Después de ti
Aspectos externos
Mi nombre es Jocelyn Valeria Reyes Rodriguez, vivo en Lagos de Moreno Jalisco, tengo dos
h...
- ¡Pues obvio el americano se trata de fuerza como quieres que estén! En básquet es técnica
e inteligencia hay no importa ...
mostraba muy cariñosa, de seguro es su novia, y al otro lado estaba otro joven, muy parecido a
la muchacha era obvio que e...
con Simon él tampoco ha dicho nada de salir de paseo, aunque con él nunca me aburro, no la vamos
a pasar muy bien estas va...
pasaba ahí con su mamá, ella le enseño como dibujar y pintar, pero dejo de ir cuando su padre
murió, ahora solo dibuja boc...
- Pues vente a nadar o ve a hacer ejercicio – dijo Isabelle mientras se acercaba a la orilla de
la piscina.
- No, eso no e...
mucho, tuvimos que pasar por un laberinto de personas para poder llegar al patio que daba a la
alberca, en donde había muc...
- ¿Vez a esa muchacha de allá? – dijo Jace señalándola con la vista
- ¿la de rosa? – pregunto Alec
- Si ella
- ¿Qué con el...
- Lo lamento pero estoy con- no la dejo terminar la oración, cuando Jace se puso delante de
Simon para hablar con él.
Él e...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Novela literatura jocelyn

222 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
222
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Novela literatura jocelyn

  1. 1. Después de ti Aspectos externos Mi nombre es Jocelyn Valeria Reyes Rodriguez, vivo en Lagos de Moreno Jalisco, tengo dos hermanos un hombre y una mujer, el hombre es el menor tiene 7 y se llama Alejandro, la que le sigue se llama Sofia y tiene 13 años y yo tengo 16, mis papas están divorciados y vivimos con mi mamá que se llama Beatriz Adriana, asisto al colegio Teresa de Ávila, donde tengo a 4 de mis mejores amigas, me gusta mucho salir con ellas a cualquier parte y también me gusta mucho leer. Personajes: Jace Wayland – no tiene familia, es de carácter fuerte, muy perseverante en todo lo que hace, es alto, rubio y fornido con ojos color miel y piel bronceada, tiene 16 años, sus mejores amigos son sus hermanos adoptivos Isabelle y Alec lightood, vive con ellos desde que tenía 9 años. Isabelle Lightwood – es una mujer alta, de cabello obscuro, tez blanca, tiene ojos azules, 16 años, siempre quiere destacar en todo lo que hace, es muy perseverante, no se deja intimidar por nada, vive con su mamá Maryse G. su papa los abandonó cuando tenían 12 años. Alec Lightwood – es alto, fuerte, tiene cabello negro, ojos azules y piel blanca, se parece mucho a su hermana, es el mayor de sus hermanos tiene 17 años, siempre fue muy responsable y protector con ellos, siempre quiere ser el primero en todo. Clarisa Fray – tiene pelo castaño, ojos marrones, una estatura media, es hija única, su padre murió cuando tenía 3 años, vive con su mamá Victoria Fray, su mejor amigo se llama Simon, es de carácter relajado y le gusta mucho leer y dibujar. A las orillas de la ciudad de Nueva York, viven Alec, Isabelle y Jace, su casa es tan grande que abarcaba toda la mitad de una cuadra, por dentro tiene 6 habitaciones con baño incluido en cada una de ellas, dos salas, una cocina, un cuarto de cine, patio con alberca, un balcón que da hacia la alberca y otro a la calle, dos cocheras, un gimnasio y una biblioteca. Todos los Alec y Jace van al gimnasio e Isabelle a la alberca, algunos días se sentaban y veían una película, otros simplemente no hacían nada, normalmente saliendo de clases se van a comer a algún lugar, ya que en su casa nunca hay nada, su mamá es gerente de viajes y siempre se la pasa viajando. Un día después de la escuela decidimos ir a un restaurant, todo el camino Isabelle y Alec fueron discutiendo sobre que deporte era mejor futbol americano o basquetbol. - El futbol es para hombres de verdad hay sí cuenta quien es el mejor y el más fuerte, en cambio en básquet solo cuenta si eres alto y flacucho – dice Isabelle poniéndose frente a Alec.
