Mesodermo introduccion y paraxial
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Mesodermo introduccion y paraxial

on

  • 3,815 views

u.u

u.u

Statistics

Views

Total Views
3,815
Views on SlideShare
3,815
Embed Views
0

Actions

Likes
2
Downloads
37
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Mesodermo introduccion y paraxial Mesodermo introduccion y paraxial Document Transcript

  • DERIVADOS DE LA CAPA GERMINAL MESODÉRMICA Inicialmente, las células de la capa germinal mesodérmica forman una delgada lámina de tejido laxo a cada lado de la línea media. Aproximadamente hacia el decimoséptimo día, sin embargo las células cercanas a la línea media proliferan y forman una placa gruesa de tejido conocida como mesodermo paraxial. Más hacia los lados, la capa mesodérmica continúa siendo delgada y se conoce como placa lateral. Con la aparición y la coalescencia de cavidades intercelulares en la placa lateral, este tejido se divide en dos capas: Una capa que se continúa con el mesodermo que recubre el amnios, llamada capa mesodérmica somática o parietal, y Una capa que se continúa con el mesodermo que recubre el saco vitelino, llamada capa mesodérmica esplácnica o visceral. Juntas, estas capas delimitan una nueva cavidad acabada de formar, la cavidad intraembrionaria, que se continúa con la cavidad extraembrionaria de cada lado del embrión. El mesodermo intermedio conecta el mesodermo de la placa paraxial con el mesodermo de la placa lateral. Desarrollo del mesodermo paraxial. Hacia el final de la tercera semana de desarrollo se hacen evidente en el aspecto dorsal del embrión, a ambos lados del tubo neural, la presencia de los somitas. Estos somitas, que corresponden a engrosamientos del mesodermo paraxial, presentan una secuencia de aparición precisa, de manera que es posible determinar la edad del embrión conociendo el número de somitas. Los primeros pares de somitas aparecen el día 20 en la región cervical del embrión y continúan
  • apareciendo de a tres a cuatro pares por día hasta alcanzar un número de 42 a 44 pares. Los pares de somitas se denominan según su ubicación: 4 occipitales (de los cuales el primer par involuciona), 8 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 8 a 10 coxígeos (de los cuales involucionan los más caudales). Hacia el comienzo de la cuarta semana las células mesodérmicas de los somitas van a diferenciarse en tres variedades. Las células de la zona medial del somita rodean al tubo neural y la notocorda formando el esclerotoma, tejido que dará origen a los elementos óseos del esqueleto axial (vértebras y costillas) del sector correspondiente del somita. Las células de la región dorsal de los somitas van a diferenciar el miotoma, tejido que dará origen a la musculatura estriada del sector correspondiente; y el dermatoma, tejido que da origen a la dermis y tejido subcutáneo del área correspondiente. Cada somita recibe una rama arterial y una rama nerviosa que se distribuyen precisamente por los tejidos que él da origen. Cuando hacen su aparición los somitas caudales, los somitas ubicados más hacia cefálico ya se han diferenciado de modo tal que en ningún momento es posible observar los aproximadamente 42 pares de somitas simultáneamente. Esta forma de ordenamiento del cuerpo del embrión en unidades homólogas, llamadas metámeras, dispuestas en el eje céfalo-caudal, se hará especialmente notorio después del nacimiento en el tronco donde se aprecia la disposición secuencial de las vértebras, costillas y arterias, nervios y músculos intercostales
  • Desarrollo del mesodermo intermedio El mesodermo intermedio de la región cervical y torácica alta forma acúmulos segmentados llamado pronefros que rápidamente involucionan. El mesodermo intermedio de la región torácica baja y lumbar alta forma una masa no segmentada, el mesonefros, que diferencia estructuras glomerulares que funcionan transitoriamente. Sin embargo, el conducto mesonéfrico persiste en el embrión masculino y formará el ducto deferente; en el embrión femenino el conducto mesonéfrico degenera. En cambio, el mesodermo intermedio de la región lumbar baja y sacra diferencia el metanefros, desde donde surgirán las unidades excretoras del riñón definitivo, hecho que comienza a desarrollarse alrededor de la quinta semana de vida embrionaria. Desarrollo del mesodermo lateral El mesodermo lateral es separado longitudinalmente en dos sectores por el desarrollo de un espacio embrionario llamado celoma intraembrionario. Así, el sector dorsal es llamado ahora hoja parietal o somática del mesodermo lateral y se ubica bajo el ectodermo, formando la pared corporal del embrión; en cambio el sector ventral es llamado hoja visceral o esplácnica del mesodermo lateral y se ubica sobre el endodermo. La hoja parietal dará origen a las serosas: pleura, pericardio y peritoneo; y la hoja visceral formará la pared muscular del tubo digestivo y de la vía respiratoria baja.
