Escuela de formación política mod4

  • 134 views
Uploaded on

Le hice unas correcciones de las fallas del OCR

Le hice unas correcciones de las fallas del OCR

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
134
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
5
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Escuela de Formación Política “Rodolfo Puiggrós” Rosario CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO DE LA REPÚBLICA ARG.MODULO N° 4: Las Puebladas como expresiónde Lucha por La Justicia Social.La Resistencia Peronista. Los Rosariazos, el Cordobazo y e! protagonismoObrero y Juvenil. 1973: Campaña del “Luche y Vuelve”. Triunfo Popular yrepliegue transitorio de la Oligarquía.I - Material Didáctico suministrado por la Coordinación.II - Proyección de extractos de film “Cazadores de Utopías”.III - Power Point elaborado por la coordinación sobreel período.IV - Anexo Trabajo de Reflexión Colectiva. UES - JP Evita - Rosarioescuelapuiggros@hotmail.com
  • 2. 1- 1 - ROSARIO - SEPTIEMBRE DE 1955. El concepto de masas en lucha está directamente vinculado al procesoinsurreccional o revolucionario. Refiere a momentos en que la sociedad se parte endos y se producen combates sociales que determinan el desarrollo de la lucha declases por un período. Son de orden estratégico, y lo son porque la lucha de masas implica una luchapor fuera de los aparatos burocráticos institucionales, es decir, las calles, dentro deun proceso simultáneo de apropiación de territorios - espacios de legitimaciónpolítica y social- y subordinación de preexistentes -legalidad de sindicatos, partidos,etc.-. Es una lucha en el ámbito del poder ya que impone la relación directa entreestado y masas, subordinando la política. Desde el punto de vista social, es ese momento en que la lucha arrastra a lospobres de vida e influencia. ¿Cómo está compuesto el proletariado desde el punto de vista social? Es lapoblación trabajadora que contiene obreros, trabajadores, pobres estacionales,junta papel y cartón, estibadores, peones, boxeadores , almaceneros pobrísimos,mujeres madres o solteras, hijos, padres, abuelos, lisiados, etc. etc., que enconjunto conforman el proletariado. Proletariado que sólo responde y puede serconvocado por la clase obrera, pero en relación a la situación de la clase en suconjunto, no en lo inmediato sino como tendencia, cuando perciben un peligro. Su mirada es estratégica. De allí que se mueve sólo en ciertos momentos:1945,1955,1969 (¿ hasta...?). Son la retaguardia de la clase obrera en activo y a lavez, su reserva estratégica. Si observamos la lucha de clases desde las masas podremos conceptualizarciertos hechos sociales y hacer observable la guerra civil abierta en 1955, que tomóforma de insurrección, recordando que toda insurrección forma parte de un procesocon sus hitos-puntos de inflexión-, de allí la periodización que brota de la realidad:1945-1955-1969 (tres insurrecciones). En cuanto al 17 de octubre. Su presencia masiva hacia la Casa de Gobierno, laCity, logró una demostración de fuerza que imposibilitó la represión. Además,cuando avanzan las masas no hay espacio para la represión, sólo para elaniquilamiento pero, fue su disposición a la lucha la que hizo que las FuerzasArmadas difirieran el enfrentamiento. Su presencia y disposición a la lucha cambió la correlación de fuerzas y debieronliberar a Perón, única persona con capacidad de disuasión, porque confiaban en él.Por lo tanto, su liberación fue efecto de la acción de masas. Finalmente, el 17 deoctubre ha quedado como fecha alegórica, pero capitalizada por los cuadrospolíticos del peronismo y el antiperonismo. Pero hacia 1955 ya estábamos en guerra civil abierta. Las fuerzas armadas yahabían disparado el 16 de junio contra el pueblo desarmado. En septiembre seproduce el golpe de Estado con enfrentamiento entre las fuerzas armadas y sesubleva el proletariado de Rosario. Ha habido otros hechos similares, como el casode Quilmes, pero fueron inmediatamente sofocados. Relataré el hecho de Rosario porque ha quedado ignorado y porque, al habersido testigo, lo puedo describir socialmente. El 16 de septiembre las masas seponen en marcha. Los organizadores son dirigentes territoriales, sindicalistas consindicatos intervenidos por la “Revolución Libertadora”, caudillos barriales,boxeadores que se ganaban la vida recibiendo trompadas, bolicheros, jefes demanzana, dirigentes de unidades básicas, mujeres militantes del partido peronistafemenino, etc.
  • 3. Rosario como ciudad, su micro y macrocentro, se encuentra a espaldas delParaná, rodeada -cercada- por cinco grandes zonas periféricas que son los barriosobreros. No existe contacto entre periferia y centró. El centro es ia zona decomercios, bancos, cines, Poder Judicial, clubes, Jefatura de Policía, del Comandodel 2do. Cuerpo de Ejército, de los Liceos, Universidades, Hospitales, grandestiendas, oficinas, etc., de la burguesía. Ninguna de estas instancias es utilizada porlo pobres no institucionalizados. Nosotros, pequeña burguesía, incluso asalariada,institucionalizada, con condiciones de vida de clase media, creemos que la ciudades la que transitamos, vivimos, en la que convivimos con otros, iguales pero, un díarecibimos un “shock”. Los medios de difusión, en tanto partido de la burguesía, le ponen nombre a ese“shock”: cabecitas negras, hordas, aluvión zoológico, negros, etc., pero los de laciudad-centro, sólo quedan estupefactos y se peguntan descubriendo que son dela ciudad, ¿ dónde estaban, de dónde salieron?. Ahora bien. ¿Alguien se puede imaginar la crisis ideológica que puedeexperimentar una persona que supone que conoce ai pueblo y a la clase obrera,que de repente y sin anuncio alguno se encuentra a metros de gigantescascolumnas que cubren la calzada y por decenas de cuadras, entrando por las cincovías que confluyen al centro?. Las de la zona sur, donde se encuentran los mataderos y el frigorífico Swift (con13.000 obreros) portuarios, estibadores, metalúrgicos, etc., la encabezan hombresmontando a pelo caballos percherones, con el torso desnudo y una camisacolgando de un palo en demostración de los descamisados y en la otra mano, unabotella de kerosene o nafta. Los siguen las mujeres gritando que dan la vida porPerón. Los acompañan hijos, padres, abuelos, perros, etc. Todos avanzan hacia elcentro, quemando toda casa o negocio que tenga la bandera Argentina en tantoadhesión al golpe de Estado. Sobrepasan a la policía, llegando al centro quemando y destruyendo todo a supaso. El ejército-infantería- fue desbordado y llegaron refuerzos al mando delgeneral Bengoa, con tanques y artillería pesada. Los tanques aplastaron yametrallaron a cientos de personas, grandes y chicos. Los que estaban cerca delParque Independencia, se tiraban al lago para sortear los tanques, pero losalcanzaba la metralla. De noche, el silbido de las balas, de día, las masas sereorganizaban y avanzaban. Toque de queda y ciudad sitiada por siete días. Si bien es cierto que al final lasmasas se replegaron a su territorio, ni el ejército ni los tanques pudieron entrar almismo (los barrios periféricos) ni sacar las estatuas de Perón y Evita. Es decir, nofueron derrotados porque jamás perdieron el dominio de su territorio. El cuadro fuedantesco y ha quedado grabado en mi retina: los rostros, los cuerpos de esoshombres, mujeres y niños. Y bien, allí descubrí que no tenía idea de cómo es, objetivamente, la claseobrera y menos el Pueblo. Aparecían como número de habitantes, pero no existíanhasta que se hicieron presente, de la única manera posible. Perón declaró aRosario la capital del peronismo. A partir de 1955 se organiza en todo el país la Resistencia Peronista y losComandos Peronistas. En Rosario, en el 56 los obreros de la Yerbatera Martínesconden en la fábrica al general Valle, a quien traiciona el Cardenal Caggiano.La red social y territorial más extensa y eficaz para la resistencia estabaorganizada por la Escuela Basilio (espiritista). Militantes de la ResistenciaPeronista de Córdoba, cuando se encontraban cercados por la policía, losenviaban a Rosario porque allí la protección era imposible de quebrar. Y para
  • 4. finalizar. Veamos algunas acciones que no se encuentran en los libros. En Rosario,durante la insurrección del 16 de septiembre de 1969, en el barrio EmpalmeGraneros, barrio ferroviario y metalúrgico, los obreros quemaron vagones del trende carga que venía del Chaco pero, previamente, protegieron a los pasajeros y alos inmigrantes. Un trabajador de la zona, hombre grande y muy delgado, por su cuenta montó ensu bicicleta y cuando veía llegar a la montada se dirigía hacia la barricada de losobreros y les decía “rapidito...rapidito...” y entonces los obreros cruzaban un cablede alambre de vereda a vereda y, finalmente, rodaban caballos y policías. ¿Alguienle dio esa tarea?, No, él asumió su tarea social y así cientos. Los chicos “pirañas", de entre 9 y 15 años, hijos de los que se sublevaron en1955, robaron del corralón municipal de la zona los caballos y salieron montandoen pelo. Recogían papeles y cartón con carritos a pulmón. Los caballos fueron susinstrumentos de trabajo. Chicos de clase media, de entre 14 a 16 años, residentes en el centro de laciudad, en su mayoría estudiantes secundarios, son los que combatieron en elRosariazo de mayo de 1969, armando barricadas. Prostitutas que alquilabanpiezas en el centro, los escondían y protegían de la policía. Era su forma departicipar. Luego los chicos salían y seguían hostigando a los policías. Dejaron laciudad sin medios de transporte. Finalmente en Rosario, el 16 de septiembre de 1969, combatieron los mismosque el 16 de septiembre de 1955. El combate en 1969 duró cinco días y en 1955siete días. Se activó la misma retaguardia social y sus territorios nunca fueronpenetrados ni por el ejército ni por la policía. La Resistencia Peronista fue un producto social cuya fuerza moral se la otorgó lainsurrección de 1955. La insurrección de 1955 y la resistencia son un productohistórico y social de la insurrección de 1945, donde lograron legitimar sus interesesy aspiraciones a nivel de la Sociedad y el Estado, y el proceso insurreccional de1969 sintetiza y enlaza históricamente a 1945 y 1955. Y para finalizar. El proletariado con sus pobres de vida e influencia sólo semueve en momentos estratégicos: 1945-1955-1969, tomando forma un procesoinsurreccional. La era de las insurrecciones se ha iniciado y desenvuelto por mediode tres combates sociales. En general, las tendencias continúan. Por Beba C. BalvéPublicado digitaimente el 10 de septiembre de 2005 en www.rodolfowalsh.org“Rosario paso a ser una especie de capital política delperonismo. Por muchos meses conservé un volante donde loshabitantes de una sufrida barriada obrera, Villa Manuelita,desafiaban al mundo más o menos con estas palabras: LosEstados Unidos, Rusia, Inglaterra, reconocen a Lonardi. VillaManuelita reconoce a Perón. Para mí, Rosario tenía ladimensión de un símbolo”. Juan Domingo Perón. * * *
  • 5. 2- “LOS DIRIGENTES NOS HAN DEFRAUDADO, LOS POLÍTICOSNOS HAN ENGAÑADO, LOS INTELECTUALES NOS HANOLVIDADO”. Perón supo forjar una relación amorosa, de la relación profesor-alumno, marido-mujer, de los hijos a los padres. Esta modalidad es definida como “acción sobre unaacción” y se despliega por la voluntad de “conducir los comportamientos de losotros”. Tuvo la capacidad de apreciar el tono de la sensibilidad de la clase trabajadora,aplicando una retórica que supo dar crédito y creencia a todas las desigualdadessociales y económicas de los trabajadores, dar un reconocimiento de lo que PierreBourdieu denominó “un sentido de los límites”. Además elaboró una ideología que supo actuar, percibir, valorar, sentir y pensardisposiciones que han sido interiorizadas por el obrero en el curso de su historia.Dar sentido común a las experiencias privadas, es decir lo que Bourdieu denomino“habitus”; “la historia echa cuerpo”. Luego de su caída, jugó un papel preponderante en las “estructuras desentimiento”, generando una tensión de soledad y desarraigo. Al punto tal, que suimagen era conservada y venerada al igual que la estampita de una virgen. El caño. Elementos tan singulares e indiferentes para la historia. Puedenconstituir recuerdos y mitos que guardan en las “experiencias privadas” de cadatrabajador una gran implicancia. Su fabricación y utilización llevan en su interior unacompleja red de relaciones, creación, estrategia y sacrificio. Un ejemplo deresistencia. Detalles tales como el caño, simbolizaron una síntesis de la organización,planificación y ejecución de la resistencia peronista. En donde la informalidad, el noprofesionalismo, solidaridad y espíritu de lucha, se guardaron un lugar dentro de!folklore peronista. En una entrevista realizada a Mitchel Foucault en 1984, un año antes de sumuerte, se le plantea una cuestión acerca de la definición de la relación entreresistencia y creación: “Es sólo en términos de negación que hemosconceptualizado la resistencia. No obstante, tal y como usted la comprende, laresistencia no es únicamente una negación: es proceso de creación. Crear yrecrear, transformar la situación, participar activamente en el proceso, eso esresistir”. El itinerario de Foucault permite pensar que el “arte de gobernar” de Perón, setorno una utopía luego de 1955. La resistencia significó una forma de vida, que nodebía permitir olvidar aquellos sueños de la justicia social. Se transformo en una“operación”, que conjugaba ingenio con táctica. Para no solo negar la proscripcióndel peronismo, sino también crear los espacios para la vuelta del líder. La política del gobierno de Aramburu se baso se baso en el supuesto de que elperonismo constituía una aberración que debía ser borrada de la sociedadargentina, para ello intento proscribir legalmente una parte de dirigentes sindicalesperonistas, para apartarlos de toda futura actividad política. Esto se llevo a cabocon la nueva intervención de la CGT y la designación de supervisores militares entodos sus sindicatos. En el plano social se intensifico la política de represión e intimidación delsindicalismo y sus activistas, con Ideas totalmente autoritarias. Económicamentehubo un esfuerzo arreglado entre el gobierno y los empleadores en torno del temade la productividad y la racionalización del trabajo, que fue en si un intento de
  • 6. frenar los salarios y reestructurar el funcionamiento del “sistema de negociacionescolectivas”. Un problema mucho más decisivo y complejo fue el entremetimiento del gobiernoen la organización sindical de las fábricas. Punto clave en su políticadesperonizadora, por “la actitud de controlar y debilitar las comisiones internas queestaba íntimamente ligado al resguardo y protección de los trabajadores en el niveldel taller”. Como resistencia contra esas políticas y contra lo que significabanconcretamente en términos de peores condiciones de trabajo y debilitamiento de laorganización gremial en la fabrica y en el nivel nacional, ¡a clase trabajadora selanzó en la larga lucha defensiva que tiempo después seria conocida en la culturade la clase obrera peronista como La Resistencia. Por una parte represento unarespuesta inmediata a la represión, hostigamiento y revanchismo de los sectoresopositores (resistencia en efecto puro) y por otro lado significo tiempo de creación yacción, para poder generar el espacio físico para la vuelta Perón (sabotaje enefecto puro). Para protegerse de ese revanchismo apoyado por el gobierno, los trabajadoresemprendieron en las fábricas un proceso de reorganización, que buscaba mantenerlas conquistas logradas bajo Perón. Fue un proceso fundamentalmente espontáneoy localizado. A partir de 1956 la lucha era completamente inorgánica e individual,“atomizada”: “los activistas de un sindicato apenas sabían lo que sucedía afuera desu gremio y con frecuencia fuera del lugar de su trabajo”. Abandono y soledad, dos sentimientos imborrables en las infinitas memorias delos trabajadores que participaron activamente en el proceso de resistencia. Esta fueuna de las tantas pruebas de vida que el peronismo tuvo que afrontar a lo largo desu historia. Pero su particularidad se caracteriza por el surgimiento de las basesperonistas, como activistas políticos independientes, que recurrieron a canales deexpresión que estaban al margen de la esfera sindical. Significo un proceso de creación, por que no solo hubo una negación al gobiernomilitar de Aramburu y sus políticas, también involucro una heterogénea mezcla deactividades de distintos tipos, que iban desde la protesta individual en el planopúblico, el sabotaje individualmente efectuado y la actividad clandestina, sin olvidarlas tentativas de sublevación militar. Todas estas formas de expresión a las medidas del nuevo gobierno provisionaladoptaron la forma de lo que podría denominarse un “terrorismo espontáneo” La primera “serie de acciones" que implementaron los grupos de resistencia fuela “pintada de consignas”. Esta actividad, ilegal por cierto, contemplaba la iniciativade vivenciar el buen pasado con Perón a través de frases pronunciadas por élmismo, a las cuales se las consideraba sagradas y eruditas. Se buscaba que eltrabajador tomara conciencia verdadera de su actual situación en desventaja, conrelación a los años de nacionalización y justicia social del peronismo. Significó eldespertar de los aires protestantes y revolucionarios de los trabajadores del 45. Además el uso de palabras y una ideología en general, simbolizaba que lostrabajadores ya no eran mas una masa solitaria sin un líder que los guiara; ahoraen sus conciencia yacía una doctrina a la cual debían respetar y defender. Pintarconsignas fue más que un hecho de maldad, fue recordarle a Aramburu que lostrabajadores de las fábricas habían sido aceptados como ciudadanos, conderechos e ideología, y no iban a rescindir a tales logros. Dentro de las fábricas comenzaban a surgir las primeras células de una actividaden crecimiento: el sabotaje. Un claro ejemplo fue el que sucedió en Tacuari,provincia de Buenos Aires, en donde “un convoy de 21 vagones saltaron de los