  2. 2. - ¡Pues obvio el americano se trata de fuerza como quieres que estén! En básquet es técnica e inteligencia hay no importa tanto la musculatura – responde Alec poniendo cara de ofendido. - ¡De todas maneras el futbol sigue siendo en mejor! – lo dice acamándose el pelo hacia atrás. Yo los ignore todo el camino, normalmente es esas peleas Isabelle terminaba ganando y no porque tuviera razón, sino que nunca te dejaría en paz hasta lograr su prometido, así que mejor los deje a ellos. Cuando por fin llegamos al restaurant nos adentramos hasta la mesa del fondo, hay se puede ver todo lo que pasa a tu alrededor y estar lejos de todo el movimiento que hay por el restaurant, nuca dejan comer a gusto. Llego la mesera con las cartas del menú, tenía una minifalda rosa y una blusa escotada que dejaba ver las comisuras de su brasier con encaje negro, nos dio las cartas y espero con una sonrisa fingida a que decidiéramos que comer. Ordenamos y esta dé fue con un singular movimiento de caderas. - Muero de hambre, podría comerme cualquier cosa que se me atravesara en el camino – dijo Clary poniéndose las manos en el estómago. - Estoy seguro que no lo harías ni aunque deberás estuvieras muriendo – dijo Simon en tono de burla. - ¡Cállate! Ya sabes a lo que me refiero – dijo ella también sonriente. - ¡Bueno por fin llegamos! – dijo el mientras abría la puerta para dejar pasar a Clary. Toda su vida lo había hecho ya estaba acostumbrado a que ella ni siquiera lo notara y se pasara de largo. El restaurant estaba casi lleno, solo había dos mesas des-ocupadas, una justo en medio de todas y otra cerca de la orilla, la mesa en la que siempre nos sentábamos estaba ocupada por tres jóvenes, así que decidí sentarme frente a ellos, entre más lejos del centro mejor. Lego la mesera con las cartas pero no las acepte, ya sabía perfectamente lo que quiero. -Me puede traer una hamburguesa doble, sin cebolla ni mostaza, unas papa fritas, una coca y de postre una rebanada de pie por favor – al decirlo la mesera puso cara de sorpresa, normalmente la gente hace eso cuando ordeno algo de comer, la verdad es que no entiendo, como sobreviven las mujeres que piden solo una ensalada y un vaso de agua eso ni siquiera es comida. - A mí me traes cinco tacos de bistec con todo, una quesadilla, una coca y una rebanada de pastel por favor- dijo Simon Normalmente él come el doble que yo, no entiendo en donde le puede caber tanta comida y estar en forma a la vez es increíble, que envidia. Detrás de Simon había un muchacho que no dejaba de voltear hacia nuestra mesa, esta guapo, pero hay una mujer a un lado de él, que se
  3. 3. mostraba muy cariñosa, de seguro es su novia, y al otro lado estaba otro joven, muy parecido a la muchacha era obvio que eran hermanos, aunque este se veía más adentrado en la plática con ella. - Qué tal si comen de una vez y se callan se le va a enfriar eso – dijo Jace señalando la comida en tono alto pero no parecía enojado - Yo opino lo mismo – dijo Alec devorando un trozo de carne - Es que tu hermano no sabe nada de futbol – dijo Isabelle tomando un trozo de pan - Está bien tu ganas, ahora calla y come – dijo Alec mientras masticaba Isabelle sonrió triunfantemente y empezó a comer. Ya sabía que Alec no podía soportar tanta discusión con su hermana. Frente a nosotros había una joven muy guapa, tenía cabello largo y castaño, no vestía minifaldas o grandes escotes como las demás mujeres que aparentaban muchas cosas menos su verdadera personalidad, llevaba unos jeans y una blusa roja, con unos zapatos de piso negros, se veía autentica y tenía una hermosa sonrisa, aunque iba con otro joven que al igual que ella llevaba unos jeans, una camisa y tenis, no parecía que fueran novios ella no lo veía de esa manera, en cambio él se notaba en la forma en la que la miraba que muere por ella. La mesera se dirigía a su mesa con una bandeja