• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa 5 5-11
 

Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa 5 5-11

on

  • 2,538 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,538
Views on SlideShare
2,538
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
26
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa 5 5-11 Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa 5 5-11 Document Transcript

    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García BallesterosMedios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa 0. Introducción. 1. El papel de los MC en las sociedades actuales y la libertad de expresión. 2. ¿Quién controla los medios de comunicación? 3. ¿Cómo se manipula la información? ¿Cómo se manipula a la población? Ejemplos de estrategias de manipulación. 4. Objetivo fundamental: formación de mentalidades sumisas. 5. Crisis de credibilidad y medios alternativos.0. Introducción El control y manipulación de los medios de comunicación de masas por parte tanto de susdueños como de las grandes corporaciones informativas internacionales con el objetivo defavorecer los intereses de las clases dominantes y la economía neoliberal tiene una largatrayectoria histórica y grandes réditos. Os voy a leer un texto: “La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones de las masas es unelemento importante en la sociedad democrática. Los que manipulan el mecanismo oculto de lasociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder que gobierna nuestro país.Somos gobernados, nuestras mentes moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideassugeridas mayormente por hombres de los que nunca hemos oído hablar. En casi cualquier acto denuestras vidas, sea en la esfera de la política, de los negocios, en nuestra conducta social o ennuestro pensamiento ético, estamos dominados por un número relativamente pequeño de personasque entienden los procesos mentales y los patrones sociales de las masas. Son ellos quienesmanejan los hilos que controlan la opinión pública”.Esta cita está sacada del libro “Propaganda” (1928) de Edward Louis Bernays. Éste periodista ypublicista, sobrino de Freud, aplicó las teoría del inconsciente de su tío a la naciente ciencia de lapersuasión de las masas. Es considerado el padre de las relaciones públicas y su idea que hay queactuar para “hacer que el mundo sea más seguro para la democracia”, ha sido utilizada paradisfrazar las múltiples intervenciones militares americanas en muchos países del mundo comoayuda humanitaria, cuando las razones en la mayoría de los casos son económicas o estratégicas(tenemos los ejemplos recientes de Irak, Afganistán, o Libia). Hace casi cien años que Bernaysplanteó, lo que ha sido la constante política y económica del último siglo en las sociedadesoccidentales, que la democracia era demasiado buena para la gente; por lo que era necesario quese les dijera qué tenían pensar, cómo debían de actuar y qué les convenía consumir. Afirmaba quesólo unos pocos poseían la comprensión necesaria de la realidad en su totalidad y a ellos había 1
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterosque confiarles la sagrada tarea de controlar a las masas, no sólo desde un punto de vista político,sino también comercial (1ª Guerra Mundial, las mujeres americanas y el tabaco, 1920). Planteabaque en las relaciones sociales la manera más efectiva para crear credibilidad de un producto oimagen es mediante el apoyo de una “agencia independiente”, que es financiada por la industria olos estados cuyos productos o acciones están siendo evaluados. Estas agencias independientes deinvestigación elaboran estudios “científicos” y material de prensa para crear cualquier imagenque los jefes quieran. Tales agencias tienen nombres muy atractivos: Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) Fondo Nacional para la Democracia (NED) Fundación de investigación sobre la temperatura Consejo Internacional de Información Alimentaria Centro de Estudios para el desarrollo sostenible Alerta al consumidor Fundación para la higiene del aire Federación de Salud Industrial Consejo norteamericano de Ciencia y Salud Coalición Global Climática Alianza para alimentos mejores. Estas organizaciones y cientos de otras similares, son grupos cuya única misión espromover la imagen de las corporaciones globales que los financian. Esto se logra en parte conuna interminable cantidad de “comunicados de prensa, programas de radio e informativostelevisivos”, anunciando investigaciones innovadoras. Estos informes sesgados y manipulados seleen como noticias y, de hecho, son moldeados para que lo parezcan.1. El papel de los medios de comunicación y la libertad de expresión. ¿Son posiblesunos medios de comunicación que ofrezcan una información objetiva e imparcial? ¿Existen unosmass-media desligados del férreo control de quién los financia o dirige? Esto sería lo deseable yasí lo recoge tanto el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de laONU “Tienes derecho a pensar lo que quieras, a decir lo que desees y nadie debe prohibirtehacerlo. También debes poder compartir tus ideas con personas de cualquier otro país”, como elartículo 20, apartado 1d, de nuestra Constitución:“Se reconoce el derecho a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier mediode difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en elejercicio de estas libertades”. También en este mismo artículo, en su apartado 3, se recoge que 2
