El libro de la salud sexual
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

El libro de la salud sexual

on

  • 821 views

bosquejo

bosquejo

Statistics

Views

Total Views
821
Views on SlideShare
821
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
6
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El libro de la salud sexual El libro de la salud sexual Document Transcript

  • EL LIBRO DE LA SALUDSEXUAL, REPRODUCTIVA Y LAPROCREACION RESPONSABLE EN LA ARGENTINA Política • Programa • Herramientas
  • El Libro de la Salud Sexual Reproductiva y la Procreación Responsable En la ArgentinaPolítica Programa Herramientas - -
  • AUTORIDADES NACTONTAT.F.S Presidente de la Nación Dr. Néstor Kirchner Ministro de Salud y Ambiente Dr. Ginés Gon^ále^ García Secretario de Programas Sanitarios Dr.: Héctor ContiSubsecretario de Programas de Prevención y Promoción Dr. Andrés Joaquín Leibovich Director Nacional de Salud Materno Infantil Dr. Carlos Devani 2
  • IndicePrólogo 5Capítulo i: “El Problema, la Respuesta y el Programa’’ 11Ley Nacional N° 25.673 16 Programa Nacional de Salud Sexualy Procreación Responsable 21Capítulo II: Guía para el uso de métodos anticonceptivos61 Capítulo III: Manual de apoyo para el trde los Agentes de Salud 161 3
  • PrólogoDoctor Gínés González García Ministro deSalud y Ambiente de la NaciónCuando asumimos la responsabilidad de conducir el Ministerio de Salud y Ambiente, elegimostrabajar por esa Argentina que se desperezaba después de dormir una larga noche y desoportar la peor pesadilla: la que nos aconsejaba abandonar la confianza en nosotros mismosy en nuestro destino de Nación.Entre tantos consejos malsanos que cruzaron la historia Argentina de los últimos treinta años-profundizados en la década de los 90-, una impostura rondaba como un fantasma: nuestropaís no necesitaba una autoridad sanitaria nacional; se debía dejar librado ai mercado eldestino de la salud de los argentinos. Bastaba ver en el viejo y solitario edificio de la Nueve deJulio el deterioro que habían provocado el abandono y el desinterés, para comprobar hastaqué punto, para bien o para mal, las ideas se encarnan y siguen los derroteros de loshombres.Sin embargo, las crisis son oportunidades. En plena catástrofe, otra Argentina se esperanzabacon un nuevo amanecer, con esa noble terquedad que tienen los pueblos cuandoreconstruyen casas más sólidas y seguras en el mismo lugar donde un terremoto las habíadevastado.Nos propusimos entonces ahuyentar aquellos fantasmas, devolviéndole al Estado unMinisterio y a la Nación una política sanitaria.No se trataba de un capricho ideológico ni de fundamentalismo alguno, sino de una miradaresponsable sobre la realidad que continúa siendo, a pesar de algunos, la única verdad.Así como en aquellos turbulentos días de 2002 le devolvimos a la gente el acceso a losfármacos a través de nuestra Política Nacional de Medicamentos -demostrando que elmercado, por sí solo, no puede resolver los problemas de la comunidad-, cada una denuestras políticas se basó en la lectura, a veces dramática, de la realidad y en el logro de losconsensos necesarios para que esas mismas políticas alcancen la perdurabilidad quetrasciende a un ministro o a un Gobierno en particular. 5
  • PrólogoCon ese mismo eje rector abordamos el tema de la Salud Sexual y la Procreación Responsable.Observamos así que una tercera parte de las muertes maternas ocurrían a consecuencia deabortos practicados sobre embarazos no deseados; que una de cada siete mujeres que fueronmadres eran adolescentes, y que los niños nacidos de madres adolescentes tenían 60% más deprobabilidades de morir que los niños de madres mayores de 20 años; que dos tercios de loscasos de SIDA notificados se contagian por relaciones sexuales sin protección, ya seaheterosexuales (43%) u homosexuales (22%); que las dificultades para acceder a la informaciónrelacionada con la procreación responsable y a los medios para practicarla puedentransformarse en factores discriminatorios en perjuicio de los sectores más vulnerables de lapoblación: ¡os jóvenes, las mujeres y los más pobres. Estos datos no constituían una excepción. Muy por el contrario, marcaban una tendenciacreciente, aunque con fuertes disparidades entre jurisdicciones. Desde aquella postura queaconsejaba que la Nación no debía tener una conducción sanitaria, no se ¡mplementaronpolíticas de Estado orientadas a prevenir o a resolver estos problemas. Fue así como, en elcontexto de aquella cosmovisión del Estado ausente, se fue entretejiendo una realidadincreíble: en el año 2000, aproximadamente siete millones de mujeres en edad fértil teníanactividad sexual, pero la mitad de ellas no empleaba método anticonceptivo alguno, y uncuarto adicional empleaba métodos poco seguros. Es razonable admitir entonces la estimaciónde la cantidad anual de abortos en un valor superior al medio millón. Por otra parte, más allá de las estimaciones, puede afirmarse con absoluta certeza que la casitotalidad de causas de la mortalidad materna en la Argentina son reducibles medianteacciones de prevención y la adecuada atención del embarazo y el parto. La distribución de la mortalidad materna según causas nos muestra que el 61.5% se producepor factores relacionados con la atención del embarazo, el parto y el puerperio -principalmente trastornos hipertensivos, sepsis, hemorragias ante parto y post-parto-, el27.3% como consecuencia de abortos realizados en malas condiciones y el I 1.2% por causasobstétricas indirectas. 6
