Escuela de formación política mod1

539 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
539
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Escuela de formación política mod1

  1. 1. Escuela de Formación Política “Rodolfo Puiggrós” RosarioMódulo 1: - Historia y Política.La Política y lo Político. El Poder y la Dimensión del Conflicto.Las miradas del Pasado como justificaciones del Presente. LaNeutralidad Valorativa como Ideología Dominante. ElRevisionismo Histórico y la Lucha por el Sentido Político de laInterpretación Histórica.I - Material Didáctico suministrado por la Coordinación.II - Anexo Trabajo de ReflexiónColectiva. UES - JP Evita - Rosario.escuelapuiggros@hotmail.com
  2. 2. I - ¿ QUE ES LA POLITICA ? “Todo Espectador es Cómplice o un Traidor Franz Fanón En primer termino comenzamos por aclarar que la Política es una PrácticaSocial que desde el punto de vista Popular Latinoamericano se expresa a travésdel Compromiso Militante. Somos Militantes Populares, por lo que cualquier otrotipo de acepción de corte liberal como ser: “operadores políticos”, queda relegadode nuestro lenguaje. Cualquiera sea el espacio en el que desarrollemos nuestroaccionar político lo hacemos constituyéndonos juntos a otros como militantes. Solo el compromiso, por medio de la solidaridad militante, es lo que nos permitiráen lo posible, no ser producto del medio, sino que el medio sea producto denosotros. Por que además, solo la acción y la iniciativa política solidaria puedenhacer algo con las oportunidades que nos presenta la realidad. En la militancia, lafigura del Compañero es lo mejor que tenemos y la lealtad con el otro es lo quenos enaltece en mayor medida como seres humanos. Antonio Gramsci un socialista italiano, profundamente nacional yconsustanciado con las tradiciones de su pueblo expresaba en sus escritosjuveniles respecto al compromiso: “Odio a los indiferentes. Quien viveverdaderamente no pude no ser ciudadano y tomar partido. La indiferencia esabulia, parasitismo, cobardía, no es vida. La indiferencia es el peso muerto de lahistoria. La indiferencia obra en la historia poderosamente. Lo hace de un modopasivo, pero opera. La fatalidad que parece dominar la historia no es otra cosa quela apariencia ilusoria producida por esa indiferencia, ese ausentismo; la historiacomo una enorme catástrofe natural de la cual todos resultan victimas. Odiotambién a los indiferentes porque me produce repulsión su plañir de eternosinocentes”. Por su parte, Juan Domingo Perón, quien fuera el conductor del movimientomultitudinario que mayores transformaciones produjo en nuestra historia, opinabaal respecto: “Los que algunos llaman la opinión independiente es indiferencia, queen el orden político es estupidez política. Cuando un hombre dice: “yo soyapolítico”, es como si dijera yo soy un cretino. No digo lo mismo de un opositor queno comparte mis ideas. Pienso que es un equivocado”. En segundo termino es importante mencionar que la Política no tiene nuncainterpretaciones lineales ni uniformes, pero si podemos afirmar, ante todo, que lapraxis Política es una Lucha de Intereses entre voluntades opuestas. En estaconfrontación de intencionalidades nos encuadramos en un proyecto para lasMayorías Populares en lucha por la Unidad Latinoamericana. Ahora bien, la Política, como lucha de intereses, puede entenderse únicamentesi se conoce como se implementan no solo las decisiones gubernamentales, sinocuales son los intereses que defienden los diferentes sectores pertenecientes a laSociedad Civil. Solo así, como Militantes del Campo Popular podremos interpretarlos desarrollos germinales de los conflictos tanto presentes como futuros. Es decir,fomentar nuestra capacidad de observar el cambiante curso de los acontecimientospara poder maniobrar con un horizonte directivo acorde a
  3. 3. nuestros objetivos; porque no hay estrategia eficaz en si misma, sino que surgede saber discernir la ocasión de su aplicación. Ante todo debemos comprender que en Política se maniobra y que ante estarealidad debemos mantener un justo equilibrio entre nuestros principiosdoctrinarios y la coyuntura en la que debemos aplicarlos. Sostenía ArturoJauretche que: “Es frecuente el error de oponer la política realista a la políticaidealista, como una alternativa, y el error proviene de confundir al político practicóncon el realista, lo que es un absurdo, ya que el realismo consiste en la correctainterpretación de la realidad y la realidad es un complejo que se compone de idealy de cosas prácticas. Así, el político realista, es decir, sustancialmente el político, niescapa al círculo de los hechos concretos por la tangente del sueño o de laimaginación, ni está tan atado al hecho concreto que se deja correr por el círculode lo cotidiano al margen del futuro y el pasado, diferenciándose bien del practicónque es un simple colector de votos o fuerzas materiales....”