COMO MEJORAR LA RESPUESTA MECANICA DE LA SUBRASANTE EN VIAS <br />Las vías terrestres de carretera como cualquier otra est...
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos

3,920 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,920
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
59
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Como mejorar la respuesta mecanica de la subrasante en vias a traves de metodos alternativos

  1. 1. COMO MEJORAR LA RESPUESTA MECANICA DE LA SUBRASANTE EN VIAS <br />Las vías terrestres de carretera como cualquier otra estructura necesitan soportar el deterioro de sus componentes y la garantía de su funcionamiento durante su lapso de vida útil. Para ampliar este lapso de vida útil y mejorar su uso debemos enfatizarnos en lograr una excelente selección de los componentes que van a ser parte de dicha estructura, en nuestro caso, parte de la constitución de una vía terrestre de carreteras. Este tipo de estructura al igual que todas necesita de unas excelentes bases, para luego seguir agregando sus capas restantes, hasta lograr el asfalto ideal para una vía terrestre de carretera, esto depende mucho del suelo del terreno en el que se quiere desarrollar la vía, y cuando este no posee las características ideales para su construcción, debemos mejorar la respuesta mecánica de dicho suelo, y es aquí cuando entramos a solucionar este problema por medio de métodos alternativos, como los que se encontraremos a continuación. <br />Para tener una idea de lo anterior debemos tener en claro los siguientes conceptos:<br />ASFALTO<br />El asfalto es un material viscoso, pegajoso y de color negro, usado como aglomerante en mezclas asfálticas para la construcción de carreteras, autovías o autopistas. También es utilizado en impermeabilizantes. Está presente en el petróleo crudo y compuesto casi por completo de bitumen.<br />Como el asfalto es un material altamente impermeable, adherente y cohesivo, capaz de resistir altos esfuerzos instantáneos y fluir bajo la acción de cargas permanentes, presenta las propiedades ideales para la construcción de pavimentos cumpliendo las siguientes funciones:<br />Impermeabilizar la estructura del pavimento, haciéndolo poco sensible a la humedad y eficaz contra la penetración del agua proveniente de la precipitación.<br />Proporciona una íntima unión y cohesión entre agregados, capaz de resistir la acción mecánica de disgregación producida por las cargas de los vehículos. Igualmente mejora la capacidad portante de la estructura, permitiendo disminuir su espesor.<br />SUELO<br />Se denomina suelo a la parte superficial de la corteza terrestre, biológicamente activa, que tiende a desarrollarse en la superficie de las rocas emergidas por la influencia de la intemperie y de los seres vivos.<br />La formación del suelo se da por las siguientes etapas:<br />Disgregación mecánica de las rocas.<br />Meteorización química de los materiales regolíticos, liberados.<br />Instalación de los seres vivos (microorganismos, líquenes, musgos, etc.) sobre ese substrato inorgánico. Esta es la fase más significativa, ya que con sus procesos vitales y metabólicos, continúan la meteorización de los minerales, iniciada por mecanismos inorgánicos. Además, los restos vegetales y animales a través de la fermentación y la putrefacción enriquecen ese sustrato.<br />Mezcla de todos estos elementos entre sí, y con agua y aire intersticiales.<br />Evolución<br />El suelo es el sistema complejo que se forma en la capa más superficial de la Tierra, en la interface o límite entre diversos sistemas que se reúnen en la superficie terrestre: la litosfera, que aporta la matriz mineral del suelo, la atmósfera, la hidrosfera y la biosfera que alteran dicha matriz, para dar lugar al suelo propiamente dicho.<br />Inicialmente, se da la alteración física y química de las rocas, realizada, fundamentalmente, por la acción geológica del agua y otros agentes geológicos externos, y posteriormente por la influencia de los seres vivos, que es fundamental en este proceso de formación. Se desarrolla así una estructura en niveles superpuestos, conocida como el perfil de un suelo, y una composición química y biológica definida. Las características locales de los sistemas implicados — litología y relieve, clima y biota — y sus interacciones dan lugar a los diferentes tipos de suelo.<br />Los procesos de alteración mecánica y meteorización química de las rocas, determinan la formación de un manto de alteración o eluvión que, cuando por la acción de los mecanismos de transporte de laderas, es desplazado de su posición de origen, se denomina coluvión.