Historiasvidacotidiana
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Historiasvidacotidiana

on

  • 2,442 views

Proyecto educativo

Proyecto educativo

Statistics

Views

Total Views
2,442
Views on SlideShare
2,442
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
76
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Historiasvidacotidiana Historiasvidacotidiana Document Transcript

  • NO ME CUENTES HISTORIAS (Proyecto de trabajo para Diversificación Curricular Ámbito Lingüístico-Social) Autores: Pilar Lahoz Ramón y Grupo CREHA (Francisco Javier Jiménez Zorzo, Ignacio Martínez Buenaga y Jesús Martínez Verón) 1
  • ÍNDICE Justificación del Proyecto.....................................................: 3 La vida cotidiana en los Siglos de Oro.................................: 4 La política: guerras y reyes.................................................:14 La cultura: Renacimiento y Barroco...................................: 23 2
  • JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO quot;NO ME CUENTES HISTORIASquot; parte del rechazo, tan extendido entre nuestros alumnos, al estudio de la Historia, y concretamente, a sus aspectos más memorísticos. Tienen razón. Aunque hace ya mucho tiempo que no se estudian los reyes godos, sí que domina una visión de la Historia ajena al alumno, sin conexión con su realidad más inmediata. En esta unidad tratamos de acercar la Historia Moderna a un alumno de Diversificación Curricular. Y dada su aversión a la quot;historiaquot; y a las quot;letrasquot; lo hacemos a través del lenguaje visual, de los cuentos y de los juegos. Cada apartado contiene una imagen que sirve para anclar el tema. A partir de ella, y en un proceso de búsqueda, se accede a los nuevos conocimientos. Fragmentos literarios ilustran la cultura de la época y plantean líneas de continuidad hasta nuestros días. Las películas sirven de base para la crítica y el debate. Los juegos aligeran la visión de la Historia y desarrollan destrezas. Los contenidos trabajados se refieren a los aspectos fundamentales de la Edad Moderna, estructurados en tres apartados: La vida cotidiana (el primero, por ser más atractivo y motivador); Guerras y reyes; y Renacimiento y Barroco. Los aspectos lingüísticos se trabajan sobre textos concretos y cultura literaria básica. En la metodología, bastante guiada como corresponde a este tipo de alumnado, prima la búsqueda de información, la selección y su explotación posterior. Las fuentes de información solicitadas son muy variadas: desde el propio alumno y las personas de su entorno, fuentes bibliográficas, páginas web, películas, imágenes, etc. En algunos casos, se les exige un tratamiento posterior con las TIC. Por supuesto se incide en la responsabilidad del trabajo en equipo, el respeto de las opiniones ajenas y la cordialidad como base de las relaciones; y a lo largo de las actividades van surgiendo temas transversales, como el maltrato infantil, la violencia, la imagen que proyectamos, etc. Como referente global de la elaboración del Proyecto “No me cuentes historias”, se ha tomado en consideración el marco de las competencias clave derivadas de las recomendaciones del Parlamento Europeo y del Consejo, y que han pasado a formar parte de nuestro marco normativo. En este sentido se ha prestado especial atención a las siguientes competencias: - Comunicación en lengua materna. - Conciencia y expresión culturales. - Competencias sociales y cívicas. - Aprender a aprender. - Competencia digital. El resultado final es una visión de la Historia por parte de los alumnos, qe pretendemos más cercana y más asequible. Han partido de sus propios saberes y han construido nuevos conocimientos. En definitiva, han aprendido Historia (y Arte y Literatura), sin aburrirse. 3
