Your SlideShare is downloading. ×
PROYECTO HÁBITO LECTOR COLEGIO DISTRITAL OLAYA
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

PROYECTO HÁBITO LECTOR COLEGIO DISTRITAL OLAYA

15,546
views

Published on

PLAN LECTOR DEL COLEGIO DISTRITAL OLAYA

PLAN LECTOR DEL COLEGIO DISTRITAL OLAYA

Published in: Education

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
15,546
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
227
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. PROYECTO PARA FOMENTAR HABITO LECTOR13 de agosto2010Los docentes de todas las áreas del saber, llegamos a la conclusión, que la falencia se encuentra en la comprensión lectora, los alumnos no les gusta leer, porque no saben leer, porque no leen libros, por lo tanto hay que iniciar por fomentar el habito lector, que debía adquirirse desde la primera infancia y continuarla en la primaria. Debemos cimentar esta etapa para poder mejorar. “DEJA QUE TUS PALABRAS SEDUZCAN AL MUNDO” <br /> <br /> <br />“DEJA QUE TUS PALABRAS SEDUZCAN AL MUNDO”<br />INTRODUCCIÓN <br />El Colegio Distrital Olaya tiene entre sus metas la formación o reforzamiento del hábito lector. Es ampliamente conocido que se suele hablar de una crisis de la lectura. Es motivo de análisis, tanto en libros como en artículos, conferencias y foros, la supuesta tendencia a leer cada vez menos, tanto entre los niños, como entre jóvenes y adultos. Esta institución educativa demuestran especial preocupación por este hecho, que sabemos ha generado diversas interpretaciones. Se ha puesto especial énfasis en señalar que nuestros niños y jóvenes ya no responden a los mismos intereses que fueron los que, en generaciones atrás, despertaron la ilusión para leer determinados temas, géneros, obras, comic, paquitos como recordamos los de Kaliman, Menin, entre otros, que parecen hoy no concitar el mínimo de atracción. Se ha producido una fractura generacional que ha envuelto cambios significativos en cuanto a intereses, gustos y preocupaciones. <br />La lectura, como hecho cultural, es dinámica. No siempre se ha leído igual ni lo mismo. Lo que en la edad media el interés y la atracción de los lectores, no es el mismo que atrajo a los lectores del mundo occidental de los siglos XVIII y XIX. El siglo XX, sobre todo desde su segunda mitad, se ha visto envuelto en cambios muy profundos debido al surgimiento y afianzamiento de las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información, lo que conocemos como las TIC. Y está tomando auge en el siglo XXI.<br /> En esta vorágine de cambios, tan significativos, la lectura, más que haber entrado en una crisis agónica, realmente se encuentra atravesando una etapa de mutación profunda, consecuencia de los cambios tecnológicos que estamos viviendo y viendo desarrollarse y que han repercutido en los más variados aspectos de nuestras sociedades y culturas. <br />Tenemos que desenvolvernos dentro de los cambios que nos está tocando vivir. Como toda etapa de transición significa desconciertos, dudas, nuevos objetivos y nuevas estrategias, enfrentar los nuevos desafíos tratando de encontrar respuestas y soluciones inteligentes y ante todo plenamente realistas.<br />La lectura constituye un objetivo tanto de la escuela como de la familia y de toda la sociedad. <br />El objetivo de este proyecto es lograr un acercamiento al tema maravilloso de la lectura, pero centrado en nuestra posición de educador. No pretendemos dar recetas de cómo hacer lectores, que dejamos establecido desde el comienzo nadie las conoce, simple y llanamente porque no las hay. Nuestra intención es lograr una mayor divulgación de tan importante y trascendental tema, porque conociéndolo lo más adecuadamente posible- sabremos comprender sus mecanismos y desentrañar sus complejidades. Es ese conocimiento lo que realmente nos brindará la más valiosa ayuda para alcanzar nuestras metas en cuanto al fomento de la lectura, que necesariamente tiene que tener en cuenta las nuevas modalidades, los nuevos intereses y las nuevas tecnologías. La lectura en formato digital, el diccionario digital, no son el futuro. Es ya presente y como tal tiene que ser también de nuestro interés. La pasión lectora, independientemente de su soporte, tenemos que trasmitirla. No hay llave mágica para abrir el mundo de la lectura. Constituye un desafío. No hay camino único por el cual transitar hacia el lectoespacio. Si logramos contagiar nuestra pasión lectora, de las distintas conseguiremos abrir la puerta hacia el maravilloso mundo de la lectura. <br />2. JUSTIFICACIÓN.