  • 7. rieles la locomotora y los primeros siete vagones”. Situaciones como esta dieron elcomienzo a una actividad completamente riesgosa, con el fino objetivo dedesarticular la normalidad y homogeneidad de la actividad política-económica delgobierno y los empleadores, como lo demostró una fabrica de vidrio deBerazategui, “cuyo propietario denuncio los daños constantemente causados a lamaquinaria y los bajos niveles de producción”. Los talleres y lugares de trabajo simbolizaban la solidaridad concreta y elsentimiento de hermandad de los trabajadores, fue aquí donde comenzaron agerminarse las primeras ideas de organización y planificación de la resistenciaperonista. Baga la redundancia, fue el taller y la fábrica, el objetivo fundamental aatacar y desarticular porque era allí donde se fundaba la represión y explotación. Los actos de sabotaje llegaron a ser tan graves, que no tardaron en tomar estadopúblico para que la Dirección Nacional de Seguridad hiciera una llamada deadvertencia a la población, en la cual especificaba que “la ley califica comosabotaje y reprime hasta con prisión perpetua al que destruyere, desorganizare,deteriorare o inutilizare objetos materiales, instalaciones, servicios o industrias decualquier naturaleza (...) hace saber a la población que las fuerzas policiales y deseguridad han recibido instrucciones precisas para hacer uso de las armas cadavez que sea necesario impedir la comisión de actos de sabotaje”. Este aviso sobre las represalias que podían tomar las fuerzas armadas frente alos actos de rebeldía, dejo en claro dos punto; en primer lugar que los trabajadoresreconocían el peligro de este tipo de actividades y ello no significó una excusa pararenunciar a sus objetivos, y segundo, que terminó beneficiando a los grupos deresistencia, en el sentido que la ley les sirvió de amparo para alentar una mayor olade atentados y actitudes subversivas; ya que consideraban la advertencia de laD.N.S como una medida autoritaria y completamente ofensiva para sus intereses. Resulta sorprendente la simplicidad de la mayoría de los actos de sabotaje, yaque generalmente eran de iniciativa individual, manifestada poco menos queliteralmente en actos tales como arrojar una llave inglesa en el mecanismo de unamaquina en funcionamiento, o un cigarrillo encendido en taller de pintura de laplanta, pero en efecto podían causar la parálisis total de un turno o en el mayor delos casos el cierre de la planta por varios días, tal es el ejemplo de un grupo deobreros metalúrgicos que lograron destruir maquinaria vital para todo el proceso deproducción. También existían actitudes de sabotaje indirecto, como lo sucedido en una fábricade zapatos de la Matanza, donde el propietario se quejo ante la policía que lacalidad de sus productos había declinado espectacularmente. Hecho como estosrepresentaban una afirmación de la capacidad del obrero para hacer frente, asífuera en forma mínima, a una situación social, económica y política que rechazaba,y además afirmó su presencia como factor social. Desde principios de 1956 se dio inicio a una organización muy anárquica ybasada en grupos locales. Muchos de estos grupos estaban conformados portrabajadores de hasta la misma fábrica, los cuales comenzaron a reunirseperiódicamente y planificar acciones; ejemplo claro fue el de un grupo de diezferroviarios que en marzo de ese año fueron acusados de planear y ejecutar actosde sabotaje en el Ferrocarril Belgrano, en el Gran Buenos Aires. La incomunicación de los trabajadores con los sindicatos intervenidos, trajo comoconsecuencia la desorganización de los actos de sabotaje dentro de las fábricas yla heterogeneidad de los mismos, que en la mayoría de los casos eran totalmentedesconocidos. Esto lo demostró Juan Vigo, importante figura del movimiento deresistencia, quien estimo que en abril de 1956 existían en el Gran Buenos Aires
  • 8. más de doscientos comandos, de los que formaban parte alrededor de 10.000hombres, si bien el control que había sobre esos 10.000 hombres era muy relativo. Lo que Vigo trata de resaltar, era el surgimiento de incontables célulasclandestinas, conformadas por trabajadores del mismo barrio, cuya autoridad yejercicio era completamente cerrado, a punto tal que su comunicación con losdemás grupos fue totalmente débil y dispar. Estos grupos clandestinos basaron su labor en la pintura de consignas y ladistribución de volantes; ya que esta era una actividad ilegal, si se mencionaba elnombre de Perón o cualquier consigna política opositora al régimen, llego arepresentar una forma “legitima" de protesta. Lo que dejaba bien en claro este tipode actitudes, es que toda situación legal o normal para el gobierno, constituía unblanco para desarticular y enfrentar. Un rasgo importante, era la conformación interna de muchas de esas células, lascuales llegaban a estar formadas por personas que no tenían ningún tipo derelación con los gremios y sindicatos de los trabajadores, tal fue el caso de unacélula descubierta en pergamino, provincia de Buenos Aires, la cual incluía a unmedico, un subinspector de la policía, un contratista de construcción y un exdirigente de la CGT local. En Junín actuó una célula formada por el ex intendentelocal, un aviador y la capataza del taller ferroviario de la ciudad. Estos ejemplos dejan bien claro, que la resistencia no era solo un sector de lasociedad que defendía sus logros sociales y económicos obtenidos bajo ladirigencia de Perón, sino también la oposición de diversos estratos sociales antepolíticas gubernamentales dictadoras. Estas células clandestinas lograrondemostrar “una suerte de muestra representativa de clases sociales”.“NO PODÍAMOS TENER NI SIQUIERA UNA FOTO DE PERÓN ENNUESTRAS CASAS. ASÍ QUE RECURRIMOS A LOSCAÑOS” A finales de 1956 los grupos de resistencia comenzaron a utilizar artefactosexplosivos, con el objetivo de atacar edificios públicos y militares, con la simplepremisa de perturbar la seguridad de los lugares adonde se gestaba la actividadpolítica del gobierno. Fue un intento de demostrar los avances en la organización ylos peligros que podían representar de ahora en adelante los comandos peronistas.Es cierto que esta forma de acción exigía una ejecución planificada y ciertaexperiencia en la fabricación de explosivos. Durante ese tiempo la utilización de dinamita era totalmente escasa, debido a quela regulación de su comercio provocaba que esta fuera sumamente difícil deobtener en Buenos Aires; por esos años las bombas consistían en rudimentariosartefactos hechos con sustancias químicas básicas alojadas en cascosimprovisados, lo cual demostraba la imperfección e improvisación que significaba eldesempeño de la resistencia. Dentro del folklore peronista, a estos explosivos caseros se los conocía bajo ellunfardo de “caños”, y llegaron a formar parte de la mitología peronista de esosaños y simple ejemplo de la organización, planificación y ejecución de laresistencia; donde la ilegalidad y la informalidad eran situaciones comunes. Lo más llamativo de la implementación de este tipo de artefactos fue su modo deproducción que en general era obra de aficionados que compartían las mismasideas, debido a la falta de especialista con conocimientos en el armado de bombas.Para lo cual debían implementar el método de prueba y error, con altasprobabilidades de muerte entre los que intervenían. Situaciones extremas como
  • 9. estas reflejaban el heroísmo y el espíritu de sacrificio de morir luchando por Peróno morir aceptando la injusta realidad que los atareaba. La obtención de materiales era la primera parte del proceso de fabricación, estaexigía una mínima organización para obtenerlos, en la mayoría de los casos estoseran robados de farmacias, droguerías o fábricas. Hechos como estosdemostraban la transgresión e ilegalidad en la que se basaba la resistencia, comoasi también lo fueron los actos de sabotaje. El segundo paso consistía en la operación de armado, la cual exigía por lo menosla participación de seis personas para cumplirse eficazmente. Lo llamativo de estaetapa era la participación de gente común y el no profesionalismo de los mismos,reflejando una vez más la pluralidad de esta lucha y la carencia de una eliteburocrática que centrara la organización. La ejecución o la colocación de la bomba propiamente dicha era la causalidad yproducto de diversos motivos, los cuales en líneas generales eran entendidos comouna contraposición al nuevo régimen político por sus objetivos sociales dedesperonizar la sociedad y económicamente de permitir la implementación deideales liberales; un rechazo al statu quo. Además represento una forma de expresar su ira y sentimiento de extravió,alentados por un abrumador sentimiento de desesperación, lo cual demuestra lacapacidad de los grupos de resistencia para mantener dentro de lo posible laorganización de los comandos y sus actos de sabotaje. Sin embargo Juan Carlos Brid participante de los comandos de la resistenciadescribe que ese sentimiento de frustración y desesperación habían llevado lasacciones a un punto tal que parecía a la de un cataclismo; ya que los militantesesperaban que el nuevo régimen se desplomara de una semana a la otra. Lo cualera muy improbable que sucediera y demostraba una vez mas la desconfianza ysoledad en la que se guiaban estos grupos clandestinos . La desmoralización llegó a punto tal, que comenzó a circular rumores sobre lainminente llegada de Perón en el famoso “avión negro’’, para dirigir a su pueblo enla lucha contra la tiranía. La circularizacion de volantes con frases tales como “lahora se acerca” o “Perón vuelve”, fueron también producto de esa supersticiónemocional. Como consecuencia inmediata, produjo que “muchos grupos de resistenciacentraran su actividad y sus aspiraciones en encontrar a figuras militares quesimpatizaran con esa actitud”. Tal fue el caso que publico en marzo de 1956, laRazón, adonde un grupo de resistencia de Córdoba había sido desbaratado: “todoslos que habían caído presos eran obreros que se dejaron sugestionar por consejosde otros y por rumores que señalaban a los generales Bengoa y Uranga en actitudsubversiva”. También en junio de ese año había sido derrotado el levantamiento que encabezoel general Valle. Para lo cual quedó bien en claro que “solo sobrevivían los gruposmejor organizados, que habían aprendido bien las lecciones sobre táctica yseguridad”. La “operación caño” solo fue un eslabón dentro de la resistencia peronista, peroconjugo en si misma una serie de acciones y sentimientos, que dejaban bien enclaro la preocupación e interés de los trabajadores por su situación en desventaja yuna clara sensación de aislamiento y de abandono por parte de otros sectoressociales, antes aliados a ellos. Logro ser un sinónimo de la dinámica de laresistencia. En medio del “cataclismo” que sufrían los comandos de resistencia, los activistasperonistas de la clase trabajadora dedicaron su tiempo a la recuperación de las
  • 10. comisiones internas y de los sindicatos, marcando una visible diferencia deobjetivos en cuanto las acciones a tomar en adelante. Pero fue el propio Perónquien hablo de una estrategia general que incluyera distintos niveles de actividad,conjunto al que dio nombre de resistencia civil. Elaboro sus ideas al respecto en“instrucciones generales para los dirigentes”. Perón partió de la idea que el movimiento debía seguir una guerra de guerrillas,donde la resistencia civil debía desempeñar un papel importante. Según su manualse debía evitar hacer frente al régimen militar allí donde era más fuerte, es decir, enel nivel puramente militar. Mucho más eficaces, sostuvo Perón, serian millares depequeñas acciones que desgastarían gradualmente al régimen. Esto se lograría si los trabajadores en un plano más general, se mantuvieran enconstante estado de conmoción, mediante huelgas, trabajo a desgano y bajaproductividad. En nivel más individual debían emprender millares de acciones tantopasivas como activas; estas incluían el sabotaje y la difusión de rumores,distribución de volantes y pintada de consignas. La llegada de las palabras del propio Perón tuvo para el movimiento el positivoefecto de poner el sabotaje y la acción clandestina en una perspectiva menoscataclismática, fue una forma de aceptar a los “comandos” de resistencia como unaactividad paralela a la sindical y de objetivo similar: el paulatino desgaste de lahegemonía militar. Más allá de eso fue un empujón a la confianza y la nostalgia delos trabajadores, que hasta ese momento se sentían totalmente abandonados. Sin embargo, hubo una creciente diferenciación entre comandos empeñados enel sabotaje y otras actividades clandestinas y el movimiento resistencia en lossindicatos. Estos eran fundamentalmente instituciones sociales arraigadas en laexistencia misma de una sociedad industrial, y como tales tenían que cumplir unpapel funcional intrínseco en esa sociedad. Su existencia como medios deactividad y organización de la clase trabajadora les confería cierto grado deinmunidad a los cambios de la situación política. Los comandos, en cambio eran organizaciones eminentemente políticas, cuyaexistencia y perspectiva dependían mucho de un conjunto específico decircunstancias, entre ellas: Necesitaban una posibilidad de acción concreta conéxito práctico. Esta diferencia también se acentuó aún más con la aparición de John WilliamCooke, el principal delegado de Perón, a quien lo inquietaba lo que juzgaba comouna “disonancia entre el proyecto estratégico fundamental peronista y los ajustestácticos que los cambios de la coyuntura política imponían al movimiento” . Estadisonancia reflejaba en parte la distancia entre los propios deseos y la realidad. Cooke representaba un ala izquierdista dentro del peronismo, la cual sugería quela intransigencia lisa y llanamente ya no era una posición viable, esta debía recibir“una traducción táctica que les permitiera responder al deseo de actuar concreta ypositivamente” . El mayor temor de Cooke era el avance de ciertos gruposneoperonistas a los cuales los denomino “blandos”, ya que proponían un peronismosin Perón, este sector era liderado por Vandor; un sindicalista que cada vez ganabamas terreno dentro de la burocracia sindical. Para Cooke la solución de los comandos era una retirada hacia el purismo, lo queimplicaba una negativa absoluta e intransigente contra el sistema institucional ytodo aquel sector que se opusiera a las decisiones del líder. La resistencia peronista llegó a significar un movimiento de izquierda, fue elsurgimiento de un concepto en cierto modo revolucionario, donde las “bases”simbolizaron la lucha a diario en el lugar de trabajo para defender todo lo quehabían ganado bajo las presidencias de Perón. La actitud misma de proteger lo
  • 11. suyo, pregonó para que elementos como el caño reafirmaran esos valores deorgullo, solidaridad y confianza en actos tales como la conformación de comandosclandestinos y la actividad de sabotaje. Esos años simbolizaron la hermandad de un grupo de peronista que siemprehabían accionado bajo el dominio de un sector de su propio movimiento, lossindicalistas; que empezaban a ser vistos con resentimiento y negación. Lo cualprodujo una visible división del social del peronismo, que constituyo la base de unaprolongada oposición obrera a Frondizi y los burócratas sindicalistas. Como asitambién al surgimiento de una nueva generación de peronistas, que bajo lasbanderas de “resistencia popular nacional” o “guerrilla popular" la historia les dio unlugar con el nombre de montoneros.Por Daniel James, en Resistencia e Integración de la Clase Trabajadora Argentina,ED. SIGLO XXI. El golpe de 1955 destruyó las conquistas sociales y políticas logradas por lostrabajadores. Para resistir y luchar en contra del imperialismo y la oligarquía, elmovimiento obrero realizó propuestas políticas, sociales y económicas, con elobjeto de evitar la dispersión y neutralizar el discurso oficial. La resistencia a los planes de la dictadura fue llevada a cabo por cuadros desegunda y tercera línea del peronismo junto a los dirigentes que estaban en la CGTAuténtica, como Andrés Framini (textiles), Dante Viel (estatales), y Natalini (Luz yFuerza). En los años 1956 y 1957, la lucha por la recuperación de los gremios,intervenidos por los militares, se centró fundamentalmente en los sindicatosindustriales. La mayoría de esos nuevos dirigentes, como Sebastián Borro en el FrigoríficoLisandro de la Torre, eran peronistas del campo nacional y popular. La primeraCGT Regional recuperada fue la de Córdoba, que el primero de julio de 1957 eligeen Plenario General a Atilio López de UTA como Secretario General (CGT legal). Pese al Estado de Sitio, las proscripciones y la cárcel para sus dirigentes máscombativos, el Movimiento Obrero era un verdadero dolor de cabeza paraAramburu y compañía. El 27 de septiembre de 1957 cuarenta gremios recuperadosconvocaron a un multitudinario paro nacional. En el marco de esa efervescencia política contra la entrega, la CGT de Córdobaconvocó a un Plenario Nacional de Delegaciones Regionales y de las 62Organizaciones, que se llevó a cabo en La Falda, Córdoba, donde se aprobó unprograma obrero, basado en las grandes banderas históricas del peronismo. ***3- EL PROGRAMA DE LA FALDA (1957).Para la Independencia Económica:a) Comercio Exterior:-Control estatal del comercio exterior sobre las bases de la forma de un monopolioestatal.