llena de platos de comida, puso dos platos frente a ella, una coca y otros dos frente a su amigo junto con su coca y unas papas fritas en el centro. - Me he enamorado – pensó, es la primera mujer que veo que come como se debe, sin culpas, ni dietas de lechuga, eso es para las vacas. Simon empezó a hablar otra vez de su nuevo video juego, en toda la mañana no hablo de otra cosa, al parecer es nueva edición y no ha salido aun a la venta, aunque no me quejo, ya que yo también juego de vez en cuando con él y la verdad es que es muy divertido, bueno siempre me gana y cuando gano es porque se apiada de mí y me deja ganar a propósito. No le estaba poniendo mucha atención, me siento incomoda por las miradas del tipo que esta frente a mí, al final Simon le muerde al taco y se calla - Mmm buenísimo moría de hambre – dijo mientras masticaba - Ya lo sé, ahora vasta de hablar y come – lo dije mientras iba a morder mi hamburguesa, esta buenísima, en el almuerzo solo me comí unas galletas, ya que se me había olvidado mi lonche en mi casa y gracias a dios las encontré en mi mochila. Hablamos de los exámenes finales, solo una semana más de clases y ya por fin vacaciones, aunque la verdad no creo que salgamos de viaje o algo así, mi mamá no ha dicho nada, así es que lo más probable es que me la pase en mi casa durmiendo y comiendo hasta morir o igual y salga a pasear
  4. 4. con Simon él tampoco ha dicho nada de salir de paseo, aunque con él nunca me aburro, no la vamos a pasar muy bien estas vacaciones. Terminamos de comer, y ya cuando nos íbamos a ir, me di cuenta de que el muchacho de enfrente ya se había ido, ni siquiera me di cuenta a qué hora paso eso, estaba tan entrada en mi pensamiento y mi hamburguesa, que mal. Nos dirigimos hacia el parque, para que se nos bajara un poco la comida - ¿Te fijaste en el muchacho del restaurant? – le dije a Simon intentando sonar desinteresada - La verdad es que no, no suelo fijarme mucho en hombres, ¿porque o qué? - No, nada más preguntaba, pensé que lo conocías - No, ni idea de quien sea Llegando a casa, Alec se fue a la sala a ver la tele e Isabelle se fue a su habitación, no podía olvidar a la joven del restaurant, me arrepiento tanto de no ir y hablar con ella, bueno no quería interrumpirla se veía tan entrada comiendo, que ni siquiera le ponía atención a su amigo, pobre ese si está en la zona de amigos y de ahí no va a salir nunca, tal vez si voy mañana otra vez al restaurant me la vuelva a topar. Lo pensó pero mejor se fue a hacer ejerció en el gym. Las clases eran eternas, especialmente la de biología, la voz del profesor Saltzman es de esas voces que te duermen al primer minuto de la clase, nadie ponía atención y menos ahora que faltaban solo unos días para salir de clases, la mayoría de los del salón estaban embobados con sus teléfono , otros estaban jugando y gritando en la parte de atrás del salón y un grupo de mujeres en la esquina del salón, criticaba la ropa del día de hoy del profesor y de cualquier otro que se les cruce en el camino, como es posible criticar tanto eso debe de ser una enfermedad o algo por el estilo. Yo estaba leyendo, normalmente le pido los apuntes a Simon, él explica mucho mejor el profesor solo me confunde, así que no es necesario poner atención de clases. Por fin sonó el timbre, todos salieron disparados hacia la puerta, nadie escucho la tarea que dejo el profesor, a veces hasta me da lástima, ser profesor seguro era un trabajo muy difícil. - Pobre Saltzman debería jubilarse – dijo Clary - No creo que quiera, se le ve muy feliz arruinándole la vida a todos los estudiantes – dijo Simon con un tono de burla - Si tú lo dices - Tengo hambre, ¿vamos al restaurant de ayer? - No, no tengo ganas mejor te invito a mi casa a ver que hizo mi mamá de comer. - Sale La casa de Clary estaba a solo dos cuadras de la casa de Simon, su mamá Victoria siempre estaba ahí, se dedicaba a pintar y tenía su propio estudio en casa. Cuando Clary era pequeña siempre se la
