• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Historia
 

Historia

on

  • 1,160 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,160
Views on SlideShare
1,160
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Historia Historia Document Transcript

    • LOS ORIGENES DE LA ANTROPOMETRIA HISTÓRICA Y SU ESTADO ACTUAL Por: ADOLFO MEISEL R. MARGARITA VEGA A.Nº 18 Noviembre de 2006
    • La serie Cuadernos de historia económica y empresarial es una publicacióndel Banco de la República – Sucursal Cartagena. Los trabajos son decarácter provisional, las opiniones y posibles errores son de responsabilidadexclusiva de los autores y no comprometen al Banco de la República ni a suJunta Directiva. LOS ORIGENES DE LA ANTROPOMETRIA HISTÓRICA Y SU ESTADO ACTUAL Adolfo Meisel R 1 Margarita Vega A 2 Cartagena de Indias, noviembre de 20061 Gerente del Banco de la República, sucursal Cartagena. E-mail: ameisero@banrep.gov.co2 Investigadora del Centro de Estudios Económicos Regionales del Banco de la República, Cartagena. E-mail: mmvegaa@yahoo.com.Para comentarios favor dirigirse a los autores al teléfono (5) 6600761. Fax (5) 6645885. Este documentopuede consultarse en la página web del Banco de la República: www.banrep.gov.co (Ruta de acceso:Información económica/Documentos e informes/Economía regional/Cuadernos de historia económica yempresarial). 2
    • RESUMENEn este ensayo estudiamos los orígenes académicos de una de las ramas másdinámicas de la historia económica en las últimas décadas.Aunque hubo unos antecedentes en la década de 1960 entre algunoshistoriadores de la escuela de los Annales, principalmente Emmanuel Le RoyLadurie, fue realmente con los trabajos de Robert Fogel y sus asociados queesta disciplina tuvo un gran auge. Tal vez la ventaja que tuvieron estos últimoshistoriadores fue que incorporaron los aspectos biológicos y utilizaron elinstrumental estadístico que manejan los cliometristas.A continuación, se presenta una revisión del estado de la investigación enantropometría histórica en las diferentes regiones del mundo.Palabras clave: Antropometría, calidad de vida, salud y bienestar, demografía,crecimiento económico, historia económica.Clasificación JEL: I12, I31, C21, N16, N36, N96. 3
    • TABLA DE CONTENIDO1 INTRODUCCIÓN.................................................................................................... 52 ORIGENES DE LA ANTROPOMETRIA HISTÓRICA ........................................ 6 2.1 INICIOS ........................................................................................................... 6 2.2 LA CLIOMETRÍA Y EL DESPEGUE DE LOS ESTUDIOS DE ANTROPOMETRÍA HISTÓRICA.............................................................................. 83 ESTUDIOS INTERNACIONALES ...................................................................... 15 3.1 LA ESTATURA EN ESTADOS UNIDOS ................................................... 15 3.1.1 Una tierra de gigantes ............................................................................. 16 3.1.2 La paradoja de la primera fase de la industrialización ........................... 17 3.1.3 El crecimiento desde finales del siglo XIX y el estancamiento desde la década de 1950 ....................................................................................................... 20 3.2 ESTATURA E INDUSTRIALIZACIÓN EN EUROPA ............................... 23 3.2.1 Inglaterra, el primer país en industrializarse .......................................... 23 3.2.2 Suecia, una excepción a la paradoja de la industrialización temprana... 28 3.2.3 Italia, un país con grandes desigualdades regionales ............................. 30 3.2.4 Holanda, los nuevos gigantes ................................................................. 30 3.2.5 Francia, una excepción a las desigualdades urbano-rural en la estatura 32 3.2.6 España..................................................................................................... 33 3.2.7 Alemania, los contrastes este-oeste ........................................................ 37 3.2.8 Grecia ..................................................................................................... 40 3.3 AMERICA LATINA...................................................................................... 40 3.3.1 Colombia ................................................................................................ 41 3.3.2 México .................................................................................................... 44 3.3.3 Argentina ................................................................................................ 46 3.3.4 Brasil....................................................................................................... 48 3.4 ASIA............................................................................................................... 49 3.4.1 India ........................................................................................................ 49 3.4.2 China....................................................................................................... 50 3.4.3 Corea....................................................................................................... 51 3.4.4 Japón....................................................................................................... 53 3.5 AUSTRALIA ................................................................................................. 544 UNA NUEVA FUENTE PARA MEDIR LA ESTATURA EN EL PASADO: LOSHUESOS......................................................................................................................... 555 CONCLUSIONES.................................................................................................. 60 4
    • 1 INTRODUCCIÓNEn este documento se hace un detallado repaso de los orígenes de laantropometría histórica. Además, se hace un balance del avance de losestudios en este campo en las principales regiones del mundo.Desde finales de la década de 1970 los historiadores económicos se haninteresado en el estudio sistemático del comportamiento de la estatura a travésdel tiempo, como una medida alternativa de la calidad de vida. Lasinvestigaciones desde fin de la década de 1970 de Robert W. Fogel, premioNobel en economía en 1993, y sus colaboradores contribuyeron al interés en laantropometría por parte de los historiadores económicos. En la actualidad, anivel internacional este es una de las áreas de la historia económica másdinámicas, con la realización de investigaciones para muchos países yperiodos, seminarios, publicación de libros y la aparición de revistasacadémicas especializadas en el tema.Los indicadores más utilizados por los economistas en el estudio del nivel devida a través del tiempo son el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita y lossalarios reales. Sin embargo, ambos indicadores presentan problemas queafectan su interpretación. En cuanto al PIB per cápita, éste se ve afectado porla distribución del ingreso, razón por la cual su crecimiento no necesariamentese traduce en una mejoría de la mayor parte de la población.Por otro lado, los salarios reales distorsionan la evolución en la calidad de vida,por factores tales como la introducción de nuevos bienes y problemas en lacalidad y pertinencia de los deflactores. En ese sentido, el uso de las medidasbiomédicas (estatura, índice de masa corporal, esperanza de vida ymorbilidad) representan una ventaja para evaluar la evolución en la calidad devida material a través del tiempo. La estatura adulta refleja la situaciónnutricional neta durante los años en que la persona está en crecimiento. En ellainfluyen el consumo de alimentos, la salud y el esfuerzo laboral. 5
    • Después de esta introducción, el documento tiene cuatro secciones más. En elsegundo capitulo, se cuenta cómo fueron los inicios de la antropometría comoárea de investigación académica; a continuación se hace un repaso de losprincipales estudios realizados a través del mundo; en el cuarto capítulo sediscuten investigaciones que con el uso de los huesos, como fuente alternativaa los registros históricos, determinan y evalúan la evolución de la estatura en eltiempo. Por último, presentamos las conclusiones. 2 ORIGENES DE LA ANTROPOMETRIA HISTÓRICAEn esta sección se indaga sobre los orígenes de la antropometría históricacomo campo de investigación científica. Así mismo, se presenta un balancesobre algunos de los principales trabajos que, desde mediados de la década de1970, han realizado los historiadores económicos y los antropólogos en estetema, y se discuten los resultados más relevantes, las fuentes y los métodosutilizados. No se trata de hacer un inventario exhaustivo de la enorme ycreciente bibliografía disponible sobre la materia, sino de poder ubicar lapresente investigación sobre Colombia en un contexto histórico e intelectualinternacional, algo que a menudo esta ausente en las investigaciones enciencias sociales en nuestro país. 2.1 INICIOSDesde el siglo XVIII los científicos se han interesado en el estudio de laestatura humana. Hacia 1830 los estadísticos franceses Adolphe Quetelet yLouis R. Villerme establecieron que la estatura adulta es el resultado tanto defactores biológicos como socio-económicos. En un escrito de 1829 Villermesostuvo que:1 La estatura física es mayor, y los hombres crecen más rápido, entre mas rico es el país,1 Citado en John Komlos and Lukas Meerman, “The Introduction of Anthropometrics into Developmentand Labor Economics”, p.1. 6
    • en otras palabras la miseria produce gente pequeña y retarda el logro de su estatura final.Entre los antropólogos físicos y los biólogos humanos se desarrolló, a lo largodel siglo XX, una rica tradición de estudio científico de la estatura. Sin embargo,esos investigadores ignoraron en buena medida el tipo de preguntas queinteresaban a los economistas, historiadores y otros científicos sociales, y poresa razón sus trabajos se difundieron básicamente entre los especialistas y notuvieron un gran impacto en las ciencias sociales.2El pionero de los estudios de antropología histórica, a fines de la década de1960, fue el historiador francés Emmanuel Le Roy Ladurie, el más destacadomiembro de la tercera generación de la escuela de los Annales.3 Empezandocon un artículo publicado en 1969, Le Roy Ladurie analizó la estatura de losreclutas franceses en el siglo XIX, utilizando como fuente los archivosmilitares.4En un ensayo publicado en 1971, Le Roy Ladurie usó una base de datosconstruida con 11.819 observaciones de la estatura de los reclutas francesesen 1868.5 Esas observaciones representaban el 10% de todos los reclutasfranceses de ese año. La muestra fue seleccionada aleatoriamente,escogiendo los números de reclutamiento terminados en 5.6Le Roy Ladurie argumentó que factores culturales (en el sentido antropológicodel termino, el cual incluye tanto factores materiales como intelectuales) y nosólo los genéticos, determinan la estatura. En su análisis resultó evidente que2 Richard H. Steckel, “Strategic Ideas in the Rise of the New Anthropometric History and theirImplications for Interdisciplinary Research”, Journal of Economic History, Vol. 58, No. 3, September,1998, p. 804.3 Peter Burke, The French Historical Revolution, The Annales School, 1929-1989, Stanford UniversityPress, USA, 1990, pp. 81-83.4 Emmanuel Le Roy Ladurie, E. N. Bernageau, Y. Pasquet, “Le conscrit e l´ordinateur. Perspectives derecherches sur les archives militaires du XIX siecle francais”, Studi Storici, 10, 1969.5 Emmanuel Le Roy Ladurie, “The Conscripts of 1868: A Study of the Correlation Between GeographicalMobility, Delinquency, and Physical Stature, and Other Aspects of the Situation of the YoungFrenchmen called to do Military Service in that Year”, en Emmanuel Le Roy Ladurie, The Territory ofthe Historian, University of Chicago Press, USA, 1979. Otro articulo sobre antropometría historicapublicado por esta época por un miembro de los Annales fue el de Jacques Houdaille, “La taille desFrancais au début du XIXe siecle”, Population, 25, Nov.-Dec., 1970.6 Ibíd., p. 33. 7
    • los analfabetas tenían una menor talla.7 Mientras que el 20,31% de losanalfabetas medían menos de 160 cms., entre los alfabetas sólo el 13,82%medía menos de 160 cms. Por otro lado, en el grupo de los analfabetas sólo el15,32% superaba en altura los 170 cms., mientras que entre los alfabetas el22,50% superaba 170 cms. Le Roy Ladurie argumentó que la razón para esepatrón, era que el nivel de educación y la pobreza estaban asociados. Además,y aunque la evidencia con que contaba no se lo permitía establecer concerteza, se preguntaba hasta qué punto la educación, al limitar el esfuerzofísico de los niños, estimuló su crecimiento.Los estudios sobre antropometría histórica realizados por varios miembros dela escuela de los Annales no tuvieron un impacto duradero entre loshistoriadores y otros científicos sociales. Los resultados fueron recibidos concierto escepticismo y no hubo una difusión a partir de estos primeros trabajosen las investigaciones hacia otras regiones del mundo.El historiador económico Richard H. Steckel opina que la principal razón parael limitado efecto que tuvieron los estudios pioneros en antropometría históricapor parte de los historiadores franceses de los Annales fue que en esosesfuerzos iniciales se ignoró la enorme importancia que en este campo deinvestigación tenía la biología humana.8 Además, en esos trabajos no setrataron de resolver problemas históricos bien delimitados y de granrelevancia.9 2.2 LA CLIOMETRÍA Y EL DESPEGUE DE LOS ESTUDIOS DE ANTROPOMETRÍA HISTÓRICAEn la segunda mitad de la década de 1970 un grupo de historiadoreseconómicos de Estados Unidos, practicantes del por ese entonces7 Ibid. p. 56.8 Richard H. Steckel, “Strategic Ideas in the Rise of the New Anthropometric History and theirImplications for Interdisciplinary Research”, Journal of Economic History, Vol 58, No. 3, Sept. 1998, p.818.9 Ibíd., p. 805. 8
    • relativamente nuevo enfoque de la cliometría, se interesó en el estudio de laestatura humana y su comportamiento en el largo plazo.10El impulso inicial para ese interés vino de la gran cantidad de debates quesuscitó el libro de Robert W. Fogel y Stanley L. Engerman, Time on the Cross,The Economics of American Negro Slavery (1974). En ese libro, los autoresreinterpretaron por completo la experiencia económica de la esclavitud enEstados Unidos, disputando muchas de las percepciones ampliamenteaceptadas en la historiografía norteamericana sobre esa institución peculiar.Entre las ideas sobre la esclavitud que Fogel y Engerman revaluaron estaba elhecho de que la historiografía tradicional había aceptado que la esclavitud eraun sistema económico irracional que estaba económicamente moribundo alestallar la Guerra Civil. Entre sus conclusiones más controvertidas estuvo sucálculo de que las economías de escala, la adecuada administración, y el usointensivo de capital y mano de obra, hizo que la agricultura con esclavos fuera35% más eficiente que las granjas familiares del norte de Estados Unidos.11Desde el punto de vista de los estudios posteriores de historia económica anivel mundial el debate más productivo que se generó con respecto a lascondiciones de vida de los esclavos en Estados Unidos fue el de su estadonutricional. Fogel y Engerman sostuvieron en Time on the Cross que, conrespecto a los trabajadores libres del norte de Estados Unidos, los esclavosestaban bien alimentados.12Entre otros métodos, Fogel y Engerman usaron cálculos realizados con elcenso de 1860 para establecer la cantidad de nutrientes disponibles para losesclavos. De esa forma trataron de controvertir las aseveraciones quecontinuamente hacían los abolicionistas en el sentido de que los esclavosestaban severamente desnutridos. Numerosos autores cuestionaron tanto los10 La cliometría surgió en Estado Unidos a fines de la década de 1950 y su objetivo era introducir en elestudio de la historia económica el uso explicito de la teoría económica y los métodos cuantitativosrigurosos. Para una excelente presentación de este enfoque véase, Robert W. Fogel, Which Road to thePast? Two Views on History, Yale University Press, USA, 1983.11 Robert W. Fogel and Stanley L. Engerman, Time on the Cross, The Economics of American NegroSlavery, Norton, USA, 1989, p. 5.12 Ibid. 9
    • datos como los métodos usados por Fogel y Engerman en este punto.13 Elloestimuló la búsqueda intensiva por parte de los autores de Time on the Crossde otro tipo de información pertinente a la dieta de los esclavos. Debido a quela información sobre la alimentación solo revelaba la nutrición bruta14, algunosinvestigadores se interesaron por la estatura. La estatura adulta es el resultadode la nutrición neta, es decir después de tener en cuenta el esfuerzo físico y losnutrientes consumidos en el combate contra las enfermedades, así como defactores genéticos (véase ilustración 1).15 Ilustración 1. Determinantes de la estatura ESTATURA CONSUMO GENETICA TOTAL DE POTENCIAL ALIMENTOS ESFUERZO ENFERME- FÍSICO DADES NUTRICIÓN NETA ESTATURA FINAL Fuente: Alter, George, “Stature, Survival, and the Standard of Living: A Model of the Effects of Diet and Disease on Declining Mortality and Increasing Stature”, (mimeo), Indiana University, julio 11, 2000.13 Robert W. Fogel, The Slavery Debates, A Retrospective, 1952-1990, Louisiana State University, USA,2003, p. 34.14 Para llegar a la nutrición neta es necesario tener en cuenta diferentes aspectos tales como la edad, elesfuerzo físico y el estado de salud.15 Ibíd., p. 35. 10