  • PrólogoQué hicimos y qué estamos haciendo? En octubre del 2002 se sancionó la Ley 25.673 de Salud Sexual y Procreación Responsable,en el marco de un amplio consenso obtenido tanto a nivel parlamentario como de lasorganizaciones no gubernamentales y de la sociedad en general. El logro fue grande puestoque, como sostenemos con saludable porfía, las únicas batallas cuyo resultado perdura sonlas que se ganan en la calle, en el profundo convencimiento de la sociedad. Entre muchas otras tareas, nuestro Programa en sus primeros años de implementaciónestuvo dirigido al fortalecimiento de los programas provinciales a través de acciones deasistencia técnica, capacitación y financiamiento de recurso humano para reforzar losequipos existentes. También hemos adquirido y distribuido en las 24 jurisdicciones del país métodosanticonceptivos no abortivos por alrededor de 33 millones de pesos. A fines de 2005habremos distribuido 18.5 millones de anticonceptivos hormonales orales, 1.7 millones deanticonceptivos orales compatibles con la lactancia materna, 3 millones de anticonceptivosinyectables, 18 millones de preservativos, casi un millón de dispositivos intrauterinos (DIU) y5.500 equipos de instrumental para colocación de DIU. Indudablemente la pobreza es la causa fundamental de las dificultades para acceder a losservicios de salud sexual y reproductiva. Por eso nos propusimos romper la barrera históricaque hasta ahora mantuvo los métodos anticonceptivos fuera del alcance de la población másvulnerable que carece de los recursos económicos para adquirirlos por su cuenta y lleva aque muchas mujeres sigan utilizando el aborto como método de regulación de lafecundidad en condiciones de alto riesgo para su salud.
  • PrólogoPor otra parte, la disponibilidad de métodos anticonceptivos gratuitos resulta un incentivopara el desarrollo de políticas preventivas en salud sexual al acercar a la población a losestablecimientos de salud, constituyendo así un factor dinamizador del proceso deconcientización de ios ciudadanos respecto de su derecho a la salud.Para el Ministerio de Salud y Ambiente, la política de salud sexual y reproductiva no es unaforma autoritaria de reducir la natalidad ni de imponer conductas, sino una manera degarantizar el derecho de todas las personas a tener relaciones sexuales gratificantes sintemor a infecciones, y a decidir cuántos hijos quieren tener y cuándo quieren hacerlo.Ambos derechos son una parte fundamental e ineludible del derecho de todas las personasa elegir la vida que desean vivir.Su aplicación constituye un hito en la relación con las políticas públicas destinadas a laatención de la salud de las mujeres y los niños en la Argentina.Si bien, a partir del advenimiento de la democracia, en 1983, comenzaron lentamente aceder los obstáculos políticos, legales y culturales que existían en algunas provincias ymunicipios para el acceso a servicios de salud sexual y procreación responsable, es ésta laprimera vez que desde el Estado Nacional se expresa claramente la voluntad deimplementar acciones en ese campo. Ellas permitirán disminuir sensiblemente las tasas demortalidad materna, y en particular, la mortalidad y morbilidad relacionadas con el abortorealizado en condiciones riesgosas.Por otra parte, junto a las acciones propias de este Programa, el Estado Argentino ha puestocreciente énfasis en la protección de las mujeres que sí han decidido tener hijos, puesentiende que la Salud Reproductiva se concierta también en la protección de madres y niños.Lo hace a través de programas tales como el "Plan Nacer Argentina", el "Remediar", el"Programa Médicos Comunitarios" o el "PROMIN". El "Plan Nacer Argentina" protege a todaslas mujeres embarazadas y a todos los niños, mediante un seguimiento permanente de losembarazos hasta los 45 días posteriores a su finalización y el cuidado del crecimientosaludable de los niños hasta los 6 años de edad.A través de sus programas, el Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación también procurala captación temprana de las mujeres embarazadas, la prevención de las infecciones detransmisión sexual; el diagnóstico de HIV; la vacunación y el control periódico de madres yniños.
