1Artículos sobre temas de actualidad, escritos por distintos autores.EL HERALDICÓNCRÓNICAS DE CELTIBERIACrónicas de AhoraE...
2EDITORIAL.-Tenía pensado escribir un editorial, tal como tengo por costumbre en todas las ediciones,pero el caso es que e...
3y tan buen material daría para mucho pero voy a circunscribirme a la figura de MarianoFortuny, a quien con tanto mimo y é...
4EUROPA RELEGA SU CULTURARafael Argullol. 10 de abril de 2013El País, 3/02/2013 y Blog de Rafael ArgullolIIIInmediatamente...
5riñó a los periodistas que le hablaban de cultura con el argumento de que la DivinaComedia no servía para comer, pues con...
6Si no pecamos de ingenuos ya sabemos que siempre ha sido así. No obstante, laresistencia a esta percepciónha sido, igualm...
7PALABRA DEL BLOGERO.-El artículo de Damián Ruiz LOS TIEMPOS ADELANTAN, leído así a bote pronto, puede parecersimpático, i...
8LOS TIEMPOS ADELANTAN…Damián Ruiz. El Manifiesto18 de abril de 2013Europa se abre al mundo, una parte importante de la po...
9C/ Proteccionismo liberal y expansión económica (aranceles y protección de nuestromercado y colonización económica de ter...
10LA ENVIDIA, LA MONARQUÍA Y LA REPÚBLICA.- Opinión del blogero:Nos dice Lena Ortega en su artículo ¿MONARQUÍA O REPUBLICA...
11¿MONARQUÍA O REPÚBLICA?Lena Ortega. El Manifiesto9 de abril de 2013Quizás no sea ésta una cuestión importante a dilucida...
12evidencia o constatación de larealidad, la mayoría de laspersonas lo llevamos mal. Yo, sitengo dinero, me compró elArman...
13satisfechos” que habremos llegado, es cierto, a la universidad…, a la que hemos dejado,por lo demás, hecha unos zorros, ...
14Yo animo a la juventud aque pasen a la acción, noapedreando policías (quiensabe si no será la policía o lamilicia el fut...
153,2% más que en el trimestre anterior, situándose la cifra total en 960.400 al concluir eltercer mes de 2013.Están prepa...
16En su estudio “Emancipaciónjuvenil en tiempos de crisis”,presentado por la FUNDACIÓNALTERNATIVAS, Gentileadvierte del «e...
17Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en ellugar correcto y en el momento preciso...
18encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo Hoy sé, que esoes… SIMPLICIDAD.Cuando me amé de v...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Crónicas de ahora. Edición Mayo 2013

82

Published on

Ensayos y artículos de opinión de diversos autores comentados por JJ dWill para El Heraldicón - Crónicas de Celtiberia.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
82
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Crónicas de ahora. Edición Mayo 2013

  1. 1. 1Artículos sobre temas de actualidad, escritos por distintos autores.EL HERALDICÓNCRÓNICAS DE CELTIBERIACrónicas de AhoraEdición Mayo 20 13EDITORIAL DE CARLOS PERREAU DE PINNINCKhttp://elheraldicon.blogspot.com.esEUROPA RELEGA SU CULTURARafael Argullol El País3 de Febrero del 2013LOS TIEMPOS ADELANTANDamián Ruiz. El Manifiesto18 de abril de 2013¿MONARQUÍA O REPÚBLICA?Lena Ortega. El Manifiesto9 de abril de 2013JUVENTUD SIN HORIZONTEAgencias.- Diario Palentino29 de Abril del 2013Artículos sobre temasde actualidad, escritospor distintos autores.Comentarios de Juan J.Gómez MontesMAS• CUANDO ME AMÉ DE VERDAD. CharlesChaplin• ¿TIENE GRACIA? En homenaje y recuerdo deJoe Rígoli, “Felipito Takatún”
  2. 2. 2EDITORIAL.-Tenía pensado escribir un editorial, tal como tengo por costumbre en todas las ediciones,pero el caso es que esta mañana hago de aquí: ¡CLICK! … en el boletín diario de ELMANIFIESTO que recibo por e_mail todas las mañanas y me encuentro con este artículo deCarlos Perreau que viene a decir lo mismo, palabra arriba, palabra abajo, que lo que yopensaba decir, pero mejor dicho; además trayéndonos a la memoria a esa antorcha del sigloXX que es Don Mariano Fortuny; así que me digo: para que más, ¿Qué puedo añadir yo a unaidea tan bien plasmada en este artículo?. Confío que no le moleste la utilización por mi parte,así se lo dejo escrito en los comentarios. Bien, sin que sirva de precedente, o … ¡por qué no!aquí va el artículo, el resto lo podéis encontrar en EL MANIFIESTO.EL EJEMPLO DE MARIANO… ¡PERO MARIANO FORTUNY!Carlos Perreau de Pinninck. El Manifiesto. 