Your SlideShare is downloading. ×
Taller de poesía. Estrategia para mejorar la expresión oral y escrita.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Taller de poesía. Estrategia para mejorar la expresión oral y escrita.

3,230
views

Published on

Este documento recoge el fruto de un taller literario llevado a cabo con alumnos de primero de secundaria, en la clase de español.

Este documento recoge el fruto de un taller literario llevado a cabo con alumnos de primero de secundaria, en la clase de español.

Published in: Education

2 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
3,230
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
42
Comments
2
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 COLEGIO CERVANTES José Antonio Vázquez Clavel Profr. de Español Septiembre 2000 Ciudad Guzmán Zapotlán el Grande Jalisco
  • 2. 2 DEDICATORIA A Dios, que nos dio la vida; a nuestros padres, que nos aman y a nuestros maestros, que nos guían.
  • 3. 3 Toda escritura y toda lectura están construidas sobre ese borde peligroso y deseable en que la palabra esperada y confiable da un súbito giro y se vuelve, de pronto, palabra sorprendente, ese margen en el que el manso colchón verbal con el que nos protegemos maternalmente de los golpes de la vida de pronto cría filo y se vuelve caliente, notable. Graciela Montes
  • 4. 4 ÍNDICE Prólogo………………………………………………………………………………5 “Grano de Arena”, obra poética de los alumnos del Colegio Cervantes……………6 Experiencias en el Aula……………………………………………………………...7 Justificación…………………………………………………………………………7 Propósito educativo………………………………………………………………….10 Descripción y metodología de la experiencia……………………………………… 12 Resultados………………………………………………………………………….. 18 Reflexiones finales………………………………………………………………… 19 Plaqueta……………………………………………………………………………..21
  • 5. 5 PRÓLOGO Hace un año, en el ciclo escolar 1999-2000, el grupo de Primero de Secundaria del Colegio Cervantes se dio a la tarea de crear un intento de poemario personal como un ejercicio literario que iría más allá de lo que marcan los programas y planes oficiales de estudio. Era un verdadero reto para todos; los alumnos, iban a quedar palmo a palmo con su soledad y sus sentimientos ante la blancura inmensa del papel teniendo como única defensa su palabra. Por mi parte, me di el gusto de acompañarlos en esta aventura y pensé que la mejor manera de hacerlo era formando un taller de creación literaria, en el cual aprendimos, en múltiples lecturas realizadas en silencio y en voz alta y en sesiones que fueron matizadas por la espontaneidad y el entusiasmo, que la revisión y corrección de todo texto son estrictamente necesarias. Después de dos meses de trabajo nació de estos joviales corazones el tan anhelado poemario, el cual fue expuesto en el último día de actividades escolares a toda la Comunidad Educativa Cervantes, junto con las antologías y los comentarios, de sentido común por supuesto, de obras literarias que habían elaborado los otros grupos. En el presente año, quisimos seleccionar los textos mejor logrados y reunirlos en una plaqueta a la que titulamos Grano de arena, por ser una humilde muestra de aprendices en el grave universo de la literalidad. Viendo la obra en su conjunto, con enorme agrado me encontré con varias sorpresas, sobre todo la sencillez con que estos jóvenes aludían varios temas fundamentales que al hombre siempre le han mortificado: el agradecimiento a Dios, ser que nos dio la vida a través de nuestros padres; la necesidad de reflexionar en lo que somos; el deseo permanente de amar; el sentimiento inevitable de asombro ante la naturaleza y obviamente, las vivencias diarias de cada uno de ellos. Este librito pretende también motivar a los niños y a los adolescentes a tomar la pluma y librar con ella las batallas cotidianas como una forma agradable de asumir la vida. Un agradecimiento especial al Lic. y amigo Héctor B. Arrezola Gutiérrez, por su valioso apoyo en la revisión de este documento; al Profr José de Jesús Juárez Martín, quien dirigió al Colegio de 1991 al 2009. A María del Carmen, Yunuén y Dánae, compañeras imprescindibles de mi vida. Finalmente, sólo esperamos que reciban con generosidad este granito de arena cuyo único afán es sentirse compartido con los demás. José Antonio Vázquez Clavel. Cd. Guzmán, Jal. 9 de septiembre de 2000
  • 6. 6 “GRANO DE ARENA”, OBRA POÉTICA DE ALUMNOS DEL COLEGIO CERVANTES. Por José Antonio Vázquez Clavel Quiero compartir con ustedes, respetables lectores, una experiencia literaria que viví junto con un grupo de alumnos de Secundaria del Colegio Cervantes. El libro de texto que utilizamos en la asignatura de Español nos proponía, en su proyecto titulado “De músico, poeta y loco...” realizar un taller literario con intención de cruzar y penetrar en la misteriosa frontera del mundo de la creación artística. Decididos, fuimos leyendo en primer término, poema tras poema que nos ofrecía el libro: José Martí, León Felipe, Andrés Eloy Blanco, Juan Ramón Jiménez, Mario Benedetti, José Emilio Pacheco, Federico García Lorca, Homero Aridjis entre otros, tenían el primer contacto con estos adolescentes y ellos, a su vez, con estos poetas. Nos fuimos embarcando paulatinamente en esta aventura jugando a cambiar sus palabras por antónimos o sinónimos; a relacionar sus bellas imágenes poéticas con ilustraciones; a elaborar sus propios dibujos y a crear poemas a manera de los leídos. Después se propuso dirigir la mirada, observar con detenimiento, al mundo de los sentimientos y al mundo que les rodea, para elegir después aquello que marcara su ser con mayor intensidad o con una impresión más duradera; tal vez, el atardecer o la estación que comienza, la mirada de una jovencita agradable o el recuerdo de un amor o un simple incidente escolar, lo que fuera... Sus sentidos y todo su ser –valga la repetición-- intentarían congelar al tiempo para edificar un mundo de ficción y atrapar con la palabra fragmentos de realidades personales. Así fueron surgiendo los primeros ejercicios, los cuales se leían frente al grupo, se hacían observaciones de ortografía, puntuación y propuestas de expresión más felices o mejor logradas. El autor se llevaba la tarea de reconstrucción de su obra. Después de dos meses de trabajo constante se dieron las últimas recomendaciones para estructurar el poemario, uno por cada alumno. “Grano de arena” nace aquí, pues es una selección de piezas que en un principio eran simples guijarros, y ahora, modestas piedrecillas destellantes en el mar lumínico y numínico (espiritual) de la poesía. Permítanme, finalmente, tomar una de esas piedrecillas de una alumna llamada Sandra y traerla hasta ustedes. Mañana... mañana te irás y no podré detenerte. Mañana... lloraré pensando que no estarás más aquí. Mañana... será un día lleno de tristeza y soledad. ...y después de mañana