. Si la Política es por una parte Pasión + Razón (es decir Mística t Doctrina), esimportante interiorizar, además a todo Militante del Campo Popular que pretendarealizar transformaciones sociales concretas, que la Política está configurada,entre otros factores, por: a- La Vocación de Servicio y b- La Voluntad de Poder. Si tenemos solo a- Vocación de Servicio, lograremos conformar un vinculoindestructible de afecto y solidaridad con nuestro pueblo, pero probablemente solopondremos parche sobre parche porque dependeremos siempre de los recursosque disponen los que solo tienen b- Voluntad de Poder. Quienes se han iniciado en la práctica política sin los ideales militantes de a-Vocación de Servicio, han terminado justificando las peores entregas y traicionesa nuestro pueblo para defender su pertenencia partidaria o sectorial en la que laacción política solo se entiende como una agencia de colocación de empleo. La Política Compañeros en un equilibrio entre estos dos factores. Solo de estamanera lograremos que nuestro trabajo solidario de alta Conflictividad Social seaacompañado de una alta Intensidad Política, poniendo en jaque a los Sectores dePoder no afines a nuestros intereses.CONCEPTO DE LO POLITICO Ahora bien, si anteriormente definimos a la Política como una Práctica Social quepivotea sobre Conflictos de Intencionalidades Opuestas, debemos definir a loPolítico como la Dimensión del Conflicto. Porque no todo conflicto es Político, loes siempre y cuando sea una síntesis de las Relaciones de Poder vinculadas conlo Público. Los conflictos privados pasan a ser políticos cuando reflejan elrealineamiento de las distintas instancias del poder social y las voluntadescolectivas. Porque si bien, todo cuanto es de Interés Público es Político, es decirtodo lo que toca el Estado es Público, no toda Política Pública es estatal. Si en el ámbito privado no hay manera de eliminar el conflicto entre los SeresHumanos, porque no hay lugar que sea absolutamente neutral, en Política la únicamanera de manejar la Tentación Totalitaria es negar la razón ideológica quepretende revocar los conflictos. Hay lucha por espacios de Poder porque hayconfrontación de intereses y no existe sociedad sin confrontaciones. La virtud delque ejerce la Praxis Política en las mas altas esferas directivas es conducir losconflictos por caminos lo menos violentos posibles. En este punto la Militancia Política y la dimensión de las tensiones en lo Políticocomienzan a caminar juntas. La capacidad organizativa, la astucia para defomentar el disenso entre los adversarios, la imprescindible necesidad de
  4. 4. neutralizar los germinales focos de conflictos futuros; el fortalecimiento del espaciopropio mediante la fusión con fuerzas afines, constituyen los elementos fundantesde la Política como Lucha de Intereses Opuestos; porque como sostenía RaúlScalabrini Ortiz: “Hasta para ser Santos hay que ser Listos”. Entender a lo Político como una dimensión del conflicto y el conflicto comoemergente de la lucha de intereses opuestos nos permite entender, por ejemplo, alOrden Jurídico como síntesis de Relaciones de Fuerza. Por eso nuestraConstitución Nacional de 1949 reflejo un momento histórico en que se podíacategorizar a la Propiedad Privaba en Función Social y los Recursos Naturalescomo bienes pertenecientes e indelegables de la Nación. Por consiguiente, el Derecho también es una Distribución del Poder. TambiénScalabrini Ortiz advirtió esta medular concepción del Poder como síntesis de lasRelaciones de Fuerza: “No olvidemos que aquello que no se legisla explicito otaxativamente a favor del débil, queda implícitamente legislado a favor delpoderoso. No es el poderoso quien necesita amparo legal. El tiene su ley en supropia fuerza”. Asimismo, sí bien entendemos al orden jurídico del Estado como una Estructurade Decisión, no consideramos que el Estado deba tener el monopolio de ladecisión política, pero si sostenemos que establecer a fondo la primacía del PoderPolítico surgido de la Soberanía Popular, sobre los poderes tácticos, sigue siendoun desafío que todavía esta pendiente para la Democracia Argentina. Cari Schmitt sostenía que: “Quien huye del Estado, huye de la Política y nadiehuye de la Política impunemente”. Reiteramos, es menester comprender comoMilitantes del Campo Popular que nuestra acción solidaria juntos a nuestro pueblodebe ir acompañada de una búsqueda por ocupar espacios institucionales dentrodel aparato estatal. La naturaleza y el Poder aborrecen el vacío, luchar por estesignificativo espacio de Poder sin abandonar nuestros principios doctrinariospondrán a prueba nuestra aptitud política y nuestra unidad de dirección estratégica.EL PODER COMO SINTESIS DE RELACIONES DE FUERZA Miles de páginas se aglomeran, en bibliotecas relacionadas a las CienciasSociales, que han dado una definición metódica, sesuda y hasta cuando no,pretendidamente científica sobre lo que es el Poder. No siendo esta ocasión de unencuentro de politólogos sino de militantes, podemos sintetizar el concepto dePoder como: La capacidad de influir sobre la conducta de otro. Por eso es conocida la frase de: “... si quieres probar el carácter de una personadale poder”. Es decir, que si en el plano colectivo el Poder aglutina