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesteros“La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación socialdependientes del Estado o cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de losgrupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversaslenguas de España”. Según esta Declaración Universal como nuestra Constitución, todos los medios decomunicación deberían utilizar su influencia para afianzar y apoyar las libertades y los derechosde los ciudadanos: libertad de criterio, de acción, de expresión, de elección, derecho a la nomanipulación, al respeto y a la dignidad. Todos deberían ofrecer a los ciudadanos unainformación veraz y promover y garantizar el debate abierto e integral, asegurando que el públicooiga a todos los que debería oír, que ninguna voz quede anulada o manipulada por el discurso delos poderosos. Pero, ¿cuál es la realidad? Un somero análisis del funcionamiento de los medios dedifusión nos llevará a la conclusión que no se respetan los derechos fundamentales que sobreinformación y pluralismo recoge nuestra Constitución. Si se estudian los contenidos que seofrecen se puede deducir que la objetividad no existe. Toda la información que se da está sujeta auna serie de valoraciones e interpretaciones, que tanto en el fondo como en la forma, contribuyena provocar una alteración, mayor o menor de la realidad. Si analizamos los diferentes medios, encuanto a libertad de expresión se refiere, tendríamos que manifestar que los medios públicos(radio o TV) mantienen una política algo más abierta, plural y democrática en su funcionamientoy sus contenidos que los privados, sobre todo en lo que a política interna se refiere. Esto nosupone que todas las opciones políticas, sobre todo la izquierda real y los grupos socialesalternativos, ni que voces discrepantes tengan las mismas posibilidades de expresión. Tenemos unejemplo muy claro en nuestro país.Nada de lo acontecido en los últimos cuarenta años hubiera sido posible si este capitalismo salvajeno contara con el poderoso instrumento, con ese discurso divulgador masivo, que son los mediosde comunicación de masas. En nombre de la libertad de expresión, estos grandes medios setransforman en poderosos altavoces capaces de dirigir, controlar y someter a enormes masas depoblación para que acepten con una “sonrisa sumisa” la pérdida de derechos fundamentales y desu nivel de vida, sin que sean capaces de luchar, de levantarse contra ese discurso silenciador queinhibe la crítica, la capacidad de pensar y de decidir por uno mismo y aplasta toda posibilidad deresistencia. Nadie remueve las conciencias de esos millones de dóciles ciudadanos que aceptan,sin cuestionar, un liberalismo tan feroz que está machacando los derechos sociales y políticos dela clase trabajadora (pensiones, jubilación, salarios, contratos basura, convenios colectivos,servicios públicos, privatizaciones...). Se trata de, mediante el miedo a peores situaciones futuras 3
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterosen la mayoría de las ocasiones infundadas, hacerle comprender a los sumisos ciudadanos quedeben aceptar “contentos” esas pérdidas, que deben saber que “sus asuntos” se los gestionanmejor los políticos de turno, sin darse cuenta que esa ignorancia, esa desidia, esa falta decompromiso social, es la que hace posible que los poderosos puedan decidir a su antojo en contrade los propios ciudadanos.2. ¿Quién controla los medios de comunicación?Andrés Sarlengo en su artículo “Los halcones de la desinformación”1 nos explicita claramenteesta pregunta. Recoge que son cinco agencias informativas las que distribuyen el 96 % de lasnoticias internacionales (AP, UPI, Reuters; AFP, Jiji Press). En los países pobres dondesobreviven el 75 % de la población mundial se produce el 30 % de los periódicos. En 1980cuatro de cada cinco mensajes provenían desde Europa. Actualmente de las primeras 300corporaciones de la información: 144 son de EEUU, 80 de la Unión europea y 48 de Japón. Todo este poder comunicacional está en manos de grandes grupos financieros y poderosasempresas multinacionales que controlan y dominan toda circulación de información y decontenidos que a través de los mass-media se ofrece por todo el Planeta con el único objetivo defavorecer los planteamientos políticos del imperio y los intereses económicos del neoliberalismoimperante. Estas grandes oligarquías financieras, respaldadas por las instituciones mercantilesinternacionales (FMI, BM, Bancos Centrales…), se apoyan en “expertos economistas a sueldo”del neoliberalismo (en España FEDEA), sin que haya posibilidad de cambiar el discurso por otraspropuestas posibles, viables y sociales . Tenemos economistas como Juan Torres, Pedro Montes,J.F. Martín Seco, Salvador Jové, Joaquín Arriola, Viçent Navarro, Ramón Franquesa, AntoniMonserrat…que plantean alternativas a la crisis, válidas desde el punto de vista científico, que nosupondrían la pérdida de derechos sociales adquiridos, ni peligro para las pensiones, nialargamiento de la edad de jubilación (control del fraude fiscal, subida de salarios a lostrabajadores, fiscalidad más justa y progresiva, control de las entidades financieras y bancarias,actuar sobre el mercado de bienes y servicios…).El neoliberalismo exige no sólo un mercado sin control de los gobiernos, sin sectores deproducción y de servicios de titularidad pública, regidos por la libre competencia, sino queademás impone una domesticación de los sectores más combativos de la sociedad y criminaliza aaquellos países que persiguen por medios democráticos la explotación de sus propios recursosnaturales, el control de su economía y la preservación de su cultura. No sólo eso, cuando algúnEstado, por su propia dignidad y autonomía democrática, pretenden garantizar el uso público delos medios de comunicación, ampliando las posibilidades de participación social de la gran masa1 -Los halcones de la desinformación – Andrés Sarlengo – Agenpress, 19-5-2005 4