  • LA VIDA COTIDIANA EN LOS SIGLOS DE ORO COMER Y BEBER Diego Velázquez, Vieja friendo huevos, 1618 Diego Velázquez, Jesús en casa de Marta y María, 1619 A veces, los grandes artistas como Diego Velázquez, pintan escenas caseras. Es lo que se llama “pintura costumbrista”. En estos cuadros podemos ver, por ejemplo, qué se comía en las casas españolas en el siglo XVII. 1. Fíjate en estos dos cuadros. En ellos vemos muchos alimentos diferentes de los que se consumían en las casas con frecuencia. También vemos bebidas. ¿Puedes verlos? - Escribe el nombre de todos los alimentos que puedes ver en estos cuadros: - ¿Cómo preparaban los huevos? ¿Se siguen comiendo así? - ¿Hay algún que te resulte completamente desconocido? ¿y algún objeto? - ¿Qué bebida crees que lleva el chico del cuadro de la izquierda en la botella? Era bastante usual beber vino, incluso los niños. Hay que recordar que no había medios para purificar el agua (no se sabía que podía llevar microbios y que para evitarlo había que hervirla), y por lo tanto, a través del agua se transmitían muchas enfermedades. 2. En el Lazarillo de Tormes, de autor anónimo, se recoge un fragmento sobre la atracción que sentía Lázaro por esta bebida y sus travesuras para conseguirla. Usaba poner cabe si un jarrillo de vino cuando comíamos, e yo, muy de presto, le asía y daba un par de besos callados y tornábale a su lugar. Mas duróme poco, que en los tragos conocía la falta, y por reservar su vino a salvo, nunca después desamparaba el jarro, antes lo tenía por el asa asido. Mas no había piedra imán que así trajese a sí como yo con una paja larga de centeno, que para aquel menester tenía hecha, la cual, metiéndola en la boca del jarro, chupando el vino, lo dejaba a buenas noches. Mas, como fuese el traidor tan astuto, pienso que me sintió, y dende en adelante mudo propósito, y asentaba su jarro entre las piernas, y atapábale con la mano, y ansí bebía seguro. Yo, como estaba hecho al vino, moría por él, y viendo que aquel remedio de la paja no me aprovechaba ni valía, acordé en el suelo del jarro hacerle una fuentecilla y agujero sotil, y delicadamente con una muy delgada tortilla de cera taparlo, y al tiempo de comer, fingendo haber frío, entrábame entre las piernas del triste ciego a calentarme en la pobrecilla lumbre que teníamos, y al calor dclla luego dcrretida la cera, por ser muy poca, comenzaba la fuentecilla a destilarme en la boca, la cual yo de tal manera ponía, que maldita la gota se perdía. Cuando el pobreto iba a beber, no hallaba nada. Espantábase, maldecíase, daba al diablo el jarro y el vino, no sabiendo qué podía ser. - No diréis, tío, que os lo bebo yo – decía -, pues no le quitáis de la mano. Tantas vucltas y ticntos dio al jarro, quc halló la fucntc, y cayó en la burla; mas así lo disimuló como si no lo hubiera sentido. Y luego otro día, teniendo yo rezumando mi jarro como solía, no pensando el daño que me estaba aparejado ni que el mal ciego me sentía, sentéme como solía. Estando recibiendo aquellos dulces tragos, mi cara puesta hacia el cielo, un poco cerrados los ojos por mejor gustar el sabroso licor, sintió el desesperado ciego que agora tenií tiempo de tomar de mí 4
  • venganza, y con toda su fuerza, alzando con dos manos aquel dulce y amargo jarro, le dejó caer sobre mi boca, ayudándose, como digo, con todo su poder, de manera que el pobre Lázaro, que de nada desto se guardaba, antes, como otras veces, estaba descuidado y gozoso, verdaderamente me pareció que el cielo, con todo lo que en él hay, mc habia caído encima. Fue tal el golpecillo, que me desatinó y sacó de sentido, y el jarrazo tan grande, que los pedazos dél se me metieron por la cara, rompiéndomela por muchas partes, y me quebró los dientes, sin los cuales hasta hoy día me quedé. Lee detenidamente el fragmento en el que aparece Lázaro y el ciego, y con ayuda del profesor ve “ traduciendo“ al lenguaje actual cada frase. Después contesta a las preguntas: - ¿De cuántas formas intenta beber el vino Lázaro? - ¿Qué hace el ciego en cada ocasión para evitarlo? - ¿Te parece adecuado el castigo? - ¿Qué opinas del ciego? - Indica el significado en el texto de las siguientes expresiones: - le daba un par de besos callados - yo, como estaba hecho al vino, moría por él - no pensando el daño que me estaba aparejado - aquel dulce y amargo jarro - El libro Lazarillo de Tormes está escrito como si fuese una autobiografía, esto es, el autor escribe su propia vida. (Puede ser real o inventada). Busca varios ejemplos que lo corroboren. 