<br />Sobre los materiales del coluvión, puede desarrollarse lo que comúnmente se conoce como suelo; el suelo es el resultado de la dinámica física, química y biológica de los materiales alterados del coluvión, originándose en su seno una diferenciación vertical en niveles horizontales u horizontes. En estos procesos, los de carácter biológico y bioquímico llegan a adquirir una gran importancia, ya sea por la descomposición de los productos vegetales y su metabolismo, por los microorganismos y los animales zapadores.<br />El conjunto de disciplinas que se abocan al estudio del suelo se engloban en el conjunto denominado Ciencias del Suelo, aunque entre ellas predomina la edafología e incluso se usa el adjetivo edáfico para todo lo relativo al suelo. El estudio del suelo implica el análisis de su mineralogía, su física, su química y su biología.<br />Por este motivo, el suelo no es una entidad estrictamente geológica, por lo que la ciencia que lo estudia, la edafología, está vinculada a la geología a la biología y a la agronomía. Adicionalmente el suelo puede ser considerado un recurso natural, creando así una vinculación a la economía. (Ver ecosistema y Sistema ecológico cerrado).<br />Tipos de suelo <br />Existen dos clasificaciones para los tipos de suelo, una según su funcionalidad y otra de acuerdo a sus características físicas.<br />Por funcionalidad <br />Suelos arenosos: No retienen el agua, tienen muy poca materia orgánica y no son aptos para la agricultura, ya que no tienen nutrientes.<br />Suelos calizos: Tienen abundancia de sales calcáreas, son de colores blancos, secos y áridos, y no son buenos para la agricultura.<br />Suelos humíferos (tierra negra): Tienen abundante materia orgánica en descomposición, de color oscuro, retienen bien el agua y son excelentes para el cultivo.<br />Suelos arcillosos: Están formados por granos finos de color amarillento y retinen el agua formando charcos. Si se mezclan con humus pueden ser buenos para cultivar.<br />Suelos pedregosos: Formados por rocas de todos los tamaños, no retienen el agua y no son buenos para el cultivo.<br />Suelos mixtos: tiene características intermedias entre los suelos arenosos y los suelos arcillosos<br />Por características físicas <br />Litosoles: Se considera un tipo de suelo que aparece en escarpas y afloramientos rocosos, su espesor es menor a 10 cm y sostiene una vegetación baja, se conoce también como leptosales que viene del griego leptos que significa delgado.<br />Cambisoles: Son suelos jóvenes con proceso inicial de acumulación de arcilla. Se divide en vértigos, gleycos, eutrícos y crómicos.<br />Luvisoles: Presentan un horizonte de acumulación de arcilla con saturación superior al 50%.<br />Acrisoles: Presentan un marcado horizonte de acumulación de arcilla y bajo saturación de bases al 50%.<br />Gleysoles: Presentan agua en forma permanente o semipermanente con fluctuaciones de nivel freático en los primeros 50 cm.<br />Fluvisoles: Son suelos jóvenes formados por depósitos fluviales, la mayoría son ricos en calcio.<br />Rendzina: Presenta un horizonte de aproximadamente 50 cm de profundidad. Es un suelo rico en materia orgánica sobre roca caliza.<br />Vertisoles: Son suelos arcillosos de color negro, presentan procesos de contracción y expansión, se localizan en superficies de poca pendiente y cercanos escurrimientos superficiales.<br />El suelo como sistema ecológico <br />Constituye un conjunto complejo de elementos físicos, químicos y biológicos que compone el sustrato natural en el cual se desarrolla la vida en la superficie de los continentes. El suelo es el hábitat de una biota específica de microorganismos y pequeños animales que constituyen el edafón. El suelo es propio de las tierras emergidas, no existiendo apenas contrapartida equivalente en los ecosistemas acuáticos. Es importante subrayar que el suelo así entendido no se extiende sobre todos los terrenos, sino que en muchos espacios lo que se pisa es roca fresca, o una roca alterada sólo por meteorización, un regolito, que no merece el nombre de suelo.<br />Desde el punto de vista biológico, las características del suelo más importantes son su permeabilidad, relacionada con la porosidad, su estructura y su composición química. Los suelos retienen las sustancias minerales que las plantas necesitan para su nutrición y que se liberan por la degradación de los restos orgánicos. Un buen suelo es condición para la productividad agrícola.<br />En el medio natural los suelos más complejos y potentes (gruesos) acompañan a los ecosistemas de mayor biomasa y diversidad, de los que son a la vez producto y condición. En este sentido, desde el punto de vista de la organización jerárquica de los ecosistemas, el suelo es un ecosistema en sí y un subsistema del sistema ecológico del que forma parte.