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterosde la población, mediante la ampliación y el desarrollo de medios públicos, cuando pretendeaplicar medidas sancionadoras para los que tergiversan la verdad, manipulan la información outilizan esos medios en contra del estado de derecho, intentando violentar o derribar a ungobierno, ese Estado es acusado de atentar contra la libertad de expresión. Esto le ocurrió algobierno venezolano cuando en Mayo de 2007 no renovó la licencia de emisión de RCTV(RadioCaracas TV)2. Si lo que hizo este canal televisivo allí (apoyó el golpe militar de 2002,llamaba a la insurrección contra la democracia e incluso se atrevió a pedir el asesinato delPresidente) lo hubiera hecho cualquiera en otro país, no sólo le hubieran retirado la licencia, sinoque muchos de sus dirigentes hubieran sido llevados ante la justicia. Hay que recordar que sigueemitiendo a través de su canal internacional.3. La censura de las noticias ¿Cómo se manipula la información? ¿Cómo semanipula a la población? Ejemplos de estrategias de manipulación.El profesor N. Chomsky en diferentes medios de comunicación digitales (ATTAC, 20-9-2010;Gaceta Intercultural, 10-10-2010) ha publicado su decálogo de Estrategias de ManipulaciónMediática (estrategias de distracción, crear problemas y ofrecer soluciones, estrategia de lagradualidad, de diferir, dirigirse al público como personas de poca edad, utilizar el aspectoemocional mucho más que la reflexión, mantener al público en la ignorancia y la mediocridad,estimular al público a ser complaciente con la mediocridad, reforzar la autoculpabilidad y conocera los individuos mucho mejor de lo que ellos mismos se conocen), con las que demuestra cómolos medios de comunicación, utilizando estas estrategias que los consumidores desconocen y queson incapaces de detectar: se manipula su voluntad, se someten sus decisiones a las exigencias delmercado, se les aleja de sus propios intereses y necesidades y se les domestica, volviéndolospersonas sumisas incapaces de reaccionar ante la pérdida de sus derechos sociales y laborales,convirtiéndolos en seres acríticos que no cuestionan el injusto sistema capitalista e incapaces demovilizarse para defender los logros sociales. Esta sutil, pero implacable manipulación, conmucha más incidencia en las clases populares por su menor formación cultural, convierte a losconsumidores en meros pepeles en manos de los grandes gurús que dominan las técnicasdiscursivas audiovisuales, con programas basuras, emisiones dulcificadas e informativos violentosy manipulados, para que el gran público se reconforte, olvide sus conflictos y apacigüe suconciencia.2 .- El espacio radioeléctrico es una concesión no una propiedad – Guillermo Nova – La República, 18-10-2010 5
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesteros Esta subjetividad informativa resulta especialmente grave cuando se trata de los medios decomunicación de titularidad pública, que, asumiendo el papel de portavoces del poder político yeconómico, controla a la opinión pública, mediante la descarada manipulación de la información yde la opinión. Todo al servicio de unos intereses partidistas, de un sistema económico salvaje y deun libre mercado, controlado por las grandes multinacionales. La manipulación informativa más burda y vergonzante es aquella que inventa la realidadpara sacar un provecho político, estratégico o económico, la que oculta deliberadamente lasagresiones y golpes de estado que sufren los gobernantes de países democráticos que, defendiendosu dignidad y su derecho a decidir sobre sus recursos naturales, están llevando a cabo reformaspolíticas, sociales y económicas para mejorar la vida de sus ciudadanos (Venezuela, 2002,Bolivia, 2006, Honduras, 2009, Ecuador, 2010) o la que ignora la realidad de hechos importantesque por su trascendencia podrían tener una fuerte proyección y servir de ejemplo para otrospaíses. Un ejemplo lo tenemos en la revolución silenciada ocurrida en los dos últimos años en unpaís europeo3. Se trata de Islandia, donde se hizo dimitir a un gobierno al completo, senacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con GranBretaña y Holanda a causa de su execrable política financiera, se acaba de crear una asambleapopular para reescribir su constitución, que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y unproyecto de blindaje de la libertad de información y de expresión. Y todo ello de forma pacífica: agolpe de cacerola, gritos y certero lanzamiento de huevos. Esta ha sido una revolución contra elpoder político-financiero neoliberal que nos ha conducido hasta la crisis actual. ¿Se nos ha habladode esto en los medios de comunicación europeos? ¿Se ha comentado en las repugnantes tertuliasradiofónicas de politicastros de medio pelo y mercenarios de la desinformación? ¿Se han vistoimágenes de los hechos por la TV? Claro que no. Debe ser que a los Estados Unidos de Europa noles parece suficientemente importante que un pueblo coja las riendas de su soberanía y plante caraal rodillo neoliberal. Hay otros muchos ejemplos. Nos podemos olvidar como se tergiversó la realidad de Irakpara que el pueblo norteamericano aceptara la invasión. Son tantas las mentiras (Irak esresponsable del 11.S, tiene armas de destrucción masiva, está aliado a Al Qaeda, intenta conseguiruranio para fabricar bombas atómicas…) difundidas machaconamente a través de los poderososlos medios de comunicación que en pocos meses se pasó de una mayoría antibelicista a otrafavorable a la invasión. Tampoco el acoso y derribo al Gobierno democrático de Venezuela y,sobre todo a su Presidente, Hugo Chávez, representa una de las mayores agresiones a la libertadde información y una grave falta de objetividad de sus contenidos. Desde que llegara al poder, en3 La revolución silenciada, publicado en nosinmibici, 23-1-11 6