  5. 5. a diversos intereses en una síntesis, en el plano individual potencia nuestrasvirtudes y defectos. Podemos afirmar que esa influencia sobre la voluntad de los demás puederealizarse por medio de: a- el Consenso (el ejemplo militante) o, b- la Coerción(una dictadura militar). En Relaciones Internacionales la cuestión del Poder se muestra mucho máscruda ya que en esta dimensión, el Poder: es la medida de todas las cosas. LosEstados para poder Ser necesitan Poder. Poder económico, cultural, militar etc... Uno de los factores, entre tantos, dentro de la cultura del Poder, es la Informática.Porque si bien, el Poder se estructura y desarrolla en lo económico y se afianza enlo político, hoy por hoy se vehiculiza en la informática. En nuestro presente poseermayor información y tecnología adecuada significa poseer mayor acceso al Poder.Ante este panorama perder la iniciativa es letal. Pero la Informática en Política, puede ser solo un valioso instrumento si nospermite plantear agendas y determinar los marcos de debate para dar Batallas deOpinión para clarificar como sostenía Lenin que: “...en política no es tan importantequién sostiene determinadas opiniones, como a quien son útiles tales opiniones ytales medidas". Ademas, las fuerzas sociales en Política pocas veces se muestran de manerasincera y mostrando sus verdaderos intereses. Arturo Jauretche nos trae estalección de política de gobierno: “Cuando usted quiera oponerse a un camino no seoponga: proponga otro trazado ... De inmediato surgen los inocentes partidarios delnuevo trazado que arman el barullo necesario para que lo proyectado en primertérmino no se haga. Consecuentemente tampoco se hace el nuevo, que losimpugnadores proponen pues están en contra los partidarios de la antigua”. LoPerfecto Imposible suele imponerse sobre lo Bueno Posible. No podemos dejar de remarcar que en Política, cuanto mayo es el nivel deabstracción del concepto ( justicia - libertad ), lograr márgenes de acuerdo parecensimples, pero cuando se especifica que se entiende por tales conceptos losintereses afloran provocando el conflicto. La Lucha por el Sentido de la palabras ylas cosas son constitutivas del Ser Político. Finalmente, la Historia nos muestra ante todo dos facetas de la lucha por elPoder: primero que se pueden producir graves crisis cuando se ceden porciones dePoder real. Y segundo, al decir de Maquíavelo: “...cuando no decide un Príncipedeciden los poderes ocultos". Es decir, cuando no gobierna el soberano emanadode la voluntad popular imponen su fuerza los sectores del privilegio y la opresión.La consigna Forjista sigue teniendo mas vigencia que nunca: “A la economía laregula el Estado o la manejan los grandes Monopolios". Fabricio Loja.Sun Tzu ( Siglo VI A.C ).1. La esencia de las cosas no reside en su ser sin en su funcionamiento, si sealcanza este conocimiento será posible intervenir en ellas. No hay estrategia eficazen sí misma, sino que surge de saber discernir la ocasión de su aplicación, por ellola estrategia es el arte del discernimiento de lo cambiante y los factores variables2. Cuando no se sabe estimar el verdadero impacto y alcance de lascircunstancias, tampoco es posible advertir cuando éstas son favorables.3. El competidor, el adversario, el antagonista, todo aquel que se encuentre en
  6. 6. ALGUNOS PRINCIPIOS DE LA PRAXIS POLITICA.posibilidad de disputar una ventaja, debe inducir a su contrincante a cometererrores.4. Un maestro en artes marciales deshace los planes del enemigo, destruye susrelaciones y alianzas, le corta los suministros o bloquea su camino, aplicando estastácticas logra vencer sin necesidad de luchar.5. Cuando te encuentres frente a un adversario, debes hacerle creer que él controlala situación. Sus prevenciones se relajan, se distienden, y quien se ve a sí mismocomo vencedor ya no presenta batalla, es decir; se vuelve arrogante, y a la vezvulnerable.6. Hay que crear las condiciones propicias para que el mismo enemigo setransforme en el instrumento ejecutor de nuestros propósitos.7. El arte de la guerra se funda en la impostura, en el arte de fingir. Si eres diestro,finge torpeza, si eres activo, finge inactividad, ofrécele cebos a tg enemigo, fingedesorden e indisciplina y luego golpéalo.8. El valiente puede luchar, el cuidadoso pude hacer de centinela, y el inteligentepuede estudiar, analizar y comunicar. Cada cual es útil en la confrontación devoluntades opuestas.9. Si tú oponente tiene un temperamento colérico, intenta irritarle, pues es fácilconmover su autoridad ya que no posee un carácter firme. Enfurécelo y confúndelo,púes de este modo, avanzara sobre ti, sin plan alguno y sin organización; de esemodo será fácil vencerle.10. Los que ignoran las circunstancias del terreno no pueden hacer maniobrar susfuerzas. Los que no utilizan guías locales no pueden aprovecharse del terreno.Nicolás Maquiaveio ( 1469 - 1527).1. Aquel que preste mayor atención al conocimiento de los planes del enemigo yponga mayor empeño en instruir a sus tropas estará menos expuestos a lospeligros y tendrá más esperanzas de victoria.2. No existe mejor proyecto que aquel que permanece en secreto hasta elmomento de ejecutarlo. Nada es más útil que saber detectar la ocasión yaprovecharla.3. Difícilmente resulta vencido aquel que sabe evaluar sus fuerzas y las delenemigo.4. Se debe mudar de planes si se verifica que el enemigo sabe sobre ellos.5. Los que condenan los tumultos entre los nobles y la plebe atacan lo que fue lacausa principal de la libertad de Roma. Todas las leyes que se hicieron en pro de lalibertad nacieron de la confrontación.6. No se debe permitir jamás que se continúe con problemas para evitar unaguerra. De este modo no se la evita, sino que se la retrasa con desventaja parauno.
  7. 7. 7. Hay que cuidarse de entablar una alianza con alguien más poderoso para atacara los otros. La razón es que en caso de victoria el más poderoso querrá mandar ylos príncipes deben evitar en la medida de lo posible el estar a discreción de losdemás.8. Sólo son buenas defensas, seguras y verdaderas, las que dependen de unomismo y de la propia virtud.9. El que no detecta los males en su origen, no es verdaderamente prudente.10. Una regla general que nunca o raras veces falla: acaba en ruina quien es causade que otro se haga fuerte.