<br />Suelo orgánico <br />El estudio de la dinámica del suelo muestra que sigue un proceso evolutivo al que son aplicables por completo los conceptos de la sucesión ecológica. La formación de un suelo profundo y complejo requiere, en condiciones naturales, largos períodos de tiempo y el mínimo de perturbaciones. Donde las circunstancias ambientales son más favorables, el desarrollo de un suelo a partir de un sustrato geológico bruto requiere cientos de años, que pueden ser millares en climas, topografías y litologías menos favorables.<br />Los procesos que forman el suelo arrancan con la meteorización física y química de la roca bruta. Continúa con el primer establecimiento de una biota, en la que frecuentemente ocupan un lugar prominente los líquenes, y el desarrollo de una primera vegetación. El aporte de materia orgánica pone en marcha la constitución del edafon. Éste está formado por una comunidad de descomponedores, bacterias y hongos sobre todo y detritívoros, como los colémbolos o los diplópodos, e incluye también a las raíces de las plantas, con sus micorrizas. El sistema así formado recicla los nutrientes que circulan por la cadena trófica. Los suelos evolucionados, profundos, húmedos y permeables suelen contar con las lombrices de tierra, anélidos oligoguetos comedores de suelo, en su edafón, lo que a su vez favorece una mejor mezcla de las fracciones orgánica y mineral y la fertilidad del suelo.<br />Causas de la degradación o destrucción de los suelos <br />Meteorización: consiste en la alteración que experimentan las rocas en contacto con el agua, el aire y los seres vivos<br />Meteorización física o mecánica: es aquella que se produce cuando, al bajar las temperaturas que se encuentran en las grietas de las rocas, se congelan con ella, aumenta su volumen y provoca la fractura de las rocas.<br />Meteorización química: es aquella que se produce cuando los materiales rocosos reaccionan con el agua o con las sustancias disueltas en ella.<br />Erosión: consiste en el desgaste y fragmentación de los materiales de la superficie terrestre por acción del agua, el viento, etc. Los fragmentos que se desprenden reciben el nombre de detritos.<br />Transporte: consiste en el traslado de los detritos de un lugar a otro.<br />Sedimentación: consiste en el depósito de los materiales transportados, reciben el nombre de sedimentos, y cuando estos sedimentos se cementan originan las rocas sedimentarias.<br />Los suelos se pueden destruir por las lluvias. Estas van lavando el suelo, quitándole todos los nutrientes que necesita para poder ser fértil, los árboles no pueden crecer ahí y se produce una deforestación que conlleva como consecuencia la desertificación.<br />Formación del suelo <br />El suelo puede formarse y evolucionar a partir de la mayor parte de los materiales rocosos, siempre que permanezcan en una determinada posición el tiempo suficiente para permitir las anteriores etapas. Se pueden diferenciar:<br />Suelos autóctonos, formados a partir de la alteración in situ de la roca que tienen debajo.<br />Suelos alóctonos, formados con materiales provenientes de lugares separados. Son principalmente suelos de fondos de valle cuya matriz mineral procede de la erosión de las laderas.<br />La formación del suelo es un proceso en el que las rocas se dividen en partículas menores mezclándose con materia orgánica en descomposición. El lecho rocoso empieza a deshacerse por los ciclos de hielo-deshielo, por la lluvia y por otras fuerzas del entorno:<br />El lecho de roca madre se descompone cada vez en partículas menores.<br />Los organismos de la zona contribuyen a la formación del suelo desintegrándolo cuando viven en él y añadiendo materia orgánica tras su muerte. Al desarrollarse el suelo, se forman capas llamadas horizontes.<br />El horizonte A, más próximo a la superficie, suele ser más rico en materia orgánica, mientras que el horizonte C contiene más minerales y sigue pareciéndose a la roca madre. Con el tiempo, el suelo puede llegar a sustentar una cobertura gruesa de vegetación reciclando sus recursos de forma efectiva<br />Cuando el suelo es maduro suele contener un horizonte B, donde se almacenan los minerales lixiviados.<br />Composición<br />Los componentes del suelo se pueden dividir en sólidos, líquidos y gaseosos.<br />Sólidos <br />Este conjunto de componentes representa lo que podría denominarse el esqueleto mineral del suelo y entre estos, componentes sólidos, del suelo destacan:<br />Silicatos, tanto residuales o no completamente meteorizados, (micas, feldespatos, y fundamentalmente cuarzo). <br />Como productos no plenamente formados, singularmente los minerales de arcilla, (caolinita, illita, etc.).