Your SlideShare is downloading. ×
LA MUJER EN LA HISTORIALa mujer en la historia es una cronología de la situación social y laboral de lasmujeres desde la é...
encontraban con dificultades para abrir un taller o un comercio. Con el paso delos años el trabajo de la mujer se devaluó ...
actual, con todas las dificultades y sacrificios que ello supuso para millones demujeres en todo el mundo, en especial en ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

La mujer en la historia (Historia de Europa)

2,411

Published on

Este trabajo es un breve resumen sobre el libro titulado "La mujer en la historia", de Eulalia de Vega.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,411
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
23
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "La mujer en la historia (Historia de Europa)"

  1. 1. LA MUJER EN LA HISTORIALa mujer en la historia es una cronología de la situación social y laboral de lasmujeres desde la época medieval hasta finales del s. XX.Eulalia de Vega, autora del libro, comienza su trabajo con una breveintroducción: “Un tiempo de silencio”, en la que hace mención al segundo planoal que se han visto sometidas las mujeres ya desde antes de las revolucionesen Europa, del papel oculto que han tomado a lo largo de los últimos siglos,víctimas de una sociedad patriarcal que las arrinconaba y negaba susderechos.Recorriendo la Edad Media, la Edad Moderna y llegando a la EdadContemporánea, incluyendo la pasada centuria, Vega nos muestra laimportancia que la mujer tuvo en el pasado, recuperando así un fragmentoimprescindible de la historia que, para muchos, ha quedado relegada al olvido.Durante la Edad Media descubrimos a una mujer condicionada por suprocedencia social o estamental. En esta época se distingue el auge de losconventos. En esta situación de dificultad de movilidad social advertimos enalgunos casos un papel relevante para las mujeres, como ocurrió en la abadíafrancesa de Fontevrault ya en el siglo XII, en la que una abadesa dirigía unaorden mixta. No obstante dentro del campesinado las mujeres debían trabajaren la explotación agrícola familiar y en las tareas domésticas para ganar susustento y el de los suyos.Con la expansión de las ciudades, en el siglo XIII, las mujeres obtendrían laposibilidad de dedicarse a algunos oficios, como la venta del pan, y estaríansujetas al mismo reglamento que los hombres. A pesar de ello las mujeres severían muy despreciadas a finales de siglo por la literatura misógina. Ya en lossiglos XIV y XV se produce un retroceso por las crisis económicas y lasmujeres pierden libertades.Con la llegada de la Edad Moderna (s. XVI), aparece la ideología burguesa,que considera a la mujer como responsable de las obligaciones domésticas. Enesta época las mujeres fueron apartadas progresivamente de los oficios, y yaen el s.XVIII las mujeres tenían prohibida la dirección de los oficios o se
  2. 2. encontraban con dificultades para abrir un taller o un comercio. Con el paso delos años el trabajo de la mujer se devaluó en relación con el desempeñado porel hombre, y aquellas actividades constituidas en su mayoría por mujeresfueron minusvaloradas; incluso oficios tradicionalmente femeninos, como en elcaso de las parteras, se hicieron legislaciones que exigían un examen previo, loque fomentó la competencia y la obtención por parte de los hombres de lospuestos de trabajo mejor pagados.En esta época las mujeres se dedicaron a trabajar en el servicio doméstico ycomo nodrizas, al cuidado de los niños; también se dio la figura de la madrecercana a sus hijos y dedicada a su educación de estos.Comenzaron a alzarse las voces de protesta de muchas mujeres, como la deOlympe de Gouges o Mary Wollstonecraft.Ya en la Edad Contemporánea la mujer burguesa sustenta un papel destacadoen la estructura familiar.La burguesía, que luchaba contra la opresión de la monarquía, apoyó laRevolución Francesa, un acontecimiento de especial relevancia en el que lasmujeres se manifestaron a favor del reconocimiento de sus derechos.La Revolución Industrial ayudó a que las mujeres se dedicasen a la confecciónde textiles en las fábricas, pero hasta la aparición de los sindicalismosfemeninos las mujeres deberían cargar con la doble jornada laboral: la de lasfábricas y las domésticas, así como con los pésimos salarios y las condicionesde trabajo insalubres. No obstante fueron las Guerras Mundiales lo queempujaría a las mujeres a los trabajos tradicionalmente masculinos y a lassubidas salariales, así como una mínima conciliación con el trabajo doméstico.Con el fin de las guerras y en la década de los sesenta aparecieronmovilizaciones que abogaron por la plena integración de las mujeres en elmundo laboral. Ello favoreció la integración de las mujeres en la sociedadlaboral, y los avances se han producido hasta nuestros días, aunque aúnqueda mucho por hacer.En resumen, Eulalia de Vega consigue sintetizar en cuatro páginas el papel dela mujer durante el pasado milenio y los factores que la llevaron a su situación
  3. 3. actual, con todas las dificultades y sacrificios que ello supuso para millones demujeres en todo el mundo, en especial en la Europa Occidental.Personalmente me interesaba leer este libro porque tenía curiosidad por saberqué había sido de las mujeres durante tanto tiempo en la historia de Europa, yaque no se las suele incluir en los libros de historia.Me ha sorprendido descubrir que muchas mujeres no aceptaban la situaciónque vivían, y que otras muchas perdieron sus vidas por los derechos de lamujer; siempre me había parecido que se conformaban con su situación, almenos hasta hace algunos siglos. Pero no ha sido así; ya a mediados delmilenio pasado, incluso antes, las mujeres alzaron sus voces contra la opresiónde los hombres que controlaban los oficios. Me ha aparecido muy interesanteesta lectura, porque me ha abierto el horizonte de la historia, ofreciéndome asíun panorama mucho más rico de lo que había sido para mí hasta ahora.Algo que, sin embargo, lamento es que no se haga más hincapié en laevolución de los derechos de la mujer en España, ya que Eulalia de Vega locentra principalmente en Francia y Gran Bretaña, pero supongo que esinevitable, pues los acontecimientos más relevantes que condicionaron laliberación y dignificación de la mujer se desarrollaron principalmente en estaspotencias, así como en EEUU.Me ha gustado hacer este trabajo; muy interesante, desde luego.

×