  8. 8. Juan Domingo Perón (1895- 1974).1. Renunciar a la política es renunciar a la lucha y renunciar a la lucha es renunciara la vida, porque la vida es lucha.2. Tres grandes principios de la acción política: 1- La Información, 2- el Secreto y 3-la Sorpresa.3. La política es lo mismo que la lucha económica. Las luchas son todas iguales.Varían los medios y las formas, pero son siempre dos voluntades contrapuestas, alas que corresponden dos acciones contrapuestas. Siempre se trata de unavoluntad que vence a la otra; una voluntad que ha puesto en movimiento a unamasa contra otra.4. Hay que ganar la calle en un momento y en un lugar decisivo. Pretender tenersiempre la calle es gastar la fuerza y no ser nunca fuerte.5. La regla de la conducción es la oscuridad. El secreto esta en saber comocaminar por ese tembladeral con una orientación y teniendo un objetivo que no lepermita perder el camino. La conducción nunca es segura, porque la situaciónsiempre es confusa. Por eso uno siempre anda a tientas y en indecisiones. Peroplanificando uno puede marchar en un campo de sinuosidades rodeando losobstáculos, pero siempre en dirección al objetivo.6. Los Pueblos que carecen de organización pueden ser sometidos a cualquiertiranía. Se tiraniza lo inorgánico, pero es imposible tiranizar lo organizado. Laorganización es lo único que va más allá del tiempo y triunfa sobre él.7. El principio de la Economía de la Fuerza nos indica que: donde el enemigo tienela fuerza nada, donde el enemigo es débil todo. Pegar donde duele y cuando duele.8. Obligar es mandar. Conducir es persuadir.9. La conducción en el orden político se basa en lo siguiente: Cuando uno quiereimponer su voluntad es menester que permita que los demás también realicen partede la suya. Es necesario sacrificar una parte de la propia voluntad, pero hay quetener la inteligencia de quedarse con las cosas importantes, dejando a los demás elcincuenta por ciento menos importante.10. La Justicia y la Libertad no se regalan, se conquistan, se defienden y muchasveces hay que morir por ellas.
  9. 9. HISTORIA Y POLITICA El Saber es Poder. Y todo Poder utiliza una forma de Saber. Michael Foucault. Si algo nos enseña nuestra historia es que en política no hay que trasladarmodelos, sino aportar experiencias. Argumentamos que así como ningún análisispolítico esta al margen de querer influir sobre la realidad, en la historia también todorepaso del pasado se hace en función de una lucha presente. Nosotros, militantesdel Campo Popular, sabemos que para el análisis del pasado el método debeconsistir en las preguntas que uno le hace a la historia, de ahí que las respuestaserán diferentes según los intereses que uno pretenda representar. Porque la reflexión sobre el pasado es parte de la lucha ideológica entre lascorrientes de pensamiento orientadas a cambiar la sociedad y las que pretendenmantener el orden social establecido, por eso la “neutralidad científica” no esposible en este conflicto. La política es siempre un área en disputa, la interpretaciónde los legados, también. * * *POLITICA NACIONAL Y REVISIONISMO HISTORICO (Fragmentos). Por ARTURO JAURETCHE (1901 - 1974). Principal referente a la hora de conceptualizar lo Nacional y Popular, Don Arturo asumió todas las facetas propias de un cuadro político. Militante universitario y territorial, funcionario público, conspirador, resistente y guerrillero; y por sobre todo maestro que inculco a varias generaciones de militantes el arte de forjar un pensamiento autónomo como forma previa a toda emancipación política. Fundador de FORJA en 1935 y asesor del entonces Coronel Perón en 1944 fue el puente ideológico que permitió entroncar al naciente peronismo con el yrigoyenismo. Entre sus obras: Los Profetas del Odio 1957, El Medio Pelo 1966 y Argentinas 1968.Manual de Zonceras Para una política realista la realidad está construida de ayer y de mañana; defines y de medios, de antecedentes y de consecuentes, de causas y con causas.Véase entonces la importancia de la política del conocimiento de una historiaauténtica; sin ella no es posible el conocimiento del presente, y el desconocimientodel presente lleva implícita la imposibilidad de calcular el futuro, porque el hechocotidiano es un complejo amasado con el barro de lo que fue y el fluido de lo queserá, que no por difuso es inaccesible e inaprensible... ....con la desformación (de la historia oficial) transmitida de generación engeneración, durante un proceso secular, articulando todos los elementos de lainformación e instrucción que constituyen la superestructura cultural con susperiódicos, libros, radios, televisión, academias, universidades, enseñanza primariay secundaria, estatuas, nomenclaturas de lugares, calles y plazas, almanaque deefemérides y celebraciones y así....se ha querido que ignoremos cómo se construyeuna nación, y cómo se dificulta su formación auténtica, para que ignoremos cómose la conduce, cómo se construye una política de fines nacionales, es decir unapolítica nacional .............................