  • PrólogoLa Dirección Nacional de Salud Materno Infantil interviene en aspectos relacionados con laatención del parto normal, la prevención y el tratamiento de la hipertensión en el embarazo; laadecuada atención post aborto; la prevención de la diarrea infantil, la muerte súbita dellactante y las infecciones respiratorias agudas; y la promoción del desarrollo infantil, entreotros. Además distribuye equipamiento, leche fortificada e insumos de salud reproductiva,realiza acciones de prevención y vigilancia de la mortalidad materna, de capacitación y decomunicación social.Derechos y deberesEl Plan Federal de Salud opera sobre la realidad y sobre la actualidad. En este sentido,observamos que la coyuntura impone estrategias de prevención que no puedenesperar.Caminamos cotidianamente las calles que transita la gente común. Sabemos por tanto quenuestra tarea no es otra que la de actuar sobre esa realidad. Promovemos prácticas saludables,y, por ello, una de nuestras funciones indelegables pasa por el meridiano de la prevención.Ocupando cargos directivos, cada muerte por causas evitables nos duele el doble. Lainmoralidad, en este caso, consistiría en no trabajar para que todos los argentinos puedangozar de una vida larga y saludable. Por eso ofrecemos estas respuestas: porque sonnecesarias para evitar los embarazos no deseados y el contagio del SIDA. Porque sonimprescindibles para evitar más muertes.En vano sería opinar sobre costumbres cotidianas, sobre la decadencia de ciertos valores osobre el relativismo moral: no tenemos mandato para eso. Por eso, y más allá de debates deotra naturaleza, nuestro deber ético reside en darle a todos los ciudadanos la posibilidad deuna mejor calidad de vida, durante más tiempo. La historia nos juzgará por nuestras acciones,no por nuestras intenciones.Y por eso nació este libro, que representa una parte de nuestro compromiso con un futuromás saludable para todos los argentinos.- 9
  • Capítulo IEl Problema 11
  • Capítulo I - El Problema, la- R espuesta y el ProgramaEl Problema. Una tercera parte de las muertes maternas ocurren a consecuencia de abortos practicadossobre embarazos no deseados. (Se estima, no obstante, que existe subregis- tro y esaproporción alcanza a la mitad de las muertes producidas.). Una de cada siete mujeres que fueron madres el último año son adolescentes. Los niñosnacidos de madres adolescentes tienen el 60% más de probabilidades de morir que los niñosde madres mayores de 20 años.. En la Argentina, dos tercios de los casos de sida notificados se contagian por relacionessexuales sin protección, ya sea heterosexuales (43,3%) u homosexuales( 21 . 6 %).. Las dificultades para acceder a la información relacionada con la procreación responsable y alos medios para practicarla pueden transformarse en factores discriminatorios en perjuicio delos más vulnerables de la sociedad: los jóvenes, las mujeres, los más pobres.. Estos datos no representan excepciones. Han marcado hasta ahora una tendencia creciente,aunque con marcadas disparidades entre jurisdicciones. Sin embargo, hasta la fecha no hahabido políticas de Estado orientadas a prevenir o resolver estos problemas.. Hoy resulta imprescindible dar una respuesta. Y el Ministerio de Salud ha comenzado adarla, impulsando la ley 25.673 (sancionada el 30 de octubre de 2002) que crea el ProgramaNacional de Salud Sexual y Procreación Responsable. 13
  • Capítulo I - El Problema, la Respuesta y el ProgramaLa RespuestaEl Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable:. Reconoce la autonomía de todas las personas para elegir individual y libremente, deacuerdo a sus convicciones y a partir del asesoramiento, un método anticonceptivoadecuado, reversible, no abortivo y transitorio, para decidir la cantidad de hijos que cadapareja desea tener.. Respalda el derecho que tienen todas las personas a la salud, que incluye la posibilidad dedesarrollar una vida sexual gratificante y sin coerción, sin temor a infecciones o a embarazosno deseados.. Promueve la “Consejería” en Salud Reproductiva y