  • ÓRGANOS DERIVADOS DEL MESODERMO PARAXIAL SISTEMA ESQUELÉTICO El sistema esquelético se desarrolla a partir de células mesenquimales y de Ia cresta neural. A medida que se forman la notocorda y el tubo neural, el mesodermo intraembrionario lateral a estas estructuras sufre un engrosamiento y forma dos columnas longitudinales de mesodermo paraxial. Hacia finales de la tercera semana, estas columnas se segmentan en bloques de mesodermo, los somitas. A nivel externo, los somitas aparecen como elevaciones a modo de cuenta a lo largo de Ia superficie dorsolateral del embrión. Cada somita se diferencia en dos porciones La parte ventrornedial es el esclerotomo, cuyas células originan las vértebras y costillas. La parte dorsolateral es el dermomiotomo; las células de Ia región del miotomo forman mioblastos (células musculares primitivas) y las de la región del dermatomo constituyen Ia dermis. Las células mesodérmicas dan lugar al mesénquima o tejido conjuntivo embrionario. Una porción considerable del mesénquima de la región de la cabeza también deriva de Ia cresta neural. Las células de la cresta neural migran hacia los arcos faríngeos y forman los huesos y tejido conjuntivo de Ias estructuras craneofaciales. Los genes homeocaja (Hox, regulan la migración y ulterior diferenciación de las células de la cresta neural, un proceso crucial para el complejo patrón de desarrollo de Iacabeza y la cara.
  • Desarrollo del hueso y el cartílago Los huesos aparecen primero como condensaciones de células mesenquimales que constituyen modelos óseos. La condensación delimita el inicio de la actividad génica selectiva que precede a la diferenciación celular. Los miembros de la familia del factor de crecimiento transformante B (TGF-B) están implicados en varias etapas de la formación del hueso, La mayoría de los huesos planos se desarrollan en el mesénquima en el interior de vainas membranosas pre-existentes; este tipo de osteogenia se denomina formación ósea intramembranosa. Los modelos mesenquimales de la mayor parte de los huesos de Ias extremidades se transforman en modelos óseos de cartílago, que posteriormente sufren osificación de tipo endocondral. Las proteínas morfogenéticas de hueso (BMP5 y BMP7), el factor de crecimiento Gdf5, miembros de la superfamilia de TGF-B y otras moléculas de transmisión de señales participan como reguladores endógenos del desarrollo esquelético. Histogenia del cartílago El cartílago se desarrolla a partir del mesénquima y aparece por primera vez en el embrión a lo largo de la quintasemana. En las áreas en las que se ha de formar cartílago, el mesénquima se condensa y da lugar a centros de condrificación. Las células mesenquimatosas proliferan y se redondean. Las células formadoras de cartilago o condroblastos secretan fibrillas de colágeno y la sustancia fundamental de Ia matriz. Después se depositan fibras de colágeno o elásticas en la sustancia intercelular o matriz. Se pueden distinguir tres tipos de cartílago en función del tipo de matriz formada:
  • Cartílago hialino, el tipo de distribución más amplia (p.ej., en articulaciones) Fibrocartílago (como en los discos intervertebrales) Cartílago elástico (p. ej., en el pabellón auditivo) Histogenia del hueso El hueso se desarrolla sobre dos tipos de tejido conjuntivo: el mesénquima y el cartilago. Al igual que este último, el hueso consta de células y de una sustancia intercelular orgánica, Ia matriz ósea que se compone de fibrillas de colágeno incluidas en un componente amorfo. Osificación intramembranosa Este tipo de formación ósea se produce en el mesénquima que ha originado una vaina membranosa, de donde procede el término osificación membranosa. El mesénquima se condensa y aumenta su vascularización; algunas células se diferencian en osteoblastos (células formadoras de hueso) y comienzan a depositar matriz o sustancias intercelulares, el tejido osteoide o pre-hueso. Los osteoblastos están casi totalmente separados entre sí y se mantienen en contacto por medio de unas pequeñas prolongaciones. A continuación, se deposita fosfato cálcico en el tejido osteoide conforme éste se organiza en hueso. Los osteoblastos del hueso quedan atrapados en la matriz y se convierten en osteocitos. En un principio, el hueso nuevo carece de un patrón de organización, pero pronto se organizan las espículas de hueso en láminas o capas. Alrededor de los vasos sanguíneos aparecen láminas concéntricas que constituyen sistemas haversianos.