30 de abril de 2013El jueves 25 de abril, mientras a pocos metros dedistancia una panda de descerebrados se dedicabanal dudoso arte de cambiar el mundo a través dellanzamiento de piedras a la policía nacional, en elsalón de actos del Museo del Prado asistía yo a lapresentación del libro de Guillermo de Osma sobreMariano Fortuny Madrazo, pintor, escultor... ymuchas más cosas.Vamos por partes. Guillermo de Osma es unapasionado galerista y marchante de arte,especializado en las vanguardias españolas de losaños 1920-1960. Hace 30 años escribió un librosobre Mariano Fortuny que fue editado en el ReinoUnido, en inglés, pero del que inexplicablementenunca hubo una edición española. No existía... hastaahora, ya que, gracias a los editores Ollero y Ramos,Mariano Fortuny, arte, ciencia y diseño es ya un libropublicado en España (además, exquisitamentediseñado y primorosamente editado).Junto a Guillermo de Osma, en el acto tomaron lapalabra Enrique Barón (porque es un gran conocedor de Venecia, ciudad dondetranscurrió gran parte de la vida de Mariano Fortuny) y Eduardo Arroyo (artista tanmultidisciplinar como lo fue Mariano Fortuny). Sus intervenciones resultaron amenas ynaturales, sin perder un ápice de altura y rigor. Los tres hicieron gala de un profundocariño y conocimiento sobre la polifacética figura de Mariano Fortuny, sus circunstancias(vida en París y Venecia, sus relaciones con Wagner, Proust y otras variopintas figuras desu época) y su tiempo (la apasionante Europa de la primera mitad del siglo XX).Arte, libros, historia, ciencia, diseño, cultura, investigación, personajes fascinantes,ciudades mágicas... Si a estos ingredientes añadimos el simbolismo de que el acto tuvieralugar a escasos metros y a la misma hora del intento de "toma" del Congreso, espero quese comprenda que a uno le tiente la oportunidad de hacer alguna que otra reflexión. TantoMariano José María BernardoFortuny y Marsal (en catalá MariàFortuny i Marsal) (Reus, 11 de juniode 1838 – Roma, 21 de noviembrede 1874
  3. 3. 3y tan buen material daría para mucho pero voy a circunscribirme a la figura de MarianoFortuny, a quien con tanto mimo y éxito, ayer se esforzaron los ponentes en acercarnos.Según un medio tan frío y neutro como wikipedia, Mariano Fortuny fue (citotextualmente) “pintor, grabador, fotógrafo, diseñador textil, diseñador de moda yescenógrafo; fue una de las mentes más creativas de principios del siglo XX”.Guillermo de Osma –con más pasión– nos fue desgranando anoche el variado mundode Mariano Fortuny: su faceta de pintor y escultor, sus experiencias como grabador, susactividades e invenciones como fotógrafo, sus investigaciones con la luz y las técnicas deiluminación escénica, sus revolucionarios diseños textiles, sus creaciones en el mundo dela moda que aún hoy perduran, las máquinas que fue inventando para tratar los tejidos enla manera que él quería... En su palacio veneciano, además de estudio para pintar, tenía unlaboratorio para investigar. La oficina de patentes de París llegó a registrar hasta 24inventos suyos. Como muy acertadamente dijo Eduardo Arroyo, Mariano Fortuny era unhombre del renacimiento en los albores del siglo XX.Poco a poco, a través de las exposiciones de los ponentes, fue surgiendo la personalidadde un hombre tremendamente activo, inquieto, polifacético, multidisciplinar, mundano yreflexivo al mismo tiempo, artista y científico a la vez. Alguien creativo a la par queresolutivo; capaz de innovar permanentemente sin caer en las tiranías que imponían los"ismos" y las vanguadias de su época. Espíritu libre y a la vez comprometido.Gracias a Osma y Arroyo, aparece ante nosotros un Mariano Fortuny creadorincansable de un mundo propio, hecho de inquietudes y retos, a las que va dando cumplidae imaginativa respuesta con el arte y la técnica. Un hombre ajeno a las modas (hastaclásico en su pintura), pero a la vez tremendamente vanguardista. Alguien que, sin pararde crear e innovar, sin embargo permanece siempre fiel a sus principios y sus dinámicas,concibiendo, dando forma y materializando un universo original.¿Por qué España era capaz de dar hombres así a principios del siglo XX y hoy, aprincipios del XXI, nos costaría encontrarlos? ¿Por qué hemos ido formando una sociedadque parece premiar otros modelos, valores y comportamientos, arrumbando en el baúl dela historia este tipo de personas? ¿Por qué no hay hoy más Marianos... Fortuny en la vidapública? ¿Dónde han ido a parar todos nuestros héroes?Los sitiadores del Congreso y los "asediados" de dentro, si de verdad quisierantransformar la sociedad, más cuenta les hubiera traído, el jueves 25 de abril, haber dejado,unos las piedras, otros la altanería y todos la demagogia y haberse acercado a escuchar alsalón de actos del Museo del Prado lo que hay que hacer y, sobre todo, cómo hay que serpara conseguirlo.Pero mucho me temo que, para que de verdad se produzca el cambio que este paísnecesita, hará falta que las trescientas personas (si me permitís y perdón porque yotambién estaba dentro) sensatas, ecuánimes, cultas, capaces y preocupadas que ahíestábamos sentados, más los cientos de miles -espero que millones- que seguro que enEspaña pensamos del mismo modo, nos levantemos un día, mandemos a paseo a sitiados ysitiadores al uso y exijamos más Marianos... Fortuny en nuestra querida y magníficanación.