Procreación Responsable en los serviciosde salud pública de todo el país, es decir, la posibilidad de acceder gratuitamente a unaelección informada en materia de procreación responsable.. Respetando la perspectiva de género, está dirigido a mujeres y a varones por igual, wFavorecerá la detección precoz de enfermedades genitales (mediante la realización de PAP atodas las mujeres bajo programa) y mamarias.. Contribuirá a la prevención y detección temprana de infecciones y VIH/sida, por medio de laarticulación con otros programas, poniendo además al alcance de la población los medios deprotección adecuados. ■- Procura disminuir sustancialmente la Tasa de Mortalidad Materna en aquellasjurisdicciones que dupliquen la tasa nacional.- Se propone reducir sustancialmente él número de hospitalizaciones por aborto.- Intenta disminuir la Tasa de Fecundidad Adolescente.
  • Capítulo I - El Problema, la Respuesta y el ProgramaEl ProgramaLa implementación del Programa Nacional de Salud Sexual yProcreación Responsable abarca:. Entrega de métodos anticonceptivos para su distribución gratuita en los Centros deAtención Primaria y Hospitales Públicos, a solicitud de los usuarios, con aseso- ramiento oconsejería especializada. (Se espera cubrir el 100% de los efectores provinciales a los 3años de implementado el programa.). Asistencia técnica y apoyo a las autoridades provinciales, para la implementación deprogramas locales en todas las provincias.. Asistencia técnica y capacitación permanente a los equipos de salud (médicos,obstétricas, enfermeros, trabajadores sociales, agentes sanitarios).. Promoción de actividades de Comunicación Social sobre Salud Sexual yProcreación Responsable.. Articulación con el Programa Nacional de Lucha contra el SIDA y ITS.. Cobertura nominal y seguimiento individual de los beneficiarios, bajo responsabilidad delos efectores o servicios.. Monitoreo, seguimiento y evaluación de actividades y resultados, en todas lasjurisdicciones. 15
  • Capitulo I - El Problema, la Respuestay el Programa Ley 25.673 de CREACIÓN DEL PROGRAMA NACIONAL DE SALUD SEXUAL Y PROCREACIÓN RESPONSABLEEl Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc. sancionancon fuerza de ley:Artículo Io.- Créase el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable en el ámbitodel Ministerio de Salud.Artículo 2o.- Serán objetivos de este programa:a) Alcanzar para la población el nivel más elevado de salud sexual y procreación responsable conel fin de que pueda adoptar decisiones libres de discriminación, coacciones o violencia;b) Disminuir la morbimortalidad materno-infantil;c) Prevenir embarazos no deseados;d) Promover la salud sexual de los adolescentes;e) Contribuir a la prevención y detección precoz de enfermedades de transmisión sexual, devih/sida y patologías genital y mamarias;f) Garantizar a toda la población el acceso a la información, orientación, métodos y prestacionesde servicios referidos a la salud sexual y procreación responsable;g) Potenciar la participación femenina en la toma de decisiones relativas a su salud sexual yprocreación responsable. Artículo 3o.- El programa está destinado a la población en general, sin discriminación alguna.Artículo 4o.- La presente ley se inscribe en el marco del ejercicio de los derechos y obligacionesque hacen a la patria potestad. En todos los casos se considerará primordial la satisfacción delinterés superior del niño en el pleno goce de sus derechos y garantías consagrados en laConvención Internacional de los Derechos del Niño (Ley 23.849).Artículo 5o.- El Ministerio de Salud en coordinación con los Ministerios de Educación y deDesarrollo Social y Medio Ambiente tendrán a su cargo la capacitación de educadores, tra-bajadores sociales y demás operadores comunitarios a fin de formar agentes aptos para:a) Mejorar la satisfacción de la demanda por parte de efectores y agentes de salud;b) Contribuir a la capacitación, perfeccionamiento y actualización de conocimientos bási- 16
