Your SlideShare is downloading. ×
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Grupos colaboradores revneurol
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Grupos colaboradores revneurol

322

Published on

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
322
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. ORIGINAL Redes de coautoría y colaboración institucional en Revista de Neurología G. González-Alcaide a, A. Alonso-Arroyo a, J. González de Dios b, A.P. Sempere c, J.C. Valderrama-Zurián a, R. Aleixandre-Benavent a REDES DE COAUTORÍA Y COLABORACIÓN INSTITUCIONAL EN REVISTA DE NEUROLOGÍA Resumen. Introducción. La cooperación científica es fundamental para el avance de la ciencia. Los indicadores bibliométri- cos y el análisis de redes sociales permiten analizar la colaboración en las publicaciones científicas. El objetivo del presente trabajo es caracterizar la colaboración científica en Revista de Neurología a lo largo del período 2002-2006. Materiales y mé- todos. Se han identificado las coautorías y las relaciones de colaboración institucional, calculando el índice de firmas por tra- bajo, los patrones de colaboración de los autores e instituciones más productivas, se han cuantificado los tipos de colabora- ción entre instituciones y se han construido las redes de coautoría y colaboración institucional. Para la realización de estos procesos se han utilizado los programas Access y Pajek. Resultados. El índice de firmas por trabajo de los 1.983 trabajos ana- lizados se sitúa en 4,01. El 56,54% de los documentos presenta algún tipo de colaboración institucional. En relación con el nú- mero de colaboraciones, predominan las de centros del mismo país (52,7%) frente a las colaboraciones entre diferentes depar- tamentos, servicios o unidades de una misma institución (40,47%) y las internacionales (6,83%). Se han identificado 45 clus- ters de autores de elevada intensidad de colaboración integrados por 149 investigadores, además de un gran núcleo de insti- tuciones vinculadas entre sí conformada por 80 centros. Conclusiones. Revista de Neurología canaliza la producción científi- ca de un elevado número de grupos de investigación. Se constata una evolución diacrónica positiva en la colaboración, si bien resulta fundamental incidir en el impulso de la cooperación interregional e internacional. [REV NEUROL 2008; 46: 642-51] Palabras clave. Análisis bibliométrico. Análisis de redes sociales. Colaboración científica. Colaboración institucional. Redes de coautoría. Revista de Neurología.INTRODUCCIÓN disciplinaria e integrada entre investigadores y equipos básicos,La cooperación científica es fundamental para el progreso de la clínicos, de salud pública, salud laboral y salud ambiental pró-ciencia, ya que permite abordar de forma más eficiente proble- ximos a la realidad asistencial y clínica, orientados a la resolu-mas complejos, completar insuficiencias y posibilita que se al- ción de problemas [3]. Y en el ámbito europeo, el VII Programacance la masa crítica necesaria para el avance del conocimiento Marco vuelve a incidir en la importancia de los consorcios eu-[1]. Estas afirmaciones son especialmente válidas en el campo ropeos, de la colaboración transfronteriza y en los beneficios dede las ciencias neurológicas, por tratarse de un área multidisci- la colaboración interdisciplinaria e interinstitucional [4].plinaria en la que concurren diferentes disciplinas y áreas del Los indicadores bibliométricos, así como el análisis de re-saber, tanto de carácter básico –como la bioquímica, la farma- des sociales aplicados al análisis de la colaboración en las pu-cología, la fisiología o la morfología, entre otras– como de ca- blicaciones científicas, permiten identificar los principales gru-rácter clínico –entre las que se pueden destacar la neurocirugía, pos y redes de trabajo que están generando una producciónla neurofisiología, la neurología, la neuropediatría o la neuro- científica activa en un área de conocimiento, más allá de las es-rradiología– [2]. tructuras cooperativas formales existentes, lo cual posibilita la Conscientes de la importancia de la cooperación, los orga- caracterización de su actividad científica y ofrece una informa-nismos responsables de las políticas científicas tratan de fomen- ción que puede resultar de utilidad para conocer el grado de co-tar la investigación cooperativa. En España, el Plan Nacional de laboración y facilitar una mayor integración de los grupos [5-8].Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica El objetivo del presente trabajo es identificar las redes de coau-2008-2011 establece la importancia de la colaboración multi- toría, de colaboración institucional y caracterizar la colabora- ción científica en Revista de Neurología (Rev Neurol) a lo largo del período 2002-2006.Aceptado tras revisión externa: 02.04.08.a Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación López Piñero. Uni-versitat de València-CSIC. Valencia. b Departamento de Pediatría. Hospital deTorrevieja-Universidad Miguel Hernández. Elche, Alicante. c Servicio de Neu- MATERIALES Y MÉTODOSrología. Hospital General Universitario de Alicante. Alicante, España. Se seleccionaron los trabajos publicados en Rev Neurol en el período 2002-Correspondencia: Dr. Rafael Aleixandre Benavent. Instituto de Historia 2006, procediendo a la normalización de las diferentes variantes en losde la Ciencia y la Documentación López Piñero (CSIC-Universitat de Va- nombres de un mismo autor o institución, según se explica detalladamentelència). Palau de Cerveró. Pl. Cisneros, 4. E-46003 Valencia. E-mail: rafael. en un trabajo previo [9].aleixandre@uv.es El análisis y la caracterización de la colaboración científica se ha efectua-Estudio realizado con una ayuda del Programa I3P del Consejo Superior de do a partir de dos tipos de indicadores y aproximaciones metodológicas:Investigaciones Científicas, cofinanciado por el Fondo Social Europeo y conuna ayuda de la Secretaría General de Políticas de Igualdad del Instituto de Indicadores bibliométricos de colaboraciónla Mujer (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales), en el marco del Plan Na- La caracterización global de la colaboración entre los autores en la revistacional de Investigaciones Científicas, Desarrollo e Innovación Tecnológica. se ha efectuado a partir del índice de colaboración o índice de firmas por© 2008, REVISTA DE NEUROLOGÍA trabajo (IFT), y en el caso de las instituciones se ha determinado el número642 REV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651