  • 7. 7 tendré que resignarme a vivir sin ti. EXPERIENCIAS EN EL AULA 1. JUSTIFICACIÓN. Jamás habría imaginado recuperar la experiencia que vivimos, el grupo que actualmente cursa el segundo de Secundaria y su servidor, en torno a un trabajo muy especial en la asignatura de Español; me refiero a la implementación de un taller literario en aras de escribir un poemario por cada alumno. Ha transcurrido un año de aquella vivencia, así que me resignaba a contemplarla ya como un hermoso y agradable recuerdo cuando un amigo me dio a conocer “Experiencias en el aula”, una convocatoria pero también un espacio para los profesores de México de volver la mirada a nuestra práctica educativa y recuperar de ella alguna experiencia valiosa para ser compartida con otros profesores, alumnos y escuelas. Es así como decidí reflexionar sobre ella y tratar de darle un orden de acuerdo al esquema señalado en la misma convocatoria. El trabajo se titula “El taller de poesía como una estrategia para mejorar la expresión oral y escrita”, mismo que trata de integrar los cuatro bloques de la Enseñanza del Español en el Nivel de Secundaria: Recreación literaria, lengua escrita, lengua hablada y reflexión sobre la lengua, teniendo como eje central al primero de ellos. Elegí el taller porque es una de las técnicas que enseñan a aprender. Por sus características y condiciones se debe asumir por ambas partes, el profesor y los alumnos, una actitud de participación activa, pero más adelante entraremos en detalle; que quede esto como una guía de lectura. Entremos de lleno en el asunto, la poesía es un tema que, en los tres años de Educación Secundaria, se toca. Pero, ¿realmente es una experiencia significativa la que vive el alumno al momento de hablar o escribir sobre ella? Hagamos una recapitulación. En el primer año se estudia, sobre todo, las características formales: rima, métrica y ritmo, a las cuales se intenta identificar en una muestra de sencillos textos poéticos; en segundo, se abordan los recursos literarios tales como la metáfora, la comparación y el hipérbaton, ampliando el horizonte con las formas de expresión propuestas por las corrientes de vanguardia o ismos y, finalmente, en tercer año, las posibilidades de acercarse a la obra poética crecen enormemente y se comprenden en el marco de las corrientes o escuelas literarias, sistemas artificiosos que de alguna manera permiten una agrupación y una comprensión del poema a partir de sus características comunes (temáticas, ideológicas y formales) y se intenta, además, una contextualización de la obra en el tiempo y espacio correspondiente. Debe mencionar que hay temas que se esbozan en un año para profundizar en ellos en años subsecuentes, tal es el caso de las figuras literarias y del lenguaje denotativo y connotativo. Lo que podemos apreciar a primera vista es la forma como están organizados los temas; en un continuum que va de lo más simple a lo más complejo, algo lógico que se entiende por el grado de desarrollo y madurez que irán adquiriendo los adolescentes a lo largo de estos tres años.
  • 8. 8 Si bien es cierto que cada libro de texto presenta una oferta poética, el maestro puede indudablemente ampliarla y enriquecerla, lo cual es muy valioso porque se da la oportunidad al estudiante de que él mismo busque y seleccione aquellos poemas de su mayor agrado. Pero sobre todo, lo que más interesa es que se intente un aprendizaje encaminado a disfrutar el poema. Aquí es donde se presenta el mayor reto, porque los adolescentes de hoy se caracterizan por una gran desafición por la poesía, esa forma del lenguaje en que la palabra alcanza su máxima belleza; prefieren ver la televisión, jugar “nintendo”; navegar, quizá sin brújula, como valientes aventureros en la casi infinita telaraña informática; platicar con los “cuates”, salir al cine o simplemente divertirse en cualquier otra actividad. Aunque no dudo de la existencia de algún caso extraordinario que prefiera abrir y perderse en las páginas de un libro. (¡Qué valiosos resultarían aquí los consejos del profesor para orientar al joven en su búsqueda de nuevas lecturas). No se trata, por otro lado, de crear escritores o poetas, para ello están las escuelas especializadas, sino de aprender con los alumnos a mejorar nuestra expresión escrita y oral, lo que puede realizarse a través de las múltiples formas que adquiere la palabra en los diferentes tipos de textos y formas del habla. La desafición poética de los estudiantes y de la cual hablaba más arriba es la que nos debe preocupar como profesores de español y es el motivo que anima al presente trabajo. Es importante señalar que las personas muestran ciertas inclinaciones hacia una u otra actividad, también hay algunas experiencias vitales que pueden inducir a optar por dichas preferencias. Y pudiera ser , en la etapa en la que el ser humano vive el boom de su desarrollo físico, intelectual y emocional, que desde el aula, se propicien algunas actividades que incidan en la decisión de los alumnos a favor de la poesía. Todo depende, quizá, de la forma como se vea el asunto y de las influencias familiares con las que viene el estudiante, pero la escuela puede ser un magnífico espacio para formar hábitos y adquirir habilidades en torno a esta expresión artística. Pero insisto, ¿por qué la poesía?, ¿acaso no sería más sencillo y menos “aburrido” para los alumnos trabajar con el periódico y las revistas, con los medios masivos de información o como se acostumbra en el aula, con lecturas o fragmentos de las mismas y de las que se desprende una serie de actividades integradoras que abarcan la ortografía, la gramática, algunas estrategias para procesar información o para promover la expresión oral? Realmente todas son experiencias valiosas que ayudan al estudiante a consolidar su lengua oral como escrita, pero en todas se tiene que partir de un proceso inevitable como es la lectura, incluso la poesía misma. Generalmente a una persona que le guste la poesía le gusta también la lectura, pero no todo el que lee tiene preferencia por la poesía. Lo que importa es conseguir a partir de múltiples contactos con la obra escrita un acercamiento personal que frague uno de los anhelos de las instituciones educativas: el gusto por la lectura, pero en esta ocasión lo queremos intentar con el texto poético.