  10. 10. No es pues un problema de historiografía sino de política: lo que se nos hapresentado como historia es una política de la historia, en que esta es solo uninstrumento de planes mas vastos destinados precisamente a impedir que laverdadera historia contribuya a la formación de conciencia histórica nacional que esla base necesaria para toda política de la Nación. Aquí Dios es sustituido por una deidad del siglo XIX que como Houdini eltransformista, cambian constantemente de ropaje y lo mismo se llaman Civilizacióny Progreso, que Libertad y Democracia, según las necesidades variables de lapropaganda. Dioses menores y abstractos, de rostros ajados y vestiduras remendadas a travésde las cuales sólo se transparenta el único Dios verdadero, ese Dios predicado porlos "apóstoles del libre cambio" y en cuyo altar fueron sacrificadas generaciones deargentinos y destruido el Paraguay. La Historia como base de una nueva política nacional... la nueva tarea, despejadoel terror, permite discutir los hechos en su real encarnadura y en sus implicanciasciertas; se han creado otras condiciones y por eso es útil y más que útil necesario,que concurran a la labor común hombres de distintas procedencias y formaciónintelectual. ...La revisión obliga a recordar también que el largo intervalo que media entre losdos momentos de la presencia nacional y popular, cuando el pueblo dejó de actuar,y lo nacional se subordina -la historia de la oligarquía liberal- es también la historia,y que no podemos conocer nuestro presente sin conocer esa parte del pasado, quetal vez sea el que más nos influya, porque es el más cercano. Lo vivido no puede ser suprimido, como pretendió la Revolución Libertadora,que intentó borrar por decreto doce años de historia argentina, la más inmediata, nointeresa saber si es buena o mala, pero que es historia; después lógicamente nopudo entender nada, ni en política ni en economía, ni en cultura: en todo. ...Evitemos posturas melancólicas y sueños de restauración vinculados aconcepciones estéticas pero no a la vida; y la mejor guía de esa tarea es abrir lapalestra a la polémica y hacer circular la vida por el debate. Y sobre todo, ver elpresente. ...La historia falsificada, en la medida que contribuye a ocultar y desfigurar la ideade nación, glorifica a los que subordinaron ésta a los fines particulares y sedisciplinaron en el interés extranjero. Es decir, construye la moral política que corresponde a su visión antinacional,nos priva de la moral de lo nacional, sin lo cual no pudo haber nación. También enel orden ético no hay ...La Patria es vista (por la historia oficial) como un puerto con su prolongaciónpampeana, una cabeza de puente de Europa, destinada al intercambio deproductos. Con ese punto de vísta el país debe ser lo menos americano posible, lomás maleable a la europeización cultural según el modelo político francés deentonces, y según el plan económico inglés. Economía, sociedad y cultura debenacomodarse a ello, y se hace necesario disgregarse del todo latinoamericano, ysubsidiariamente del todo geográfico que ha constituido el virreynato del Río de laPlata.... Resumiendo. Se ha falsificado la historia para que la inteligencia nacionalestuviese en el limbo mientras operaban las otras inteligencias al servicio
  11. 11. de otra política planificada, desde luego, porque toda política implica un plan. Si la incomprensión del presente nace fatalmente de la ignorancia del pasado,inversamente el pasado puede comprenderse por el presente. La política es la historia presente, como la historia es la política del pasado.Prestigiar o desprestigiar figuras o políticas del pasado es hacerlo para el presente. * * *EL DERECHO A CONOCER LA HISTORIA. Por NORBERTO GALASSO: (1936) Historiador, Político y ante todo Militante del Campo Popular Latinoamericano, inscribe su pensamiento en la corriente revisionista de la Izquierda Nacional. En la huella de Manuel Ugarte, el Grupo Frente Obrero y Jorge Enea Spilimbergo, es actualmente el principal referente toda una generación que iucha por una Sudamérica integrada y libre de tutelajes. Sin duda Norberto, es el más grande historiador de nuestro tiempo. Además de su ejemplo ético y rigor ideológico rescatamos de su inmensa obra: El Che: Revolución Latinoamericana y Socialismo 1997. Seamos Libres (Biografía de San Matrín) 2000. Perón ( Biografía II Tomos)200A. Dirige el Centro Cultural Enrique Santos Discépolo www.discepolo.org.ar. (ver Los Malditos). Tanto la Constitución Nacional, como diversos pactosinternacionales, reconocen a todo ciudadano un conjunto de derechos, que se hanvenido ampliando con el transcurso del tiempo. Sin embargo, a veces se aduce,con razón, que esos derechos, reconocidos por la ley y por la opinión mayoritariade la sociedad, las más de las veces no pueden ser ejercidos concretamente,especialmente dada la desigualdad social reinante: la auténtica libertad de prensarequiere ser dueño de un diario, el derecho a transitar depende del dinero parapagar el pasaje, etc. Si ahondamos la cuestión, podríamos sostener también que el verdadero ejerciciode esos derechos exige, como condición para quien los ejerza, el conocimiento dequién es él mismo, cuál es el país en que vive y cuál el rol que debería desempeñarpara el progreso suyo y de sus compatriotas. Pero, para ello, es obvio que debe conocer profundamente la historia del país, ala luz de la cual se tornará comprensible su propia vida. Si, por el contrario,desconoce los rasgos fundamentales de la sociedad en que vive y las razones porlas cuales ella es como es, puede resultar que ejercite sus derechos de una maneratan errónea que contraríe los propios objetivos que busca concretar. Por ejemplo,quien suponga que los latinoamericanos son abúlicos y perezoso- por motivosraciales - desconfiará seguramente de aquellos “oscuramente pigmentados” y losdenigrará, cuando, sin embargo, la verdadera historia le demostraría que ellosfueron los soldados de la independencia y que dieron su vida a movimientospolíticos que provocaron un fuerte progreso de nuestros países.