  • Algunos osteoblastos permanecen en la periferia del hueso en desarrollo y continúan depositando capas para dar lugar a placas de hueso compacto en Ia superficie. El hueso que queda entre Ias placas de superficie sigue siendo espiculado o esponjoso. Este ambiente esponjoso se acentúa, en cierta medida, por Iaacción de unas células de distinto origen, los osteoclastos, que reabsorben hueso. En los espacios intersticiales del hueso esponjoso el mesénquima se diferencia en la médula ósea. Durante Ia vida fetal y posnatal tiene lugar una remodelación continua de hueso debido a la actividad simultánea de osteoclastos y osteoblastos. Los estudios sobre los sucesos celulares y moleculares que acontecen a lo largo de Ia formación ósea embrionaria sugieren que Iaosteogenia y Iacondrogenia se programan en las fases iniciales del desarrollo y representan procesos independientesinfluidos por factores vasculares.
  • Osificación intracartilaginosa Este tipo de formación ósea ocurre sobre modelos cartilaginosos pre-existentes. Por ejemplo, en un hueso largo, el centro primario de osificación aparece en la diáfisis (la parte de un hueso largo situada entre los extremos), que forma el cuerpo del hueso, donde Ias células del cartílago aumentan de tamaño (hipertrofia), Ia matriz se calcifica y Ias células mueren. Al mismo tiempo se deposita una delgada capa de hueso bajo el pericondrio que rodea a la diáfisis; de este modo, el pericondrio se transforma en el periostio. La invasión de tejido conjuntivo vascular del periostio degrada el cartílago. Algunas células invasoras se diferencian en las células hematopoyéticas responsables de la formación decélulas sanguíneas de la médula ósea. Otras células invasoras se convierten en osteoblastos que depositan matriz ósea en las espículas delcartílago calcificado. El proceso continúa hacia Ias epífisis o extremos del hueso. Las espículas óseas se remodelan por acción de los osteoclastos y los osteoblastos. El alargamiento de los huesos largos se produce en la unión diafisoepìfisaria. El alargamiento óseo depende de las placas epifìsarias dc cartílago (placas de crecimiento), cuyos condrocitos proliferan y participan en Ia formación de hueso endocondral. Las células cartilaginosas de la región diafisoepifisaria proliferan mediante mitosis. Hacia la diáfisis, las células cartilaginosas se hipertrofian y la matriz se calcifica y se rompe en espículas por un tejido vascular originado en la médula o cavidad medular. En esas espículasse deposita hueso, cuya reabsorción mantiene relativamente constante la longitud de Ias masas óseas esponjosas y hace crecer la cavidad medular.
  • La osificación de los huesos de las extremidades se inicia hacia el final del período embrionario y posteriormente supone una importante demanda dc calcio y fósforo para Ia madre. Por ello, se recomienda a las embarazadas que mantengan una ingesta adecuada de estos elementos con el fin de mantener sanos sus huesos y dientes. La región de formación ósea en el centro del cuerpo de un hueso largo es el centro de osificación primario. Al nacer; Los cuerpos o diáfisis se encuentran osificados en gran medida, pero la mayoría de los extremos o epífisis son aún cartilaginosos. Casi todos los centros de osificación secundarios aparecen en las epífisis a lo largo de los primeros años posteriores al nacimiento. Las células cartilaginosas de la epífisis se hipertrofian y posteriormente quedan invadidas por un tejido conjuntivo vascular. La osificación se extiende en todas las direcciones y solamete el cartílago articular y una placa transversal de cartílago, Ia placa epifisaria de cartílago, mantienen su naturaleza cartilaginosa. Tras finalizar el crecimiento, esta placa es sustituida por hueso esponjoso; Iasepífisis y Ia diáfisis se unen y no se produce ninguna elongación posterior del hueso. En la mayoría de los huesos, las epífisis se han fusionado con la diáfisis alrededor de los 20 años de edad. El crecimiento del diámetro de un hueso es consecuencia del depósito de hueso en el periostio, así como de la reabsorción en Ia superficie medular. La velocidad de depósito y reabsorción está equilibrada con el fin de regular el grosor del hueso compacto y el tamaño de la cavidad medular. La reorganización interna del hueso continúa toda Ia vida. Eldesarrollo de los huesos irregulares es semejante al de las epífisis de los huesos largos. La osificación comienza de forma central y se extiende en todas Ias direcciones. Además de
