Your SlideShare is downloading. ×
Velázquez -Diego Rodriguez de Silva y
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Velázquez -Diego Rodriguez de Silva y

384
views

Published on

“Velázquez fue un artista que no se dejó constreñir por las imposiciones estéticas de su tiempo.

“Velázquez fue un artista que no se dejó constreñir por las imposiciones estéticas de su tiempo.


0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
384
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. DIEGO RODRÍGUEZ DE SILVA Y VELÁZQUEZ (1599-1660) ETAPAS Y EVOLUCIÓN ESTILÍSTICA: Etapa de formación (1617-1622) Etapa de madurez (1623-1660) “Más aún que Caravaggio o Ribera, Velázquez se lanzó a la conquista de la realidad, su materialidad y su carnalidad. Introdujo a manos llenas en la pintura la materia, lo accidental y lo circunstante.”Fernando Marías, Univ. Aut. de Madrid
  • 2. ALGUNAS LECTURASPREVIAS: “Velázquez fue un artista que no se dejó constreñir por las imposiciones estéticas de su tiempo. Si bien vivió intensamente la espiritualidad del Barroco, no por ello se prestó a ser acotado por la formalidad que ese movimiento impuso. (...) Que no encontremos en su arte ninguno de los clichés del momento, es decir, ni tremendismo, ni moralismo, no quiere decir que no podamos leerlo como un ejemplo de vanitas. Sus vanitas son asépticos y nos son coercitivos. La rendición de Breda, Las hilanderas y las Meninas son vanitas. No olvidemos que el Barroco coincide con el nacimiento de los Estados, y esos Estados recién nacidos para impresionarse y darse miedo mutuamente, se vistieron, no más nacer, de pavos reales. Antoni Llena, pintor. El país, 16 de octubre de 2006
  • 3. En 1611, con doce años, tras un corto periodo como aprendiz en el taller de Francisco Herrera el Viejo, ingresa en el taller de Francisco Pacheco, con cuya hija contraerá matrimonio.Etapa de formación (1617-1622) A los 18 años consiguió licencia para pintar, de sus maestros tomó los principios manieristas y academicistas además del tenebrismo. En este periodo, caracterizado por el tratamiento naturalista, VELÁZQUEZ los temas preferidos son los: SE FORMA• Bodegones con figuras: El aguador de Sevilla (1620), Vieja EN SEVILLA, friendo huevos (1618) EN EL ESTILO• Retratos: Retrato de Sor TENEBRISTA Francisca Jerónima de la Y NATURALISTA Fuente (1620)• Escenas religiosas: Cristo en casa de Marta y María, la Adoración de los Magos (1619)
  • 4. Características deeste periodo son: el tenebrismo, con los fuertes contrastes deluces y sombras,predominio de loscolores terrosos, sencillez en la composición. Desayunoóleo sobre lienzo 1617 183 x 116 cmThe Hermitage, St. Petersburg
  • 5. Vieja friendo huevosóleo sobre lienzo 1618 99 x 128 cm National Gallery of Scotland, Edinburgh
  • 6. Asimiló el programadel naturalismo y consagró su arte a la observación objetiva de la realidad, soslayando cualquier convencionalismo (Gombrich) El aguador de Sevilla óleo sobre lienzo 1623 106.7 x 81 cm Wellington Museum, London
  • 7. Sor Francisca Jerónima de la Fuente óleo sobre lienzo1620 160 x 110 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 8. Cristo en casa de Marta y Maríaóleo sobre lienzoc. 1620 60 x 103,5 cm National Gallery, London
  • 9. La adoración de los Magos óleo sobre lienzo1619 203 x 125 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 10. Etapa de madurez (1623-1660) Este periodo puede subdividirse a su VELÁZQUEZ EN vez, en tres, LA CORTE coincidiendo los hitos con sus viajes a Italia.1623-1631: Primera etapa madrileña y primer viaje a Italia. Velázquez viaja a la Corte, logrando su propósito de establecerse en ella; hay un abandono de la temática religiosa y de los bodegones, para concentrase en Pintor del Rey el género retratista.