  • 2. REDES DE COAUTORÍAFigura 1. Principales clusters de autores (≥ 5 documentos en coautoría) identificados en Revista de Neurología (2002-2006). Clusters construidos a par-tir de las coautorías o firmas conjuntas de los autores en los trabajos científicos. La mayor intensidad de las colaboraciones (firma conjunta de un nú-mero más elevado de trabajos) queda reflejada mediante un mayor grosor en las líneas o enlaces que los vinculan.Tabla I. Número de documentos publicados y colaboración anual de autores e institu- mero de firmas de los trabajos en los que han intervenido, elciones en Revista de Neurología (2002-2006). IFT o el número de autores e instituciones con las que han co- laborado.Año N.º de N.º de Índice de N.º de documentos %a documentos firmas firmas/trabajo en colaboración Identificación de clusters de autores institucional e instituciones y análisis de redes sociales2002 460 1.656 3,6 246 54,18 Se han identificado todas las combinaciones de pares de auto- res existentes en cada uno de los trabajos, es decir, las coauto-2003 433 1.671 3,86 231 54,48 rías, cuyo número está relacionado con el número de firmas de aquél, ya que resulta igual al número de combinaciones posi-2004 470 1.953 4,15 278 59,66 bles de m elementos diferentes (número de firmas) que se pue-2005 303 1.375 4,54 173 58,05 den obtener agrupados de n en n (en este caso, de dos en dos, al identificar coautorías), valor que se puede calcular con la2006 317 1.295 4,08 178 56,87 aplicación de la fórmula: () mTotal 1.983 7.950 4,01 1.106 56,54 m! , teniendo en cuenta la condición Cm= n =a n (m–n)!n! (1 < n ≤ m). Valores calculados sobre los 1.956 trabajos con adscripción institucional. Así, en un trabajo con una sola firma no existe ninguna coauto- ría, un trabajo con dos firmas tiene una relación de coautoríay porcentaje de documentos firmados en colaboración institucional, dife- (A con B), un trabajo con tres firmas tiene tres relaciones de coautoría (Arenciado los siguientes tipos de colaboración: con B, A con C y B con C), un trabajo con cuatro firmas tiene seis relacio- – Colaboración intrainstitucional (tipo 1): se da en los trabajos de una mis- nes de coautoría (A con B, A con C, A con D, B con C, B con D y C con D), ma macroinstitución pero firmados conjuntamente por diferentes depar- y así sucesivamente. En relación con ello, es importante diferenciar el nú- tamentos, servicios o unidades. mero total de coautorías existentes en el conjunto de los trabajos estudiados – Colaboración interinstitucional (tipo 2): aquélla en la que concurren al respecto al número de coautorías diferentes, ya que muchas de ellas se re- menos dos instituciones de un mismo país. petirán al analizar una amplia colección de documentos, firmados algunos – Colaboración internacional (tipo 3): cuando un mismo documento lo fir- de ellos por los mismos autores. Una vez cuantificado el número de coauto- man instituciones de más de un país. rías diferentes, es decir, de la ‘intensidad de colaboración’, se ha aplicado un algoritmo que considera la existencia de un cluster o agrupación de au-Asimismo, en el caso de los trabajos de instituciones españolas, se ha dife- tores, cuando se identifica a al menos dos autores vinculados entre sí conrenciado la colaboración interinstitucional entre centros de la misma o de igual o mayor número de las coautorías fijadas a priori, habiéndose ejecu-diferentes comunidades autónomas. tado de forma sucesiva el algoritmo en un rango que oscila desde ≥ 2 hasta Se ha caracterizado asimismo la colaboración científica de los autores e ≥ 6 coautorías, con el objeto de analizar el grado de intensidad de las co-instituciones más productivos a partir de diferentes indicadores, como el nú- laboraciones en la revista y los clusters resultantes. La misma metodologíaREV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651 643
  • 3. G. GONZÁLEZ-ALCAIDE, ET ALTabla II. Autores más productivos y patrones de colaboración en Revista de Neurología (2002-2006).Autor N.º de N.º de Índice de N.º de Media Número de trabajos firmas firmas/trabajo colaboradores a autores/trabajo b coautorías cGarcía de Sola, Rafael 25 107 4,28 41 1,68 82López Pisón, Javier 24 163 6,79 81 3,42 139Campistol Plana, Jaume 23 129 5,61 69 3,04 106Carod Artal, Francisco Javier 21 55 2,62 24 1,19 34Jiménez Caballero, Pedro Enrique 20 59 2,95 17 0,90 39Jiménez Jiménez, Félix Javier 19 86 4,53 31 1,68 67Pascual Castroviejo, Ignacio 19 63 3,31 26 1,42 44Santos Lasaosa, Sonia 19 130 6,84 36 1,95 111Medrano Martínez, Vicente 17 106 6,23 47 2,82 89Peña Segura, José Luis 16 99 6,19 50 3,19 83Castro Gago, Manuel 15 81 5,40 30 2,07 66Moltó Jordá, José Manuel 15 102 6,80 36 2,47 87Pascual Pascual, Samuel Ignacio 15 67 4,47 34 2,33 52Alonso Navarro, Hortensia 14 64 4,57 25 1,86 50Bestué Cardiel, María 14 55 3,93 17 1,28 41Eirís Puñal, Jesús Manuel 14 80 5,71 30 2,21 66Herranz Fernández, José Luis 14 36 2,57 16 1,21 22Pascual Piazuelo, M. Carmen 14 52 3,71 13 1,00 38Pastor Gómez, Jesús 14 59 4,21 25 1,86 45Prats Viñas, José María 14 51 3,64 24 1,78 37Serrano Castro, Pedro Jesús 14 110 7,86 43 3,14 96Álvarez Tejerina, Araceli 13 59 4,54 14 1,15 46Pascual Millán, Luis Fernando 13 98 7,53 33 2,61 85Pérez Sempere, Ángel 13 59 4,54 33 2,61 46Sánchez Álvarez, Juan Carlos 13 112 8,61 43 3,38 99Franco Macías, Emilio 12 54 4,50 24 2,08 42Izquierdo Ayuso, Guillermo 12 55 4,58 33 2,83 43López del Val, Luis Javier 12 180 15,00 81 6,83 168Serrano Ponz, Marta 12 41 3,41 5 0,50 29Álvarez Sauco, María 11 172 15,64 80 7,36 161Carneado Ruiz, Joaquín 11 81 7 36 , 32 3,00 70Fernández Concepción, Otman 11 59 5,36 39 3,64 48González de Dios, Javier 11 19 1,72 5 0,54 8López Hernández, Nicolás 11 89 8,09 34 3,18 78Rodríguez Uranga, Juan Jesús 11 77 7,00 49 4,54 66Vega Basulto, Sergio Diego 11 44 4,00 18 1,73 33Adeva Bartolomé, M. Teresa 10 46 4,60 18 1,90 36Altuzarra Corral, Alberto 10 107 10,70 43 4,40 97644 REV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651