  • 9. 9 Quiero agradecer a los autores del libro del texto que pensaron en la propuesta de crear un taller literario; sin ella estoy seguro que no habríamos realizado no los poemarios ni la plaqueta; al Patronato del Colegio por su apoyo para la impresión, lo mismo a Rosy y Lucy, secretarias de la Institución; a los maestros y padres de familia por la adquisición y promoción de la plaqueta; pero sobre todo, agradezco profundamente el empeño de cada alumno que participó en este proyecto y que es mi deseo nombrar los en este momento: Finalmente, dedicamos la plaqueta al Profr. José de Jesús Juárez Martín, exdirector del Colegio, por su trabajo profesional y humano que realizó haciendo equipo con el personal docente de este centro educativo. Para él, “Grano de arena” que quiso significar un digno homenaje.
  • 10. 10 2. PROPÓSITO EDUCATIVO Al trabajar el texto literario, sobre todo el poético, en forma de taller implica por lo menos involucrarnos personalmente y a diferentes niveles con el texto mismo, porque es echar una mirada desde y hacia adentro, lo más adentro posible, en la intimidad, para descubrir el mensaje que deja de ser mensaje del autor y se convierte en una construcción personal o para disfrutar de la forma, de las palabras que utilizó el escritor para hacérnosla llegar. De esta manera, el compromiso libre y consciente que se adquiere con la lectura tendrá posibilidades de nacer en el interior de cada adolescente. El mensaje o contenido que encierran la palabras se abre, finalmente, para ser modificado, alterado o fragmentado según cada lector. Michéle Petit,1 citando al psicoanalista Didier Anzieu,, lo expresa así: ...El lector que empieza a ser “trabajado” por la obra entabla con ella otro tipo de relación: Incluso durante las interrupciones de su lectura, mientras se prepara para reiniciarla, se abandona a la ensoñación, su fantasía se ve estimulada, inserta fragmentos de ella entre las páginas del libro, y su lectura es algo mixto, un híbrido, un injerto de su propia actividad de fantasmización sobre los productos de la actividad de fantasmización del autor. En el proceso de composición de textos o de creación, la ortografía, la búsqueda y la selección de las palabras, el orden sintáctico elegido, formarán parte de ese juego de nombrar o mejor dicho, renombrar al mundo otorgándole un significado meramente personal. El propósito que anhelamos es entrar en contacto con textos poéticos, por un lado, desmitificando la poesía, rompiendo barreras y abriendo puertas o ventanas, que los adolescentes tienen , por ejemplo, que es algo pasado de moda, aburrido y que no altera a la persona misma cuando en realidad podemos encontrar a la poesía en la casa, en la calle o en la escuela, en las cosas y lugares que jamás imaginamos; y por otro lado, atreverse a ejercitar la escritura en una aventura desenfadada de aprisionar pedazos de realidades con la tinta o de crear mundos de fantasía. Gabriel Zaid, dice al respecto2 : Hay que ver la poesía en la práctica: en el mundo del trabajo y los negocios, del prestigio social y el poder político, de la ingeniería y las computadoras, de la vida amorosa y cotidiana. 1 Petit, Michele. Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura. FCE. México, 1999. Pag. 28-29 2 Zaid, Gabriel. La poesía en la práctica. FCE (Lectura Mexicanas, No. 98). México, 1985. Pag. 7
  • 11. 11 La inspiración creadora no sólo hace versos: sopla y lo mueve todo. En ese movimiento, la práctica no es algo estrecho, mecánico y sin misterio, sino creación; y la poesía es práctica: hace más habitable al mundo. Se trata, pues, de que al intentar escribir un poema, en ese momento de inspiración y creación, el alumno realice un trabajo muy personal y autodidacta apoyado fuertemente por el trabajo colectivo del grupo. Se trata de encontrar pretextos para ejercitar la escritura que motive a la vez a la lectura y viceversa, se trata de fortalecer un cimiento afectivo a través de la expresión de sus sentimientos o ideas. El propósito, como pueden notar, es múltiple. Estoy consciente de que dicho proceso es demasiado elevado y caro, porque hay que dedicar tiempo a los sentimientos, a la selección de las palabras para expresarlos, a recuperación de la capacidad de asombro, a la educación de nuestra sensibilidad que ha sido tan maltratada por la cultura de la imagen. Esto implica vencer todos nuestros miedos en torno al libro, a la lectura o a la poesía ya que a través de ella se tiene una magnífica oportunidad de irse construyendo así mismo. Cierto también es que no podrá lograrse en dos o tres meses, pero sí puede hacer que el adolescente quede marcado por esta experiencia; que reciba un impacto y se incline a escuchar el inaudible murmullo de la musa que lleva dentro.
