• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Trastornos de la personalidad
 

Trastornos de la personalidad

on

  • 627 views

 

Statistics

Views

Total Views
627
Views on SlideShare
627
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
19
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Trastornos de la personalidad Trastornos de la personalidad Document Transcript

    • Benemérita UniversidadAutónoma de PueblaTRASTORNOS DELAPERSONALIDADGARCÍA SORIANO JESSICALUCÍA
    • Trastornos de la personalidadINTRODUCCIÓNLa palabra personalidad describe en profundidad esquemas y conductasintegradas que el individuo percibe, relaciona y piensa sobre sí mismo y losdemás.Los rasgos de la personalidad son características principales no necesariamentepatológicas, aunque ciertos estilos pueden ocasionar problemas interpersonales.Se trata de patrones de comportamiento rígidos, inflexibles y mal adaptados losuficientemente graves como para ocasionar dificultades interpersonales,escolares, sociales y laborales.Se inicia en la adolescencia o principio de la edad adulta y no varía con el tiempo.Puede suceder que no se tenga una clara idea de cuál es el problema debido aque la persona afectada considera naturales tanto su forma de pensar como deactuar, recayendo en los demás las culpas de los retos a los que ve sometido.Los trastornos de la personalidad se caracterizan por patrones de percepción,reacción y relación que son relativamente fijos, inflexibles y socialmentedesadaptados, incluyendo una variedad de situaciones.Cada uno tiene patrones característicos de percepción y de relación con otraspersonas y situaciones (rasgos personales). Dicho de otro modo, toda la gentetiende a enfrentarse a las situaciones estresantes con un estilo individual perorepetitivo. Por ejemplo, algunas personas tienden a responder siempre a unasituación problemática buscando la ayuda de otros, otras asumen que siemprepueden manejar los problemas por sí mismas; algunas personas minimizan losproblemas, mientras que otras los exageran.Aunque la gente tiende a responder siempre del mismo modo a una situacióndifícil, la mayoría es propensa a intentar otro camino si la primera respuesta es
    • ineficaz. “En contraste, las personas con trastornos de la personalidad son tanrígidas que no pueden adaptarse a la realidad, lo cual debilita su capacidadoperacional, sus patrones desadaptados de pensamiento y comportamiento sehacen evidentes al principio de la edad adulta, frecuentemente antes, y tienden adurar toda la vida. Son personas propensas a tener problemas en sus relacionessociales e interpersonales y en el trabajo”.1Las personas con trastornos de la personalidad generalmente no son conscientesde que su comportamiento o sus patrones de pensamiento son inapropiados; porel contrario, a menudo creen que sus patrones son normales y correctos.Con frecuencia, los familiares o los asistentes sociales los envían a recibir ayudapsiquiátrica porque su comportamiento inadecuado causa dificultades a losdemás. En cambio, la gente con trastornos por ansiedad se causa problemas a símisma pero no a otros. Cuando las personas con trastornos de la personalidadbuscan ayuda por sí mismas (frecuentemente, a causa de frustraciones), tienden acreer que sus problemas están causados por otras personas o por una situaciónparticularmente dificultosa.CUERPO O DESARROLLO1.- Grupo A: sujetos extraños o excéntricosLos trastornos de la personalidad incluyen los siguientes tipos: paranoide,esquizoide, esquizotípico, histriónico, narcisista, antisocial, limítrofe o fronterizo,evitativo, dependiente, obsesivo-compulsivo y pasivo-agresivo. El trastorno deidentidad disociativo, anteriormente llamado trastorno de personalidad múltiple, esun trastorno completamente diferente.1.1 Personalidad paranoideLas personas con una personalidad paranoide proyectan sus propios conflictos yhostilidades hacia otros. Son generalmente frías y distantes en sus relaciones.
    • Tienden a encontrar intenciones hostiles y malévolas detrás de los actos triviales,inocentes o incluso positivos de otras personas y reaccionan con suspicacia a loscambios en las situaciones. A menudo, las suspicacias conducen a conductasagresivas o al rechazo por parte de los demás (resultados que parecen justificarsus sentimientos originales).Los que tienen una personalidad paranoide frecuentemente intentan accioneslegales contra otros, especialmente si se sienten indignados con razón. Sonincapaces de ver su propio papel dentro de un conflicto. Aunque suelen trabajar enrelativo aislamiento, pueden ser altamente eficientes y concienzudos.A veces las personas que se sienten alienadas a causa de un defecto o unaminusvalía (como la sordera) son más vulnerables a desarrollar ideas paranoides.1.1.1 CausasNo se conocen las causas específicas del trastorno. Parece presentarse, sinembargo, en familias con antecedentes de padecer trastornos psicóticos comoesquizofrenia o trastornos delirantes lo que podría sugerir que los genes tienenalgo que ver en el desarrollo del problema. Puede también deberse a experienciasnegativas durante la infancia con una atmósfera doméstica negativa y conepisodios de extrema tensión que provoca inseguridad en el niño.Las consecuencias sociales llegan a ser graves: rupturas familiares y con amigos,pérdida de empleo, vivienda, etcétera.1.1.2 TratamientoEl tratamiento del trastorno puede ser muy eficaz por lo que hace al control de laparanoia, pero quizá la persona experimente sentimientos de recelo contra elmédico o terapeuta, lo que, sin duda, afectará al normal desarrollo de la terapia yposterior recuperación. Sin tratamiento, esta enfermedad puede ser crónica. Tantola medicación como la terapia irán dirigidas a aliviar los síntomas del trastorno.