<br />El proyecto que presentamos nace como fruto de la evaluación y posterior reflexión<br />De las acciones desarrolladas durante la semana institucional, “Planes de mejoramiento del año escolar 2010”, Con respecto al bajo rendimiento académico del alumnado en general.<br />Los docentes de todas las áreas del saber, llegamos a la conclusión, que la falencia se encuentra en la comprensión lectora, los alumnos no les gusta leer, porque no saben leer, porque no leen libros, por lo tanto hay que iniciar por fomentar el habito lector, que debía adquirirse desde la primera infancia y continuarla en la primaria. Debemos cimentar esta etapa para poder continuar.<br />Por lo tanto las lecturas serán dirigidas y con un propósito, despertar el chip de la emoción e interés por la lectura, rescatar el uso del diccionario como herramienta fundamental en este proceso. <br />Lo agradable de este proyecto “habito lector” es que los docentes de secundaria, han considerado que la lectura es fundamental y no solo compete al área de humanidades”lengua y literatura” sino, a todas las áreas, si no sabe leer, cómo se va a poder comprender el enunciado de un problema, matemático, físico o de cualquier otra especialidad en general, Por otra parte, la Ciencia, tecnología, Computación, parecen ser campos que se alejan de la lectura, de la escritura. Como si ellos tuvieran que ver más con las actividades, con los ejercicios, con las prácticas, con el laboratorio, con el computador, Y esto es lo que se le transmite a los estudiantes. Que ellos no son tan exigentes en cuestiones de redacción, ortografía y sintaxis.<br /> Todos sabemos que no solo la lectura de obras literarias brinda placer,<br /> Por lo que todos estamos comprometidos, para alcanzar los frutos esperados.<br />3. MARCO DE APLICACIÓN DEL PLAN <br />3.1. EL ESTÍMULO DE HÁBITOS LECTORES <br />Antes de perfilar el plan lector es recomendable sentar unas bases que cimenten su diseño y aplicación: ¿qué entendemos por fomento de la lectura?, ¿qué requisitos y actitudes han de reunir los profesores?, ¿qué tipo de lecturas requiere cada curso?, ¿qué esquema general seguiremos para que el proyecto no se estanque? y, finalmente, ¿qué circunstancias o acciones pueden contrariar la motivación de leer? <br />3.1.1. DEFINICION DE UNA IDEA DE FOMENTO DE LA LECTURA.<br />Nuestro proyecto apuesta por una transmisión paulatina del gusto por leer que contemple aspectos afectivos e intelectuales. No hay que olvidar que el descubrimiento del placer lector tiene que basarse en procedimientos lúdicos y creativos que eviten la tentación imperativa. En primer lugar, presentaremos la lectura como un entretenimiento para, después, ir asociándola a las necesidades de información y aprendizaje. <br />Obviamente, nuestra meta es desarrollar competencias lectoras entre los jóvenes para conseguir que las interioricen, es decir, que adquieran la costumbre de leer y se conviertan en lectores estables. Pero no conviene “empezar la casa por el techo”. Nos valdremos de propuestas y estrategias variadas que se ajusten a los distintos niveles formativos y a la diversidad del alumnado. Se trata de diseñar un itinerario que parta de la identificación de elementos lingüísticos –sonidos, letras, sílabas, palabras, frases, párrafos–, pase por la construcción de significados –a través, por ejemplo, de la selección de ideas, personajes o acciones–, y culmine en la interpretación y la valoración de las lecturas desde criterios razonados que, sin negar miradas propias, respeten una base textual.<br />Queremos que los alumnos se acerquen a los libros dejándoles “hablar”, aprendiendo a “escuchar” lo que dicen, y dialoguen con ellos, ya que toda lectura es un acto interactivo que apela a la sensibilidad, a la imaginación y a la apertura de miras. Para ello contamos con la necesidad de comunicarse que siente el joven, de compartir experiencias, con su curiosidad. En suma, deseamos transmitir la motivación de leer, no la obligación de hacerlo, porque “el verbo leer no soporta el imperativo” (Daniel Pennac).