  • 12. 12 3. DESCRIPCIÓN Y METODOLOGÍA DE LA EXPERIENCIA El intentar vivir una experiencia que trascienda el artificio teórico de algún aspecto de la poesía me llevó a pensar en el taller como una forma de acercarse más al texto poético y a proponerlo a los jóvenes que estudiaban el primer año de Secundaria, realizando como proyecto personal la escritura de un poemario. El taller contempla es sus características una interacción entre la reflexión y la práctica, entre el trabajo individual y el grupal, con miras a un resultado común y, como requisito previo, la capacitación del alumno sobre todo para seleccionar sus criterios de acción. La forma como nos organizamos fue a través de un taller horizontal; es decir, compuesto por alumnos de un solo grado y un solo grupo; el producto esperado de este taller sería la creación de un poemario personal. Más adelante haré un comentario respecto a este último punto.3 Fue así como iniciamos con esta aventura los veintinueve jóvenes y su servidor. Lo primero que hicimos fue leer los textos poéticos que el libro de texto nos ofrecía y encontramos que de alguna manera presentaban una variedad en su estructura como en sus temas; por ejemplo, el tamaño de los versos, su agrupación en estrofas; la misma extensión del poema; con diferentes tipos de rima, incluso el verso libre; y por otro lado, hablaban de la naturaleza, de la mujer, de los problemas sociales... Creo que algunos temas fundamentales estaban ahí. Entonces tratamos de contagiarnos de esos sentimientos, por lo menos en el breve tiempo que dura una clase y después de quince días de intercambiar puntos de vista, información general sobre los autores, interpretaciones posibles de los textos, dimos paso al ejercicio de composición que consistía en escribir un poema con tema libre, aunque también realizamos algunas emulaciones sobre todo de jaikais, consiguiendo algunos resultados agradables. Retomemos algunas palabras tomadas precisamente del Prólogo de “Grano de arena”4 : Era un verdadero reto para todos; los alumnos, iban a quedar palmo a palmo con su soledad y sus sentimientos ante la blancura inmensa del papel y teniendo como única defensa su palabra. Por mi parte, me di el gusto de acompañarlos en esta aventura y pensé que la mejor manera de hacerlo era formando un taller de creación literaria, en el cual aprendimos, en múltiples lecturas realizadas en silencio y en voz alta, en sesiones que fueron matizadas por la espontaneidad y el entusiasmo, que la revisión y corrección de todo texto son estrictamente necesarias. 3 Cómo hacemos para enseñar a aprender. Santillana. 4 Vázquez Clavel, José Antonio. Compilador. Grano de arena. Colegio Cervantes. México, 2000
  • 13. 13 Durante las cuatro semanas siguientes intentamos realizar una labor casi artesanal, pues cada texto elaborado era compartido desde la oralidad del mismo por el autor con el resto del grupo para revisar juntos la ortografía, la puntuación y ofrecer propuestas diferentes a las palabras o frases no tan favorables. El autor se llevaba de tarea la reelaboración del poema agregando los nuevos elementos propuestos en la charla anterior. El siguiente cuadro proporcionará una idea más sistemática de las actividades realizadas en esta fase. POEMA AUTOR PROPÓSITO ACTIVIDADES TIEMPO Réquiem por Rosario Salcedo Darnos cuenta de que + Relacionar el conte- 50’ Biafra Ambía existen muchas mane- nido del poema con ras para expresar nues ilustraciones. tras sensaciones y emo ciones. Razones Joel Mendoza Ibidem 50’ La maldición Gabino Sentir el ritmo del + Localizar las sílabas 50’ de Malinche” Palomares poema rítmicas. + La mitad del grupo leerá el poema; la otra, marcará el ritmo con golpes suaves. La niña de José Martí Saber que los poemas + Escuchar la versión 50’ Guatemala pueden hablar de he- musicalizada y apreciar chos reales o imagina su ritmo. rios. La carga Manuel del Conocer que el poema + Dibujar lo que imagi- 50’ Cabral puede presentar nen del poema. formas diferentes. + Imaginar nuestro nuestro cuerpo como una vestidura con vida independiente y crear algunos versos. + Hacer un poema en equipo con las mejores expresiones. Como tú León Felipe Descubrir que hay + Realizar un collage 50’ imágenes poéticas según lo que imagina- muy relacionadas ron del poema. con lo que expresan. Silencio Andrés Eloy Crear un poema a + Cambiar palabras del 100’ Blanco partir del de Eloy. poema por sinónimos. + Plenario: darnos cuen- ta de las múltiples posi- bilidades expresivas. Ele- gir las de su mayor agrado para su composición per- sonal. Pausas II José Seleccionar las pa- + Completar la escritura de
  • 14. 14 Nota importante: Generalmente, el trabajo con cada poema lo iniciábamos realizando las siguientes actividades: 1º Lectura individual y en silencio. 2º Lectura en voz alta, de auditorio o colectiva. 3º Clarificar el vocabulario en caso necesario. 4º Intercambio de impresiones en binas, en equipos o en gran grupo. Todavía se abordaron otros cinco textos poéticos para disfrutarlos y efectuar ciertas actividades en torno a ellos. Remitimos al lector al libro de texto que utilizamos, específicamente al Proyecto diez, titulado “De música, poeta y loco...” De esta forma conocerá en detalle las actividades que realizamos con cada poema.5 Al finalizar, se “tallerearon” veintinueve poemas, uno por cada alumno, y con ello se quiso establecer un punto de partida para el trabajo personal. Algunas de las experiencias que tuvimos fueron: De los veintinueve alumnos del grupo, veintitrés consiguieron el propósito planteado al inicio y cada proyecto personal fue presentado en la exposición colectiva e individual de trabajos académicos realizados en el transcurso del Ciclo Escolar 1999-2000. Entre las antologías, comentarios de sentido común de obras literarias; entre ensayos y entrevistas, estaban los poemarios, algunos encuadernados cuidadosamente y que eran hojeados con gran avidez por los padres de familia, los alumnos de otros grupos e incluso por el resto de los profesores. En algunos textos descubrían rostros familiares del ambiente escolar lo que acrecentaba aún más la curiosidad de los lectores. 5 Lucía Torres R., Ma. del Carmen. Español 1. Santillana. México, 1998. Pags. 132-151 POEMA AUTOR PROPÓSITO ACTIVIDADES TIEMPO o por la imagen que + Escuchar cada poe- 50’ que refleja. ma para ver cómo cambia de sentido. Nocturno Juan Ramón ibídem + Como las anteriores Jiménez pero ahora, con antó- nimos.
