• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Empleabilidad en el siglo xxi
 

Empleabilidad en el siglo xxi

on

  • 604 views

Si antes el empleo lo creaban las empresas, ahora, en un mercado local de escasa oferta y con abundancia de profesionales, la empleabilidad está en manos de los candidatos que sepan construir su ...

Si antes el empleo lo creaban las empresas, ahora, en un mercado local de escasa oferta y con abundancia de profesionales, la empleabilidad está en manos de los candidatos que sepan construir su identidad digital, acierten a posicionar su marca y consigan viralizar su propuesta de valor.

Statistics

Views

Total Views
604
Views on SlideShare
604
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Empleabilidad en el siglo xxi Empleabilidad en el siglo xxi Document Transcript

    • Empleabilidad en el siglo XXISi antes el empleo lo creaban las empresas, ahora, en un mercado local de escasa oferta ycon abundancia de profesionales, la empleabilidad está en manos de los candidatos que sepanconstruir su identidad digital, acierten a posicionar su marca y consigan viralizar su propuestade valor.Que el mundo que conocíamos ha cambiado es una perogrullada; que la amplitudde los intervalos se ha reducido considerablemente es una obviedad. Lo que resultaincomprensible es que, siendo así, nuestra sociedad y nosotros no hayamosevolucionado al ritmo de los tiempos.1980 marcó el tránsito de la sociedad industrial a la economía creativa,desplazando el eje de competitividad y generación de riqueza a la atracción,retención y desarrollo del talento; es decir, resituando el centro hacia las personas,hacia los profesionales y muy especialmente hacia la nueva clase creativa. Pero nolo hemos querido ver.La década siguiente representó un vuelco, propiciado por los avances tecnológicos yfundamentalmente por la popularización de Internet, poniendo aún más enevidencia los efectos de la globalización: una caída de fronteras, tiempos ydistancias que ha dado lugar al imperativo de la deslocalización (offshoring), unefecto que también ha llegado al mercado de profesionales y trabajadores. Y que hallegado para quedarse.Ahora mismo el empleo es un bien escaso que, en opinión de los expertos1 pareceque en España no tiene visos de recuperación hasta 2013 (otros lo fijan en 2015).Sin embargo, ni nuestra sociedad lo administra eficientemente –o sería capazcuando menos de mantenerlo- ni la mayoría de los trabajadores estamospreparados para incrementar nuestras opciones de empleabilidad; pues ahora losempleos se han internacionalizado en un mundo en el que los conceptos dedistancia y accesibilidad han cambiado radicalmente.Políticos y dirigentes tienen la misión fundamental de construir sociedadessostenibles, cuyos modelos de desarrollo descansen en la apertura (pensarglobalmente y actuar localmente: glocalización), integren ladiversidad (supresiónde barreras sociales, políticas y económicas), practiquen la tolerancia (convivenciay flexibilidad moral y legislativa entre lo propio y lo foráneo) y promuevan laeducación para afrontar un futuro que es presente (competitividad).Ni la sociedad española, con el concurso de todas las fuerzas vivas, ha acometidoen serio un proceso de revitalización y modernización orgánicas –de la sociedad yde la ciudadanía- ni se ha apalancado principalmente, como digo, en la educación;
    • pero tampoco ha sabido invertir exitosamente en proyectos de I+D+i ni ha sabidoreducir su dependencia energética; como tampoco trabajadores, familias yestudiantes nos hemos venido preparando para afrontar estos cambios que ya senos han echado encima.Entre los resultados, una crisis que no ha podido ser amortiguada por los próceresde la patria. Entre los efectos, el récord de España en el nivel de desempleo (laprimera de toda la Unión Europea). Un país en el que la pobreza2 (fijada en estemes de marzo en un 22,9%) supera en 10 puntos la de Europa.En este escenario, estudiantes y trabajadores hemos de gestionar nuestrasopciones de futuro cambiando de mentalidad. Si desde hace décadas los empleosya no representan una renta vitalicia, pretender ser empleable pasa por reforzar elpropio bagage, un fondo de recursos cimentado no solo en (1) conocimientosespecializados, sino incremetado mediante la (2) adquisición de un plantel decompetencias genéricas o transversales, e incorporando en el propio acervo otros(3) idiomas, entre los que también se cuenta el (4) prácticum del internauta social,pero también adoptando (5) actitudes tendentes a disminuir la distancia cultural y areducir las barreras locales, estando abiertos a fijar (6) la residencia en cualquierparte, no ya de la geografía patria, sino de la Tierra, siendo capaces de trascenderal mero alojamiento de perfiles en la Red y superando el vídeo-currículum.Hoy ya es posible aprovechar verdaderamente el poder de la tecnología en manosdel ciudadano, no para ser localizado y ‘ tentado’ sino para involucrarse ,verdaderamente en los fenómenos de transferencia e intercambio de información yparticipar en los procesos de empleabilidad deslocalizados.Si las prácticas de intermediación en el mercado del empleo han cambiado, tambiéndeben evolucionar las rutinas de búsqueda de empleo y de presentación decandidaturas; admitirlo es la primera condición para multiplicar las propiasoportunidades.Según una firma especializada, el año pasado un 30% de la contratación deejecutivos en Europa se ha realizado considerando al menos 4 países productoresde talento, mientras que el año inmediatamente anterior el 95% de lascontrataciones europeas concentraban su búsqueda de candidatos entre losresidentes en el país en el que estaba radicada la empresa productora de la oferta.Worldwide Operations Platforms es un ejemplo del aprovechamiento de latecnología aplicada a la búsqueda deslocalizada de profesionales para un mercadode empleo que ya es global y que trasciende barreras vitales, psicológicas,culturales, lingüísticas, económicas y también legislativas, pues el empleo se hadeslocalizado como antes lo hicieran los procesos de fabricación y de provisión dematerias primas.A la búsqueda de empleo se le suma hoy la aventura de colonizar nuevosterritorios.Si antes el empleo lo creaban las empresas, ahora, en un mercado local de escasaoferta y con abundancia de profesionales, la empleabilidad está en manos de loscandidatos que (1) sepan construir su identidad digital, acierten a (2) posicionar sumarca y consigan (3) viralizar su propuesta de valor. Si antes esperábamos aconocer una oferta para presentar un currículum, ahora hay que crearseoportunidades donde antes no se buscaban.–Marzo 2011 © jvillalba | http://jvillalba.wordpress.com/–
    • 1. Observatorio demografía y mercado laboral. 2. Informe del mercado laboral correspondiente a marzode 2011. Afi Agett, Asociación de Analistas financieros y la Asociación de las Grandes Empresas deTrabajo Temporal.--Deslocalización del empleo, Offshoring, Globalización, Glocalización, Diversidad,Tolerancia, Talento, TIC, Barreras culturales, Barreras lingüísticas, Barreraslegislativas, Barreras educacionales, Competencias especializadas, Competenciasgenéricas, Javier Villalba, WOP, Worldwide Operations Platforms, Empleabilidad,