  4. 4. 4EUROPA RELEGA SU CULTURARafael Argullol. 10 de abril de 2013El País, 3/02/2013 y Blog de Rafael ArgullolIIIInmediatamente después de la caída delMuro de Berlín, en 1989, y antes de que fueraobjeto de un gran concierto público oficial, laNovena Sinfonía de Beethoven se convirtióen la música favorita de muchosmanifestantes, del este y el oeste de laciudad. Los presentes en aquel colosal actode demolición de fronteras cantabanfragmentos de la parte coral, la Oda a laAlegría, basada en el poema de Schiller,entendiendo, quizá, que no había palabrasmás idóneas para el momento y que unierantanto a los que durante décadas habían sidoobligados a permanecer separados. Aquellasimágenes y aquellos cantos tenían un hondosimbolismo, no solo para Berlín sino para toda Europa, y parecían confirmar que el granarte -en este caso una obra de Beethoven- acudía al rescate del hombre europeo tras elúltimo y más brutal de sus naufragios. Para eso, en última instancia, servía el arte, y esoera lo que cabía esperar de los textos de Dante, Shakespeare o Cervantes, de lascomposiciones de Bach, Mozart o Shostakovich, de las pinturas de Leonardo, Rembrandto Cézanne.Eso pareció, todavía, entonces. Sin embargo, más de dos décadas después, aquellosmanifestantes cantando a Beethoven forman parte de un espejismo. Tal vez, en aquellosdías demasiado esperanzadores, fuesen ya un espejismo. Se pensó que Europa saldríareforzada con la conclusión de la Guerra Fría y, de hecho, se incorporaron muchos máspaíses al proyecto de construcción europea. Se realizaron progresos importantes, como lamoneda única y la superación de las aduanas. Pero ahora, cuando las dificultadeseconómicas atenazan a Europa, se hace evidente una paradoja dramática: en algún lugardel camino se perdió el alma. Dicho de otro modo que pueda gustar más a los que hacenmuecas cuando oyen la palabra alma: en algún lugar del camino, Europa, que alardeabade construirse a sí misma, dio la espalda a su propia cultura.Basta, en la superficie, comprobar cómo la cultura europea ha desaparecido,prácticamente, de la vida pública. En los discursos y controversias de los dirigentespolíticos esta ausencia es cada vez más radical, poniendo de manifiesto la extremamediocridad de la mayoría de ellos pero también la falta de exigencia de los ciudadanos aeste respecto. En sus buenos tiempos -no hace mucho- Berlusconi tuvo un ministro que
  5. 5. 5riñó a los periodistas que le hablaban de cultura con el argumento de que la DivinaComedia no servía para comer, pues con ella no podían hacerse bocadillos. Un amigoitaliano me comentó, entonces, que si un político hubiese dicho eso con anterioridad,habría sido poco menos que lapidado. Ya sabemos que Berlusconi era, y es, un asnomultimillonario, y que sus colegas no tenían su procaz atrevimiento, pero no podemosasegurar que fuese más ignorante que los otros. Basta con recordar los discursos deSarkozy o los de Cameron y compararlos con los de De Gaulle, Willy Brandt o cualquierade los protagonistas del inicial impulso europeo. Aquí Aznar, Zapatero o Rajoy tienen laventaja de tener que competir con Franco, un individuo que tenía por principio, segúnsus biógrafos, no leer jamás un libro.No obstante, las carencias en la vida pública serían menos decisivas si la cultura -elalma- europea se manifestara, viva, en el interior del organismo social. Ahí es donde laparadoja se hace más sangrante puesto que la cultura europea es, en realidad, el únicoespacio mental que justifica la edificación de Europa. Sin la cultura europea, lo quellamamos Europa es un territorio hueco, falso o directamente muerto, un escenario que,alternativamente, aparece a nuestros ojos como un balneario o como un casino, cuandono, sin disimulos, como un cementerio.Y ese es un peligro incluso mayor que el de la crisis económica, pues puede provocaruna indefensión absoluta: nadie cantará a Beethoven, o a Schiller, porque nadierecordará que el arte es aquello que consuela cuando existen muros y aquello queenaltece cuando se destruyen fronteras. En consecuencia, nadie sabrá, tampoco, que esoque llamamos cultura, a la que Europa -más que otras regiones del mundo- lo debe todo,es un ejercicio de libertad y de orientación en el laberinto de la existencia. Para esonecesitamos todo lo que ahora, con una celeridad increíble, estamos abandonando. Escierto, como dicen muchos profetas actuales, que la cultura -la "cultura europea", seentiende- es superflua y anacrónica, pero no es menos cierto que también la libertad essuperflua y anacrónica desde un punto de vista estrictamente pragmático. Se puedeexistir -no sé si vivir- sin ser libre. También se pueden hacer grandes negocios o teneréxito en la profesión. La libertad no es necesaria pero, como demuestra el ejemplo deAntígona, es imprescindible. De eso, durante siglos, nos ha hablado la cultura europea alos europeos. Y es eso, precisamente, lo que hoy se aleja de nosotros.Hace poco recibí una lección inolvidable al respecto. Formé parte del jurado que teníaque decidir unas prestigiosas becas. La selección era rigurosa, y los candidatos, deacuerdo con las referencias, sobresalientes. Sin duda estaban técnicamente muypreparados. Sin embargo, en sus exposiciones orales casi ninguno de estos candidatoscitó a un escritor, a un artista, a un científico, a un filósofo. No se aludió a cuadros, atextos literarios, a tratados de física. La pregunta es: ¿de qué hablaban y a qué aspirabanlos candidatos? Aspiraban, naturalmente, a triunfar en sus campos respectivos, y paraello hablaban de programas informáticos, técnicas de evaluación, metacursos, procesoslogísticos. Creo que todos los miembros del jurado esperábamos que esto fuese solo lametodología y que al final asomaría algo verdaderamente sustancioso. Pero no. Paraestos sobresalientes candidatos el tratamiento de la cultura era exactamente igual altratamiento que otorgaban a la sociedad sus colegas, también sobresalientes, de unaescuela de negocios. La economía no estaba sometida a la libertad, sino la libertad a laeconomía.