  • 12. -Liquidación de los monopolios extranjeros de importación y exportación.-Control de los productores en las operaciones comerciales con un sentido dedefensa de la renta nacional. Planificación del proceso en vista a las necesidadesdel país, en función de su desarrollo histórico, teniendo presente el interés de laclase laboriosa.-Ampliación y diversificación de los mercados internacionales. -Denuncia de todos los pactos lesivos de nuestra independencia económica.-Planificación de la comercialización teniendo presente nuestro desarrollo interno.-Integración económica con los pueblos hermanos de Latinoamérica, sobre lasbases de las experiencias realizadas.b) En el Orden Interno:-Política de alto consumo interno; altos salarios, mayor producción para el país consentido nacional.-Desarrollo de la industria liviana adecuada a las necesidades del país.-Incremento de una política económica tendiente a lograr la consolidación de laindustria pesada, base de cualquier desarrollo futuro.-Política energética nacional; para ello se hace indispensable la nacionalización delas fuentes naturales de energía y su explotación en función de las necesidades deldesarrollo del país.-Nacionalización de los frigoríficas extranjeros, a fin de posibilitar la eficacia delcontrol del comercio exterior, sustrayendo de manos de los monopolios extranjerosdichos resortes básicos de nuestra economía.-Soluciones de fondo, con sentido nacional a los problemas económicos regionalessobre la base de integrar dichas economías a las reales necesidades del país,superando la actual división entre "provincias ricas y provincias pobres”.-Control centralizado del crédito por parte del Estado, adecuándolo a un plan dedesarrollo integral de la economía con vistas a los intereses de los trabajadores.-Programa agrario, sintetizado en: mecanización del agro, "tendencia de la industrianacional", expropiación del latifundio y extensión del cooperativismo agrario, enprocura de que la tierra sea de quien la trabaja.c) Para la Justicia Social:-Control obrero de la producción y distribución de la riqueza nacional, mediante laparticipación efectiva de los trabajadores en la elaboración y ejecución del planeconómico general, a través de las organizaciones sindicales; participación en ladirección de las empresas privadas y públicas, asegurando, en cada caso, elsentido social de la riqueza; control popular de precios.-Salario mínimo, vital y móvil.-Previsión social integral: unificación de los beneficios y extensión de los mismos atodos los sectores del trabajo.-Reformas de la legislación laboral tendientes a adecuarla al momento histórico yde acuerdo al plan general de transformación popular de la realidad argentina.
  • 13. -Creación del organismo estatal que con el control obrero posibilite la vigencia realde las conquistas y legislaciones sociales.-Estabilidad absoluta de los trabajadores.-Fuero sindical.d) Para la Soberanía Política:-Elaboración del gran plan político-económico-social de la realidad argentina, quereconozca la presencia del movimiento obrero como fuerza fundamental nacional, através de su participación hegemónica en la confección y dirección del mismo.-Fortalecimiento del estado nacional popular, tendiente a lograr la destrucción delos sectores oligárquicos antinacionales y sus aliados extranjeros, y teniendopresente que la clase trabajadora es la única fuerza argentina que representa ensus intereses los anhelos del país mismo, a lo que agrega su unidad deplanteamientos de lucha y fortaleza.-Dirección de la acción hacia un entendimiento integral (político-económico) con lasnaciones hermanas latinoamericanas.-Acción política que reemplace las divisiones artificiales internas, basadas en elfederalismo liberal y falso.-Libertad de elegir y ser elegido, sin inhabilitaciones, y el fortalecimiento definitivode la voluntad popular.-Solidaridad de la clase trabajadora con las luchas de liberación nacional de lospueblos oprimidos.-Política internacional independiente. ***4 - EL PROGRAMA DE HUERTA GRANDE (1962). La presión popular y la lucha obrera colocó en tiempo de descuento a la dictadurade Aramburu y Rojas. Así se dispuso llamar a elecciones con la proscripción totaldel peronismo, por lo que al movimiento nacional le quedaba la opción de votar enblanco o a alguno de los partidos autorizados como un mal menor. Ese fue elespacio ocupado por el desarrollismo y que dio origen a la tendencia integracionistadentro del sindicalismo (Eleuterio Cardozo); que será perfeccionada luego porAugusto Vandor. En 1958 los peronistas se dividieron entre los que votaron en blanco y los queobedecieron la orden de Perón de apoyar a Frondizi, con quien había realizado unpacto (que incluía la devolución de la CGT y la sanción de una ley de asociacionesprofesionales que respetara la estructura y principios del sindicalismo nacional).Cuando el nuevo presidente dejó en claro su política, el pacto estalló en milpedazos. En esa coyuntura, en 1959, luego de una huelga general realizada por las62 Organizaciones para apoyar la lucha de los obreros del frigorífico municipalLisandro de la Torre en contra de su privatización, Frondizi lanzó el Plan Conintesque disparó una represión masiva de los trabajadores. La defensa de la SoberaníaNacional y la reconquista de la CGT fueron los objetivos planteados por elmovimiento obrero, que se cristalizará en marzo de 1961 con la devolución de lacentral obrera.
  • 14. Las elecciones de 1962 en la Provincia de Buenos Aires fueron de vitalimportancia ya que el peronismo logró un triunfo contundente, pese a las maniobrasdel gobierno y los colaboracionistas como Vandor. En esa ocasión fueron elegidos,entre otros, como gobernador, Andrés Framini (textiles), y como diputadosSebastián Borro (Frigorífico Nacional), Jorge Di Pascuale (Farmacia), RobertoGarcía (Caucho), Eustaquio Tolosa (Portuarios). Los militares volvieron a dar la espalda al pueblo. Primero presionaron paraanular las elecciones y luego derrocaron a Frondizi, pero sin tomar directamente elgobierno, que quedó en manos del presidente del Senado José María Guido. En ese contexto, en un Plenario Nacional de las 62 Organizaciones realizado enHuerta Grande, Córdoba, se aprobó un programa en base a la lucha contra laoligarquía del Peronismo y el "giro a la izquierda" alentado por Perón desde Madrid,y que fuera expresado en el discurso de Andrés Framini. Amado Olmos, el grandirigente del gremio de la Sanidad, fue otro de los más destacados protagonistasdel plenario e impulsor de muchas de las definiciones alcanzadas.
  • 15. Estos son los diez puntos del Programa de Huerta Grande.1. Nacionalizar todos los bancos y establecer un sistema bancario estatal ycentralizado.2. Implantar el control estatal sobre el comercio exterior3. Nacionalizar los sectores claves de la economía: siderurgia, electricidad,petróleo y frigoríficas.4. Prohibir toda exportación directa o indirecta de capitales.5. Desconocer los compromisos financieros del país, firmados a espaldas delpueblo.6. Prohibir toda importación competitiva con nuestra producción.7. Expropiar a la oligarquía terrateniente sin ningún tipo de compensación.8. Implantar el control obrero sobre la producción.9. Abolir el secreto comercial y fiscalizar rigurosamente las sociedadescomerciales.10. Planificar el esfuerzo productivo en función de los intereses de la Nación y elPueblo Argentino, fijando líneas de prioridades y estableciendo topes mínimos ymáximos de producción.Fuentes: Roberto Baschetti. Documentos de la resistencia peronista 1955- 1970Editorial De La Campana, La Plata, 1997. * *❖5 - FELIPE VALLESE. Felipe Valiese, militante de la JP, es el primer detenido- desaparecido de la historia contemporánea argentina. Fue secuestrado el 23 de agosto de 1962 y visto brutalmente torturado en una comisaría de Villa Adelina.La ofensiva política de 1958: Felipe Valiese, mártir de la JP El gobierno de Frondizi se caracterizó por la inestabilidad institucional sometida a sucesivas crisis y planteos militares, por las constantes huelgasgremiales y de la CGT con que la clase trabajadora respondía al paulatinocercenamiento de sus derechos y por la respuesta gubernamental de crecienterepresión al movimiento peronista. La movilización militar de los trabajadores enparo y la aplicación del plan Conintes fueron los ejes de la respuestainstrumentada.Llegado el año 1962 que sería el último de su mandato, su ministro del InteriorAlfredo Vítolo, firmó un documento con los jefes militares garantizando que no sepermitiría a Perón volver al país. Es que frente al inminente proceso electoralprevisto para eM8 de marzo de ese año, había trascendido que la fórmula que elperonismo presentaría en la provincia de Buenos Aires iba a
  • 16. estar integrada por Andrés Framini como gobernador y Juan Perón como vice. A finde aquel mes de enero, Vítolo anunciaba que el gobierno rechazaría la candidaturade Juan Perón. Paralelamente el juez electoral Leopoldo Isaurralde de abiertafiliación frondicista declaraba que Juan Perón no podía ser candidato por no tenerresidencia, no estar en el padrón y ser un fugitivo de la justicia. Para que nadaquedara librado al azar, el cardenal Antonio Caggiano, recordaba que laexcomunión estaba en vigencia. El 10 de marzo Frondizi pronosticó en conferencia de prensa que losciudadanos iban a dar las espaldas a Perón en las elecciones y acusó alperonismo de impedir la pacificación. Contra la alquimia y la aritmética gubernamental, el pueblo de la provincia deBuenos Aires, eligió aquel 18 de marzo como gobernador a Andrés Framini, quienfinalmente había ido acompañado por Marcos Anglada como vicegobernador,quienes concurrieron bajo las siglas de la Unión Popular. El pueblo no había dadola espalda a Perón y por el contrario hería de muerte al gobierno de Frondizi. Fue este el hecho político más importante producido por el peronismo desde1955. El triunfo de Framini fue la más palmaria demostración que el peronismoseguía siendo mayoría, que su voluntad era inquebrantable y que no estabadispuesto a presentarse "manicurado" para ser aceptado. Por el contrario, Perónhabía elegido a un dirigente obrero, un histórico peronista, para encabezar aquellafórmula. Las fuerzas armadas reclamaban la proscripción del peronismo, un nuevogabinete y la expulsión del país de Rogelio Frigerio. Aramburu por su parte,"aconsejaba" la renuncia de Frondizi y el comandante del Ejército general RaúlPoggi le pedía efectivamente la renuncia. El día 27 el presidente declara "no me suicidaré, no renunciaré y no dejaré elpaís". Dos días después frente al movimiento de tropas, renuncia, y es arrestadoen Olivos y trasladado a Martín García. El día 30 de marzo asume José MaríaGuido como presidente de la Nación, hasta entonces, presidente del Senado. Elgobierno títere de Guido, no es más que una fachada tras la cual gobiernan losmilitares. El 24 de abril, el nuevo presidente anula las elecciones ganadas por elperonismo: Andrés Framini había anunciado que el 1o de mayo asumiría lagobernación y pese a la anulación concurre acompañado por altos dirigentes a lacasa de gobierno provincial, labrando un acta. Las provincias donde el peronismo olos partidos neoperonistas había triunfado eran las siguientes: Buenos Aires,Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Chaco, Misiones, Río Negro y Neuquén. El 24 de julio por un decreto del Poder Ejecutivo queda prohibido el proselitismoperonista, la exhibición publicitaria de fotografías y marchas. Nuevamente, bajootro rótulo, reaparece el decreto 4161. El mes de agosto se inicia con una huelga general de 48 horas decretada por laCGT. Este mes, más precisamente el 23 de agosto, se produce un hecho queconmueve al movimiento peronista: es secuestrado el obrero metalúrgico ydirigente de la juventud peronista Felipe Valiese. El reclamo por su vida seconvierte en bandera de lucha: "un grito que estremece, Valiese no aparece". Felipe Valiese tenía 22 años y era delegado desde 1958 en la fábrica TEAS.R.L., paralelamente con su actividad gremial tenía una intensa actividad militante
  • 17. en la Juventud Peronista. Era integrante del grupo de Corrientes y Esmeralda yhabía secundado a Gustavo Rearte en el copamiento del puesto de la aeronáuticaen Ezeiza. Sin embargo, no es secuestrado por la policía de la provincia de BuenosAires por su propia actividad, sino buscando a su amigo Alberto Rearte. Se trató deun procedimiento ilegal en jurisdicción de la Capital Federal y Valiese fuesecuestrado frente al número 1776 de la calle Canalejas. La justicia a instancias desu familia y de la UOM reconstruyó el camino hacia la muerte de Felipe Valiesehasta la comisaría de Villa Lynch donde desaparece después de ser terriblementetorturado. Su cuerpo jamás apareció pero su nombre desde entonces simboliza lomejor de aquella juventud que no reparó en peligros por la defensa de sus ideales.Hoy, la calle Canalejas lleva su nombre y así también se denomina el salón deactos de la CGT en su sede de la calle Azopardo 802 de la Capital Federal. Paradojalmente el asesinato de Valiese no hizo retroceder a la J.P., sino que porel contrario, su ejemplo actuó como un enfervorizador de las conciencias. En elmes de agosto del año 1963 una acción propagandística de uno de aquelloscomandos juveniles sorprende al país: el robo del sable del Genera! San Martín delMuseo Histórico Nacional donde estaba en custodia. El hecho tuvo una repercusiónespectacular y el grupo que se lo había llevado del cual era responsable OsvaldoAgosto, exigía para su devolución el retorno del general Perón, la libertad de lospresos políticos y la devolución del cadáver de Evita. La operación fracaso por laconfesión de una persona que conocía el hecho y que cayera presa en otrascircunstancias. Pero el efecto había sido logrado. La represión, por su parte no se quedaba atrás y ampliaba sus círculos: 84personas de filiación nacionalista fueron detenidas en Buenos Aires por realizar unhomenaje a Juan Manuel de Rosas. En Posadas se detiene a otros veinteacusados de formar parte de una conspiración "peronista/comunista". También esclausurado el Teatro La Máscara y poco después, la agencia Télam. Aquella acción represiva no era mayor, porque los militares estaban empeñadosen enfrentarse violentamente entre sí: en septiembre de 1962, se habían producidolos primeros choques entre "azules" y "colorados", los que se repitieron en el añosiguiente. El peronismo seguía siendo "el hecho maldito" de la política argentina. A estaaltura, parecía -y así fue- que no alcanzaban las leyes para prohibirlo, declararlofuera de la ley e intentar borrarlo del mapa. En noviembre de 1962 se dicta elEstatuto de los Partidos Políticos que excluye al peronismo. Como si fuera poco, enfebrero de 1963 se firma un decreto ley que proscribe el peronismo en laselecciones del 23 de junio cuya convocatoria ha sido anunciada por el comandanteen jefe del ejército general Juan Carlos Onganía. El odio gorila no cesaba, lacomisión liquidadora de los bienes de Juan Domingo Perón (Dto. 8124/57)distribuye lo recaudado entre varias entidades.E I 1 0 de abril, se dicta una nueva reglamentación del decreto ley 7165 que prohíbela exaltación del peronismo: la marina ha hecho un planteo por la participaciónneoperonista en las elecciones. El 17 de mayo de ese mismo año, por decreto seprohíbe al Partido Unión Popular, pese a tener personaría legal, el presentarcandidatos a presidente y vicepresidente. Como si todo fuera poco, el 18 de junio,por otro decreto, se prohíben todas las candidaturas del partido Unión Popular. Paralelamente y tratado de divorciar al movimiento obrero de su expresiónpolítica, el movimiento peronista, el gobierno títere de Guido permitió que en