  • Capítulo I - El Problema, la Respuesta y el Programacos. vinculados a la salud sexual y a la procreación responsable en la comunidad educativa; cPromover en la comunidad espacios de reflexión y acción para la aprehensión de conocimientosbásicos vinculados a este programa;tf Detectar adecuadamente las conductas de riesgo y brindar contención a los grupos de ~esgo,para lo cual se buscará fortalecer y mejorar los recursos barriales y comunitarios a fn de educar,asesorar y cubrir todos lo niveles de prevención de enfermedades de transfusión sexual, vih/siday cáncer genital y mamario.Artículo 6o.- La transformación del modelo de atención se implementará reforzando la calidad ycobertura de los servicios de salud para dar respuestas eficaces sobre salud sexual y procreaciónresponsable. A dichos fines se deberá:a) Establecer un adecuado sistema de control de salud para la detección temprana de lasenfermedades de transmisión sexual, VIH/sida y cáncer genital y mamario. Realizar diagnóstico.tratamiento y rehabilitación;b) A demanda de los beneficiarios y sobre la base de estudios previos, prescribir y suministrar losmétodos y elementos anticonceptivos que deberán ser de carácter reversible, no asertivos ytransitorios, respetando los criterios o convicciones de los destinatarios, salvo contraindicaciónmédica específica y previa información brindada sobre las ventajas y Desventajas de los métodosnaturales y aquéllos aprobados por la ANMAT; i Efectuar controles periódicos posteriores a lautilización del método elegido.Artículo 7o.- Las prestaciones mencionadas en el artículo anterior serán incluidas en el -AgramaMédico Obligatorio (PMO), en el nomenclador nacional de prestaciones médicas y en elnomenclador farmacológico.Los servicios de salud del sistema público, de la seguridad social de salud y de los sistemasprivados las incorporarán a sus coberturas, en igualdad de condiciones con sus otrasprestacionesArtículo 8o.- Se deberá realizar la difusión periódica del presente programa.Articulo 9o.- Las instituciones educativas públicas de gestión privada, confesionales o no, daráncumplimiento a la presente norma en el marco de sus convicciones.Artículo 10°.- Las instituciones privadas de carácter confesional que brinden por sí o por zarcerosservicios de salud, podrán con fundamento en sus convicciones, exceptuarse del cumplimient de lodispuesto en el artículo 6°, inciso b), de la presente ley^rzc_ko La autoridad de aplicación deberá:a Reaczar la implementación, seguimiento y evaluación del programa;fe* Suscribir convenios con las provincias y con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para 17
  • Capítulo I - El Probit ma> la Respuesta y el Programaque cada una organice el programa en sus respectivas jurisdicciones para lo cual percibirán laspartidas del Tesoro Nacional previstas en el presupuesto. El no cumplimiento del mismocancelará las transferencias acordadas. En el marco del Consejo Federal de Salud, se estableceránlas alícuotas que correspondan a cada provincia y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.Artículo 12°.- El gasto que demande el cumplimiento r “ograma para el sector público seimputará a la jurisdicción 80 -Ministerio de Salud - ama Nacional de Salud SexinJ y ProcreaciónResponsable, del Presupuesto General de ía. ministración Nacional.Artículo 13o.- Se invita a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir a lasdisposiciones de la presente ley.Artículo 14o.- Comuniqúese al Poder Ejecutivo.Dada en la Sala de Sesiones del Congreso Argentino, en Buenos Aires, a los treinta días del mesde octubre del año dos mil dos. DECRETO NACIONAL 1.282/2003 REGLAMENTACION DE LA LEY N° 25.673 DE CREACION DEL PROGRAMA NACIONAL DE SALUD SEXUAL Y PROCREACION RESPONSABLEVISTOel Expediente N° 2002-4994/03-7 del registro del MINISTERIO DE SALUD y la Ley N° 25.673sobre Salud Sexual y Procreación Responsable, yCONSIDERANDOQue dicha norma legal crea el PROGRAMA NACIONAL DE SALUD SEXUAL Y PROCREACIONRESPONSABLE en el ámbito del MINISTERIO DE SALUD.Que la Ley N° 25 673 importa el cumplimiento de los derechos consagrados en TratadosInternacionales, con rango constitucional, reconocido por la reforma de la Carta Magna de 1994,como la Declaración Universal de Derechos Humanos; el Pacto Internacional de DerechosEconómicos, Sociales y Culturales; la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas deDiscriminación Contra la Mujer; y la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, entreotros. 18