  6. 6. 6Si no pecamos de ingenuos ya sabemos que siempre ha sido así. No obstante, laresistencia a esta percepciónha sido, igualmente, un motor esencial en el desarrollo de la cultura europea, tal como loreflejan los ideales humanistas e ilustrados, cíclicamente asumidos, tras su originalenunciación en la Grecia antigua. Tratar de entender lo humano en su complejidad, másallá de lo estrictamente útil, e incluso más allá de lo conveniente -ahora diríamos: de lopolítica y moralmente conveniente-, ha sido uno de los logros mayores de nuestratradición espiritual, a la que, desde luego, no han faltado los momentos de tiniebla.Renunciar a aquella comprensión impide penetrar en la naturaleza humana, tanto en susluces como en sus sombras.Y, sin embargo, aparentemente, esta renuncia se erige en un signo de la época, ajuzgar por nuestra vida pública y nuestra educación. Lo que hasta hace relativamentepoco se consideraba en Europa cultura se ha transformado en arqueología, con el riesgode que la propia Europa se convierta en pieza arqueológica que, en un futuro no muydistante, se exponga a la mirada de los nuevos poderosos. Puede alegarse que, conanterioridad, fuimos los europeos los que nos deleitamos con el botín tomado a otrascivilizaciones. Es verdad. La Historia es así. Lo malo es vivirla y formar parte del bandode los inminentes perdedores. Y aún es peor que la caída llegue a producirse sin ningunagrandeza, con apatía, con ignorancia. Veremos.Mientras tanto en la librería Catalònia, una de las más antiguas de Barcelona, se abriráun McDonalds. Aunque quizá todo ha sido una pesadilla y he leído la noticia al revés: enel lugar de un restaurante de comida rápida, cerrado por falta de clientes, se abre unalibrería.
  7. 7. 7PALABRA DEL BLOGERO.-El artículo de Damián Ruiz LOS TIEMPOS ADELANTAN, leído así a bote pronto, puede parecersimpático, incluso optimista; pero ¡ojo!, tiene mucha miga. Por de pronto da una serie de clavesmuy importantes de por donde van a ir los tiros, y lo malo es que yo personalmente creo quetiene razón, con lo que las clases medias o por mejor decir la clase media baja, lo tiene o lotenemos muy crudo, así que mucho tino con a quién damos nuestro voto, a que banco confiamosnuestros ingresos y/o nuestros humildes ahorros, a que medios de comunicación nosaficionamos, incluso, a que clubes y/o asociaciones nos afiliamos. Es muy, ¡pero que muyimportante! mantenerse informado a través de los muchos y variados medios de que hoy en díadisponemos, sin centrarse en uno solo, por muy afín que sea a nuestro pensamiento… ¡lectura,cultura, conocimiento!No es una cuestión ideológica, ni moral, ni religiosa, así que no nos dejemos embaucar conpatriotismos, nacionalismos, credos, derechas y/o izquierdas, es un problema pura y llanamentede nuestro estatus social y atañe directamente a nuestra vida y a la de nuestra familia, así quepor el bien de todos, pongámonos desde ya a la defensiva, de lo contrario volveremos a sersiervos, no lo dudéis.
  8. 8. 8LOS TIEMPOS ADELANTAN…Damián Ruiz. El Manifiesto18 de abril de 2013Europa se abre al mundo, una parte importante de la población autóctona parece serexcedentaria, otra parte de la población mundial, especialmente la más acaudaladaquiere vivir e invertir en nuestro continente.Europa es glamour sin fronteras, es el Ritz del planeta, la cultura, el arte, la moda y el“savoir faire”. Los mercados internacionales aman a Europa, los grandes jeques árabes,los capitalistas chinos e hindúes sueñan con esta “exquisita” sociedad. Parece quedebemos tener las puertas abiertas para salvarla, a cambio, eso sí, de sacrificar un sectorimportante de los que no se han conseguido adaptar al nuevo ritmo o a los que hanquedado en la cuneta.Dilema moral donde los haya para las clases medias ilustradas o, para simplificarlo,con estudios superiores. ¿Qué hacer? Reflexionan los que están a salvo de la quema -sialguien lo está-: ¿sacrificamos a los de abajo? (al más puro estilo republicanoestadounidense) o ¿nos hundimos todos? ¿Salvamos el sistema de protección social yaceptamos que los mercados huyan despavoridos? ¿Descabalgamos a un tercio de lasociedad a cambio de que los otros dos tercios prosperen?Un paréntesis: sé de la teoría “neo-feudal” que considera que vamos hacia una nuevasuerte de feudalismo donde el mercado y las grandes corporaciones serán las queostenten el poder y la gran mayoría de la población vivirá esclavizada bajo sus premisassocioeconómicas. No lo creo, la mayoría de la población no lo aceptaría. El egoísmo esmucho mayor de lo que parece, también a nivel individual. Solo si al menos una terceraparte de los habitantes del planeta están felices con el sistema, éste será soportado. Hayque recordar que somos cómplices de la explotación humana.La izquierda cree que con las adecuadas subidas de impuestos y la inyección públicade capital se salvaría el sistema social europeo: (aquí pongan sonido de carcajadas). ¡Ya!Mientras una lavadora fabricada en España cueste veinte veces más que una de la mismacalidad producida en China lo tenemos claro. Es decir, esto no lo salva nadie.También hay que decir que hay mucha gente que no ha sido consciente, durantemuchos años, de que era necesario reciclarse y ponerse al día, o simplemente formarse. Yellos, sobre todo, forman el grueso de los “difíciles de encajar” en el sistema productivo.Además antes las mujeres no trabajaban y ahora sí. Y antes las naciones europeas eranexpansivas y atrevidas, salían al mundo a colonizar, y ahora estamos imbuidos demulticulturalismo neurótico y de euro-masoquismo, que es lo que la progresíaintelectual ha implementado en las mentes de los jóvenes en las cuatro últimas décadas.Total que a Europa le quedan tres salidas:A/ Globalización al servicio de los mercados (prosperidad para un 50% de lapoblación y hundimiento para la otra mitad).B/ Desarrollo de políticas de izquierdas (hundimiento completo del continente, creoque hasta geológico).