  • 15. 15 El resultado más valioso para nosotros fue el haber logrado una colección de textos que si bien no eran verdaderamente artísticos comunicaban algo, en un lenguaje diferente y era precisamente aquellas impresiones experimentadas por adolescentes de 12 y 13 años. Estos textos fueron compartidos en dos ocasiones especiales. En una de ellas se hizo una selección de poemas amorosos para ser leídos en un Acto Cívico con motivo del 14 de febrero. Lo que vivieron los protagonistas lo expresaron con las siguientes palabras: Rafael: “Me trajo a la mente recuerdos de lo que pensé en el momento de realizar cada poema”. Menahen: “Sentí satisfacción al ver que los ahí presentes mostraron interés en los poemas”. Ana Isabel: “Me puse nerviosa, pero no importa tanto cuando se dan a conocer los sentimientos a través de la poesía”. Diana Gabriela: “Al principio, con nerviosismo porque creía que se iban a reir de ellos (de los poemas), pero me di cuenta de que uno se siente muy bien pues respetan tus textos y hasta les llegan a gustar”. Sandra Yadira: “Mucha emoción, porque al leerlos a los demás doy a conocer mis sentimientos, un poco más de mi interior...” La otra oportunidad de dar a conocer los trabajos fue gracias a otra selección de textos de cada poemario para elaborar una plaqueta integrada por los poemas mejor logrados y en la cual participaron veinte alumnos. Los textos se eligieron de la siguiente manera: Pedí a los jóvenes que propusieran, después de una lectura con sus papás y en casa, los dos poemas que más les gustaran y con los cuales me di a la tarea de seleccionar los que consideraba mejor trabajados. Con ellos, veinticuatro en total, se hizo la plaqueta. La plaqueta recibió el nombre de “Grano de arena” y se hizo una modesta edición de 150 ejemplares para la Comunidad Educativa: Personal de la Institución, miembros del Patronato, Comité de la Sociedad de Padres de Familia y por supuesto, para los mismos autores que a su vez la dieron a conocer a familiares y amigos. También se compartió el material con algunos maestros de otras escuelas, con las autoridades educativas y con personalidades de la regiduría del propio Ayuntamiento; pero como dije antes, lo importante fue el haber logrado abrir una puerta de la infinita casa del lenguaje para hacer escuchar nuestra voz (digo nuestra voz porque de alguna manera sentía que me proyectaba en ellos), de tomar casi por asalto un lugar muy particular en el mundo en la etapa en que cuerpo y espíritu ( esfera psicológica, emotiva...) viven un intenso y acelerado cambio. Mas ¿cómo fue la evolución de algunos textos? Pongamos como ejemplo algunos casos. Iniciemos con un dístico:
  • 16. 16 Cuando una rana se acerca croa y crece Con las reconstrucciones que hizo su autora Alejandra quedó así: Cuando una rana se me acerca, su croar, engrandece mi alma verde. Lo primero que nos deslumbra es la imagen de la rana y del efecto que ocasiona su croar en el alma, ¡que se vuelve verde! ¿No es fantástico? Cómo un simple adjetivo transforma como por arte de magia lo que estamos acostumbrados a pensar del sustantivo alma como aquello que es esencia o sustancia del hombre y el verde se convierte en el ánima que lo reconstruye con un significado nuevo y otorga, al lector, otra visión. En el dístico de Gustavo, titulado “Primavera”, sucede algo parecido; los niños, sinónimos de alegría, perdidos en un lugar tal vez sin tiempo, juegan entre sus sonrisas: Los niños juegan como almas perdidas buscando qué hacer entre sus sonrisas. Cuántas veces no hemos visto y escuchado algún niño o adulto que se sube a un transporte colectivo y entona para los pasajeros una melodía a cambio de unas monedas. Rubén, lo capta así: Se pone a cantar en el camión sin importar que la gente le diga loco. Y al más puro estilo romántico, un poema de Diana que no sufrió más modificaciones que la puntuación: Cuando te conocí tuve miedo de mirarte, cuando te miré tuve miedo de besarte, cuando te besé tuve miedo de quererte. Ahora que te quiero tengo miedo de perderte. En el ánimo de los jóvenes se percibe el sentimiento, antes sereno o alegre, se exacerba y empieza a experimentar emociones encontradas. El poema es entonces un refugio o un espejo donde pueden descubrirse cómo son y cómo van evolucionando. Sandra, en tono también romántico, lo expresa así: Mañana... mañana te irás y no podré detenerte. Mañana... lloraré pensando que no estarás más aquí.