    • La información recopilada acerca de la estatura de los esclavos a raíz de lascontroversias en torno al libro de Fogel y Engerman permitió que se aclararan,a partir de mediados de la década de 1970, muchos aspectos acerca de lasalud y la situación nutricional de los esclavos.El que tal vez puede ser considerado como el primer artículo de antropometríahistórica escrito por los cliometristas, surgió como una externalidad positivadirecta de los debates que se generaron en torno a Time on the Cross. Se tratadel ensayo de Stanley L. Engerman sobre la estatura de los esclavosnorteamericanos que se publicó en 1976.16 En dicho artículo se usó comofuente primaria los manifiestos del comercio interno de esclavos a través de lascostas norteamericanas. Engerman ha señalado que su decisión para analizarlos datos de estatura encontrados en los manifiestos del comercio interno deesclavos a través de los puertos marítimos norteamericanos surgió de unaconversación en 1974 con los historiadores Herbert Gutman y ChristopherLasch. Estos últimos ponían en duda la aseveración de Fogel y Engerman deque los esclavos en Estados Unidos estaban bien nutridos, pues ellosargumentaban que los esclavos eran de baja estatura.17 Como Engerman sabíaque él y Fogel habían recopilado unas estaturas obtenidas en los manifiestos,decidió analizarlas para poder rebatir las objeciones de Gutman y Lasch.Aunque la muestra era relativamente pequeña, era evidente que los esclavosno tenían una estatura baja. Sin embargo, fue sólo hasta 1976 que Engermanpublicó esos resultados.18En unas notas autobiográficas escritas en 1996, Robert W. Fogel explicó cómola investigación en antropometría fue una externalidad intelectual de unainvestigación que se inició sobre el tema de la eficiencia de la esclavitud enEstados Unidos. Esto fue lo que recordó al respecto:1916 Stanley L. Engerman, “The Height of Slaves in the United States”, Local Population Studies, 16, 1976.17 Stanley L. Engerman, “Personal Reflections on the 1982 Special Edition of Anthropometric Issue ofSocial Science History”, Social Science History, 28, 2, Summer, 2004, p. 345.18 Stanley L. Engerman, “The Height of Slaves in the United Status”, Local Population Studies, 16, 1976.19 Robert W. Fogel, “A Life of Learning”, American Council of Learned Societies, Ocasional Paper No.34, pp. 12-13. 11
    • En el curso de mi investigación acerca de la esclavitud, me interesé en la demografía y, en 1975, decidí investigar los antecedentes de la reducción de la mortalidad en el siglo XX. La evidencia sobre las tendencias sobre la mortalidad en Estados Unidos era tan parcial en 1975, que los expertos no se ponían de acuerdo acerca de si la tendencia en los siglos XVIII y XIX era creciente, decreciente o estable…Iniciamos un proyecto, al principio con el NBER, pero después con la Universidad de Chicago, Brigham Young University y otras nueve instituciones de Estados Unidos y Gran Bretaña. El proyecto se llamó “La economía de la mortalidad en Norteamérica, 1650-1919”. En el curso del trabajo sobre la mortalidad, descubrimos que las medidas antropométricas tales como la estatura, peso y masa corporal, (una medida de peso controlada por estatura) podían dar una enriquecedora mirada sobre la situación nutricional y la salud de la población. Esa información antropométrica, particularmente sobre la estatura, resultó ser tan abundante que establecimos un segundo programa, llamado “Tendencias de largo plazo en la nutrición, bienestar laboral y productividad laboral”, financiado conjuntamente por el NBER y el Center for Population Economics.Richard H. Steckel, un alumno de Robert W. Fogel,20 decidió profundizar en ladiscusión sobre la nutrición de los esclavos para aclarar las dudas suscitadasen ese aspecto en torno a Time on the Cross.21 Para ello amplió la base dedatos de los manifiestos del comercio interno de esclavos a través de la costade Estados Unidos, logrando obtener las estaturas de 16.099 personas.22 Susresultados fueron sorprendentes, y sirvieron tanto para confirmar como pararefutar la tesis de Fogel-Engerman sobre la buena nutrición de los esclavos.Los esclavos adultos estaban relativamente bien alimentados y alcanzaban unaestatura que era solo ligeramente inferior a la de los blancos norteamericanos,20 John Komlos, otro de los pioneros de la historia antropométrica, también fue alumno de Fogel en lafacultad de Economía de la Universidad de Chicago.21 Burkhard Bilger, “The Height Gap, Why Europeans are getting taller and taller-and Americans aren’t”,The New Yorker, April 5, 2004.22 Richard H. Steckel, “Slave Height Profiles from Coastwise Manifests”, Explorations in EconomicHistory, 16, 1979. También véase, James Trussell and Richard Steckel, “The Age of Slaves at Menarcheand Their First Birth”, Journal of Interdisciplinary History, 8, 1978. 12
    • pero superior a la de los campesinos europeos de la época en casi 3 cms. ymayor que la de los africanos de las regiones de las cuales provenían, en algomás de 7 cms. Sin embargo, los esclavos menores de edad, de acuerdo a laevidencia de las estaturas, estaban muy mal nutridos. Los propietariosadministraban las dietas de acuerdo con la edad, de tal forma que al ingresar ala fuerza laboral era que los esclavos recibían una buena ración, ya queconsideraban que si no la recibían su productividad se vería afectada. Al entrara la fuerza laboral la mejor nutrición les permitía a los esclavos adolescentesrecuperar parcialmente su retraso en nutrición y por tanto en estatura.23Toda esta manipulación deliberada por parte de los plantadores de laalimentación, y por lo tanto de la salud, de los esclavos menores,aparentemente, era económicamente racional y muy rentable. Sin embargo,pone de presente, como lo señala Richard H. Steckel, el importante papel de lafamilia en una sociedad libre en la protección de los intereses de los niños.24Como se mencionó, hacia 1977, Robert Fogel dirigió un proyecto deinvestigación del National Bureau of Economic Research (NBER) y el Centerfor Population Economics, sobre el desarrollo de la economía estadounidenseen el largo plazo y en la cual el tema de la nutrición se estudió a fondo.25 Paraese proyecto, Fogel empezó a reclutar jóvenes cliometristas como RobertFloud,26 así como experimentados historiadores económicos, como Kenneth L.Sokoloff. También se recopiló la información sobre la estatura de los británicos,ya que Fogel consideraba que podía servir para evaluar la salud de losinmigrantes a Estados Unidos antes de dejar Gran Bretaña.2723 Además de la deficiente alimentación, los niños esclavos tenían una talla muy baja para su edad debidoa que nacían muy bajos de peso y estatura. La razón de esto último es que a las madres embarazadas seles hacia trabajar a un ritmo muy fuerte hasta prácticamente el parto y no se les daba tampoco unaalimentación suplementaria, Robert W. Fogel, Without Consent or Contract, The Rise and Fall ofAmerican Slavery, W.W. Norton, USA, 1989, p. 145.24 Richard H. Steckel, “Fluctuations in a Dreadful Childhood: Synthetic Longitudinal Height Data,Relative Prices, and Weather in the Short-Term Health of American Slaves”, NBER, Working Paper10993, December, 2004, p. 6.25 Un temprano informe sobre los avances de esa investigación se publicó en Robert W. Fogel, S.LEngerman, J. Trussell, R. Floud, C.L. Pope, and L.T. Wimmer, “The Economics of Mortality in NorthAmerica, 1650-1910: A Description of a Research Project”, Historical Methods, 11, 1978.26 Robert Floud, “The Origins of Anthropometric History, Personal Memoir”, Social Science History, 28,2, Summer, 2004.27 Ibid., p. 337. 13
    • En un número especial de la revista Social Science History, publicado en elverano de 1982, con Robert W. Fogel y Stanley L. Engerman como editoresinvitados, y dedicado a la historia antropométrica, todos los artículos incluidoseran fruto del proyecto sobre salud y mortalidad de Fogel, excepto uno escritopor el biólogo James Tanner. Esa publicación contribuyó mucho a promover elinterés por la historia antropométrica, especialmente debido a que allí seincluían artículos no sólo sobre los esclavos en Estados Unidos, sino tambiénsobre negros libres, blancos, casos sobre Trinidad, Gran Bretaña, y con unhorizonte temporal que se extendía de mediados del siglo XVIII hasta finalesdel XX. Por esa razón, y por la forma como ayudó a promover el interés poresta naciente disciplina, el historiador económico John Komlos considera que elnúmero especial de la Social Science History de 1982 es un hito en la historiade los inicios de la antropometría.28Como hemos visto, el papel de Robert W. Fogel en los inicios, promoción yconsolidación de la antropometría histórica es crucial. La historiadoraeconómica Claudia Goldin considera que entre los múltiples aportes científicosdel Premio Nobel en economía Robert W. Fogel, son los que ha hecho en elcampo de la historia de la mortalidad y la estatura los que tal vez terminaranconsiderándose sus logros más importantes.29En nuestra opinión, y aunque esto aun no ha sido discutido en la literaturarevisada, la razón por la cual el grupo de cliometristas del círculo de Robert W.Fogel tuvo un impacto tan grande en la antropometría histórica es que hubouna afinidad electiva entre las competencias profesionales de ese grupo decientíficos sociales y los estudios sobre la estatura.Los practicantes de la llamada Nueva Historia Económica, contaban con unaformación en métodos estadísticos avanzados que les permitió analizar enforma rigurosa la copiosa información sobre estaturas existente en las fuentes28 John Komlos and Jörg Baten, “Looking Backward and Looking Forward, Antrophometric Researchand the Development of Social Science History”, Social Science History, 28, 2, 1982, p. 202.29 Claudia Goldin, “Cliometrics and the Nobel”, Journal of Economic Perspective, Vol. 9, N0. 2, 1995, p.201. 14
    • primarias y sobre todo, saber solucionar los múltiples problemas quepresentaba esa información, como la presencia de datos truncados por losrequisitos de estaturas mínimas, amontonamiento en los múltiplos de cinco,sesgos de selección, entre otros.Tanto los historiadores económicos tradicionales, como los historiadoreseconómicos marxistas y los miembros de la escuela de los Annales, lasescuelas históricas más influyentes a fines de la década de 1970, en la mayoríade los casos no tenían un buen conocimiento de las técnicas econométricas.Un factor adicional que favoreció mucho el surgimiento de la historiaantropométrica, a fines de la década de 1970, fue el abaratamiento que se dioen los años subsiguientes en los costos de procesar grandes cantidades dedatos estadísticos debido a los rápidos avances de la informática.30 3 ESTUDIOS INTERNACIONALES 3.1 LA ESTATURA EN ESTADOS UNIDOSAunque la antropometría histórica tuvo distinguidos pioneros en Francia, talcomo hemos visto, donde se desarrolló y consolidó esta disciplina fue enEstados Unidos. Por esa razón, y por la amplitud de los recursos profesionalesy de la información existente en Estados Unidos para los estudios de historiaeconómica, no debe sorprender que donde más investigación de buena calidadse ha publicado en este campo es en ese país.Por la gran abundancia de trabajos de antropometría histórica disponibles a lafecha para Estados Unidos, no pretenderemos discutirlos todos sino quesintetizaremos los principales aportes agrupándolos en torno a cuatro temasprincipales: 1) la gran estatura relativa de los nacidos en Estados Unidos en lasegunda mitad del siglo XVIII, 2) la paradoja de la primera fase de laindustrialización, 3) la estatura de los esclavos y 4) el crecimiento desdefinales del siglo XIX y el estancamiento desde la década de 1950.30 Robert W. Fogel, The Slavery Debates, A Retrospective, 1952-1990, Louisiana State University, USA,2003, p. 34. 15
    • 3.1.1 Una tierra de gigantesA comienzos de la década de 1980 los historiadores económicos KennethSokoloff y Georgia Villaflor se sorprendieron al encontrar que en la segundamitad del siglo XVIII los norteamericanos eran muy altos, incluso por losestándares actuales y por supuesto con respecto a los de esa época.31 Enefecto, los blancos nacidos en las 13 colonias inglesas de Norteamérica habíanalcanzado al momento de independizarse una estatura de 173 cms., es decir,casi las tallas contemporáneas y similares a las que habría en Estados Unidoshacia comienzos de la década de 1940. Los norteamericanos además eranentre 3 y 5 cms. más altos que los habitantes de los países del norte de Europaa fines del XVIII.32 Además, a fines del siglo XVIII los norteamericanos blancoseran incluso más altos que la aristocracia europea.33 De acuerdo con el trabajode Sokoloff y Villaflor que hemos mencionado, las razones principales para quelos habitantes de Estados Unidos lograran, para la época de su independencia,una estatura tan elevada fueron la reducida densidad de población y laabundancia de recursos naturales. Además, podría haber influido la mejordistribución del ingreso en Estados Unidos, pues de hecho las diferencias enestatura entre las clases eran menores que en Europa, como lo muestraSokoloff.Otro factor, que ha sido destacado por Steckel, es que en el siglo XVIII lamayoría de la población de Estados Unidos vivía a lo largo de la costa, cercade una abundante oferta de pescado, y cerca de bosques con ampliasposibilidades para la caza, por lo cual el consumo de proteínas era bueno.3431 Kenneth Sokoloff and Georgia Villaflor, “The Early Achievement of Modern Stature in America”,Social Science History, 6, 1982, p. 453.32 Kenneth L. Sokoloff, “The Heights of Americans in Three Centuries: Some Economic andDemographic Implications”, p. 135 en John Komlos, The Biological Standard of Living on ThreeContinents, Further Explorations in Antrophometric History, Westview Press, USA, 1995.33 John Komlos, “On the Biological Standard of Living of Eighteenth-Century Americans: Taller, RicherHealthier”, Department of Economics, University of Munich, (mimeo), n.d., p. 2.34 Richard H. Steckel, “Heights and Health in the United States, 1710-1950”, en John Komlos, editor,Stature, Living Standards, and Economic Development, Essays in Anthropometric History, University ofChicago Press, USA, 1994, p. 164. 16
    • 3.1.2 La paradoja de la primera fase de la industrializaciónLo que se conoce como la paradoja de la industrialización inicial o la paradojadel período anterior a la Guerra Civil, se refiere a la caída en la estatura de losblancos nacidos en Estados Unidos, en las tres décadas anteriores a la guerracivil de ese país (1861-1865) y que se detectó por primera vez a comienzos dela década de 1980 por parte de lo historiadores económicos.35Gráfico 1. Estatura promedio de los hombres adultos nacidos en Estados Unidos 180 178 176 Centímetros 174 172 170 168 166 164 1710 1730 1750 1770 1790 1810 1830 1850 1870 1890 1910 1930 1950 1970 Año de nacimiento Fuente: Richard Steckel, “A History of Standard of Living in the United States”, EH.Net Encyclopedia, pp.4-5.En el Grafico 1 se puede ver que a partir de la década de 1830 la estatura delos hombres adultos nacidos en Estados Unidos empezó a bajar hastaaproximadamente 1890, lo cual representó una pérdida total de 4,0 cms., esdecir casi uno por década.La caída en la estatura de los norteamericanos a partir de la segunda o terceradécada del siglo XIX resultó una sorpresa ya que ese fue un período de rápidocrecimiento económico. Entre 1800 y 1860 el crecimiento anual del PIB percápita fue por lo menos de 0,92 por ciento anual.36 Otras medidas decrecimiento económico como industrialización, comercialización de laagricultura y urbanización también mostraron un buen desempeño.35 Michael R. Haines, Lee A. Craig, and Thomas Weiss, “The Short and the Dead: Nutrition, Mortality,and the “Antebellum Puzzle” in the United States”, Journal of Economic History, Vol. 63, No. 2, June,2003, p. 382.36 Ibíd., p. 383. 17
    • Se han dado muchas explicaciones posibles para la paradoja que estamoscomentando. Los historiadores económicos Henk-Jan Brinkman y J.W. Drukkerhan hecho una lista muy completa de estas posibles explicaciones.37 Algunasde las principales son: 1) empeoramiento en la distribución del ingreso, 2) aumento en el precio relativo de los alimentos, 3) aumento en la variabilidad de los ingresos de los trabajadores, 4) muchas personas que vivían desligadas del mercado se integraron más a éste, 5) aumento de la población, que llevó a rendimientos decrecientes, 6) aumento en la urbanización, lo cual creó una mayor densidad de población, y por lo tanto una situación propicia para las epidemias, y 7) mayores posibilidades de trabajo infantil como resultado de la industrialización.Sin embargo, entre las tesis anteriores, que por cierto en ningún caso sonexcluyentes, las dos que mayor peso han recibido por parte de losinvestigadores son las epidemias y la dieta (con la complicación que entreambas hay sinergia), con diferentes autores inclinados más a una o la otra.Para Robert W. Fogel, la causa principal de la caída en la estatura promedio enEstados Unidos después de 1830, no fue la reducción en el consumo dealimentos pues considera que la evidencia muestra que, por lo menos en losdos últimos tercios del siglo XIX, el consumo per cápita de alimentos seincrementó.38 Sin embargo, Fogel señala que pudo haber ocurrido unempeoramiento en la distribución de los alimentos, especialmente de la carne,lo cual afectó la situación de nutrición de los más pobres.En opinión de Fogel, el factor que más influyó en la caída en la estatura de losnorteamericanos en el siglo XIX fue la mayor presencia de enfermedades37 Henk-Jan Brinkman and J.W. Drukker, “Does the Early-Economic-Growth-Puzzle Apply toContemporary Developing Countries?”, John Komlos and Joerg Baten, editors, The Biological Standardof Living In Comparative Perspective, Franz Steiner, Stuttgart, 1998, pp. 57-58.38 Robert W. Fogel, “Nutrition and the Decline in Mortality Since 1700: Some Preliminary Findings”, enStanley L. Engerman and Robert E. Gallman, Long-Term Factors in American Economic Growth,University of Chicago Press, USA, 1986, p. 508. 18
    • contagiosas en esa época. Tan claro fue el aumento en las epidemias queW.G. Smillie denominó el período 1800-1860 como el de “las grandesepidemias”. Enfermedades como la malaria, tifo, tuberculosis, viruela, fiebreamarilla y cólera, deterioraron la nutrición neta, debido a las mayoresexigencias de nutrientes para combatir las infecciones. Como resultado de estola estatura se perjudicó.Lo que habría que preguntarse es por qué razón se empeoraron lascondiciones de salud en Estados Unidos entre 1830 y 1860, a pesar de queese fue un período de rápido crecimiento económico, tal como ya se mencionó.La respuesta a esta aparente paradoja ayuda a entender mucho mejor losucedido. En efecto, el crecimiento económico, la difusión de las enfermedadesy la caída en la estatura están todos interrelacionados. Los factores queayudaron al rápido crecimiento de la economía norteamericana entre 1830 y1860 fueron la migración interna, los grandes cambios en la infraestructura detransporte, la inmigración del extranjero, la rápida urbanización, la crecientecomercialización de la economía, todo lo cual ayudó a la difusión de lasenfermedades.39En contraste con los argumentos de Robert W. Fogel, el historiador económicoJohn Komlos opina que la razón principal para la caída de la estatura de losnorteamericanos antes de la guerra civil no fue principalmente por el deteriorode las condiciones de salud predominantes.40 Para ese autor, las principalesrazones de esa caída en la talla fueron: 1) el empeoramiento en la distribucióndel ingreso, 2) aumento en el precio relativo de los alimentos, 3) aumento en lavariabilidad de los ingresos, 4) la urbanización y 5) la industrialización. Aunqueacepta que los factores anteriores pueden haber actuado en combinación conel ambiente epidemiológico, este último factor, dice Komlos, no explica por simismo la paradoja de la industrialización temprana.41 Para argumentar esepunto, Komlos se basa en el hecho de que la estatura de los estudiantes de39 Michael R. Haines, Lee A. Craig, and Thomas Weiss, “The Short and the Dead: Nutrition, Mortality,and the “Antebellum Puzzle” in the United States”, Journal of Economic History, Vol. 63, No. 2, June,2003, p. 408.40 John Komlos, “Shrinking in a Growing Economy? The Mystery of Physical Stature during theIndustrial Revolution”, Journal of Economic History, Vol. 58, No. 3, September, 1998.41 Ibíd., p. 783. 19