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesteroslas primeras elecciones (Diciembre de 1998) hasta estas últimas del pasado 26 de Septiembre haganado con rotundidad 13 de las 14 contiendas electorales en su país. En todas ellas, observadoresinternacionales han podido contrastar su limpieza democrática. Pero Chávez es un mal ejemplo(sus planes nacionalizadotes, su salida de la órbita económica neoliberal y de la influencianorteamericana, la puesta en marcha de una socialización de la economía, la cobertura de lasanidad y la educación a todos los ciudadanos, el desarrollo de una estructura de organizaciónsocial independiente…) que hay que cortar por todos los medios posibles. ¡Cómo se ha silenciado en nuestros medios de comunicación toda la trama del intento degolpe de estado contra un país democrático como Ecuador! Si repasamos la historia4, en losúltimos cuarenta años, han sido continuas las agresiones y asesinatos por parte de la CIA dedirigentes democráticos progresistas ecuatorianos. Nunca han dejado que este país pueda avanzaren democracia y derechos humanos. Pocos medios han desvelado que detrás de la intentona delpasado 30 de Septiembre (llevaba preparándose dos años) estaba el ex director de la misiónespecial para Venezuela y Cuba de la Dirección Nacional de Inteligencia de Estados Unidos,Norman Bailey y la embajadora Heather Hodges, enviada a Ecuador en 2008 por el entoncespresidente George W. Bush, después de su exitosa carrera de desestabilizaciones en diferentespaíses (Moldavia, Nicaragua). La apuesta era clara: había que acabar con el Gobierno y la vida delPresidente Rafael Correa. Era un elemento peligroso, debido a sus políticas antineoliberales, susrelaciones con Venezuela, Cuba e Irán, y su política petrolera que pretendía “retomar” el controlde esta rica industria en Ecuador para beneficiar el desarrollo de su país. Para ello, se sirvieron demultimillonarias sumas de dinero, canalizadas a través de instituciones norteamericana como laUSAID (Agencia Internacional del Desarrollo) y el NED (Fondo Nacional para la Democracia) yque utilizaron para campañas de desestabilización contra el gobierno. El presidente Rafael Correaestuvo a punto de ser asesinado. No esperaban la contundente reacción del pueblo que se lanzó ala calle y el ejército que liberó al Presidente en poder de los policías golpistas. En grandes titulares y muchos medios de comunicación aparecen frecuentemente noticias,siempre negativas, sobre Cuba. Este país es la espina clavada de los gobiernos norteamericanosque durante los últimos cincuenta años han atacado continuamente a la vida de su Presidente yhan ahogado, con el bloqueo, el desarrollo económico de esta pequeña nación caribeña. A pesarde las 19 condenas de la ONU -la última el pasado mes de Septiembre-, el Gobiernonorteamericano no cede en su agresión y, con sus acólitos occidentales, pretende acabar con larevolución. Son cientos de páginas las que se publican sobre la disidencia cubana y los presos de4 - Veterano de la CIA detrás del golpe de Ecuador – Eva Golinger- Mondialisation, 5-10-2010- Ecuador, el fracaso de un golpe de Estado –Varios autores- Rebelión, 11-10-2010 7
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterosconciencia en la isla (Todos en libertad por el acuerdo con la Iglesia y Moratinos). Algunos deestos liberados son falsos periodistas5, sin estudios, salidos de la gran fábrica estadounidense de“periodistas” que cobija la Sección de Intereses de EEUU (SINA) en La Habana y otros sondelincuentes condenados por los tribunales de justicia6 que sintieron “la llamada” de la disidenciapara cambiar su situación carcelaria y recibir fondos de la SINA. Este organismo, dotado conmillones de dólares, tiene como objetivo descubrir “periodistas”, fabricar “líderes” y“organizaciones disidentes”. La profesión de “disidente” implica en Cuba una vida un poco máscómoda que la del resto de los mortales. Como recoge Ernesto Carmona en su artículo 7 sobre losprocesos de desestabilización yanqui en Cuba: “El “disidente” profesional se asegura una cestade enlatados y tragos de la SINA por lo menos una vez al mes, recibe dinero, accede a la ansiadavisa a EEUU, gana influencias en el Programa de Refugiados y puede convertirse en “aval” desolicitudes de visa, un servicio “privado” que se cobra a buen precio. Cuando un “disidente” seva, la SINA gradúa nuevos “disidentes” en la mención “periodista” o “dirigente”. Pocos medios de comunicación difunden lo que la revolución cubana está consiguiendo enavances sociales muy importantes relacionados con la educación o la sanidad. Su programa dealfabetización “Yo sí puedo”, aparte de lograr que toda su población esté alfabetizada, ha sidollevado por pedagogos y maestros cubanos a 29 países y a un total de 4 millones de personas.Entre estos países está España, ya que un acuerdo entre la Fundación de Sevilla y suAyuntamiento ha puesto en marcha este programa, dirigido por pedagogos cubanos, en zonasmarginadas de la ciudad con una alta tasa de analfabetismo. Muy poco en el mundo se conoce sobre los avances médicos en Cuba. Según UNICEF,Cuba tiene el porcentaje más bajo de mortalidad infantil de todos los países en desarrollo. En suterritorio se han erradicado todas las enfermedades tropicales. En sus 32 Institutos y Facultades deMedicina se forman médicos que Cuba tiene repartidos por más de 100 países de todo el mundo.Ningún medio de comunicación occidental dio la noticia de que los primeros hospitales decampaña que se montaron después del terremoto en Haití (12 de Enero de 2010) procedían deCuba. Era lógico, ya que más de 300 médicos de ese país llevaban años trabajando para ayudar auna población haitiana con escasas posibilidades de atención sanitaria. Actualmente hay 1200médicos, trabajando en 40 centros sanitarios, que luchan por salvar vidas de la epidemia de cóleraque asola a este desgraciado país (ya han tratado a 30.000 enfermos). No olvidemos que si Cuba5 Libro “Los disidentes: agentes de de la seguridad cubana rebelan la historia real” – Rosa Miriam Elizalde y LusiBáez (Editorial Política, La Habana, 2003)6 - ¿Quién es Guillermo Fariñas? – CubaInformación, 12-11-107 - ¿Cómo se fabrica un “periodista independiente” en Cuba? – Ernesto Carmona – Red Voltaire, 31-3-2005 8