    • Los programas de autoayuda, a las familias y asistencia profesional ejercen uncomplemento ideal para que tanto las personas afectadas como su entornocomprendan el problema.Psicoterapia. La psicoterapia es el método más prometedor del tratamiento. Laspersonas que padecen el trastorno tienen profundos problemas que requierenterapia intensiva. Por supuesto, la relación terapeuta-cliente es fundamental eneste tipo de terapias, aunque por la índole misma del trastorno es difícilestablecerla debido a la suspicacia que genera el trastorno. Tan complicadoresulta iniciar el tratamiento como mantenerlo el tiempo suficiente, incluso despuésde conseguir un nivel suficiente de confianza.La proyección a largo plazo para las personas con trastorno paranoide de lapersonalidad es un tanto confuso, ya que la mayoría de los pacientesexperimentan algunos de los síntomas más sobresalientes durante toda su vida yrequieren tratamiento constante.Medicación. En general, los medicamentos para el trastorno paranoide de lapersonalidad pueden contribuir a una mayor sensación de duda en el paciente loque, en algunos casos, podría favorecer su retirada de la terapia. En condicionesespecíficas del trastorno, tales como ansiedad severa o delirio seránespecialmente beneficiosas con el fin de evitar agitaciones severas opensamientos delirantes que pueden derivar en autolesiones o en el daño a otros.Los medicamentos prescritos para condiciones precisas deberán consumirsesiempre bajo control médico.1.2 Personalidad esquizoideLas personas con una personalidad esquizoide son introvertidas, ensimismadas ysolitarias. Son emocionalmente frías y socialmente distantes. A menudo estánabsortas en sus propios pensamientos y sentimientos y son temerosas de laaproximación e intimidad con otros. Hablan poco, son dadas a soñar despiertas y
    • prefieren la especulación teórica a la acción práctica. La fantasía es un modofrecuente de enfrentarse a la realidad.1.3 Personalidad esquizotípicaLas personas con una personalidad esquizotípica, al igual que aquellas con unapersonalidad esquizoide, se encuentran social y emocionalmente aisladas.Además, desarrollan pensamientos, percepciones y comunicaciones insólitas.Aunque estas rarezas son similares a las de las personas con esquizofrenia, yaunque la personalidad esquizotípica se encuentra a veces en la gente conesquizofrenia antes de que desarrollen la enfermedad, la mayoría de los adultoscon una personalidad esquizotípica no desarrolla esquizofrenia. Algunas personasmuestran signos de pensamiento mágico (la idea de que una acción particularpuede controlar algo que no tiene ninguna relación con ella). Por ejemplo, unapersona puede creer que va a tener realmente mala suerte si pasa por debajo deuna escalera o que puede causar daño a otros teniendo pensamientos de ira. Lagente con una enfermedad esquizotípica puede tener también ideas paranoides.2.- GRUPO B: SUJETOS TEATRALES Y/O IMPULSIVOS2.1 Personalidad histriónicaLas personas con una personalidad histriónica (histérica) buscan de un modonotable llamar la atención y se comportan teatralmente. Sus maneras vivamenteexpresivas tienen como resultado el establecer relaciones con facilidad pero de unmodo superficial. Las emociones a menudo aparecen exageradas, infantilizadas eideadas para provocar la simpatía o la atención (con frecuencia erótica o sexual)de los otros. La persona con personalidad histriónica es proclive a loscomportamientos sexualmente provocativos o a sexualizar las relaciones nosexuales. Pueden no querer en realidad una relación sexual; más bien, suscomportamientos seductores a menudo encubren su deseo de dependencia y de
    • protección. Algunas personas con personalidad histriónica también sonhipocondríacas y exageran sus problemas físicos para conseguir la atención quenecesitan.2.1.1 CausasAunque no existe demasiada información sobre las causas de este trastorno. Secree que los acontecimientos de la primera infancia y los genes pueden contribuira su desarrollo además de otros factores.Neuroquímico/fisiológico: Los estudios recientes muestran que los pacientesposeen una alta capacidad de respuesta del sistema noradrenérgico, relacionadocon la liberación de un neurotransmisor llamado noradrenalina. “Losneurotransmisores son sustancias químicas que comunican los impulsos de unacélula nerviosa a otra en el cerebro y estos impulsos son los que dictan elcomportamiento. La tendencia hacia una reacción excesivamente emocional alrechazo, común entre estos pacientes, puede atribuirse a un mal funcionamientode un grupo de neurotransmisores llamados catecolaminas”.2(Norepinefrinapertenece a este grupo de neurotransmisores.)Factores