Fijaciones

233 views
180 views

Published on

Published in: Business, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
233
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Fijaciones

  1. 1. Qué son exactamente Albañilería 03 Conseguir una buena fijación en una pared depende del tipo de taco o anclaje que se utilice. Conocer el material sobre el que se va a fijar y las diferentes opciones que nos facilita el mercado es imprescindible a la hora de realizar esta tarea. Exceptuando en la madera sobre cualquier otra superficie es necesario antes de clavar introducir una fijación. Fijaciones unamiradadiferente www.guruspress.com Contenidos Internet Producción editorialgurús Tipos más habituales Materiales Cómo se usan Dimensiones - De plástico moldeado, sus principales usos son en muros ligeros o de resistencia media. Se suelen usar para colgar cuadros. - De rosca, se utilizan en paredes construidas con materiales que se desmoronan fácilmente. El propio taco se atornilla en el orificio y proporciona una fijación más sólida. Si las paredes son de ladrillo o mampostería es recomendable aplicar masilla o espuma antes de colocar el anclaje. - De nailon, son los más empleados en el hogar, para colocar armarios, apliques de baño, lámparas… Son muy resistentes y se utilizan con tornillos tipo rosca. - De taco de expansión, son unos anclajes que llevan una pieza de metal en el extremo, formada por tres segmentos de expansión, que al introducir el tornillo, se abre y se agarra en las paredes del orificio. Se utilizan en trabajos de hormigón, ladrillo y piedra. - De metal para superficies huecas, proporcionan un anclaje de gran fuerza en una amplia gama de aplicaciones en paredes huecas, tipo Pladur. - De metal para techos, incorporan un dispositivo de metal que se introduce por el hueco abierto y una vez dentro se abre. Se utiliza habitualmente en techos falsos. Habitualmente las fijaciones pueden ser de plástico moldeado, de fibra, de aluminio, de acero, de rosca o incluso de nailon. Antes de empezar a taladrar para colocar una fijación, comprueba que el material a perforar está perfectamente estable y bien sujeto. Si se trata de una pared, no hay problema, pero si es un trozo de madera, por ejemplo, y no lo has sujetado bien, puede resultar peligroso taladrarlo. Hay que considerar la carga de rotura (cuando ya no resiste más), la carga admisible (el máximo peso recomendado) y el coeficiente de seguridad (es recomendable un coeficiente 7 para fijaciones de nailon y 4 para las de acero. Siempre que se tenga que fijar un objeto a la pared es necesario conocer además de sus dimensiones, su carga.

×