  • 17. 17 Mañana... será un día lleno de tristeza y soledad. ...y después de mañana tendré que resignarme a vivir sin ti. Muy arriba mencioné a la naturaleza como un tema recurrente y al respecto, “Grano de arena” nos ofrece siete poemas, dos que ya mencionamos (“La rana” y “Primavera”) y otros como este intento de jaikú de Jorge titulado “Orquídea”: Eres muy rara más tu belleza nadie la iguala. No pretendo describir todos los poemas pero sí mostrar algunos de ellos como el fruto de este trabajo, no quisiera decir el producto terminado, término técnico utilizado en la metodología del taller, porque el poema lo construye cada nuevo lector o incluso de un mismo lector puede hacer edificaciones diferentes, pues como expresa Graciela Montes en su libro “La frontera indómita”6 : Los versos resultan muy consistentes, muy resistentes, menos pacientes al deslizamiento que las líneas de la prosa, se alzan ahí en medio de la página como construcciones, como pequeñas ciudades para explorar... Imposible saltarse una sílaba... Imposible obligarlos a deslizarse hacia delante. Quiero también dejar plasmado en estas páginas el poema de Corina porque con él titulamos la plaqueta: Soy tan sólo un grano de arena en el océano azul de la inmensidad; una hoja seca a la deriva que el viento arrancó por maldad. En el proceso del taller, específicamente, cuando el autor daba lectura a su poema, después de una lectura en silencio, el resto de los compañeros que lo seguían en sus hojas, realizaban correcciones y observaciones desde su particular punto de vista que después compartían. Al expresarlos al grupo se daba un proceso de socialización del conocimiento y de las emociones, como entrenamiento para la competencia ortográfica y comunicativa (enriquecimiento del vocabulario), en una palabra, lingüística, y del sentido diferente que pueden adquirir las palabras. Esta es una propuesta educativa que en los últimos ocho años se le está dando gran importancia, ya que el trabajo en equipo se enriquece con la participación de todos, a pesar del riesgo de permanecer bajo la sombra del más esforzado; pero aun así es un educarse a participar en una labor colegiada para resolver un problema, una guía didáctica, actividades de clase o situaciones problematizadoras. 6 Montes, Graciela. La frontera indómita. En torno a la construcción y defensa del espacio poético. FCE. México, 1999. Pag. 74
  • 18. 18 4. RESULTADOS Después de lo descrito anteriormente podemos expresar que los resultados de esta experiencia en el aula son, por un lado, la creación de un poemario personal y por otro lado, la plaqueta que se elaboró a partir de una selección de poemas. De acuerdo a la metodología del taller, éstos fueron los productos obtenidos ; sin embargo, existen otras evidencias que aunque no soy muy tangibles sirvieron como material de trabajo para estructurar el programa de un Acto Cívico. Creo, además, que el compartir esta experiencia a través de la plaqueta, tanto hacia el interior (padres de familia, maestros, alumnos) como al exterior del Colegio (autoridades educativas, municipales y profesores de Español) puede considerarse como un logro más. Existirán otros espacios y habrá nuevas oportunidades para seguir comentando de esto que vivimos (el grupo y su servidor) con el ejercicio de la lengua, en su función poética; sobre todo en los Talleres Generales de Actualización (TGA) porque es donde se dan cita los Profesores de Español de toda una Zona Escolar; a través de los diarios informativos de la localidad e incluso de publicaciones relacionadas con nuestra tarea docente como lo es “Enlace Educativo”, editada por el Sistema de Educación Básica y Normal del Estado de Jalisco”. Es fundamental señalar, también, que no se agota aquí esta experiencia que tiene como cualquier otra la característica de la irrepetibilidad, sobre todo si se trata de la Recreación Literaria, un eje temático importante en la enseñanza del Español en el nivel de Secundaria. Esta vivencia, en sí misma, nos invita a seguir experimentando con otros grupos, otras realidades y por tanto, otras formas de ver la vida, con esa óptica fresca y desenfadada que es propia de los adolescentes. Tal vez, en un futuro, alguien quede, a partir de estas experiencias, signado por la necesidad de la escritura o simplemente, fortalezca a partir de la creación o del ejercicio de la palabra escrita (que necesariamente lleva a otro ejercicio: el de la lectura) su capacidad y competencia lingüística.