    • estratos socio-económicos altos y de los esclavos no cayó. En su opinión, si elambiente epidemiológico fuera la principal explicación a la paradoja endiscusión, la estatura de los estudiantes de estratos altos y de los esclavostambién se hubiera visto afectada. 3.1.3 El crecimiento desde finales del siglo XIX y el estancamiento desde la década de 1950A mediados del siglo XIX los hombres adultos nacidos en Estados Unidos eranlos más altos del mundo, superando en estatura a los europeos de esa épocaentre 3 y 9 cms. (véase cuadro 1).42 Para comienzos de la década de 1940 laventaja norteamericana en la estatura aun se mantenía, aunque la brecha sehabía reducido con varios de los países europeos. Cuadro 1. Estatura de los hombres adultos a mediados del siglo XIX Estatura País Año (centímetros) Estados Unidos (blancos) 1860 174,1 Australia 1890 172,7 Escocia 1840 170,9 Estados Unidos (esclavos) 1860 168,7 Noruega 1855 168,6 Suecia 1880 168,6 Bavaria 1860 167,3 Holanda 1830 167,2 Inglaterra 1860 165,6 Dinamarca 1850 165,3Fuente: John Komlos and Marieluise Baur, “From the tallest to (one of) the fattest: The enigmatic fate of ththe American population in the 20 century”, CESifo Working Paper No.1028, septiembre, 2003, p.4.Como se aprecia en el Grafico 1, hacia la última década del siglo XIX, la caídaen la estatura de los adultos norteamericanos, que se presentó en la época dela industrialización temprana, se detuvo e incluso ésta empezó a aumentar. Eseaumento se sostuvo hasta finales de la década de 1940. Los logros en materiade estatura entre 1890 y 1950 fueron muy favorables, ya que aumentó de 165,5cms. en 1890 a 177,3 cms. en 1950. Es decir, un aumento total de 11,8 cms., o1,97 cms. por década.42 John Komlos and Marieluise Baur, “From the Tallest to (One of) the Fattest: The Enigmatic Fate of theAmerican Population in the 20th Century”, CESifo Working Paper, No. 1028, September, 2003, p. 1. 20
    • Incluso durante los difíciles años de la Gran Depresión, la estatura de losnorteamericanos no se perjudicó, como ha sido ilustrado en detalle eninvestigaciones acerca del período. Por ejemplo, Jialu Wu estudió lo sucedidoen la región de Pittsburg en materia de estatura entre 1890 y 1950.43 Elcomportamiento de la economía de esta zona del país siguió de cerca losucedido a nivel nacional durante el período, razón por la cual podría ilustraralgunos procesos sociales y económicos globales.Wu encontró que entre 1890 y 1945 la estatura de los hombres blancos crecióa razón de 0,91 cms. por década, mientras que la de los negros lo hizo en 0,97cms. por década. La Gran Depresión no tuvo un efecto en la nutrición neta dela mayor parte de la población de Pittsburg, ya que en la década de 1930 laestatura aumentó, incluso más rápido que para el período 1890-1945.Sin embargo, una caída en la estatura promedio de las mujeres negras nacidasen la década de 1920, podría estar indicando que ese grupo tuvo problemas denutrición en la década de 1930.44Para Sebastián Coll y John Komlos la razón por la cual durante la fluctuacionescíclicas, incluso durante la Gran Depresión de 1929-1938, en Estados Unidosno se produjo una severa reducción en la nutrición neta, y por lo tanto en laestatura, fue el resultado de varios factores que hicieron a la población menosvulnerable al deterioro de la situación económica global:45 1) los mercados de alimentos estaban más integrados, por lo cual era fácil solucionar la escasez local, 2) el trabajo infantil era limitado o inexistente, 3) los alimentos ocupaban sólo un reducido porcentaje del gasto, 4) el nivel de ahorro era más alto, y 5) los programas de bienestar social, como el seguro de desempleo redujeron el impacto de las fluctuaciones en el ingreso.43 Jialu Wu, “How Severe was the Great Depression? Evidence from the Pittsburgh Region”, en JohnKomlos, editor, Stature, Living Standards, and Economic Development, Essays in AnthropometricHistory, University of Chicago, USA, 1994.44 Ibid., p. 137.45 Sebastián Coll and John H. Komlos, “The Biological Standard of Living and Economic Development:Nutrition, Health and Well Being in Historical Perspective”, 1998, p. 222. 21
    • La evidencia muestra que hacia la década de 1950 la estatura de los nacidosen Estados Unidos se estancó. Por ejemplo, los hombres nacidos en 1980-1983 medían a los 19 años 176,7 cms., comparado con 176,5 de los nacidosen 1952-1955, es decir una ganancia de 0,2 cms. en tres décadas.46 En el casode las mujeres no hubo ningún aumento, pues en iguales períodos medían lomismo, 163,1 cms.En contraste con el estancamiento que ha tenido la estatura en Estados Unidosen las últimas décadas, los países del norte de Europa han seguido creciendo ypor esa razón sus habitantes son hoy entre 3 y 7 cms. más altos que losnorteamericanos. Por ejemplo, los hombres holandeses, tal vez los más altosen el mundo, superan a los norteamericanos en casi 8,0 cms. y todavía siguencreciendo. Algunas de las posibles explicaciones para este rezago en la talla delos nacidos en Estados Unidos son una mayor desigualad social, un sistema desalud pública de inferiores condiciones de cobertura y una red de seguridadsocial menor en comparación a Europa Occidental.47Aunque la estatura de los norteamericanos ha estado estancada durante variasdécadas, lo mismo no ha ocurrido con su peso. Por esa razón, los índices deobesidad se han incrementado rápidamente. Mientras que en la década de1960 un hombre adulto norteamericano promedio pesaba unas 168 libras, hoyen día pesa casi 180 libras.48 Mientras que en 1971-1975 el 15% de los adultosde Estados Unidos eran obesos, ya para 1988-1994 ese porcentaje se habíaincrementado un 30%.49 El argumento de Cutler, Glaeser y Shapiro paraexplicar ese fenómeno es que debido a la industrialización del sector de losalimentos (empaque, mejores técnicas de conservación, congelación, saboresartificiales, hornos microondas) se ha reducido considerablemente el costo enel tiempo requerido para consumir los alimentos. Por esa razón, se ha46 Cynthia L. Orden, Cheryl Fryar, Margaret D. Carroll, Katherine M. Flegal, “Mean Body Weight,Height, and Body Mass Index, United States 1960-2002”, Advance Data From Vital and Health Statistics,Number 347, October 27, 2004.47 John Komlos and Marieluise Baur, “From the Tallest to (One of) the Fattest: The Enigmatic Fate of theAmerican Population in the 20th Century”, CESifo Working Paper, No. 1028, September, 2003, p. 1.48 David M. Cutler, Edgard L. Glaeser and Jesse M. Shapiro, “Why Have Americans Become MoreObese?” Journal of Economic Perspectives, Vol. 17, No. 3, Summer, 2003, p. 93.49 Ibid., p. 97. 22
    • incrementado mucho el consumo de calorías. Por otro lado, los cambios en laestructura del empleo, de trabajo rural y físicamente exigente hacia el trabajourbano y de oficina, implican un menor esfuerzo físico. Sin embargo, este es uncampo de investigación en el cual los estudios antropométricos sólo hanempezado a incursionar recientemente. Con seguridad, hacia el futuro habrámuchos trabajos en esta área específica, en la medida en que el problema dela obesidad está aumentando, incluso en países en desarrollo en donde losproblemas de desnutrición aun no han desaparecido completamente. 3.2 ESTATURA E INDUSTRIALIZACIÓN EN EUROPA 3.2.1 Inglaterra, el primer país en industrializarseLos estudios sobre estatura en Inglaterra surgieron con las investigacionesrealizadas para Estados Unidos que buscaban explicar la caída en lamortalidad en el largo plazo. Uno de los cambios más evidentes para Inglaterradurante los años de la revolución industrial, fue el incremento en la población yel ritmo creciente de urbanización. Sin embargo, para muchos historiadoresresultó un “misterio” que varias medidas de calidad de vida y de desarrolloeconómico, como el incremento de los salarios reales, disponibilidad de bienesy servicios de consumo, urbanización, entre otras, no estuvierancorrelacionadas positivamente con la estatura. Durante la primera fase de larevolución industrial, la estatura promedio de la población cayó al tiempo enque otros indicadores de calidad de vida tenían un crecimiento positivo.5050 Leunig, Timothy; Voth, Hans-Joachim. “Height and the High Life: What Future for a Tall Story?”, enPaul A. David and Mark Thomas eds., The Economic Future in Historical Perspective, OxfordUniversity, 2003, p.424. 23
    • Gráfico 2. Estatura promedio de los reclutas británicos, 1742 - 1862 176 174 172 170 Centímetros 168 166 164 162 160 158 156 154 152 1742 1752 1762 1772 1782 1792 1802 1812 1822 1832 1842 1852 1862 Año de nacimientoFuente: John Komlos (ed), The Biological Standard of Living on Three Continents, Further Explorations inAnthropometric History, Westview Press, USA, 1995, y elaboración de los autores.La evidencia acerca de los cambios en la estatura promedio de los inglesespuede dividirse en dos fases que evidencian los efectos negativos sobre elbienestar biológico durante la industrialización (véase gráfico 2). La primera, dedescenso, entre 1760 hasta mediados del siglo XIX, y otra de crecimiento defines del XIX en adelante. La primera fase de caída en la estatura coincide conuna fase de estancamiento de los salarios reales.Los registros de estatura para Gran Bretaña provienen en su gran mayoría delas bases de datos de los reclutas militares. A diferencia de otros países, losdatos para el Reino Unido tienen la ventaja de tener información de estaturapara niños y jóvenes, ya que el reclutamiento de sus fuerzas armadas se hacíatambién para esas edades. Esto permite analizar el perfil de crecimiento de losmenores de edad.El alto nivel de inequidad social existente a los inicios del crecimientoeconómico moderno en Inglaterra, se ilustra con la gran diferencia en estaturaentre los estudiantes de la academia militar Sandhurst Royal, una institución dela élite, y la Marine Society, lugar de albergue de niños desamparados enLondres. La diferencia entre ambos grupos a la edad de 14 años es de más de7.6 cms.5151 Cuff, Timothy. “Historical Anthropometrics”, en EH.Net Encyclopedia, edited by Robert Whaples,Westminster Collage, August 30, 2004. 24
    • Fogel, et al.52 muestran que para Gran Bretaña la estatura reflejaba ladesnutrición temprana de los niños de la Marine Society. Los nacidos antes de1790 fueron 10 cms. más bajos que los nacidos después de 1838. Además,estaban 13 cms. por debajo de los estándares del presente. Se encontrótambién, según los análisis de estatura por edad, que los trabajadores inglesesnacidos a finales del siglo XVIII tuvieron un crecimiento retardado, alcanzandosu estatura final solo hacia los 23 años de edad.El promedio de los jóvenes de Sandhurst, nacidos después de 1840, fue entre172,7 cms. y 175 cms., similar a la de 1770, constituyéndose en los hombresingleses más altos en los siglos XVIII y XIX, igualados solo por la aristocraciaalemana53. Para la clase baja, representada por los que ingresaban a la MarineSociety, la estatura promedio para 1770 fue de 150 cms., siendo así el grupomás bajo en Europa y Estados Unidos para ese período.54El trabajo de Floud, Wachter y Gregory sobre estatura,55 usando también losdatos de los niños pobres reclutados por la Marine Society de Londres,concluye que la estatura promedio para los hombres nacidos entre 1740-1760,y 1780-1820 se incrementa, y para los períodos entre 1760-1780 y 1820-1840cae. Sólo a partir de 1840 en adelante la estatura de los hombres británicosempieza a aumentar de manera constante. El hallazgo del descenso en laestatura entre la década de 1820 y la de 1840 ha sido corroborado en otrostrabajos como el de Johnson y Nicholas56 que muestran la caída en la estaturade los criminales nacidos entre 1812 y 1857, y como el de Floud57 en el que seobserva la reducción de la estatura para las cohortes nacidas entre 1820 y1860.52 Fogel, Robert et.al., “Secular Changes in American and British Stature and Nutrition”, en Journal ofInterdisciplinary History, vol.14, núm. 2, 1983, pp. 445-481.53 Komlos, J. “On British Pygmies and Giants: The Physical Stature of British Youth in The 18th and 19thCenturies”, en Discussion Paper in Economics, University of Munich, Department of Economics, núm.573, University of Munich, 2004, p.354 Ibid., p.5.55 Floud, R.; Gregory, A.; Wachter, K., Height, health and history: Nutritional Status in the UnitedKingdom, 1750-1980, Cambridge University Press, Great Britain, 1990.56 Johnson, Paul; Nicholas, Stephen. "Male and Female Living Standards in England and Wales, 1812-1857: Evidence from Criminal Height Records", en Economic History Review, num. 48(3), 1995, pp. 470-481.57 Floud, R. “The Human Body in Britain: Past and Future”, en Paul A. David and Mark Thomas eds.,The Economic Future in Historical Perspective, Oxford University, 2003, p.409. 25
    • Posteriormente Floud58, usando las mismas fuentes de datos que las usadaspor otros autores, como la British Army, The Royal Marines, The MarineSociety, encontró que la caída en la estatura para Gran Bretaña empezó almismo tiempo que para Estados Unidos, con los nacidos en 1830. A diferenciade ese último país, el descenso no duró sino hasta los nacidos en la década de1860, mientras que en Estados Unidos la caída se extendió hasta la década de1880.Según Floud, la paradoja de la industrialización se vio reflejada en la caída dela estatura a mediados del siglo XIX, cuando las condiciones de vida yenfermedades ambientales, por el crecimiento de las ciudades, deterioraron elestado nutricional, a pesar de las mejorías en el ingreso.El trabajo de Nicholas y Steckel59 encontró que la clase trabajadora ruralinglesa, representada por los prisioneros provenientes de las zonas rurales,alcanzó una estatura final promedio mayor a la de los trabajadores urbanos,con una diferencia de 1,3 cms. Después de 1780 la estatura de la clasetrabajadora empezó a descender. La estatura urbana cayó en 3,5 cms. y larural en 2 cms.Mientras que la estatura de los nacidos en zonas urbanas caía continuamente,la estatura rural en los últimos años del siglo XVIII y comienzos del XIX tuvo uncomportamiento muy estable, con un promedio de 167,6 cms., pero luego sedeterioro durante los últimos años de las guerras napoleónicas, las cualesocasionaron deficiencia en la oferta de alimentos y altos precios de estos.El hallazgo que asegura que los nacidos en ciudades grandes eran de estaturamás baja que los de las áreas rurales, parece ser consistente con que en ellashubo un incremento en la desigualdad de los ingresos, predominaban mayoresdeficiencias en la oferta de alimentos, había un mayor gasto relativo en bienesmanufacturados, la dieta era menos rica en proteína debido a los más altosprecios relativos de los alimentos, como la leche y la carne, y que tenían un58 Floud, R., “Height, Weight and Body Mass of the British Population Since 1820”, en NBER WorkingPaper Series on Historical Factors in Long Run Growth, núm. 108, Cambridge, octubre, 1998.59 Steckel, R.; Stephen, N., “Heights and Living Standards of English Workers during the Early years ofIndustrialization, 1770-1815”, en The Journal of Economic History, vol. 51, núm. 4, diciembre, 1991. 26
    • ambiente de insalubridad60. El análisis de esta evidencia ha servido pararesolver paradojas, como la de que los pobres en Irlanda eransorprendentemente altos a comienzos del siglo XIX, en comparación con lostrabajadores ingleses.Voth y Leunig, con los datos usados por Floud y Wachter de la Marine Society,encuentran que hay un efecto negativo de la viruela sobre la estaturaalcanzada de casi 2,5 cms.61 Sin embargo, el porcentaje de reclutas que sufrióde viruela fue mayor entre 1760-1820, lo cual llevaría a pensar que aquellosque sufrieron la enfermedad pueden haber sido más bajos no solo por habersobrevivido a ésta, sino también porque nacieron en el período de inicios de laindustrialización, y por lo tanto experimentaron una menor calidad de vida.Estos resultados son criticados por Baten y Heintel62 quienes observan que elsesgo de estas conclusiones se debía también a que los niños de la MarineSociety provenían de estratos bajos de Londres. Además, la mayoría defisiólogos piensan que la viruela es una de las pocas infecciones que no estáfuertemente influenciada por el estado nutricional y por ende no repercutemucho en la estatura.Aunque la mayoría de las investigaciones sobre estatura y calidad de vida enInglaterra se refieren a los siglos XVIII y XIX, existen también una serie deestudios contemporáneos que describen lo sucedido en términosantropométricos para los jóvenes nacidos en el siglo XX. Los registros médicosescolares para niños de diferentes regiones de Inglaterra muestran que suestatura se incrementó entre 1908 y 1950, pero a un ritmo diferente según laregión de nacimiento63. La estatura promedio de los ingleses tuvo una mejoríasignificativa para las cohortes nacidas en las décadas de 1910 y 1920, y siguió60 Floud, R., Harris, B. “Health, Height and Welfare: Britain 1700-1980”, en NBER Working PapersSeries, Historical Paper # 87, mayo, 1996.61 Voth, Hans-Joachim; Leunig, T. “Did Smallpox Reduce Height? Stature and The Standard of Living inLondon, 1770-1873”, en The Economic History Review, New Series, vol.49, núm. 3, agosto, 1996, pp.541-560.62 Heintel, Markus; Baten, Joerg. “Smallpox and Nutritional Status in England, 1770-1873: on TheDifficulties of Estimating Historical Heights”, en Economic History Review, vol.2, 1998, pp.360-371.63 Floud and Harris (1996).Op.Cit. p. 28. 27