3. En la época, se puso de moda pintar cuadros en los que sólo se viesen alimentos. A esos cuadros se les llamó “bodegones”. Hubo pintores famosos de bodegones, como Sánchez Cotán o Zurbarán. Algunos bodegones eran muy austeros, casi espirituales, y otros muy barrocos, muy exuberantes. ¿Qué diferencias ves entre estos dos? Juan Sánchez Cotán, Bodegón, Abraham van Beyeren quot;Bodegón de banquetequot;, c.1660 4. Busca una imagen del “Bodegón de caza, hortalizas y frutas”, de Sánchez Cotán que está en el museo del Prado, y descríbela minuciosamente. 5
  • ¿A QUÉ JUGABAN LOS NIÑOS? Pieter Brueghel, Juegos de niños, 1560 En este cuadro, el pintor Pieter Brueghel trató de representar la mayor parte de juegos con que se divertían los niños de su época. Aunque ahora han cambiado mucho las cosas y los juegos son muy diferentes, algunos de ellos todavía se practican o se practicaban hasta hace poco tiempo. 1. Debes de fijarte bien en los niños que aparecen en el cuadro y enumerar todos los juegos que reconozcas. Es importante que te fijes con atención en los detalles. En esta actividad te pueden ayudar mucho tus padres y tus abuelos. Enséñales el cuadro (http://www.eumed.net/cursecon/juegos/bruegel.jpg) y verás como distinguen algún juego que tú no conoces. 2. En pequeños grupos debéis recordar los juegos tradicionales de vuestra infancia. Después, cada alumno explicará al resto de la clase las normas y el procedimiento de un juego. ¿Había algún juego asociado a alguna canción? Si es así, intentad recordar la letra. 3. Si estáis cerca de algún centro de Educación Infantil o Primaria, acudid a la hora del recreo y fijaos en los juegos de los niños. ¿A qué juegan? ¿Hay algún juego nuevo o son parecidos a los que refleja el cuadro? En tu opinión, ¿a qué se debe? 6
  • NIÑO RICO, NIÑO POBRE Diego Velázquez, Príncipe Baltasar Carlos, 1632-1633 José Ribera, El patizambo, 1642 1. Estos niños vivieron en la misma época. Uno de ellos era el príncipe de España, el otro un mendigo. Ambos fueron retratados por los mejores pintores de su época. - ¿Ves muchas diferencias, por ejemplo en el vestido, entre estos dos niños? - ¿Crees que entre los niños ricos y pobres de la sociedad española actual hay tantas diferencias? - ¿Crees que hay niños que vistan como el de la izquierda ahora? ¿Y cómo el de la derecha? ¿Qué ha cambiado más? - Por cierto, ¿ves algo raro en la manera de vestir en el niño de la izquierda? Esa costumbre de la realeza española de vestir así a los príncipes, ¿se mantiene en la actualidad? 2. Ya hemos visto que en el Lazarillo de Tormes se recoge la vida y andanzas de Lázaro, un niño que estará al servicio de varios amos: un ciego, un cura y un escudero, y con todos pasará hambre y penalidades. También Cervantes, en El Quijote, narra episodios en los que intervienen niños. Aquí recogemos la aventura de don Quijote y el joven Andrés, en el capítulo IV del libro. Es la primera aventura de don Quijote después de ser armado caballero y según él, ha sido todo un éxito. ¿Opinas tú lo mismo? Razona tu respuesta. Ya había luz en el horizonte cuando Don No había avanzado mucho, cuando oyó unos Quijote salió de la venta tan contento. Miró hacia quejidos que procedían del bosque que había a su atrás y vio el castillo en el que había sido armado derecha. caballero, pero antes de lanzarse a los caminos en busca de aventuras, recordó los consejos del - Eh, ¿qué es eso? – se preguntó-. noble señor del lugar y decidió volver a casa. - ¡Ay! ¡ay! ¡ay!... - Allí cogeré dineros y camisas limpias y buscaré un escudero…- se dijo -. ¡Vamos, El nuevo caballero andante, sujetando Rocinante! firmemente la lanza y mirando a las nubes, exclamó como si rezara: 7