  12. 12. El derecho de conocer la Historia Argentina resulta, pues, indiscutible para todoslos habitantes del país, como instrumento fundamental para conocer quiénessomos, dónde estamos y hacia adonde vamos.La Historia Oficial Sin embargo, la Historia que se nos ha venido enseñando, generación trasgeneración, de Mitre hasta aquí, no cumple esa tarea de ofrecernos un cuadrovivido y coherente de nuestro pasado, desde una óptica popular. Se trata, encambio, de un relato construido desde la óptica de las minorías económicamentepoderosas estrechamente ligadas a intereses extranjeros, expuesto como sucesiónde fechas y batallas cuya relación, más de una vez, aparece como arbitraria o sólogenerada por enfrentamientos personales. Durante largos años, diversosinvestigadores la impugnaron- generalmente desde los suburbios de la Academia,pues ésta se halla controlada por la clase dominante- y en muchas ocasionesofrecieron pruebas irrefutables de que la Historia oficial no era, en manera alguna,“la historia argentina”, es decir, el relato interpretativo de nuestro pasado, visto conuna “óptica neutra y científica, alejada de las pasiones políticas”, como lopretendían los docentes de antaño, por supuesto, con total buena fe. Se demostróque en el campo de la heurística (cúmulo de datos, documentos, objetos, etc. queconstituyen la materia prima de la historia) se escamoteaban muchos sucesos: porejemplo, que Olegario Andrade no era sólo poeta sino militante y ensayista político,al igual que José Hernández, que los negocios del Famatina gestionados porRivadavia implicaban una colusión de intereses privados con la función publica, quetanto San Martín como O’Higgins odiaban al susodicho Rivadavia, que la represiónde los ejércitos mitristas en el noroeste, entre 1862 y 1865, significó la muerte demiles argentinos y hasta, durante largo tiempo, se ocultó la batalla de la Vuelta deObligado para no reconocer el mérito de Rosas, aún disintiendo con su políticainterna, de defender la soberanía de la Confederación. Asimismo, se demostró queen el campo de la hermenéutica (la otra columna de la historia, referida a lainterpretación, que explica la concatenación de los hechos históricos entre sí)también se habían tergiversado figuras y sucesos, como, por ejemplo, mostrar albuenazo del Chacho Peñaloza como autoritario y represor para justificar que los“civilizadores” le cortaran la cabeza y la expusieran en una pica en Olta, suponerque San Martín estaba mentalmente declinante cuando le legó su sable a Rosas,siendo que el testamento lo redactó a los 65 años ( siete años antes de su muerte). Estas críticas provinieron, inicialmente, del nacionalismo reaccionario- denostadorde Sarmiento por la defensa de la enseñanza laica y no por sus concesiones almitrismo- y también de investigadores que carecían del título de historiadores, porlo cual la clase dominante los desplazó a los suburbios de la cultura y ni siquiera sedignó polemizar con ellos. Más tarde, cuando otras críticas provinieron de unmarxismo que echaba raíces en América Latina, también se las descalificó porcarecer de óleos académicos. Por supuesto, un pensamiento liberal honesto- aunque con ataduras a losintereses económicos dominantes - hubiese reconocido que inevitablemente existe“una política de la historia” y que, en razón de esto, las diversas ideologías quedisputan en el campo político, también lo hacen en el terreno de la interpretaciónhistórica. Hubo algunos, es cierto (quizás podrían citarse a Saldías y a PérezAmuchástegui), que no obstante su concepción liberal, se negaron a convalidarmuchas fábulas inconsistentes, pero, en general, los historiadores oficiales se
  13. 13. abroquelaron en la versión mitrista, divulgada por Grosso, y condimentada porLevene, Astolfi , Ibáñez y tantos otros, y luego, en el “mitrismo remozado” porHalperín Donghi. Con la ayuda de otras disciplinas- que le otorgaban ciertaverosimilitud científica- la “Historia social” ofreció, entonces, una versión aggiornadade la vieja historia oficial, en la cual los héroes tradicionales- quienes todavía dannombre a plazas, calles, localidades, etc. - permanecieron incólumes mientras los“malditos” continuaban siendo vituperados (Felipe Varela por fascineroso, Facundopor bárbaro, Dorrego por díscolo) o sepultados en el más absolutosilencio(“Pancho”Planes por morenista, antirivadaviano y dorreguista, Fragueiro porpretender una banca social, el viejo Alberdi por su condenar el genocidioperpetrado en Paraguay, David Peña por “facundista” y “dorreguista”, RafaelHernández por industrialista, Juan Saa, Juan de Dios Videla y Carlos JuanRodríguez por federales enemigos de la oligarquía porteña). Igual destino sufrieronlos historiadores heterodoxos, que se apartaron de la línea oficial, aislados,silenciados, hundidos en el olvido, como Ernesto Quesada, Manuel Ugarte, JuanAlvarez, Francisco Silva, Ramón Dolí, Rodolfo Puiggros, Enrique Rivera y tantosotros. Como señaló con mordacidad Arturo Jauretche , “esa historia para el Delfín, quesuponía que el Delfín era un idiota” no sirve para que un argentino se reconozcapor tal, para que entienda su condición latinoamericana a través del auténtico SanMartín (cruzando los Andes con bandera distinta a la argentina, la cual sólo loscruzó en la imaginación de la canción escolar, y más aún, haciendo la campaña alPerú bajo estandarte chileno) o encuentre que una política de expropiación a lasgrandes intereses tiene sus antecedentes tanto en el mismo San Martín en Cuyo,como en el Moreno del Plan de Operaciones, así como la defensa de la industrianacional viene desde Artigas, pasa por San Martín y se consolida en RafaelHernández y Carlos Pellegrini. Tal historia- agregaba Jauretche “le ha quitado elopio que tomaba San Martín para calmar sus dolores estomacales” por considerarlomal ejemplo para los alumnos, con lo cual San Martín continúa retorciéndose dedolor, mientras el opio se ha transferido a la Historia Escolar con el consiguienteadormecimiento de los alumnos. No extrañe, entonces, que muchos argentinos de hoy no sepan quiénes son, nien qué lucha insertarse, ni qué gestas del pasado continuar y concluya en eldesánimo o el pasaporte. Le han robado su derecho a conocer la propia Historia,para robarle su derecho al futuro.