  • 11. Estos retratos,tienen comocaracterísticas: lasencillez en lacomposición, elrealismo, la escasapreocupación porlos fondos, laelegancia queemanan lospersonajes y elestatismo, sonretratos de cuerpoentero, en busto, detres cuartos,sobresalen diversosretratos delmonarca y delInfante D. Carlos(1625-28), y losprimero retratos debufones, como el de Felipe IVCalabacillas. c. 1624-1627 óleo sobre lienzo 210 x 102 cm Museo del Prado, Madrid
  • 12. Don Luis de Gongora y Argote 1622 50.3 x 40.5 cmMuseum of Fine Arts, Boston
  • 13. Infante Don Carlos 1626-27óleo sobre lienzo 209 x 125 cm Museo del Prado, Madrid
  • 14. Retrato de hombre joven 1626-31 óleo sobre lienzo Alte Pinakothek, Munich
  • 15. Doña Maria deAustria, reina de Hungria 1630óleo sobre lienzo 58 x 44 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 16. EL ENCUENTRO CON EL PINTOR FLAMENCO RUBENSEl encuentro conRubens, que visitaMadrid, en 1628, leorientó hacia elhumanismo y lamitología, además deanimarlo a continuarsu formación enItalia, antes pintó “LosBorrachos” o elTriunfo de Baco(1629), en él muestraal Baco mitológicoentre campesinosandaluces, señalandola principal El Triunfo de Bacocaracterística de supintura mitológica, laconcepción burlesca eirónica de la misma.
  • 17. PRIMER VIAJE A ITALIA (1629-1631) Desde 1629 a 1631,realiza el primer viaje aItalia, donde conocerála obra de los pintoresrenacentistas romanosy venecianos (Tiziano),visitando ademásFerrara y Nápoles,donde contactó con elpintor español Rivera;durante este viajerealizó “La Fragua deVulcano”, de géneromitológico y “La Túnicade José”, en todos ellosse advierte la influenciade los pintoresitalianos.
  • 18. A la vuelta de Italia, el estilo de Velázquez1631-1648: se hace más suave y coloristaSegunda etapa madrileña. En este periodo se produce el apogeo del maestro, la influencia italiana hace que su dibujo se haga más suelto, sus figuras pierden rigidez, el espacio se llena de aire, presagiando la perspectiva aérea y se colorea de grises, ocres y verdes suaves y armónicos. La producción pictórica en esta etapa es muy abundante. De este periodo son los cuadros religiosos: Cristo crucificado del Prado (1631), la Coronación de la Virgen y los Eremitas, Cristo atado a la columna (1632).
  • 19. Cristo en la cruz 1632 248 x 169 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 20. Entre sus retratos:El Conde-Duque deOlivares (1638),Felipe IV, el PríncipeBaltasar Carlos(1635), (retratosecuestres), Felipe IVy D. Fernando deAustria (con traje decaza). Y los retratosde los bufonesPablillos deValladolid, el niño deVallecas, el primo. Además los retratosimaginarios de losfilósofos Esopo yMenipo. Autorretrato De 1643
  • 21. Dentro del género histórico, pinta la Rendición de Breda o Las Lanzas (1634-35). “La Rendición de Bredaes la plasmación de una cierta vergüenza; aquélla que toda victoria genera en el ánimo La rendición de Breda (Las Lanzas) de una persona sensible.” 1635 Antoni Llena, pintor 307 x 367 cm Museo del Prado, Madrid
  • 22. El Conde-Duque de Olivares a caballo 1634 313 x 239 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 23. La reina Isabel de Borbón a caballo 1634-1635301 x 314 cm Museo del Prado, Madrid
  • 24. Retrato ecuestre de Felipe IV 1635-36301 x 314 cm Museo delPrado, Madrid
  • 25. PríncipeBaltasar Carlos a caballo 1635-36 209 x 173 cm Museo del Prado, Madrid
  • 26. Cardenal Infante Fernando Felipe IV de cacería de Austria de cacería 1634-35 1632-36 - 191 x 107 cm 191 x 126 cm Museo del Prado, MadridMuseo del Prado, Madrid
  • 27. Príncipe Baltasar Carlos de caza 1635-36191 x 103 cm Museo delPrado, Madrid