<br /> <br />3.1.2. COMO DEBE ACTUAR EL PROFESOR<br /> <br />Con un buen plan de invitación a la lectura, todo el equipo docente ha de asumir, en menor o mayor grado, un papel de mediador y reunir los siguientes atributos: <br />Entender la psicología juvenil y su diversidad. <br />Querer trasmitir y compartir el placer de la lectura, confiar en la labor mediadora y disponer de recursos didácticos, personales y materiales. <br />Ser sensible a los valores que irradian los textos para incentivar la reflexión y el espíritu crítico entre los alumnos. <br />Entender el acto lector como un estímulo que ayuda a configurar la propia personalidad y a superar conflictos o problemas. <br /> Promover la participación mediante estrategias lúdicas que activen la imaginación, y generar ambientes que faciliten dicha tarea. <br />Estar abierto a las recreaciones individuales sin imponer lecturas concluyentes que inhiban la creatividad de los jóvenes. <br /> <br />Sentir curiosidad por los gustos y los intereses de sus alumnos. <br /> <br />El coordinador del proyecto debe organizar reuniones periódicas donde se valore la situación de los distintos cursos y se tracen estrategias, begin_of_the_skype_highlightingend_of_the_skype_highlightingentre otras, funciones claves que debe desarrollar:<br />Efectuar el análisis de las necesidades de formación del profesorado, de los materiales didácticos para el fomento de la lectura e impulsar las bibliotecas de aula . <br />Promover el plan anual para alumnos y maestros, en colaboración con todo el profesorado, y seleccionar textos para cada ciclo que permitan evaluar las habilidades <br />De comprensión lectora. <br />Acoger con agrado todas las iniciativas y proyectos que el profesorado o los alumnos propongan en relación con el fomento de la lectura.<br /> <br />–Proponer, si lo estima necesario, a las personas competentes de la comunidad, la organización de cursos de formación en torno al fomento de la lectura y el desarrollo<br />De la comprensión lectora.<br />-Informar a los docentes de cuantas convocatorias surjan en relación con la formación en técnicas y estrategias de fomento o motivación de la lectura. <br />3.1.3. DISEÑO DE LINEAS GENERALES DE ACTUACION<br />En las primeras reuniones sobre el proyecto, el coordinador y los profesores de los distintos cursos y áreas, pueden esbozar un plan estructurado en tres momentos para que progrese en función de las competencias lectoras que va adquiriendo el alumnado. Veamos: <br />a).Las lecturas serán sencillas, cortas y agradables, que ayuden a comprender lo leído; que en lo posible tenga gráficos e ilustraciones atractivas por su variedad de colores e, incluso, algunas se pueden encontrarse con soportes musicales. Como es lógico, para quien aprende a leer las imágenes son tan importantes como las palabras y tiende a fijar su atención en las escenas, a verlas como compartimentos independientes. <br />Por medio de estos textos, comenzaremos a trabajar la elaboración de inferencias a partir de imágenes y títulos; Identificar qué tipo de texto si es continuo o discontinuo; si es argumentativo, expositivo, informativo entre otros. Más adelante la lectura expresiva para identificar y pronunciar correctamente los sonidos, respetar las pausas marcadas por puntos y comas, distinguir las frases enunciativas de las exclamativas e interrogativas y los diálogos de la narración. Es decir, las habilidades que permiten aprehender el sentido global de lo leído, recurrirá la propia experiencia para comprenderlo, compartir opiniones o impresiones sobre las lecturas, enriquecer el vocabulario. <br />b) plantearemos consolidar los recursos asimilados e incidir en la lectura comprensiva. <br />En esta fase, la consulta del diccionario y la práctica de técnicas elementales que faciliten la comprensión (releer, avanzar, deducir el significado de fragmentos “difíciles” a través de la interrelación con otros...) son recursos imprescindibles. También lo son las lecturas dramatizadas y las representaciones teatrales con las que ejercitar la dicción, el ritmo y la pronunciación clara, así como la armonía entre textos y