  • Capítulo I - El Problema^ la Respuesta y el ProgramaQue el artículo 75, inc. 23) de nuestra CONSTITUCION NACIONAL, señala la necesidad depromover e implementar medidas de acción positiva a fin de garantizar el pleno goce y ejercicio delos derechos y libertades fundamentales reconocidos por la misma y los Tratados Internacionalesde Derechos Humanos, antes mencionados.Que la ORGANIZACION MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) define el derecho a la planificación familiarcomo “un modo de pensar y vivir adoptado voluntariamente por individuos y parejas, que se basaen conocimientos, actitudes y decisiones tomadas con sentido de responsabilidad, con el objeto depromover la salud y el bienestar de la familia y contribuir así en forma eficaz al desarrollo del país.”Que lo expuesto precedentemente implica el derecho de todas las personas a tener fácil acceso ala información, educación y servicios vinculados a su salud y comportamiento reproductivo.Que la salud reproductiva es un estado general de bienestar físico, mental y social, y no de meraausencia de enfermedades o dolencias, en todos los aspectos relacionados con el sistemareproductivo, sus funciones y procesos.Que estadísticamente se ha demostrado que, entre otros, en los estratos más vulnerables de lasociedad, ciertos grupos de mujeres y varones, ignoran la forma de utilización de los métodosanticonceptivos más eficaces y adecuados, mientras que otros se encuentran imposibilitadoseconómicamente de acceder a ellos.Que en consecuencia, es necesario ofrecer a toda la población el acceso a: la información yconsejería en materia de sexualidad y el uso de métodos anticonceptivos, la prevención,diagnóstico y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual incluyendo el HIV/SIDAypatología genital y mamaria; así como también la prevención del aborto.Que la ley que por el presente se reglamenta no importa sustituir a los padres en el aseso-ramiento y en la educación sexual de sus hijos menores de edad sino todo lo contrario, elpropósito es el de orientar y sugerir acompañando a los progenitores en el ejercicio de la patriapotestad, procurando respetar y crear un ambiente de confianza y empatia en las consultasmédicas cuando ello fuera posible.Que nuestro ordenamiento jurídico, principalmente a partir de la reforma Constitucional del año1994, incorporó a través del Artículo 75, inc.) 22 la CONVENCION INTERNACIONAL SOBRE LOSDERECHOS DEL NIÑO, y con esa orientación, ésta ley persigue 19
  • Capítulo I - El Problema,, la Respuesta y el Programabrindar a la población el nivel más elevado de salud sexual y procreación responsable, siendoaspectos sobre los que, de ninguna manera, nuestros adolescentes pueden desconocer y/ opermanecer ajenos.Que, concretamente, la presente ley reconoce a los padres, justamente, la importantísima misiónpaterna de orientar, sugerir y acompañar a sus hijos en el conocimiento de aspectos,enfermedades de transmisión sexual, como ser el SIDA y/o patologías genitales y mamarias, entreotros, para que en un marco de responsabilidad y autonomía, valorando al menor como sujeto dederecho, mujeres y hombres estén en condiciones de elegir su Plan de Vida.Que la Ley N° 25.673 y la presente reglamentación se encuentran en un todo de acuerdo con loprescripto por el artículo 921 del CODIGO CIVIL, que otorga discernimiento a los menores deCATORCE (14) años y esta es la regla utilizada por los médicos pediatras y generalistas en laatención médica.Que en concordancia con la CONVENCION INTERNACIONAL SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO, seentiende por interés superior del mismo, el ser beneficiarios, sin excepción ni discriminaciónalguna, del