<br />Óxidos e hidróxidos de Fe (hematites, limonita, goetita) y de Al ( HYPERLINK " http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Gibsita&action=edit&redlink=1" o " Gibsita (aún no redactado)" gibsita, bohemita), liberados por el mismo procedimiento que las arcillas.<br />Clastos y granos poliminerales como materiales residuales de la alteración mecánica y química incompleta de la roca originaria.<br />Otros diversos compuestos minerales cuya presencia o ausencia y abundancia condicionan el tipo de suelo y su evolución. <br />Carbonatos (calcita, dolomita).<br />Sulfatos (aljez).<br />Cloruros y nitratos.<br />Sólidos de naturaleza orgánica o complejos órgano-minerales, la materia orgánica muerta existente sobre la superficie, el humus o mantillo: <br />Humus joven o bruto formado por restos distinguibles de hojas, ramas y restos de animales.<br />Humus elaborado formado por sustancias orgánicas resultantes de la total descomposición del humus bruto, de un color negro, con mezcla de derivados nitrogenados (amoníaco, nitratos), hidrocarburos, celulosa, etc. Según el tipo de reacción ácido-base que predomine en el suelo, éste puede ser ácido, neutro o alcalino, lo que viene determinado también por la roca madre y condiciona estrechamente las especies vegetales que pueden vivir sobre el mismo.<br />Líquidos <br />Esta fracción está formada por una disolución acuosa de las sales y los iones más comunes como Na+, K+, Ca2+, Cl-, NO3-,… así como por una amplia serie de sustancias orgánicas. La importancia de esta fase líquida en el suelo estriba en que éste es el vehículo de las sustancias químicas en el seno del sistema.<br />El agua en el suelo puede estar relacionada en tres formas diferentes con el esqueleto sólido:<br />Tipos de líquido en el suelo.<br />la primera, está constituida por una película muy delgada, en la que la fuerza dominante que une el agua a la partícula sólida es de carácter molecular, y tan sólida que esta agua solamente puede eliminarse del suelo en hornos de alta temperatura. Esta parte del agua no es aprovechable por el sistema radicular de las plantas.<br />la segunda es retenida entre las partículas por las fuerzas capilares, las cuales, en función de la textura pueden ser mayores que la fuerza de la gravedad. Esta porción del agua no percola, pero puede ser utilizada por las plantas.<br />finalmente, el agua que excede al agua capilar, que en ocasiones puede llenar todos los espacios intersticiales en las capas superiores del suelo, con el tiempo percola y va a alimentar los acuíferos más profundos. Cuando todos los espacios intersticiales están llenos de agua, el suelo se dice saturado.<br />Gases <br />La fracción de gases está constituida fundamentalmente por los gases atmosféricos y tiene gran variabilidad en su composición, por el consumo de O2, y la producción de CO2 dióxido de carbono. El primero siempre menos abundante que en el aire libre y el segundo más, como consecuencia del metabolismo respiratorio de los seres vivos del suelo, incluidas las raíces. Otros gases comunes en suelos con mal drenaje son el metano (CH4 ) y el óxido nitroso (N2O).<br />Estructura del suelo<br />Se entiende la estructura de un suelo la distribución o diferentes proporciones que presentan, los distintos tamaños de las partículas sólidas que lo conforman, y son:<br />Materiales finos, (arcillas y limos), de gran abundancia en relación a su volumen, lo que los confiere una serie de propiedades específicas, como: <br />Cohesión.<br />Adherencia.<br />Absorción de agua.<br />Retención de agua.<br />Materiales medios, formados por tamaños arena.<br />Materiales gruesos, entre los que se encuentran fragmentos de la roca madre, aún sin degradar, de tamaño variable.<br />Los componentes sólidos, no quedan sueltos y dispersos, sino más o menos aglutinados por el humus y los complejos órgano-minerales, creando unas divisiones verticales denominadas horizontes del suelo.<br />La evolución natural del suelo produce una estructura vertical “estratificada” (no en el sentido que el término tiene en Geología) a la que se conoce como perfil. Las capas que se observan se llaman horizontes y su diferenciación se debe tanto a su dinámica interna como al transporte vertical.<br />El transporte vertical tiene dos dimensiones con distinta influencia según los suelos. La lixiviación, o lavado, la produce el agua que se infiltra y penetra verticalmente desde la superficie, arrastrando sustancias que se depositan sobre todo por adsorción. La otra dimensión es el ascenso vertical, por capilaridad, importante sobre todo en los climas donde alternan estaciones húmedas con estaciones secas.