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterosmantiene su dignidad y su revolución es por su prestigio internacional y por el respaldomayoritario de su pueblo. Podríamos comparar el tratamiento que le dan a Cuba en los medios de comunicaciónoccidentales con muchísimos países que, por ser fieles al imperio, sus crímenes y barbaridadesquedan minimizados, tapados u olvidados por los mass-media. ¿Cuándo hemos escuchado o leídoque los países del Norte de África –Túnez, Egipto, Argelia, Marruecos, Libia- o los Países deOriente Próximo –Arabia Saudita, Barein, Kuwait, Yemen, Qatar, Omán- son dictaduras? Ahoraque no pueden ocultar los levantamientos populares contra estos regímenes totalitarios, apoyadospor EEUU, disfrazan estas revoluciones tratando de reconducirlas hacia nuevos gobiernos quesigan fieles al imperio. Veremos si estos pueblos, con cientos de victimas mortales inocentes, loaceptan. Pero claro son gobernantes que han sido apoyados, mantenidos y armados por EEUU y laUnión Europea, incluido Gadafi. (No podemos olvidar que fue precisamente Aznar el primermandatario occidental que visitó Libia, en septiembre de 2003, tras la retirada de las sancionesque impuso la ONU por el derribo del avión de la Pan Am en Lockerbie, 21-12-88). Pero mientrasque en Túnez, en Egipto y otros países árabes las masas populares se levantan no sólo contra ladictadura, exigiendo libertad y democracia, sino también lo hacen para tumbar el sistemaneoliberal represivo que condena a la inmensa mayoría de la población al hambre y a la miseria.Sin embargo, Libia ha sido invadida por contrarrevolucionarios, preparados por Francia,Inglaterra y EEUU y apoyados en el interior por sectores de la población descontentos con eldictador con el fin de derribar al régimen libio y, desde el exterior, atacada brutalmente por laaviación de la OTAN con acuerdo de la ONU (Obispo de Trípoli –Martinelli-, hospitalbombardeado, 40 muertos). Si repasamos la historia, debemos recordar que la revolución Libiacon Gadafi supuso una ruptura con la monarquía colonialista que ahora quieren imponer. El paísse convierte en una república progresista, antidictatorial, antiimperialista, incluso dando muchoapoyo material a las organizaciones en lucha en América Latina contra los dictadores. Y con supolítica interna, doméstica, empezó a financiar la educación incluso para mujeres y otras medidasprogresistas en relación con el bienestar social (salud, educación, salarios dignos…). Es el paísafricano con el nivel de vida más alto y mayor renta per cápita (12000 €). Pero a partir de los 90,por la fuerte influencia de sus hijos, comenzó a tomar algunas medidas menos progresistas inclusola corrupción y la represión empezó a extenderse en el régimen de Gadafi. Se convirtió en unrégimen dictatorial. Está claro que hay que denunciar las masacres –si se demuestra que sonciertas– contra sus propios ciudadanos. Pero también las que han provocado los rebeldes y losbombardeos de los países aliados que acabarán con Gadafi no porque sea un dictador –tenemosejemplos de dictadores protegidos- sino porque posee una suculenta riqueza de petróleo y gas. 9
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García BallesterosSería conveniente que el pueblo libio solucionara sus conflictos sin injerencias externas muyinteresadas y poco humanitarias. Pocos saben que en Colombia, país “democrático”, tiene EEUU doce bases militares, queel anterior Presidente Uribe acordó instalar, en contra de su propia Constitución, y que estánequipadas con el armamento más sofisticado del mundo (aviones C-17, aviones Orión –espionajeelectrónico-, aviones Awad, Boeing 707…). Nadie puede creer que este arsenal sea, como dicenlos americanos, para luchar contra la guerrilla y el narcotráfico. Esto supone un frente ofensivo detal magnitud que amenaza la estabilidad, como han denunciado los países sudamericanos de todoel Cono Sur. No es factible un ataque militar directo, pero si una ayuda a un país amigo (en estecaso Colombia) en litigio con uno de sus vecinos (contra Venezuela, Bolivia, Ecuador…). Escuestión de buscar el momento y la excusa. Pocos conocemos lo que está ocurriendo en Colombia y pocos medios de comunicacióndenuncian su terrorismo de Estado. Vamos a exponer algunos datos ilustrativos, sacados de unartículo de Azalea Robles8: Sólo en los 3 últimos años, se estiman en 250.000 personas desaparecidas (secuestradas y torturadas). Las Madres de Soacha (1778) reclaman justicia por la muerte de sus hijos (falsos positivos). Más de 4,5 millones de personas desplazadas de sus tierras mediante las masacres de los militares y sus paramilitares, dentro de la Estrategia Estatal de “tierra arrasada”, para vaciar el campo de población y ofertar así a las multinacionales terrenos de alto interés económico, baldío de reivindicaciones y habitantes…En total han sido así robadas a las víctimas 10 millones de hectáreas de tierra. Más de 2.704 sindicalistas asesinados (El 60% del total de sindicalistas asesinados en el mundo). Empleo de una herramienta paramilitar para inyectar el terror en la población. Un Informe de la Fiscalía de Justicia y Paz de febrero 2010 indicaba que los paramilitares aseguran haber perpetrado 30.470 asesinatos en unos 15 años. Más de 7.500 presos políticos, muchos de ellos víctimas de montajes judiciales, práctica común contra luchadores sociales. Sin los apoyos militares de USA, la connivencia de la UE y los apoyos mediáticosoccidentales, el Estado colombiano no habría podido cometer tantas barbaridades, tantos crímenesy el pueblo habría logrado su verdadera independencia, una democracia real y ahorrado mucho8 De las fosas comunes a la consolidación del gran capital – Azalea Robles- Rebelión, 18-10-2010 10