sistemas de comunicación no verbal en virtud del personaje, el mensaje y la situación concreta. <br />C). En el tercer ciclo, profundizaremos en las habilidades de lectoescritura y que los jóvenes refuercen su afición por los libros. Entre los que elijamos (de 100 a 150 páginas aproximadamente), incluiremos los relatos de aventuras o sobre exploraciones, las intrigas detectivescas y de terror, las reseñas biográficas y las narraciones históricas, y las antologías poéticas, y otros textos que involucran a todas las áreas del saber. Así descubrirán nuevos estilos y géneros que les ayuden a definir sus gustos o preferencias. Entonces, cabe observar si visitan una biblioteca, utilizan el servicio de préstamo autónoma y voluntariamente. O compran un libro, Es un modo directo de valorar si el plan lector ha tenido los frutos esperados, si para los alumnos la motivación de leer forma parte de su día a día. Asimismo, en esta etapa reforzaremos técnicas como el resumen, el esquema o la escritura de textos propios basados en modelos más complejos, pese a ser también dinámicos y de sintaxis sencilla, y nos aseguraremos de que la eficacia, la velocidad y la comprensión e interpretación textual.<br /> <br />3.2. OTROS ASPECTOS DE RELEVANCIA <br />3.2.1. Los ambientes lectores<br /> <br />La creación de ambientes propicios a la lectura entre los alumnos es esencial y de complejas ramificaciones. El término ambiente engloba a los espacios, los tiempos, las acciones y las vivencias de los participantes en los procesos educativos. Pese a ser un tema que sobrepasa los límites de estas páginas subrayamos varias cuestiones: <br />a) Queremos que las actividades de fomento de la lectura realizadas en el aula posibiliten la participación de todos, el acercamiento y el diálogo entre unos y otros, para formar grupos cohesionados que compartan empeños, metas e ilusiones y, al tiempo. <br />b) Por otra parte es oportuno evitar actitudes o estrategias que desvíen la intención última del proyecto explicitando las más corrientes a fin de preverlas y no incurrir en ellas. Por ejemplo, procuraremos Evitar estos errores: <br />-Presentar el plan lector como una obligación o como una asignatura más. <br />-Que las prácticas de fomento de la lectura impliquen premios o sanciones. <br />-Que los juegos y dinámicas, sean una excusa para el alboroto improductivo.<br />- Prescindiremos de la tradicional disposición espacial propia de las clases magistrales basadas en una comunicación unidireccional: el docente es el emisor y los alumnos receptores, optaremos por una organización más activa juntando los pupitres en grupos de entre tres y seis personas para que cada alumno sea, al tiempo, receptor y emisor; y se potencie el trabajo en grupo, el diálogo y la opción de abordar simultáneamente actividades complementarias o distintas en función de las necesidades. De este modo, crearemos ambientes dinámicos, susceptibles de transformarse según la naturaleza del trabajo que se plantee. Por ejemplo, en una charla o debate los jóvenes y el profesor pueden sentarse alrededor del aula, ya sean en sillas o en el piso, para que fluyan las opiniones y se cree una impresión de complicidad que, ajena a cualquier orden marcadamente jerárquico, favorezca una comunicación circular entre el docente los alumnos y el grupo.<br />c) También deseamos que los entornos de lectura reflejen las peculiaridades, los intereses y la personalidad. Para ello hay que hacerlos partícipes de la configuración de los espacios a través, por ejemplo, de carteles con mensajes sobre la lectura en general o libros en particular que sean una nota de color en el centro y susciten el compromiso personal con el proyecto. Similar efecto tendrá la elaboración de eslóganes publicitarios (como éste aforismo de Cicerón ideal para la biblioteca: “Mis libros siempre están a mi disposición, nunca están ocupados”), de octavillas sobre la lectura o los libros; o las firmas voluntarias y las reflexiones de apoyo al plan de lectura que recoja en el periódico mural o en otros sitios transitados de la institución..