más alto nivel de salud y dentro de ella de las políticas de prevención y atención en lasalud sexual y reproductiva en consonancia con la evaluación de sus facultades.Que el temperamento propiciado guarda coherencia con el adoptado por prestigiosos pro-fesionales y servicios especializados con amplia experiencia en la materia, que en la prácticaasisten a los adolescentes, sin perjuicio de favorecer fomentar la participación de la familia,privilegiando el no desatenderlos.Que en ese orden de ideas, las políticas sanitarias nacionales, están orientadas a fortalecer laestrategia de atención primaria de la salud, y a garantizar a la población el acceso a la informaciónsobre los métodos de anticoncepción autorizados, así como el conocimiento de su uso eficaz, aefectos de su libre elección, sin sufrir discriminación, coacciones ni violencia, de conformidad conlo establecido en los documentos de Derechos Humanos y en ese contexto a facilitar el acceso adichos métodos e insumos.Que, en el marco de la formulación partidpativa de normas, la presente reglamentación ha sidoconsensuada con amplios sectores de la población de los ámbitos académicos y científicos, asícomo de las organizaciones de la sociedad civil comprometidas con la temática, las 20
  • Capítulo 1 - til Problema, la Respuesta y el Programajurisdicciones locales y acordado por el COMITE DE CRISIS DEL SECTOR SALUD y su continuador, elCONSEJO CONSULTIVO DEL SECTOR SALUD.Que la DIRECCION GENERAL DE ASUNTOS JURIDICOS del MINISTERIO DE SALUD ha tomado laintervención de su competencia.Que la presente medida se dicta de conformidad con las facultades emergentes del artículo 99,inciso 2o) de la CONSTITUCION NACIONAL.Por ello,EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA DECRETA:Artículo Io.- Apruébase la Reglamentación de la Ley N° 25.673 que como anexo I forma parteintegrante del presente Decreto.Artículo 2o.- La Reglamentación que se aprueba por el artículo precedente entrará en vigencia apartir del día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial.Artículo 3o.- Facúltese al MINISTERIO DE SALUD para dictar las normas complementariasinterpretativas y aclaratorias que fueren menester para la aplicación de la Reglamentación que seaprueba por el presente Decreto.Artículo 4o.- Comuniqúese, publíquese, dése a la Dirección Nacional de Registro Oficial yarchívese. ANEXO I REGLAMENTACION DE LA LEY N° 25.673Artículo Io.- El MINISTERIO DE SALUD será la autoridad de aplicación de la Ley N° 25.673 y de lapresente reglamentación.Artículo 2o.- A los fines de alcanzar los objetivos descriptos en la Ley que se reglamenta elMINISTERIO DE SALUD deberá orientar y asesorar técnicamente a los Programas Provinciales queadhieran al Programa Nacional, quienes serán los principales responsables de las actividades adesarrollar en cada jurisdicción. Dicho acompañamiento y asesoría técnica deberán centrarse enactividades de información, orientación sobre métodos y ele-
  • Capítulo I - El Problema, ¡a Respuesta y el Programamentos anticonceptivos y la entrega de éstos, así como el monitoreo y la evaluación.Asimismo, se deberán implementar acciones que tendientes a ampliar y perfeccionar la redasistencial a fin de mejorar la satisfacción de la demanda.La ejecución de las actividades deberá realizarse con un enfoque preventivo y de riesgo, a fin dedisminuir las complicaciones que alteren el bienestar de los destinatarios del Programa, encoordinación con otras acciones de salud orientadas a tutelar a sus beneficiarios y familias.Las acciones deberán ser ejecutadas desde una visión tanto individual como comunitaria. Artículo3o.- SIN REGLAMENTAR.Artículo 4o.