  5. 5. pasaba ahí con su mamá, ella le enseño como dibujar y pintar, pero dejo de ir cuando su padre murió, ahora solo dibuja bocetos en su viejo cuaderno y lo guarda en su cuarto. - Hola señora Fray – dijo Simon mientras los dos entraban en la cocina en busca de platos y cubiertos para comer. - Hola Simon – dijo mientras se amarraba un chongo en el cabello parecía que iba a ir a algún lado. – Hoy hice carne con chile, sírvanse. - ¿Vas a ir a algún lado?- pregunto Clary - Si voy a ir a comprar unas pinturas, ¿quieren que les traiga algo? - No gracias – dijeron Simon y Clary al mismo tiempo Que Simon fuera a casa de Clary, era tan común, que él se sentía como en su propia casa, y los demás lo consideraban igual, ya que su mamá y su papá nunca estaban en la suya porque se la pasaban trabajando, su mamá Meredith Fell es secretaria y siempre esta atareada con su trabajo y su papa Bille F. es gerente en una empresa cuyo nombre está en otro idioma difícil de pronunciar, en cambio Victoria no tuvo ningún problema porque Simon fuera a su casa, ella siempre confió en él y lo trato como a su propio hijo desde que estaban en la primaria. - Me entere de que va a haber una fiesta en casa de Alejandro – dijo Simon mientras recogía su plato y lo ponía en el fregadero. - ¿Cuál Alejandro? – dijo Clary - Mi compañero de física, el que juega futbol americano – dijo Simon - ¿No es el que siempre te llama Forbs o algo así? - Si ese, va a ser en su casa, ¿quieres ir? – dijo Simon - Pues si supongo, ¿a qué hora es?- dijo Clary mientras recogía su plato - Como en tres horas – dijo Simon mirando su reloj - Muy bien, hay que hacer algo en lo que dan las 8 - ¿Cómo que o qué? - Nose, hay que ver una película – dijo Clary - Está bien, yo preparo las palomitas – dijo mientras buscaba en la cocina un paquete de palomitas. Jace estaba aburrido en su cuarto, la chica del restaurant no había ido y él se la pasó esperando dos horas. En esta casa no hay nada que hacer – pensó. Alec está encerrado en su habitación, Isabelle seguramente estaba en la alberca o asoleándose, aunque se la pasara todo el día bajo el sol, nunca se broncea o cambia de color siempre está igual, pero aun así fui a ver qué estaba haciendo. Como supuse estaba en la alberca, tengo que hacer algo productivo o moriré de aburrimiento. - Izzy, hay que hacer algo, muero de aburrimiento.
  6. 6. - Pues vente a nadar o ve a hacer ejercicio – dijo Isabelle mientras se acercaba a la orilla de la piscina. - No, eso no es divertido, hay que salir – dijo Jace mientras de ponía de cuclillas hacia la piscina - En ese caso, va a haber una fiesta a unas cuadras de aquí, ¿quieres ir a eso? – dijo Isabelle - Pues si no hay otra opción, si , vamos - Okey, estaré lista como en una hora, ve y dile a Alec que vamos a salir, no lo he visto que estará haciendo – dijo Isabelle mientras se volvía a la piscina. - Nose, de seguro va a estar dormido – dijo Jace mientas se levantaba y se dirigía de nuevo a la casa. Alec como supuse estaba dormido, cuando entre a su habitación, todo estaba perfectamente ordenado, no como en mi cuarto que hay cosas tiradas por todo el suelo y en la cama y que según eso es ser desordenado, pero para mí está perfectamente ordenado solo yo sé en donde esta cada cosa. Al verlo así Jace corrió y salto sobre de él, haciéndolo despertar de un brinco, aunque este reacciono rápido y lanzo a Jace fuera de la cama enojado. - Que no tienes nada mejor que hacer, que dar lata – dijo Alec mientras se volvía a cobijar. - La verdad, es que en este momento no – dijo Jace sonriendo mientras se levantaba del suelo - Largo de aquí, déjame dormir – dijo Alec - Ya dormiste lo suficiente, levanta tu trasero y cámbiate vamos a una fiesta – dijo mientras le quitaba la cobija de