<br />-En la misma línea, podemos impulsar bibliotecas de aula que faciliten el acceso a un variado repertorio de obras y les permitan compartir e intercambiar lecturas. -Deben situarse en espacios accesibles y componerse de libros de atractivo diseño, que se acompañen de motivos ornamentales realizados por los alumnos. <br />d) En el terreno de las estrategias y las vivencias, nos decantamos por un acercamiento lúdico a la lectura que evite su excesiva sacralización. No aludimos a técnicas que simplemente “entretengan” al joven, sino que transmitan una concepción de la lectura como acto de comunicación y placer que esté en consonancia con la idea de que “la cultura humana ha surgido de la capacidad del hombre para jugar, para adoptar “ una actitud lúdica” (Johanes Huizinga). Buscamos activar los vasos comunicantes entre juego, pensamiento y lenguaje, entendiendo que el primero es un instinto vital del ser humano del que se vale para conocer su entorno y desarrollar habilidades sociales e intelectuales imprescindibles en un mundo donde la interacción comunicativa es crucial. Además, el juego induce a la participación siguiendo unas reglas, un orden, y tiende a fortalecer la autoconfianza y la motivación. Es más, sus normas, al no tener que ceñirse a una lógica al uso, son un instrumento que potencia la creatividad y la imaginación. Superaremos así la “obligación de leer” apostando por el “juego de leer”. <br />Por ejemplo, las técnicas que expone Gianni Rodari en su Gramática de la fantasía, como la creación de historias a partir de un binomio fantástico o del error creativo, transformando las funciones que asumen los personajes asignándoles incluso papeles antagónicos, pensando qué les ocurrirá después del final, qué hubiese pasado si... son un buen vivero de propuestas validadas por la experiencia docente del pedagogo. <br />e) Por último, los espacios lectores tienen que extenderse fuera de las cuatro paredes del aula y efectuarse también en el mismo patio, en la biblioteca del cualquier caja de compensación, las públicas o la más cercana, en la sala de informática, que no solo sea propiedad privada del profesor de esa área,... Estos lugares deben estar bien señalizados y su acondicionamiento debe ser agradable, buena iluminación y organización, espacio holgado, decoración amable, limpia y pulcra.. <br />Para lograrlo, cabe realizar estas visitas periódicas, para que los alumnos, sobre todo para los sextos grados, se familiaricen con su contenido –estantes, cartelera, revisteros, paneles informativos, etc y practiquen sus normas de uso y disfrute. Por ejemplo, programando alguna actividad de solicitud de préstamo; jugando a colocar libros en su lugar, a localizar obras, temas o autores; a representar situaciones y personajes que descubramos, e incluso con sesiones de cuentacuentos o lecturas dramatizadas en los que se crucen fragmentos y personajes de distintas historias. No nos sirve una biblioteca que sea sólo un almacén de libros porque, sin dejar de transmitir los principios de respeto y orden que rigen su utilización, aspiramos a integrarla en el ambiente lúdico, participativo y motivador que alienta el proyecto de lectura. <br />Además de las bibliotecas, tenemos un aula de informática con computadores conectados a la red y utilizan programas educativos virtuales o en soporte digital. El uso activo de tales recursos en nuestro proyecto lector es un elemento, pero no clave, ya que queremos darle importancia al libro tradicional, aunque los jóvenes sienten especial curiosidad por todo lo que se asocie a las TIC. Para potenciar esta querencia, los docentes debemos considerar tres vertientes que nos pueden servir para: escribir, buscar información y almacenarla.<br />-La utilización de la informática como una herramienta: para diseñar la portada de la revista escolar, realizar dibujos o carteles cuyo motivo sea la lectura o los libros, pasar a limpio cuentos propios o inventados entre todos, usar el corrector para descubrir qué faltas de ortografía se han cometido, visitar páginas de literatura, científicas, filosóficas entre otras y seleccionar uno o varios textos que lleven a clase para leer en voz alta, intercambiar correos y textos con alumnos de otras instituciones, etc. <br />3.2.2. IMPLICACION DE LAS FAMILIAS EN EL PROYECTO.