ambientales: Además de los factores biológicos y genéticos, existenagentes sociales (modo en que la persona interactúa en la infancia con su familiay amigos y otros niños), además de los psicológicos (personalidad ytemperamento del individuo, formada por su entorno y el aprendizaje de lashabilidades de afrontamiento para manejar el estrés). Esto sugiere que no hay unúnico factor responsable, sino una combinación de una naturaleza compleja y losdiferentes factores. Las investigaciones sugieren que existe un ligero aumento delriesgo para que el trastorno se “transmita” a sus hijos.En el caso de un niño que solamente se le presta atención cuando tiene unaconducta exagerada, como alborotos, gritos, pataletas, consiguiendo así atenciónpor parte de sus padres, desarrollará probablemente una tendencia a la falta dereflexión, la superficialidad y la exageración en su vida adulta. Estas conductas por
    • parte de los padres deben ser de forma constante durante un largo tiempo deforma que el niño se vea siempre obligado a desarrollar estrategias “anormales”para sentirse considerado o validado por los padres. Estas creencias adaptativasen la infancia pero que serán inadaptativas en la edad adulta son aprendidas einternalizadas por el niño el cual, dado su entorno las considera como normales.2.1.2 TratamientoLas personas con este trastorno a menudo buscan tratamiento cuandoexperimentan episodios de depresión o ansiedad por rechazo en relacionessentimentales u otros conflictos emocionales. Los medicamentos pueden ayudarcon los síntomas, pero la terapia psicológica (psicoterapia) es el mejor tratamientopara el trastorno en sí. El primer y fundamental objetivo es ayudar al afectado apasar de un estilo cognitivo de pensamiento integral a uno más analítico, centradoen problemas concretos. El segundo objetivo es modificar la conducta teatral ydramática del paciente.Terapia cognitiva conductual: Enseña a los individuos a identificar lospensamientos automáticos, para trabajar en el comportamiento impulsivo ydesarrollar mejores habilidades de resolución de problemas. Los terapeutasconductuales emplean un entrenamiento asertivo para ayudar a personas con eltrastorno a aprender a afrontar utilizando sus propios recursos y reducir loscomportamientos excesivamente dramáticos. Emplean técnicas decomportamiento que implica la eliminación de un estímulo del entorno del individuopara que la respuesta que precede directamente a la eliminación se debilite.La terapia se inicia y mantiene dividiéndola en dos partes: Una menosestructurada, en la que el paciente relata cómo le fue durante la semana, usandosu estilo de cognición habitual y otra dedicada a objetivos específicos. Losobjetivos concretos se buscan con el paciente usando preguntas específicas,buscando detalles que reduzcan su expresión dramática y relato errático.
    • Sin tratamiento, los conflictos que puedan aparecer en su vida personal es muyposible que impidan que la persona alcance un potencial aceptable en su vidalaboral. Es importante pues tener presente si este trastorno está afectando engeneral a su bienestar, relaciones interpersonales o capacidad para conservar untrabajo.Terapia de grupo: La terapia de grupo se propone ayudar a estas personas encuanto a trabajar las relaciones interpersonales. Las técnicas de psicodrama ojuego de roles de grupo facilitan también la práctica de problemas en el trabajo yaprender a disminuir el nivel de los comportamientos excesivamente dramáticos,así como entender mejor el proceso asociado a los diferentes contextos. Losterapeutas de grupo deberán vigilar muy de cerca el grupo, ya que sus integrantestenderán a asumir el control y dominar a los demás.Terapia familiar: La terapia familiar puede ayudar a los miembros de la familia asatisfacer sus propias necesidades sin depender de la conducta histriónica delafectado que usa las crisis dramáticas para mantener la familia estrechamentevinculada a él. Los terapeutas de familia emplean comportamientos de apoyoasertivos en lugar de apoyar temperamentos de “llamadas de atención”.Medicaciones: La farmacoterapia no es un tratamiento de elección para personascon trastorno histriónico de la personalidad a menos que se combine con otrotrastorno. En el caso que curse con depresión, pueden prescribirse antidepresivos,siempre controlados por un médico especializado.La medicación se ha utilizado para que los pacientes con el trastorno se relajen ypuedan centrarse en sus propios sentimientos. Algunos terapeutas utilizan lahipnosis para aliviar a estos pacientes cuando experimentan un episodio depalpitaciones durante un comportamiento excesivamente emocional o excitable.