  • 18. enero/febrero de aquel año se celebrara el anhelado Congreso Normalizador de laCGT, en el que-estuvieron representadas 100 organizaciones sindicales de primery segundo grado, eligiendo como secretario general a José Alonso del gremio delvestido, uno de aquellos dirigentes de relevante actuación antes de 1955, habiendosido diputado y director del diario "la Prensa" cuando quedó en manos de la centralobrera. El Congreso Normalizador, liderado y homogeneizado por las 62Organizaciones, criticó en su declaración final el decreto de Seguridad del Estadopromulgado por el nuevo gobierno y exigió la libertad de los detenidos ycondenados por cuestiones políticas, el esclarecimiento de los secuestros y lainvestigación de las torturas. También reclamó la aparición con vida de FelipeValiese. Se iniciaba una etapa de gran vitalidad política de la CGT y deenfrentamiento con el gobierno. Las 62 Organizaciones, lideradas por la UOM,cuyo secretario era Augusto Vandor, comprendieron que se estaban creando lascondiciones en el país para una nueva contraofensiva del peronismo. Para las anunciadas elecciones nacionales, hasta ese momento se perfilabancomo posibles candidatos Vicente Solano Lima-Carlos Sylvestre Begnis, por elFrente Nacional y Popular y Raúl Matera-Horado Sueldo por el partido DemócrataCristiano. Matera es proscripto, y finalmente tampoco se presenta Solano Lima-Begnis, y Juan Perón da órdenes de votar en blanco. El 24 de julio el Colegio Electoral elige presidente de la República a Arturo lllia ycomo vice presidente a Carlos Perette de la Unión Cívica Radical del Puebloquienes en las elecciones sólo alcanzaron el 24,9% de los votos. Su escasa basepopular y la proscripción del peronismo harían que su gobierno tuviera pies debarro: en dos años y ocho meses los militares volverían al poder. No es de extrañar que ese álgido 1963, se cerrara con una violenta represión a lamasiva concentración celebrada en plaza Once, el día 17 de octubre, en que elCuadriunvirato que dirigía como comando táctico, el peronismo, diera a conocer porboca de Andrés Framini, una declaración, en la que se exigía "Derogación de todalegislación represiva y de los decretos que establecen proscripciones o cualquierforma de discriminación. Inmediata convocatoria a elecciones generales en todo elpaís para que el pueblo pueda elegir libremente y sin condiciones, todos los cargoselectivos, desde Presidente para abajo. Regreso inmediato e incondicional a laPatria del Jefe del Movimiento Peronista, compañero Juan Domingo Perón.Restitución de los restos de la compañera Eva Perón. Estas exigencias políticasiban acompañadas con un programa de propuestas económicas y sociales y sedeclaraba el "estado de movilización popular, como método revolucionario para laconquista de los objetivos enunciados".Instituto por la Memoria del Pueblo - Daniel Brión.6- CGTA: UN POLO DE UNIDAD ANTIDICTATORSAL (1968). La CGT de los Argentinos (1968-1973), nacida del congreso normalizador"Amado Olmos" de la central obrera del 28 al 30 de marzo de 1968, surgió comouna respuesta combativa a las variantes de adaptación al régimen generadas porlas conducciones burocratizadas del sindicalismo peronista, nucleadas en las 62Organizaciones con la hegemonía de la Unión Obrera Metalúrgica de Augusto
  • 19. Timoteo Vandor. Las consignas más clásicas de la CGTA traducen ese origen:"Más vale honra sin sindicatos que sindicatos sin honra", y "Unirse desde abajo yorganizarse combatiendo". La actitud antiburocrática de la CGTA implicó por eso, también, un salto deprecisión en el modo como los sectores más dinámicos y combativos de la clasetrabajadora y el activismo peronistas fueron procesando el desarrollo de suexperiencia desde esa identidad política. De manera más explícita en algunos deesos sectores, de forma más latente en otros, con ia CGTA empezaron a asumircomo un hecho el fin de la condición movimientista original del peronismo, suquiebre en varios peronismos distintos y antagónicos. Una manifiesta tendencia hacia posiciones clasistas fue el resultado de ese tripleproceso de síntesis. Funcionó como efecto, pero también como causa deprofundización, de la convergencia de esos sectores del activismo sindical y políticodel peronismo con expresiones de la izquierda marxista y de la militancia cristianaradicalizada. El ya famoso programa del 1 de mayo de la CGT de los Argentinos, redactado porRodolfo Walsh en la tradición de los documentos luminares de La Falda (1957) yHuerta Grande (1962) de las 62 Organizaciones pre-vandoristas, aparece como latraducción sistematizada de esa emergente concepción clasista. Es a partir de esenuevo estadio de la conciencia de clase de los trabajadores peronistas desdedonde el programa propone, con párrafos que parecen en muchos casos escritospara la Argentina menemista de los 90, caminos de unidad de acción para losempresarios nacionales, los pequeños y medianos empresarios, los profesionales,los estudiantes, los intelectuales, los artistas, los religiosos. En sus tres o cuatro años de existencia efectiva, la CGTA intentó ser también ensu práctica cotidiana ese ámbito de convergencia. Lo consiguió, de manera parcial,incompleta, a veces conflictiva, en el plano de la relación entre organizacionessindicales y políticas del peronismo revolucionario, la izquierda y la Iglesiatercermundista. También en el del encuentro en la acción entre ese activismo ygrupos de intelectuales, profesionales y artistas. El semanario de CGTA se convirtió en un instrumento central de eseencuentro. Dirigido por el propio Walsh, con una redacción integrada porperiodistas como Horacio Verbitsky o Rogelio García Lupo, la revista consiguiójuntar un nivel de calidad profesional inusitado con una tarea también sinantecedentes de información sobre las formas y razones de las luchas popularespara consumo de sus propios protagonistas. Llegó a tirar un millón de ejemplares ysus páginas sirvieron, por ejemplo, para editar por primera vez, dividida en variasnotas, la investigación de Walsh sobre el asesinato dei dirigente metalúrgico deAvellaneda Rosendo García, el "¿Quién mató a Rosendo?", el más profundoanálisis del significado político, y de los métodos de acción, del vandorismo. La CGTA fue también el escenario en el que se desarrollaron experiencias demilitancia artística como las del pintor Ricardo Carpani, o las del Grupo CineLiberación, que permitió la filmación -y el uso permanente como herramienta deformación y organización políticas- de la película "La hora de los hornos" deFernando Solanas y Octavio Getino.
  • 20. Carlos, Eichelbaum- www.los70.org.ar ***7 - EL ROSARIAZ.O: fue una serie de movimientos de protesta, incluyendomanifestaciones y huelgas realizadas en la ciudad de Rosario (Argentina), entre losmeses de mayo y septiembre de 1969 contra la dictadura de Juan Carlos Onganía. Se produjo en un clima de tensión generalizada contra el gobierno militar, comoculminación de una escalada comenzada pocos días antes, el 13 de mayo en laprovincia de Tucumán, donde los trabajadores del ingenio azucarero Amalia habíantomado las instalaciones en protesta por el impago de sus salarios. Al día siguiente,manifestaciones en la ciudad de Córdoba tomaron la calle contra la supresión deldescanso sabático (el sábado inglés, vigente desde la década del ’20). 3.500obreros reunidos en asamblea para fijar la posición de su gremio se enfrentaroncon la policía, lo que desembocó en un total de 11 heridos y 26 detenidos.Finalmente, en la provincia de Corrientes, los estudiantes universitarios protestaroncontra el anuncio de un aumento del 500% en los precios del comedor universitario;la policía reprimió la marcha contra el rector Carlos Walker, matando al estudiantecorrentino Juan José Cabral. Los estudiantes rosarinos protestaron contra esasmedidas, llevando a que el gobierno militar declarara la zona en emergencia yordenara la imposición de la jurisdicción militar.Primer Rosariazo:El 16 de mayo, a causa de la inquietud producida por el repudio a los sucesos deCorrientes en la Facultad de Medicina, el rector de la Universidad Nacional deRosario decidió la suspensión de las actividades durante tres días. Los estudiantesse congregaron en el Comedor Universitario, desde donde marcharon por el centrode la ciudad. Mientras tanto, desde la Capital Federal se anunció que se habíandespachado refuerzos policiales a Corrientes y que la Gendarmería Nacional deFormosa estaba acuartelada en previsión de acontecimientos similares. Al día siguiente, un grupo de unos 400 estudiantes se reunió nuevamente frenteal Comedor Universitario, lanzando volantes y haciendo estallar artefactos deestruendo. La policía reprimió la manifestación que coreaba "Acción, acción, acciónpara la liberación". Un periodista describió así los eventos: Un grupo de estudiantes, perseguidos por la policía, corre por la calle Corrienteshacia el sur y dobla por Córdoba, desde Entre Ríos aparecen más policíasdisparando sus armas. Los estudiantes y decenas de sorprendidos transeúntesquedan encerrados... Algunos estudiantes junto a una docena de paseantes —incluidos varios niños— ingresan a la Galería Melipal. El lugar tiene una sola bocade entrada y salida, por lo que otra vez quedan atrapados a merced de losguardias. Los agentes ingresan al edificio y reanudan la golpiza. Entre los policías seencuentra el oficial inspector Juan Agustín Lezcano, un ex empleado de la boiteFranz y Fritz. La gente trata de evitar como puede la lluvia de golpes: se escuchansúplicas, llantos y alaridos. En medio de la confusión suena un disparo. Cuando lapolicía se repliega queda en el suelo, junto a la escalera que lleva a los pisossuperiores, el cuerpo de Adolfo Bello con la cara ensangrentada. El estudiante Adolfo Bello murió pocas horas más tarde. El ministro del Interior,Guillermo Borda, atribuyó la responsabilidad de los hechos a la actividad política y
  • 21. gremial de la izquierda. La Confederación General del Trabajo de los Argentinosdecretó el estado de alerta y citó a un plenario para el 20; mientras tanto,organizaba una olla popular para suplir el comedor, que había sido cerrado pororden de la autoridad. Las manifestaciones cobrarían cada vez más intesidad enlos días siguientes. El 20 de mayo, los estudiantes rosarinos anunciaron un paro nacional. Medidassimilares tuvieron lugar en otras provincias: en Córdoba se realizó una marcha delsilencio, en Corrientes, los docentes pidieron la destitución de las autoridadesuniversitarias y en Mendoza se dispuso un paro de actividades y una marcha delsilencio. El 21 de mayo, las agrupaciones estudiantiles universitarias y de enseñanzassecundarias de Rosario y la CGTA convocaron a una nueva marcha de protesta,que partiría desde la olla popular instalada frente al local de la CGTA. RaimundoOngaro fue uno de los oradores en la asamblea previa. Las fuerzas de seguridad,mientras tanto, acordonaron la zona con fuerzas de infantería, caballería yvehículos blindados, instando a los manifestantes a disolver la concentración. Peseal operativo de seguridad se congregaron más de 4.000 personas. Cuandoiniciaron la movilización fueron reprimidos con gases lacrimógenos y fuerza físicapor la policía. El enfrentamiento devino campal, montándose barricadas en lascalles y encendiéndose hogueras. Durante horas la policía intentó contener a losmanifestantes, pero finalmente debió retirarse. Los manifestantes intentaronbrevemente tomar la Jefatura de Policía, pero renunciaron a la idea y ocuparon elrectorado de la Universidad y la sede de transmisión de LT8 Radio Rosario. Unbalazo policial abatió al obrero y estudiante Luis Norberto Blanco, de 15 años. Lasfuerzas de seguridad atacaron también al médico que lo asistía y el joven muriópocos minutos más tarde. Desde la madrugada del 22, Rosario fue declarada zona de emergencia bajojurisdicción militar. El general Roberto Fonseca quedó al frente del gobierno. Entrepatrullas de gendarmería, 89 personas fueron detenidas como consecuencia de lamarcha. El 23, un grupo de 38 sindicatos dispuso la realización de un masivo paroindustrial. Junto con una declaración de los sectores de la Iglesia más afines a losgrupos obreros, la huelga fue un duro revés para el gobierno. Más de 7.000personas acompañaron al féretro de Blanco en su procesión hacia el cementerio ylos obreros de la Unión Ferroviaria, que había adherido al paro, se manifestaroncontra la suspensión de los delegados que tomaron la medida. El conflicto en losferrocarriles sería agudo y desembocaría directamente en el Segundo Rosariazopocos meses más tarde. Mientras tanto, la oposición al gobierno se materializabaen la negativa de numerosos eclesiásticos a celebrar el Te Deum del 25 de mayo ypocos días más tarde en la insurrección del Cordobazo, seguido de un paronacional. Cuando el 20 de junio el general Onganía visitó el rosarino Monumento ala Bandera, la CGT lo declaró persona non grata. Segundo Rosariazo: Los eventos del primer Rosariazo y el Cordobazo llevaron a que el gobiernomilitar interviniera la Unión Ferroviaria (UF). Los convenios de trabajo fueronmodificados unilateralmente, los dirigentes gremiales fueron encarcelados y seaplicó una reducción universal de sueldos. La tensión iría in crescendo y notardaría en volver a detonar. El 7 de septiembre, los estudiantes de Rosariovolvieron a las calles para conmemorar la muerte de los caídos en el conflicto con
  • 22. las fuerzas represivas. Al día siguiente, los delegados de la sección Rosario de laUF comenzaron una huelga en protesta por la suspensión del delegadoadministrativo Mario J. Horat, que había sido penalizado por promover la adhesióna los paros efectuados contra el gobierno. Más de 4.000 trabajadores se sumaron ala medida y esa misma noche se decidió prolongarla por 72 horas. Otrasseccionales y agrupaciones se adhirieron a la medida. Ante el gran seguimiento del paro en Rosario, Arroyo Seco, Cañada de Gómez,Casilda, Empalme, San Nicolás y Villa Constitución, la empresa anunció medidasde suspensión, a lo que los delegados ferroviarios respondieron declarando lahuelga por tiempo indeterminado. La adhesión a la misma se extendió por todo elpaís. El gobierno nacional, mediante el decreto 5324/69, ordenó la aplicación de la Ley14.467, de Defensa Civil, disponiendo la movilización de todo el personal ferroviariobajo el Código de Justicia Militar y criminalizando por lo tanto la medida de fuerza.A partir del 16, la CGT en pleno se sumó a la protesta, así como las asociacionesestudiantiles y políticas. Mientras tanto, las medidas de fuerza se extendían por elpaís, con la ocupación de varias fábricas en Córdoba y un levantamiento masivo enCipolletti (provincia de Río Negro). El 16 de septiembre, a partir de las 10 de la mañana, comenzó la convergencia de columnas de trabajadores, estudiantes y otros manifestantesen dirección al local de la CGT. Una columna de más de 7.000 obreros ferroviariosse dirigió a los molino harineros Minetti desde el local de La Fraternidad. Se lesumaron otras compuestas por obreros textiles, vidrieros, albañiles, eléctricos,frigoríficos y metalúrgicos. Además de los sindicatos del ferrocarril, la AsociaciónBancaria, la Asociación de Trabajadores del Estado, la Federación de Obreros yEmpleados de Correos y Telecomunicaciones, la Federación de Obreros yEmpleados Telefónicos de la República Argentina, la Federación de Trabajadoresde la Industria de la Alimentación, el Sindicato del Seguro, el Sindicato de ObrerosJaboneros, el Sindicato de la Carne, el Sindicato Unidos Petroleros de Estado, elSindicato Luz y Fuerza, el Sindicato de Trabajadores Químicos y Petroquímicos, elSindicato de Obreros y Empleados Papeleros, el Sindicato Obrero de la Industriadel Vidrio y Afines, el Sindicato de Obreros Panaderos, la Unión de TrabajadoresHoteleros y Gastronómicos de la República Argentina y la Unión ObreraMetalúrgica se adhirieron a la medida. Los tranviarios y transportistas fueron lasmás importantes de las asociaciones que se negaron a acatarla, lo que se reflejóen la quema de transportes. Ante la resistencia policial, los manifestantes volvieron a erigir barricadas y aenfrentarse abiertamente a las fuerzas de seguridad. Los vehículos policiales y detransporte público fueron incendiados y la manifestación logró avanzar, haciendoretroceder a la policía hacia unas pocas plazas fuertes formadas por las sedesinstitucionales, en particular la del Comando del II Cuerpo de Ejército y la Jefaturade Policía. El conflicto se extendió a los barrios, de donde se repelió a la policía. Un total deunos 250.000 manifestantes lograron mantener el control de la situación durantetodo el día. No fue hasta el 17 cuando el Ejército reemplazó a las fuerzas deseguridad, informando un comunicado del general Herberto Robinson, que abriófuego contra cualquier grupo que se le opuso. Se conformaron tribunales militares