<br />Es indispensable buscar la colaboración de las familias para que el plan de fomento de la lectura no se limite al ámbito escolar. La forma más directa de implicarlas es dar a conocer nuestro proyecto lector mediante folletos que los mismos alumnos realicen, en el periódico escolar y organizar reuniones informativas que tengan, por ejemplo, una periodicidad mensual. Naturalmente, en ellas conviene esbozar unas pautas de actuación. A continuación enumeramos una serie de ideas a comentar o debatir entre todos: <br />-Padres y madres deben tener presente que son unos modelos de conducta para sus hijos e hijas. Si los pequeños los ven leer es más fácil que valoren la lectura y la perciban como una actividad cotidiana a través a del tiempo. Cuando llegan a la secundaria ya tendrán el hábito lector, <br />-Debemos recordar que hay acciones que debemos reaprender, como es el caso del hábito lector, nunca es tarde para empezar y dar ejemplo de ello. Aunque sea evidente, que cada persona tiene sus gustos y que no todos los libros tienen por qué interesarle. Ni siquiera si es un buen lector. Debemos respetar la autonomía y libertad en elegir. <br />-Tampoco hay que plantear la lectura como una obligación y, menos aún, convertirla en un castigo. Al contrario, puede ser una excusa para compartir aficiones, para disfrutar juntos contando historias y leer y hojear libros que les resulten interesantes a los niños y jóvenes.<br />-Es bueno favorecer cualquier tipo de lecturas adecuadas a su edad y capacidades, desde cómics a revistas, y no transmitir nunca la impresión de que leer es una pérdida de tiempo o una actividad tediosa. <br />-La motivación lectora se reforzará si en casa hay libros de temática variada y comprométenoslos en la ampliación de la biblioteca doméstica y que el joven cree una propia. De hecho, uno de los objetivos centrales de las sesiones informativas será orientar en la elección de lecturas teniendo en cuenta las características de cada alumno, su nivel formativo e inclinaciones. La disponibilidad de los tutores y del coordinador para aconsejar a los padres – fijando horarios de visita y presentándose como figuras de referencia es imprescindible. <br />-Además, durante la primera sesión informativa o en las posteriores, podemos trazar otras estrategias que colaboren en la motivación lectora sugiriendo a las familias varias actividades. Por ejemplo: <br />Acompañar al niño de los grados inferiores a la biblioteca pública más cercana, “observar con curiosidad todo lo que en ella se encuentra”, tramitar el carnet de socio y tomar un libro en préstamo para, finalmente, devolverlo en la fecha indicada. <br />-Visitar una librería con una buena oferta de literatura infantil y juvenil, asignarle un presupuesto (2.000 A 10.0000, por ejemplo) y dejar que elija el libro que más le atraiga. Después, podemos comentar las razones de su elección y resaltar aspectos positivos: un título o tema que induce a la lectura, las ilustraciones divertidas, etc. <br />-Proponer a las madres, los padres o los abuelos/as más implicados que asistan a las reuniones que, en horarios previamente convenidos, narren cuentos, reciten poemas o expliquen historias que recuerdan de su infancia. Es más, pueden exponer y compartir sus experiencias lectoras. <br />-Asociar el acto de leer a muchas tareas diarias. El joven, puede ayudar a escribir la lista de la compra y a revisarla en la tienda o el supermercado, a descubrir los ingredientes y pasos de una receta mientras se elabora, a consultar la programación televisiva para seleccionar qué quiere ver, a decidir qué película escogemos para la tarde del sábado o del domingo leyendo las sinopsis que ofrecen algunos cines o la cartelera de los periódicos, a leer en alto y comentar noticias curiosas o las instrucciones de un electrodoméstico al ponerlo en marcha... <br />En fin, se trata de coordinarse y sumar esfuerzos para que los jóvenes asocien la lectura a diversas actividades que realizan junto a sus seres más cercanos. <br />4. OBJETIVOS GENERALES <br />Previamente, hay que recordar que la formación en hábitos lectores es un proceso que se inicia en etapas anteriores. Es obvio que las competencias a desarrollar no se originaron. Y en la secundaria nos encontramos con un grave problema, los alumnos no leen porque no saben leer. Entendiéndose leer como comprender. Nos hemos trazado los siguientes objetivos:<br />Crear el entorno adecuado para que los alumnos sientan el deseo o la motivación de leer y perciban la lectura como un acto de placer, ocio y disfrute.