  14. 14. La Crisis de la Historia Oficial Pero, ahora ocurre que las viejas estatuas crujen, que los cartelitos de las callesapenas se sostienen sacudidos por nuevos vientos, que algunos libros clásicos secaen y por efecto dominó, arrastran a los divulgadores, angustian a losconferenciantes, provocan insomnio a los académicos. Esta afirmación no es meraconjetura sino que surge de un artículo publicado en “Clarín”, del 24 /5/2002, poruna de las figuras más importantes de la corriente historiográfica denominada“Historia Social”, que hoy predomina en las universidades. Allí se afirma que “loshistoriadores profesionales” ya no acuerdan con la interpretación de Mitre :“Estamos lejos de lo que se enseña en la escuela y también del sentido común”. Sibien no confiesan que su nueva visión latinoamericana proviene de loshistoriadores “no profesionales”(Por ejemplo, Manuel Ligarte en 1910, EnriqueRivera en “José Hernández y la Guerra del Paraguay", publicado en I954 o“Imperialismo y cultura” y “Formación de la conciencia nacional”, publicados en1957 y 1960, por Juan José Hernández Arregui)),lo importante consiste en queahora manifiestan desacuerdo con la versión tradicional, que Mitre “inventó.”.Después de más de un siglo, resulta ahora que desde el Departamento de Historiade la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires se lesanuncia a los maestros que han difundido una historia falsificada, errada, quecarece del sustento científico que antes se le había otorgado desde las supuestasaltas cumbres del pensamiento científico. Claro, estos “historiadores profesionales” comprenden la gravedad de lo queafirman y admiten: “Sin duda, hay una brecha que debe ser cerrada, pues enHistoria, tanto como en física o Matemáticas no puede admitirse tal distancia entreel saber científico y el escolar”. Indudablemente, sería sorprendente que en laUniversidad explicasen la revolución de mayo como integrando una revoluciónlatinoamericana en “una guerra que enfrentó a patriotas y realistas”( absolutistas,)como lucha entre “americanos y godos”(no ya entre independentistas y españoles)después que los maestros la han enseñado como una revolución, realizada porargentinos que odiaban todo lo español.(Y lo han hecho con los consiguientesdolores de cabeza cuando algún niñito “prodigio” preguntaba: ¿entonces, por quéhabía españoles, como en Larrea y Matheu, en la Primera Junta? Entonces,¿ porqué flameó la bandera española en el frente hasta 1814? Entonces, por quéregresó San Martín, en 1811, si por toda su formación cultural, familiar, militar, etc.debía ser un español hecho y derecho, después de pasar pasado entre los 6 y los33 años en España?) Con toda razón, esos maestros deberían enrostrarle a los “historiadoresprofesionales” que no han cumplido función alguna, desde la Universidad y laAcademia, al permitir que se difundieran interpretaciones falsas de nuestro pasado,las cuales curiosamente tienden a desvincularnos de América Latina y de la Españarevolucionaria, para idealizar a la Revolución de Mayo como un movimiento “por elcomercio libre”...con los ingleses.
  15. 15. ¿Qué función cumplen estos “historiadores profesionales” - podrían argumentarlos maestros - si no son capaces de disipar los errores en la primera etapa de laescolaridad? Como "los historiadores profesionales” preveen esa crítica-aducen queesa brecha entre el saber científico y el escolar (que por primera se reconoce queno es científico) debe cerrase “con cuidado”, porque “este relato mítico es hoy unode los escasos soportes de la comunidad nacional” y habría sido “inventado” porMitre para otorgarnos una “identidad nacional”. ¿Que significa esta última apreciación? Que, si bien la historia escolar no escientífica, ha sido “inventada” y de una u otra manera nos da “identidad nacional,”que si bien “aquellos hombres no fueron héroes inmarcesibles, sino sólo hombrescomo nosotros”, nos dieron “una forma, un modelo de sociedad y de Estado” quedebe preservarse y recrearse permanentemente. Corresponde preguntar, entonces: ¿Cuál es ese modelo? . ¿ El de Martínez de Hoz, acaso? ¿ Cuál es ese Estado?¿El que promovía redistribuir el ingreso en los años 50 o el que favoreció nuestroendeudamiento externo en 1976.? Grave encrucijada para la Historia oficial en momentos en que la mayoría de lasociedad argentina cuestiona a los políticos, a los Bancos, a los magistrados de laCorte Suprema . ¿Sorprendería acaso que entre tanto cosa vieja ,ya inservible,fuera también al desván la Historia Oficial? ¿Sorprendería acaso que el puebloreclamase el derecho a conocer su verdadera historia, para saber quién esrealmente, cuáles son sus hermanos de causa y quiénes lo que pretenden cerrarleel horizonte? En esta época en que se avecinan transformaciones profundas, el conocimientode una verdadera identidad - no "identidad colonial” sino “identidad nacional”, no“inventada” por nadie, sin forjada por los argentinos a través de una larga lucha porla justicia, la igualdad y la soberanía - seguramente permitirá a las mayoríaspopulares argentinas lanzarse a gestar un futuro digno de ser vivido. II - Anexo Trabajo de Reflexión Colectiva. a- Ponencia Introductoria, sobre como entender la Política y lo Político, a cargo de la Coordinación General. b- Divido en subgrupos, con igual cantidad de integrantes, los Coordinadores entregan citas históricas diferentes a cada compañero, estimulando la reflexión individual, fomentando la interpelación política del material otorgado y garantizando la circulación de la palabra para evitar el monopolio de la misma; de manera de impulsar la creatividad argumentativa del Sujeto Militante que de por si es portador de conocimiento. c- El Trabajo Grupal con Dinámica de Taller es sistematizado por los Coordinadores por medio de material visual a consideración de los integrantes de los otros subgrupos. La Reflexión Colectiva aspira a construir una cosmovisión del pasado en función con el presente. d- Cierre del encuentro a cargo de una Reflexión de Síntesis a cargo
