la teoria tridimensional del derecho
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

la teoria tridimensional del derecho

  • 42,532 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • Excelente exposición sobre Normativismo Versus Realismo Jurídico.
    Clara, precisa y contundente.
    Bien!!! por Miguel Reale.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • Muy buena información! Clara, precisa sin dejarla de hacer interesante!
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • es el derecho como ordenamiento de sucesos sin agreción
    Are you sure you want to
    Your message goes here
No Downloads

Views

Total Views
42,532
On Slideshare
42,516
From Embeds
16
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
539
Comments
3
Likes
11

Embeds 16

http://negociosycontratosinternacionales.blogspot.com 15
http://distancia.upla.edu.pe 1

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. U NC NACIONAL DE CAJAMARCA MONOGRAFÍAUNIVERSIDAD UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS La T eoría del ridimensional DERECHO OHCERED Miguel Reale BASIC SOLUTION SYSTEMS DISEÑO PUBLICIDAD Y SISTEMAS www.basicsolutionsystems.blogspot.com Alumno: Cachi Cusquisiban, Josué Curso: Filosofía del Derecho Doct.: Abog. Juan Carlos Tello Villanueva Ciclo: 2011-II CAJAMARCA NOVIEMBRE 2011
  • 2. LaT eoríadel ridimensionalDERECHOOHCERED Miguel Reale www.basicsolutionsystems.blogspot.com
  • 3. ÍNDICEIntroducción.......................................................................................................04La Teoría Tridimensional del Derecho................................................................05 - Visión Tridimensional del Derecho........................................................07 - Aplicaciones Prácticas del Tridimensionalismo.....................................12 - Críticas a la Teoría Tridimensional........................................................13Conclusiones.....................................................................................................16Bibliografía.........................................................................................................19
  • 4. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com INTRODUCCIÓN El pensamiento dominante en los claustros universitarios era, y aún lo es, elpositivismo jurídico de Hans Kelsen. El tridimensionalismo nos muestra que, si bien es cierto que: Vida humanasocial, valores y normas jurídicas no pueden estar ausentes cuando se alude alobjeto de estudio del Derecho, ninguno de estos objetos, por sí mismo, seconstituye en el objeto de estudio de la disciplina jurídica. El concepto “Derecho”es el resultado de la interacción entre vida humana, valores y normas jurídicas. Esla unidad resultante de esta interacción a la que podemos referirnos con elconcepto “Derecho”. En la Europa del s. XI, las primeras universidades se fundan para enseñarDerecho: Bolonia, la primera universidad del mundo occidental, nace paraenseñar Derecho. Y, evidentemente, esto no es una casualidad, no es un simpleazar cultural: las universidades nacen con miras al Derecho porque a su vez elDerecho era visto entonces como un modelo de pensamiento riguroso. Losestudiantes no acudían a formarse como juristas, sino como hombres; o quizámejor, creían que formándose como juristas eran hombres más completos. No seestudiaba Derecho para ejercer la profesión de abogado sino simplemente parapensar, para aprender a pensar bien; el Derecho era la expresión y el método delsaber. Creo que debemos recordar esta tradición y cultivarla. No cabe duda quelas necesidades del mundo actual exigen una profesionalización muy exigente.Pero no debemos olvidar la perspectiva teorizante, el carácter de saber que tieneel Derecho, que constituye el fundamento insoslayable de cualquierprofesionalización o aplicación práctica. El Derecho no es un conjunto de leyes, como quieren los positivistas.Esa especie ahora tan difundida de positivistas "pop" que no han leído a KELSENni a HART pero que defienden -infantilmente- un positivismo barato, creen que elDerecho es una pirámide normativa, dentro de la cual se encierran todas lassoluciones prácticas. Por tanto, el abogado no tiene sino que hurgar dentro de lapirámide para encontrar la ley adecuada al caso concreto. Para estos positivistas"pop", hay que buscar la verdad en la ley; y siempre, si se busca adecuadamente,será posible encontrar una solución única para cada situación problemática,discernible mediante un procedimiento deductivo, y que debe aplicarseinexorablemente porque es la única interpretación correcta. Sin embargo la única manera de hallar un Derecho más justo, másequitativo, es sin duda razonando tridimensionalmente, así como se explicará a lolargo del desarrollo de esta obra. Josué Cachi Cusquisiban 4
  • 5. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com LA TEORÍA TRIDIMENSIONAL DEL DERECHO La complejidad del objeto de la ciencia del Derecho no había sidocomprendida cabalmente por los ius filósofos, hasta los últimos lustros en que porfin se entendió, que en el Derecho no todo es norma, ni todo es hecho social, sinoque también juega un papel en su determinación lo axiológico, el valor de lajusticia. El jurista español Luis RECASENS SICHES, empezó a plantear lanecesidad de una teoría integrativa del Derecho en que norma, hecho social yvalor, encuentran un equilibrio dialéctico y real, para explicar la complicadanaturaleza del Derecho. El origen de La Teoría tiene su historia y resulta imprescindible. Situémonos en 1950, Facultad de Derecho de la Universidad NacionalMayor de San Marcos. Un joven estudiante llamado Carlos Fernández Sessaregopresenta una tesis de bachillerato titulada “Bosquejo para una determinaciónontológica del Derecho”, en la cual expone una nueva teoría para comprender elDerecho, la que más tarde recibiría el nombre de Teoría Tridimensional delDerecho y que, según el mismo autor