<br />Concebir la lectura como un proceso activo y creativo que invita a poner en juego conocimientos y experiencias previas, a formular inferencias o anticipaciones y a compartir interpretaciones que maticen o enriquezcan el sentido global de los textos. <br />Potenciar la comprensión lectora desde todas las áreas del currículo<br />Hacer partícipes a las familias en dicho proceso con el objetivo de relacionar la lectura y la vida cotidiana, evitando así circunscribirla al ámbito escolar.<br /> Entender la lectura como una fuente de conocimiento y de enriquecimiento lingüístico y personal imprescindible en nuestra sociedad.<br /> Profundizar en el dominio de la lengua, en sus estructuras y destrezas básicas (escuchar, hablar, leer y escribir) para que los alumnos no tengan dificultades de comprensión lectora, y sean capaces de planificar actividades y de transmitir mensajes –opiniones, deseos y pensamientos– claros y coherentes. <br />Impulsar progresivamente el gusto por la lectura a través de una selección de textos que considere el nivel formativo de los diferentes cursos o niveles, es decir, que adecuen su lenguaje, sus personajes y argumentos a los intereses y a los conocimientos de los alumnos. <br />aproximadamente, así como diferenciar tipos de textos de extensión variable, <br />Leer por iniciativa personal. <br />Desarrollar en cada grado o nivel, de manera gradual, competencias que aseguren una lectura comprensiva, eficaz y fluida: la memoria, el bagaje léxico, la capacidad de concentración en la lectura personal, de atención en la realizada en grupo... <br />Ejercitar la lectura expresiva de diferentes tipologías textuales utilizando el registro adecuado a cada una: ritmo, entonación, pronunciación...<br />Incidir en recursos que permitan integrar sistemas de expresión verbal y no verbal a fin de optimizar las habilidades comunicativas.<br />Asimilar estrategias de comprensión lectora (releer, avanzar, consultar el diccionario, buscar referentes cercanos, formular y validar hipótesis, comentar impresiones, dialogar sobre lo leído, preguntar dudas, redactar resúmenes y esquemas...)<br />Despertar la sensibilidad, la imaginación y la creatividad mediante la lectura, así como la facultad de razonar crítica y ponderadamente sobre los mensajes, las formas y la calidad de los escritos. <br />Sentar las bases para un acercamiento personal a la lectura, ayudando a definir afinidades y gustos. <br />Animar la producción propia de textos sencillos a partir de la observación de modelos y estimular el gusto por compartir estas creaciones individuales.<br />Favorecer el uso continuo y autónomo de la biblioteca de aula, para que el alumnado se familiarice con sus normas de uso y sus fondos, y la considere un espacio privilegiado de aprendizaje y disfrute.<br /> 5. OBJETIVOS ESPECIFICOS<br />1. Transmitir a la Institución, la importancia de disponer de una biblioteca, en condiciones de uso y para potenciar en el alumno el estimulo a la lectura y la investigación.<br />2. Realizar actividades que potencien en el alumno el hábito de leer e investigar.<br /> 3. Ofrecer a los alumnos recursos pedagógicos, gráficos, cartográficos, periodísticos, lúdicos, científicos, etc.<br />4. Implicar a los alumnos en el mantenimiento y conservación de los recursos adquiridos.<br />6. EVALUACIÓN INICIAL <br />6.1. VALORACIÓN DE LOS HÁBITOS LECTORES DE LOS ALUMNOS <br />Para el desarrollo de este plan es necesario tomar como punto de partida la realidad de nuestros alumnos, por lo que se hace necesario recopilar información al respecto, que nos permita tener una visión clara del punto de partida.<br /> <br />Intentaremos conocer qué relación mantienen los alumnos con la lectura, en primer lugar por medio de las siguientes preguntas, que se formularan el día del lanzamiento del proyecto: <br />- ¿Qué ocurriría si no existiesen los libros?- ¿Qué pasaría si nadie escribiese historias para los demás?