  • 23. ad hoc. El entonces coronel Leopoldo Fortunato Galtieri comandaba las fuerzas delarma de artillería que ¡levaron a cabo la acción a partir de las 21:00. La resistenciaen algunos barrios continuó aún otro día más, hasta que los militares tomaroncontrol de toda la ciudad. Ceruti, Leónidas; Sellares, Mirta (2002). Revista Los 70. * je•k8 - MOVIMIENTO DE SACERDOTES PARA EL TERCER MUNDO. El Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo fue un movimientocarismático dentro de la Iglesia Católica argentina, que intentó articular la idea derenovación de la Iglesia subsiguiente al Concilio Vaticano II con una fuerteparticipación política y social; formado principalmente por sacerdotes activos envillas miseria y barrios obreros, entre 1967 y 1976 fue uno de los canales por los secanalizó la acción social, muy cercano a organizaciones de la izquierda peronista yen ocasiones al marxismo. El movimiento renovador dentro de la Iglesia Católica había dado varios frutosmuy visibles en años anteriores, en especial las modificaciones en el culto y en laorientación secular de la iglesia establecidas en el Concilio Vaticano II y lasindicaciones sobre la implicación de la Iglesia en la acción social contenidas en laencíclica Populorum Progressio dictada por el papa Pablo VI. En 1967 el obispobrasileño Hélder Cámara lideró un grupo de 18 obispos de Latinoamérica, Asia yÁfrica que redactó una proclama, en la que se vinculaba la situación de pobreza ydesamparo de los ciudadanos del Tercer Mundo con la explotación a la que lascorporaciones multinacionales, con el aval de los gobiernos de los paísesindustrializados, los sometían, y expresando el compromiso religioso con la mejorade la misma. En agosto de 1968, la reunión de la Conferencia EpiscopalLatinoamericana en la ciudad colombiana de Medellín llegó a conclusionessimilares; el documento redactado por la misma declaró el compromiso de la Iglesiaen la mejora de la situación de los pobres, actuando sobre las situaciones queoriginaban la miseria. La adaptación al momento político, de acuerdo a la CELAM,obligaba a los sacerdotes a avalar acciones políticas de diferente cariz —revolucionarias, pacíficas o violentas— en los distintos contextos nacionales. La reacción al documento de Medellín encontró a la curia argentina ya enefervescencia; tres sacerdotes porteños, Héctor Botán, Miguel Ramondetti yRodolfo Ricciardelli, habían hecho circular unos meses antes el Manifiesto de los 18Obispos, proponiendo entre sus colegas la formación del MSTM. Las respuestasfueron numerosas, y para fines de ese año más de 200 curas se habían integradoal mismo. El primer encuentro, realizado en mayo de 1968, contó con el aval tácitode los obispos Guillermo Bolatti, Enrique Angelelli, Alberto Devoto, JerónimoPodestá, Jaime de Nevares, Adolfo Tortolo y Vicente Zaspe, aunque ninguno deellos llegó a formar parte del movimiento. Junto con numerosos laicos, el MSTM se dedicó al trabajo social en zonasmarginales, además de apoyar las reivindicaciones obreras. La cercanía con lossindicatos aproximó a muchos de sus miembros al movimiento peronista. La deriva teológica no tardó en recibir duras condenas del episcopado. Uncomunicado del MSTM que abogaba por la socialización del poder económico,político y cultural y la supresión de la propiedad privada de los medios de
  • 24. producción fue declarado contrario a la doctrina eclesiástica. Otras diferencias concernían a la posición política; incluso dentro del mismoperonismo, la línea más próxima a la cúpula sindical promovía una concepciónrelativamente verticalista, mientras que las posiciones del interior abogaban por unaestructura más descentralizada. Finalmente, otros eran afines al marxismo, enespecial la línea guevarista. Estas diferencias llevaron a una fuerte ruptura en elencuentro de 1973, en que se mostraron irreconciliables; aunque la acciónindividual de los sacerdotes no disminuyó, dejaron de presentar un frenteorganizado. Junto con el recrudecimiento de la represión, tras la muerte de Perón yel ascenso de José López Rega, el movimiento perdió capacidad de acción y acabópor disolverse unos años más tarde. Aunque algunos de sus miembrosabandonaron la iglesia, especialmente para contraer matrimonio, la mayoríapermaneció en la misma; un estudio de 1988 indicaba que un 67% conservaba aúnsu estado clerical.Ortolani, Luis (2002). «La Iglesia de los Oprimidos: Sacerdotes para el TercerMundo». Política, Cultura y Sociedad en los 70.
  • 25. * * *9 - REPORTAJE A HECTOR CÁMPORA EN LA REVISTA PRIMERA PLANA, N°472, EL 11 DE FEBRERO DE 1972."Sí, ya lo creo. Fueron diez días de intenso trabajo." En el Aeropuerto de Barajas, la madrugada del jueves 10, un sonriente JuanPerón sintetizaba a Primera Plana el resultado de sus últimas reuniones con HéctorJorge Cámpora. Entretanto, éste -impecable camisa de seda natural, pantalón beige, blazer azul-ascendía al Boeing 707 320B, matrícula norteamericana N 739 AL, que iba a traerlode regreso a Buenos Aires. Ya sobre Ezeiza, el aparato debió revolotear más deuna hora por falta de plafond para el aterrizaje. Fue el momento aprovechado porPrimera Plana: abordando al Delegado Personal, consiguió recoger sus enfoques yrevelaciones a tres mil metros de! suelo. Una táctica previsora. Cuando el aviónhubo tocado finalmente la pista, Cámpora apenas platicó unos minutos con losperiodistas. En seguida fue introducido por su hijo Carlos Alberto y por el secretariogeneral Jorge Gianola en su Chevrolet 400 verde, que partió hacia lo desconocido.-Doctor Cámpora, de sus conversaciones con Perón, ¿qué conclusiones extraeusted sobre el modo en que él ve lo que está sucediendo en la Argentina? -Elgeneral se halla sumamente preocupado sobre la situación económica en nuestropaís y sobre las penurias que el costo de vida y el desempleo infligen al pueblotrabajador.-¿Y en lo político? ¿Insiste en su exigencia de que se acorte el plazo para laconvocatoria a elecciones?—Sí, señor. Categóricamente.-¿Confían en que al fin se concretará la salida electoral? -Nosotros como la granmayoría del pueblo argentino, somos escépticos.-El general Perón ha emplazado hasta junio al gobierno para que culminen lasdefiniciones electorales. Ese plazo, ¿se mantiene o se ha acortado? -En eseterreno, el justicialismo continúa la tarea emprendida.-¿Qué piensa acerca de las manifestaciones que el Presidente habría formulado asus camaradas de armas, calificando al futuro gobierno como "de transición yconsolidación"? -Si ese trascendido es veraz, el propósito carece de sentido. Elpueblo argentino jamás aceptaría "salidas condicionadas".-¿Hay novedades en torno de la candidatura presidencial de Perón? -El general hadicho que hará lo que quiera el pueblo. Y las bases ya se han pronunciado.-¿Cómo tomó Perón la propuesta de Rogelio Frigerio en el sentido de constituir unFrente Nacional? -Yo todavía no me encontraba en Madrid cuando fue el señorFrigerio. Pero el Frente Nacional ya existe: es la
  • 26. coincidencia de los partidos que aspiran a la normalización institucional del país, enjuego limpio y sin pactos. El justicialismo integra esa coincidencia que es La Horadel Pueblo.-Pero según reveló el mismo Frigerio, muy pronto Perón recibirá al doctor ArturoFrondizi. ¿Qué trascendencia le atribuye a esa futura entrevista de ambos expresidentes? -El general Perón siempre ha recibido y recibe a todos los argentinosinquietos por el destino del país.-¿Es cierto que el embajador Rojas Silveyra visita a menudo ai general Perón? -Nolo sé.-En Madrid se dice que hubo y que habrá otros enviados del gobierno argentinopara conversar con Perón. -Yo también he escuchado decir eso en Madrid.-¿Es verdad que usted trae una cinta grabada del general? ¿Qué dice? - Sí, esverdad. El general Perón ratifica allí las consignas de unidad, solidaridad yorganización.-A propósito de unidad, seguramente usted conversó con el general sobre lasituación interna planteada en el justicialismo entre ciertos grem¡alistas y losrepresentantes de la juventud.. -Mire, acontecimientos así, lejos de resultarnegativos, son los que verdaderamente le dan vida al Movimiento. Pero, en últimainstancia, usted sabe que para todo verdadero peronista no hay nada mejor queotro peronista. Si en estos momentos el país está asistiendo al espectáculo deantiguos adversarios políticos sentados a la misma mesa de una coincidencia,¿cómo no van a poder superarse las diferencias que se generen entre peronistas?-Hoy se cierra la afiliación en el Partido Justicialista. ¿Cuándo quedará concluido elproceso de organización interna? -El 7 de mayo, día en que seconmemora el cumpleaños de la compañera Evita, se realizarán las elecciones delas cuales saldrán las autoridades partidarias definitivas. Con eso se completa elproceso de organización interna.-¿Habrá lista única? -Ese es el deseo del general Perón, expresado en la cinta aque usted hacía referencia. El jefe del justicialismo previene contra el peligro de losenfrentamientos internos, fomentados y aprovechados por nuestros enemigos.-Hablando de otra cosa, doctor Cámpora, ¿qué novedades trae acerca de lasactividades próximas de lsabelita?-Lo primero que haré será ir a verla.-Tenemos entendido que ha postergado su gira al interior. -En efecto. La ComisiónNacional que integran todas las ramas del Movimiento y que debía programar esagira de la señora estimó más conveniente postergar dicho viaje para mediados demarzo. Y como el general estaba ansioso por ver a su señora esposa, resolvieronque ella se trasladase ahora a Madrid, a fin de regresar a Buenos Aires sobre lafecha de la gira. La visita de la señora Isabel Perón ha despertado un enormeinterés y entusiasmo en las provincias y es preciso diagramar su trayecto con elmáximo cuidado, tratando de conciliar las aspiraciones de todos. Esto se los digocomo un trascendido; oportunamente la Comisión dará a conocer el programadefinitivo.-Una última pregunta, doctor Cámpora. ¿Vuelve Perón? ¿Cuándo? -Según calculasu abogado, el doctor Isidoro Ventura Mayoral, los procesos calumniosos einjuriosos que la reacción oligárquica urdió contra el general Perón podrían
  • 27. declararse prescriptos alrededor del mes de abril. Si ello se concreta, si el gobierno cumple entregando el pasaporte y si Perón estima que existen las lógicas condiciones de seguridad personal, el ilustre argentino va a regresar a su patria. Porque Juan Perón siempre hace lo que quiere el pueblo. Y su retorno triunfal a nuestra tierra hace dieciséis años que es el clamor unánime de las grandes mayorías argentinas. *** IV - Anexo Trabajo de Reflexión Colectiva. a- Ponencia Introductoria, en relato cronológico sobre los hechos y personajes mas relevantes de período a cargo de la Coordinación General. Acompañado de: II - Proyección de extractos de film “Cazadores de Utopías”. III - Power Point elaborado por la Coordinación sobre el período. b- Divido en 3 subgrupos, con igual cantidad de integrantes, los Coordinadores entregan para la lectura grupal un Sujeto Histórico para ser analizado en su dimensión tanto política como cultural, buscando puntos de ruptura con los que los mismo se diferencian de un otro en cuanto a su adhesión al Movimiento Popular. c- El Trabajo Grupal con Dinámica de Taller es sistematizado por un integrante del subgrupo realizando una ponencia ante el grupo en general en la que describe la Matriz de Pensamiento que animo a! Sujeto Histórico analizado. d- Cierre del encuentro con una Reflexión de Síntesis a cargo de la Coordinación General.TRES SUJETOS HISTORICOS PARA SER REFLEXIONADOS AL INTERIOR DELOS SUBGRUPOS.A - MENSAJE A LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO.PROGRAMA DEL 1o DE MAYO - CGT DE LOS ARGENTINOS (1968).1. Nosotros, representantes de la CGT de los Argentinos, legalmente constituidaen el congreso normalizador Amado Olmos, en este Primero de Mayo nosdirigimos al pueblo. Los invitamos a que nos acompañen en un examen de conciencia, una empresacomún y un homenaje a los forjadores, a los héroes y los mártires de la clasetrabajadora. En todos los países del mundo ellos han señalado el camino de la liberación.Fueron masacrados en oscuros calabozos como Felipe Valiese, cayeronasesinados en los ingenios tucumanos, como Hilda Guerrero. Padecen todavía eninjustas cárceles. En esas luchas y en esos muertos reconocemos nuestro fundamento, nuestropatrimonio, la tierra que pisamos, la voz con que queremos hablar, los actos quedebemos hacer: esa gran revolución incumplida y traicionada pero viva en elcorazón de los argentinos.2. Durante años solamente nos han exigido sacrificios. Nos aconsejaron quefuésemos austeros: lo hemos sido hasta el hambre. Nos pidieron que aguantáramos un invierno: hemos aguantado diez. Nos exigen
  • 28. que racionalicemos: así vamos perdiendo conquistas que obtuvieron nuestrosabuelos. Y cuando no hay humillación que nos falte padecer ni injusticia que restecometerse con nosotros, se nos pide irónicamente que "participemos". Les decimos: ya hemos participado, y no como ejecutores sino como víctimas enlas persecuciones, en las torturas, en las movilizaciones, en los despidos, en lasintervenciones, en los desalojos. No queremos esa clase de participación. Un millón y medios de desocupados y subempleados son la medida de estesistema y de este gobierno elegido por nadie. La clase obrera vive su hora másamarga. Convenios suprimidos, derechos de huelga anulados, conquistaspisoteadas, gremios intervenidos, personerías suspendidas, salarios congelados. La situación del país no puede ser otro que un espejo de la nuestra. El índice demortalidad infantil es cuatro veces superior al de los países desarrollados, veinteveces superior en zonas de Jujuy donde un niño de cada tres muere antes decumplir un año de vida. Más de la mitad de la población está parasitada por la anquilostomiasis en ellitoral norteño; el cuarenta por ciento de los chicos padecen de bocio en Neuquén;la tuberculosis y el mal de Chagas causan estragos por doquier. La deserciónescolar en el ciclo primario llega al sesenta por ciento; al ochenta y tres por cientoen Corrientes, Santiago del Estero y el Chaco; las puertas de los colegiossecundarios están entornadas para los hijos de los trabajadores y definitivamentecerradas las de la Universidad. La década del treinta resucita en todo el país con su cortejo de miseria y de ollaspopulares. Cuatrocientos pesos son un jornal en los secaderos de yerba, trescientos en losobrajes, en los cañaverales de Tucumán se olvida ya hasta el aspecto del dinero. A los desalojos rurales se suma ahora la reaccionaria ley de alquileres, quecoloca a decenas de miles de comerciantes y pequeños industriales en situaciónde desalojo, cese de negocios y aniquilamiento del trabajo de muchos años. No queda ciudad en la República sin su cortejo de villas miserias donde elconsumo de agua y energía eléctrica es comparable al de las regiones interioresdel Africa. Un millón de personas se apiñan alrededor de Buenos Aires encondiciones infrahumanas, sometidas a un tratamiento de gheto y a las razziasnocturnas que nunca afectan las zonas residenciales donde algunos "correctos"funcionarios ultiman la venta del país y donde jueces "impecables" exigen coimasde cuarenta millones de pesos. Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados denuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejasbanderas de la lucha.3. Grandes países que salieron devastados de la guerra, pequeños países queaún hoy soportan invasiones e implacables bombardeos, han reclamado de sushijos penurias mayores que las nuestras. Si un destino de grandeza nacional, si ladefensa de la patria, si la definitiva liquidación de las estructuras explotadorasfuesen la recompensa inmediata o lejana de nuestros males, ¿qué duda cabe deque los aceptaríamos en silencio? Pero no es así. El aplastamiento de la claseobrera va acompañado de la liquidación de la industria nacional, la entrega detodos los recursos, la sumisión a los organismos financieros internacionales.Asistimos avergonzados a la culminación, tal vez el epílogo de un nuevo períodode desgracias. Durante el año 1967 se ha completado prácticamente la entrega del patrimonioeconómico del país a los grandes monopolios norteamericanos y europeos. En