posteriormente ha confesado, respondía a lainquietud juvenil de no saber a ciencia cierta qué era el Derecho. Tres años más tarde, en 1953, el jurista Miguel Reale publica en Brasil sulibro “Filosofía del Derecho” donde expone idéntica tesis y a la cual el sí denominaexpresamente Teoría Tridimensional del Derecho. Dicha obra tuvo gran difusión,lo cual obedeció en gran medida a que Reale ya era por aquella época unreconocido jurista. Según ha señalado el propio Carlos Fernández Sessarego en laIntroducción a su libro “El Derecho como Libertad” (que recoge, precisamente, sutesis universitaria), ni él sabia de Miguel Reale ni Miguel Reale sabía de él poraquel entonces. Lo que sí es cierto es que hoy por hoy Miguel Reale esconsiderado el creador de la Teoría Tridimensional del Derecho y CarlosFernández Sessarego es considerado el precursor de la misma. Aunque Luis RECASENS SICHES había difundido su teoría y adoptado engran parte sus grandes lineamientos, quien plasmó la Teoría Integrativa delDerecho, en toda su dimensión y posibilidades científicas. Miguel REALE inicia su reflexión sobre el Derecho partiendo de laconcepción de que el hombre es un ser social e histórico, y que se mueve dentrode una realidad específica que es la cultura, de la cual resulta su experienciasocial, que tiene diferentes variables, una de las cuales es la experiencia jurídica. Esta experiencia jurídica es bilateral, porque compromete a dos o máspersonas simultáneamente, estableciendo mutuas obligaciones para las partes,algunas de las cuales son de orden público, es decir impuestas por el Estado. Estas obligaciones bilaterales, que constituyen el “quid” de la experienciajurídica del hombre, se mueven dentro de un universo jurídico esencial que tienetres elementos primordiales: hecho, valor, norma. Es hecho porque el hombre está 5
  • 6. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.commetido en una realidad social de hombres, relaciones y objetos; valor, por cuantolo axiológico es una dimensión humana específica que lo proyecta a lo valioso, a lojusto; norma, porque estas relaciones están reguladas por reglas o pautas,emanadas del Estado con carácter imperativo-atributivo. Para REALE, sólo esta triple dimensión de hecho, valor y norma constituyeun verdadero complejo fáctico-axiológico-normativo, que identifica una realidadúnica e indesligable y que es el mundo propio del Derecho.Pero lo que hace más original el esfuerzo de Miguel REALE, es el aspecto lógicode la relación entre estos tres elementos disímiles, pues para él se hallan en unaestrecha e indisoluble relación, que se caracteriza por la polaridad y la implicación,es decir están unidos dialécticamente, como una unidad dentro de un procesodialéctico. La norma deja de ser un juicio puramente lógico, y pasa a ser sólo unestudio de la integración entre lo fáctico y lo axiológico. Si bien este tridimensionalismo no es totalmente nuevo, lo original deREALE consiste, en que él afirma que siempre han sido comprendidosseparadamente, y por lo tanto mutilan el principio del cual él parte: la experienciajurídica. Han sido considerados como elementos aislados o puramenteyuxtapuestos. El aporte de REALE es pretender unirlos e integrarlos en unarelación dialéctica, basada en el principio lógico de implicación y polaridad, en queson observados en un desarrollo dinámico, dialéctico, un verdadero proceso, nodetenido sino cambiante, y en que ninguno puede ser observado en forma aislada. Para REALE, conocer el Derecho en toda su riqueza, suponenecesariamente ver esta relación estrechamente unida, porque en caso contrariocaemos en la unilateralidad y el reduccionismo, racional si nos quedamos sólo conel mundo de las normas axiologistas, si vemos sólo los valores, y sociologista sisólo vemos los hechos de la realidad social. El afán de REALE es el afán desíntesis, partiendo siempre de la experiencia jurídica que es única e irrepetible. LaTeoría Tridimensional de Miguel REALE, sería en este caso un normativismojurídico concreto, opuesto a las abstracciones anteriores. REALE sostiene que estas tres dimensiones del Derecho deben serestudiadas por una sola ciencia, y sólo existe una única ciencia del Derecho, perocon diferentes planos. Sin embargo, pese a lo esforzado del trabajo del brasileño, las objecionesque en nuestro medio le ha hecho Domingo GARCÍA BELAÚNDE quedan en pie,porque REALE llega a decir que, no sólo la experiencia jurídica es tripartita sinoque la ciencia del Derecho es tridimensional y esto constituye la cima y la sima desu propia teoría, porque en efecto los métodos, los principios y la lógica internaque norman los hechos, las normas y los valores, son totalmente distintos, portratarse de diferentes clases de entes y no comprendemos como una única cienciadel Derecho, puede llegar a unir elementos tan dispares. GARCÍA BELAÚNDEafirma que lo que pretende REALE es un sincretismo, que en nuestra opinión esasimétrico y carente de consistencia interna. Además este tipo deTridimensionalismo corre siempre el peligro de la heteronomía, es decir aplicar aobjetos diversos, leyes que no les corresponden. 6