    • en crecimiento para los años posteriores.64 Los jóvenes medidos por el Christ’sHospital, a distintas edades, muestran que para los nacidos en la década de1910 la estatura alcanzada a los 18 años fue de 174 cms. Los nacidos en losaños 60 midieron 176,1 cms. de estatura a la edad de 17 años.65Las ganancias logradas por las mejorías en el estado nutricional y de salud enque vivía la sociedad británica, se reflejaron en el incremento de la expectativade vida y la reducción de la tasa de mortalidad.En términos generales, los cambios ocurridos en la estatura de los adultosingleses durante más de dos siglos muestran que la estatura, proveniente ensu mayoría de registros militares, pasó de 164,5 cms. durante la segundamitad del siglo XVIII, a un promedio que superó los 175 cms. para los nacidosen la segunda mitad del siglo XX, es decir un aumento de más de 10 cms. en200 años. 3.2.2 Suecia, una excepción a la paradoja de la industrialización tempranaNumerosos estudios de antropometría histórica han encontrado que lascondiciones de vida se deterioraron durante los períodos de rápidaindustrialización y urbanización, lo cual se reflejó en la caída de la estaturapromedio de las poblaciones. Un caso distinto pareció darse para Suecia, paísque vivó un muy rápido proceso de industrialización, pasando de ser uno de lospaíses más pobres a uno de los más ricos de Europa.66 Sin embargo, en estecaso la estatura también se incremento, a diferencia de lo sucedido en EstadosUnidos e Inglaterra durante su industrialización temprana.64 Floud, R. “The Human Body in Britain”, en Paul David y Mark Thomas eds., The Economic Future inHistorical Perspective, Oxford University, 2003, p.409.65 Floud, Wachter y Gregory. Height, Health and History: Nutricional Status in The United Kingdom,1750-1980, Cambridge University Press, 1990, p.183.66 Sandberg, Lars G., Steckel, Richard. “Was Industrialization Hazardous to Your Health? Not inSweden!”, en Richard Steckel y Roderick Floud Eds., Health and Welfare during Industrialization,NBER, The University of Chicago Press, 1997, pp.127-159. 28
    • El incremento del PIB per cápita fue de 0,25% anual entre 1820 y 1850, 1%anual entre 1850 y 1870 y un poco más del 2% anual para los añosposteriores.67Antes de 1870, Suecia vivió períodos de relativa prosperidad, principalmente entérminos de su agricultura. En los años siguientes a 1870 Suecia experimentóun notable crecimiento económico y un proceso de rápida industrialización através de la creación de aglomeraciones industriales rurales. La ausencia de unproceso general de urbanización contribuyó a que las condiciones de saludmejoraran. Adicionalmente, la composición de la dieta, las medidas de saludpública (campañas de vacunación), y las mejorías en el cuidado infantil y en lascondiciones epidemiológicas, influyeron positivamente en la tendenciaobservada en la estatura de los suecos.68La estatura promedio alcanzada por los reclutas nacidos en las primerasdécadas del siglo XIX fue de 167 cms. A comienzos del siglo XX superaba los170 cms., y para los nacidos en la década de 1960 fue de más de 179 cms., esdecir, un incremento de casi 1 cm. por década. Gráfico 3. Estatura promedio de los reclutas en Suecia, 1820 – 1965 180 178 176 Centímetros 174 172 170 168 166 1820 1825 1830 1835 1840 1845 1850 1855 1860 1865 1870 1875 1880 1885 1890 1895 1900 1905 1910 1915 1920 1925 1930 1935 1940 1945 1950 1955 1960 1965 Año de nacimiento Fuente: Sandberg y Steckel, “Was Industrialization Hazardous to Your Health? Not in Sweden!”, enRichard Steckel y Roderick Floud Eds., Health and Welfare during Industrialization, NBER, The University of Chicago Press, 1997, p.12967 Sandberg y Steckel, Table 4.1, p.129.68 Sandberg y Steckel, Table 4.1, p.142. 29
    • 3.2.3 Italia, un país con grandes desigualdades regionalesLa tendencia en la estatura para las regiones del norte de Italia, desde 1740 a1835, siguió el mismo comportamiento que lo sucedido a lo largo de todaEuropa para ese período, en el que la estatura cayó desde mediados del sigloXVIII hasta la primera mitad del siglo XIX. La reducción en la estatura fue dealrededor de 3 cms., pasando de 167 cms. en la década de 1750 a 164 cms. enlas primeras décadas del siglo XIX.69Los estudios sobre antropometría histórica en Italia coinciden en afirmar queexisten diferencias en las estaturas alcanzadas por los habitantes de lasdiferentes regiones, siendo más altos aquellos que viven en zonas del norte ycon baja altitud, y bajos los de regiones del sur y con geografía montañosa.Estas diferencias persisten aun hoy en día.70 Cabe señalar que hay unaenorme diversidad en los niveles de desarrollo económico relativo entre el nortey el sur, donde este último tiene un PIB per cápita por lo menos un 25% pordebajo del promedio nacional. 3.2.4 Holanda, los nuevos gigantesPara Holanda durante el siglo XIX los autores Drukker y Tassenaar y Horlings ySmits encuentran que la estatura media de la población se incrementó despuésde 1840.71 La estatura había caído como consecuencia del período deindustrialización de inicios del siglo, con algunas fluctuaciones menores paralos nacidos en los años 1850-1870. Esta tendencia coincide con las mejoríasen nutrición desde 1855 y hasta 1913.72La estatura promedio alcanzada de los reclutas nacidos en 1840 fue de 162,7cms., período en el que se combinan factores como malas cosechas, fuerte69 A’Hearn, Brian. “Anthropometric Evidence on Living Standards in Northern Italy, 1730-1860”, en TheJournal of Economic History, vol. 63, num.2, junio, 2003, p.371.70 A’Hearn, B., p.355.71 Tassenaar, Vincent, Drukker, Jan W., y Jacobs, J. “The Economics of Health: Height, Nutrition andEconomic Development in The Netherlands in The Second Half of The 19th Century”, XIII Congreso dela Asociación Internacional de Historia Económica, Buenos Aires, 2002. Horlings, Edwin; Jan-PieterSmits. “The Quality of Life in The Netherlands 1800-1913: Experiments in Measurement andAggregation”, en Komlos y Baten eds., The Biological Standard of Living in Comparative Perspective,Stuttgart, vol.2, 1998.72 Drukker y Tassenaar. “The Economics of Health”, p. 8. 30
    • brote de malaria e incremento en los precios de los alimentos. A fines del siglo,los nacidos después de 1890 superaban los 169,7 cms. (véase gráfico 4).73Esta tendencia se extiende aún para el siglo XX, cuando el promedio deestatura de los reclutas nacidos en 1920 llega a los 173,5 cms.74 En laactualidad los holandeses son, junto con los suecos, unos de los pueblos másaltos del mundo, como lo ilustra Burkhard Bilger, en The New Yorker:75 Holanda se ha convertido en una tierra de gigantes. …los hombres en la actualidad miden en promedio 6,1 pies (186 cms.), y las mujeres 5,8 pies (175 cms.)…La organización nacional de la gente alta, Klub Lange Mensen, tiene poder para hacer valer sus derechos. Desde Rotterdam hasta Eindhoven, los techos han tenido que ser levantados, los muebles rediseñados,…, muchos hoteles ahora ofrecen extensiones de cama de 20 cms., y en ocasiones las ambulancias deben mantener sus puertas traseras abiertas, para que quepan las piernas de los pacientes…“ Gráfico 4. Estatura promedio de los reclutas en Holanda, 1798 - 1920 180 178 176 174 Centímetros 172 170 168 166 164 162 160 1798 1803 1808 1813 1818 1823 1828 1833 1838 1843 1848 1853 1858 1863 1868 1873 1878 1883 1888 1893 1898 1903 1908 1913 1918 Año de nacimiento Fuente: Steckel, Richard, “Health and Nutrition in the Preindustrial Era: Insights from a Millennium of Average Heights in Northern Europe”, en National Bureau of Economic Research, working paper series, núm. 8542, octubre 2001/ mayo 2002.73 Drukker y Tassenaar. “The Economics of Health”, Gráfica 4. p. 21.74 Steckel, Richard. “Health and Nutrition in The Preindustrial Era: Insights from a Millennium ofAverage Heights in Nothern Europe”, NBER Working Paper Series, num. 8542, 2001.75 Bilger, Burkhard. “The Height Gap” en The New Yorker Fact, publicado el 5 de abril de 2004. 31
    • 3.2.5 Francia, una excepción a las desigualdades urbano-rural en la estaturaKomlos estudia la calidad de vida biológica en Francia, usando una muestra de28.000 observaciones de soldados nacidos entre 1650 y 1770.76 Según esto,para fines del siglo XVII la estatura promedio de los franceses era de 161,5cms., nivel que no volvió a registrarse desde entonces. Las causas de tan bajonivel de estatura fueron las muy bajas temperaturas, la hambruna de 1693, lasevera crisis demográfica que ocurrió entre 1693-1694 y la crisis del sectoragrícola. Sin embargo, a comienzos del siglo XVIII la estatura aumentóalcanzando un promedio de 165,5 cms. hacia 1716.77 Después de unos añosde caída en la década de 1720, la estatura mantuvo su tendencia crecientehasta 1740, período en el que alcanzó su máximo nivel del siglo, con 168 cms.(véase gráfico 5).La tendencia creciente de la estatura de finales del siglo XVII se reflejó a nivelregional, donde a pesar de las diferencias entre las provincias, elcomportamiento a través de los años fue similar. Los hombres más altos deFrancia nacieron alrededor del Mediterráneo, en el norte y noreste78. Escurioso, que a diferencia de lo sucedido en los demás países de Europa, paralos franceses no hubo diferencia en las estaturas urbanas y rurales. La únicadiferencia marcada se dio para los soldados nacidos en Paris, que fueronbastante más bajos que el promedio general (alrededor de 4 cms).En este sentido, Komlos concluye que la estatura de las generaciones nacidasa los inicios de la industrialización, en Francia, se vio reducida en algún gradopero no de manera sustancial como sucedió en otros países de Europa (casi 1cm. entre 1780 y 1840).76 Komlos, John. “An Anthropometric History of Early Modern France”, en Discussion Papers Series inEconomics, University of Munich, Department of Economics, no. 54, 2003.77 Komlos, “An Anthropometric History of Early Modern France”, figura 2, p.1478 Komlos, “An Anthropometric History of Early Modern France”, Mapa 2, p.16. 32
    • Gráfico 5. Estatura promedio hombres franceses (promedio móvil de 5 años), 1670 - 1763 168 167 166 165 Centímetros 164 163 162 161 160 1670 1680 1690 1700 1710 1720 1730 1740 1750 1760 Año de nacimientoFuente: Drukker, Jan and Van Meerten, Michiel. “Beyond Villermé and Quetelet: The Quantitative RelationBetween Sex and Age-specific Height and Real Per Capita Income”, in John Komlos, editor, The Biological Standard of Living on Three Continents, Further explorations in Anthropometric History, Westview Press, USA, 1995, pp.46-50. 3.2.6 EspañaMartínez Carrión, pionero de los estudios de antropometría en España, hatrabajado algunos períodos del siglo XIX, usando datos para el sureste españolcon información proveniente de los archivos de reclutas nacidos entre 1837 y1913.79Los nacidos en 1838 medían 160,9 cms. similar a la estatura de los holandeses(161,1 cms.)80 lo cual supone un nivel de vida biológico bastante aceptable. Sinembargo, a raíz de las crisis de subsistencia y las epidemias que se dieron enEspaña a lo largo de las décadas de 1850 y 1860, los nacidos entre 1845 y1875 padecieron un deterioro del bienestar biológico al reducirse la estatura en79 Martínez Carrión, José y Moreno, Javier. “Respuestas biológicas a diferentes contextos ambientales.Explorando las diferencias urbano-rurales de la estatura en España, 1840-1930”, en VII Congreso de laAsociación de Demografía Histórica, abril de 2004.80 Drukker, Jan y Van Meerten, Michiel, “Beyond Villermé and Quetelet: The Quantitative RelationBetween Sex and Age-specific Height and Real Per capita Income”, en John Komlos editor, TheBiological Standard of Living on Three Continents, Further explorations in Anthropometric History,Westview Press, USA, 1995, p.41. 33
    • 1,5 cms. Para la década de 1910, la estatura promedio de los reclutas pasabalos 165 cms.81Por su parte, Quiroga82 encuentra que, con base en registros de los reclutasespañoles, la estatura media de la población se ha incrementado desde losnacidos en 1875 en adelante, incluyendo todo el siglo XX. Entre 1875 y 1925 elaumento general fue de 3 cms. (de 162,5 cms. a 165,5 cms.), algo modesto sise compara con el aumento desde fines de los 1930 hasta finales de los años1970 que fue de 9 cms.83 Sólo para la última década del siglo XIX la estaturano creció tanto como en los demás años, por lo cual parece haber sido unperíodo de estancamiento.84El análisis de Quiroga sobre los cambios en la estatura en España se hace conbase en los datos no por fecha de nacimiento sino de reclutamiento. Segúnesto, coinciden los períodos de estancamiento o reducción de la estatura con ladepresión de los años treinta (1934-1939), la posguerra española y lasconsecuencias para España de la Segunda Guerra Mundial (1940-1945). Sinembargo, para efectos de mantener una consistencia en el análisis y podercomparar la estatura entre los países, haremos la interpretación con referenciaal año de nacimiento.Por otro lado, Escudero85 analiza la información trabajada por Quiroga ycorrobora que las mejorías en estatura coinciden con los avances en elconsumo, la reducción de la tasa de morbilidad y los progresos en lascondiciones laborales. Encuentra también que la evolución del ingreso per81 Martínez Carrión, José Miguel. “Estatura, salud y bienestar en las primeras etapas del crecimientoeconómico español. Una perspectiva comparada de los niveles de vida”, en Documentos de trabajo de laAsociación de Historia Económica, núm.0102, Madrid, 2001, p.26.82 Quiroga Valle, Gloria. “Estatura, diferencias regionales y sociales y niveles de vida en España (1893-1954)”, en Revista de Historia Económica, vol. XIX, número extraordinario, 2001.83 Para los nacidos a finales de los años 70 del siglo XX la estatura promedio alcanzó los 174 cms. Verreferencia en Escudero y Simón. “El bienestar en España: Una perspectiva en el largo plazo, 1850-1991”,en Revista de Historia Económica, Otoño-Invierno, núm.3, 2003, p.550.84 Quiroga, “Estatura, diferencias regionales” p. 182.85 Escudero, Antonio y Simón, Hipólito. “El bienestar en España: una perspectiva en el largo plazo, 1850-1991” en Revista de Historia Económica, Madrid, Otoño-Invierno, 2003, núm. 3, pp. 525-565. 34
    • cápita coincide con la tendencia de la estatura de los reclutas en suadolescencia,86 con resultados positivos de correlación.87El análisis regional de la estatura promedio muestra que regiones como Castillay León, Galicia y Extremadura tienen la menor estatura, lo que coincide con serregiones poco desarrolladas y con un PIB per cápita inferior al promedionacional. Para Madrid la estatura a comienzos del siglo XX también es bajaporque la procedencia de la mayoría de sus inmigrantes es de regiones conbaja estatura. Sin embargo, después de la década de 1960 lastransformaciones en las condiciones de vida y las mejorías en las condicionessanitarias y epidemiológicas llevaron al aumento en la estatura.88A nivel regional no se observan reducciones significativas en la dispersión entrela estatura alcanzada por los reclutas nacidos en las diferentes regiones deEspaña. El coeficiente de variación entre fines del siglo XIX y comienzos del XXtiene un comportamiento casi plano.89En España, los nacidos en áreas urbanas fueron considerablemente más altosque quienes nacían en áreas rurales. Las mayores diferencias se reflejan enlos nacidos a fines del XIX y comienzos del XX, con más de 2 cms. dediferencia. Sin embargo, esto no ocurrió en todas las regiones ya que para laregión de Castilla y León, los reclutas nacidos en áreas rurales entre 1839 y1870 registraron tallas más elevadas que los nacidos en la capital. Según losdatos de Quiroga, parece que la industrialización no se reflejó en la estatura delos pobladores de las zonas urbanas,90 como sí sucedió en la mayoría de los86 La estatura final medida de los reclutas tiene una correlación positiva y alta con el ingreso per cápitade 4 años atrás al día de la medición. Ver Tanner, James, “Growth in Height as a Mirror of the Standardof Living”, en John Komlos, editor, Stature, Living Standards and Economic Development: Essays inAnthropometric History, West View, USA, 1994.87 El tema debe tratarse con cuidado pues resultados de cointegración para distintos períodos muestranque no hay una relación estrecha de largo plazo entre ambas series. Ver Martínez Carrión, José Miguel.“Estatura, salud y bienestar en las primeras etapas del crecimiento económico español. Una perspectivacomparada de los niveles de vida”, en Documentos de trabajo de la Asociación de Historia Económica,núm.0102, Madrid, 2001, p.31.88 Martínez Carrión. “Estatura, salud y bienestar”, p. 186.89 Martínez Carrión. “Estatura, salud y bienestar”, p.193.90 Martínez Carrión. “Estatura, salud y bienestar”, p.195 35
    • demás países de Europa en donde los habitantes rurales fueron en generalmás altos que la población de las ciudades.Para ampliar este aspecto, vale la pena referirse al estudio de Coll y Quiroga,91en el cual construyen una muestra de 50.000 observaciones, proveniente delos archivos de la Armada Española, para el período 1893 y 1954. Lainformación del nivel educativo de los reclutas les permitió a los autoresanalizar el comportamiento de la estatura por categorías. De este modo,encontraron que los grupos de profesionales y estudiantes tienen una estaturasuperior a la media nacional, mientras que la de los trabajadores agrícolas yartesanos es inferior al promedio, señalando diferencias persistentes,especialmente hacia la mitad de la década de 1910. Por ello, los autores seatreven a afirmar que una explicación probable del incremento en lasdesigualdades de la estatura a los inicios de la Primera Guerra Mundial es “elincremento en la inequidad del ingreso, debido a las diferencias en elcrecimiento de las tasas de productividad entre las actividades económicas.92El intento de Coll y Quiroga por relacionar el comportamiento de la estatura conla distribución del ingreso queda limitado por la ausencia de series sobre elnivel de ingresos, precios de alimentos, o el coeficiente Gini. Para tratar desuplir esta restricción, lo autores estiman una regresión de corte transversal,usando la estatura promedio de los reclutas para las provincias de España,para el período 1946-1954, como variable dependiente, contra el ingreso percápita para cada provincia, la tasa de mortalidad como proxy de condicionessanitarias, tasa de fertilidad, el coeficiente de variación de la estatura porgrupos sociales y según actividad económica, entre otras.93 El modelo arrojaresultados buenos, explicando un poco más del 71% de la varianza de laestatura regional.91 Quiroga, Gloria y Coll, Sebastian. “Income Distribution in The Mirror of Height Differences. The Caseof Spain (1895-1950)”, en Journal of Income Distribution, núm. 9, junio, 1999, pp.107-131.92 Quiroga y Coll, p.125.93 Quiroga y Coll, resultados de regresión: p. 113. 36