  • - Gracias al cielo porque me da la ocasión de - No tengo aquí dinero, caballero, pero si el cumplir con mi profesión –luego, bajando los “señorito” Andrés viene a mi casa le daré lo ojos, continuó -: Ahí, detrás de esos que le debo. arbustos, hay alguien que grita… - ¡Ay! ¡ay! ¡ay!... – las voces se oían cada vez El criado, que conocía bien a su amo, abrió más lastimeras. mucho los ojos, asustado: - Quienquiera que sea necesita mi ayuda, y yo voy a ir rápidamente a socorrerle. - ¿Irme yo con él?... ¡No, por Dios! ¡No pienso hacerlo porque en cuanto nos deje solos me Dicho esto, dirigió a Rocinante hacia donde molerá a palos! parecía que salían aquellos lamentos, y una vez - No lo hará – dijo Don Quijote -. Basta con metido en el bosque vio, atado a un árbol, a un mozo que yo se lo mande para que te tenga de unos quince años con el pecho desnudo y a un respeto; y si él me lo jura por la ley de labrador que le estaba dando una buena tunda de caballería, sé bien que te dejará libre y te azotes. pagará. - Lo juro, lo juro, lo juro por todas las órdenes - No lo haré, señor, ¡ay! ¡ay! ¡ay!, ya le prometí de la caballería del mundo – se apresuró a que tendré más cuidado la próxima vez… - gritar el labrador, que se llamaba Juan gritaba el muchacho-. Haldudo el rico, vecino de Quintanar. - ¿Veis? – dijo Don Quijote al joven Andres -. Al contemplar aquella escena, Don Quijote Iros con él, que nada malo os puede pasar. clamó, lleno de irá: Y si queréis saber quién os ha defendido, sabed que soy el valeroso Don Quijote de la - Descortés caballero, sois un cobarde por Mancha, el desfacedor de agravios y azotar a alguien que no puede defenderse. sinrazones. Subid al caballo y coged vuestra lanza, que yo os haré morder el polvo. Y muy satisfecho espoleó a Rocinante y se - Señor caballero – dijo el labrador, tratando fue de allí. Le brillaba la cara de alegría por haber de explicar lo que ocurría -. Este chico es mi concluido tan felizmente su primera misión como criado y le estoy castigando porque me tenía caballero andante. que guardar las ovejas en el corral, pero como es un descuidado, siempre me pierde El labrador, en cuanto vio alejarse a aquel alguna. Hoy han sido dos. Me está loco, se dirigió a su criado con una sonrisa muy arruinando y mi paciencia tiene un límite… amplia y un palo aún más ancho en las manos. - ¡Ay! ¡ay! ¡ay!... – las quejas del mozo no cesaban-. - Venid aquí, señor Andrés, je, je…, que ahora - Y además, el muy ingrato, me dice que no le que no está vuestro defensor os voy a dar pago lo que le debo. todo lo que os debo. Don Quijote no quiso escuchar más: Y alzó su vara hacia lo más alto. - Soltadle ahora mismo, que estoy dispuesto a - Lo habéis jurado, lo habéis jurado… - trataba atravesaros de parte a parte con esta lanza, de defenderse el mozalbete -. y pagadle si no queréis que os aniquile. - Os juro que no me voy a olvidar de nada, absolutamente nada, de mi deuda. El labrador le desató, luego, temeroso ante - ¡Ay! ¡ay! ¡ay!... aquel esqueleto armado, explicó: (Adaptación de José Mª Plaza.) 3. Busca información sobre Miguel de Cervantes y en pequeños grupos realizad un mural sobre su vida y su obra literaria. 8
  • DE PASEO POR EL SIGLO XVII 1. Comenzaremos con una “lluvia de ideas” sobre lo que nos sugiere la palabra “ciudad”. Por ejemplo: contaminación, grandes edificios… 2. ¿Cómo eran las calles de las ciudades del siglo XVII? Aquí tienes un ejemplo. Se trata de un calle de la ciudad holandesa de Delft, pintada por el pintor barroco holandés Johannes Vermeer. Escribe tres cosas que te parezcan iguales y tres cosas que te parezcan diferentes comparando esta imagen con lo que ves todos los días en tu calle. Johannes Vermeer de Delft, La callejuela, 1657-1661 3. LÉXICO. “Ciudad” y “urbe” son palabras sinónimas y a partir de ellas se han formado muchas palabras derivadas. Intenta recordarlas y escribe su significado. Refresca el concepto de “campo semántico” visto en Primer Ciclo y escribe palabras del campo semántico de “Núcleos de población”. 4. Si es posible, visualiza la película “La joven de la perla” de P. Webber (2003) 9