  • Iaosificación membranosa y endocondral, el tejidocondroide también se diferencia a partir del mesénquimay actualmente se acepta que constituye un factor importante de crecimiento esquelético.
  • Desarrollo de las articulaciones El desarrollo de las articulaciones se inicia durante La sexta semana y para finales de la octava se asemejan a Ias articulaciones del adulto. Las articulaciones se clasifican del siguiente modo: articulaciones fibrosas articulaciones cartilaginosas articulaciones sinoviales Las articulaciones con escaso o ningún movimiento se clasifican en función del tipo de material que mantiene unidos los huesos; por ejemplo, los huesos de Ias articulaciones fibrosas están unidos por tejido fibroso. Articulaciones fibrosas A lo largo del desarrollo de una articulación fibrosa, el mesénquima interzonal situado entre los huesos en desarrollo se diferencia en tejido fibroso denso; por ejemplo, Ias suturas dcl cráneo son articulaciones fìbrosas. Articulaciones cartilaginosas Durante el desarrollo de las articulaciones cartilaginosas, el mesénquima interzonal que se encuentra entre los huesos en desarrollo da lugar a cartílago hialino (corno las articulaciones costocondrales) o fibrocartílago, como la sínfisis púbica entre los cuerpos de los huesos púbicos. Articulaciones sinoviales Durante Ia formación de este tipo de articulación (p. ej., Iaarticulación de la rodilla), el mesénquima interzonal entre los huesos en proceso de desarrollo se diferencia como se describe a continuación:
  • A nivel periférico, forma el ligamento capsular y otros ligamentos. En la parte central desaparece y el espacio resultante se convierte en la cavidad sinovial (articular). En Ias zonas donde recubre la cápsula fibrosa y las superficies articulares, forma la membrana sinovial, una parte de la cápsula articular. Probablemente como consecuencia de los movimientos articulares, las células mesenquimatosas desaparecen posteriormente de las superficies de los cartílagos articulares. Un ambiente intrauterino anómalo que restrinja el movimiento embrionario y fetal puede interferir en el desarrollo articular y causar la fijación de Ias articulaciones
  • Desarrollo del esqueleto axial El esqueleto axial se compone de: cráneo columna vertebral costillas esternón En el proceso de formación de esta parte del esqueleto, las células de los esclerotomos de los somitas modifican su posición. A lo largo de la cuarta semana, rodean al tubo neural (primordio de la médula espinal) y a la notocorda, la estructura alrededor de la cual se desarrollan los rudimentos de Iasvértebras. Este cambio de posición de dichas células se lleva a cabo por un crecimiento diferencial de las estructuras circundantes y no por migración activa de dichas células. EI gen Pax-1, que se expresa en todas las futuras células esclerotomalesde los somitas epiteliales en embriones de pollo y de ratón, parece desempeñar una función esencial en el desarrollo de Ia columna vertebral. Desarrollo de la columna vertebral Durante la fase pre-cartilaginosa o mesenquimal, las células mesenquimales de los esclerotomos se localizan en tres regiones principales: alrededor de la notocorda rodeando al tubo neural en la pared corporal En un corte frontal de un embrión de cuatro semanas, los esclerotomos aparecen como pares de condensaciones de células mesenquimales alrededor de la
  • notocorda. Cada esclerotomo está formado por células que se disponen laxamente en la reglón craneal y densamente empaquetadas en Ia región caudal. Algunas de estas últimas se mueven en sentido craneal opuesto al centro del miotomo, donde forman el disco intervertebral (IV). El resto de ellas se fusionan con las células de disposición laxa del esclerotomo inmediatamente caudal y dan lugar al centro (centrum) mesenquimal, el primordio de cuerpo de la vértebra. Por tanto, cada centrum se forma a partir de dos esclerotomos adyacentes y se convierte en una estructura intersegmentaria. En este momento, la relación entre los nervios y los discos IV es estrecha, y las arterias intersegmentarias se hallan a cada lado de los