  • 19. 19 5. REFLEXIONES FINALES Si dirigimos la mirada a todo lo escrito anteriormente podemos recapitular esta experiencia de creación literaria, que intentó con humildad ser poética, es posible destacar los siguientes momentos importantes: i. Trabajo en el aula. • Desarrollo de las actividades propuestas por el libro de texto. • Formación del taller de creación literaria, el cual tuvo las siguientes etapas: a) “Tallerear los ejercicios poéticos de cada alumno. b) Reelaboración de cada poema a partir de los comentarios realizados. ii. Exposición de poemarios. iii. Selección de textos para integrar una plaqueta colectiva. iv. Presentación de algunos poemas en una ceremonia cívica escolar. En este proceso se puede apreciar la existencia de ciertos requisitos o condiciones que debían de cumplirse necesariamente para decir que el ciclo había concluido. En primer lugar, el ejercicio de la escritura, para lo cual se buscó de un espacio y de un tiempo muy personal, en los cuales las ideas, los pensamientos y los sentimientos se encauzaban sobre algún objeto en particular, una situación, una persona o sobre sí mismo: “En la naturaleza, en la familia, en la niña que me gustaba, en las tardes apacibles, en la tranquilidad del ambiente, en algo hermoso, en la luna, en el sol, en el atardecer, cuando estaba relajado”; todo esto a decir de los alumnos autores. En segundo lugar, la revisión y corrección de los textos, las cuales en un principio se realizaron a nivel grupal para dejar la inquietud en el propio alumno de la necesidad y lo imprescindible que son estas dos acciones. Y, en tercer lugar, la oralidad, misma que se dio al presentar a la Comunidad Educativa una lectura de los poemas amorosos de la plaqueta, cuidando los aspectos siguientes: fluidez, dicción, volumen y emotividad. Quiero expresar que pudieron existir otros elementos importantes que involuntariamente haya omitido; sin embargo, esta experiencia puede ser un punto de partida para que el Profesor de Español se aventure a realizar proyectos como el presente y mejorarlos, por supuesto. Es importante también fomentar la lectura pues como dice Rogelio Guedea el maestro de Literatura (o de Español) “debe mostrar ese aprestamiento por la lectura, debe irradiar ese placer de tal modo que sus alumnos vean materializados los beneficios
  • 20. 20 que la lectura ha dejado en él”7 y deberá, por supuesto, apasionarse para tener la posibilidad de experimentar la emoción de la literalidad. Es cierto que al decir la palabra lectura trasciendo las fronteras de esta experiencia puesto que es por sí misma el motivo de otro trabajo como este que aparentemente trazó sus límites en un ejercicio más consciente de la escritura, de la expresión de emociones a través de lo más bello de la literatura: la poesía. Estuvimos todo este tiempo trabajando con un misterio, un misterio hecho de palabras y no quisiera terminar sin repetir las palabras de algunos alumnos acerca de la poesía. “La poesía es un medio para expresar nuestros sentimientos por las cosas que nos rodean y que han sido un regalo en nuestra vida”. (Rafael). “Es una expresión necesaria pues somos seres que sentimos, amamos, odiamos...” (Alejandra). “Es un ejercicio de creatividad de la vida”. (Corina). “Es expresar tus sentimientos hacia los demás o sobre algo; es desahogarte cuando ya no puedes callar todo lo que sientes y lo que hay en tu corazón enterrado como una daga envenenada o para expresar todo lo bonito que tienes en tu corazón”. (Sandra). Para mí, la poesía es el perfume de la literatura... 7 Guedea, Rogelio. La enseñanza literaria. Universidad de Colima. México, 1999. Pag. 5
  • 21. 21 PLAQUETA Colegio Cervantes. (Graciela Velasco G.) A una compañera. (Graciela Velasco G.) Una pequeña pelea. (Guillermo González L.) Madre (Julio Contreras S.) A Dios. (Jorge Magaña I.) Grano de arena (Corina Medina Z.) El símbolo. (Jorge Magaña I.) Pensamientos (Margarita Luis Juan Z.) Reflexión (Corina Medina Z. Mientras la llama ardiente. (Diego Díaz B.) El músico (Rubén Andrade M.) Mi amor por ti. (Menahen Herrera F.) Miedo. (Diana Hernández Z.) Nada es difícil contigo. (Rafael Luna C.) Amor marchito. (Ana I. Guzmán V.) ¿Será que soy yo?. (Guillermo González L.) Mañana. (Sandra Isais C.) La luna. (Armando García A.) Primavera. (Gustavo Mazatán S.) Las flores (Jaime Cortés O.) El bosque. (Ángel López E.) Orquídea. (Jorge Aceves R.) La montaña. ( Roberto Pinto C.) La rana. (Alejandra Espinoza B.)
  • 22. 22 COLEGIO CERVANTES Graciela Velasco G. En el Colegio Cervantes todos andamos corriendo; unos andan enseñando y otros vamos aprendiendo. El “Dire” va para allá y la “Pili” para acá; nosotros de aquí hacia allá y de allá hasta acullá. Alguno que otro se escapa de esta ajetreada rutina; pues ése sólo se la pasa paseando la flojerina. A UNA COMPAÑERA Graciela Velasco G. Al inicio del año escolar llegó una nueva compañera, ella vino a estudiar a esta mi querida escuela. Al llegar yo le brindé mi apoyo cual compañera; sin reservas le ayudé para que bien se sintiera. Trabajamos mucho juntas; me llamaba y le ayudaba; mucho juntas estudiamos; parecía que me estimaba. Pero un día para la escolta la bandera nos jugamos y en un volado resulta que la bandera ganamos. Desde ese instante no hubo
  • 23. 23 más llamadas de su parte; desde ese instante no tuvo un saludo para darme. Hasta hoy no puedo creer que en un bolado perdiera; ella un asta y su bandera y yo a una compañera. Mas las cosas así son. Yo creí que era mi amiga. Espero mañana cambie. No vernos como enemigas. UNA PEQUEÑA PELEA Guillermo González L. Todo empezó un día; en la escuela, reinaba la alegría, en la entrega de la calificación, esa que te da buena reputación. Eran dos buenas amigas que trabajaban como dos hormigas, las dos tuvieron primer lugar, ¡lo que cualquiera pudiera desear! Llegó el día esperado, fue también muy agotado. Iban a estar en la escolta y aquí empieza nuestra historia. Como las dos tenían el primer lugar; una, la bandera tendría que portar; hicieron todo a un lado y lo dejaron a un volado. Ganó la pequeña niña y por esto empezó la riña, lamentablemente presumió y la otra, de mala gana consintió. “Pues quédate con tu bandera” eso dijo la muchacha güera y desde entonces esto pasa y la riña no se desplaza.