  9. 9. 9C/ Proteccionismo liberal y expansión económica (aranceles y protección de nuestromercado y colonización económica de territorios “vírgenes”. Esto requeriría de cambiosestructurales y mentales en la sociedad y en la población).Como va a ser la “a” sí o sí, más vale que nos vayamos preparando individualmente, opor pequeños colectivos, por ejemplo la familia, paracompetir férreamente y no caernos del barco, porque el que se caiga ya no sube.Y cualquier economista con criterio sabe, pero claro no lo van a decir en losinformativos de televisión, que, como mínimo en España, hay un amplio sector depoblación que no se integrará nunca completamente en el mercado laboral, y porsupuesto, en la sociedad.De ahí que urjan fundaciones caritativas, comida abundante, películas de acción,cachivaches electrónicos, música maquinera, droga al alcance de todos e ídolos debarro… Porque un tercio de los nuestros no saldrán de esa burbuja. Habrá que tenerloscontrolados, comidos, divertidos y sexualmente satisfechos para que no incomoden elplan globalizador que gobierna actualmente el mundo.Por eso, ya podemos seguir filosofando sobre el bien y el mal y las sofisticacionesculturales habidas y por haber que como usted y los suyos no ganen dinerito…ya les veodiscutiendo por el kétchup que pondrán a la hamburguesa, si de manzana o de pepinillospicantes. Y esto también va para las élites… ¡Que los tiempos adelantan que es unabarbaridad!
  10. 10. 10LA ENVIDIA, LA MONARQUÍA Y LA REPÚBLICA.- Opinión del blogero:Nos dice Lena Ortega en su artículo ¿MONARQUÍA O REPUBLICA?, que parece ser queexiste en España un movimiento radical anti monárquico, yo desde luego no lo hedetectado, quizás porque vivo en una capital, Palencia, muy conservadora. Tampoco lodetecto en los medios de comunicación ni en los círculos de personas con los que merelaciono. Hombre, algo si se habla, pero sin llegar al radicalismo.Vengo de pasar unos días en Barcelona en casa de mi hija en Sant Andreu, y como meencanta relacionarme con la gente, he aprovechado para pasear, entrar en bares ycafeterías, escuchar conversaciones públicas y meter baza si me lo permiten, y tampoco hasurgido el tema de rechazo a la corona, ni tan siquiera el tema independentista ha pasadode ser un comentario superficial con muy poco interés entre la gente corriente, meatrevería a decir que les importa un rábano.Creo respetable Lena, que hace usted un comentario demasiado superficial y frívolosobre el asunto. No creo que ningún republicano serio anhele la República por envidia a lafamilia real, su captación de poder y su nivel de vida; efectivamente, un presidente derepública y su familia pueden tener un comportamiento igual de reprobable que losmiembros de una familia real, con la ventaja de que le podemos poner en la calle encualquier momento. El verdadero meollo del asunto es: que si hay un país donde laRepública se hace justificable y necesaria, ese es España. Olvidémonos de los anterioresintentos republicanos anteriores (si es posible), recurramos al presente y centrémonos ennuestra Historia; ¿acaso no hemos tenido suficientes calamidades por culpa del nefastocomportamiento de nuestras dinastías monárquicas? ¿debemos seguir soportando ysufragando una institución que hace por lo menos dos siglos que está obsoleta en nuestraNación?.Ya he dejado escrito en varias ocasiones en El Heraldicón, que no estaría de masplantear en referéndum el modelo de Estado que queremos. Bien es cierto que en latransición aceptamos sin mas lo que “El Caudillo” dejó “atado y bien atado”, y que quizásera lo recomendable dada nuestra inmadurez democrática, pero creo que ya ha pasadosuficiente tiempo como para que los españoles tengamos criterio para decidir en libertad(por primera vez en nuestra Historia), una reforma en profundidad de nuestraConstitución, y de establecer un nuevo orden en la composición de los territorios(naciones, países y regiones), que conforman el Estado español, y por qué no, retomar lavieja aspiración de una unión federal a nivel peninsular con Portugal, y corregir así de unavez por todas, la separación contranátura a la que, por cierto, nos llevaron nuestrasrespectivas monarquías a lo largo de los siglos. JJW
  11. 11. 11¿MONARQUÍA O REPÚBLICA?Lena Ortega. El Manifiesto9 de abril de 2013Quizás no sea ésta una cuestión importante a dilucidar. Seguramente no lo es porqueel modelo de Estado no siempre determina el bienestar o las penurias de los pueblos,pero con el actual debate que tenemos en España sobre este tema, especialmente enestos últimos tiempos, valdría la pena repasar algunos detalles para no quedarnossiempre en la superficie de que “lo que nosotros queremos sería lo correcto”.¿Qué es mejor, monarquía o república? La respuesta es muy relativa si tenemos encuenta que España, por ejemplo, es una monarquía e Italia no. Sin embargo, ambasenfrentan crisis económicas similares. En cambio, Holanda es una monarquía y Alemaniauna república, mientras ambas naciones gozan de bonanzas parecidas. Hablando enplata: los distintos modelos de Estado no han influido para nada en los destinos de estospaíses.Por las dudas, valga antes decir que, desde el principio, soy poco partidaria de lapareja heredera al trono de España y repruebo comportamientos del Rey, no por Corinnani ningún otro asunto de los que tantas voces levantan en el coro de los grillos, sino porrazones de mayor calado, pero eso es otra cuestión: lo que aquí intento es descifrar lasrazones del anti monarquismo radical, las cuales no son tan aparentes como parecen.Dicen que la monarquía es una institución atávica. Puede ser, aunque también