  • 7. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com1. Visión Tridimensional Del Derecho Numerosos son los tratadistas que se han abocado a la misión de definir loque es el Derecho e inevitablemente se han encontrado con tres elementos, asaber, la conducta humana, valores y normas jurídicas. Sin embargo, a través dela historia, se han sucedido una serie de orientaciones que han identificado alDerecho con uno solo de estos elementos. Así tenemos que los iusnaturalistasconsideran al Derecho en su aspecto estimativo, la escuela historicista en su fasesocial –aunque desde un punto de vista romántico- y el positivismo concibe alfenómeno jurídico como un conjunto de normas. Al iusnaturalismo le interesan los "valores", al iusformalismo las "normas", yal iusrealismo los "hechos". En este sentido, resulta inobjetable que cada una deestas perspectivas tiene sus aciertos y sus errores al considerar distintos aspectosdel mismo fenómeno. Así el iusrealismo no sólo se suma a la protesta en contra dela concepción teológica y metafísica del iusnaturalismo sino también a la reaccióndirigida contra la concepción positiva o analítica-normativa del iusformalismo.De las tres posturas, podemos tomar lo que nos sea de utilidad. Sin embargo,parece imposible dar un concepto unívoco del derecho, por la sencilla razón, deque se trata de definirlo desde tres diversos puntos de vista. Con gran acierto,Eduardo GARCÍA MÁYNEZ apunta "El error de quienes han pretendido encerraren una sola definición (en el caso del derecho) objetos diferentes entre sí, noimplica únicamente confusión de puntos de vista, sino, lo que es peor,concomitante confusión de los objetos contemplados". Asimismo, cabe mencionar que los objetos del conocimiento designadoscomo derecho justo o natural, vigente o formal, y eficaz o real, no se excluyen entresí, pero tampoco se autoimplican, aunque es aconsejable que el ideal del derechosea un derecho justo o natural, vigente o formal, y eficaz o real. Cada uno de estosderechos es estudiado desde cada una de las perspectivas que mencionamos conanterioridad, y a modo de síntesis:1) El iusnaturalismo se ocupa del derecho justo o natural, y lo que le interesa sonlos valores;2) El iusformalismo se identifica con el derecho vigente o formal, y lo que lepreocupa son las normas;3) El iusrealismo se enfoca al derecho eficaz o real, y lo que lo fundamenta son loshechos. Asimismo, cabe evocar las enseñanzas del filósofo de Königsberg, quiendestacó la existencia de dos formas puras de intuición sensible, a saber: espacio ytiempo. El estudio de la historia demuestra que el derecho no ha sido el mismo entodas las coordenadas espaciales-temporales. Al respecto, BOBBIO comenta quepara formular leyes y principios universales en materia de la ciencia del derecho,es preciso atender no sólo a la naturaleza humana, sino a las "condicioneshistóricas que determinan las cambiantes leyes de pueblo a pueblo, de tiempo atiempo". Consideramos a estas concepciones dentro de una primera etapa, quepodríamos llamar intuitiva o pre-tridimensionalista, en la cual el fenómeno jurídico 7
  • 8. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.comes entendido unilateralmente, con exclusión de sus demás elementos. No todos los juristas, por cierto, concibieron al Derecho de esta manera.Hubo un sector de la doctrina que comprendió el fenómeno jurídico en suestructura tri-elemental; sin embargo, de una manera desarticulada. REALEcalifica esta posición como una teoría tridimensional genérica o abstracta, porcuanto, concibe a los elementos constitutivos del Derecho sin relacionarloscoherentemente. Se alinean dentro de esta posición en Alemania LASK,RADBRUCH, FECHNER, WELZEL; en Italia, VANNI, DEL VECCHIO, BOBBIO. También en Francia ROUBIER, LAMAND, VILLARY; en el área delcommon law a POUND, STONE, entre otros. Posteriormente, el pensamiento jurídico madura y comprende que no sepuede captar lo jurídico sin la presencia integral de sus elementos. SAUERintroduce su teoría de la “mónada de valor”, en la cual el elemento axiológico delDerecho es primordial, por cuanto integra tanto a la conducta como a la norma.HALL desarrolla el integrativismo jurídico desde un punto de vista sociológico.Observa REALE que: “el problema que queda abierto tanto en la postura deSAUER como la de HALL consiste en saber cómo se correlacionan los treselementos en la unidad esencial a la experiencia jurídica, pues sin unidad deintegración no hay “dimensiones”, sino meras “perspectivas” o “puntos de vista”. En Latinoamérica convergen una serie de pensamientos que dan comoresultado la teoría tridimensional específica del Derecho. GARCÍA MAYNEZ,sostiene que el Derecho puede ser visto desde tres perspectivas, a saber: a) Derecho formalmente válido, es el creado y reconocido por la autoridad competente, investida para ello; b) Derecho intrínsecamente válido, es aquel que conocemos como Derecho natural y c) Derecho positivo, es aquel Derecho que tiene la característica de la eficacia, o sea es aquel Derecho que se cumple. Sin embargo, no se llega a integrar estos tres objetos, aunque se admiteque se encuentran inter-relacionados. Es por ello que esta posición es conocidacomo de un perspectivismo jurídico. COSSIO distingue los objetos mundanales, es decir, aquellos que tienencomo soporte un objeto material o una objetivación de la vida humana, de losobjetos egológicos, cuyo sustrato es la propia conducta humana. Ambos objetos–mundanales y egológicos- son especies de género objetos culturales. ElDerecho es considerado como un objeto cultural egológico. El objeto del Derechoes la conducta humana, que tiene estructura valorativa y la norma es la que seintegra a la conducta. La conducta humana se revela así como elementointegrador de las normas y valores. Dentro de este panorama surge el tridimensionalismo específico a travésde sus creadores: REALE y FERNÁNDEZ SESSAREGO. Ambos, sin tener unoconocimiento del otro, elaboran esta nueva concepción del Derecho, coincidiendoen la inescindiblidad de sus elementos; pero, al mismo tiempo, divergiendo en 8