  • 4. REDES DE COAUTORÍATabla II. Autores más productivos y patrones de colaboración en Revista de Neurología (2002-2006) (cont.).Autor N.º de N.º de Índice de N.º de Media Número de trabajos firmas firmas/trabajo colaboradores a autores/trabajo b coautorías cCampos Castelló, Jaime 10 44 4,4 26 2,7 34Dorta Contreras, Alberto Juan 10 42 4,2 18 1,9 32García Escrivá, Alexandre 10 81 8,1 26 2,7 71Gelabert González, Miguel 10 35 3,5 13 1,4 25Maestú Unturbe, Fernando 10 66 6,6 41 4,2 56Marsal Alonso, Carlos 10 42 4,2 13 1,4 32Mostacero Miguel, Enrique 10 74 7,4 26 2,7 64Porta Etessam, Jesús 10 49 4,9 24 2,5 39Roig Quilis, Manel 10 50 5,0 26 2,7 40Rufo Campos, Miguel 10 106 10,6 55 5,6 96Valdizán Usón, José Ramón 10 79 7,9 29 3,0 69a Número de investigadores diferentes que han participado en el conjunto de los trabajos que ha firmado cada uno de los autores; es un indicador cuantitativo ab-soluto del tamaño del grupo de trabajo de cada autor; b Índice que correlaciona el tamaño del grupo de trabajo de cada autor con el número de autores diferentescon los que ha colaborado y con su productividad; los índices más elevados muestran un mayor grado de apertura para colaborar con investigadores diferentes;c Número de colaboraciones entre pares de autores (coautorías) en el conjunto de los trabajos que ha firmado cada uno de los autores; se trata de un indicadorrelacionado con el número de firmas de los trabajos, que presenta valores más elevados cuanto mayor es el grado de colaboración de un autor.se ha aplicado para el análisis y la construcción de la red de colaboración destacan algunas instituciones que pese a no situarse en los primeros pues-institucional. tos del ranking de productividad, han firmado gran parte de los trabajos en Para caracterizar la colaboración institucional, se han calculado diversos colaboración o han mantenido relaciones de colaboración institucional conestadísticos que gozan de una larga tradición en los estudios de redes socia- un gran número de instituciones.les y que resultan de gran utilidad para complementar el análisis de clusters, Aplicando un umbral o intensidad de colaboración de cinco o más traba-al facilitar el conocimiento del grado de interconexión de unas instituciones jos firmados en coautoría en el conjunto del período analizado, se han iden-con otras y la posición que ocupan éstas en el conjunto de la red: tificado 45 clusters o grupos de autores integrados por 149 investigadores. – Rango o grado de centralidad (degree): término que se refiere al número En la figura 1 se recogen los tres grupos más numerosos, conformados uno de nodos con los que se encuentra conectada una institución, es decir, el de ellos por 16 y otros dos por 11 miembros. número de instituciones o países distintos con las que ha colaborado. Desde el punto de vista institucional, aplicando en este caso un umbral de – Grado de intermediación (betweenness): indica la frecuencia con la que tres o más trabajos en colaboración, se han identificado 23 clusters integra- aparece un nodo en el tramo más corto que une otros dos nodos; es decir, dos por 135 instituciones; la figura 2 recoge el núcleo principal de la red de se trata de una medida que cuantifica si una institución o país actúa como relaciones de colaboración institucional, que está integrado por 80 centros intermediario permitiendo la conexión con otros al estar situado o ‘hacer diferentes vinculados entre sí de forma directa o a través de intermediarios. de puente’ entre ambos evaluando su prestigio y capacidad de acceso y Estos valores varían en función de los parámetros aplicados en el algoritmo control de los flujos de información. de identificación de clusters de autores e instituciones. En la tabla IV se pre- – Cercanía (closeness): hace referencia a la capacidad y proximidad de un sentan los valores observados aplicando diferentes umbrales o intensidades nodo para llegar al resto de nodos que integran la red, lo que permite va- de colaboración, considerando la existencia de un cluster de autores o insti- lorar la rapidez de interacción de un agente con el resto de agentes de la tuciones cuando se identificaban al menos dos agentes vinculados entre sí. red [10,11]. Los 1.106 documentos firmados en colaboración institucional, que repre- sentan un 56,54% de los documentos que cuentan con afiliación institucio-Para el cálculo de los indicadores bibliométricos y de redes sociales y la cons- nal (tabla I), reúnen 1.406 colaboraciones, con un predominio de las colabo-trucción de las representaciones gráficas de los clusters de autores e institu- raciones con otras instituciones del mismo país (52,7%) frente a las cola-ciones, se han utilizado los programas Microsoft Office Access para Win- boraciones intrainstitucionales entre diferentes departamentos, unidades odows y el programa de análisis y visualización de redes Pajek [12]. servicios de una misma macroinstitución (40,47%); las colaboraciones in- ternacionales se sitúan a mucha distancia, ya que suponen únicamente el 6,83% de las colaboraciones. En la tabla V se recoge la evolución diacróni-RESULTADOS ca de los diferentes tipos de colaboraciones, que presentan una estabilidadSe han analizado 1.983 trabajos que reúnen 7.950 firmas, lo que sitúa el IFT con fluctuaciones anuales puntuales. En lo referente a las instituciones es-en el conjunto del período en 4,01. En la tabla I se recoge la evolución dia- pañolas, las colaboraciones entre centros de una misma comunidad autóno-crónica anual del número de firmas y los IFT. ma representan el 55,38% (n = 448) de las colaboraciones interinstituciona- Se han identificado 49 grandes productores (autores con más de nueve les, frente a un 44,62% (n = 361) de colaboraciones con instituciones