el odioa la monarquía, cuando ésta no entraña ninguna lesión letal a los intereses de un pueblo,puede expresar el odio atávico que las clases medias sentimos hacia aquellos que tienen oque son más que nosotros, sin ponernos a pensar cómo se sentirán quienes disponen deescasos o nulos recursos y de quienes solemos hablar de forma abstracta y lejana: “lospobres del mundo”. Del mundo, sí… No del vagabundo al que vemos merodear por lascalles de nuestros barrios, o del conocido que se quedó sin trabajo y no tiene familia. Deésos no nos preocupamos. Solo lo hacemos de “los pobres del mundo”.Voy a poner un ejemplo sobre la superficialidad que en tal sentido caracteriza alpensamiento típico de la clase media. Hablaba no hace mucho con una amiga abogada yésta me decía indignada: “Es inmoral que haya personas que se gasten cinco mil euros enun vestido de Chanel, mientras que otras se mueren de hambre”. Unos días después mecomentaba, sin embargo, que se había comprado unos vaqueros de Armani a muy buenprecio porque “eran buenos”. Una coletilla que siempre emplea la clase media cuandotrata de justificar los productos de lujo a los que le es dado acceder: “es bueno”. Recordésu comentario envidioso sobre personas que no conocíamos y le espeté: “Es inmoral quehaya personas que se gasten el dinero en unos tejanos de Armani mientras hay tantosmuriéndose de hambre en el mundo”. Muy parada, me contestó: “¿Qué dices? ¿Qué tieneque ver una cosa con la otra?”. “Es sencillo”, le respondí. “Para cubrirse, unos vaqueros de25 euros bastan, pero si puedes darte el lujo de llevar unos Armani, lo haces. Quizás unvestido de Chanel no… pero Armani sí. Bien podrías donar el dinero que te costaron tustejanos de marca a los pobres del mundo”. Se enfadó, porque ante el menor atisbo de
  12. 12. 12evidencia o constatación de larealidad, la mayoría de laspersonas lo llevamos mal. Yo, sitengo dinero, me compró elArmani, y si pudierapermitírmelo, también unChanel, la verdad. ¿Ventajas deeste pensamiento? Un conflictoexistencial menos en esta vida yuna ventaja derivada de no serde izquierdas: No corro elriesgo de caer en ese tipo deincoherencias tan usuales. Nome perturba para nada quealguien haya nacido en unpalacio, que sea más rico o másguapo. Sin duda se aligera elespíritu cuando no nosamargamos la existencia por loque otros poseen.Y lo mismo, en el fondo, es lo que siempre ha pasado con el tema de la monarquía:molesta el que uno no haya nacido en el sitio de ellos y goce de sus mismos privilegios.¡Ay, la taimada envidia!… Otro ejemplo: cuando heredamos tres pequeños inmuebles quenuestros abuelos nos legaron, ¿acaso no es un patrimonio que legítimamente noscorresponde y del que no vamos a prescindir? ¿Lo donaríamos tal vez a los que no tienennada? Sí, seguro…La realidad es que las monarquías europeas son modelos de Estado en las nacionesmás ricas de la Tierra, mientras que países con otros sistemas de gobierno tienendictaduras terribles y miserias mayores. Tampoco es cierto que una república sea máscara que una monarquía o viceversa. Estados Unidos mantiene una presidencia y unavicepresidencia tan caras como cualquier monarquía, y ya no hablemos de Francia, consu presidente y su primer ministro. Viene siendo lo mismo que mantener monarca ypresidente de gobierno. Todo Estado tiene representación bicéfala porque es necesario aefectos prácticos.Otro argumento que esgrimen con facilidad los partidarios de la república es que sepuede elegir a sus representantes, mientras que a un monarca no se le elige. No obstante,si lo analizamos tranquilamente, ¿no tiene mayor delito elegir representantes del puebloque son socialmente nuestros iguales y terminan siendo más truhanes que diezgeneraciones de reyes? Visto está que dos siglos después podemos comprobar que losilustrados también se equivocaron de cabo a rabo.Por todo lo anterior he llegado a la conclusión que lo que molesta en sí es el sentidosimbólico de la monarquía. El sentimiento de igualitarismo impuesto en los valores denuestra sociedad no puede admitir la menor jerarquía histórica, el menor simbolismo dealgo superior a nosotros. Nos han convertido en una sociedad llena de los complejostípicos de un patio de vecindad. Como diría Ortega y Gasset: somos “unos señoritos
  13. 13. 13satisfechos” que habremos llegado, es cierto, a la universidad…, a la que hemos dejado,por lo demás, hecha unos zorros, pero lo que en el fondo nos ahoga más que nunca es elresentimiento.Apostar por la monarquía quizás pueda resultar complejo en estos tiempos, pero serrepublicano no entraña ninguna superioridad moral. Tal vez a principios del siglo XXpudo haber sido coherente. Hoy creo que resulta tan indiferente lo uno como lo otro.LA JUVENTUD YA NO BAILA.- Opinión del bloguero¿Se acuerdan ustedes de aquellos concursos que tenían lugar a finales de los setenta ycomienzos de los ochenta LA JUVENTUD BAILA?, yo me acuerdo perfectamente porque fuipresentador-conductor de la edición palentina en Yodi Club (ya rondaba la treintena yllevaba cinco años casado). Este concurso cuyas finales se celebraban en televisiónespañola, tenía como “leit motiv” el éxito alcanzado por las películas “Grease” y “Saturdaynight fever” y era una gozada ver a parejas y pandillas enteras de chicos y chicas creandosus propias coreografías, su propio vestuario y evolucionando por la pista; desde luego eramas emotivo y edificante que el aberrante Gran Hermano, de connotaciones tan funestas.Aquellos chicos y chicas eran estudiantes, aprendices en talleres y fábricas,dependientes en tiendas y comercios… se les veía felices e ilusionados, con esa ilusión