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterossufrimiento. Pero el silencio de estos crímenes es el precio que tienen que pagar los paísescapitalistas, que miran para otro lado, para que no cundan malos ejemplos de naciones disidentes.4. Objetivo fundamental: formación de mentalidades sumisas. ¿Qué pretenden los grandes medios de comunicación con ese férreo control de suscontenidos? Mejor dicho, ¿qué pretenden los dueños de los grandes medios de comunicación contanta manipulación, tanta mentira, tanta ocultación y tanto bombardeo de informacióntergiversada a través de los mass-media? El dominio de la población en cualquier tipo de sociedad se puede hacer por la fuerza(el ejemplo lo tenemos en todas las dictaduras, más recientemente las hispanoamericanas,actualmente en Honduras) o como recoge Bernays (Propaganda, 1928) con la utilización perversade los medios de comunicación, que consigue la sumisión de la voluntad de los ciudadanos, elcontrol de los conocimientos y la información y, como consecuencia, la resignación a aceptarcomo algo inevitable la difícil situación por la que atraviesan, situación que los convierte en seressociales cada vez con menos derechos y menos posibilidades de desarrollar una vida digna.Nuestro país, de un bajo nivel cultural y escaso nivel de lectura, la televisión se convierte en uncomponente fijo de la vida cotidiana, casi en el único medio de conseguirinformación y entretenimiento y el que nos incita cada vez más al consumismo. No es raroescuchar a personas afirmar algo rotundamente como verdadero diciendo “lo he oído en la tele”.La inmensa mayoría de la población española, y de una parte importante del mundo, se nutre delas informaciones oficiales que aparecen en este medio, sacralizando su contenido como “verdadabsoluta”. Claro está, los medios de comunicación y las casas comerciales dedican muchísimodinero para pagar a expertos y creativos publicitarios que diseñan los mejores y más lucrativoscontenidos para influir, condicionar y moldear las conciencias de los usuarios.Recoge Vicente Romano en su artículo “Medios de comunicación, pensamiento único y falsaconciencia”9 que, los medios de comunicación de masas son los vehículos o canales dedistribución de los productos de la comunicación. La comunicación de masas es, antes que nada,producción masiva de comunicación. Y, como tal, se rige por los mismos principios que el restode las industrias: producción en serie, indiferenciada, a fin de reducir costes y aumentarbeneficios. Pero como en la producción comunicativa se trata de productos del pensamiento, decontenidos de conciencia, esta simplificación y uniformidad tiene también algo que ver con laproducción del pensamiento acrítico, indiferenciado, único”. Se trata, pues, de transformar las9 - Medios de comunicación, pensamiento único y falsa conciencia – Vicente Romano – Rebelión, 22-2-2006 11
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterosconciencias críticas en conciencias conformistas, de eliminar la reflexión y el compromiso social,de aborregar a la población. Todo ello conduce a la formación de una mentalidad sumisa que dejaen manos ajenas la solución de los problemas propios y que acepta como inevitables los perjuiciosy atropellos que, desde el punto de vista sociolaboral, se comenten contra la inmensa mayoría delos ciudadanos. El resultado es un pensamiento único, uniforme, acrítico y, por consiguiente, lafalsa conciencia. Vicente Romano, en el documento reseñado, recoge que “la mediación efectuada por elpensamiento único reduce las contradicciones hasta el punto de eliminarlas. Su misión es launificación de lo que se presenta dividido, disgregado”. Los medios establecen los límites deldiscurso y la comprensión de la realidad. Se pretende que esa realidad social, política yeconómica, que es plural, compleja, contradictoria y problemática, se presente más corta,estandarizada, uniforme, estereotipada para que, mediante el poder mágico de los medios, elreceptor no llegue a comprender el papel que juega en la sociedad, la importancia de suimplicación para mejorar la situación y aplicar el instrumento de la razón para luchar contra todaslas desigualdades sociales.5. Crisis de credibilidad y medios alternativos. El título de este apartado es el mismo que un artículo de Santiago Alba 10 que plantea dosaspectos importantes. Por una parte, la credibilidad de la información que se ofrece a través de losmedios y por otra, si realmente hay una crisis de esta credibilidad. Este autor recoge que lofundamental no es que las informaciones sean falsas, estén tergiversadas o manipuladas, lo queimporta es que sean creíbles. Pero, ¿cómo es posible hacer creíble una información en la sociedadcapitalista? Existen muchas estrategias perfectamente estudiadas y aplicadas a nivel socio-comunicativo. Veamos:  Será más creíble aquella información que es capaz de engañar a más gente.  Cuando existe mayor libertad de información, ésta se vuelve más creíble. Claro está, en la sociedad capitalista los ciudadanos comprenden que no hay censura oficial y pública por lo que aceptan como verdadero lo que ofrecen los medios, pero desconocen que hay una censura impuesta por sus dueños que son en realidad los que deciden lo que hay que difundir, a quién hay que publicitar y los valores que hay que defender.  El reclamo publicitario concentra toda la fuerza creativa y tal originalidad que la hace creíble. Visto el éxito conseguido por los publicistas, los expertos en medios han sabido10 - Medios alternativos y crisis de credibilidad – Santiago Alba Rico – La Jiribilla, Marzo, 2009 12