  • 9. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.comalgunos aspectos. No son pocos los trabajos realizados al respecto; sin embargo,consideramos una exigencia hacer lo propio, desde nuestro punto de vista:REALE, quien acuña el nombre a la teoría tridimensional y hace la distinción de lascorrientes abstracta y específica dentro de ella, observa que: “desde su origen,esto es, desde la aparición de la norma jurídica –que es síntesis integrante dehechos ordenados según valores- hasta el momento final de su aplicación, elDerecho se caracteriza por su estructura tridimensional en la cual hechos yvalores se dialectizan, esto es, obedecen a un proceso dinámico”. FERNÁNDEZ SESSAREGO, en su tesis de bachiller Bosquejo para unadeterminación ontológica del Derecho (1950), la misma que fuera posteriormentepublicada bajo el título de El Derecho como libertad, expresa que: “la cienciaajurídica o ciencia del Derecho –o simplemente Derecho- se constituye por laintegración de tres elementos: norma –pensamiento-, conducta humana –objeto-y valor –finalidad-. Tres elementos que pertenecen al ámbito del Derecho, que seexigen mutuamente, y que al aparecer vinculados esencialmente constituyen laciencia jurídica”. En ambos estudiosos encontramos que llegan a captar la forzosa relaciónexistente entre los elementos que integran el Derecho, sin “abstraerse” a ningunode ellos, por lo cual su posición es la de un tridimensionalismo específico oconcreto. No obstante, existe una serie de matices de pensamiento, queintentaremos aclarar: En cuanto a la nomenclatura del objeto a estudiar, REALE utiliza el término“dimensión”, mientras que FERNÁNDEZ SESSAREGO se refiere a “elementos”,palabra que proviene del latín elementum, que significa sustancia primaria.REALE, si bien admite que: “es corriente (...) el empleo del término “dimensión”para indicar la cualidad o posición de algo en función de una cierta perspectiva oplano de análisis”, lo utiliza en un sentido filosófico y no físico-matemático,entendiendo dimensión como un “processus, cuyos elementos o momentosconstitutivos son hecho, valor y norma”. Respecto al elemento fáctico del Derecho, REALE se refiere al “hecho”,mientras que FERNÁNDEZ SESSAREGO a la “conducta humana”. El primeroexpresa que: “...es menester distinguir entre hecho del Derecho, global y unitarioentendido como acontecimiento espiritual e histórico, y el hecho en cuanto factor odimensión de dicha experiencia. En este segundo caso la palabra hecho indica lacircunstancialidad condicionante de cada momento particular en el desarrollo delproceso jurídico. Ahora, hecho, en esta acepción particular, es todo aquello que enla vida del Derecho corresponde a lo ya dado en el medio social y quevalorativamente integra en la unidad ordenadora de la norma jurídica, resultandode la dialecticidad de dichos tres factores el Derecho como “hecho histórico-cultural””. Para FERNÁNDEZ SESSAREGO, la conducta humana es “libertadmetafísica fenomenalizada. Libertad que se manifiesta. Y, por poseer un sentido,por tener una contextura estimativa, es un objeto cultural”, agregando que “pero,además, y para que sea posible la ciencia del Derecho, esa conducta en surelación intersubjeiva y realizando determinados valores debe estarrepresentada, mentada, por normas, desde que toda ciencia comporta un ordende conocimientos sobre su “objeto””. 9
  • 10. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com Es aquí donde encontramos una diferencia sustancial, porque REALEobjetiva el hecho, se queda en su mención normativa, mientras que FERNÁNDEZSESSAREGO llega al contenido ontológico del Derecho: vida humana, para luegoser significada por la norma. Es más, REALE expresa que: “el problema de laconducta es, sin duda, primordial pues todo lo que se contiene en la experienciajurídica ella puede y debe remontarse, directa o indirectamente, como a su fuentecreadora o reveladora, ciertamente, pero sería grave error olvidar que cualquieracto humano encuentra, como soporte o condicionamiento, algo yahistóricamente objetivado por obra del espíritu, como conducta, por así decir,institucionalizada”. En nuestra opinión REALE concibe su “hecho jurídico” de unamanera estática, mientras que FERNÁNDEZ SESSAREGO enfoca la “conductahumana” dinámicamente. Es importante destacar dentro de esta concepción, cómo es la manera enque se correlacionan los elementos del Derecho. REALE expresa que: “lacorrelación entre dichos tres elementos es de naturaleza funcional y dialéctica,dada la “implicación-polaridad” existente entre hecho y valor de cuya tensiónresulta el momento normativo, como solución superadora e integrante en loslímites circunstanciales de lugar y tiempo (concreción histórica del procesojurídico en una dialéctica de implicación y complementariedad)”. El mismo autoradmite que su dialéctica es genérica de aquella propia de HEGEL o de MARX, yagrega que: “según la dialéctica de implicación-polaridad aplicada a la experienciajurídica, el hecho y el valor de la misma se correlacionan de tal modo que cada unode ellos se mantiene irreductible al otro (polaridad), pero ambos son exigidosmutuamente (implicación), dando origen a la estructura normativa como momentode realización del Derecho”. FERNÁNDEZ SESSAREGO, basándose en HUSSERL, distingue entresigno sensible, significación, objeto y el hecho real. Aplicando estosconocimientos al campo del Derecho, sostiene que: ”no podemos confundir–siguiendo al ya citado HUSSERL- la significación con el objeto y con el hecho. Lasignificación es la norma, el juicio con el que pensamos el objeto del Derecho. Y talobjeto es la libertad que se exterioriza en su relación con otras libertadesfenomenalizadas. El objeto del Derecho no es, por lo tanto, un “conjunto de ideas”fabricadas por el hombre y que “apuntan” a valores. Aquellas ideas, aquellosjuicios, aquellos pensamientos mencionan, en tantos que son significaciones, a unobjeto que es la conducta humana social”. El autor inserta los valores en elDerecho, a través del siguiente planteamiento: “los valores son seres ideales quevalen y son objetivos. Pero esta objetividad es una objetividad para la vidahumana, están insertados en ella y sólo en ella tienen sentido. La conducta esportadora y realizadora de valores. Los realiza y los injerta en las cosas a las queotorga, por tal hecho, un “sentido”. Los valores por este hecho, son en cierta formainmanentes a la conducta desde que ella es valorativa. La conducta no “tiende”hacia valores, no “apunta” hacia valores, como externo a ella, sino que realizaesos valores permanentemente, como una fatalidad desde que, por ser dato delibertad, consiste en un elegir valorativo, siendo, en sí, estimativa. La conducta espues substrato de valores”. Culmina FERNÁNDEZ SESSAREGO, expresando que: “es así como sedespliegan los elementos que conforman al Derecho; elementos que se exigenmutuamente sin confundirse y que cobran unidad en el “objeto” Derecho. 10