    • 2.2 Personalidad narcisistaLas personas con una personalidad narcisista tienen un sentido de superioridad yuna creencia exagerada en su propio valor o importancia, lo que los psiquiatrasllaman “grandiosidad”. La persona con este tipo de personalidad puede serextremadamente sensible al fracaso, a la derrota o a la crítica y, cuando se leenfrenta a un fracaso para comprobar la alta opinión de sí mismos, puedenponerse fácilmente rabiosos o gravemente deprimidos. Como creen que sonsuperiores en las relaciones con los otros, esperan ser admirados y, confrecuencia, sospechan que otros los envidian. Sienten que merecen que susnecesidades sean satisfechas sin demora y por ello explotan a otros, cuyasnecesidades o creencias son consideradas menos importantes. Sucomportamiento es a menudo ofensivo para otros, que les encuentranegocentristas, arrogantes o mezquinos.2.2.1 CausasEn la biografía de una persona con el trastorno suelen aparecer motivos dereconocimiento, importancia, solidaridad, autonomía que no han sido cubiertos porsus padres en su infancia (cuando un niño pide que se le preste atención porqueha hecho algo que a su parecer es interesante y sus padres no lo hacen (de formarepetitiva), quitan valor al niño dándole la sensación de poco o nulo valor. Losmotivos principales de ser importante, reconocido, etc., quedan completamentefrustrados e intenta solucionar el problema con estrategias para conseguir laatención que cumplimente sus necesidades básicas. Así pues, cuánto másnegativa haya sido la experiencia en la infancia, peor serán los esquemascognitivos en la persona adulta.En el caso de un adulto hipocondríaco narcisista el niño ha podido aprender quefingiéndose enfermo consigue al menos durante un corto período de tiempo laatención de sus padres. Con esta estrategia (fingirse enfermo) encuentra lasolución a su falta de importancia. El niño en estos momentos no tiene malaintención, ya que es la única forma que tiene de recibir atención, es decir, no tiene
    • elección y se ve obligado a desarrollar estrategias que solucionen el problema dela escasa atención.Los efectos de la manipulación sobre otras personas también son negativos yaque el manipulado a la larga se da cuenta de esta táctica y rechaza a la personaque manipula.Una persona con trastorno narcisista de la personalidad tiene una necesidadextrema de reconocimiento y admiración por parte de los demás. Esto le lleva apresumir entre sus amigos sobre lo excepcional que es y de sus posesiones. Acorto plazo, obtiene la admiración de los demás aunque luego se dan cuenta desus exageraciones e incluso que no es cierto por lo que genera rechazo,confirmando así las creencias de la persona narcisista sobre sí mismo acerca desu poca valía y de lo poco fiables que son los demás ya que esta experiencia larepite una y otra vez. Esto le llevará seguramente a tener episodios de ansiedad ydepresión.2.2.2 TratamientoComo cualquier otro trastorno de la personalidad, es difícil de tratar y lasprincipales armas con que cuenta la psicoterapia son las de trabajar lashabilidades de afrontamiento de su realidad, así como de las de relación con losdemás.En este sentido, el psicoterapeuta guiará al paciente para crear una imagen de lapersona en base a valores reales y auténticos que eleven su autoestimapositivamente siempre teniendo en cuenta no alimentar su necesidad narcisista.El terapeuta no debe obviar las características propias del narcisismo y debe, endefinitiva, ayudar al paciente a utilizar sus particularidades narcisistas paradesarrollar una imagen de sí mismo basado en valores auténticos y unaautoestima positiva, sin caer en la infravaloración.