  • 29. 1958 el cincuenta y nueve por ciento de lo facturado por las cincuenta empresasmás grandes del país correspondía a capitales extranjeros; en 1965 esa cifraascendía al sesenta y cinco por ciento; hoy se puede afirmar que tres cuartaspartes del gran capital invertido pertenece a los monopolios. La empresa que en 1965 alcanzó la cifra más alta de ventas en el país, en 1968ha dejado de ser argentina. La industria automotriz está descoyuntada, dividida enfragmentos que han ¡do a parar uno por uno a los grupos monopolistas. Viejasactividades nacionales como la manufactura de cigarrillos pasaron en bloque aintereses extranjeros. El monopolio norteamericano del acero está a punto dehacer su entrada triunfal. La industria textil y la de la alimentación estánclaramente penetradas y amenazadas. El método que permitió este escandaloso despojo no puede ser más simple. Elgobierno que surgió con el apoyo de las fuerzas armadas, elegido por nadie,rebajó los aranceles de importación, los monopolios aplicaron la ley de la selva —el dumping—, los fabricantes nacionales, hundiéronse. Esos mismos monopolios,sirviéndose de bancos extranjeros ejecutaron luego a los deudores, llenaron decréditos a sus mandantes que con dinero argentino compraron a precio debancarrota las empresas que el capital y el trabajo nacional habían levantado enaños de esfuerzo y sacrificio. Este es el verdadero rostro de la libre empresa, de la libre entrega, filosofíaoficial del régimen por encima de ilusorias divisiones entre "nacionalistas" y"liberales", incapaces de ocultar la realidad de fondo que son los monopolios en elpoder. Este poder de los monopolios que con una mano aniquila a la empresa privadanacional, con la otra amenaza a las empresas del Estado donde la racionalizaciónno es más que el prólogo de la entrega, y anuda los últimos lazos de ladependencia financiera. Es el Fondo Monetario Internacional el que fija elpresupuesto del país y decide si nuestra moneda se cotiza o no en los mercadosinternacionales. Es el Banco Mundial el que planifica nuestras industrias claves.Es el Banco Interamericano de Desarrollo el que indica en qué países podemoscomprar. Son las compañías petroleras las que cuadriculan el territorio nacional yde sus mares aledaños con el mapa de sus inicuas concesiones. El proceso deconcentración monopolista desatado por el gobierno no perdonará un solo renglónde la actividad nacional. Poco más y sólo faltará desnacionalizar la tradiciónargentina y los museos. La participación que se nos pide es, además de la ruina de la clase obrera, elconsentimiento de la entrega. Y eso no estamos dispuestos a darlo lostrabajadores argentinos.4. La historia del movimiento obrero, nuestra situación concreta como clase y lasituación del país nos llevan a cuestionar el fundamento mismo de esta sociedad:la compraventa del trabajo y la propiedad privada de los medios de producción. Afirmamos que el hombre vale por sí mismo, independientemente de surendimiento. No se puede ser un capital que rinde un interés, como ocurre en unasociedad regida por los monopolios dentro de la filosofía libreempresista. Eltrabajo constituye una prolongación de la persona humana, que no debecomprarse ni venderse. Toda compra o venta del trabajo es una forma deesclavitud. La estructura capitalista del país, fundada en la absoluta propiedad privada delos medios de producción, no satisface sino que frustra las necesidades colectivas,
  • 30. no promueve sino que traba el desarrollo individual. De ella no puede nacer unasociedad justa ni cristiana. El destino de los bienes es servir a la satisfacción de las necesidades de todoslos hombres. En las actualidades prácticamente todos los bienes se hallanapropiados, pero no todos los hombres pueden satisfacer sus necesidades: el pantiene dueño pero un dueño sin hambre. He aquí al descubierto la barrera quesepara las necesidades humanas de los bienes destinados a satisfacerlas: elderecho de propiedad tal como hoy es ejercido. Los trabajadores de nuestra patria, compenetrados del mensaje evangélico deque los bienes no son propiedad de los hombres sino que los hombres debenadministrarlos para que satisfagan las necesidades comunes, proclamamos lanecesidad de remover a fondo aquellas estructuras.Para ello retomamos pronunciamientos ya históricos de la clase obrera argentina,a saber:•La propiedad sólo debe existir en función social.•Los trabajadores, auténticos creadores del patrimonio nacional, tenemos derechoa intervenir no sólo en la producción, sino en la administración de las empresas yla distribución de los bienes.• Los sectores básicos de la economía pertenecen a la Nación. El comercioexterior, los bancos, el petróleo, la electricidad, la siderurgia y los frigoríficosdeben ser nacionalizados.• Los compromisos financieros firmados a espaldas del pueblo no pueden serreconocidos.• Los monopolios que arruinan nuestra industria y que durante largos años noshan estado despojando, deben ser expulsados sin compensación de ningunaespecie.• Sólo una profunda reforma agraria, con las expropiaciones que ella requiera,puede efectivizar el postulado de que la tierra es de quien la trabaja.• Los hijos de obreros tienen los mismos derechos a todos los niveles de laeducación que hoy gozan solamente los miembros de las clases privilegiadas.A los que afirman que los trabajadores deben permanecer indiferentes al destinodel país y pretenden que nos ocupemos solamente de problemas sindicales, lesrespondemos con las palabras de un inolvidable compañero, Amado Olmos, quiendías antes de morir, desentrañó para siempre esa farsa: El obrero no quiere lasolución por arriba, porque hace doce años que la sufre y no sirve. El trabajadorquiere el sindicalismo integral, que se proyecte hacia el control del poder, queasegura en función de tal el bienestar del pueblo todo. Lo otro es el sindicalismoamarillo, imperialista, que quiere que nos ocupemos solamente de los convenios ylas colonias de vacaciones.5. Las palabras de Olmos marcan a fuego el sector de dirigentes que acaban detraicionar al pueblo y separarse para siempre del movimiento obrero. Con suexperiencia, que ya era sabiduría profética, explicó los motivos de esa defección."Hay dirigentes —dijo—, que han adoptado las formas de vida, los automóviles,las casas, las inversiones y los gustos de la oligarquía a la que dicen combatir.Desde luego con una actitud de ese tipo no pueden encabezar a la clase obrera". Son esos mismos dirigentes los que apenas iniciado el congreso normalizadordel 28 de marzo, convocado por ellos mismos, estatutariamente reunido, quedesde el primer momento sesionó con el quorum necesario, lo abandonaron porno poder dominarlo y cometieron luego la felonía sin precedentes en los analesdel sindicalismo de denunciar a sus hermanos ante la Secretaría de Trabajo. Son
  • 31. ellos los que hoy ocupan un edificio vacío y usurpan una sigla, pero han asumidoal fin su papel de agentes de un gobierno, de una oligarquía y de un imperialismo. ¿Qué duda cabe hoy de que Olmos se refería a esos dirigentes que seautocalifican de "colaboracionistas" y "participacionistas"? Durante más de unlustro cada enemigo de la clase trabajadora, cada argumento de sanciones, cadaeditorial adverso, ha sostenido que no existía en el país gente tan corrompidacomo algunos dirigentes sindicales. Costaba creerlo, pero era cierto. Era ciertoque rivalizaban en el lujo insolente de sus automóviles y el tamaño de sus quintasde fin de semana, que apilaban fichas en los paños de los casinos y hacían colaen las ventanillas de los hipódromos, que paseaban perros de raza en lasexposiciones internacionales. Esa satisfacción han dado a los enemigos del movimiento obrero, esa amarguraa nosotros. Pero es una suerte encontrarlos al fin todos juntos — dirigentes ricosque nunca pudieron unirse para defender trabajadores pobres —, funcionarios ycómplices de un gobierno que se dice llamado a moralizar y separados parasiempre de la clase obrera.Con ellos, que voluntariamente han asumido ese nombre de colaboracionistas,que significa entregadores en el lenguaje internacional de la deslealtad, no hayadvenimiento posible. Que se queden con sus animales, sus cuadros, susautomóviles, sus viejos juramentos falsificados, hasta el día inminente en que unaráfaga de decencia los arranque del último sillón y de las últimas representacionestraicionadas.6. La CGT de los Argentinos no ofrece a los trabajadores un camino fácil, unpanorama risueño, una mentira más. Ofrece a cada uno un puesto de lucha. Lasdirecciones indignas deben ser barridas desde las bases. En cada comisióninterna, cada gremio, cada federación, cada regional, los trabajadores debenasumir su responsabilidad histórica hasta que no quede un vestigio decolaboracionismo. Esa es la forma de probar que la unidad sigue intacta y que losfalsos caudillos no pueden destruir desde arriba lo que se ha amasado desdeabajo con el dolor de tantos. Este movimiento está ya en marcha, se propaga con fuerza arrasadora portodos los caminos de la República. Advertimos sin embargo que de la celeridad de ese proceso depende el futurode los trabajadores. Los sectores interesados del gobierno elegido por nadie noactúan aún contra esta CGT elegida por todos; calculan que la escisión promovidapor dirigentes vencidos y fomentada por la Secretaría de Trabajo bastará paradistraer unos meses a la clase obrera, mientras se consuman etapas finales de laentrega. Si nos limitáramos al enfrentamiento con esos dirigentes, aun si losdesalojáramos de sus últimas posiciones, seríamos derrotados cuando en elmomento del triunfo cayeran sobre nosotros las sanciones que debemos esperarpero no temer. El movimiento obrero no es un edificio ni cien edificios; no es una personería nicien personerías; no es un sello de goma ni es un comité; no es una comisióndelegada ni es un secretariado. El movimiento obrero es la voluntad organizadadel pueblo y como tal no se puede clausurar ni intervenir. Perfeccionando esavoluntad pero sobre todo esa Organización debemos combatir con más fuerzaque nunca por la libertad, la renovación de los convenios, la vigencia de lossalarios, la derogación de leyes como la 17.224 y la 17.709, la reapertura y
  • 32. creación de nuevas fuentes de trabajo, el retiro de las intervenciones y laanulación de las leyes represivas que hoy ofenden a la civilización queconmemora la declaración y el ejercicio de los derechos humanos. Aun eso no es suficiente. La lucha contra el poder de los monopolios y contratoda forma de penetración extranjera es misión natural de la clase obrera, que ellano puede declinar. La denuncia de esa penetración y la resistencia a la entrega delas empresas nacionales de capital privado o estatal son hoy las formas concretasdel enfrentamiento. Porque la Argentina y los argentinos queremos junto con larevolución moral y de elevamiento de los valores humanos ser activosprotagonistas y no dependientes en la nueva era tecnológica que transforma almundo y conmociona a la humanidad. Y si entonces cayeran sobre nosotros los retiros de personería, lasintervenciones y las clausuras, será el momento de recordar lo que dijimos en elcongreso normalizador: que a la luz o en la clandestinidad, dentro de la ley o enlas catacumbas, este secretariado y este consejo directivo son las únicasautoridades legítimas de los trabajadores argentinos, hasta que podamosreconquistar la libertad y la justicia social y le sea devuelto al pueblo el ejercicio delpoder.7. La CGT de los Argentinos no se considera única actora en el proceso que viveel país, no puede abstenerse de recoger las aspiraciones legítimas de los otrossectores de la comunidad ni de convocarlos a una gran empresa común, no puedesiquiera renunciar a la comunicación con sectores que por una erróneainteligencia de su papel verdadero aparecen enfrentados a nuestros intereses.Apelamos pues:• A los empresarios nacionales, para que abandonen la suicida política desumisión a un sistema cuyas primeras víctimas resultan ellos mismos. Losmonopolios no perdonan, los bancos extranjeros no perdonan, la entrega noadmite exclusiones ni favores personales. Lealmente les decimos: fábrica porfábrica los hemos de combatir en defensa de nuestras conquistas avasalladas,pero con el mismo vigor apoyaremos cada empresa nacional enfrentada con unaempresa extranjera. Ustedes eligen sus alianzas: que no tengan que llorar porellas.• A los pequeños comerciantes e industriales, amenazados por desalojo enbeneficio de cuatro inmobiliarias y un par de monopolios dispuestos a repetir eldespojo consumado con la industria, a liquidar los últimos talleres, a comprar poruno lo que vale diez, a barrer hasta con el almacenero y el carnicero de barrio enbeneficio del supermercado norteamericano, que es el mercado único, sincompetencia posible. Les decimos: su lugar está en la lucha, junto a nosotros.• A los universitarios, intelectuales, artistas, cuya ubicación no es dudosa frente aun gobierno elegido por nadie que ha intervenido las universidades, quemandolibros, aniquilando la cinematografía nacional, censurando el teatro, entorpeciendoel arte. Les recordamos: el campo del intelectual es por definición la conciencia.Un intelectual que no comprende lo que pasa en su tiempo y en su país es unacontradicción andante, y el que comprendiendo no actúa, tendrá un lugar en laantología del llanto, no en la historia viva de su tierra.• A los militares, que tienen por oficio y vocación la defensa de la patria: Nadie lesha dicho que deben ser los guardianes de una clase, los verdugos de otra, elsostén de un gobierno que nadie quiere, los consentidores de la penetraciónextranjera. Aunque se afirme que ustedes no gobiernan, a los ojos del mundo son
  • 33. responsables del gobierno. Con la franqueza que pregonan les decimos: quepreferiríamos tenerlos a nuestro lado y del lado de la justicia, pero que noretrocederemos de las posiciones que algunos de ustedes parecieran haberabandonado pues nadie debe ni puede impedir el cumplimiento de la soberanavoluntad del pueblo, única base de la autoridad del poder público.• A los estudiantes queremos verlos junto a nosotros, como de algún modoestuvieron juntos en los hechos, asesinados por los mismos verdugos, SantiagoPampillón y Felipe Valiese. La CGT de los Argentinos no les ofrece halagos nicomplacencias, les ofrece una militancia concreta junto a sus hermanostrabajadores.• A los religiosos de todas las creencias: sólo palabras de gratitud para los máshumildes entre ustedes, los que han hecho suyas las palabras evangélicas, losque saben que "el mundo exige el reconocimiento de la dignidad humana en todasu plenitud, la igualdad social de todas las clases", como se ha firmado en elconcilio, los que reconocen que "no se puede servir a Dios y ai dinero". Loscentenares de sacerdotes que han estampado su firma al pie del manifiesto conque los obispos del Tercer Mundo llevan a la práctica las enseñanzas de laPopulorum Progressio: "La Iglesia durante un siglo ha tolerado al capitalismo...pero no puede más que regocijarse al ver aparecer en la humanidad otro sistemasocial menos alejado de esa moral... La Iglesia saluda con orgullo y alegría unahumanidad nueva donde el honor no pertenece al dinero acumulado entre lasmanos de unos pocos, sino a los trabajadores obreros y campesinos". Ese es ellenguaje que ya han hablado en Tacuarendí, en Tucumán en las villas miserias,valerosos sacerdotes argentinos y que los trabajadores quisiéramos oir en todaslas jerarquías. 8. La CGT convoca en suma a todos los sectores, con la únicaexcepción de minorías entregadoras y dirigentes corrompidos, a movilizarse en loscuatro rincones del país para combatir de frente al imperialismo, los monopolios yel hambre. Esta es la voluntad indudable de un pueblo harto de explotación ehipocresía, herido en su libertad, atacado en sus derechos, ofendido en sussentimientos, pero dispuesto a ser el único protagonista de su destino. Sabemos que por defender la decencia todos los inmorales pagarán campañaspara destruirnos. Comprendemos que por reclamar libertad, justicia ycumplimiento de la voluntad soberana de los argentinos, nos inventarán todos losrótulos, incluso el de subversivos, y pretenderán asociarnos a secretasconspiraciones que desde ya rechazamos. Descontamos que por defender la autodeterminación nacional se unirán losexplotadores de cualquier latitud para fabricar las infamias que les permitanclausurar nuestra voz, nuestro pensamiento y nuestra vida. Alertamos que porluchar junto a los pobres, con nuestra única bandera azul y blanca, los viejos ynuevos inquisidores levantarán otras cruces, como vienen haciendo a lo largo delos siglos. Pero nada nos habrá de detener, ni la cárcel ni la muerte. Porque no se puedeencarcelar y matar a todo el pueblo y porque la inmensa mayoría de losargentinos, sin pactos electorales, sin aventuras colaboracionistas ni golpistas,sabe que sólo el pueblo salvará al pueblo. Programa redactado por Rodolfo Waish.B - UN CURA SE CONFIESA - ENTREVISTA REVISTA SIETE DÍAS, 1972 Fue muchas veces señalado como un sacerdote subversivo. Sin embargo,Carlos Mugica (el polémico capellán porteño) cree respetar los mandatos de Cristo