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesteros adaptar las informaciones a ese formato, consiguiendo que la oferta sea más atractiva, seductora y persuasiva, lo que hace a los mass-media más creíbles (Ej. Las imágenes de la Guerra de Irak).  La credibilidad tiene un carácter tautológico, a fuerza de repetir una mentira se convierte en “verdad”. Tenemos ejemplos en la política española, tanto en la corrupción como en las medidas antisociales para salir de la crisis.  Son más creíbles aquellos medios que concentran más estrategias de credibilidad: más lectores, censura encubierta, formato publicitario de la información y repetición de la mentira.  El poder no grita, se autolegitima a sí mismo, sin necesidad de levantar la voz para ser creíble. Esto se le presume por el solo hecho de ostentarlo. Así, el poder que se le infiere a los grandes medios de comunicación hace posible que no necesiten gritar, que la credibilidad y la legitimidad también se le suponga. ¿Cómo se desmantela un marco de credibilidad? ¿Cómo se crea uno nuevo en el que laverdad, además de verdadera, sea creíble? Hay que tener en cuenta que un marco de credibilidad se amenaza o se acrecientadependiendo del grado de legitimidad que alcanzan los medios. Si las fuentes que las legitiman(económicas, políticas, culturales y sociales) fallan, si las estrategias de credibilidad no consiguensu objetivo, las informaciones que ofrecen los mass-media se vuelven falsas, increíbles.Actualmente se están dando avances importantes en este sentido, se están produciendo cambiossustanciales por los procesos emancipatorios en América Latina que están minando el marco decredibilidad dominado por los grandes medios. La elección democrática de gobiernos (Venezuela,Bolivia, Ecuador, Nicaragua…) que no aceptan el sistema económico imperante (neoliberalismo)supone:  El compromiso y la participación en las estructuras sociales de ciudadanos que asumen un papel protagonista en la organización y gestión de lo público.  El control de los recursos naturales (nacionalizaciones) en beneficio de la inmensa mayoría de la población.  La ampliación a todos los ciudadanos del derecho a la salud y la educación, desde la oferta pública, con la multiplicación de estructuras y medios necesarios (escuelas, hospitales, institutos, centros de salud…).  La implantación de medios de comunicación alternativos (prensa, radio y TV), auspiciados desde los gobiernos y gestionados por los propios ciudadanos, como la única manera de contrarrestar la inmensa propaganda y manipulada información que 13
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesteros ofrecen los medios de comunicación en manos de las oligarquías financieras y las grandes multinacionales de la comunicación. Pero también están perdiendo credibilidad los grandes medios de comunicación por losexcesos de EEUU en el mundo musulmán (Irak, Palestina, Afganistán), por el apoyo que presta apaíses amigos antidemocráticos (Kuwait, Arabia Saudí, Marruecos, Túnez, Argelia) y por lanefasta gestión de la crisis económica en los países capitalista (EEUU, UE) que capitaneados porel imperialismo financiero y apoyados por las instituciones económicas neoliberales (FMI, BM,OCDE, Bancos Centrales…), han condenado a la miseria a los sectores más débiles de la sociedad(los trabajadores), que pagan con el hambre y el paro, la malversación y el robo causado por lasentidades financieras americanas. Los medios de comunicación son como vasos comunicantes. Los ciudadanos necesitaninformación y, lógicamente, la merma de credibilidad de los medios del capitalismo irá enbeneficio otros medios de comunicación ligados a los pueblos que, con el espectacular desarrollode las nuevas tecnologías, se están implantando en el mundo. Queda mucho camino por recorrer,pero, ya hay una senda iniciada que hay que potenciar. La realidad nos demuestra que es posible ynecesario otro tipo de medios de comunicación, centrados no en las ganancias empresariales y enla alienación de los pueblos, sino en la vida misma, en la lucha por una sociedad mejor, másigualitaria y democrática. Estos medios de comunicación que denominamos “alternativos” estánllamados a ser la voz de los sin voz, una herramienta en manos de los ciudadanos para defendersus derechos y sus intereses, para conseguir una vida más digna y potenciar su propia cultura.Lógicamente, los medios alternativos generan otra tipo de información, un discurso sinintermediarios, elaborado en unos casos desde las propias bases ciudadanas que dirigen, controlany desarrollan los contenidos del medio y en otros, los digitales, en manos de colectivos,instituciones y particulares, sin ánimo de lucro, que pretenden abrir una ventana de libertad a lacrítica, a la denuncia, a la información veraz y a la defensa de los derechos de los pueblos ante lacensura impuesta por el poder hegemónico de la industria capitalista de la comunicación y de lacultura. La legitimación de los medios alternativos, su credibilidad viene dada por la propiabúsqueda de la verdad informativa, porque están al servicio de los pueblos en defensa de susintereses y porque son la caja de resonancia de movimientos de base y colectivos socialesorganizados (partidos de izquierdas, asociaciones obreras y campesinas, sindicatos de clase,asociaciones culturales, ONGs, grupos antiglobalización…) que, indudablemente, necesitan deestos medios para actuar como contraoferta informativa y cultural a la comunicación oficializaday, al mismo tiempo, para incidir sobre la realidad e intentar mejorarla. Estos medios alternativos 14