    • El análisis regional de Martínez Carrión para las zonas mineras del sureste deEspaña revela la existencia de ciclos en la estatura.94 Para los años entre 1845y 1870, fase del boom minero, la estatura de los hombres de las regionesmineras de Almeria, Cartagena y Murcia se reduce en casi 3 cms., pasando de163.3 cms. a 160.5 cms. Para los de Cartagena la estatura media llegó a ser de157.8 cms. Los años siguientes evidencian una clara recuperación alcanzandoa fines del siglo XIX los niveles obtenidos en estatura en la década de 1840. Elprogreso en el bienestar biológico se consolidó en el curso del siglo XX,excepto para las generaciones nacidas en 1915 y 1927-29, resultado quecoincide con lo encontrado por Quiroga, con relación a los efectos de laPrimera Guerra Mundial.Estos trabajos sobre la antropometría histórica española, coinciden en que laestatura media de la población nacida entre 1840 y 1870 disminuyó por eldespegue industrial, al igual que lo ocurrido en otros países de Europa y enEstados Unidos, aunque en un grado menor, y que las mejorías continuas seempiezan a percibir solo en los inicios del siglo XX. 3.2.7 Alemania, los contrastes este-oesteLa literatura sobre antropometría histórica en Alemania refleja que lascondiciones de vida biológica para Alemania Oriental fueron mucho más bajasque las de la Occidental. La estatura de la parte Oriental fue el resultado de lascircunstancias socio-económicas y ambientales experimentadas bajo el sistemapolítico de la República Democrática Alemana. Todo indica que la economía yel entorno institucional prevaleciente en la parte Occidental eran másfavorables para el crecimiento del organismo humano, que el sistemasocialista,95 lo cual se reflejó también en unas tasas de expectativa de vida másbajas.96 La estatura promedio de los hombres de la Occidental superaba a los94 Martínez Carrión, José. “Estatura, salud, nutrición y calidad de vida en poblaciones mineras del sudestede España. Resultados preliminares”, en VII Congreso de la Asociación de Demografía Histórica, abril,2004.95 Komlos, John y Kriwy, Peter. “The Biological Standard of Living in The Two Germanies”, en GermanEconomic Review, vol. 4(0), 2003, pp.459-473.96 En Baten, Joerg. “Anthropometrics, Consumption and Leisure: The Standard of Living” en SheilaghOgilvie and Richard Overy editores, Germany: A New Social and Economic History, vol. III: 1800-1989,London: Edward Arnold Press, 2003, Tabla 4, p.35. 37
    • de la Oriental en 1,2 cms. en promedio, y la diferencia era de 1,98 cms. entrezonas rurales. De igual forma sucede entre en las áreas urbanas los hombresde Alemania Occidental superaban a los de la Oriental en alrededor de 1 cm.Desde finales del siglo XIX hasta comienzos de la primera guerra mundial,Alemania vivió un período de progreso en términos de estatura y expectativa devida.97 Baten estudió la tasa de mortalidad de las regiones más industrializadasy encontró que la relación entre ésta y el grado de industrialización fue negativapara este período. Sólo para algunas regiones, y por períodos muy cortos en ladécada de 1870, se sintieron efectos negativos de la industrialización sobre lasalud, que según arguye el autor son sobre todo atribuibles a las enfermedadesque se difunden más fácilmente en los grandes centros industriales, tales comoel cólera, tifo y tuberculosis.98Un estudio de varias regiones en el sur de Alemania99 muestra que para el sigloXVIII, la producción de alimentos fue el factor determinante en el estadonutricional neto. La estatura alcanzó un pico en 1750-54, pasando de unaestatura promedio de 166,5 cms. para los nacidos en 1725 a 168,5 cms. en1750. Luego se vio reducida en 3,5 cms. hasta 1770, cuando recobró sutendencia creciente con la introducción de la papa como alternativa nutricional,para complementar la dieta de cereales.100 En 1790 la estatura habíaalcanzado los niveles de 1730.El comportamiento regional en Alemania es similar a lo sucedido en lasregiones de Gran Bretaña y otros países de Europa desde mediados del sigloXVIII. Se observó un incremento en los salarios reales por factores climáticos101y una caída en la estatura desde la década de 1740 hasta los inicios de lasegunda mitad del siglo XIX. Baten argumenta que el deterioro en el clima queempezó en Europa a fines de los años 1750 contribuyó a la caída de la97 Baten, “Anthropometrics, Consumption and Leisure” 2003.98 Citado en Baten, “Anthropometrics, Consumption and Leisure”, 2003, p.13.99 Baten, Joerg. “Climate, Grain Production and Nutritional Status in Southern Germany during The 18thCentury”, en The Journal of European Economic History, Roma, vol. 30, #1, 2001.100 Baten. “Climate, Grain Production”, pp. 24-28.101 Baten, “Climate, Grain Production”, p.38 38
    • nutrición por el efecto sobre la producción de cereales y proteína, lo queencareció el costo de vida y terminó deteriorando la estatura.Para el siglo XX, Komlos y Kriwy,102 haciendo uso de datos de estaturaprovenientes de la encuesta Federal de Salud de Alemania de 1998, con 6.619observaciones, encontraron que las diferencias espaciales en estatura dentrode cada zona eran más marcadas en el Oriente que en el Oeste de Alemania.Entre los hombres de la parte Oriental, los residentes en zonas rurales eranmás bajos, entre 0,86 cms. y 2,34 cms., que los de las ciudades. Estadiferencia se halla en todos los estratos sociales. En la Occidental, ladesventaja rural se observa sólo entre los estratos bajos. Para el caso de lasmujeres, las diferencias son menores que las observadas entre los hombres enlas dos Alemanias.Los datos de esta investigación muestran que la diferencia entre los estratosaltos y bajos en Alemania Oriental, para los nacidos en la década de 1970 en elcaso de los hombres fue de 3 cms., mientras que en la Occidental fue de 2cms. Por otro lado, el efecto del período del muro de Berlín fue negativo sobrela estatura de los grupos altos en ambas Alemanias, con mayor gravedad paralas mujeres de Alemania Oriental, pasando de 169 cms. para las nacidas en1960 a 166 cms. para las nacidas en 1970.La tendencia general del siglo XX fue de crecimiento en la talla de losalemanes. Los nacidos en los años 20 en la parte de Alemania Occidentalmedían entre 171 cms. y 173 cms., llegando a medir en los 70 entre 179 cms. y181 cms. Es decir, un aumento de 8 cms. en cinco décadas. Para el caso deAlemania Oriental, la magnitud del incremento fue similar, pasando de 169cms. a 177 cms. entre los años 20 y los 70.103102 Komlos y Kriwy. “The Biological Standard of Living in The Two Germanies”, 2003.103 Komlos y Kriwy. “The Biological Standard of Living in The Two Germanies”, 2003, p.21. 39
    • 3.2.8 GreciaDurante el siglo XIX Grecia era una sociedad con una baja densidadpoblacional y con primitivos sistemas para el suministro de alimentos. Parafines del XIX y comienzos del siglo XX la población adoptó un estilo de vidamás urbano, trabajando en sectores tales como los servicios y la construcción.Durante el período 1830 a 1950 la población de Grecia creció rápidamente,debido a la liberación del dominio turco, la llegada de refugiados griegos delAsia y por el impacto de la las dos guerras mundiales.A pesar de los vacíos en la información acerca de la población para esos años,Sapounaki-Dracaki104 trabajó una fuente de datos sobre estatura provenientede los alumnos de los colegios de Atenas, con 50.000 observaciones para 1927y 1928, que revelan que los jóvenes de 19 años medían 167,8 cms. y lasmujeres 155,7 cms. Así mismo, para años posteriores existen otras bases dedatos que le permitieron a la autora inferir lo que sucedió en Grecia en términosde la calidad de vida biológica, como lo es la información antropométricaacerca de 468.056 soldados nacidos entre 1927 y 1945.En promedio, los hombres más altos se encuentran en Atenas y los más bajosen Epirus, al noroccidente de Grecia, región montañosa y aislada,caracterizada por una pobre economía local. Aunque la evidencia no es deltodo suficiente, y falta un análisis en relación con otras variables económicas ydemográficas, lo que se observa es que la estatura en Grecia se incrementóentre 1927 y 1935 de 166,7 cms a 167,6 cms, y luego cayo 0,6 cms hasta1945. 3.3 AMERICA LATINAEn América Latina se han venido realizando desde comienzos de la década de1990 algunos estudios sobre antropometría histórica. La mayoría se refieren aColombia, México y Argentina. Curiosamente para el país más grande y más104 Sapounaki-Dracaki, Lydia. “Heights and Nutritional Status in Greece”, en John Komlos y Joerg Bateneds., Biological Standard of Living in Comparative Perspective, 1998, pp.408-412. 40
    • poblado de la región, Brasil, sólo hemos encontrado un estudio para un períodorelativamente corto y bastante reciente. A continuación reseñaremos esostrabajos. 3.3.1 ColombiaUno de los primeros estudios sistemáticos realizados en América Latina sobrela estatura de la población nacional lo adelantaron en Colombia en 1991 losinvestigadores, Antonio Ordóñez y Doris Polania.105 Estimulados por eleconomista Miguel Urrutia, por entonces director de Fedesarrollo, Ordóñez yPolania realizaron una investigación sobre el comportamiento secular de laestatura de los colombianos nacidos entre 1910 y 1970. Para ello construyeronuna muestra aleatoria con información de la estatura contenida en la cédula deciudadanía. La muestra tenía 14.103 observaciones (5.839 mujeres y 8.264hombres). Esos resultados se publicaron en 1992 en el ensayo “Cambios deestatura en Colombia durante el presente siglo”.106Ordóñez y Polania presentaron tres conclusiones principales. La primera esque la estatura promedio de los colombianos, cuando se analiza por década,aumentó en forma sostenida para los nacidos entre 1910 y 1970. Las mujeresaumentaron 8,7 cms. y los hombres aproximadamente 7,0 cms.105 Una de las primeras referencias a la estatura de los colombianos se refiere a observaciones de finalesde la década 1910, cuando se presentó en Colombia un debate sobre una supuesta “degeneración de laraza”. Uno de los más activos participantes en ese debate fue el medico Miguel Jiménez López, quien enel Tercer Congreso Medico Colombiano, celebrado en Cartagena en enero de 1918 señaló lo siguiente:“…me he guardado de considerar como un signo de inferioridad anatómica la talla y el peso de losindividuos que, entre nosotros, se muestran un tanto por debajo de las cifras medias señaladas en lospaíses europeos y en Norteamérica. Fácil me ha sido obtener esta compilación en los registros que sellevan en los cuarteles de la capital: allí acuden individuos, generalmente de veintiún años en adelante,sanos -o al menos considerados como tales después de un serio examen de los médicos militares- yprovenientes de todos los puntos de la República, de los diferentes gremios sociales y también de lasdiversas extracciones raciales de nuestro país. Sin embargo, por mas que este rasgo sea enteramenterelativo, merece tenerse en cuenta, pues, asociado con los demás puede tener un valor relativo. Ahorabien: el promedio de la talla en los individuos seleccionados para el servicio militar apenas alcanzo a 1,56cms.”, en Los problemas de la raza en Colombia, Biblioteca de Cultura, Vol. II, Bogota, 1920, pp. 9-10.La información que reporta este autor sobre la estatura de los reclutas colombianos de finales de la décadaes muy diferente de la que hemos encontrado en la cédula de ciudadanía para esa época. Por ejemplo, loshombres colombianos nacidos en 1905-1909 tenían en promedio una estatura de 162,05, es decir más de 6cms. por encima de la cifra que cita Jiménez López. Los escritos de ese autor se caracterizaron por losconceptos racistas que manejaba y por la falta de rigor empírico e intelectual, al respecto véase AlineHelg, “Los intelectuales frente a la cuestión racial en el decenio de 1920: Colombia entre México yArgentina”, Estudios sociales, FAES, Medellín, No. 4, marzo, 1989, p. 43.106 Antonio Ordóñez y Doris Polania, “Cambios de estatura en Colombia durante el presente siglo”,Coyuntura social, Fedesarrollo, No. 6, 1992. 41
    • La segunda conclusión es que si bien todas las regiones aumentaron suestatura, no todas lo hicieron en igual proporción. Mientras que en Antioquia elaumento femenino fue de 12 cms., en Tolima-Huila ese aumento fue sólo de4.0 cms. Los autores atribuyen esas diferencias a los diferentes niveles dedesarrollo económico, pero no hacen un análisis sistemático al respecto y selimitan a hacer algunas observaciones informales sobre el tema.La tercera conclusión es que las ganancias en estatura fueron el resultado delfavorable crecimiento económico y de las mejorías en la salud, como resultadode una nueva actitud, que empezó a verse en el país desde la década de 1940,del crecimiento del gasto público en salud, en las décadas de 1960 y 1970, yde la extensión de la medicina preventiva. A lo anterior se le debe agregar laintroducción de las sulfanilamidas, y posteriormente la penicilina, así como ladifusión de las vacunas.Uno de los resultados que intrigó más a los autores fue la alta talla de loshabitantes de la Costa Caribe, una de las regiones más pobres del país. Amanera de hipótesis los autores sugieren que ello se podría deber tanto a lamayor influencia negra en esa región del país como al acceso que tienen sushabitantes a los alimentos marinos así como a la sal marina, la cual tiene unalto contenido de yodo.En 1992, Antonio Ordóñez y Doris Polania, en conjunto con Gustavo Ramírez,llevaron a cabo otra investigación acerca de la estatura de los colombianos, enesa ocasión usando como fuente de información la Encuesta Nacional deHogares de diciembre de 1991, realizada por el Departamento Administrativode Estadística (DANE), y una medición directa de jóvenes entre 18 y 28 añosrealizada en colegios y universidades de Bogotá (1.452 hombres y 1.362mujeres).107Tras analizar las estaturas obtenidas a partir de la Encuesta Nacional deHogares, los autores desecharon los resultados ya que presentaban muchasinconsistencias. En opinión de los autores la calidad de la información107 Antonio Ordóñez, Doris Polania, Gustavo Ramirez, “La estatura y el desarrollo económico y social enColombia”, Informe Final, Fedesarrollo, Bogota, septiembre, 1992. 42
    • probablemente era muy deficiente pues se basó en la percepción subjetiva delos encuestados acerca de su estatura.En el caso de la encuesta directa los datos fueron agrupados en cuatro grupossocio-económicos. El resultado es que hay una clara correlación entre elestrato y la estatura, existiendo una diferencia entre el estrato alto y el bajo-bajo de 9,5 cms. en los hombres y de 5,2 cms. en las mujeres (véase cuadro2). Cuadro 2. Promedio de estatura por estrato socioeconómico (centímetros) Estrato Hombres Mujeres Bajo - Bajo 166,9 158,3 Bajo 168,0 158,9 Medio 172,0 159,9 Alto 176,4 163,5 Fuente: Antonio Ordoñez, Doris Polania y Gustavo Ramírez, "La estatura como indicador de desarrollo económico y social en Colombia", Informe Final, Fedesarrollo, septiembre, 1992, Cuadro 4.Tanto sobre las relaciones entre crecimiento económico y aumento en estaturacomo entre esta última y los avances en salud, los autores se limitan a hacercomentarios generales pero no hay un análisis estadístico riguroso ysistemático. Tampoco lo hay en el caso de la posible relación entre origenétnico y estatura. Esa fue una de las principales razones para el limitadoimpacto del trabajo de Ordoñez y Polania. Otros factores adicionales fueron:1)la falta de continuidad en esta línea de investigación 2) la ausencia dehistoriadores y economistas en el grupo de investigación, los cuales hubieranpodido relacionar mejor los resultados con el contexto histórico y económico y3) desconocimiento de los grandes aportes a la antropometría histórica quedesde mediados de la década de 1970 venían haciendo los cliometristas, locual hubiera ayudado a contextualizar mejor los resultados y a sugerir métodosde análisis pertinentes.108En agosto de 2004, Adolfo Meisel y Margarita Vega publicaron el ensayo “Laestatura de los colombianos: Un ensayo de antropometría histórica, 1910-108 La mayoría de los artículos internacionales que citan los autores son sobre aspectos médicos de laantropometría. El único articulo de antropometría histórica que citan es el documento de Richard H.Steckel, “Stature and Living Standards in the United States”, NBER, 1990. 43
    • 2003”109. En ese trabajo los autores utilizaron la información proveniente de lacédula de ciudadanía, pero a diferencia de Ordoñez y Polania, utilizaron latotalidad de los registros disponibles en la Registraduría Nacional del EstadoCivil: 9.320.613 observaciones para los nacidos en el período 1910-1985.El tamaño de la base de datos les permitió a Meisel y Vega hacer detalladosanálisis regionales. Además, analizaron varios temas que estuvieron ausentesen el trabajo de Ordoñez y Polania tales como la convergencia intrapersonal einterregional en la estatura y los determinantes de la estatura promedio de losdepartamentos. Para esto último utilizaron la composición étnica y el PIB percápita departamental. 3.3.2 MéxicoPara el caso de México hay varios estudios de antropometría históricarealizados en la década de 2000 con gran rigor analítico, aunque con seriosproblemas de información ya que las bases de datos son relativamentepequeñas. El primero de esos trabajos es la tesis doctoral de Moramay López-Alonso en la Universidad de Stanford en el 2000, “Height, Health, Nutrition, andWealth: A History of Living Standards in Mexico, 1870-1950”.Los resultados de la tesis de López-Alonso han sido publicados en variosartículos en revistas especializadas y presentados en diferentes seminarios dehistoria económica.110 La principal conclusión de esa investigación es que entre1870 y 1950 la estatura promedio de los mexicanos solo tuvo aumentosmodestos.El análisis de López-Alonso se basó en dos muestras que construyó, una condatos de los archivos de la Secretaría de Defensa y otra con los archivos de lospasaportes de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Esta última incluyeprincipalmente trabajadores calificados y miembros de la élite. La de los109 Adolfo Meisel y Margarita Vega, “La estatura de los colombianos: Un ensayo de antropometríahistórica, 1910-2003”, en Revista del Banco de la Republica, Vol. LXXVII, No. 922, agosto, 2004.110 Moramay Lopez-Alonso, “Growth Without Growth: Heights, Health, Nutrition and Income in Mexico,1870-1950”, XIIIth Congress of the Association of the International Economic History Association,Buenos Aires, 22-26 of July, 2002. 44