detrabajos), cuyos patrones de colaboración se recogen en la tabla II. Destacan otras autonomías.algunos autores que, pese a no ocupar los primeros puestos en el ranking de En la tabla VI se recogen tres estadísticos de centralidad del análisis deproductividad, presentan elevados IFT y un núcleo muy amplio y diversifi- redes sociales. El grado muestra las instituciones que han colaborado concado de colaboradores. un mayor número de centros. En primer lugar se sitúa el Hospital Universi- La tabla III recoge las 33 instituciones más productivas (> 19 trabajos) y tario La Fe de Valencia, que ha colaborado con 66 instituciones diferentes; asus patrones de colaboración. Las instituciones de más elevada productivi- continuación se sitúa el Hospital Mútua de Terrassa, vinculado a 63 institu-dad son las que presentan con carácter general guarismos más favorables en ciones; a continuación, el Complejo Hospitalario Virgen del Rocío, vincula-relación con la colaboración, si bien, al igual que en el caso de los autores, do a 58 instituciones, y después la Policlínica Gipuzkoa y el Instituto de Sa-REV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651 645
  • 5. G. GONZÁLEZ-ALCAIDE, ET ALTabla III. Instituciones más productivas y patrones de colaboración de los trabajos publicados en Revista de Neurología (2002-2006) a.Institución N.º de N.º trabajos N.º de N.º de instituciones N.º de relaciones Valor de la colaboración trabajos en colaboración firmas distintas con las de colaboración más intensa - institución b que ha colaborado interinstitucionalHU Miguel Servet (Zaragoza) 61 23 (37,70%) 153 41 92 5 - Univ de ZaragozaCU La Paz (Madrid) 56 27 (48,21%) 151 51 95 6 - Univ Autónoma de MadridCH Virgen del Rocío (Sevilla) 55 21 (38,18%) 171 58 116 8 - CHU Virgen de las Nieves (Granada)Univ de Barcelona 51 42 (82,35%) 121 24 70 16 - H Clínic i Provincial de BarcelonaUniv Complutense de Madrid 47 36 (76,59%) 115 34 68 9 - Centro de Magnetoencefalografía Dr. Pérez ModregoCHU de Santiago (A Coruña) 46 30 (65,22%) 127 49 81 15 - Univ de Santiago de CompostelaH 12 de Octubre (Madrid) 44 17 (38,64%) 98 45 54 4 - CHU de Santiago (A Coruña)Centro Internacional de 42 17 (40,48%) 64 12 22 7 – Centro de InvestigacionesRestauración Neurológica (Cuba) Médico-Quirúrgicas (Cuba)HGU de Alicante 40 15 (37,50%) 118 47 78 4 - H de Elda Virgen de la Salud (Alicante)HCU Lozano Blesa (Zaragoza) 38 8 (21,05%) 98 36 60 5 - Univ de ZaragozaInst Nacional de Neurología 37 17 (45,94%) 62 19 25 2 - H Clínico Quirúrgico Hermanosy Neurocirugía (Cuba) Ameijeiras (Cuba)H Sant Joan de Déu (Barcelona) 35 21 (60,00%) 79 27 44 14 - Univ de BarcelonaHU La Princesa (Madrid) 34 20 (58,82%) 68 19 34 9 - Univ Autónoma de MadridH Vall d´Hebron (Barcelona) 34 16 (47,06%) 96 52 62 3 - HGU de Alicante/ Univ Autònoma de BarcelonaUniv Autónoma de Madrid 32 28 (87,50%) 148 47 116 9 - HU La Princesa (Madrid)CH Virgen Macarena (Sevilla) 31 13 (41,93%) 96 39 65 5 - CHU de AlbaceteCHU Virgen de las Nieves (Granada) 30 17 (56,67%) 134 44 104 9 - Univ de GranadaUniv de Antioquia (Colombia) 30 22 (73,33%) 61 14 31 8 - Univ de San Buenaventura Seccional Medellín (Colombia)H Clínic i Provincial de Barcelona 29 24 (82,76%) 97 44 68 16 - Univ de BarcelonaCU de San Carlos (Madrid) 28 13 (46,43%) 100 47 72 3 - CH Virgen del Rocío (Sevilla)/ Univ Complutense de MadridHGU Gregorio Marañón (Madrid) 27 8 (29,63%) 38 9 11 2 - HU de La Princesa (Madrid)/Centro de Especialidades Hermanos Sangro (Madrid)Univ de Santiago de 26 21 (80,77%) 62 14 36 15 - CHU de Santiago (A Coruña)Compostela (A Coruña)CH de Toledo 25 4 (16,00%) 33 7 8 2 - CU La Paz (Madrid)HU Príncipe de Asturias (Madrid) 25 21 (84,00%) 62 10 37 20 - Univ de Alcalá de Henares (Madrid)H de Cruces (Vizcaya) 24 9 (37,50%) 38 9 14 5 - Univ del País VascoUniv de Alcalá de Henares (Madrid) 24 22 (91,67%) 66 12 42 20 - HU Príncipe de AsturiasUniv de Granada 24 15 (62,50%) 72 14 48 9 - CHU Virgen de las Nieves (Granada)Consejo Superior de 23 16 (69,56%) 59 28 36 3 - Univ Complutense de Madrid/Investigaciones Científicas HU de La Princesa (Madrid)HU La Fe (Valencia) 22 16 (72,72%) 175 66 153 7 - H Mútua de Terrassa (Barcelona)Univ Nacional Autónoma de México 22 8 (36,36%) 36 11 14 2 - INNN Manuel Velasco Suárez (México)CH Torrecárdenas 21 11 (52,38%) 73 18 52 8 - CHU Virgen de las NievesINNN Manuel Velasco Suárez (México) 21 8 (38,09%) 34 9 13 3 - Teodoro Maldonado Carbo (Ecuador)Rede SARAH de Hospitais 20 3 (15,00%) 23 2 3 2 - CRI Evandro Carlos de Andrade (Brasil)de Reabilitação (Brasil)a Las abreviaturas empleadas en ésta y en las tablas y figuras sucesivas son las siguientes: CA: Complejo Asistencial; CH: Complejo Hospitalario; CHU: Comple-jo Hospitalario Universitario; CRI: Centro de Reabilitação Infantil; CU: Complejo Universitario; F: Fundación; FGS: Fundació de Gestió Sanitaria; H: Hospital; HCU:Hospital Clínico Universitario; HGU: Hospital General Universitario; HU: Hospital Universitario; Inst: Instituto; INNN: Instituto Nacional de Neurología y Neurociru-gía; Univ: Universidad; b Institución con la que se ha mantenido un mayor número de colaboraciones.646 REV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651
  • 6. REDES DE COAUTORÍAFigura 2. Núcleo principal de la red de colaboraciones institucionales (≥ 3 documentos en colaboración) identificadas en Revista de Neurología (2002-2006).Red construida a partir de la concurrencia de los centros en las afiliaciones institucionales de los trabajos científicos; queda reflejada la mayor intensi-dad de las colaboraciones (firma conjunta de un mayor número de trabajos en colaboración) mediante un mayor grosor en las líneas o enlaces que lasvinculan. Los núcleos que conforman poliedros simétricos reflejan una elevada densidad de colaboraciones entre el conjunto de instituciones que losintegran, por lo que constituyen núcleos muy cohesionados y consolidados que colaboran habitualmente entre sí en los trabajos científicos.Tabla IV. Identificación de clusters de autores y de instituciones en los trabajos publicados en Revista de Neurología (2002-2006) a.Intensidad de Autores Institucionescolaboración a N.