  • 11. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.comConducta, norma y valor son los elementos ontológico, lógico y estimativo delDerecho que en su unidad integral motivan su aplicación. Y el Derecho no esninguno de estos tres elementos en forma aislada. El Derecho no es conducta; elDerecho no es valor, el Derecho no es norma. El Derecho es la integración deaquellos elementos: es conducta humana en su interferencia intersubjetiva,realizando o dejando de realizar valores jurídico, representada a través de normaque son juicio imputativos de debe ser de carácter disyuntivo”.De la confrontación de estas dos posiciones llegamos a la conclusión que, si bienREALE admite la tridimensionalidad del Derecho, le da mayor relieve a la normajurídico, como elemento integrativo del hecho y del valor, acercándose,peligrosamente, a una abstracción del Derecho hacia las normas, quizá al nopoder superar la influencia positivista que tiene, influencia que lo lleva a reducir alDerecho a una ciencia de objetos ideales. En cambio FERNÁNDEZ SESSAREGO concibe al Derecho bajo unaóptica egológica, no lo considera como una conducta humana “objetivada” talcomo lo hace RECASENS SICHES. Enfoca a la conducta humana en su aspectodinámico, como soporte de valores, conducta humana, que es libertad metafísicafenomenalizada, porque para actuar tenemos que elegir, para elegir tenemos quepreferir y para preferir tenemos que valorar. Esta es pues la estructura estimativade la conducta humana, objeto del Derecho, cuya significación se da a través delas normas jurídicas. Bien es sabido que la validez de una teoría se demuestra en su aplicaciónen la praxis. REALE, en su calidad de Presidente de la “Comisión Revisora yElaboradora del Código Civil Brasileño” ha revisado todos los trabajos de lamisma. En materia de Derechos de la persona el Código contempla en un capítuloespecial estos derechos, expresando al respecto que: “esos enunciados sobre los“Derechos de las personalidad”, tal como constan en el Código representanverdaderas vigas maestras del sistema, de tal modo que la hermenéutica de todaslas disposiciones del Código queda subordinada a los fines éticos de la personahumana, punto de partida y de llegada del proceso legislativo”. En materia depersonas colectivas, REALE pone énfasis al “alejamiento de merasabstracciones, (a través de) la regla que supera la rígida distinción entre lapersona jurídica y las personas de sus componentes, estableciendo laresponsabilidad solidaria de éstos, toda vez que la asociación o la sociedad fuerandolosamente desviadas de las finalidades que las constituyen y las legitiman”. Deesta manera se pretende evitar y corregir aquella conducta desvaliosa que, entérminos de doctrina, constituye una de las manifestaciones del llamado abuso dela personalidad jurídica. FERNÁNDEZ SESSAREGO plasma su concepción en el ámbito de laciencia jurídica, concretamente en el Derecho civil, en la parte que más seentronca con la jusfilosofía, en el Derecho de las personas; así tenemos que parael autor: “el humanismo o personalismo jurídico es concorde con una visión delmundo en la que el hombre es un fin en si mismo, no un instrumento susceptible departicular explotación u opresión por los demás hombres a través de un sistemaformal-normativo que responde al particular interés de grupos dominantes,cualquiera sea la posición ideológica. La persona sustituible del Derecho. Dentrode esta concepción, el patrimonio es sólo un instrumento del que se vale lapersona para el desenvolvimiento de su personalidad”. Es así como con esta idea-guía, se inicia el movimiento de reforma del Código Civil Peruano de 1936, 11
  • 12. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.comhaciendo virar de una concepción patrimonialista hacia una visión humanista.Dentro de las contribuciones que FERNÁNDEZ SESSAREGO ha hecho a lalegislación contemporánea cabe mencionar aquella en el cual opera, con mayornitidez, el concepto tridimensional y es el de la naturaleza de la persona jurídica,cuando afirma que: “es dable señalar que la regulación de las personas jurídicasen el Código Civil de 1984 responde a una concepción tridimensional del Derechola que, en términos generales, subyace a través del articulado de todo el LibroPrimero. La aplicación de esta peculiar y comprensiva visión del fenómenojurídico, permite distinguir en la persona jurídica –en cualquier persona jurídica- lapresencia necesaria, simultánea y en recíproca exigencia de tres nivelesintegrados por: el dato formal derivado del aparato normativo, por las conductashumanas intersubjetivas que constituyen la dimensión sociológico-existencial delas personas jurídicas y por los fines valiosos que las caracterizan y le otorgansentido”. Juzgamos estos argumentos por sí convincentes para demostrar, por unlado, la operatividad de la teoría tridimensional del Derecho, así como que suscreadores la han aplicado en el ámbito de la jusfilosofía y en las diversas amas delDerecho. A ambos estudiosos del Derecho les debemos el hecho de habercaptado la esencia de lo “jurídico”, independientemente de tomar una u otraposición. A REALE, porque fue el divulgador de este pensamiento en el panoramajurídico contemporáneo, siendo de especial mención sus investigacionesjusfilosóficas y a FERNÁNDEZ SESSAREGO por impulsar la funcionalidad de lateoría tridimensional dentro de la ciencia jurídica.2. Aplicaciones prácticas del tridimensionalismo Las teorías prueban su utilidad si es que es posible su aplicación a larealidad ya sea para resolver problemas o comprender mejor, o correctamente,dicha realidad. Este requisito es el que, finalmente, da cuenta del acierto o no deuna