    • reclutas incluye 8.000 hombres escogidos para el servicio militar, entre 18 y 30años. La mayoría eran de extracción social trabajadora. En el caso de lospasaportes hay 3.838 observaciones (2.549 hombres y 1.289 mujeres).La estatura de los militares no presenta muchos cambios en el largo plazo.Durante el período del porfiriato (1877-1911) hubo una ligera tendenciadecreciente, para luego recuperarse durante los años de la Revolución. En lasdos décadas después de la Revolución nuevamente hubo una caída que sólose revertió en la década de 1940, cuando se alcanzó el nivel de estatura decomienzos de la década de 1870. Es decir, que la estatura de los mexicanos,de origen trabajador, a mediados del siglo XX era similar a lo que había sido en1870.En cuanto a lo que se observa con los pasaportes, hay que destacar que loshombres incluidos en esa base de datos eran 6.0 cms. más altos que los de lamuestra de los reclutas. En este caso, la estatura de los hombres fluctuóalrededor de 170 cms, lo cual implica que superaba el promedio de estatura depaíses como Inglaterra y Francia.111El historiador Amilcar Challu ha extendido el análisis de la estatura de losmexicanos atrás en el tiempo (1740-1840) usando como fuente la estatura de2.300 reclutas.112 Challu concluye que entre 1740 y comienzos de la décadade 1800 no hubo ningún aumento en la estatura en México, de acuerdo con sumuestra. Luego en el período que va de 1805-1809 a 1830-1834 hay una caídade unos 3.0 cms. Luego parece que se presentó una ligera recuperación en elperíodo 1835-1849, aunque sobre esto último el autor señala que el númeromuy reducido de observaciones con las que cuenta para esos años implica quees posible que los resultados no sean significativos.En opinión de Challu, la mayoría de las fluctuaciones, aunque no todas, en laestatura durante el período analizado se relacionan con las epidemias que vivió111 Para Francia, vease John H. Komlos, editor, The Biological Standard of Living in Three Continents,Further Explorations in Anthropometric History, Westview Press, USA, 1995, p. 46; para Gran Bretaña,Richard H. Steckel, “Stature and the Standard of Living”, Journal of Economic Literature, Vol. 33, No. 4,December, 1995, p. 1919.112 Amilcar Challu, “Secular Trends in Living Standards in Mexico, 1740-1840”, Department of History,Harvard University, (mimeo), 2003. 45
    • México (cólera en 1833, tifo en 1813, viruela en 1803). Además, la depresióneconómica después de la independencia también parece haber afectado laestatura negativamente.En contraste con lo sucedido en la primera mitad del siglo XX, el investigadorR. Max Henderson ha encontrado que a partir de la década de 1950 se haproducido un aumento moderado en la estatura. En efecto, los nacidos en1976-1980 alcanzaron una talla mayor en 3 cms. en comparación con losnacidos en 1951-1955.113Henderson también encontró que las diferencias inter-regionales en la estaturase mantuvieron más o menos estables en el período 1951-1980. Aunque esasdiferencias inicialmente bajaron (1951-1965), luego subieron (hasta 1971-1975), para finalmente bajar de nuevo. Es decir, que no se presentó un procesode convergencia sigma en la estatura de las regiones mexicanas.114 3.3.3 ArgentinaDesde finales de la década de 1990 Ricardo Salvatore ha venido publicandouna serie de artículos sobre la estatura de los argentinos en diversos periodos,los cuales se extienden desde fines del siglo XVIII hasta mediados del siglo XX.La información que utiliza proviene tanto de registros de la estatura de reclutascomo de prisioneros.Para el estudio de la evolución de la talla de los argentinos entre 1780 y 1840,Salvatore construyó una base de datos con 2.024 observaciones para reclutasnacidos en Argentina.115 El autor encuentra dos tendencias para la estatura eneste periodo. De 1780-1784 hasta 1800-1804 ésta cayó ligeramente. Luegoempezó a aumentar, con una ligera caída en la década de 1820. La estatura de113 R. Max Henderson, “Health Improvements and Health Inequality in Mexico During the TwentiethCentury”, University of Chicago, (mimeo), 2004, p. 19. Mientras que en promedio los hombresmexicanos nacidos en 1951-1955 alcanzaron una estatura promedio de aproximadamente 164 cms. paralos nacidos en 1976-1980 la estatura subió a cerca de 167 cms.114 Como se tratará más adelante en detalle, al discutir el caso colombiano, los economistas utilizan eltérmino de convergencia sigma para referirse al proceso de reducción de la dispersión de una variable, eneste caso la estatura, entre las regiones.115 Ricardo D. Salvatore, “Heights and Welfare in Late-Colonial and Post-Independence Argentina”, enJohn Komlos and Joerg Baten, editors, The Biological Standard of Living in Comparative Perspective,Franz Steiner, Stuttgart, 1998, p. 107. 46
    • los nacidos en 1835-1839 se ubicó 2,8 cms. por encima de los nacidos en1800-1804. Este último resultado es un poco inesperado, debido a la graninestabilidad política que hubo en esa época. Salvatore señala que esteaumento hace pensar en que la independencia le produjo beneficios en lascondiciones materiales de vida a las clases bajas. Entre los posibles factoresque explican esa mejoría el autor opina que podrían estar: 1) condicioneseconómicas más favorables debido a la disponibilidad de mano de obra aldesmovilizarse el personal militar, 2) las campañas de vacunación en la décadade 1830 redujeron la incidencia de la viruela, 3) el libre comercio internacionalayudó a que hubiera más alimentos importados y 4) el restablecimiento delorden y el respeto por los derechos de propiedad.Entre la década de 1880 y 1913 la economía de Argentina fue una de las demayor crecimiento en el mundo, con una tasa de crecimiento del ProductoInterno Bruto de 5,0% anual.116 Paradójicamente, el excelente desempeñoeconómico global no parece haberse traducido en un mejor nivel de bienestarbiológico para la mayoría de la población, de acuerdo con los estudiosantropométricos de Ricardo Salvatore.117Para 1900-1914, en Argentina se presentó un rápido crecimiento económicocon deterioro de las condiciones de salud y nutrición de la población. Usandouna muestra de 22.594 reclutas, Salvatore encontró que entre 1900 y 1914 laestatura se mantuvo estancada. Solo después de 1914, es decir cuando yahabía terminado la edad dorada del crecimiento económico argentino (1880-1914), fue que las estaturas empezaron a aumentar y lo hicieron en formasostenida hasta mediados de la década de 1930, que es hasta donde seextiende esta muestra.116 Gerardo Della Parlera and Alan M. Taylor, A New Economic History of Argentina, CambridgeUniversity Press, USA, 2003, p. 3.117 Ricardo D. Salvatore, “Stature Decline and Recovery in a Food-Rich Export Economy: Argentina1900-1934”, Explorations in Economic History, 41, 2004. 47
    • El trabajo más reciente de Salvatore estudia el comportamiento de la estaturaen el noroeste argentino en la primera mitad del siglo XX.118 La muestrautilizada incluye la estatura de 4.600 reclutas de las provincias del noroesteargentino en 1916 y 1951, así como 2.800 reclutas en 1929, 1934 y 1943.La principal conclusión de este estudio es que en la región Noroeste de laArgentina, en la primera mitad del siglo XX, las condiciones de salud y nutriciónmejoraron. Ello se reflejó en un aumento de la estatura de 2,73 cms.119En una primera etapa, 1916-1929, la estatura aumentó 0,85 cms. Luegodurante la Gran Depresión, 1929-1934, casi no hubo un efecto negativo sobrela estatura y de hecho aumentó ligeramente (0,67cms.). En la que algunoshistoriadores económicos han llamado la “década infame” (1934-1943), debidoa la mayor exclusión y explotación de los trabajadores, la estatura en elNoroeste casi no aumentó (0,39 cms.). Finalmente, en los años del Peronismo,1943-1951, se presentaron claros síntomas de mejoría en la condiciones devida de la población del Noroeste, pues la estatura aumentó 0,82 cms. 3.3.4 BrasilResulta un tanto sorprendente que para el Brasil, el país más poblado deAmérica Latina, no parece haber a la fecha estudios sobre antropometríahistórica. Solo hemos encontrado un trabajo sobre la estatura en ese país, peroes para un período muy corto y no tiene un enfoque histórico. Se trata de unartículo de Gilberto Kac y Ricardo Ventura Santos sobre los reclutas de lamarina brasilera nacidos entre 1970 y 1977.120 La muestra incluye más de57.000 miembros de la marina del Brasil con una edad entre los 18 y los 19años.El principal resultado de Kac y Ventura Santos es que la estatura de este grupoaumento en 0,2 cms. por año para los reclutas y 0,3 cms. para los voluntarios.También encontraron que entre mayor es el grado de escolaridad mayor es la118 Ricardo D. Salvatore,” Stature, Nutrition, and Regional Convergence, The Argentine Northwest in theFirst Half of the Twentieth Century”, Social Science History, Summer, 2004.119 Ibíd., p. 311.120 Gilberto Kac y Ricardo Ventura Santos, “Secular Trend in Height in Enlisted Men and Recruits fromthe Brazilian Navy Born from 1970 to 1977”, Cad. Saude Publ., Rio de Janeiro, 13(3), jul-set, 1997. 48
    • estatura. Así mismo, encontraron que las regiones con menor desarrolloeconómico (Norte y Nordeste) son las de menor estatura, mientras las masprosperas (Centroccidente y Sureste) son las más altas. 3.4 ASIA 3.4.1 IndiaEl análisis de la estatura entre castas para las zonas norte, occidental y orientalde la India en la primera mitad del siglo XX realizado por Baten y Meera,121 sebasa en la encuesta antropométrica, libre de cualquier sesgo de selección, quese llevó a cabo a lo largo de ese país en la década de 1960. Los resultadosmuestran la estatura promedio para personas con edad entre los 20 y 54 años.Durante la primera mitad el siglo XX la economía de la India estuvo estancada,a pesar del modesto crecimiento durante los años de inicios de la globalización,entre 1870-1913. El PIB per cápita para 1910 fue de $690 dólares,122 y para1944 fue de un poco más de $670.123 Este estancamiento también se reflejó enla producción agrícola.La tendencia en la estatura promedio confirma que durante este período elcrecimiento que se dio fue leve. Para toda la muestra, la estatura promedio fuede 163,5 cms. para el período 1910-1914. Desde entonces hasta 1943 laestatura promedio se incrementó sólo 0,8 cms., y para 1944 cayó a 164 cms.,un año después de la hambruna de 1943.El análisis entre castas realizado por Baten y Meera revela que no hubo unproceso de convergencia entre ellas. Para las castas más altas, la estaturamedia para hombres en el período 1910-1944 fue de 165 cms. y para lascastas bajas 162,5 cms.124 Sólo para el período de la Primera Guerra Mundial,entre 1915 y 1918, las diferencias en estatura entre las castas y regiones se121 Meera, Aravinda y Baten, Joerg. “Trends and Inequalities of Biological Welfare in North, West andEast India, 1910 – 1945”, Universidad de Tuebingen. 5th Cliometric Congress, Venice, July 9, 2004.122 Dólares de 1990 según metodología de Geary-Khamis Geary. Este nivel es inferior al PIB per cápitaalcanzado por los países de Latinoamérica a comienzos de siglo XX, incluyendo Colombia.123 Meera y Baten, p.9.124 Meera y Baten, p.17. 49
    • redujeron. Entre 1918 y 1920, años influidos por la crisis de hambruna y laepidemia de gripe, los hombres pertenecientes a las castas más altas sufrieronrelativamente más comparados con los trabajadores agrícolas y artesanos. 3.4.2 ChinaLa información sobre estatura para China proviene de diversas encuestasrealizadas en colegios y provincias, por las autoridades de salud y asociacionesde médicos, y de los reportes del grupo de investigación sobre la constituciónfísica y la salud de los estudiantes chinos.125La ventaja de los datos es que proporciona la estatura para diferentes edadescon lo cual puede obtenerse la curva de crecimiento de la niñez. Según laencuesta nacional de 1985,126 hasta los 16 años los niños crecen hasta 167cms, de los 18 a los 20 aumentan hasta 170 cms, que se considera la estaturafinal adulta. Para el caso de las niñas, el crecimiento se da aceleradamentehasta los 13 años, alcanzando los 153 cms, y a los 20 años llegando a 158cms.La tendencia general de la población a lo largo del siglo XX muestra que laestatura en China se ha incrementado en casi todas las regiones, pero más enel sur y centro que en el norte. Los nacidos en 1973 en la región central(representada por Shangai) y sur (por Canton) fueron más altos que losnacidos en 1902 en 7 cms, mientras que, para esos mismos años, los de laregión norte (representada por Beijing) tuvieron un aumento de solo 4 cms.Las encuestas nacionales, realizadas desde 1975, han mostrado que loschinos son más altos de lo que fueron en el pasado, y han llegado a serlo másrápidamente desde que empezó la liberalización de la economía en 1978. Laestatura promedio de los hombres nacidos en 1973 es de 172 cms. y para lasmujeres de 160,1 cms. Sin embargo, estos datos presentan sesgos de125 Morgan, Stephen L. “Biological Indicators of Change in The Standard Of Living in China During The20th Century”, en John Komlos y Joerg Baten eds., Biological Standard of Living in ComparativePerspective, 1998, pp.7-34.126 Morgan, pp.13-14. 50
    • selección, pues provienen en su mayoría de estudiantes de clasesprivilegiadas. Además, la base de datos de estatura que complementa estainformación proviene de los trabajadores de ferrocarriles, quienes eran losmejor educados y remunerados.Para Morgan la explicación más probable para el aumento de la estatura en elsiglo XX en China es el mejoramiento en la provisión de salud pública, con lafuerte expansión que se dio en los hospitales municipales.Por el lado de las diferencias regionales, el autor encuentra que los del norteson generalmente más altos que los del sur, producto quizá de las diferenciasen la contribución nutricional de la alimentación (en el norte el alimentoprincipal es el trigo y en el sur es el arroz); de las variaciones climáticas(extremas en el norte y tropicales en el sur); y de la disponibilidad de bienespúblicos debido a la inequidad en los niveles de inversión del estado.Claramente, no es un factor étnico el que influye en China, pues el 92% de supoblación pertenece al grupo étnico chino Han.La economía de China está altamente segmentada en regiones, con ampliasdisparidades en el nivel de producción y consumo per cápita. En términos deestatura, las diferencias regionales reportan un alto nivel de significancia,donde el promedio de estatura para los hombres nacidos en el área urbana deBeijing es de 173,3 cms, mucho más alto que el resto de regiones. 3.4.3 CoreaEl estudio de Gill analiza el cambio en los estándares de vida durante elperíodo 1929 -1970, el cual abarca los años de dominación japonesa de Corea,los cuales influyeron en la composición de su economía, así como los años dela Guerra de Corea (1950-1953). 127127 Gill, Insong. “Stature, Consumption, and The Standard of Living in Colonial Korea”, en John Komlosy Joerg Baten eds., The Biological Standard of Living in Comparative Perspective, Stuttgart, 1998.pp.122-138. 51
    • Según los datos reportados en Gill, la tendencia de la estatura promediomuestra que entre las décadas de los 20 y 30 la estatura promedio para loshombres fue de 168 cms, alcanzando a finales de los 60 a 171 cms. Para lasmujeres la estatura promedio al inicio del siglo fue de 155,8 cms y en 1970llegó a los 159,8 cms. Se observan caídas a comienzos de los 70 y principio delos 20, pero que obedecen más al pequeño número de observaciones duranteesos años.Esto demuestra la tendencia creciente en la estatura media de los coreanosdesde inicios del siglo XX. El desarrollo industrial de los sesentas y setentas notuvo efectos adversos sobre la estatura adulta, lo cual contrasta con laexperiencia de Europa y Norteamérica en el siglo XIX, cuando laindustrialización estuvo acompañada por una caída en la estatura.Sólo para los años 1950-51 la estatura promedio para hombres y mujeres se vereducida en casi 1 cm. lo cual coincide con la época de la guerra coreana.El comportamiento de la estatura por edad durante la adolescencia muestraque los niños coreanos a la edad de 16 años alcanzan los 160 cms. deestatura, y entre los 16 y los 18 crecen 4 cms. más. Comparando la estaturapor edad para diferentes cohortes por año de nacimiento, se encuentra que losnacidos después de 1910 viven el impulso del crecimiento adolescente a unaedad más temprana, indicando la maduración más precoz. Los nacidos en1910 alcanzan los 160 cms. de estatura casi a los 18 años. Esto es reflejo demejores condiciones de nutrición neta.El argumento de Gill para explicar esa mejoría en la estatura de la población esque hubo un efecto por los avances en nutrición128 durante la época del imperiojaponés, período que se caracterizó por la creación de instituciones e industriasmodernas, que incrementaron la productividad laboral, lo que resultó en128 El arroz es el principal componente de la dieta coreana y por ende un determinante crucial de laestatura de los coreanos. Los fuertes incrementos tanto en la producción (creció en 2,1% entre 1920 y1935) como en las exportaciones de arroz a Japón se iniciaron por el Programa de Desarrollo deProducción de Arroz de Japón. De este modo, la política imperial resultó en mejorías en el bienestar delos coreanos. 52
    • salarios reales más altos, en mejores tasas de alfabetismo y reducción de lastasas de mortalidad. 3.4.4 JapónLa formación de una estructura diferencial entre el sector moderno y tradicionaldurante la industrialización se ha manifestado sobre la estatura adulta de sushabitantes, como lo señala Honda.129El proceso de industrialización durante el periodo Meiji, 1868-1926, llevó aldesarrollo extensivo del transporte marítimo y las redes de ferrocarriles lo cualfacilitó la integración de los mercados. La infraestructura financiera y detransporte aceleró la expansión de las industrias textil y minera.Una de las características más importantes del proceso de industrialización quevivió Japón, durante la mitad del siglo XX, fue su fuerte carácter militar y eldesarrollo de una estructura diferencial entre los sectores moderno ytradicional.La transición de Japón de una sociedad principalmente agrícola a una con másde la mitad de la población vinculada a actividades no agrícolas, estuvoacompañada por una redistribución de la fuerza laboral de las áreas rurales alas urbanas. El porcentaje de población urbana para el año 1891 era de 9.36%,y para 1940 llegó al 37.6%.130Lo anterior replicó en la estatura de su población de manera positiva. Laestatura promedio de los reclutas se incrementó pasando de 156,1 cms. en1892 a 160,3 cms. en 1937, es decir, un aumento de 0,91 cms. en promediopor década. Este aumento, aunque sorprendente, aún está una desviaciónestándar por debajo de la estatura adulta de los países del norte de Europa.Por otra parte, el análisis intersectorial de la estatura, muestra que lostrabajadores en el sector industrial son entre 1 y 2 cms. más altos que los del129 Gail Honda, “Differential Structure, Differential Health: Industrialization in Japan, 1868 – 1940”,Richard Steckel y Roderick Floud, editors, Health and Welfare during Industrialization, NBER, ChicagoPress, 1997, pp.251-284.130 Ibid., p.262. 53