  • 34. y descerraja sus iras contra "las jerarquías clericales comprometidas con el dinero,el privilegio y el desorden establecido en todo el país". Es una ráfaga implacable, un martilleo de palabras, la lúcida coherencia que setransmite eléctricamente al gesto en esa permanente y reconcentrada actitud delque amenaza con violentar todos los esquemas -un dogma, una religión, unafilosofía- pero repentinamente cede y adopta posiciones expectantes. Rubio, deojos azules, pulóver de cuello alto y pantalones negros, no parece un sacerdote;sólo los libros que trepan por las paredes de su departamento de un ambiente, enel barrio de Palermo, en Buenos Aires, denuncian la presencia de un miembro dela Iglesia Católica. Es que Carlos Múgica (39, profesor de teología en las facultades de Economía,Ciencias Políticas y Derecho de la Universidad del Salvador y capellán de laparroquia San Francisco Solano, en Villa Luro), a diferencia de la nueva corrientede sacerdotes católicos, prefiere ignorar ese halo paternalista, el statusprivilegiado que la sociedad se empecina en otorgarle, para dar de sí -espontáneamente, sin premeditación- la imagen de lo que cree ser: simplementeun hombre común, con toda la riqueza y las limitaciones de los seres humanos; alo sumo, siente quizá con más profundidad que sus "hermanos" -palabra habitualen su vocabulario- una problemática responsabilidad, ser también mensajero desus conflictos. Pero esa humildad -que se refleja inflexivamente en su manera de vivir- no leposibilitó soslayar una creciente popularidad alrededor de su figura. Lo publicaronasí sus declaraciones por radio y televisión ("El socialismo -espetó en una de lasemisiones del programa Tiempo Nuevo, dirigido por Bernardo Neustadt, en Canal11- es el régimen que menos contraría la moral cristiana");lo sacaron del anonimato pronunciamientos tales como el que barbotó cuandoArturo lllia fue elegido presidente de la Nación: "Hoy es un día triste para el país -dijo Mugica el 12 de octubre de 1963-, una parte importante del pueblo argentinoha sido marginado de los comicios y será dirigido por un hombre a quien sólo votóel 18 por ciento de los electores". El fogoso sacerdote reconoce que fue arduo el camino recorrido para quepudiera recalar, finalmente, en esas posiciones, "no extremas -defiende- sinocoherentes con la actual actitud de un grupo relevante de obispos de la IglesiaCatólica".-Sin embargo, cuando usted eligió ser Sacerdote no enarbolaba las mismasbanderas. -En efecto. Ingresé al seminario hace 18 años, en 1951, y vivía en esaépoca, el catolicismo individualista, fiel al slogan "salva tu alma".-¿Qué significaba para usted ser sacerdote? -Salvar mi alma, es decir: ir al Cielo,buscar la felicidad, esa que está en Dios. Evidentemente era bastante egoísta miactitud, aunque también entonces cambió radicalmente mi vida, porque fuecuando descubrí la alegría de vivir en Dios.-¿Quién es, qué es Dios? -Definitivamente, Dios no es una idea sino alguien. Dioses una persona que se entregó totalmente a mí y se dejó matar por mí. Para míCristo es mi Señor, mi amigo, mi maestro, mi modelo de vida. Su entrega tiene unvalor especialísimo: Dios es un ser que en lugar de servirse del hombre se pone alservicio del hombre y por eso todo hombre que da su vida por los otros sea unateo, un marxista, o lo que fuere-, ése, verdaderamente se une a Cristo.-¿Quién consolidó en usted eí cambio de actitud que se atribuye? -Unsacerdote francés, el abate Pierre, de quien todavía recuerdo una frase decisiva:
  • 35. "Antes de hablarle de Dios a una persona que no tiene techo es mejor conseguirleun techo". Es decir que conseguirle techo a una persona ya es hablarle de Dios.No nos olvidemos que Cristo curaba a los enfermos, les daba de comer a los quetenían hambre y de beber a los que tenían sed. Y no lo hacía para que despuésescucharan el sermón sino porque esa es su manera de amar: agarrando alhombre por entero. Antes de ingresar en el seminario yo tenía una visiónmaniquea de la existencia. El alma era buena y el cuerpo malo. Eso viene dePlatón, y se metió en la Iglesia con San Agustín; aún perdura esa concepción,sobre todo en lo relativo al sexo. Pero estamos viviendo un amplio proceso deliberación para desterrar esa actitud individualista del seno de la Iglesia. Antes,como muchos de mis compañeros que luego también evolucionaron, yo estabapreocupado por la salvación de mi alma. Luego empecé a preguntarme ¿por quésalvar mi alma y no mi cuerpo cuando esa división no es, precisamente, unaactitud cristiana? En la Biblia no se habla nunca de alma y cuerpo; la Biblia es unlibro muy carnal, muy concreto, en el cual se define al hombre como polvo querespira.-¿Qué sucede entonces cuando muere un hombre? Es decir, ¿no es su alma,según ¡as concepciones cristianas, ía que asciende al Reino de los Cielos? -Insisto en la falsedad de esa concepción dual. Ningún teólogo podrá decir nuncaque, después de muerto el hombre, el alma queda flotando en algún lugar. Es unavisión tonta, materialista, de la resurrección. No sabemos mucho al respecto. Todaimagen que podamos tener después de la muerte de un hombre es muy pobre.Sabemos, sí, que vivirá en Dios. Y suponemos que eso significa que va a estarpresente como persona en todos los seres.-Muchos cristianos siguen aferrados a esa concepción maniquea (alma: buena;cuerpo: malo). Y aún más: persisten en adoptar la posición que usted calificó deindividualista. ¿A qué se debe? -A una visión distorsionada de la realidad. Elcristianismo es esencialmente comunitario. No decimos "padre mío" sino "padrenuestro". Para entender claramente esto basta con acercarse al pueblo. Estar encontacto directo con él. Cuando yo estaba en el seminario iba a un conventillo dela calle Catamarca. Allí viví algo muy especial- trascendente en mi evolución-; precisamente en el contacto con los hermanosmíos del conventillo descubrí lo que ahora llamaría el subconsciente de BuenosAires. El día que cayó Perón fui, como siempre al conventillo y encontré escrita enla puerta esta frase: "Sin Perón no hay patria ni Dios. Abajo los curas". Mientrastanto, en el barrio Norte se habían lanzado a tocar todas las campanas y yo mismoestaba contento con la caída de Perón. Eso revela la alineación en que vivía,propia de mi condición social, de la visión distorsionada de la realidad que yo teníaentonces, y también la Iglesia en la que militaba, aunque ya por esa épocamuchos sacerdotes vivían en contacto directo con su pueblo.-¿Qué papel supone usted que jugó la Iglesia en ese momento? - Pienso queentonces algunos sectores de la Iglesia estaban identificados con la oligarquía. Nodigo que la Iglesia volteó a Perón sino que contribuyó a voltearlo. Pero pienso quetambién había deterioro en las filas peronistas. Creo que el peronismo perdiófuerza revolucionaria desde la muerte de Evita.-¿Cuál cree que debe ser su verdadero compromiso con Sos argentinos, con supueblo? - Pienso, siguiendo las directivas del Epicospado, que debo actuar desdeel pueblo y con el pueblo: vivir el compromiso a fondo, conocer las tristezas, lasinquietudes, las alegrías de mi gente a fondo, sentirlas en carne propia. Todos los
  • 36. días voy a una villa miseria de Retiro, que se llama Comunicaciones. Allí aprendoy allí enseño el mensaje de Cristo.-¿Qué mensaje? - Los signos concretos del mensaje de Cristo se pueden detectarcuando Él dice: "En esto se conocerá que ustedes son mis amigos, en el amor quese tengan unos a otros". Y el índice de mi adhesión al mensaje de Jesucristo es miamor real, concreto, palpable, por mis hermanos.-¿Cómo se manifiesta, cómo se materializa ese amor? -Es muy significativo que elcapítulo 25 del Evangelio de San Mateo (versículos del 30 al 46) Cristo hable delJuicio Final en estos términos: "Cuando el hijo del hombre vuelva con sus ángelesa juzgar a los hombres los reunirá a todos en su presencia y va a separar a unosde otros como el pastor separa a las ovejas de los cabritos. Entonces va a decir alos de su derecha: vengan conmigo benditos de mi padre". Ahí se puede pensar,bueno, vengan conmigo benditos de mi padre porque fueron a pie a Luján, oporque tuvieron mucha devoción a San Cayetano, o porque hicieron y cumplieronmuchas promesas, o porque dieron limosna a la Iglesia. Pero Cristo no va a decireso. Va a decir: "Vengan conmigo, benditos de mi padre, porque tuve hambre yme dieron de comer, porque tuve sed y me dieron de beber, porque estuve en lacárcel y me vinieron a ver, porque estuve enfermo y me curaron, porque anduvedesnudo y me vistieron". Es decir que en el Día del Juicio Final vamos a encontrara la derecha de Dios a mucha gente que jamás pisó una iglesia y que sin embargoestuvo toda su vida amando a Jesucristo, porque estuvo amando de una maneraeficaz a su prójimo, a sus hermanos. Y, lo contrario, Cristo va a decir a los de suizquierda estas palabras terribles: "Apártense de mí, malditos, al fuego eterno".¿Por qué? Bueno, ahí podríamos pensar que porque no hicieron la comuniónpascual, que porque no dieron limosnas. Y sin embargo, no. Cristo va a decirles:"Yo tuve hambre y no me dieron de comer, tuve sed y no me dieron de beber,estuve en la cárcel y no me vinieron a ver..." Y lo notable va a ser que algunospreguntarán: Pero Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y no te dimos de comer?Y Cristo responderá: "Cada vez que no lo hicieron con uno de éstos". Y es en eseterreno donde se manifiesta mi amor, mi compromiso y el de todo hombre.-¿Quiénes cree usted que no se comprometen a ese nivel? -Aquellos que ven a untipo sufrir en la villa miseria y dicen: "pobre". Aquellos que se compadecen peropasan de largo y siguen viviendo como burgueses. San Agustín fue muy claro alrespecto: "Hay muchos que parece que parece que están adentro de la Iglesia ysin embargo están afuera". Es decir: son muchos los que fueron bautizados otomaron la comunión pero no tienen amor concreto por su prójimo. Son cristianosmuertos, no son cristianos. Por eso hay mucha gente que va a comulgar a misa,cree que comulga pero solamente traga la hostia. Cree que recibe la comunión yno se da cuenta de lo que eso quiere decir. Exactamente: común unión. Y si yovoy a recibir la comunión y soy racista, o sectario, o un explotador que oprime a suhermano, me dice San Pablo: "Ingiero el cuerpo del Señor indignamente; me tragoy me bebo mi propia condenación". Porque vivir en el egoísmo, eso es el pecado.Aquel que se la pasa contemplándose el ombligo es un pobre hombre que ya tieneel infierno en vida, que vive en el pecado.-¿Qué entiende por pecado? - Pecar es negarse a amar. No hay pecado sexual:hay pecado contra el amor. Uno peca sexualmente cuando utiliza a una personacomo cosa, como objeto. Por eso aquellos que pretenden decir: "Ah, bueno, peroyo tuve relaciones con una prostituta, para descargarme...", esos pecandoblemente. Están contribuyendo con su actitud a mantener un estado de
  • 37. esclavitud, aunque sea aceptado por la persona a la que esclavizan,- Entonces son muchos los cristianos que viven en el pecado, que no aman. - Sontodos aquellos que tienen una imagen desfigurada de Dios. Dios es para ellos elgran súper-yo-castrador y viven con Él una relación mítica, supersticiosa, mágica.Para ellos es un Dios que justifica la inmovilidad, un Dios que permite preguntastales como "¿Y? ¿Qué vamos a hacerle si existen pobres y ricos?". Ése es el Diosque ataca Marx, ése es el Dios que hace creer a algunos que la religión es el opiode los pueblos. La verdadera fe cristiana, la auténtica fe en Cristo hace trizas esacreencia. Tener fe es amar al prójimo, y eso me moviliza a fondo, tanto como paradar la vida por mis hermanos, tanto como para brindarme íntegramente por ellos.- ¿Inclusive hasta el punto de engendrar la violencia masivamente? - Esees un problema demasiado complejo. Toda violencia es consecuencia de! pecadodel hombre, de su egoísmo. Ahora lo que sucede es esto: en concretoencontramos en América Latina -incluso en nuestro país- una situación deviolencia institucionalizada. Es la violencia del hambre. Como dice Helder Cámara"El general hambre mata cada día más hombres que cualquier guerra". Es decirque existe la violencia del sistema, el desorden establecido. Frente a estedesorden establecido yo, cristiano, tomo conciencia de que algo hay que hacer yme encuentro entre dos alternativas igualmente válidas: la de la no violencia en lalínea de Luther King o la de la violencia en la línea del Che Guevara; hablando encristiano la violencia en la línea de Camilo Torres. Y pienso que las dos opcionesson legítimas. Es erróneo tratar de ideologizar el Evangelio. Decir, por ejemplo,como he oído: Cristo es un guerrillero. Él, personalmente, no fue violento, sólo enalgunos casos concretos cuando echó, por ejemplo, a los mercaderes del templo alatigazos. Es decir que Cristo fue solamente muy violento contra los ricos y losfariseos. Creo que la versión en cine menos alejada de lo que Él fue da Pier PaoloPasolini en su Evangelio según San Mateo.-¿Pero cuál es, cuál debe ser la actitud del cristiano ante lo que usted llama eldesorden establecido, la violencia organizada del sistema? -Del Evangelio nopodemos sacar en conclusión que hoy, ante el desorden establecido, el cristianodeba usar la fuerza. Pero tampoco podemos sacar en conclusión que no debausarla. Cualquiera de las dos posiciones significaría ideologizar el Evangelio, quemás que una ideología es un mensaje de vida. Pasará Marx, pasará el CheGuevara, pasará Mao, y Cristo quedará. Por eso pienso que es tan compatible conel Evangelio la posición de un Luther King como la ideología de un Camilo Torres.-¿En cuál de esas tendencias se enrolaría usted? - Se me ocurre que actualmenteen la de la no violencia. Como dijo Monseñor Devoto: "Yo no soy violento, pero nosé qué va a ser de mí si las cosas siguen así". Pero ojo: pienso que hay muchosque exaltan la no violencia ignorando lo que es. Porque Luther King, uno de susprincipales teorizadores, fue asesinado. Es decir: la no violencia no es quedarseen el molde sino denunciar, poner bien de manifiesto la existencia de la violenciainstitucionalizada. Y para eso también hay que poner el cuero. Pero que estéclaro: si yo ante el desorden establecido enfrento lo que llamo la contraviolencia ylogro reducir la violencia total, es legítimo que la use. Pero si sólo exacerbo aúnmás la violencia del sistema contra el pueblo, no puedo menos que pensar que escontraproducente que la utilice.-Un cristiano, ¿Tiene derecho a matar? - No lo sé. Lo que sí está claro es quetiene la obligación de morir por sus hermanos. Pienso que tenemos mucho miedo