quese siente cuando eres joven y tienes toda una vida por delante.Hace unas semanas con un grupo de amigos fuimos a una disco, algunos se sentíandesplazados, he de decir que no era mi caso a pesar de la edad, probablemente debido a quedurante muchos años y debido a las profesiones que he ejercido, he frecuentado esosambientes. Pues bien, lo primero que me llamó la atención fue que aunque la música era“house”, puro ritmo a toda potencia, en la pista solo había cuatro chicos con las copas en lamano, dando tumbos y moviéndose como zombis sin ritmo ninguno, sin gracia, el restoarrimados a la barra o sus aledaños, trasegando cerveza, ellos y ellas; chicos apuestos,chicas lindísimas, y sin embargo su actitud, sus bromas, sus conversaciones a grito pelado(no podía ser de otra forma), daban la impresión de ser forzados, vacios, carentes dechispa, e inevitablemente entre nosotros surgieron los comentarios comparativos conaquellas juventudes de los sesenta, setenta y ochenta; hablamos del mayo del 68, de lasicodelia de los setenta, de la movida de los ochenta y encontramos a esta juventuddeslavazada, insulsa y fría.Triste ¿verdad?, pero… ¿acaso no tiene cierta justificación ese comportamiento? Yo mepongo en su caso y francamente, no se por lo que me habría dado. El ser joven no essinónimo de ser tonto y a poco que nos pongamos en su lugar, caeremos en la cuenta de loque tiene que pasar por su cabeza cuando ven que el acceder a la enseñanza superior cadavez se pone mas peliagudo y el encontrar trabajo se ha convertido una labor ímproba, asíque ¿como pensar en relaciones serias de pareja?, ¿como arriesgarse a dejar el hogarpaterno?, ¿Dónde se queda la vocación, la profesión, el oficio?, tres conceptos básicos pararespetarse y ser respetado.
  14. 14. 14Yo animo a la juventud aque pasen a la acción, noapedreando policías (quiensabe si no será la policía o lamilicia el futuro dealgunos), no despotricandoinútilmente contra lospolíticos, no riéndose detodo y de todos (por nollorar), mas bien el caminoes la asociación, la creaciónde grupos de pensamiento yacción, como en las últimasdécadas de los sesenta, de rebeldía pacífica pero molesta, como el movimiento Hippy de lossetenta, de creatividad provocadora, como la movida de los ochenta, buscar y promover elprotagonismo de su propia historia, liderar, liderarnos a nosotros, a los mayores, que tannecesitados estamos de lideres y héroes, tanto o mas que ellos, porque nosotros hemoscrecido a la sombra de grandes hombres y mujeres, personas que cambiaron aquel mundogris y estrecho de las posguerras, por el futuro luminoso que hasta anteayer hemosdisfrutado y que corremos el riesgo de perder. Animo chavales, todavía no hay nadaperdido, contad con nosotros, ¿Qué mejores compañeros de trinchera que vuestros padresy vuestros abuelos?.Los datos extraídos del Diario palentino, probablemente los conozcáis la mayoría, miintención es apoyar mis palabras en ellos, por que bien se lee lo que queda escrito y sirvepara refrescar la memoria cuando las ideas tardan en aparecer y perdemos la noción delpor qué de nuestros actos. Que estas palabras sean como la linterna de Diógenes.UNA JUVENTUD SIN HORIZONTEAgencias.- Diario Palentino29 de Abril del 2013Los últimos datos de la EPA confirman que los más golpeados por la crisis son losmenores de 25 años, con una tasa de paro del 57,22%, lo que se traduce en 960.400desocupadosJóvenes, cualificados y con un porvenir brillante. Eso era con lo que soñaban en casapara ellos. Todo era poco para que tuvieran la preparación suficiente para que fueran, noya independientes, sino para que iniciaran una sólida carrera profesional. Los chavales,testigos de los sacrificios de sus padres para que la universidad les abriera las puertas alas que ellos no tuvieron acceso, sabían que no podían defraudarles.Sin embargo, una vez más, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA)publicados el pasado jueves, recuerdan al colectivo que es el más golpeado por la crisis yles muestra una realidad sin horizonte. El número de jóvenes en paro menores de 25años aumentó en 30.200 personas entre enero y marzo de este año, lo que supone un
  15. 15. 153,2% más que en el trimestre anterior, situándose la cifra total en 960.400 al concluir eltercer mes de 2013.Están preparados, tienen una edad envidiable y se niegan a perder la ilusión, pese aque la EPA señale que el desempleo juvenil ha escalado al 57,22%, lo que supone 2,1puntos más que en el trimestre precedente, cuando la desocupación de menores de 25años se situó en el 55,12%.Porque se rebelan ante la realidad, desde el comienzo de la crisis en 2008, más de400.000 españoles han optado por buscar mejor suerte fuera del país, según el RealInstituto Elcano (RIE).FUGA DE TALENTOS.Ante la pregunta «A raíz de la crisis económica, ¿se ha planteado usted seriamente laposibilidad de emigrar fuera de España para mejorar sus condiciones de vida?», un 80%de los universitarios respondió que sí. Un porcentaje significativamente superior al deparados, donde contestó positivamente un 55%. La cifra es inferior entre los que tienentrabajo: uno de cada cuatro (25%).Si esa fuga de licenciados se llegara a producir «tendría un importante impacto para laeconomía española», sostiene Javier Noya, director del Observatorio Marca España, elórgano de estudios y análisis del Alto Comisionado para dicho fin, ya que emigrarían «losmás preparados» explica. Según un informe de Adecco, desde 2008 son 390.206 losespañoles que han abandonado el país por motivos laborales. En 2012 la cifra ascendió a82.000, un 5,5% más respecto a 2011. El número de nacionales mayores de edadresidentes en el extranjero se acerca a los 1,6 millones de personas.Coincidiendo con los resultados que arroja el barómetro del RIE, el perfil delexpatriado es el de un ciudadano de entre 25 y 35 años, cualificado y sin cargas familiares.Mientras tanto, los datos de la EPA señalan que el número jóvenes en paro se haincrementado este último trimestre en 38.600. De los 6,2 millones de desempleados enEspaña, el 15,5% son menores de 25 años y el 46,7% son desocupados de larga duración.EMANCIPACIÓN.