º de N.º de Tamaño del Índice de N.º de N.º de Tamaño del cluster Índice de clusters autores en cluster con mayor autores/ clusters instituciones con mayor n.º de instituciones/ los clusters n.º de autores b cluster c en los clusters instituciones b cluster c≥6 27 84 11 3,11 15 40 6 2,67≥5 45 149 16 3,31 18 58 10 3,22≥4 68 273 20 4,01 22 92 26 4,18≥3 105 493 73 4,69 23 135 80 5,87≥2 199 1.126 180 5,66 37 242 129 6,54a Número mínimo de trabajos que tienen que haber firmado conjuntamente un autor o institución para considerar la existencia de un vínculo de colaboración en-tre ellos; las intensidades de colaboración elevadas reflejan vínculos consolidados, y a medida que este valor desciende se produce el fenómeno conocido en lateoría de redes como ‘efecto percolación’, por el que un número de agentes cada vez mayor aparecen vinculados entre sí; b Conjunto de agentes (autores o insti-tuciones) vinculados entre sí, bien de forma directa o a través de intermediarios; en la teoría de redes se denomina ‘componente gigante’; c Índice que correlacio-na el número de autores o de instituciones con el número de clusters identificados, presentando el valor medio del tamaño de los clusters.lud Carlos III, que han colaborado con 54 instituciones cada una de ellas, Complejo Universitario La Paz, Universidad Complutense de Madrid, Hos-respectivamente. pital Universitario Miguel Servet y Hospital Universitario La Fe. Cabe des- En relación con la intermediación, destacan toda una serie de institucio- tacar asimismo la presencia de numerosas instituciones de países latino-nes que ejercen un importante papel de ‘puente’ permitiendo interconectar americanos, lo que se explica porque a través de ellas se interconecta toda ladiferentes subclusters o nodos de la red que de otra forma quedarían aisla- red aplicando un umbral de colaboración más bajo o por el aislamiento dedos, según se puede apreciar visualmente en la figura 2: Universidad Autó- estas mismas instituciones.noma de Madrid, Complejo Hospitalario Virgen del Rocío, Hospital Vall Finalmente, en relación con la cercanía, destacan instituciones que estánd’Hebron, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Hopital Clínic i situadas entre los dos principales subclusters de la red o que están integra-Provincial de Barcelona, Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, das en ellos.REV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651 647
  • 7. G. GONZÁLEZ-ALCAIDE, ET ALTabla V. Número de colaboraciones institucionales agrupadas por tipo de colaboración y número total de trabajos en colaboración en Revista de Neu-rología (2002-2006).Tipos de colaboración N.º de colaboraciones Total Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 2002-2006Colaboración intrainstitucional (tipo 1) 127 (40,32%) 106 (37,19%) 140 (39,66%) 101 (43,35%) 95 (43,18%) 569 (40,47%)Colaboración Mismo país (tipo 2) 171 (54,28%) 156 (54,74%) 186 (52,69%) 114 (48,93%) 114 (51,82%) 741 (52,70%)interinstitucional Colaboración internacional (tipo 3) 17 (5,40%) 23 (8,07%) 27 (7,65%) 18 (7,72%) 11 (5,00%) 96 (6,83%) aTotal 315 (100%) 285 (100%) 353 (100%) 233 (100%) 220 (100%) 1.406 (100%)a Hay que tener presente que la suma total de colaboraciones no se corresponde con el número de documentos en colaboración recogidos en la tabla I porqueen un mismo trabajo pueden concurrir más de un tipo de colaboración.DISCUSIÓN la neurología, destaca el CIBER de Enfermedades Neurodegene-La importancia que los organismos gestores de las políticas rativas. La creación de este CIBER se justifica porque la morbi-científicas otorgan a la colaboración científica queda reflejada mortalidad de este tipo de enfermedades ha experimentado unen las numerosas iniciativas que tratan de fomentar la coopera- gran incremento en los últimos años y porque tienen un impor-ción y la asociación de grupos científicos y centros de investi- tante coste humano, social y económico, que se prevé irá en au-gación. En España se pueden destacar dos iniciativas canaliza- mento en relación con el envejecimiento de la población. Estedas a través del Instituto de Salud Carlos III encaminadas a la CIBER desarrolla su actividad de investigación en relación concreación de estructuras estables de investigación cooperativa: las la fisiopatología de las enfermedades de Parkinson, Alzheimer yRedes Temáticas de Investigación Cooperativa (RTIC) y los otras demencias, de Huntington, esclerosis lateral amiotrófica,Centros de Investigación Biomédica en Red (CIBER), y a esca- neuromusculares y síndromes espinocerebelosos, además de losla europea cabe mencionar la European Cooperation in the aspectos relacionados con la neurodegeneración en otras patolo-Field of Scientific and Technical Research (COST). gías que afectan al sistema nervioso central, los mecanismos mo- Las RTIC son estructuras organizativas de carácter multidis- leculares implicados en la neurodegeneración, la epidemiologíaciplinario conformadas por un conjunto de centros asociados al y el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas [14].Instituto de Salud Carlos III, que tienen como objetivo la reali- Las acciones COST son ayudas económicas encaminadas azación de proyectos de investigación cooperativa de interés ge- reunir investigadores y expertos de diferentes países para traba-neral. Responden a las prioridades que estableció el Plan Nacio- jar en temas específicos, financiando la puesta en red de activi-nal de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecno- dades del tipo reuniones, conferencias, intercambios de científi-lógica 2000-2003 en el ámbito sanitario para la integración de cos de corta duración, así como la promoción y formación dediferentes tipos de investigación como estrategia para acortar el nuevas redes de investigación [15].intervalo entre la producción de un nuevo conocimiento y su Aunque para obtener una visión completa de la colabora-transferencia y aplicabilidad real en la práctica médica. En la ción científica neurológica de los países de habla hispana a tra-actualidad hay constituidas