  • 28. Juan Martinez Montañés c. 1635 109 x 107 cm Museo delPrado, Madrid
  • 29. Bufón Barbarroja c. 1636 198 x 121 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 30. El enano Don JuanCalabazas, apodadoCalabacillas c. 1639106 x 83 cm Museo del Prado, Madrid
  • 31. Pablo de Valladolid c. 1635 209 x 123 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 32. El enano FranciscoLezcano, apodado "El Niño de Vallecas" 1642-45 107 x 83 cm Museo del Prado, Madrid
  • 33. Diego de Acedo (El Primo) 1644 107 x 82 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 34. El enano Sebastián de Morra c. 1645 106,5 x 81,5 cm Museo del Prado, Madrid
  • 35. Menipo 1636-40 179 x 94 cm Museo del Prado, Madrid Esopo 1640179 x 94 cm Museo del Prado, Madrid
  • 36. Marte, Dios de la guerra 1640 179 x 95 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 37. 1648-1660: Segundo viaje a Italia y Velázquez vuelve a Italia... Tercera etapa madrileña.• Velázquez realizó un segundo viaje a Italia, entre 1649 y 1651, con el encargo real de adquirir cuadros y antigüedades para las galerías reales hispanas, en este viaje realiza el retrato de Inocencio X, el de su criado Juan Pareja y los dos cuadros del Jardín de Villa Medicis, considerados un claro precedente de la pintura de Corot y el impresionismo, también realizó en el viaje la Venus del Espejo, uno de los pocos desnudos de la historia de la pintura española.• En este período, Velázquez perfecciona la técnica, consiguiendo plasmar la perspectiva aérea, su pincelada suelta emplea cada vez menos cantidad de pasta pictórica, cuida la ambientación y los detalles.
  • 38. “(...)(Por) elmodo en que elpincel reproducelos brillos de lastelas y laseguridad detoque con quecapta la expresióndel Papa, nodudamos ni porun momento deque nos hallamosante el hombremismo.”(Gombrich) Retrato de Inocencio X c. 1650 141 x 119 cm Galleria Doria- Pamphili, Roma
  • 39. Juan de Pareja 1650 81.3 x 69.9 cmMetropolitan Museum of Art, New York
  • 40. El pabellónAriadna en el jardín Médici en Roma 1650-51 44 x 38 cm Museo del Prado, Madrid
  • 41. Entrada a la grutade los jardines dela Villa Médici en Roma 1650 48 x 42 cm
  • 42. “La Venus del espejo, que nosda la espalda y nos mira borrosadesde el espejo, es quizás lapintura más genuinamentebarroca de Velázquez (...) ya queen ella se vislumbra una variantede la metáfora barroca españolaque equipara el sexo con la cara.Según Quevedo, el sexo y elrostro son dos caras de la mismamoneda, como también lo sonpara él el oro y la mierda, la luz yla sombra. Si el sexo anda ocultobajo la ropa, el rostro va aldescubierto. Esta separacióndolorosa que la civilización nos haimpuesto, es la que nos ha hecho “El espejo refleja el rostro deseres humanos, la que nos hacondenado al trabajo y a la una imagen, reflejo de un reflejo.Historia. Pero esta separación es prodigiosa cristalización de untambién lo que nos condena a momento que, en realidad, ya seinventar metáforas y suprimirla, ahacer arte para deshacer tal ha desvanecido.”condena.” Octavio paz Antonio Llena, pintorEl País, 16 de octubre de 2006
  • 43. Venus del espejo1649-51 - 122,5 x 177 cm - National Gallery, London
  • 44. La última etapa madrileña y la culminación de Velázquez Velázquez vuelve a laCorte y a Madrid en 1651,después de una estancia decasi tres años en Italia. Estaúltima etapa madrileñasupone la culminaciónestilística del maestrosevillano. Son de este período losretratos de la InfantaMargarita y el de la ReinaMariana de Austria. En dos obras se puederesumir la aportación deVelázquez a la historia dela pintura: Las Meninas( 1656), y las Hilanderas ola Fábula de Aracne (1657).