<br />Se llama roca madre a la que proporciona su matriz mineral al suelo. Se distinguen suelos autóctonos, que se asientan sobre su roca madre, lo que representa la situación más común, y suelos alóctonos, formados con una matriz mineral aportada desde otro lugar por los procesos geológicos de transporte.<br />Horizontes del suelo<br />Se denomina horizontes del suelo a una serie de niveles horizontales que se desarrollan en el interior del mismo y que presentan diferentes caracteres de composición, textura, adherencia, etc. El perfil del suelo es la ordenación vertical de todos estos horizontes.<br />Clásicamente, se distingue en los suelos completos o evolucionados tres horizontes fundamentales que desde la superficie hacia abajo son:<br />Horizontes del suelo.<br />Horizonte 0, " Capa superficial del horizonte A" <br />Horizonte A, o zona de lavado vertical: Es el más superficial y en él enraíza la vegetación herbácea. Su color es generalmente oscuro por la abundancia de materia orgánica descompuesta o humus elaborado, determinando el paso del agua arrastrándola hacia abajo, de fragmentos de tamaño fino y de compuestos solubles.<br />Horizonte B o zona de precipitación: Carece prácticamente de humus, por lo que su color es más claro, en él se depositan los materiales arrastrados desde arriba, principalmente, materiales arcillosos, óxidos e hidróxidos metálicos, carbonatos, etc., situándose en este nivel los encostramientos calcáreos áridos y las corazas lateríticas tropicales.<br />Horizonte C o subsuelo: Está constituido por la parte más alta del material rocoso in situ, sobre el que se apoya el suelo, más o menos fragmentado por la alteración mecánica y la química (la alteración química es casi inexistente ya que en las primeras etapas de formación de un suelo no suele existir colonización orgánica), pero en él aún puede reconocerse las características originales del mismo.<br />Horizonte D u horizonte R o material rocoso: es el material rocoso subyacente que no ha sufrido ninguna alteración química o física significativa. Algunos distinguen entre D, cuando el suelo es autóctono y el horizonte representa a la roca madre, y R, cuando el suelo es alóctono y la roca representa sólo una base física sin una relación especial con la composición mineral del suelo que tiene encima.<br />Los caracteres, textura y estructura de los horizontes pueden variar ampliamente, pudiendo llegar de un horizonte A de centímetros a metros.<br />Textura del suelo<br />La textura del suelo está determinada por la proporción de los tamaños de las partículas que lo conforman. Para los suelos en los que todas las partículas tienen una granulometría similar, internacionalmente se usan varias clasificaciones, diferenciándose unas de otras principalmente en los límites entre las diferentes clases. En un orden creciente de granulometría pueden clasificarse los tipos de suelos en arcilla, limo, arena, grava, guijarros, barro o bloques.<br />En función de cómo se encuentren mezclados los materiales de granulometrías diferentes, además de su grado de compactación, el suelo presentará características diferentes como su permeabilidad o su capacidad de retención de agua. Y su capacidad de usar desechos como abono para el crecimiento de las plantas.<br />PAVIMENTO<br />El pavimento es el suelo de una superficie artificial. Es importante tener en cuenta que el pavimento puede tener distintos tipos de revestimiento, como la cerámica o la madera. El término, sin embargo, está asociado al asfalto, el material utilizado para la construcción de carreteras, autopistas y otras vías de comunicación.<br />Las mezclas asfálticas y el hormigón son los materiales más habituales para crear el pavimento urbano, ya que tienen una buena capacidad de soporte y permiten el paso constante de vehículos sin sufrir grandes daños. <br />En los últimos años se ha promovido el desarrollo de pavimento que sea sostenible y que respete el medio ambiente. Este sentido cabe mencionar la creación de pavimento que combina el asfalto con el polvo de caucho que se obtiene a partir de neumáticos reciclados y la utilización del producto conocido como noxer, que tiene la capacidad de absorber la contaminación que producen los tubos de escape de los vehículos.<br />VÍAS<br />En general son los senderos por los que nos podemos intercomunicar.<br />Mantenimiento de las vías<br />Al igual que cualquier estructura las carreteras requieren mantenimiento. El deterioro es producido principalmente por el paso de vehículos aunque también se ven afectadas por las condiciones meteorológicas: lluvia, expansión térmica u oxidación. De acuerdo a los experimentos realizados en la década de los 50, llamados AASHO Road Test está empíricamente demostrado que el desgaste producido en el pavimento es proporcional al peso de los ejes elevado a la cuarta potencia.