me dio la tos y puse dos. Pensé en mi ama, ¡qué pobre es! Me dio penita... ¡y puse tres!
  24. 24. LA ESTRELLA TRISTE Hay una estrella en el cielo que no para de llorar, lleva unos días muy triste se la oye suspirar. En visitar a la Tierra y conocer su belleza piensa la Estrella fugaz, para aliviar su tristeza. La luna está preocupada la estrella no luce hermosa sin brillo, ahora apagada es pálida y ojerosa. Las dos juntas de la mano emprenden este viaje, no llevan grandes maletas apenas sin equipaje. Manda llamar a Platón y aunque muy bien la examina su fama de buen doctor no encuentra por qué suspira. Pasean por las montañas se van a bañar a un rio, navegan por alta mar además juegan con niños. Su hermana “Estrella Polar” se acerca con ella a hablar, pero no dice palabra y no para de llorar. Se tumban en hierba fresca y en campos de girasoles la enseña que el sol y el agua crean arcos de colores. El cielo entero la mima no saben cómo animarla cantan, bailan, tiran cohetes, pero la estrella no habla. Que hay bonitos animales que las flores son hermosas escuchan cantos de pájaros ven volar las mariposas. “Habla estrella, por favor dinos lo que te atormenta, nos gustaría ayudarte y verte como antes contenta…” Por fin la estrella sonríe luce con brillo y color la belleza de la Tierra su alegría devolvió. MARIA ALFONSO
  25. 25. LA CABRA CABREADA La cabra cabreada está muy delgaducha, ni come, ni bebe, ni se ducha. Tiene más hambre que los pavos de Andrés, que se comían a picotazos la vía del tren. La cabra cabreada, cada vez más delgada. La debilidad enloquece, la cabra está como una cabra, ni engorda, ni crece. La dueña de la cabra le dice a su esposo: —La cabra tiene un aspecto horroroso, debemos comprarle desperdicios de verdura. —De eso nada, criatura, que coma papel y lo que encuentre, como siempre. Los dueños de la cabra tenían un bonsái en la ventana, un bonsái ¡de un millón de pesetas! La ventana del corral estaba abierta —¡Espejismo! —fue la palabra de la cabra. La cabra trepó. La cabra merendó. Y los gritos del dueño se oyeron en Japón. —¡Ay, ay, ay! ¡La cabra se comió mi bonsái! GLORIA FUERTES (ESPAÑA)
  26. 26. LA MUÑECA Me he encontrado una muñeca con un raído sombrero, que le falta una pierna y de una mano tres dedos. Al agacharme a cogerla se me ha caído el reloj, me voy a casa llorando le he roto de un pisotón. La he tomado entre mis brazos y la he llevado a mi casa, mi madre al verme la cara me pregunta que me pasa. La he mostrado la muñeca lo que queda del reloj pero no me ha regañado me ha abrazado con amor. MARISA ALONSO SANTAMARÍA, Española
  27. 27. MI ABUELA ES UNA HADA Mi abuela Mariana tiene una cana, cana canariera. Mi abuela Mariana me cuenta los cuentos siempre a su manera. Yo la quiero mucho, yo la quiero tanto... me ducha, me peina y me lleva al campo. Me enseña canciones, me ayuda a estudiar, dice poesías, solemos jugar. Luego por la noche, mi abuela me vela, un cuento me cuenta y cuando me duermo, apaga la vela, Mariana mi abuela. Mi abuela Mariana, de paja el sombrero, el traje de pana, mi abuela Mariana, no parece abuela que parece un hada. GLORIA FUERTES (ESPAÑA)
  28. 28. DOÑA PITO PITURRA Doña Pito Piturra tiene unos guantes; Doña Pito Piturra, muy elegantes. Doña Pito Piturra tiene un sombrero; Doña Pito Piturra, con un plumero. Dona Pito Piturra tiene un zapato; Doña Pito Piturra, le vino ancho. Dona Pito Piturra tiene unos guantes; Doña Pito Piturra, le están muy grandes. Doña Pito Piturra tiene unos guantes; Doña Pito Piturra, Lo he dicho antes.
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×