siete redes en el área de la neurolo- vés de las publicaciones se deben considerar los trabajos difun-gía integradas por 55 instituciones de 13 comunidades autóno- didos en otras revistas del área, como Neurología o Neurociru-mas: Investigación en red de las enfermedades neurológicas, Es- gía, y los trabajos publicados en revistas extranjeras de ésta otudio clínico-epidemiológico y molecular de las enfermedades de otras áreas y en revistas de carácter multidisciplinario, estede la cadena respiratoria mitocondrial en España, REA (Biolo- estudio constituye una buena aproximación inicial al análisis degía, clínica y terapia de las ataxias cerebelosas), Girmogen (Es- la colaboración y los grupos de investigación existentes en eltudio cooperativo en retraso mental de origen genético), IPNO área, por tratarse de la publicación española más productiva en(Identificación, análisis y validación de marcadores clínicos, el Science Citation Index-Expanded (SCI), con 2.306 documen-biológicos y moleculares de relevancia en la mejora del pronós- tos en el período 1996-2004 [16]. Además, es la revista fuentetico de los tumores cerebrales), RedEH (Bases moleculares, neu- que encabeza el ranking de cumplimiento de los criterios Latin-roanatómicas y neurofisiológicas de la encefalopatía hepática dex de calidad científica [2], y desde su inclusión en el Journalclínica y subclínica: implicaciones terapéuticas y diagnósticas) Citation Reports ha experimentado un aumento moderado peroy Mecanismos moleculares de muerte neuronal en modelos ani- constante del ‘factor de impacto’, ya que ha pasado de 0,265 enmales y patología humana [13]. 1999 a 0,528 en 2006. Por otro lado, la realización de futuros Los CIBER son organismos con entidad jurídica propia con- estudios tomando en consideración alguna de las variables men-formados por diferentes grupos de investigación, creados con el cionadas permitirá analizar comparativamente la colaboraciónpropósito de generar grandes centros de investigación traslacio- científica en función de las revistas fuente de publicación de losnal, de carácter multidisciplinario y multiinstitucional, que inte- trabajos.gren la investigación básica, clínica y poblacional, desarrollan- La evolución diacrónica desagregada por años permite ob-do un único programa común de investigación focalizado en pa- servar una tendencia al incremento de la colaboración, tanto entologías que son relevantes para el Sistema Nacional de Salud lo referente a las coautorías como en el ámbito institucional, yapor su prevalencia o por su repercusión social. En relación con que el IFT ha pasado de 3,6 en 2002 a 4,08 en 2006, y el porcen-648 REV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651
  • 8. REDES DE COAUTORÍATabla VI. Principales agentes de la red de colaboraciones institucionales de los trabajos publicados en Revista de Neurología (2002-2006) a. Grado Intermediación × 100 Cercanía × 100Institución Valor Institución Valor Institución ValorHU La Fe (Valencia) 66 Univ Autónoma de Madrid 10,36 H Vall d´Hebron (Barcelona) 22,22H Mútua de Terrassa (Barcelona) 63 CH Virgen del Rocío (Sevilla) 8,61 HU La Fe (Valencia) 21,60CH Virgen del Rocío (Sevilla) 58 Univ de Guadalajara (México) 5,93 Univ Autónoma de Madrid 21,54Policlínica Gipuzkoa (San Sebastián) 54 Centro de Neurociencias de Cuba 5,71 H Mútua de Terrassa (Barcelona) 21,50Inst de Salud Carlos III (Madrid) 54 H Vall d´Hebron (Barcelona) 5,24 CH Virgen del Rocío (Sevilla) 21,47H Vall d´Hebron (Barcelona) 52 Consejo Superior de Investigaciones 5,04 CU La Paz (Madrid) 21,47 CientíficasCU La Paz (Madrid) 51 Univ de Antioquia (Colombia) 4,69 F Hospital Alcorcón (Madrid) 21,40CHU de Santiago (A Coruña) 49 Inst de Bioquímica Clínica de Barcelona 3,74 Policlínica Gipuzkoa (San Sebastián) 21,25Univ Autónoma de Madrid 47 H Clínic i Provincial de Barcelona 3,63 Inst de Salud Carlos III (Madrid) 21,25HGU de Alicante 47 Inst Nacional de Neurología y Neurocirugía 3,38 H 12 de Octubre (Madrid) 21,15 (Cuba)CU de San Carlos (Madrid) 47 INNyN Manuel Velasco Suárez (México) 3,20 CHU de Santiago (A Coruña) 21,10F Hospital Alcorcón (Madrid) 46 CHU de Santiago (A Coruña) 3,05 Consejo Superior de Investigaciones 20,99 CientíficasH 12 de Octubre (Madrid) 45 Centro Internacional de Restauración 2,95 FGS de l´H de la Santa Creu i 20,68 Neurológica (Cuba) Sant Pau (Barcelona)CHU Virgen de las Nieves (Granada) 44 H de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez (Argentina) 2,94 H Clínic i Provincial de Barcelona 20,61H Clínic i Provincial de Barcelona 44 H de Pediatría Profesor Dr. Juan P Garrahan . 2,71 CHU de Albacete 20,53 (Argentina)FGS de l’H de la Santa Creu 42 Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas 2,60 H Sant Joan de Déu (Barcelona) 20,49i Sant Pau (Cuba)HU Central de Asturias 42 Univ de Buenos Aires (Argentina) 2,52 CU de San Carlos (Madrid) 20,35HU Miguel Servet (Zaragoza) 41 CU La Paz (Madrid) 2,49 CHU de Badajoz 20,23CH Virgen Macarena (Sevilla) 39 Pontificia Universidad Javeriana (Colombia) 2,41 HGU de Alicante 20,15F Jiménez Díaz (Madrid) 38 Univ Nacional Autónoma de México 2,39 CHU Virgen de las Nieves (Granada) 20,14CHU de Badajoz 37 Univ Complutense de Madrid 2,30 H Infantil Universitario Niño Jesús 20,07 (Madrid)CHU de Albacete 36 HU Miguel Servet (Zaragoza) 2,25 F Jiménez Díaz (Madrid) 20,04HCU Lozano Blesa (Zaragoza) 36 HU La Fe (Valencia) 2,24 HU Central de Asturias 20,04Univ Complutense de Madrid 35 Clínica Reina Sofía (Colombia) 2,21 CH Virgen Macarena (Sevilla) 19,99 H José María Ramos Mejía (Argentina) 2,17 HU de Getafe (Madrid) 19,97a Esta tabla recoge algunas de las medidas utilizadas en la bibliografía de redes para determinar la posición que ocupan los agentes (instituciones) en el conjuntode la red. El grado es el número de instituciones diferentes con las que ha colaborado un centro. Se trata de una medida que refleja el tamaño del círculo de co-laboradores de la institución, siendo un estadístico que valora positivamente la colaboración frente a otros indicadores bibliométricos basados en el recuento delnúmero de