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterosse convierten así en instrumentos imprescindibles al servicio de los pueblos y formas de expresiónnecesarias para oír y atender las voces y necesidades de los más desfavorecidos. Excepto en aquellos países en los que desde los Gobiernos se están promoviendo mediosalternativos y. por lo tanto, pueden disponer de espacios y recursos económicos públicos paradesarrollar su labor, el resto, considerados extraoficiales, que conviven en el propio sistemacapitalista y en lucha con él (periodismo digital, prensa política y sindical, revistas de colectivos,radios locales…) se encuentran inmersos en graves problemas tanto para su financiación comopara conseguir la suficiente libertad para difundir aquellos contenidos que creen más relevantes ynecesarios. Resulta tremendamente difícil mantener la independencia de estos medios en lassociedades capitalistas, pues su continuo enfrentamiento con los poderes fácticos, les acarrea unacarga represiva y una continua deslegitimación que les lleva a una lucha continua por susupervivencia (hay que recordar el caso del periódico Egunkaria cerrado en 2003, con cincodirectivos encausados y finalmente, en Abril de 2010, la Audiencia Nacional cuestiona laconstitucionalidad de su cierre y retira todos los cargos). Marcelo Colussi en su artículo “Medios de comunicación alternativos: una guerrapopular”11 nos plantea que “Si la lucha de clases, la lucha por un mundo más justo y solidario,por constituir una aldea global basada en el beneficio democrático de las mayorías y no sólo enel de las élites, si todas estas luchas implican un combate perpetuo, el campo de lascomunicaciones, dada la importancia creciente que las mismas tienen en las sociedadesmodernas, pasa a ser un especialísimo ámbito de estas nuevas guerras. Los medios alternativos,populares e independientes viven en una virtual guerra, siempre al filo; y no puede ser de otramanera. Su papel en los procesos de cambio, de transformación profunda, es cada vez másimportante”. Si repasamos los datos de la situación económica en nuestro país, con casi cinco millonesde parados, podemos deducir que la situación difícilmente va a cambiar por sí sola. Si hacemos unzoom y calamos en este panorama social, hay datos que son realmente escalofriantes: la tasa dedesempleo juvenil en España alcanza actualmente el 42,9% en la franja comprendida entre los 16y los 24 años (la tasa más alta de la CE). Estos datos dibujan un panorama gris para los jóvenesque decidieron no estudiar, y que ahora se encuentran sin trabajo, con poca formación e incapacesde ganar experiencia que mejore sus expectativas de empleo ¿Qué deberá ocurrir para que laciudadanía, especialmente la juventud, toma conciencia de la situación y se movilice? Tenemos ejemplos recientes de las posibilidades que ofrece la comunicación social y lamovilización para que los ciudadanos comprendan la gravedad de la situación que estamos11 - Medios de comunicación alternativos: una guerra popular – Marcelo Colussi – Rebelión, 24-4-2006 15
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesterosviviendo, entiendan sus causas y comprendan las consecuencias para que sepan el papel que cadauno debe jugar en la pérdida de derechos sociales y libertades. El primero nos viene de Francia, a través de un libro-manifiesto. Un ex combatiente de laResistencia francesa y diplomático Stéphane Hessel, con 93 años, se ha convertido en laconciencia de Francia con una pequeña publicación que se vende a tres euros y que se haconvertido en un portentoso best seller: “Indignaos”. Este pequeño librito (30 páginas), del quese han vendido cerca de dos millones de ejemplares; es una invocación para movilizar a losjóvenes e instarles a que no permanezcan indiferentes ante estos tiempos de adversidad, es unmanifiesto en pro de la «insurrección pacífica» ante el desorden mundial, en sus vertienteseconómica y política. Hessel desea plantar la semilla entre los jóvenes. Dice: “llamamos a unaverdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que proponencomo horizonte para nuestros jóvenes el consumo masivo, el desprecio de los más débiles y de lacultura, la amnesia generalizada y la competitividad a ultranza de todos contra todos”. Jóvenes,tomad el relevo, indignaos. En la situación actual no debe existir espacio para la resignación o laapatía. Debe haber una resistencia a esta brutal agresión contra los derechos sociales de la granmasa de la población a favor de los poderes económicos mundiales y exige a los jóvenes queluchen por un futuro más justo, más igualitario, más solidario. ¿Han recogido los informativos de cualquier medio lo que está ocurriendo en Murcia?Alrededor de la Mesa de Convergencia Ciudadana miles de murcianos están promoviendo unaunidad por la base, pasando a la acción contra quienes han provocado la crisis y la explotan parasu propio beneficio. Ha habido manifestaciones, mesas redondas y concentraciones en defensa delos intereses de los trabajadores, y contra la pérdida de derechos sociales y políticos. En ellasconvergen todo tipo de afectados por la explotación, la especulación, el expolio social causadopor quienes arrasan con los bienes colectivos, por quienes especulan y roban el bienestar de lamayoría de los ciudadanos. Estos dos ejemplos citados nos deben hacer reflexionar sobre la importancia de lacomunicación social y de los medios alternativos. Es necesario que todas aquellas personas ycolectivos de izquierdas, que sienten el deseo y el compromiso de un profundo cambiosociopolítico, sean capaces de participar y potenciar los medios de comunicación alternativos paraque se afiancen como espacios de información, discusión y crítica, como verdaderos foros departicipación y compromiso de la ciudadanía y de planteamiento de alternativas para conseguir,con el esfuerzo de todos, una sociedad mejor, más justa, plural y solidaria, con el objetivoprimordial que algún día podamos despertar con la realidad del sueño utópico de una sociedadsocialista. 16
    • Medios de comunicación y formación de la mentalidad sumisa Juan García Ballesteros Voy a terminar con palabras de Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación parauna Cultura de Paz, sacadas de su libro “Delito de silencio”:“Ha llegado el momento de la movilización ciudadana frente al gran dominio (económico,energético, militar y mediático) de tal modo que se inicie sin demora la gran transición desdeuna economía de especulación y guerra a una economía de desarrollo global sostenible quereduzca rápidamente los enormes desgarros, las asimetrías sociales y el deterioro progresivo delentorno ecológico”. 17