  • 45. La reina DoñaMariana de Austria 1652-53 231 x 131 cm Museo del Prado, Madrid
  • 46. Maria Teresa de España 1652-53127 x 98,5 cmKunsthistorisch es Museum, Vienna
  • 47. Felipe IV de marrón y plata 1653 231 x 131 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 48. Retrato de Felipe IV 1652-53 47 x 37,5 cm Kunsthistorisches Museum, Vienna
  • 49. Felipe IV 1655-60 69 x 56 cmMuseo del Prado, Madrid
  • 50. Infanta Margarita Teresa c. 1654 128,5 x 100 cmKunsthistorisches Museum, Vienna
  • 51. En las Meninas, evoca la vidacotidiana de la familia real, queaparece alrededor de la InfantaMargarita, de sus damas de honorportuguesas, las meninas, y de loscriados enanos, en el salón en queVelázquez (que se autorretrata enla penumbra) se encuentrapintando a los reyes (reflejados enel espejo); al fondo, en la puertaabierta, el aposentador observa laescena; el pintor obtiene lasensación de profundidad mediantela alternancia de espaciosiluminados con diferente intensidad.El espectador queda atrapado eneste “instante” casi fotográfico queel pintor captura con sus pinceles.Al contemplar la obra nos hallamos,a pesar de estar fuera del cuadro,dentro del mismo, en el espaciodonde se hallan los monarcas. Elespacio abarca, de este modo, 1656tanto lo que hay dentro del cuadrocomo lo que hay fuera. Esta obraes “la teología de la pintura”.
  • 52. “Al pintar Las Meninas, Velázqueztiene a los reyes de las Españasdelante de las narices, pero no losensenña. Nos da a conocer sureflejo en el espejo que está alfondo de la sala. Se trata de unreflejo al que un juego deperspectivas invertidas de arriba abajo y de destellos casiimperceptibles al ojo le permiten alaire ser el protagonista del cuadro,señorear y disolver cualquier ilusiónde poder.”Antoni Llena (pintor)
  • 53. En las Hilanderas, sitúa el mito deAracne, la habilidosa tejedoraperseguida por Atenea en el taller detapices de Santa Bárbara, el mito vatejiéndose en las formas de un tapiz alfondo, mientras en un primer plano lasobreras trabajan, lo real y lo mítico sefunden en tonos amortiguados ytemplados que tienen toda su delicadezaen el tapiz, donde se desarrolla la escenaprincipal con los protagonistas rodeadosde una intensa luz. La rueca, enconstante movimiento, se convierte en elelemento que mejor ejemplifica la“instantaneidad” del momento; esa rueca 1657al girar, genera un vacío que lo absorbetodo, la realidad y el mito. La estanciailuminada por la vaporosa luz quepenetra, se llena de aire. Velázquez lograpintar la atmósfera, el aire que envuelvea las figuras. La pincelada suelta, deapariencia inacabada, las manchas decolor que sugieren detalles o formas;todo en esta obra se aproxima a unlenguaje nuevo que todavía está pornacer, el impresionismo.
  • 54. La Infanta DonMargarita de Austria c. 1660 212 x 147 cm Museo del Prado, Madrid
  • 55. Retrato de la Infanta Margarita c. 1660 121 x 107 cmMuseum of Fine Arts, Budapest
  • 56. Infante Felipe Próspero 1660 128,5 x 99,5 cmKunsthistorisches Museum, Vienna
  • 57. A modo de conclusión: Velázquez, sintetizó los estilos del XVI y XVII, el renacimiento romano y la escuela veneciana, el tenebrismo, el barroco flamenco y el naturalismo hispano. Pintores neoclásicos como Ingres, románticos como Delacroix, impresionistas como Manet y Degas, fauves como Matisse, los expresionistas alemanes, surrealistas como Dalí, sin olvidar al mismo Goya van a ser, sin duda, deudores de Velázquez.