    • sector agrícola, diferencia que se ha mantenido desde finales del siglo XIXhasta 1937. 3.5 AUSTRALIAEl desarrollo económico de Australia desde fines del siglo XIX hasta mediadosdel XX se caracteriza por dos fases. Una primera, desde 1860-1890, conocidacomo la edad de oro por el progreso económico, y la segunda, desde 1890hasta 1940, en la cual ese país vivió una fuerte depresión económica,especialmente en la década de 1890. Sólo después de la Segunda GuerraMundial fue que Australia empezó de nuevo a vivir un período de recuperacióny prosperidad económica. La primera fase se caracterizó por bajas tasas dedesempleo y por salarios altos, pero sobre todo porque estos beneficios sevieron reflejados en casi toda la sociedad.Los historiadores económicos se han interesado en mostrar qué tanto afectaronestos hechos a la calidad de vida de los australianos. Nicholas, Souza yWhitwell usaron como fuente de datos los archivos militares para estudiar laevolución de la estatura durante el período 1860-1940.131 La base de datos secompuso de un total de 10.526 observaciones. Según esta muestra, la estaturade los australianos se comportó de manera estable en los años 1860 con 173cms. en promedio, cayendo posteriormente a 170 cms. hasta finales de losaños 1880. Luego, desde los 90, comenzó una rápida recuperación, llegando alos 173,2 cms. en 1920.132 Este mismo comportamiento en la estatura seobserva tanto para los trabajadores profesionales como para los no calificados.La caída, según explican los autores, se debió al sostenido incremento en lapoblación durante los años 1870-80 que provocó una infraestructura sanitariainadecuada, debido al acelerado crecimiento en la demanda por serviciospúblicos.131 Stephen Nicholas, Christine de Souza y Greg Whitwell, “Height, Health, and Economic Growth inAustralia, 1860-1940”, en Richard Steckel y Roderick Floud editores, Health and Welfare duringIndustrialization, NBER, 1997, p.380.132 Ibid. Figura 10.3, p.390. 54
    • Por el otro lado, la mejoría desde 1895 se debió a las continuas iniciativas delgobierno en materia de salud pública, permitiendo avances en la infraestructurade acueducto y alcantarillado.La evidencia de Nicholas, Souza y Whitwell muestra que la calidad de vida nose vio deteriorada con el período de depresión económica que empezó en losaños 1890, sino que por el contrario, mantuvo un crecimiento sostenido, hastalas primera décadas del siglo XX. 4 UNA NUEVA FUENTE PARA MEDIR LA ESTATURA EN EL PASADO: LOS HUESOSAunque la evidencia histórica sobre la estatura recopilada a partir de fuentesprimarias tales como los archivos militares, los pasaportes y otros documentosescritos, son muy útiles para estudiar la calidad de vida desde el siglo XVIII,para antes de esa época ese tipo de información es casi inexistente. Por esarazón, algunos historiadores económicos interesados en la antropometría hanempezado a revisar los resultados de los trabajos de campo de losantropólogos físicos sobre la salud en el pasado, que se han realizado con losesqueletos. Ello permite ampliar considerablemente hacia atrás en el tiempo elestudio del nivel biológico de vida, ya que a partir de los huesos se puedeestimar con bastante certeza la estatura. Además, los huesos, a diferencia delas mediciones de estatura en un momento del tiempo, contienen informaciónsobre la salud del individuo a lo largo de todo su ciclo de vida. Por último, existela ventaja de que hay una gran abundancia de esqueletos de los humanos quevivieron en el pasado.133Es importante aclarar, que los expertos señalan que en teoría la estatura puedeser inferida a partir de cualquier hueso del cuerpo. Sin embargo, los huesoslargos de los brazos y las piernas son los que mejor la predicen, especialmenteel fémur, el cual a menudo se conserva bien y, además, tiene la correlación133 Richard H. Steckel, “What Can be Learned from Skeletons that Might Interest Economists, Historians,and Other Social Scientists?”, American Economic Review, Papers and Proceedings, May, 2003, p. 213. 55
    • más alta con la estatura (aproximadamente del 0,85).134 Por esa razón, elfémur es el hueso más usado para calcular la estatura.El historiador económico que ha impulsado más el uso de los esqueletos paraestudiar la salud y el nivel de bienestar biológico en el pasado es Richard H.Steckel. Desde 1988 este autor ha colaborado con el antropólogo físico JeromeRose para lograr un trabajo interdisciplinario entre economistas y antropólogosinteresados en el uso de los huesos para estudiar el nivel de vida y la salud.135Uno de los principales resultados de esa colaboración intelectual fue larecopilación de la información acerca de los huesos de 12.520 individuos. Esabase de datos fue analizada por un grupo de antropólogos, historiadores,economistas y biólogos, y los resultados se publicaron en el libro que editaronSteckel y Rose, The Backbone of History, Health and Nutrition in the WesternHemisphere.Dentro del proyecto de Steckel y Rose se calcularon, a partir de los huesos,siete indicadores de salud que se agregan en un índice global. El índice secalculó para varios puntos en el tiempo entre el año 5.000 A.C. y el siglo XIX. Apartir del análisis resultante, los autores señalan que en los milenios anterioresa la llegada de Colón hay evidencia de un deterioro en el bienestar biológico,como resultado de que la población americana se asentó en entornosecológicos menos saludables.En el ensayo de Steckel y Rose, “Patterns of Health in the WesternHemisphere”, que está incluido en el libro que estamos comentando, se señalaque las poblaciones aborígenes de América, que aun se encontraban con unmodo de vida de caza-recolección hacia 1492, gozaron de una mejor salud quesus contemporáneos urbanos. Ello se reflejó en que eran más altos y sufrían demenos lesiones patológicas, que los residentes en los pueblos y ciudades134 Richard H. Steckel, “New Light on the “Dark Ages”, The Remarkably Tall Stature of NorthernEuropean Men During the Medieval Era”, Social Science History, 28, 2, Summer, 2004, p. 212. Parahacer una estimación correcta es necesario saber el género. También ayuda conocer los ancestros, pueshay diferencias en las proporciones del fémur con el resto del cuerpo de acuerdo con estos. Por ejemplo,las personas con ancestros africanos tienen en promedio piernas que son proporcionalmente mas largasque las de otros grupos raciales, Ibíd., p. 213.135 Richard H. Steckel and Jerome C. Rose, The Backbone of History, Health and Nutrition in the WesternHemisphere, Cambridge University Press, United Kingdom, 2002, p. XI. 56
    • americanas pre-hispánicas, cuya subsistencia dependía de la agricultura através de un sistema administrado por una autoridad. La razón para esedeterioro, en el nivel de bienestar biológico pre-colombino con la revoluciónagrícola, es que esa revolución permitió una mayor densificación de lapoblación, lo cual generó mayores epidemias y problemas en el acceso a unabuena alimentación para una gran parte de la población.136En el capítulo de Lourdes Márquez, Robert McCaa, Rebeca Storey y Andresdel Angel, incluido en el libro de Steckel y Rose, se documenta la caída de laestatura en la región central de lo que hoy es México entre el período pre-clásico y el período pos-clásico (1600 AC a 1500 DC). En el caso de loshombres la caída habría sido de 6,6 cms. y en el de las mujeres de 6,7 cms. Elaumento en la densidad de la población, la mayor estratificación social y lamayor militarización de la sociedad, fueron de acuerdo con los autores, lascausas para ese resultado.137Para el caso de Europa, la información recopilada por Richard H. Steckelacerca de la estatura en la era preindustrial muestra una caída desde la EdadMedia temprana de 173,4 cms. hasta 165,8 cms., en los siglos XVII y XVIII.138Esa reducción de 7,6 cms. sólo se recuperó completamente en el siglo XX. Elautor señala que los factores que llevaron a ese resultado son el deterioro delclima, la creciente desigualdad y el aumento en la urbanización y el comercio.A partir del año 1200 d.C, aproximadamente, se inició un proceso deenfriamiento que se extendió hasta el siglo XVIII, lo que se conoce como lapequeña edad de hielo. Esto afectó la salud en Europa debido a que influyó136 Este resultado no solo se dio en América. Para el caso de Euro-Asia, el influyente libro de MarkCohen and George Armelagos, editors, Paleopathology at the Origins of Agriculture, Academic Press,USA, 1984, también mostró el efecto negativo de la revolución agrícola sobre la salud y la nutrición. Elhistoriador económico John H. Coatsworth resume la evidencia sobre la transición de la caza-recoleccióna la agricultura en forma contundente: “La civilización, ahora lo sabemos, perjudico la estatura, hizo quese propagaran las enfermedades, redujo la esperanza de vida, y puso a la gente a matarse y hacerse dañoen una escala que no tenia precedentes”, John H. Coatsworth, “Welfare”, American Historical Review,Vol. 101, No. 1, February, 1996, p. 3.137 Lourdes Marquez, Robert McCaa, Rebeca Storey, and Andres del Angel, “Health and Nutrition in Pre-Hispanic Mesoamerica”, en Richard H. Steckel and Jerome C. Rose, The Backbone of History, Healthand Nutrition in the Western Hemisphere, Cambridge University Press, United Kingdom, 2002.138 Richard H. Steckel, “Health and Nutrition in the Preindustrial Era: Insights from a Millenium ofAverage Heights in Northern Europe”, NBER, Working Paper No. 8542, October, 2001. 57
    • negativamente en la agricultura, pues se acortó el tiempo para cultivar y seredujeron las áreas que podían ser explotadas.139Los otros factores que parecen haber influido en la caída de la estatura de loseuropeos en este período fueron la urbanización, los aumentos en lasdesigualdades, las guerras y los conflictos religiosos, y el aumento en elcomercio a que llevó la expansión marítima de Europa, pues todos estosfactores ayudaron a la difusión de las epidemias.En el Cuadro 3 se presenta un resumen de la información sobre estatura de loseuropeos en la era pre-industrial recopilada a partir de los huesos, por Steckel.Debido a que en la mayoría de los países del norte de Europa las estaturasempezaron a aumentar desde fines del XIX y que en la actualidad éstassuperan a las que hubo hacia el siglo IX d.C, se puede decir que la estatura enel continente se comportó como una U entre el siglo IX y el XX. Cuadro 3. Estatura promedio de los hombres adultos en Europa del Norte. Promedio de estatura Fecha (Siglo) (centímetros) IX - XI 173,4 XII - XIV 171,5 Edad Media 171,4 XVII - XVIII 165,8 Fuente: Richard Steckel, "Health and Nutrition in the Preindustrial Era: Insights from a Millenium of Average Heights in Europe", (mimeo), 2001, p.38.Los investigadores Barry Bogin y Ryan Keep han argumentado que con baseen la evidencia ósea es posible establecer una caída en la estatura en lasáreas de lo que hoy es América Latina, después de la conquista por losespañoles.140 Según estos autores después de 1500 hay una tendenciadecreciente en la estatura, tanto en Suramérica como Centroamérica, que duróaproximadamente hasta 1939. Esa caída habría sido de alrededor de 4 cms. enambos sexos.139 Ibid., pp. 17-18.140 Barry Bogin and Ryan Keep, “Eight Thousand Years of Human Growth in Latin America: Economicand Political History Revealed by Anthropometry”, John H. Komlos and Joerg Baten, editors, TheBiological Standard of Living in Comparative Perspective, Franz Steiner, Stuttgart, 1998, p. 268. 58
    • Es probable que investigaciones más detalladas que la de Bogin y Keepcambien sus conclusiones para muchas áreas y períodos a los que se refieren.Por ejemplo, para citar un caso, lo sucedido en Colombia en las primerascuatro décadas del siglo XX, y tal como lo estudiaron Meisel y Vega (2004)141,es completamente distinto a lo que sostienen esos autores para Suramérica.Para el caso de lo que hoy es Colombia hay un interesante estudio de losarqueólogos Bernardo Álvarez y José Vicente Rodríguez basado en los huesosde 102 individuos (63 hombres y 39 mujeres) obtenidos en un cementerioindígena ubicado cerca de la ciudad de Tunja, Boyacá.142 En esa área de laregión central colombiana se encontraban asentados los Muiscas, el mayorgrupo indígena al momento de la Conquista. La estatura que obtienen esosinvestigadores es de 157,2 cms. +/- 3,1 para los hombres y 150,2 cms. +/- 3,6para las mujeres. Sin embargo, los autores se apresuran a concluir que:143 El promedio bajo de estatura, al parecer era una característica genética debida a condiciones de clima y desarrollo, más que a malformaciones genéticas o degenerativas, a la deficiencia de alimentación o a la sobreexplotación, como erróneamente se ha considerado.En el trabajo de Meisel y Vega (2004)144 muestran que la población de Boyacá,en buena medida descendiente de los chibchas, ha logrado aumentar elpromedio de su estatura en el siglo XX debido a las mejorías en salud ynutrición. Por lo tanto, las tallas bajas observadas en la época prehispánicaserían, más bien, el resultado de una deficiente alimentación y salud y noprincipalmente por razones genéticas.141 Adolfo Meisel y Margarita Vega, “La estatura de los colombianos: Un ensayo de antropometríahistórica, 1910-2003”, en Revista del Banco de la Republica, Vol. LXXVII, No. 922, agosto, 2004.142 Bernardo Álvarez y Jose Vicente Rodríguez, “Estudio osteométrico de los restos óseos del cercadogrande de Los Santuarios, Tunja, Boyacá”, en Jose Vicente Rodríguez, Los chibchas, Adaptación ydiversidad en los Andes Orientales, Universidad Nacional de Colombia, Bogota, 2001.143 Ibíd., p. 215.144 Meisel y Vega, Op.Cit. p.19-20. 59
    • 5 CONCLUSIONESCon los trabajos pioneros del historiador norteamericano Robert Fogel y susasociados a mediados de la década de 1970, la antropometría histórica se haconsolidado como una de las áreas de investigación más dinámica en lahistoria económica. Ello se refleja en la participación de trabajos de estatemática en las principales revistas académicas internacionales de historiaeconómica, tales como el Journal of Economic History y Explorations inEconomic History, y en las reuniones de la Cliometric Society y la InternacionalEconomic History Society.El estudio de la estatura y la masa corporal a lo largo del tiempo son uno de loscomponentes más importantes del nivel de bienestar biológico, por lo tantopueden revelar mucha información sobre la situación general de la sociedad yla economía. La estatura, por ejemplo, es uno de los indicadores que mejorrefleja las condiciones de nutrición y salud de una población. Por esa razón, suanálisis es de gran utilidad. Además, no tiene los problemas de otrosindicadores del nivel de vida, como los salarios reales, que son un resultado yno un insumo.Aunque en las primeras décadas la mayoría de los trabajos de antropometríahistórica se concentraron en Estados Unidos y el norte de Europa, másrecientemente se han generalizado al resto de Europa, el Asia y AméricaLatina. A la fecha, la única región del mundo para la cual no parecen habermuchos estudios de antropometría es África. Sin embargo, y al igual que hasucedido para otras regiones del mundo, es probable que los investigadoresencuentren para ese continente fuentes de buena calidad para adelantartrabajos de antropometría.Cabe resaltar que la antropometría histórica ha ayudado a entender mejoraspectos de la historia social y económica que eran muy confusos, tales comoel efecto de la esclavitud sobre el nivel de bienestar biológico, la revoluciónindustrial, la urbanización temprana y el ascenso de la civilización. Pero másimportante aun, es el hecho de que todavía es un campo del conocimiento que 60
    • se encuentra en un proceso de expansión en sus horizontes geográficos ytemporales. 61
    • BIBLIOGRAFIAA’Hearn, Brian, “Anthropometric Evidence on Living Standards in Northern Italy,1730-1860”, en The Journal of Economic History, vol. 63, Nº 2, junio, 2003,pp.351-381.Alter, George, “Stature, Survival, and the Standard of Living: A Model of theEffects of Diet and Disease on Declining Mortality and Increasing Stature”,mimeo, Indiana University, julio, 2000.Álvarez, Bernardo y Rodríguez, Jose Vicente, “Estudio osteométrico de losrestos óseos del cercado grande de Los Santuarios, Tunja, Boyacá”, en JoseVicente Rodríguez, Los chibchas, Adaptación y diversidad en los AndesOrientales, Universidad Nacional de Colombia, Bogota, 2001.Baten, Jörg, “Anthropometrics, Consumption, and Leisure: The Standard ofLiving”, en Sheilagh Ogilvie and Richard Overy, editors, Germany: A NewSocial and Economic History, vol. III: 1800-1989, London: Edward Arnold Press,2003._____. “Climate, Grain Production and Nutritional Status in Southern Germanyduring the XVIIIth Century”, en The Journal of European Economic History, vol.30, Nº 1, Roma, 2001.Bilger, Burkhard. “The Height Gap” en The New Yorker Fact, abril 5, 2004.Bogin, Barry and Keep, Ryan,“Eight Thousand Years of Human Growth in LatinAmerica: Economic and Political History Revealed by Anthropometry”, John H.Komlos and Joerg Baten, editors, The Biological Standard of Living inComparative Perspective, Franz Steiner, Stuttgart, 1998.Brinkman, Henk-Jan and Drukker, J.W., “Does the Early-Economic-Growth-Puzzle Apply to Contemporary Developing Countries?”, John Komlos and JoergBaten, editors, The Biological Standard of Living In Comparative Perspective,Franz Steiner, Stuttgart, 1998.Burke, Peter. The French Historical Revolution, The Annales School, 1929-1989, Stanford University Press, USA, 1990, pp. 81-83.Carroll, Margaret D.; Orden, Cynthia L; Fryar, Cheryl; Flegal, Katherine M.,“Mean Body Weight, Height, and Body Mass Index, United States 1960-2002”,Advance Data From Vital and Health Statistics, Number 347, October 27, 2004.Coatsworth, John H., “Welfare”, American Historical Review, Vol. 101, No. 1,February, 1996.Cohen, Mark and Armelagos, George, editors, Paleopathology at the Origins ofAgriculture, Academic Press, USA, 1984. 62