encima. - ¿Fiesta de quién? – dijo Alec - Yo que sé, ¿acaso eso importa? Solo cámbiate – dijo Jace, y le lanzo una almohada en la cara a Alec. Este se levantó, salto de cama hacia Jace pero no lo alcanzo. - Tienes veinte minutos – dijo Jace desde el pasillo, agitado. Clary se puso algo casual, unos pantalones negros entubados, una blusa rosa con escote y unos zapatos de piso, Simon llevaba esperando impaciente en la puerta ya más de media hora, cuando por fin salió Clary, se fueron caminado a la fiesta, antes siempre le prestaban la camioneta a Simon pero ahora que su papa se cambió de empresa tiene que llevarla consigo todos los días, dejando a Simon caminar a todos lados y por consecuente a Clary también. Lo bueno es que la fiesta estaba a solo unas cuadras de su casa. Cuando por fin dieron con la cuadra en donde iba a ser la fiesta, se podía escuchar la música a todo volumen y se veían muchos carros en la calle indicando que ese era el lugar correcto. La casa estaba grande en la puerta había muchos niños peleando con el encargado de la puerta, al parecer no los dejaban pasar por estar todavía en secundaria, cuando llegaron a la puerta Simon saludo al encargado con un manotazo en el hombro y este los dejo pasar, haciendo reprochar aún más a los niños que estaban ahí. Dentro de la casa todo era un desorden, había bebidas tiradas por todos lados, al igual que botellas de cerveza y vino, casi no se podía ver por el humo del cigarro y la música aturdía
  7. 7. mucho, tuvimos que pasar por un laberinto de personas para poder llegar al patio que daba a la alberca, en donde había mucha más gente, unos estaban lanzando personas, otros simplemente bebían y reían algunos estaban bailando así que decidimos buscar un lugar donde sentarnos, no había ningún lugar todas las sillas disponibles estaban llenas de líquidos o cosas extrañas. Por fin salimos de la casa tras esperar un siglo a Isabelle que no estaba lista, ella llevaba un vestido negro apretado y una botas del mismo color largas con tacón, Jace vestían unos jeans negros con una camisa blanca y una chamarra de cuero negra y Alec llevaba una camisa negra con unos jeans y una chamarra, Jace no soportaba ir en el carro de Alec, así que mejor tomo su Harley y dejo que Isabelle se fuera con él, cuando llegaron Alec se estaciono y Jace puso su moto a un lado de su carro y bajo de ella muy cuidadosamente para no tallarla y le quito una basurita que tenía en el asiento, no había cosa en el mundo que cuidara más que su moto, nunca se la ha prestado a nadie y no piensa hacerlo ni tampoco la deja en el sol o en lugares de desconfianza. Al llegar a la puerta los tres entraron como si nada, ya no había nadie a cargo de la puerta y todo el que quisiera podía pasar, entraron y estaba atascado de gente, Jace piso un líquido pegajoso seguramente era refresco. Nos dirigimos hacia el patio para poder respirar aire fresco, Isabelle pego un grito y todos nos asustamos, cuando volteé ella iba corriendo hacia un grupo de jóvenes la mayoría hombres y se abalanzo contra uno de ellos en un abrazo, en la cargo en sus brazos y se veía igual de contento que ella, volteé a ver a Alec y él tenía la misma cara de sorpresa y angustia que yo, no sabíamos quién era ese tipo y porque Isabelle lo conocía si se veía como de vente años, pero bueno seguramente ella sabe lo que hace. - ¿Y quiénes son esos? – pregunto Alec intentando sonar indiferente. - No tengo idea, ven acompañe adentro, necesito tomar algo – dijo Jace dándole un golpe a su hermano para que lo siguiera. - No me agradan se ven muy grandes - dijo mientras lo seguía pero no apartaba la vista de su hermana. - Déjala ya está grandecita como para cuidarse ella sola – dijo Jace mientras se abría paso entre la multitud para pasar - Si tú lo dices, pero de todas maneras no hay que alejarnos mucho de ella. - No, solo quiero algo de tomar ya