determinada teoría, máxime cuando ella pretende mostrar cuál sea el objetode estudio del Derecho. Por ello, estimamos que es necesario referirse a losresultados que genera la aplicación de la teoría tridimensional del Derechocuando se trata de la comprensión de la institucionalidad jurídica.La primera aplicación práctica de los supuestos antes referidos es aquella quepermite al abogado, que pretende conocer el Derecho, que éste no se reduce a lasimple aprehensión de normas jurídicas. Para lograr este propósito, el abogadotiene, necesariamente, que referirse al contenido de las normas jurídicas, que noes otro que vida humana axiológicamente estimada. Por ello, la interpretaciónjurídica no se contrae solamente al conocimiento de las normas en cuantoestructuras formales, vacías de contenido, sino a las conductas intersubjetivas,debidamente valoradas, a partir de las normas jurídicas. Las aplicaciones prácticas de esta nueva concepción del Derecho sonnumerosas y trascendentes en relación con la actividad desplegada por elabogado. La teoría tridimensional nos muestra una realidad, antes ignorada,como es la que el Derecho se encuentra primariamente - más no únicamente - enla vida humana social. Sin ella es inimaginable referirnos al Derecho. Así, paradecirlo metafóricamente, si Caín no mata a Abel no existirían conductas humanasque valorar y, por consiguiente, que regular jurídicamente. Es, por ello, que elDerecho se comprende a partir de la vida humana social. 12
  • 13. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com Pero, no obstante lo expresado, la realidad existencial, por sí misma, no esDerecho. Se hace necesario que la vida humana sea valorada -por la comunidad,por sus representantes o por los operadores del Derecho -, es decir, se le debeotorgar un sentido valioso. La normatividad jurídica, a partir de dicha valoración,nos muestra cuáles conductas humanas están jurídicamente permitidas y, porconsecuencia, son lícitas o, por el contrario, cuáles están prohibidas, por lo queson ilícitas. Para ello, como se ha apuntado, se requiere de una previa valoraciónde las conductas humanas intersubjetivas. La permisión se sustenta en la justiciade las mismas. Toda conducta humana intersubjetiva es susceptible de ser valorada yregulada. Para ello no es indispensable la preexistencia de normas jurídicas quelas prescriban en uno u otro sentido. Basta que los operadores de Derecho,abogados o jueces, y tal como se ha señalado, apliquen el axioma jurídicofundamental que postula que toda conducta que no está expresamente prohibidapor el ordenamiento jurídico está jurídicamente permitida, salvo que se atentecontra el orden público o la ética. De ahí que podamos sostener que todo lo queestá en la vida se halla en el Derecho.3. Criticas a la teoría tridimensional del derecho.1. Como ya se dijo, a partir de la dialéctica de complementariedad, Realeobserva que siendo la experiencia jurídica una de las modalidades de laexperiencia histórico-cultural, se comprende que la implicación polar hecho-valorse resuelva en un proceso normativo de naturaleza integrante. Cada norma oconjunto de normas, representa un momento histórico determinado en función deciertas circunstancias, teniendo en cuenta la comprensión operacional compatiblecon la incidencia de ciertos valores sobre los múltiples hechos que condicionan laformación de los modelos jurídicos y de su aplicación. En este sentido considera ala experiencia jurídica como una “experiencia tridimensional de carácternormativo bilateral atributivo”. Indicando en los términos hecho, valor y norma, lasdimensiones, factores o momentos de una realidad en sí misma dialéctica, comoes el mundo del derecho.2. Carlos Cossio toma literalmente la palabra dimensión del texto de Reale ycon sentido crítico se pregunta ¿dimensión de que? Al respecto Cossio responde,en el sentido de su concepción egológica del derecho: “de la conducta en suinterferencia intersubjetiva”. Reale rechaza la crítica pregunta-respuesta deCossio expresando que si el derecho es realidad o hecho histórico-cultural, esporque no separa la experiencia jurídica de la experiencia social, de la que es unade las formas o expresiones fundamentales, distinguiéndose por la nota debilateralidad atributiva que le es propia: es decir, por implicar, en cada una de lasrelaciones que la constituyen, siempre un nexo de validez objetiva que relacionaentre sí dos o más personas, confiriéndoles o asegurándoles pretensiones ocompetencias que pueden ser de reciprocidad contractual, o de tipo institucional,bajo forma de coordinación, subordinación o integración. Agrega que lacomprensión del derecho como hecho histórico-cultural implica el convencimientode que estamos ante una realidad esencialmente dialéctica, es decir que no esconcebible sino como un proceso cuyos elementos o momentos constitutivos sonhecho, valor y norma, al que el autor da nombre de “dimensión” en sentido 13
  • 14. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.comde estos elementos, factores o dimensiones en la vida misma del fenómenojurídico. Y desde esta mirada, observo en el tridimensionalismo, más unadescripción-explicación, que una construcción. Sin embargo, cabe reflexionar quedescribir-explicar el fenómeno jurídico, es el primer paso para operar sobre él yplanificar o diseñar desde la norma, la construcción política, social e institucionalde la realidad, que se busca cambiar en base a los valores, principios o directricesde consenso en la sociedad. Me arriesgo a pensar que Rousseau llamaría, a estaconstrucción, “voluntad general”.8. Otra crítica inteligente al tridimensionalismo de Reale, tuve la oportunidadde presenciar en las aulas de la Universidad Complutense, por parte de ÁngelSánchez de la Torre, quién planteaba concretamente la posibilidad de un cuartoelemento comprendido por el poder. Reale respondía: el poder, sea formal,institucional o fáctico, es un hecho. Sánchez de la Torre contra argumentabaexpresando: aún siendo un hecho, ¿no tendrá el poder tal entidad en el fenómenojurídico que esencialmente funcione en la realidad como una cuarta dimensión oelemento del derecho? La pregunta de Sánchez de la Torre deja latente unainvestigación que necesariamente debe recurrir al estudio interdisciplinario de lafilosofía política, la historia y el derecho. 15