  • 38. a la violencia por una actitud individualista. De repente nos escandalizamosporque alguien puso una bomba en la casa de un oligarca, pero no nosescandalizamos de que todos los días en las villas miserias o en el interior del paísmueran niños famélicos porque sus padres ganan sueldos de archimiseria. La ideafundamental me parece que ésta: el cristiano tiene que dar la vida por sushermanos de una manera eficaz. Cada uno verá de acuerdo con su ideología, deacuerdo con la valoración particular que haga de la realidad, con la informaciónque tenga, lo que tiene que hacer.-¿Cuál debe ser la función de un sacerdote en países desarrollados como Francia,Inglaterra o Italia? - Sin duda la misma que en la Argentina, en Solivia o enParaguay. También hay explotadores y explotador en Francia (el subproletariadoargelino, el subproletariado español), hay miseria, hay villas de emergencia. Yo aesos países los llamo subdesarrollantes, porque son países que viven de lospobres.-¿Qué piensa que deben hacer los sacerdotes en sociedades socialistas?-Cumplir con su función habitual: enseñar y amar. Yo no conozco China, perotengo entendido que allí hay algo positivo: creo que ahora hay 700 millones dechinos que tienen pantalones y antes no sabían que era usarlos. Lo que mepreocupa de China es que puede haber algo así como una especie deimperialismo cultural. Es decir, no me gusta que los chinos pretendan exportar sumodelo de revolución a todo el mundo. Contra eso tendrían que combatir lossacerdotes, contra el dogmatismo político. Con respecto a los llamados paísessocialistas de Europa, pienso que son naciones que se encaminan cada día másrápidamente hacia el capitalismo, precisamente porque se metieron con corsé enel socialismo. De todas maneras no me cabe la menor duda de que los pueblosson los verdaderos artífices de su destino y, aunque yo personalmente crea que elsistema menos alejado de la moral y del Evangelio es el socialismo, se me ocurreque en la Argentina tenemos que hacer nuestra revolución, nuestro socialismo,que no necesariamente debe adaptarse a modelos preestablecidos. Además,estoy seguro de que ese proceso pasa, aquí, por el peronismo.-¿Cuál debe ser para usted la ingerencia de la Iglesia en cuestiones económicas ypolíticas?¿Cómo justificar el poder económico, las relaciones de la Iglesia con eldinero? - No se trata de justificar sino de analizar. El gran escándalo del ConcilioVaticano II fue que se tuviera que hablar allí de la Iglesia de los Pobres, cuando lonatural es que si la Iglesia viviera de acuerdo con la orientación clarísima que ledio Jesucristo, de acuerdo a como fue la Iglesia los primeros siglos, cuando todosposeían sus bienes en común repartidos según las necesidades de los fieles, nodebería haberse mencionado el asunto. El cristianismo empieza a degradarsecuando se desarrolla el espíritu de propiedad, y al reconocerlo Constantino (año313) como religión oficial del Imperio, otorgándole a la Iglesia poder político. Lonatural, insisto, en el Concilio Vaticano, hubiera sido que se levantara un obispo ydijera: "Un momento. ¿Por qué la Iglesia de los Pobres? La Iglesia también es delos ricos". ¿Por qué? Porque la Iglesia también tiene que evangelizar a los ricos,entendiendo por evangelizar a los ricos, ayudarlos a dejar de serlo. Lo cual nosignifica que tire todo por la ventana sino que ponga todos sus bienes al serviciode la comunidad. Es evidente que es un problema, porque si viene un empresariocatólico y me dice: "Yo que me convertí, padre, yo quiero realmente vivir elEvangelio", no me queda otro remedio que contestarle que cambie radicalmente elenfoque de su empresa, dándole participación efectiva en las ganancias a todos
  • 39. sus trabajadores. Claro, así la empresa se va a fundir en 15 días porque lacompetencia la mata. Entonces la otra respuesta para un empresario que quieravivir realmente el Evangelio está en que se platee seriamente el problema de larevolución.-Eso es lo mismo que dejar de ser empresario. -No necesariamente. Si AlbertoJosé Armando viene a mí y me dice "yo quiero cambiar" le contesto que bueno,que le saque todo el jugo a los capitalistas que lo rodean y que con su fabulosasinventiva le cree al pueblo situaciones en las que pueda ser realmenteprotagonista de su destino.-A usted se lo acusa de pregonar una filosofía de vida casi rayana en elascetismo, que no coincide con su manera de vivir, más acorde -se dice- conhombres de su misma extracción social. - Usted ve donde vivo: es un cuarto enuna terraza de una casa de departamentos bacana, pero un cuarto al fin. Ademáses cierto: yo soy de origen oligarca, y eso tiene sus limitaciones. El hecho de que amí nunca me haya faltado nada talvez haya relativizado mi visión de las cosas.Pero también es cierto que a la oligarquía la conozco de adentro y sé, efectiva,concretamente, cuales son sus corrupciones. De todas maneras a mí no me faltaabsolutamente nada, pero trato de que me sobren cosas.-¿Cuáles son sus carencias afectivas?¿No se siente frustrado como hombre? - Nome siento frustrado en absoluto. Pienso que desde el momento en que contraje elcompromiso de ser célibe ante Cristo y ante la comunidad me debo a él. Porsupuesto el celibato presume una lucha cotidiana. No solamente la lucha encuanto se refiere al impulso sexual sino en cuanto a la soledad. El problemaprofundo no es el de la ausencia de contacto carnal, sino la soledad, así,simplemente. Esa es una tensión que vivo permanentemente y por la cual tengoque estar muy sobre mi mismo porque fácilmente se puede desvirtuar miafectividad. je-k *C - REPORTAJE A LAS FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARLAS: "LOS DEGARÍN”, DICIEMBRE DE 1970.Publicado en Diciembre de 1970, Cristianismo y Revolución N° 28, abril de1971.(Fragmentos).- Cuando muere el Che, y la incorporación de ustedes a las fuerzas del ELN enSolivia no se produce, ¿surge simultáneamente la claridad con respecto a estamodificación, a un criterio que data como una estrategia la lucha armada? ¿Desdeque momento se replantean ustedes una estrategia o advierten que la luchaarmada no es una estrategia, sino un instrumento para una estrategia? - Laclaridad no es fulminante. En primer lugar comienza por ser una claridad respectode las condiciones que hacen posible su derrota, pero por un fenómeno, digamos,
  • 40. de traslación o de vigencia más universal ese análisis aparentemente particular,terminamos descubriendo que la conclusión “el Che no tenía organización. El Cheno se insertaba en una experiencia política nacional. El Che no era reconocido porlas clases populares bolivianas como respondiendo a sus necesidades y a susmandatos", de algún modo apuntaba en la dirección de nuestras pro-piaslimitaciones, de nuestras propias carencias. Ese es el sendero por el que llegamostorpemente, lentamente, sinuosamente, a nuestra visión, a la comprensión quehoy tenemos del proceso nacional, que, por cierto, no está definiti-vamentelograda ni redondeada, pero que es un larguísimo camino recorrido.-Usted hablaba hay de organizaciones amigas o hermanas. Me gustaría sabercuál es el grado de relación y con qué organizaciones se produce esta relación. -No voy a darle datos específicos que nuevamente podrían servir al enemigo, perovoy a darle otros de más importancia. En primer lugar una triple coincidencia de unvalor estratégico inmenso que tenemos con todas las organizaciones hermanas.Con ellas compartimos el enemigo principal, que no es solamente el ejército, lasfuerzas armadas, sino aquellas clases que necesitan explotar para satisfacer susintereses. Compartimos también el método, este méto-do de lucha armada que seexpresa en combates ciertos y no meramente en combates proyec-tados, ycompartimos el objetivo final, la construcción de una sociedad sin explotación y laconstrucción de un hombre nuevo. Esa triple coincidencia estableceinmediatamente vínculos de fraternidad revolucionarla de gran profundidad que seexpresan en vínculos prácticos más o menos intensos, según se den o no lascondiciones para que esto se realice en el marco de una lucha clandestina, ydonde uno debe estar permanentemente alerta.- ¿Y cómo valoran al Justiciaüsmo? - Nosotros pensamos que la doctrinajusticialista es la expresión elaborada de una etapa de la experiencia de nuestropueblo en la que, junto con la afirmación de las tres banderas fundamentales -lajusticia social, la independencia económica y la soberanía política (banderas per-manentes y perdurables por las cuales combatimos y que hoy sólo puedenlograrse mediante la construcción del socialismo en la Argentina) se expresa y seconcibe la posibilidad de una integración de los intereses de diversas clases ydiversos sectores. Si lo que se pretende al hablar de doctrina justicialista, es fijarla historia, detener su curso y hacerle creer hoy a nues-tro pueblo que es posibleel capitalismo sin explotación, o que los intereses de los dominados y losdominantes pueden conciliarse, nosotros decimos que eso no es justicialismo, quela doc-trina justicialista ya no interpreta las necesidades del pueblo peronista. Nosparece más correcto decir que eso no es justicialismo, porque nuestro pueblosabe perfectamente que la doctrina tiene que ser tan viva como la propia realidady debe adecuarse a las etapas, a los ciclos, a los peldaños de la lucha por laliberación.¿cuales son los hitos que reproducen o continúan el 17 de octubre de 1945? - Esdifícil hablar en términos de reproducción porque la historia no se repite; pero si sepuede hablar de desarrollo, de continuidad, de recuperación. Podría citarle elhecho más cercano, los sucesos que suceden de mayo a septiembre de 1969, enque nuestras masas, con una independencia histórica, con un arrojo, con unavisión política extraordinaria, dicen "no" al capitalismo monopolista dominante yechan por tierra la imagen omnipotente del régimen de Onganía. Entre esos dosepisodios trascendentales, hay muchos otros quizás menos brillantes, menos
  • 41. resonantes, pero en los que permanentemente nuestras masas en la calle,ocupando sus fabricas, enfrentándose a la represión, dicen "no" al enemigo, "no" ala explotación, dicen "sí” a la identificación con una experiencia que fue suya en laque tomaron conciencia de su fuerza, de su dignidad, del conjunto de derechos,no solo económicos, sino esencialmente ligados a su condición humana, quecomenzaron a vivir en la experiencia peronista, y que vie-ron bruscamenteinterrumpida por el golpe del 55, hecho posible por las limitaciones anterio-res aese golpe, que el propio régimen peronista estaba sufriendo. Limitaciones quenuestro pueblo estaba en condiciones de superar y que hubiera superado porotras vías de no darse el golpe gorila. De todas maneras, es insensato pensarcoma hubiera sido la historia de no haber sido como fue, y en cambio, es más útilconstatar que del 55 para acá el peronismo no ha muerto, la clase obrera no hacedido, no ha concedido sino que ha aumentado permanente-mente sucomprensión de las claves de la realidad social argentina, de las claves de suinsatisfacción, de su explotación, de su miseria y ha sabido determinar cada vezmás claramente cuáles son sus verdaderos enemigos, cuáles son sus verdaderosaliados. En ese sentido, pienso, que la continuidad esencial del ciclo que se abreen 1945, está dada en el plano de las clases por la participación de nuestra claseobrera y en el plano político por el peronismo que, como usted verá, no puedeentenderse como una doctrina ya hecha y terminada, que desde 1945 se proyectaa la eternidad, sino como una experiencia creciente a la que el pueblo vuelve unay otra vez para ir descifrando el significado de su lucha, de cada una de las etapasen las que los enfrentamientos lo van colocando, y de las alterativas, de loscominos que corresponde seguir para realizar sus intereses históricos (que comose sabe no son intereses particulares, sino que son los únicos que puedengarantizar de alguna manera el alcance universal de derechos humanos para todala sociedad nacional). Es en ese sentido que sólo la clase obrera puedeplantearse la construcción de una sociedad nueva y un hombre nuevo.- Usted me ha hablado, en algún momento de la conversación, de la integraciónde ¡as FAR al peronismo. ¿Esto quiere decir que la organización no había sidoperonista hasta el momento? - Su pregunta puede ser equivoca, pero la aceptocome tal porque al mismo tiempo es esclarecedora. Nosotros no nos integramosal peronismo; el peronismo no es un club o un partido político al que uno puedeafiliarse. El peronismo es fundamentalmente una experiencia de nuestro pueblo ylo que nosotros hacemos ahora es descubrir que siempre habíamos estadointegrados a ella, o dicho de otro modo, es desandar el camino de equívocos ymalos entendidos por los cuales en alguna etapa de nuestra vida no supimoscomprender que siempre habíamos estado integrados a ella en el sentido queesta integrado a la experiencia de su pueblo, todo hombre que se identifica conlos intereses de los más; y no sólo de los más cuantitativamente, sino de aquellosque por su condición, por su ubicación dentro del proceso productivo, son losúnicos que pueden gestar una sociedad sin explotación. Usted decía que algunosde nosotros no habíamos sido peronistas. Efectivamente, muchos de nosotros nohemos nacido en familias obreras sino que nos criamos en medio de capas socia-les que por un conjunto de razones, que es perfectamente posible reconstruir,malentendieron la experiencia peronista, y además de algún modo se vieronalojadas en el frente oligárquico. Una de las características mas significativas delas últimas etapas de nuestro proceso, fundamentalmente del 55 a nuestros días,es la paulatina revalorización de la experiencia peronista que hacen vastos
  • 42. sectores de las capas medias, especialmente el movimiento estudiantil. Mu-chosde nosotros hijos de esas clases, miembros de ese movimiento, hicimos tambiénese re-corrido y hoy no nos integramos al peronismo como algo nuevo, como algodistinto, sino que asumimos de una manera plena y profunda nuestra condición demiembros de nuestro pueblo. Es en ese sentido que su pregunta es equivoca y almismo tiempo esclarecedora.- Más que dividir en preguntas lo que usted acaba de responder, me gustaríaremitirme a la parte inicial de la pregunta última. Es decir: ¿dónde pivotea, cuál eseS lugar de inserción de la vanguardia en las masas? Decíamos que todo seapoyaba o residía en la interpretación que se hiciera de las necesidadesexpresivas de las masas en un momento determinado. Usted, en alguna medida,lo ha derivado a otro problema muy interesante también, pero que es lainterpretación de algo ya ocurrido. Me interesaría, aparte de lo que usted haexpuesto, que me dijera: ¿cuál es el método para interpretar esas necesidadesexpresivas de las masas? Usted comienza diciendo que este método se apoyabaen un análisis teórico de !a realidad y luego pasó al análisis teórico del pasado. Yoquisiera saber como trabajan en este sentido. - Yo me doycuenta de que subraye un aspecto de la practica revolucionarla que es la practicateórica. Hay otra práctica a secas que de alguna manera constituye el aspectoprincipal de esa contradicción entre vivir y entender: consiste en primer lugar enformar parte de un pueblo enfrentado a la hegemonía mas cruda del capitalmonopolista y por lo tanto sufrir todas sus consecuencias. En segundo lugarformar parte de una organización que recluta a sus militantes fundamentalmenteentre los sectores del activismo estudiantil y obrero y que por lo tanto, participa deuna manera consciente y activa en las luchas, los enfrentamientos, los proyectos,los fracasos y las victorias del movimiento popular.- ¿Correr la suerte del agredido, como decía el Che? - Efectivamente, esacondición de agredidos es la fuente máxima de legitimidad de nuestra violencia.Alguien que no ha llegado a ver el alcance de la lucha revolucionarla que se halibra-do en los últimos tiempos, el compañero Cooke, planteaba con muchaclaridad el hecho de que toda afirmación reposa sobre el rechazo, pero a la vezese rechazo sólo es profundo, sólo es fecundo, cuando esa afirmación es sólida.Nosotros interpretamos ese repudio de nuestro pueblo a una situación en la queasistimos incluso a las incoherencias del régimen, a las patrañas ideológicas,morales y culturales más absurdas con las que trata de fijar la trama de nuestrasituación de país subdesarrollado, oprimido por un sistema irracional. Participamosdel repudio a un régimen que hoy habla de estabilidad y mañana habla de lanecesidad de la inflación, sin lograr en ningún caso el desarrollo, que hoy sevende al mejor postor imperialista, y mañana descubre las conjuras del monopolio.Un régimen que aumenta el seis por ciento los salarios y el diez por ciento de losprecios. Participamos de ese repudio y lo interpretamos. Pero al mismo tiempoavizoramos la proyección de ese repudio, la alternativa potencial que ese repudiodibuja. Y esa alternativa, que puede no estar expresada en la conciencia de cadaobrero, de cada estudiante, de cada intelectual, de cada investigador con absolutaclaridad, en el conjunto de nuestro pueblo, expresa una clara voluntad de cambio,de transformación, no del régimen, sino del sistema. En consecuencia yorespondo a su pregunta acerca de cómo interpretamos los intereses de nuestropueblo diciéndole que en primer lugar, lo hacemos participando, coma usted decíabien, de su condición de agredido, y luego sumándonos a la búsqueda de una
  • 43. alternativa integral que no nos lleve a migajas superiores, que no nos cambie deamo sino que nos coloque en esa situación peligrosa y desafiante, pero al mismotiempo la única aceptable para los hombres, que es la libertad.