    • 2.3 Personalidad antisocialLas personas con personalidad antisocial (en otro tiempo llamada psicopática opersonalidad sociopática), la mayor parte de las cuales son hombres, muestrandesprecio insensible por los derechos y los sentimientos de los demás. Explotan aotros para obtener beneficio material o gratificación personal (a diferencia de losnarcisistas, que creen que son mejores que los otros). Característicamente, talespersonas expresan sus conflictos impulsiva e irresponsablemente. Toleran mal lafrustración y, en ocasiones, son hostiles o violentas. A pesar de los problemas o eldaño que causan a otros por su comportamiento antisocial, típicamente no sientenremordimientos o culpabilidad. Al contrario, racionalizan cínicamente sucomportamiento o culpan a otros. Sus relaciones están llenas de deshonestidadesy de engaños. La frustración y el castigo raramente les ocasionan la modificaciónde sus conductas.Las personas con personalidad antisocial son frecuentemente proclives alalcoholismo, a la toxicomanía, a las desviaciones sexuales, a la promiscuidad y aser encarceladas. Son propensas a fracasar en sus trabajos y a trasladarse de unsitio a otro. Frecuentemente tienen una historia familiar de comportamientoantisocial, abuso de sustancias, divorcio y abusos físicos. En su niñez,generalmente, fueron descuidados emocionalmente y con frecuencia sufrieronabusos físicos en sus años de formación. Tienen una esperanza de vida inferior ala media, pero entre los que sobreviven, esta situación tiende a disminuir o aestabilizarse con la edad.2.4 Personalidad limítrofe o fronterizaLas personas con una personalidad límite, la mayor parte de las cuales sonmujeres, son inestables en la percepción de su propia imagen, en su humor, en sucomportamiento y en sus relaciones interpersonales (que a menudo sontormentosas e intensas). La personalidad límite se hace evidente al principio de laedad adulta pero la prevalencia disminuye con la edad. Estas personas han sido a
    • menudo privadas de los cuidados necesarios durante la niñez. Consecuentementese sienten vacías, furiosas y merecedoras de cuidados.Cuando las personas con una personalidad límite se sienten cuidadas, semuestran solitarias y desvalidas, frecuentemente necesitando ayuda por sudepresión, el abuso de sustancias tóxicas, las alteraciones del apetito y el maltratorecibido en el pasado. Sin embargo, cuando temen el abandono de la persona quelas cuida, su humor cambia radicalmente. Con frecuencia muestran una cólerainapropiada e intensa, acompañada por cambios extremos en su visión del mundo,de sí mismas y de otras (cambiando del negro al blanco, del amor al odio oviceversa pero nunca a una posición neutra). Si se sienten abandonadas y solaspueden llegar a preguntarse si realmente existen (esto es, no se sienten reales).Pueden devenir desesperadamente impulsivas, implicándose en una promiscuidado en un abuso de sustancias tóxicas. A veces pierden de tal modo el contacto conla realidad que tienen episodios breves de pensamiento psicótico, paranoia yalucinaciones.Estas personas son vistas a menudo por los médicos de atención primaria; tiendena visitar con frecuencia al médico por crisis repetidas o quejas difusas pero nocumplen con las recomendaciones del tratamiento. Este trastorno es también elmás frecuentemente tratado por los psiquiatras, porque las personas que lopresentan buscan incesantemente a alguien que cuide de ellas.3.- GRUPO C: SUJETOS ANSIOSOS O TEMEROSOS3.1 Personalidad evitativa“La gente con una personalidad evitativa es hipersensible al rechazo y temecomenzar relaciones o alguna otra cosa nueva por la posibilidad de rechazo o dedecepción”.3Estas personas tienen un fuerte deseo de recibir afecto y de seraceptadas. Sufren abiertamente por su aislamiento y falta de habilidad pararelacionarse cómodamente con los otros. A diferencia de aquellas con una
    • personalidad limítrofe, las personas con una personalidad evitativa no respondencon cólera al rechazo; en vez de eso, se presentan tímidas y retraídas. El trastornode personalidad evitativa es similar a la fobia social.3.1.1 CausasLos niños que han sufrido maltrato emocional y rechazo de sus compañeros declase “bullying”, tienen un mayor riesgo de desarrollar el trastorno.La causa del trastorno de personalidad por evitación no está definida claramente;pueden influir en ella una combinación de factores sociales, genéticos y biológicosy estar relacionado con factores temperamentales heredados. Muchas personasdiagnosticadas con trastornos de la personalidad por evitación han padecidoexperiencias traumáticas de rechazo durante sus primeros años por parte de susprogenitores. Esto origina que los afectados sientan la necesidad de relaciones,aunque éstas suelen desembocar casi siempre en la creación de un caparazóndefensivo contra la crítica continuada que reciben.De esos esquemas se derivan sus actitudes de:• Miedo al rechazo y a la crítica,• Ocultación de su verdadera personalidad por temor a generar desagrado,• Interpretaciones negativas y erróneas sobre reacciones de los demás haciaellos,• Evitación de cualquier pensamiento que le produzca incomodidad oansiedad, sintiéndose culpables simplemente por estarlo o buscandoexcusas para no intentar mejorarlas por no creerse capaces,• Fantasean acerca de su futuro sobre una pareja o empleo perfectos contendencia a postergar actividades o situaciones que requieren su atención,sustituyéndolas por otras más irrelevantes y agradables.