  16. 16. de la Coordinación general. * * *CITAS HISTORICAS PARA LA REFLEXION SUBGRUPAL.SARMIENTO: “Se nos habla de gauchos... La lucha ha dado cuenta de ellos, detoda esa chusma de haraganes. No trate de economizar sangre de gauchos. Estees un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criollaincivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos”.(Carta a Mitre de 20 de Septiembre de 1861 y “El Nacional” 3/2/1857).SARMIENTO: “¿Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de Américasiento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa canalla no son másque unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen.Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapacesde progreso, su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debeexterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo alhombre civilizado”.(El Progreso, 27/9/1844; El Nacional, 25/11/1876).SARMIENTO: “Los paraguayos: descendientes de razas guaraníes, indiossalvajes y esclavos que obran por instinto a falta de razón. En ellos se perpetúala barbarie primitiva y colonial. Son unos perros ignorantes de los cuales ya hanmuerto ciento cincuenta mil. Su avance, capitaneados por descendientesdegenerados de españoles, traería la detención de todo progreso y un retrocesoa la barbarie... Al frenético, idiota, bruto y feroz borracho Solano López loacompañan miles de animales que le obedecen y mueren de miedo. Era precisopurgar la tierra de toda esa excrecencia humana: raza perdida de cuyo contagiohay que librarse.”(Carta a Mitre de 1872).LOPEZ JORDAN: “Usted nos llama para combatir al Paraguay Nunca general,ese pueblo es nuestro amigo. Llámenos a pelear a porteños y brasileros.Estamos pronto. Esos son nuestros enemigos. Oímos todavía los cañones dePaysandú. Estoy seguro del verdadero sentimiento del pueblo entrerriano”.(Carta a Urquiza).“El proceso histórico Argentino en particular y Latinoaméricano en general,revelan la existencia de una lucha permanente del pueblo en procura de su
  17. 17. Soberanía Popular para la realización de los fines emancipadores de laRevolución Americana, contra las oligarquías como agentes de los imperialismosen su penetración económica, política y cultural, que se oponen al totalcumplimiento de los destinos de América”.(Manifiesto de la fundación de FORJA. 1935).El Presidente de la UIA, Elvio Coelho expresó este temor sin ambages alhistoriador James Petras por entonces en la Argentina.“ Ya en 1971 me había impresionado un diálogo que mantuve, si mal norecuerdo, con Elvio Coelho, entonces Presidente de la Unión Industrial Argentina(UIA). Yo le preguntaba porque no se lanzaban a la industrialización como enBrasil.- Porque los Sindicatos son demasiado fuertes y eso nos llevaría a unaGuerra Civil- contestó.- Pero, ¿porqué no lo intentan? -Porque podemos perder - dijo’."Pero también se ha visto otro espectáculo, el de las hordas de desclasadoshaciendo de vanguardia del presunto orden peronista. Los pequeños clanes conaspecto de murga que recorrieron la ciudad, no representan ninguna clase de lasociedad argentina. Era el malevaje reclutado por la policía y los funcionarios dela Secretaría de Trabajo y Previsión para amedrentar a la población.(Orientación, órgano oficial del Partido Comunista, 24 de octubre de 1945.)“El aluvión zoológico del 24 de febrero parece haber arrojado a algún diputado asu banca, para que desde ella maúlle a los astros por una dieta de 2.500 pesos.Que siga maullando, que a mí no me molesta”.(Diputado Radical Ernesto Sanmartino en la Cámara de Diputados el 7 deagosto de 1947).“Y sepan ustedes que la Revolución Libertadora se hizo para que en este país elhijo del barrendero muera barrendero...”Contralmirante Arturo Rial a la CGT en 1955.
  18. 18. ALMIRANTE ISSAC ROJAS: “Para que desaparezca el Peronismo deberándesaparecer las chimeneas”.(Diario Clarín, octubre 1955).“La caída del tirano Perón en Argentina es la mejor reparación al orgullo delImperio y tiene para mí tanta importancia como la victoria de la Segunda GuerraMundial, y las fuerzas del Imperio Inglés no le darán tregua, cuartel ni descansoen vida, ni tampoco después de muerto”.Winston Churchill (Primer Ministro Inglés). Discurso en la Cámara de losComunes en 1955.
  19. 19. DECRETO-LEY 4161 5 de marzo de 1956CONSIDERANDO: Que en su existencia política, el Partido Peronista ofende elsentimiento democrático del pueblo argentino, el Presidente provisional de laNación Argentina, en ejercicio del Poder Legislativo, decreta con fuerza de Ley:Art. 1o: Queda prohibida en todo el territorio de la Nación: a) La utilización depropaganda peronista. Se considerará especialmente violatoria de estadisposición, la utilización de la fotografía, retrato o escultura de los funcionariosperonistas o sus parientes, el escudo y la bandera peronista, el nombre propio delpresidente depuesto, el de sus parientes, las expresiones "peronismo","peronista", "justicialismo", "justicialista", "tercera posición", la abreviatura "P.P.",las fechas exaltadas por el régimen depuesto, las marchas "De los muchachosperonistas" y "Evita capitana", "La razón de mi vida" y los discursos delpresidente depuesto y de su esposa, b) La utilización de imágenes, símbolos ysignos "creados o por crearse", que pudieran ser tenidos por alguien con los finesestablecidos en el inciso anterior, c) La reproducción, mediante cualquierprocedimiento, de las imágenes y objetos señalados en los dos incisosanteriores.Art. 2o: El que infrinja el presente decreto-ley será penado: a) Con prisión detreinta días y multa; b) Inhabilitación absoluta para desempeñarse comofuncionario público o dirigente político o gremial; c) Clausura cuando se trate deempresas comerciales.Las sanciones no serán de cumplimiento condicional, ni será procedente laexcarcelación. ARAMBURU - ROJAS - ALSOGARAY“Primero mataremos a todos los subversivos, luego mataremos a suscolaboradores, después... a sus simpatizantes, enseguida... a aquellos quepermanecen indiferentes, y finalmente mataremos a los tímidos”.(General Ibérico Saint Jean. Gobernador de la Provincia de Buenos Aires.Mayo de 1977).

×