trabajos, es decir, en la productividad científica. La intermediación es la frecuencia con la que aparece una institución en el tramo más corto que uneotras dos instituciones. Este estadístico evalúa la centralidad de la institución en relación con la capacidad de acceder y controlar los flujos de información. La cer-canía es la inversa de la suma de las distancias de la institución al resto de instituciones con las que está conectada. Se trata de un estadístico que valora la cen-tralidad de la institución en relación con la proximidad al resto de instituciones que conforman la red.taje de documentos en colaboración institucional ha pasado del ductividad de Rev Neurol es muy superior, con 396,6 trabajos/54,18 al 56,87%. El grado de colaboración entre autores obser- año frente a 163,33 trabajos/año de media de REC. En relaciónvado en Rev Neurol medido a través del IFT es sensiblemente con ello, Rev Neurol reúne un mayor número de autores, firmasinferior al observado en especialidades como el área cardiovas- y clusters de investigadores de elevada intensidad de colabora-cular a través de Revista Española de Cardiología (REC), con ción: un total de 45 frente a los 25 identificados en REC aplican-unos IFT de 4,01 frente a 6,23, respectivamente, si bien la pro- do un umbral de un trabajo por año de promedio para considerarREV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651 649
  • 9. G. GONZÁLEZ-ALCAIDE, ET ALla existencia de un cluster de autores [6]. Pese a que el análisis en Rev Neurol frente a REC, donde predominan las colabora-se ha efectuado únicamente a partir de una publicación, ambas ciones entre centros de una misma región. Ambas especialida-especialidades se sitúan por encima del número de clusters de des coinciden en el importante peso que tiene la colaboraciónautores observado en el conjunto del área del abuso de sustan- intrainstitucional, que contrasta con el reducido número de co-cias, donde se identificaron 18 clusters de autores en los trabajos laboraciones internacionales [6].publicados en revistas españolas y 20 clusters analizando las re- Estudios previos del área de las ciencias neurológicas en Es-vistas extranjeras [5], lo cual es reflejo tanto de la existencia de paña han apuntado que los principales desafíos pendientes sonun mayor grado de colaboración en las citadas especialidades la necesidad de impulsar la colaboración interdisciplinaria y lacomo de la existencia de una publicación específica en español creación de redes de colaboración entre neurocientíficos bási-de visibilidad internacional en las bases de datos Thomson ISI cos, clínicos y epidemiológicos [19,20], así como la necesidadque canaliza una gran parte de la investigación en el área, a dife- de fomentar las publicaciones en español y la colaboración ins-rencia de lo que ocurre con el área del abuso de sustancias. Es titucional entre centros españoles y latinoamericanos [2,21,22].importante resaltar que no existen unos criterios uniformes para Los resultados del presente estudio confirmarían estas afirma-determinar la existencia de grupos de investigación y que las ciones, ya que se ha puesto de manifiesto que las relaciones deagrupaciones de autores representadas en las redes son única- colaboración más intensas se producen entre instituciones vin-mente núcleos de autores de relación consolidada que constitu- culadas entre sí (como hospitales vinculados a universidades) oyen ‘círculos sociales’, es decir, agrupaciones de investigadores próximas geográficamente (p. ej., centros de una misma ciudadque mantienen vínculos entre sí que acaban plasmados en la fir- o comunidad autónoma) y el reducido peso de las colaboracio-ma conjunta de trabajos científicos, con independencia de que nes internacionales. Únicamente en seis de las 33 institucioneshayan colaborado de manera más puntual con otros autores o de más productivas su principal colaborador es un centro de otraque mantengan relaciones de cooperación con otros investigado- comunidad autónoma, y en un solo caso se trata de una colabo-res más allá de las publicaciones científicas [17]. ración entre dos países. Asimismo, en el núcleo principal de la El IFT de los trabajos observado en Rev Neurol es similar al red de colaboraciones institucionales, si se exceptúa el subgrupodeterminado para el período 1984-1993 en las revistas de neu- principal que aglutina centros de cinco comunidades autónomasrociencias incluidas en SCI (4,02), si bien sería de interés reali- diferentes (Aragón, Cataluña, Castilla y León, Comunidad dezar un estudio más actualizado que permita comparar estos va- Madrid y Comunidad Valenciana), se observa que los diferenteslores en el mismo período cronológico, ya que los trabajos pu- subgrupos aglutinan centros de la misma comunidad autónomablicados en revistas extranjeras suelen presentar IFT más eleva- (Galicia, Cataluña, Andalucía y la Comunidad de Madrid) sindos [18]. apenas vínculos hacia otras regiones. En un sentido parecido, En lo referente a la colaboración institucional, cabe resaltar únicamente se han identificado 115 relaciones de colaboraciónla evolución diacrónica positiva de la colaboración interregio- entre países, entre las que se pueden destacar sólo 25 colabora-nal. Así, en el período 1996-2004, el 7,3% de documentos publi- ciones de centros españoles con latinoamericanos y 19 colabo-cados en Rev Neurol firmados por instituciones españolas fue- raciones de centros de países latinoamericanos entre sí.ron realizados en colaboración por dos o más comunidades au- Futuras líneas de trabajo deberían incidir en analizar la cola-tónomas [16]; este valor ha ascendido a un 8,68% en el presen- boración y los grupos de investigación en otras revistas neuroló-te estudio. La colaboración institucional en Rev Neurol se sitúa gicas españolas y extranjeras. Asimismo, se podría evaluar elpor encima de la observada en el área cardiovascular a través de impacto o visibilidad y caracterizar los ámbitos temáticos de in-REC, ya que el 56,54% de los trabajos de Rev Neurol presenta vestigación de los grupos identificados, correlacionando los