- ¿Qué sucedería si, de repente, todo el mundo se olvidase de leer? <br />- ¿Qué pasaría si sólo tuviesen o comprasen libros unas pocas personas? <br />Otra forma de sondear hábitos lectores es redactar una encuesta, que revele conclusiones generales sobre conductas lectoras.<br />A continuación, reproducimos una encuesta para conocer las preferencias que tienen nuestros alumnos. <br /> <br /> ENCUESTA<br />La encuesta la realizara el docente dentro del curso a mano alzado, tomando nota del número de alumnos que contestan al ítem.<br />PROYECTO HABITO LECTOR “Deja que tus palabras seduzcan al mundo”<br /> EVALUACION INICIALCurso:__________________Número de alumnos encuestados:_______________SI/muchosAlgo/algunosNo /nada/ casi nunca1.¿Te gusta leer?2-¿Hay libros en tu casa que te gusten?3 ¿Hay un libro en tu mesita de noche?4¿Has estado en una biblioteca pública? 5.¿Te gusta visitar librerías?6.¿ Te regalan libros?7.¿Pides que te regalen libros?8.¿ Lees mucho encasa? 9.¿Tus padres leen en casa? 10.¿Leen libros además del periódico?11. ¿Te anima tu familia a leer?12.¿Te sientes obligado a leer?13¿Sueles leer con tus padres y hermanos?14¿Disfrutas cuando comentas tus lecturas?15.¿Prefieres los comic o los cuentos?16.¿Te gusta leer toda clase de libros?17¿Utilizas libros de consulta para estudiar?18.¿ Tienes libros en tu casa que sean tuyos?<br /> <br /> Preguntas abiertas:<br /> 17 ¿Dónde te gusta leer?__________________________________________________<br /> 18. Leer me parece (aburrido, divertido, otra,)_________________________________<br /> 19. Me encantaría leer historias sobre…______________________________________<br /> 20. ¿Cuántas horas lees a la semana?_______________________________________<br />7. METODOLOGIA<br />Se utilizara una metodología participativa, vivencial, para acompañar el proceso del hábito lector. Lo lúdica prevalecerá.<br />8. ACTIVIDADES<br />-Actividad dirigida al fomento del interés por la lectura y desarrollo de la actividad lectora en forma lúdica, empezando con una ambientación.<br />- Asignación horaria de una hora semanal, la cual será rotativa, guiada por el docente de la hora de clases.<br /> - Realización de lecturas concretas para cada hora, acordadas por cada área. <br />9. RECURSOS<br />1 El coordinador del plan lector y fomento a la lectura<br />2. Cordinador académico y de convivencia.<br />3. Equipo docente<br />4. Alumnos.<br /> 10. CRONOGRAMA<br />ActividadesAgostoSeptiembreOctubreNoviembrePreparación y motivación13Lanzamiento del proyecto a la comunidad estudiantil19Motivación al habito lector25, 316, 17,22,306,14,11,22,273,16,23Presentación y Motivación al padre de familia del proyecto3<br /> PRESUPUESTO Y FINANCIACIÓN DEL PROYECTO<br />El presente Proyecto pedagógico contará con el apoyo de los estudiantes, en lo referente a la adquisición del material.<br />Para las salidas y trabajos de campo, el valor el transporte por alumno dependerá del costo que se establezca y será cancelado con sus esfuerzos.<br />Para recoger fondos para los gastos emergentes se proyectarán películas literarias y cualquier temática educativa. Con un valor de $500, oo a 1.000, se programará las olimpiadas del proyecto “Habito lector”, en la segunda semana del mes de Noviembre, del 8 al 12, antes de terminar el año escolar. Cada día una actividad diferente. Con una duración de una hora rotativa en el patio.<br />Con el siguiente programa. <br /> PROGRAMA <br />Lecturas dramatizadas en los que se crucen fragmentos y personajes de distintas historias.<br /> Maratón de la lectura.<br />Concursos de cuentos fantásticos.<br />El concurso de cuenta cuentos. <br /> Rifa relámpago.<br />Responsables de este proyecto:<br />Coordinador del proyecto: ______________________________________________<br />Coordinador de convivencia: _____________________________________________<br />Coordinador Académico: _________________________________________________<br />Jefes de áreas: __________________________________________________________ ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________<br />Directores de grupos: ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________<br />Docentes en general: ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________<br />Y toda la comunidad educativa: Padres de familia y alumnos.<br />Realizado por: Lic. Cielo Cantillo<br />