- A los efectos de la satisfacción del interés superior del niño, considéreselo al mismobeneficiario, sin excepción ni discriminación alguna, del más alto nivel de salud y dentro de ellade las políticas de prevención y atención en la salud sexual y reproductiva en consonancia con laevolución de sus facultades.En las consultas se propiciará un clima de confianza y empatia, procurando la asistencia de unadulto de referencia, en particular en los casos de los adolescentes menores de CATORCE (14)años.Las personas menores de edad tendrán derecho a recibir, a su pedido y de acuerdo a sudesarrollo, información clara, completa y oportuna; manteniendo confidencialidad sobre lamisma y respetando su privacidad.En todos los casos y cuando corresponda, por indicación del profesional interviniente, seprescribirán preferentemente métodos de barrera, en particular el uso de preservativo, a los finesde prevenir infecciones de transmisión sexual y VIH/ sida. En casos excepcionales, y cuando elprofesional así lo considere, podrá prescribir, además, otros métodos de los autorizados por laADMINISTRACION NACIONAL DE MEDICAMENTOS, ALIMENTOSY TECNOLOGIA MEDICA (ANMAT) debiendo asistir las personas menores de CATORCE (14) años,con sus padres o un adulto responsable.Artículo 5o.- Los organismos involucrados deberán proyectar un plan de acción conjunta para eldesarrollo de las actividades previstas en la ley, el que deberá ser aprobado por las máximasautoridades de cada organismo. 22
  • Capítulo I ~ til Problema, la Respuesta y el PrognArtículo 6o.- En todos los casos, el método y/o elemento anticonceptivo prescripto, una vez que lapersona ha sido suficientemente informada sobre sus características, riesgos y eventualesconsecuencias, será el elegido con el consentimiento del interesado, en un todo de acuerdo consus convicciones y creencias y en ejercicio de su derecho personalísimo vinculado a la disposicióndel propio cuerpo en las relaciones clínicas, derecho que es innato, vitalicio, privado eintransferible, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 4o del presente, sobre las personasmenores de edad.Entiéndase por métodos naturales, los vinculados a la abstinencia periódica, los cuales deberánser especialmente informados.La ADMINISTRACION NACIONAL DE MEDICAMENTOS, ALIMENTOS Y TECNOLOGIA (ANMAT)deberá comunicar al MINISTERIO DE SALUD cada SEIS (6) meses la aprobación y baja de losmétodos y productos anticonceptivos que reúnan el carácter de reversibles, no abortivos ytransitorios.Artículo 7o.- La SUPERINTENDENCIA DE SERVICIOS DE SALUD, en el plazo de DIEZ (10) díascontados a partir de ia publicación del presente Decreto, deberá elevar para aprobación porResolución del MINISTERIO DE SALUD, una propuesta de modificación de la Resolución MinisterialN° 201/02 que incorpore las previsiones de la Ley N° 25.673 y de esta Reglamentación.Artículo 8o.- Los Ministerios de SALUD, de EDUCACION, CIENCIA Y TECNOLOGIA y deDESARROLLO SOCIAL deberán realizar campañas de comunicación masivas al menos UNA (I)vez al año, para la difusión periódica del Programa.Artículo 9o.- El MINISTERIO DE EDUCACION, CIENCIA Y TECNOLOGIA adoptará los recaudosnecesarios a fin de dar cumplimiento a lo previsto en el artículo 9o de la Ley N° 25.673.Artículo 10o.- Se respetará el derecho de los objetores de conciencia a ser exceptuados de suparticipación en el PROGRAMA NACIONAL DE SALUD SEXUAL Y PROCREACION RESPONSABLEprevia fundamentación, y lo que se enmarcará en la reglamentación del ejercicio profesional decada jurisdicción.Los objetores de conciencia lo serán tanto en la actividad pública institucional como en la privada.Los centros de salud privados deberán garantizar la atención y la implementación delPrograma, pudiendo derivar a ia población a otros Centros asistenciales, cuando I 23
  • Capítulo I - El Problema, la Respuesta j el Programapor razones confesionales, en base a sus fines institucionales y/o convicciones de sus titulares,optaren por ser exceptuados del cumplimiento del artículo 6, inciso b) de la ley que sereglamenta, a cuyo fin deberán efectuar la presentación pertinente por ante las autoridadessanitarias locales, de conformidad a lo indicado en e! primer párrafo de este artículo cuandocorresponda.Artículo I Io,- SIN REGLAMENTAR.Artículo 12°.- SIN REGLAMENTAR.Artículo 13°.- SIN REGLAMENTAR.Artículo 14°.- SIN REGLAMENTAR.Sanción.- 23 de mayo de 2003Publicación B.O.- 26 de mayo de 2003 24