- Europa PressUn estudio denuncia que muchos jóvenes españoles, a causa de la crisis, consiguen suindependencia tras echar a sus padres de la casa familiar en la ciudad y enviarles alpuebloEn España existe un nuevo modelo de emancipación juvenil. Así lo afirmó hace unosdías el doctor en Sociología Alessandro Gentile cuando alertó sobre una nueva tendenciaque consiste en que «muchos padres deciden dejar su piso a los hijos en las grandesciudades y volverse al pueblo». «Son los jóvenes que se emancipan echando a losprogenitores de casa», señaló el experto, algo que provoca una «auténtica polarizaciónsocial» en función de los recursos familiares.
  16. 16. 16En su estudio “Emancipaciónjuvenil en tiempos de crisis”,presentado por la FUNDACIÓNALTERNATIVAS, Gentileadvierte del «escenario crítico»al que se enfrentan los jóvenespor la falta de medidasinstitucionales y por laincidencia de la crisis. «Unaemancipación fallida hoy es unasociedad frustrada mañana»,sentenció.En este sentido, el sociólogoinsistió en que los pilaresbásicos de la transición a la vidaadulta están «bajo ataque» ypuso de manifiesto que la situación en el país está «estancada» desde el año 2007. «Estoestá ocasionando una alteración del relevo generacional que podría llegar a quebrar lasostenibilidad del Estado de Bienestar en un futuro no muy lejano», apostilló.El texto incide en el hecho de que «el mercado laboral no venía apostando por lajuventud, ni siquiera antes de la crisis» y, por lo tanto, las generaciones previas a estaetapa «han sido las primeras en caer». Así, Gentile denunció que se trata de «uncolectivo vulnerado desde antes de la recesión financiera».Además, señaló que algunas propuestas «cortoplacistas» -en referencia a los llamadosminijobs- «pueden ser una auténtica trampa» y apostó por la «estabilización profesional»para poder revertir la situación actual. Sin embargo, afirmó que el Ejecutivo está llevandoa cabo «políticas contradictorias» que «impiden una salida viable de esta crisis para losjóvenes».En concreto, lamentó que en España «no se le dé la importancia necesaria a laFormación Profesional, se recorte en las escuelas y se aumente el precio de las matrículasuniversitarias».MAYO DEL 68. PARIS
  17. 17. 17Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en ellugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme.. Hoy sé que esotiene nombre… AUTOESTIMA.Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimientoemocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que esoes… AUTENTICIDAD.Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé aver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama…MADUREZ.Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar deforzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendoque no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé queel nombre de eso es… RESPETO.Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable:personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio,mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… AMOR HACIA UNOMISMO.Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistíde hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que
  18. 18. 18encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo Hoy sé, que esoes… SIMPLICIDAD.Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, errémuchas menos veces. Así descubrí la… HUMILDAD.Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparmepor el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoyvivo un día a la vez. Y eso se llama… PLENITUD.Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme ydecepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada.Y esto es… SABER VIVIRNo debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caosnacen las estrellas.Charles Chaplin¿TIENE GRACIA?.Este sketch me lo ha enviado un amigo a mi correo, así que desconozco quien es suautor, no obstante lo inserto como recuerdo y homenaje de Joe Rígoli “Felipito Takatún”.Joe Rígoli no hacia este tipo de humor, mas bien eraun humor inocentón y simple, pero hoy he leído sobre ely lo mal que lo ha pasado durante unos años, sinembargo demostrando la madera de la que está hecho,ha vuelto a remontar y de nuevo trabaja y lo que esmejor, ha encontrado un nuevo y parece que sólido amor.¡Enhorabuena artista!, va por ti.La ONU acaba de finalizar la encuesta más grande e importante de su historia. Lapregunta fue: Por favor, diga honradamente qué opina de la escasez de alimentosen el resto del mundo. Los resultados no han podido ser más desalentadores. Laencuesta ha sido un total fracaso, porque:Los europeos no entendieron qué significaba ESCASEZ. Los africanos no sabían quéeran ALIMENTOS. Los israelíes no entendieron qué quería decir POR FAVOR. Losestadounidenses preguntaban QUÉ SIGNIFICA EL RESTO DEL MUNDO. Chinos,cubanos y países árabes pedían que les explicaran que significa OPINA. Y en losParlamentos español, argentino, colombiano, chileno, boliviano, peruano, brasileño yvenezolano, se sigue debatiendo qué coño es eso de HONRADAMENTE.EL HERALDICÓN – CRÓNICAS DE CELTIBERIA.- Mayo del 2013

×