  • 15. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.comevidentemente filosófico y no físico-matemático.3. Reale no acepta pensar sobre una realidad jurídica extrapolada delproceso histórico y destituida de su cualificación fáctico-axiológica-normativa.Afirma que el derecho es una realidad social y que dicha realidad tenga en laconducta humana su fuente constitutiva, no nos debe llevar a olvidar la necesidadde investigar la consistencia de la conducta en general y de la conducta jurídica enparticular, pero sin olvidar por otra parte que la experiencia jurídica no se reduce aun fenómeno de conducta, pues con el paso del tiempo determina objetivacionesespirituales que adquieren vida propia y condicionan las sucesivas formas decomportamiento social. El problema de la conducta es importante para Reale,pues todo lo que se contiene en la experiencia jurídica a ella puede y deberemontarse, directa o indirectamente como a su fuente creadora y reveladora,ciertamente, pero sería un error olvidar que cualquier acto humano encuentracomo su soporte o condicionamiento algo ya históricamente objetivado por obradel espíritu, como conducta, a la que denomina: institucionalizada.4. De esta forma, el autor entiende que cuando se declara que el derechodebe ser entendido como “vida humana objetivada” o como “conducta eninterferencia intersubjetiva” o como “experiencia histórica-cultural”, es necesariodistinguir entre el hecho del derecho global y unitariamente entendido comoacontecimiento espiritual e histórico, y el hecho en cuanto factor o dimensión dedicha experiencia. La palabra hecho, en este caso indica la circunstancialidadcondicionante de cada momento particular en el desarrollo del proceso jurídico.5. El término tridimensional sólo puede ser comprendido rigurosamente comotraducción de un proceso dialéctico, en el cual el elemento normativo integra en síy supera la correlación fáctico-axiológica, pudiendo la norma a su vez, convertirseen hecho en un ulterior momento del proceso, pero únicamente con referencia a yen función de una nueva integración normativa determinada por nuevasexigencias axiológicas y nuevos sucesos fácticos.6. Reale hace referencia a la crítica de Carlos Cossio, en la cual expresa que,para la teoría egológica, el movimiento que hubiere en el derecho es vida, aunquese lo llame dialéctica. Para la teoría tridimensional por el contrario, ese movimientoes en primer término una dialéctica a la cual la vida queda sometida. La teoríaegológica, es fenomenológicamente, una descripción, en tanto que la teoríatridimensional, para Cossio, es una construcción. Cossio agrega que ladescripción egológica puede ser aceptada o desacertada, pero por serdescripción su producción es siempre la ontológica. En cambio, por perfecta quesea la construcción tridimensional, su proyección, por ser construcción, sólopuede ser la ideología.7. Con respecto a esta última crítica de Cossio, debo decir que no encontréuna respuesta realiana en los escasos libros del autor que tuve oportunidad deconsultar. Sin embargo, considero que el tridimensionalismo de Reale permite unamás clara descripción y explicación del fenómeno jurídico que la teoría egológica.El analista del fenómeno jurídico, tiene en el tridimensionalismo un mapa de larealidad; un camino claro y directo para emprender el viaje a la comprensión de laexperiencia jurídica y social: o comienza por el hecho, por el complejo de valoresimplicados o por las normas, en el caso de que existan. Esta tarea de disecciónque permite el tridimensionalismo, no significa desconocer la mutua implicación 14
  • 16. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com CONCLUSIONES A ambos estudiosos del Derecho les debemos el hecho de haber captado laesencia de lo “jurídico”, independientemente de tomar una u otra posición. AREALE, porque fue el divulgador de este pensamiento en el panorama jurídicocontemporáneo, siendo de especial mención sus investigaciones jusfilosóficas y aFERNÁNDEZ SESSAREGO por impulsar la funcionalidad de la teoríatridimensional dentro de la ciencia jurídica. El razonamiento es tan importante para el Derecho y ocupa una posicióntan central que -para decirlo con una paradoja- las mejoras leyes, aplicadas con unargumento torcido, dan lugar a un "Derecho torcido": lo importante no es,entonces, las leyes sino la manera de discutir y aplicarlas las leyes, las categoríasjurídicas y los principios que forman el sistema. Entonces ¿Qué tipo de razonamiento propone el Derecho conjuntamentecon La Teoría Tridimensional del Derecho? Ante todo, es preciso destacar que elrazonamiento jurídico no trabaja en un mundo de certezas y de demostracionessino en un mundo de probabilidades y de ambigüedades. El hombre de Derechono pertenece al país de lo categórico sino al de lo discutible, donde todo estáhecho con materia controvertida. En Derecho no hay verdades irrefutables, no hay soluciones únicas, sinosimplemente perspectivas, enfoques, aproximaciones. Las mismas que sufundamento puede estar en cualquiera del enfoque Tridimensional del Derecho.Es por ello que se presentan situaciones que muchas veces el profano noentiende. Dos abogados pueden defender leal y honestamente dos puntos devista contrarios con muy buenos argumentos. Si hubiera una verdad en el Derecho, si la solución fuera una sola, uno deesos abogados tendría que ser un ignorante (no conoce suficientemente bien elDerecho aplicable y no sabe que no tiene la razón) o, quizá peor, alientaesperanzas falsas en el cliente para seguir cobrando honorarios. Pero es que el Derecho no se mueve en el