  • ESTO SÍ QUE ERAN PALACIOS Andrea Palladio, Villa Capra (La Rotonda), Vicenza, 1566 Fíjate en estas imágenes de uno de los palacios más famosos construidos en Europa en todo el siglo XVI. Se trata de Villa Capra, más conocida como La Rotonda. La encargó un sacerdote, que además era conde, llamado Paolo Almerico cuando, tras jubilarse, decidió vivir en la ciudad en la que había nacido: Vicenza, en el norte de Italia. Su autor fue uno de los arquitectos más importantes del siglo XVI: Andrea Palladio, famoso por sus obras y porque escribió un libro sobre arquitectura, Los cuatro libros de la Arquitectura, que tuvo una gran repercusión en las siguientes generaciones de arquitectos. 10
  • 1. Describe con tus palabras cómo es Villa Capra. Comienza analizando su estructura, esto es, cómo está organizada (para ello debes servirte del dibujo de la planta) Después fíjate en el exterior y descríbelo. Por último, fíjate en el interior y su decoración. ¿Qué figuras geométricas podemos ver en Villa Capra? ¿Por qué los contemporáneos la denominaron “La Rotonda”? 2. Compara este tipo de palacios del Renacimiento con los castillos medievales. ¿Qué diferencias y qué parecidos encuentras entre unos y otros? 11
  • EL JUEGO DE LOS ERRORES Al pintor que quiso imitar una pintura del siglo XVII donde se veía una habitación de la época se le “colaron” cinco cosas que no corresponden a aquel momento. ¿Cuáles son? 12
  • LA IMPORTANCIA DE SER BANQUERO En el siglo XVI apareció un nuevo oficio: el de banquero. Su trabajo es aparentemente sencillo: prestan dinero y luego hay que devolverles más de lo que te han prestado. En la Edad Media estaba mal visto ser prestamista, usurero se llamaba en la época. La Iglesia católica prohibía la usura, así que sólo la practicaban los judíos. En la Edad Moderna, esa opinión cambió: ya no era malo prestar dinero. En este retrato del siglo XVI se presenta a un banquero de la época con su mujer revisando el dinero y los libros de cuentas. Marinus van Reymerswaele, El cambista y su mujer, 1539 Los primeros banqueros o cambistas inventaron nuevas formas de pago como la letra de cambio. Con ellas los comerciantes se atrevieron a hacer viajes y ventas a largas distancias sin miedo de que les robaran el dinero en el camino. Los banqueros fueron pronto el mejor ejemplo de esas personas que sin ser nobles, tenían mucho dinero y poder. Como vivían en las ciudades, llamadas entonces burgos, se les llamó burgueses. Incluso prestaban dinero a los reyes para que compraran armas para la guerra. En España no había banqueros. Sólo había en Alemania e Italia. Cuando los reyes españoles querían dinero, cambiaban el oro y la plata de América por dinero para comprar armas. Esto lo negociaban con banqueros alemanes e italianos. En varias ocasiones, la Hacienda Real estuvo en bancarrota. 1. ¿Porqué las letras de cambio fueron buenas para el comercio en largas distancias? 2. Los reyes españoles entregaban gran parte del oro americano a los banqueros alemanes e italianos para comprar armas. ¿Esto beneficiaba a la economía española o le perjudicaba? Hubo varias bancarrotas Reales, esto es, la Hacienda Real reconocía la deuda y reconocía que no podía pagarla, con lo que aumentaba el plazo de amortización. Hubo bancarrotas en los años 1557,1575, 1596, 1607, 1627, 1647, y las más graves de 1652,1662 y 1666, en las que se hunde toda la economía española. 3. Realiza un eje cronológico de los siglos de Oro. Sitúa en él las fechas de las bancarrotas. Después de realizar los ejercicios sobre los reyes españoles, vuelve a este eje cronológico y contesta: ¿en qué reinados hay bancarrotas? ¿cuántas en cada reinado? 13