da-algún tipo de colaboración frente al 51,43% de REC. Otro as- tos de las redes formales existentes y de las políticas de investi-pecto significativo es que la colaboración entre instituciones es- gación con aquellos derivados del análisis de las publicacionespañolas de diferentes comunidades autónomas es muy superior científicas. BIBLIOGRAFÍA 1. Klein JT. Interdisciplinary needs: the current context. Libr Trends 1996; 8. González-Alcaide G, Aleixandre-Benavent R, Navarro-Molina C, Valde- 45: 134-54. rrama-Zurián JC. Coauthorship networks and institutional collabora- 2. González de Dios J, Sempere AP, Aleixandre-Benavent R. Las publica- tion patterns in reproductive biology. Fertil Steril 2008 [in press]. ciones biomédicas en España a debate (I): estado de las revistas neu- 9. Aleixandre-Benavent R, Alonso-Arroyo A, González-Alcaide G, Gon- rológicas. Rev Neurol 2007; 44: 32-42. zález de Dios J, Sempere AP, Valderrama-Zurián JC. Análisis de géne- 3. Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tec- ro de los artículos publicados en Revista de Neurología durante el quin- nológica 2008-2011. URL: http://www.plannacionalidi.es. [25.01.2008]. quenio 2002-2006. Rev Neurol 2007; 45: 137-43. 4. VII Programa Marco de I+D+I. URL: http://www.sost.es/VIIPM.htm. 10. Freeman LC. Centrality in social networks: conceptual clarification. [25.01.2008]. Soc Networks 1978-1979; 1: 215-39. 5. González-Alcaide G, Valderrama-Zurián JC, Aleixandre-Benavent R, 11. Scott JP. Social network analysis: a handbook. London: Sage; 1991. Alonso-Arroyo A, de Granda-Orive JI, Villanueva-Serrano S. Redes de 12. Batagelj V, Mrvar A. Pajek (version 0.70). Program for Large Network coautoría y colaboración de las instituciones españolas en la produc- Analysis. Slovenia: University of Ljubljana; 2001. ción científica sobre drogodependencias en biomedicina 1999-2004. 13. Redes Temáticas de Investigación Cooperativa Sanitaria. URL: http:// Trast Adict 2006; 8: 78-114. www.retics.net. [25.01.2008]. 6. Valderrama-Zurián JC, González-Alcaide G, Valderrama-Zurián R, 14. Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER). URL: http://www. Aleixandre-Benavent R, Miguel-Dasit A. Redes de coautorías y cola- isciii.es/htdocs/redes/ciber.jsp. [25.01.2008]. boración institucional en Revista Española de Cardiología. Rev Esp 15. COST: European Cooperation in the Field of Scientific and Technical Cardiol 2007; 60: 117-30. Research. URL: http://www.cost.esf.org/index.php. [25.01.2008]. 7. Agulló-Calatayud V, González-Alcaide G, Valderrama-Zurián JC, Alei- 16. Camí J, Suñén-Piñol E, Méndez-Vásquez RI. Mapa bibliométrico de xandre-Benavent R. Consumption of anabolic steroids in sport, physi- España 1996-2004: Biomedicina y Ciencias de la Salud. Informe del cal activity and as a drug of abuse: an analysis of the scientific litera- Instituto de Salud Carlos III-Fondo de Investigación Sanitaria. URL: ture and areas of research. Br J Sports Med 2007; 42: 103-9. http://www.isciii.es/mapabiomedico. [25.01.2008].650 REV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651
  • 10. REDES DE COAUTORÍA17. Crane D. Social structure in a group of scientists: a test of the ‘invisible 20. Bermejo-Pareja F. La investigación neurológica en España, presente y college’ hypothesys. Am Sociol Rev 1969; 34: 335-52. futuro. Neurología 2004; 19 (Supl 1): S64-72.18. López-Muñoz F, Marín F, Boya J. Evaluación bibliométrica de la pro- 21. Aleixandre-Benavent R, Valderrama-Zurián JC, Alonso-Arroyo A, Mi- ducción científica española en Neurociencia: análisis de las publica- guel-Dasit A, González de Dios J, de Granda-Orive JI. Español frente a ciones de difusión internacional durante el período 1984-1993. Rev inglés como idioma de publicación y factor de impacto de Neurología. Neurol 1996; 24: 417-26. Neurología 2007; 22: 19-26.19. Rosell A, de las Heras S, Jiménez-Amaya JM. Neurociencia: ejemplo 22. González de Dios J, Sempere AP, Aleixandre-Benavent R. Las publica- del abordaje multidisciplinar como estrategia eficaz en la investigación ciones biomédicas en España a debate (II): las ‘revoluciones’ pendientes científica. Rev Neurol 1998; 27: 1071-3. y su aplicación a las revistas neurológicas. Rev Neurol 2007; 44: 101-12. COAUTHORSHIP NETWORKS AND INSTITUTIONAL COLLABORATION IN REVISTA DE NEUROLOGÍA Summary. Introduction. Scientific cooperation is essential for the advance of science. Bibliometrics and social network analysis offer evaluation indicators to analyse collaboration in scientific papers. The aim of this study is to characterize scientific collaboration patterns in Revista de Neurología between 2002 and 2006. Materials and methods. Coauthorships and institutional relationships of papers published in Revista de Neurología have been identified. Collaboration Index, the most productive authors’ and institutional collaboration patterns and the types of institutional collaborations have been quantified. Also, it has been constructed the coauthorship networks and the institutional collaboration network. Networks have been identified and represented using Access and Pajek software tools. Results. The Collaboration Index was 4.01. 56.54% of papers involved institutional collaboration. The collaboration between institutions of the same country prevails (52.7%), followed by collaborations between departments, services or units of the same institution (40.47%) and international collaboration (6.83%). 45 coauthorship networks involving 149 investigators with a high intensity of collaboration and a large institutional network involved 80 centres were observed. Conclusions. Revista de Neurología covers scientific production of a high number of research groups. It has been observed a positive evolution in the collaboration patterns over the time. Nevertheless, it is essential to encourage inter-regional and international collaboration. [REV NEUROL 2008; 46: 642-51] Key words. Bibliometric analysis. Coauthorship networks. Institutional collaboration. Revista de Neurología. Scientific collaboration. Social network analysis.REV NEUROL 2008; 46 (11): 642-651 651

×