    • 3.1.2 TratamientoCuando un paciente con este trastorno recurre al tratamiento, lo más habitual esque lo haga por otros trastornos asociados, como pueden ser los de ansiedad,fobias u otros trastornos afectivos como la depresión. El abuso de drogas, lasadicciones o los trastornos relacionados con el sueño son también causascomunes por las que un paciente puede buscar ayuda. Se considera muyconveniente diagnosticar lo antes posible este trastorno para que el tratamientosea efectivo y evitar bloqueos severos.Psicoterapia. El tratamiento suele ser difícil por la escasa colaboración delindividuo a pesar de su gran deseo por cambiar. No siempre existe una concienciade anomalía, pero la realidad es que la presencia del terapeuta atenúa los perfilespsicopatológicos del paciente y reduce su conflictividad con el medio.Existen múltiples modalidades de tratamiento que pueden ayudar al afectado:psicoanálisis, psicoterapia psicoanalítica, terapia cognitiva-conductual,psicoterapia de apoyo, terapia grupal, terapia familiar, terapia ambiental,hospitalización y farmacoterapia.Por supuesto, sin el adecuado tratamiento estas personas pueden llegar aresignarse a una vida caracterizada por el aislamiento y desarrollar además untrastorno psiquiátrico, drogadicción o depresión.Medicación. Los psicofármacos son un recurso para normalizar la psicopatologíadel sujeto y potenciar su estabilidad emocional pero uno no debe medicarse sinbuscar la atención de un médico cualificado.3.2 Personalidad dependienteLas personas con una personalidad dependiente transfieren las decisionesimportantes y las responsabilidades a otros y permiten que las necesidades de
    • aquellos de quienes dependen se antepongan a las propias. No tienen confianzaen sí mismas y manifiestan una intensa inseguridad. A menudo se quejan de queno pueden tomar decisiones y de que no saben qué hacer o cómo hacerlo. Sonreacias a expresar opiniones, aunque las tengan, porque temen ofender a la genteque necesitan. Las personas con otros trastornos de personalidad frecuentementepresentan aspectos de la personalidad dependiente, pero estos signos quedangeneralmente encubiertos por la predominancia del otro trastorno. Algunos adultoscon enfermedades prolongadas desarrollan personalidades dependientes.3.2.1 CausasProbablemente, los sujetos que tienden a desarrollar este tipo de trastornossufrieron a su vez un trastorno de angustia por separación en la infancia oadolescencia.Otra de las causas del desarrollo del trastorno se atribuye a personas que en suniñez fueron muy sobreprotegidas, creándoles la idea de que eran incapaces devalerse por sí mismos con la consiguiente inadaptación posterior.Las personas con este tipo de sobreprotección tal vez lleguen a darse cuenta deque su comportamiento negativo genera en los demás cierto sentimiento derechazo aunque el problema radica en que si no buscan ayuda será inútil corregirpor sí mismos su forma de actuar y caerán siempre en idénticos errores.3.2.2 TratamientoDebido a que su forma de ser está condicionada por sus primeras experiencias, eltratamiento estará enfocado a equilibrar su vida con el objetivo de que,gradualmente, adquiera el hábito de ser más y más independientes.“Para conseguirlo, el paciente debe comprender cuál es su problema y lascogniciones negativas que suelen acompañarlo y facilitar la necesidad decentrarse en las relaciones interpersonales y en rehusar los pensamientosautomáticos negativos. Muy pronto irá adquiriendo confianza con el terapeuta
    • como sinónimo de seguridad y, por su parte, el terapeuta deberá clarificar surelación con el paciente”.4La relajación también puede ser un punto importante para intentar reducir laansiedad e incluso una exposición adecuada irá en beneficio de un pronósticoque, en principio, suele ser bueno.Es muy importante recordar que cualquier persona puede presentar alguno deestos rasgos de personalidad, aunque se habla debe tenerse en cuenta que sehabla de un trastorno cuando se presentan de manera persistente e interfierenpara llevar una vida normal. Es entonces cuando se aconseja la ayuda de unprofesional que diagnostique el problema y proporcione una terapia apropiadapara cada uno de los casos.3.3 Personalidad obsesivo-compulsivaLas personas con personalidad obsesivo-compulsiva son formales, fiables,ordenadas y metódicas pero a menudo no pueden adaptarse a los cambios. Soncautos y analizan todos los aspectos de un problema, lo que dificulta la toma dedecisiones. Aunque estos signos están en consonancia con los estándaresculturales de occidente, los individuos con una personalidad obsesivo-compulsivatoman sus responsabilidades con tanta seriedad que no toleran los errores yprestan tanta atención a los detalles que no pueden llegar a completar sus tareas.Consecuentemente, estas personas pueden entretenerse en los medios pararealizar una tarea y olvidar su objetivo. Sus responsabilidades les crean ansiedady raramente encuentran satisfacción con sus logros.Estas personas son frecuentemente grandes personalidades, en especial en lasciencias y otros campos intelectuales en donde el orden y la atención a losdetalles son fundamentales. Sin embargo, pueden sentirse desligadas de sussentimientos e incómodas con sus relaciones u otras situaciones que no controlan,con eventos impredecibles o cuando deben confiar en otros.