plano de lo absoluto, sino en eseplan tan humano de las cosas que son y no son, en tanto a su ves flexibles que sepueden dar solución desde las tres perspectivas del Derecho, de las cosas quepudieron ser y de las que todavía pueden ser, de las cosas que son para unos deuna manera y para otros, de otra. Y, entonces, si aceptamos que no hay verdades irrefutables, si aceptamosque cualquiera de las dos partes puede tener razón, entonces tenemos queaprender a respetar los puntos de vista de los otros: las diferencias no sonignorancias ni infamias, son simplemente enfoques distintos. De ahí que elrazonamiento jurídico sea, ante todo, una práctica de tolerancia; aun cuando elDerecho nos es presentado por el positivismo como una técnica de la imposición,lo primero que debe aprender un jurista no es a mandar al otro sino a respetar alotro. A continuación se resalta los puntos clave de La Teoría Tridimensional delDerecho: 16
  • 17. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com1. La teoría tridimensional del derecho de Miguel Reale busca explicar elderecho desde la forma en que se da en el mundo de la vida cotidiana. Su planteoes tan simple que, paradójicamente, permite explicar la compleja dinámica delfenómeno jurídico, aún cuando ante un caso concreto se produce unacontradicción de normas de igual jerarquía o bien cuando nos encontramos anteuna laguna del derecho. En estos “casos difíciles” es aplicable el método deanálisis y respuesta tridimensional, dado que ante la falta de norma (laguna delderecho) o ante el conflicto normativo (contradicción de dos normas de igualrango), la teoría de Reale permite encontrar solución por medio de los otros doselementos extranormativos: los hechos y los valores.2. Miguel Reale desemboca en el tridimensionalismo jurídico como notaesencial del fenómeno jurídico. Así, tanto hechos, valores y normas analizados enforma individual, como las diferentes disciplinas jurídicas especializadas en suestudio, no pueden dar cuenta separadamente del fenómeno jurídico,sencillamente porque todos estos elementos están siempre presentes, y fruto delas relaciones dialécticas que se establecen entre ellos se desenvuelve la vidamisma del derecho.3. A su vez, esta teoría nos muestra una explicación integral del derecho, porese motivo su libro se subtitula “visión integral del derecho” y desarrolla un últimocapítulo sobre el tema. Sus planteos traducen una visión global del mundojurídico, teniendo en cuenta todos sus elementos, superando, con ello, lasexplicaciones unilaterales o sectoriales que comprenden el derecho desde unosólo de sus elementos, tal como ocurre con el empirismo, el normativismo o eleticismo jurídico. Precisamente buscando superar las antinomias entre losdiferentes elementos y niveles de investigación jurídica surge esta teoría,ofreciendo una visión integral y correlacionada entre los elementos descubiertos.4. El tridimensionalismo jurídico ha contribuido a crear un nuevo paradigmaen la comprensión e interpretación del derecho, persiguiendo una idea global ycongruente de la experiencia jurídica, integrando en una unidad orgánica,contenidos y elementos que antes estaban dispersos.5. Destaca la implicación del derecho con el valor fundamental de la persona ysu traducción en la definición y protección de los derechos universales en ellaamparados. Centra su preocupación por encontrar una fundamentaciónaxiológica al derecho, que se inicia en el valor de la persona y los derechos a ellaadscriptos, como en la convicción de que el derecho participa de un proyectoético-universal, al que Reale denomina macro ética de la humanidad, preservandovalores de convivencia y justicia social.7. Es posible que en el futuro se abandone la expresión “tridimensionalismo”,es más, desde mi punto de vista interpreto hoy al derecho como un complejofenómeno integrado por más elementos que el hecho, el valor y la norma. Tal vez,sea necesario pensar en el poder como una cuarta dimensión del derecho.Dimensión de tal entidad en el fenómeno jurídico, que requiera ser tratada comouna dimensión independiente del elemento hecho. Tal vez sea necesario que losjuristas profundicemos los estudios sobre los valores o sobre la axiología jurídica,dado que su importancia es superlativa en la esencia del derecho. 17
  • 18. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com Seguramente, la mayor importancia de esta teoría son las preguntas eincógnitas que deja abiertas y latentes. Todas ellas rejuvenecen y fortalecen lavida de la filosofía del derecho en nuestro siglo XXI. El libro “Teoría Tridimensionaldel Derecho” del autor Miguel Reale nos muestra cuanto el derecho puede y tieneque decir en el desarrollo del proyecto social y político que la sociedad, o cada unode nosotros, busca realizar. 18
  • 19. La Teoría Tridimensional del Derecho www.basicsolutionsystems.blogspot.com BIBLIOGRAFÍA- Kelsen, H. (2000). Teoría Pura del Derecho. (Trad. al castellano M. Nilve). (4aedición, 1a reimpresión). Buenos Aires: Editorial Eudeba.- Reale, M. (1997). Teoría Tridimensional del Derecho. (Trad. A. Mateos).Madrid: Editorial Tecnos.- Cossio, C. (1987). Radiografía de la Teoría Egológica del Derecho. BuenosAires: Ediciones Depalma.- Del Vecchio, Giorgio. Filosofía del Derecho. 9ª ed., Barcelona, Bosch, 1991- Silva Cueva, José L. El Derecho, entre el amor y la guerra. Diario La Industria,Trujillo, 25 de abril de 1998- El profesor Carlos FERNÁNDEZ SESSAREGO (Lima, 07.04.1926 - ). En 1950se graduó como Bachiller en Derech, tesis denominada Bosquejo para unadeterminación ontológica del Derecho. Es Doctor en Derecho desde 1961.Obras: Derecho y persona, Introducción a la teoría del derecho. 4° ed., Lima,Grijley, 2001; El derecho como libertad, Preliminares para una filosofia delderecho. 2° ed., Lima, Universidad de Lima, 1994; Pluralidad de elementos queintegran el derecho. Derecho (31): 44-47, nov 1973. 19
  • 20. BASIC SOLUTION SYSTEMSDISEÑO PUBLICIDAD Y SISTEMAS