volvemos- dijo Jace Ya estando dentro, fuimos a donde estaban las bebidas, solo había un joven a cargo de eso y estaba atendiendo a otro, cuando vi a el otro se me hizo familiar pero no sabía de donde, cuando recordé que era el tipo del restaurant que estaba con la mujer bonita, entonces empecé a buscar a todo el alrededor para ver si ella estaba ahí también, cuando por fin la vi, estaba sentada platicando con otra muchacha, se veía muy bien con esos jeans apretados y ese escote, llevaba el pelo suelto y lo tenía ondulado. Alec estaba buscando a su hermana con la mirada, Jace para llamar su atención le dio un pequeño golpe en el brazo
  8. 8. - ¿Vez a esa muchacha de allá? – dijo Jace señalándola con la vista - ¿la de rosa? – pregunto Alec - Si ella - ¿Qué con ella? – pregunto Alec - Me gusta voy a salir con ella – dijo Jace con un tono de arrogancia Alec se rio – ¿Y qué te hace pensar que se va fijar en ti?- dijo Alec recorriendo el atuendo de Jace y haciendo una mueca de desagrado. - Que acaso no vez, soy lo que toda mujer desearía en un hombre – dijo Jace en un tono casi de ofendido - Si las mujeres desean a un hombre arrogante, bueno para nada, irresponsable y extremadamente feo, si, en ese caso eres su príncipe azul – dijo Alec en un tono más que sarcástico. - Ja ja lo dices porque tienes celos – dijo Jace en su defensa - Si claro muero de celos, ¿pero que no vez que ella ya está con alguien? – dijo Alec señalándola con su botella de cerveza que les acaba de dar el encargado. Jace rápidamente volvió, y se relajó al ver que era su amigo, ni siquiera se dio cuenta de cuando se fue, hace cinco segundos estaba en las bebidas. - No hay porque preocuparse es solo su amigo, el tipo si se ve que muere por ella, pero mírala, ella no lo mira con otras intenciones, ese hombre está en la Friends zone y de ahí no sale – dijo Jace y después le dio un sorbo a su cerveza. - Bueno pues ve con ella, yo iré a ver en donde se metió Isabelle - Sale pues, nos vemos al rato, no la hagas pasar vergüenzas se un hermano normal y ve a ligarte a algunas mujeres o algo así, por el amor de Dios – lo dijo gritando mientras Alec se alejaba para que lo pudiera escuchar, pero las mujeres que estaban a un lado de él lo escucharon e hicieron cara de asco y se fueron, yo creo que se sintieron ofendidas o algo, qué más da - pensó Jace se quedó en barra viendo y esperando el momento en que la dejen sola, la muchacha con la que estaba al principio ya se había ido, solo quedaba su amigo, quien ya le estaba empezando a caer mal, si él no va a hacer nada para ganársela que no estorbe a los demás, al final me di cuenta de que no la iba a dejar y decidí ir de una vez por todas. La fiesta estaba un poco aburrida no ponían música buena para bailar y el ambiente se estaba poniendo pesado ya habían sacado a varios por peleas, Simon estaba platicando sobre la película que vimos, se trataba de zombis y el seguía traumando con eso. Cuando de pronto de la nada un tipo de puso entre nosotros, al principio no reaccione, no logre recomérselo hasta que lo vi bien, dijo algo pero no logre entender que dijo. - Dije, que si te gustaría bailar con migo – dijo Jace acercándose a su oído para que pudiera escucharlo.
  9. 9. - Lo lamento pero estoy con- no la dejo terminar la oración, cuando Jace se puso delante de Simon para hablar con él. Él era muy alto, delante de Simon le ganaba como por diez centímetros y Simon también estaba alto, tenía la espalda muy marcada, se le notaba aun con la charra de cuero que tenía puesta y le apretaba más en los brazos, los cuales los tenía muy grandes. - A perdón ¿son novios? – dijo mirándolos a ambos - No, no somos amigos - dijo Clary - En ese caso, no creo que te importe si te la robo un momento verdad- dijo Jace dirigiéndose a Simon - No, no hay problema – dijo Simon conteniendo su rabia - No tardo – le dijo Clary a Simon

×