    • 3.3.1 CausasSe sabe que hay factores genéticos importantes que se implican en su desarrollo,pero el modo de transmisión es todavía desconocido. Lo cierto es que no se sabeexactamente cuál es la causa concreta, pero la combinación de los factoresbiológicos (alteraciones a nivel del lóbulo frontal del cerebro) y de los factoressociales pueden explicar las alteraciones encontradas.Puede existir un acontecimiento que actúe como factor desencadenante comoenfermedades, problemas de pareja, el fallecimiento de un ser querido, etc. a lavez que la educación recibida en la infancia, sobre todo si se trata de formasdemasiado rígidas.Los miembros de una misma familia pueden presentar diversos síntomas,obsesiones y compulsiones, ansiedad generalizada, crisis de angustia y ticsmotores o vocálicos.“Parece ser que las personas afectadas por un T.O.C. presentan unavulnerabilidad genética que se ve influida por situaciones de estrés y factoresambientales, originando la aparición de síntomas. Aunque la mayoría de lasanomalías se asocian a un neurotransmisor llamado serotonina, es posible quetambién participen otros neurotransmisores”.5En otras investigaciones se ha sugerido la alteración de algunas regionesespecíficas del cerebro como causantes de los síntomas obsesivo-compulsivos.Dichas regiones del cerebro son muy ricas en receptores de serotonina y estánasociadas al aprendizaje de procesos y a conductas de aproximación/huida.3.4 Personalidad pasiva-agresivaLos comportamientos de una persona con una personalidad pasiva-agresiva(negativita) tienen como objetivo encubierto controlar o castigar a otros. El
    • comportamiento pasivo-agresivo es con frecuencia expresado como demora,ineficiencia y mal humor. A menudo, los individuos con una personalidad pasiva-agresiva aceptan realizar tareas que en realidad no desean hacer y luegoproceden a minar sutilmente la finalización de esas tareas. Ese comportamientogeneralmente sirve para expresar una hostilidad oculta.4.- Diagnóstico de los trastornos de la personalidadEl médico basa el diagnóstico de un trastorno de la personalidad en la expresiónpor el sujeto de tipos de comportamiento o pensamientos desadaptados. Estoscomportamientos tienden a manifestarse porque la persona se resiste tenazmentea cambiarlos a pesar de sus consecuencias desadaptadas. Además, “es probableque el médico perciba el uso inapropiado de la persona de mecanismo deenfrentamiento, a menudo llamados mecanismos de defensa”.6Aunque todo elmundo utiliza inconscientemente mecanismos de defensa, la persona contrastornos de la personalidad los usa de modo inapropiado o inmaduro.5.- Tratamiento de los trastornos de la personalidadAunque los tratamientos difieren de acuerdo con el tipo de trastorno de lapersonalidad, algunos principios generales se pueden aplicar a todos. La mayorparte de las personas con un trastorno de la personalidad no sienten la necesidadde tratamiento y, probablemente por esta razón, suelen acudir a la consultaacompañados de otra persona. Generalmente el paciente puede responder alapoyo que se le presta, pero suele mantenerse firme en cuanto a los patrones depensamiento y de comportamiento propios de su desadaptación. Generalmente, elapoyo es más eficaz cuando intervienen en él otros pacientes o un psicoterapeuta.El terapeuta destaca repetidamente las consecuencias indeseables de la forma depensar y de comportarse de la persona, algunas veces fija límites a estecomportamiento y también repetidamente enfrenta a la persona con la realidad.