  • 24. 24 Las amigas también se resintieron y a entrar a la pelea fueron; en dos grupos se dividieron con el apoyo de otra riña que vieron. Ahora, en esto consiste la pelea; aunque nadie aquí me lo crea. Están dividiendo al mundo y en escoger yo me hundo. Así, por eso yo les pido y no me canso y se los digo, nunca está mal otro amigo que te acompañe y esté contigo. Ya olviden todo lo que pasó, que a todos esto afectó; creo que entenderán lo que les diga: ¡Olvídenlo y recuperen a su amiga! Espero que esto les llegue al corazón, tal vez yo no tenga razón; pero lo hago por ustedes. Escucha: ¡Yo sé que tú puedes! MADRE Julio Contreras S. Madre, misterio y maravilla de gran ternura; santa y suave es tu grandeza; como una estrella de amor es tu mirada y hoy, el niño que fui, te rinde un homenaje pues extraña tus desvelos y caricias. A DIOS Jorge Magaña I. A Dios le debo la dicha de mi existencia; la felicidad de que existo. Gracias a él puedo dar y recibir amor; saber que está conmigo.
  • 25. 25 GRANO DE ARENA Corina Medina Z. Soy tan solo un grano de arena en el océano azul de la inmensidad; una hoja seca a la deriva que el viento arrancó por maldad. EL SÍMBOLO Jorge Magaña I. Al grave sonar de las trompetas, dibujando el gran círculo, el grupo va con el lápiz en mano. ¿Oye, Señor!, yo quiero ir con ellos para cumplir mi sueño de hacerme pintor algún día. El mejor del círculo, Como Clemente de Fuego. PENSAMIENTOS Margarita Luis Juan Z. Mis pensamientos son todos iguales; de sueños que vienen y nunca se quedan; sueños que deseo perseguir, tengo que confesar. Pero cada noche y día se marchan y vuelven a regresar, dándome esperanzas de múltiples maneras.
  • 26. 26 REFLEXIÓN Corina Medina Z. Meditando en mi habitación me di cuenta de una realidad: creí que mi vida era toda perfección; pero sentí una gran soledad. Es común que sucedan estas cosas; aún no sé porqué será, pero me siguen pareciendo confusas, ¿acaso, a la adolescencia pertenecerán? MIENTRAS LA LLAMA ARDIENTE Diego Díaz B. Mientras la llama ardiente dura en el incensario, el humo denso del perfumado incienso se levanta a jirones lentamente. Pero al fin el fuego se consume y la poesía deja su aroma de Idealismo, en purísimas nubes que llegan al cielo mismo. Mas cuando el fuego del amor se agota el alma se ha quedado sin perfume.
  • 27. 27 EL MÚSICO Rubén Andrade M. Se pone a cantar en el camión, sin importar que la gente le diga loco. MI AMOR POR TI Menahen Herrera F. Mi amor por ti es tan grande que no puedo descubrirlo; tan inmenso que todo lo invade. Tus labios y tu forma de ser me han conquistado. MIEDO Diana Hernández Z. Cuando te conocí tuve miedo de mirarte; cuando te miré, tuve miedo de besarte; cuando te besé, tuve miedo de quererte. Y ahora que te quiero, tengo miedo de perderte. NADA ES DIFÍCIL CONTIGO Rafael Luna C. Cada vez que escucho tu voz siento una gran emoción y cuando miro tus ojos se me sale el corazón. Cuando llega el amanecer me acuerdo de ti, me inspiro y me apoyo en tu memoria hasta enloquecer. Sabes bien que te quiero, pues todo es más fácil contigo.
  • 28. 28 AMOR MARCHITO Ana Isabel Guzmán V. Al pasar por su ventana, la he visto bordar; ella, tan jovial y yo, sin atreverme a hablar. Paso por las tardes con pasos que cansan mis pies, sólo con la esperanza de ver a quien siempre mi mente piensa. Se han ido los años y un día la volví a ver, con un hábito café que hizo a mi amor decaer. ¿SERÁ QUE SOY YO? Guillermo González L. Cada pequeña cosa que hago no parece suficiente para ti; tienes que amar a ese otro, aunque hay algo diferente en mí. Antes siempre me preguntaba, pues eso en mi cabeza rondaba y ahora tengo una conclusión: ¿Será que soy yo? No tienes otra opción, ¿verdad? pues sólo quieres caras bonitas; pero también es felicidad y eso es lo que tú necesitas. Aun así te soy sincero y te diré qué es lo que quiero; aunque yo no soy el mejor. Acaso, ¿será que soy yo?
  • 29. 29 MAÑANA Sandra Isais C. Mañana... mañana te irás y no podré detenerte. Mañana... lloraré pensando que no estarás más aquí. Mañana... será un día lleno de tristeza y soledad. ...Y después de mañana, tendré que resignarme a vivir sin ti. LA LUNA Armando García A. Redonda, pareces queso gruyère y aún tus cráteres profundos puedo ver. Cuando te has partido en dos sufro sin querer porque acostumbrado estoy a verte siempre brillar. También pareces una flor Que baila en la oscuridad Entre un manto estelar.
  • 30. 30 PRIMAVERA Gustavo Mazatán S. Los niños juegan como almas perdidas, buscando qué hacer entre sus sonrisas. LAS FLORES Jaime Cortés O. Las flores, las flores, son muy hermosas; las azucenas, las margaritas... ¡Oh! Gran regalo que perfuma y alegra al corazón. Parece que vuelan en el cielo Como aves recién nacidas. EL BOSQUE Ángel López E. ¿Qué puedo decir de tu asombroso encanto? Algo que mis sentidos no alcanzan de su misterio a percibir. ORQUÍDEA Jorge Aceves R. Eres muy rara; mas tu belleza nadie la iguala. LA MONTAÑA Roberto Pinto C. Amiga y creación de la naturaleza, tu inmenso color verde inspira poemas en el atardecer.
  • 31. 31 LA RANA Alejandra Espinoza B. Cuando una rana se me acerca, su croar, engrandece mi alma verde.