[12] En España el peso máximo por eje está limitado a 10 toneladas por eje[13] y el de un automóvil puede rondar la tonelada por eje, entonces la afección del camión sería aproximadamente 6000 veces mayor que el automóvil. Por esta razón en el diseño de firmes se utiliza como dato de entrada la intensidad de tráfico pesado y se desprecia el tráfico ligero.<br />Componentes de una vía terrestre de carretera<br />Únicamente esta vía de comunicación está compuesta por el pavimento, este a su vez se subdivide en las siguientes capas:<br />Una capa subrasante (suelo del terreno).<br />Una segunda capa llamada sub-base.<br />Una tercera capa llamada base.<br />Una cuarta capa o capa superior llamada capa de rodadura o capa asfáltica.<br />CARACTERISTICAS DE SUELOS IDEALES PARA LA CONSTRUCCIÓN DE VÍAS TERRESTRES DE CARRETERA<br />La característica ideal de los suelos o la capa subrasante que va a ser utilizada para la construcción de la vía, debe ser una capa de suelos granulados, como lo son las gravas y las arenas (altamente compactadas), ya que estos suelos poseen una alta resistencia y una menor actividad de movimiento entre sus partículas.<br />Por lo contrario encontramos a los suelos finos, como las arcillas y linos que poseen una muy baja resistencia a las fuerzas externas a ellos, y una mayor actividad de movimiento entre sus componentes.<br />Ya que como capa subrasante necesitamos un suelo que soporte no solo la presión de coerción entre sus componentes sino también que soporte el peso de la capa sub-base, la capa base, la capa base y la capa de rodadura, además de la presión ejercida por el trabajo de los vehículos que van a transitar sobre la vía. Necesitamos corregir cualquier deficiencia en esta capa para disminuir el deterioro de la misma y aumentar el periodo de la vida útil de la vía.<br />Para corregir las deficiencias de esta capa cuando encontramos algún tipo de suelo, que nos represente un desempeño desfavorable de la vía, utilizamos diferentes métodos de corrección como lo son:<br />La utilización de reactivos químicos.<br />El reemplazo de material.<br />La selección de escoria de hidrocarburos.<br />La realización de empalizadas.<br />UTILIZACIÓN DE REACTIVOS QUIMICOS<br />Consiste en la utilización de químicos para aumentar la resistencia del suelo en el que vayamos a trabajar y así disminuir su actividad entre sus partículas, para así obtener una capa subrasante óptima para trabajar sobre ella. El químico más utilizado para la elaboración de este procedimiento es la CAL, ya que gracias a sus propiedades físicas o químicas, actúa con los suelos finos, ya sean arcillas o linos actuando como un elemento de alta adherencia entre los componentes físicos de dicho suelo otorgándole una mayor fuerza de cohesión entre sus componentes. <br />REALIZACION DE EMPALIZADAS<br />Este método consiste en la creación de una estructura de maderas seleccionadas y su montaje dentro del suelo que va a ser operado por este método (esta estructura de madera debe ser totalmente tupida), luego de esto tomamos una materia adherente previamente seleccionada para este terreno es vertida sobre la estructura de madera provocando una cohesión, tanto de los tramos de madera, como la de la estructura con relación al suelo.la materia que se utiliza en este método para la cohesión de los elementos depende de las características físicas del suelo sobre el que se está trabajando.<br />SELECCIÓN DE ESCORIA DE HIDROCARBUROS<br />Consiste en la selección y reemplazo total de los hidrocarburos, que pudiesen afectar el rendimiento de esta capa, para aumentar su rendimiento y contribuir a su extensión de periodo de utilidad, sin mantenimiento previo.<br />REEMPLAZO DE MATERIAL<br />Este es el método más drástico de mejoramiento de esta capa, y consiste en el reemplazo total de una gran parte del suelo en donde vamos a trabajar, para mejorar su rendimiento.<br />Este procedimiento se lleva a cavo en terrenos que carecen de las mayorías de propiedades optimas para el desarrollo de una vía de transporte terrestre carretera.<br />CONCLUCION<br />Para brindarle un mejoramiento a la capa subrasante del pavimento con relación a la respuesta mecánica de la misma debemos aplicar el método alternativo correspondiente a la mejor aplicación dependiendo de las condiciones del tipo de suelo en el que se está trabajando y su mejor aplicación para así mejorar y optimizar el pavimento que va a ser parte de la vía terrestre de carretera.<br />

×