    • Resulta útil y a menudo esencial la implicación de la familia de la personaafectada, puesto que la presión del grupo puede ser eficaz. Las terapias de grupoy familiares, vivir en grupo en residencias especializadas y la participación enclubes sociales terapéuticos o en grupos de autoayuda pueden ser útiles.Estas personas a veces tienen ansiedad y depresión, que esperan aliviar confármacos. Sin embargo, la ansiedad y la depresión que resultan de un trastorno dela personalidad son raramente aliviadas con fármacos de modo satisfactorio ytales síntomas pueden indicar que la persona está realizando algún autoexamensaludable. Más aún, la terapia farmacológica se complica frecuentemente por elmal uso de los fármacos o por los intentos de suicidio. Si la persona padece otrotrastorno psiquiátrico, como depresión mayor, fobia o trastorno por pánico, la tomade medicamentos puede resultar adecuada, aunque posiblemente producirán sóloun alivio limitado.Cambiar una personalidad requiere mucho tiempo. Ningún tratamiento a cortoplazo puede curar con éxito un trastorno de la personalidad pero ciertos cambiospueden conseguirse más rápidamente que otros. La temeridad, el aislamientosocial, la ausencia de autoafirmación o los exabruptos temperamentales puedenresponder a la terapia de modificación de la conducta. Sin embargo, lapsicoterapia a largo plazo (terapia hablada), con el objetivo de ayudar a la personaa comprender las causas de su ansiedad y a reconocer su comportamientodesadaptado, es la clave de la mayoría de los tratamientos. Algunos tipos detrastornos de personalidad, como el narcisista o el obsesivo-compulsivo, puedentratarse mejor con el psicoanálisis. Otros, como los tipos antisocial o paranoide,raramente responden a una terapia.CONCLUSIÓNLas enfermedades de la personalidad son muchas; diferentes influencias delentorno vivido, modelos inapropiados de educación, conflictos en la relación
    • padres-hijos, situaciones límites y un sinfín de etcéteras pueden producir losllamados trastornos de personalidad.Mucha gente ignora la existencia de estos padecimientos y puede confundir unsíntoma característico con la existencia de una intencionalidad premeditada,respondiendo de diversas formas agresivas o discriminatorias que sumanafectación a las áreas de vida de la persona que está padeciendo, -aparte de untrastorno específico- un gran dolor e imposibilidad respecto al abordaje de su vida.Las personas que padecen trastornos de personalidad no son “alienados” ni son loque comúnmente y en forma ignorante es denominado como locos, simplementetienen una afectación en el constructo psicológico que constituye su personalidad,tienen respuestas naturales que no pueden evitar, ya que así se establecieron ensu interior por la influencia de traumas, aspectos fisiológicos o del aprendizaje yque les produce una discrepancia con lo socialmente esperado. Respecto a lapersona que padece el trastorno esta tiene que armarse de valor y decisión paraafrontar su realidad, aceptarla conscientemente y darse cuenta que el origen demuchos de los problemas de su vida se encuentra en su interior y que mediante elapoyo adecuado pueden superarse y así reducir su conflicto con la vida.Los trastornos de personalidad en manos de psiquiatras especializados, -por másgraves que sean-, tienen muy buenas expectativas de pronóstico. En principio setratan con medicación para atenuar los síntomas, y con el apoyo de psicoterapiaadecuada la persona que lo padece puede identificar y reaprender los contendidosde creencias irracionales en que se sustentan sus síntomas y respuestasdesadaptadas, fortalecer su capacidad de autocontrol y poder superarseinternamente modificando, -por medio de su voluntad y su autorreflexión, junto alapoyo clínico y psicoterapéutico-, su conflicto con la vida.
    • BIBLIOGRAFÍA (Modelo de citación APA)•Rojas López Fernanda (19 de Abril de 2009). BlogSpot. Recuperado el 28 defebrero de 2013, de http://trastornarte.blogspot.mx/2009/04/clasificacion-de-los-trastornos-de-la.html•Ruiz Sánchez Juan (Mayo 2009). Psicología Online [Versión electrónica].Recuperado el 15 de febrero de 2013, de http://www.psicología-online.com/ESMUbeda/Libros/Manual/manual18.htm•Marsellach Umbert Gloria (14 de Mayo de 2000) El Psicólogo en la Red.Recuperado el 15 de febrero de 2013, dehttp://psicologoenlared.org/articulos/trastornos_perso.htmCITAS BIBLIOGRÁFICAS (Modelo de citación APA)•1Marsellach Umbert Gloria (14 de Mayo de 2000) El Psicólogo en la Red.Recuperado el 15 de febrero de 2013, dehttp://psicologoenlared.org/articulos/trastornos_perso.htm• 2Ruiz Sánchez Juan (Mayo 2009). Psicología Online [Versión electrónica].Recuperado el 15 de febrero de 2013, de http://www.psicología-online.com/ESMUbeda/Libros/Manual/manual18.htm•3Rojas López Fernanda (19 de Abril de 2009). BlogSpot. Recuperado el 28 defebrero de 2013, de http://trastornarte.blogspot.mx/2009/04/clasificacion-de-los-trastornos-de-la.html
    • • 4Marsellach Umbert Gloria (14 de Mayo de 2000) El Psicólogo en la Red.Recuperado el 15 de febrero de 2013, dehttp://psicologoenlared.org/articulos/trastornos_perso.htm•5Rojas López Fernanda (19 de Abril de 2009). BlogSpot. Recuperado el 28 defebrero de 2013, de http://trastornarte.blogspot.mx/2009/04/clasificacion-de-los-trastornos-de-la.html• 6Marsellach Umbert Gloria (14 de Mayo de 2000) El Psicólogo en la Red.Recuperado el 15 de febrero de 2013, dehttp://psicologoenlared.org/articulos/trastornos_perso.htm