    • Coll, Sebastián and Komlos, John H. “The Biological Standard of Living andEconomic Development: Nutrition, Health and Well Being in HistoricalPerspective”, 1998.Cuff, Timothy. “Historical Anthropometrics”, en EH.Net Encyclopedia, edited byRobert Whaples, Westminster Collage, August 30, 2004.Cutler, David M.; Glaeser, Edgard L. and Jesse M. Shapiro, “Why HaveAmericans Become More Obese?” Journal of Economic Perspectives, Vol. 17,No. 3, Summer, 2003.Challu, Amilcar, “Secular Trends in Living Standards in Mexico, 1740-1840”,Department of History, Harvard University, (mimeo), 2003.Della, Gerardo and Taylor, Alan M., A New Economic History of Argentina,Cambridge University Press, USA, 2003.Drukker, Jan and Van Meerten, Michiel. “Beyond Villermé and Quetelet: TheQuantitative Relation Between Sex and Age-specific Height and Real PerCapita Income”, in John Komlos, editor, The Biological Standard of Living onThree Continents, Further explorations in Anthropometric History, WestviewPress, USA, 1995.Escudero, Antonio; Simón, Hipólito, “El bienestar en España: una perspectivaen el largo plazo, 1850-1991”, en Revista de Historia Económica, Otoño-Invierno, Nº 3, 2003, pp. 525-565.Floud, Roderick, “Height, Weight and Body Mass of the British Population Since1820”, en National Bureau of Economic Research Working Paper Series onHistorical Factors in Long Run Growth, N° 108, Cambridge, octubre, 1998._____. “The Origins of Anthropometric History”, en Social Science History,2004, pp. 337-43._____. “The Human Body in Britain: Past and Future”, en Paul A. David andMark Thomas eds., The Economic Future in Historical Perspective, OxfordUniversity, 2003, pp. 401-417.Floud, Roderick; Harris, Bernard, “Health, Height and Welfare: Britain 1700-1980”, en National Bureau of Economic Research Working Paper Series onHistorical Factors in Long Run Growth, Nº 87, Cambridge, mayo, 1996.Floud, Roderick.; Gregory, Annabel; Wachter, Kenneth, Height, health andhistory: Nutritional Status in the United Kingdom, 1750-1980, CambridgeUniversity Press, Great Britain, 1990.Fogel, Robert W., “Nutrition and the Decline in Mortality Since 1700: SomePreliminary Findings”, en Stanley L. Engerman and Robert E. Gallman, Long-Term Factors in American Economic Growth, University of Chicago Press,NBER, 1986, pp.439-555. 63
    • Fogel, Robert W., Which Road to the Past? Two Views on History, YaleUniversity Press, USA, 1983.Fogel, Robert W., The Slavery Debates, A Retrospective, 1952-1990, LouisianaState University, USA, 2003, p. 34Fogel, Robert W., “A Life of Learning”, American Council of Learned Societies,Ocasional Paper No. 34, pp. 12-13Fogel, Robert W., Without Consent or Contract, The Rise and Fall of AmericanSlavery, W.W. Norton, USA, 1989Fogel, Robert and Engerman, Stanley, Time on the Cross, The Economics ofAmerican Negro Slavery, Norton, USA, 1989.Fogel, Robert W., S.L Engerman, J. Trussell, R. Floud, C.L. Pope, and L.T.Wimmer, “The Economics of Mortality in North America, 1650-1910: ADescription of a Research Project”, Historical Methods, 11, 1978.Fogel, Robert; Engerman, Stanley; Floud, Roderick; Friedman, Gerald; Margo,Robert; Sokoloff, Kenneth; Steckel, Richard; Trussell, J; Villaflor, G; Wachter,Kenneth, “Secular Changes in American and British Stature and Nutrition”, enJournal of Interdisciplinary History, vol. 14, Nº 2, 1983, pp. 445-481.Gill, Insong. “Stature, Consumption, and The Standard of Living in ColonialKorea”, en John Komlos y Joerg Baten eds., The Biological Standard of Livingin Comparative Perspective, Stuttgart, 1998. pp.122-138.Goldin, Claudia, “Cliometrics and the Nobel”, Journal of Economic Perspective,Vol. 9, N0. 2, 1995.Haines, Michael R.; Craig, Lee A. and Thomas Weiss, “The Short and theDead: Nutrition, Mortality, and the “Antebellum Puzzle” in the United States”,Journal of Economic History, Vol. 63, No. 2, June, 2003.Heintel, Markus; Baten, Joerg, “Smallpox and nutritional status in England,1770-1873: on the difficulties of estimating historical heights”, en EconomicHistory Review, 1998, pp. 360-371.Helg, Aline, “Los intelectuales frente a la cuestión racial en el decenio de 1920:Colombia entre México y Argentina”, en Estudios sociales, FAES, Medellín, Nº4, marzo, 1989.Henderson, R. Max, “Health Improvements and Health Inequality in MexicoDuring the Twentieth Century”, University of Chicago, (mimeo), 2004.Honda, Gail, “Differential Structure, Differential Health: Industrialization inJapan, 1868-1940”, en Richard Steckel y Roderick Floud, editors, Health and 64
    • Welfare during Industrialization, NBER, University of Chicago Press, USA,1997.Horlings, Edwin; Smits, Jan-Pieter. “The Quality of Life in The Netherlands1800-1913: Experiments in Measurement and Aggregation”, en Komlos y Bateneds., The Biological Standard of Living in Comparative Perspective, Stuttgart,vol.2, 1998.Houdaille, Jacques “La taille des Francais au début du XIXe siecle”, Population,25, Nov.-Dec., 1970.Johnson, Paul; Nicholas, Stephen, “Living Standards of Women in the UK,1785-1855”, en Melbourne Paper in Economic History, Nº 5, junio, 1995._____. "Male and Female Living Standards in England and Wales, 1812-1857:Evidence from Criminal Height Records", en Economic History Review, vol. 48(3), 1995, pp.470-481.Kac y Ventura Santos, Ricardo, “Secular Trend in Height in Enlisted Men andRecruits from the Brazilian Navy Born from 1970 to 1977”, Cad. Saude Publ.,Rio de Janeiro, 13(3), jul-set, 1997.Koepke, Nikola; Baten, Joerg, “The biological standard of living in Europeduring the last two millennia”, en Tuebingen Economics Department WorkingPaper, Nº 265, septiembre, 2003.Komlos, John, Nutrition and Economic Development in the Eighteenth-CenturyHabsburg Monarchy. An Anthropometric History, Princeton University Press,USA, 1989._____. Stature, Living Standards, and Economic Development, The Universityof Chicago Press, USA, 1994._____. The Biological Standard of Living on three Continents, Westview Press,USA, 1995._____. “An Anthropometric History of Early Modern France”, en DiscussionPapers Series in Economics, University of Munich, Department of Economics,no. 54, 2003._____. “On the Biological Standard of Living of Eighteenth-Century Americans:Taller, Richer Healthier”, Department of Economics, University of Munich,(mimeo), n.d._____. “On British Pygmies and Giants: The Physical Stature of British Youth inthe 18th and 19th centuries”, en Discussion Paper in Economics, University ofMunich, Department of Economics, Nº 573, 2004. 65
    • _____. “Shrinking in a Growing Economy? The Mystery of Physical Statureduring the Industrial Revolution”, en The Journal of Economic History, vol. 58,Nº 3, septiembre, 1998, pp.779-802.____. “Stature and Nutrition in the Habsburg Monarchy: The Standard of Livingand Economic Development in the Eighteenth Century”, en The AmericanHistorical Review, vol. 90, Nº 5, diciembre, 1985, pp. 1149-1161._____. “Access to Food and the Biological Standard of Living: Perspectives onthe Nutritional Status of Native Americans”, en American Economic Review, vol.93(1), 2003, pp.252-255.Komlos, John; Baten, Joerg, “Looking Backward and Looking Forward.Anthropometric Research and the Development of Social Science History”, enSocial Science History, 2004, pp. 191-210.Komlos, John; Baten, Joerg, The Biological Standard of Living in ComparativePerspective, Stuttgart: Franz Steiner, 1998.Komlos, John and Kriwy, Peter. ”Social Status and Adult Heights in the TwoGermanies”, en Annals of Human Biology, vol. 29, Nº 6, Nov-Dic 2002, pp.641-648.Komlos, John; Meermann, Lukas, “The introduction of Anthropometric intoDevelopment and Labor Economics”, en Discussion Papers in Economics,University of Munich, Department of Economics, Nº 381, junio, 2004.Komlos, John; and Baur, Marieluise, “From the Tallest to (One of) the Fattest:The Enigmatic Fate of the American Population in the 20th Century”, CESifoWorking Paper, No. 1028, September, 2003.Le Roy L., Emmanuel, The Territory of the Historian, University of ChicagoPress, USA, 1979.Le Roy L., Emmanuel, E. N. Bernageau, Y. Pasquet, “Le conscrit e l´ordinateur.Perspectives de recherches sur les archives militaires du XIX siecle francais”,Studi Storici, 10, 1969.Logan, Trevon, “Nutrition and Well-being in the Late Nineteenth Century: AnInitial look”, septiembre, 2002.Lopez-Alonso, Moramay, “Growth Without growth: heights, health, nutrition andincome in Mexico, 1870-1950”, en XIIIth Congress of the InternationalEconomic History Association, Buenos Aires, julio, 2002.Lourdes Marquez, Robert McCaa; Storey, Rebeca and del Angel, Andres,“Health and Nutrition in Pre-Hispanic Mesoamerica”, en Richard H. Steckel andJerome C. Rose, The Backbone of History, Health and Nutrition in the WesternHemisphere, Cambridge University Press, United Kingdom, 2002. 66
    • Martínez Carrión, José, “Estatura, salud y bienestar en las primeras etapas delcrecimiento económico español. Una perspectiva comparada de los niveles devida”, en Documentos de trabajo de la Asociación de Historia Económica, N°0102, Madrid, 2001._____. “Estatura, salud, nutrición y calidad de vida en poblaciones mineras desudeste de España. Resultados preliminares”, en VII congreso de la asociaciónde demografía histórica, Granada, abril, 2004.Martínez, José; Moreno, Javier, “Respuestas biológicas a diferentes contextosambientales. Explorando las diferencias urbano - rurales de la estatura enEspaña, 1840-1930”, en VII congreso de la asociación de demografía histórica(ADEH), Granada, abril, 2004.Meera, Aravinda; Baten, Joerg, “Trends and Inequalities of Biological Welfare inNorth, West and East India, 1910-45”, en 5th World Cliometrics Congress,Venice, julio, 2004.Meisel, Adolfo y Margarita Vega, “La estatura de los colombianos: Un ensayode antropometría histórica, 1910-2003”, en Revista del Banco de la Republica,Vol. LXXVII, No. 922, agosto, 2004.Morgan, Stephen L. “Biological Indicators of Change in The Standard Of Livingin China During The 20th Century”, John Komlos y Joerg Baten eds., BiologicalStandard of Living in Comparative Perspective, 1998, pp.7-34.Ordoñez, Antonio; Polania, Doris, “Cambios de estatura en Colombia durante elpresente siglo”, en Coyuntura Social, Nº 6, junio de 1992.Ordoñez, Antonio; Polania, Doris y Ramírez, Gustavo, "La estatura comoindicador de desarrollo económico y social en Colombia", Informe Final,Fedesarrollo, septiembre, 1992.Quiroga, Gloria, “Estatura, diferencias regionales y sociales y niveles de vida enEspaña (1893-1954)”, en Revista de Historia Económica, vol. XIX, númeroextraordinario, 2001.Quiroga, Gloria; Coll, Sebastian, “Income Distribution in The Mirror of HeightDifferences. The Case of Spain (1895-1950)”, en Journal of Income Distribution,junio, 1999.Salvatore, Ricardo, “Stature decline and recovery in a food-rich exporteconomy: Argentina 1900-1934”, en Explorations in Economic History 41, julio2004, pp. 233-255._____. “Heights and Welfare in Late-Colonial and Post-IndependenceArgentina”, en The Biological Standard of living in Comparative Perspective,XIIth Congress of the International Economic History Association, Munich,febrero, 1997. 67
    • _____. “Stature, Nutrition, and Regional Converge. The Argentine Northwest inthe First Half of the Twentieth Century”, en Social Science History Association,2004, pp. 297-324.Sandberg, Lars G., Steckel, Richard. “Was Industrialization Hazardous to YourHealth? Not in Sweden!”, en Richard Steckel y Roderick Floud Eds., Health andWelfare during Industrialization, NBER, The University of Chicago Press, 1997,pp.127-159.Sapounaki-Dracaki, Lydia. “Heights and Nutritional Status in Greece”, en JohnKomlos y Joerg Baten eds., Biological Standard of Living in ComparativePerspective, 1998, pp.408-412.Sokoloff, Kenneth L., “The heights of Americans in three centuries: someeconomic and demographic implications”, en National Bureau of EconomicResearch, working paper series, N° 1384, junio, 1984.Sokoloff, Kenneth and Georgia Villaflor, “The Early Achievement of ModernStature in America”, Social Science History, 6, 1982.Stanley L. Engerman, “The Height of Slaves in the United States”, LocalPopulation Studies, 16, 1976._____. “Personal Reflections on the 1982 Special Edition of AnthropometricIssue of Social Science History”, Social Science History, 28, 2, Summer, 2004.Steckel, Richard, “Health and Nutrition in the Preindustrial Era: Insights from aMillennium of Average Heights in Northern Europe”, en National Bureau ofEconomic Research, working paper series, N° 8542, octubre 2001/ mayo 2002._____. “Fluctuations in a Dreadful Childhood: Synthetic longitudinal Height Data,Relative Prices and Weather in the Short – Term Health of American Slaves”,en National Bureau of Economic Research, Working Paper 10993, Cambridge,diciembre, 2004._____. “Heights and Health in the United States, 1710-1950”, en John Komlos,editor, Stature, Living Standards, and Economic Development, Essays inAnthropometric History, University of Chicago Press, USA, 1994._____. “Stature and Living Standards in the United States”, NBER, 1990._____. “Height and Per Capita Income”, en National Bureau of EconomicResearch, NBER Working Papers, N° 0880, febrero, 1983._____. “Slave Height Profiles from Coastwise Manifests”, Explorations inEconomic History, 16, 1979._____. “Stature and the Standard of Living”, en Journal of Economic Literature,vol. XXXIII, diciembre, 1995. 68
    • _____. “Strategic Ideas in the Rise of the New Anthropometric History and theirImplications for Interdisciplinary Research”, Journal of Economic History, Vol.58, No. 3, September, 1998._____. “New Light on the ‘Dark Ages’. The Remarkably tall stature of NorthernEuropean Men during the Medieval Era”, en The Social Science HistoryAssociation, 2004, pp. 211-229._____. “A Peculiar Population: The Nutrition, Health, and Mortality of AmericanSlaves From Childhood to Maturity”, en The Journal of Economic History,vol.46, N° 3, septiembre, 1986._____. “What Can be Learned from Skeletons that Might Interest Economists,Historians, and Other Social Scientists?”, American Economic Review, Papersand Proceedings, May, 2003.Steckel, Richard; and Rose, Jerome C. The Backbone of History, Health andNutrition in the Western Hemisphere, Cambridge University Press, UnitedKingdom, 2002Steckel, Richard; Stephen, Nicholas, “Heights and Living Standards of EnglishWorkers during the Early years of Industrialization, 1770-1815”, en Journal ofEconomic History, vol. 51, N° 4, diciembre, 1991.Steckel, Richard; Floud, Roderick, Health and Welfare during Industrialization,The University of Chicago Press, USA, 1997.Steckel, Richard, Prince, Joseph, “Tallest in the World: Native Americans of theGreat Plains in the Nineteenth Century”, en American Economic Review, vol.91(1), 2001, pp. 287-294.Stephen Nicholas, Christine de Souza y Greg Whitwell, “Height, Health, andEconomic Growth in Australia, 1860-1940”, en Richard Steckel y RoderickFloud editores, Health and Welfare during Industrialization, NBER, 1997.Steckel, Richard; Trussell, James, “The Age of Slaves at Menarche and TheirFirst Birth”, Journal of Interdisciplinary History, 8, 1978.Tanner, James, “Growth in Height as a Mirror of the Standard of Living”, enJohn Komlos, editor, Stature, Living Standards and Economic Development:Essays in Anthropometric History, West View, USA, 1994.Tassenaar, Vincent; Drukker, J.; Jacobs, Jan, “The Economics of Health:Height, Nutrition and Economic Development in the Netherlands in (the SecondHalf of the 19th century)”, presentado en el XIII Congreso de la AsociaciónInternacional de Historia Económica, Buenos Aires, 2002. 69
    • Voth, Hans-Joachim; Leunig, Timothy, “Did Smallpox Reduce Height? Statureand the Standard of Living in London, 1770-1873”, en The Economic HistoryReview, New Series, vol. 49, N° 3, agosto, 1996, pp.541-560._____. “Height and the High Life: What Future for a Tall Story?”, en Paul Davidy Mark Thomas eds., The Economic Future in Historical Perspective, OxfordUniversity, 2003, pp. 419-438.Wu, Jialu, “How Severe was the Great Depression? Evidence from thePittsburgh Region”, en John Komlos, editor, Stature, Living Standards, andEconomic Development, Essays in Anthropometric History, University ofChicago, USA, 1994. 70
    • INDICE “CUADERNOS DE HISTORIA ECONOMICA Y EMPRESARIAL”Número Autor Título Fecha 01 Adolfo Meisel Roca Los alemanes en el Caribe colombiano: Agosto, 1999 Joaquín Viloria De la Hoz el caso de Adolfo Held, 1880-1927 02 María T. Ripoll de Lamaitre La actividad empresarial de Septiembre, 1999 Diego Martínez Camargo, 1890-1937 03 Joaquín Viloria De la Hoz Tabaco del Carmen: Producción y Octubre, 1999 exportación de tabaco de los Montes de María, 1848-1893 04 Adolfo Meisel Roca Cartagena 1900-1950: A remolque Noviembre, 1999 de la economía nacional 05 María T. Ripoll de Lemaitre Redes familiares y el comercio en Febrero, 2000 Cartagena: el caso de Rafael del Castillo & Co., 1861-1960 06 Joaquín Viloria De la Hoz Banco de la República en Barranquilla, Marzo, 2000 1923-1951 07 Joaquín Viloria De la Hoz Empresarios de Santa Marta: el caso Noviembre, 2000 de Joaquín y Manuel Julián de Mier, 1800-1896 08 Joaquín Viloria De la Hoz Ganaderos y comerciantes en Julio, 2001 Sincelejo, 1880-1920 09 Adolfo Meisel Roca Crecimiento a través de los subsidios: Abril, 2002 Cartagena de Indias y el situado, 1751-1810 10 Joaquín Viloria De la Hoz Lorica, una colonia árabe a orillas del Junio, 2003 río Sinú 11 Adolfo Meisel Roca ¿Situado o contrabando?: La base Diciembre, 2003 económica de Cartagena de Indias a fines del siglo de las luces 12 Adolfo Meisel Roca Entre Cádiz y Cartagena de Indias: La Julio, 2004 red familiar de los Amador, del comercio a la lucha por la independencia americana 13 Adolfo Meisel Roca Los estudios sobre historia económica Marzo, 2005 de Colombia a partir de 1990: principales temáticas y aportes 14 Joaquín Viloria De la Hoz Historia del Banco de la República en Marzo, 2005 Cartagena: fomento productivo, proyectos culturales y estudios económicos 15 Adolfo Meisel Roca y La estatura de la élite colombiana antes Junio, 2005 Margarita Vega Acevedo de la industrialización, 1870 – 1919. 16 Jorge García García La demanda por importaciones en Enero, 2006 Colombia, 1959-1972. 17 Maria M. Aguilera Díaz y La ciudad de las mujeres. Un análisis Mayo, 2006 Adolfo Meisel Roca demográfico de Cartagena en 1875. 71
    • 18 Adolfo Meisel Roca y Los orígenes de la antropometría Noviembre, 2006 Margarita Vega Acevedo histórica y su estado actual. 72