cuerpos vertebrales. En el tórax, las arterias intersegmentarias dorsales se convierten en las arterias intercostales. La notocorda degenera y desaparece donde está rodeada por los cuerpos vertebrales en desarrollo. Entre las vértebras, Ia notocorda se expande y forma el centro gelatinoso del disco intervertebral o el núcleo pulposo. Posteriormente, este núcleo se rodea de fibras en disposición circular que originan el anillo fibroso. En conjunto, el núcleo pulposo y el anillo fibroso forman el disco IV. Las células mesenquimales que rodean al tubo neural dan lugar al arco vertebral (neural), mientras que las de la pared corporal constituyen los procesos costales que forman las costillas de la región torácica.
  • Etapa cartilaginosa del desarrollo vertebral A lo largo de la sexta semana aparecen centros de condrifìcaciónen cada vértebra mesenquimal. A finales del período embrionario, los dos centros de cada centrum se fusionan y forman un centrum cartilaginoso. Al mismo tiempo, los centros de los arcos vertebrales se unen entre sí y con elcentrum. Se desarrollan las apófisis espinosas y transversales a partir de extensiones dc los centros de condrificación en el arco vertebral. La condrificación se extiende hasta que se forma una columna vertebral cartilaginosa.
  • Etapa ósea del desarrollo vertebral La osificación de una vértebra típica se inicia durante el período embrionario y suele finalizar a los 25 años de edad. Existen dos centros de osificación primarios, ventral y dorsal para el centrum. Estos centros de osificación primarios se fusionan en poco tiempo y forman un centro. A finales del período embrionario existen tres centros primarios: uno en el centrum uno en cada mitad del arco vertebral La osificación se hace evidente en los arcos vertebrales durante la octava semana. Al nacer, cada vértebra está formada por tres porciones óseas conectadas por cartílago. Por lo general, las mitades óseas delarco vertebral se suelen fusionar durante los primeros tres a cinco años. En primer lugar, los arcos se unen en la región lumbar y el proceso de fusión avanza en sentido craneal. El arco vertebral se articula con el centrum en las articulaciones neurocentrales cartilaginosas. Estas articulaciones permiten el crecimiento de los arcos vertebrales a medida que se alarga la médula espinal y desaparecen cuando el arco vertebral se fusiona al centrum durante el tercer a sexto años de vida. Tras la pubertad aparecen seis centros de osificación secundarios en las vértebras: uno en la punta de la apófisis espinosa uno en la punta de cada apófisis transversa dos epífisis anulares, una en el reborde superior y otra en el inferior del cuerpo vertebral.
  • El cuerpo vertebral está compuesto por las epífisisanulares y una masa ósea situada entre ellas. El cuerpo vertebral incluye el centrum, partes del arco vertebral y las casillas articulares para Ias cabezas de Ias costillas. Todos los centros secundarios se unen al resto de la vértebra alrededor de los 25 años de edad. El atlas (C1), axis (C2), vértebra lumbar C7, sacro y coxis constituyen excepciones al modelo de osificación típica de las vértebras. Desarrollo de las costillas Las costillas se desarrollan a partir de los procesos costales de las vértebras torácicas. Se tornan cartilaginosas durante el período embrionario y se osifican alo largo del fetal. El lugar original de unión de los procesos costales con las vértebras es sustituido por articulaciones costovertebrales, articulaciones planas de tipo sinovial.
  • Siete pares de costillas (1 a 7), denominadas costillas verdaderas, se unen a través de sus propios cartílagos al esternón. Cinco pares de costillas (8 a 12), costillas falsas, se fijan al esternón por medio del cartílago de otra costilla o costillas. Los últimos dos pares de costillas (11 y 12), las costillas flotantes, no se unen al esternón. Desarrollo del esternón Un par de bandas mesenquimales verticales, las barras esternales, aparecen en posición ventrolateral en la pared corporal. A medida que se desplazan en sentido medial, se produce la condrificación de Ias mismas. Se fusionan en sentido craneocaudal en el plano medio para formar modelos cartilaginosos del manubrio, esternovértebras (segmentos del cuerpo esternal) y apófisis xifoides. A veces, la fusión en el extremo inferior del esternón es incompleta; como con secuencia de ello, la apófisis xifoides de estos niños es bífida o perforada. Antes delnacimiento aparecen centros de osificación craneocaudalmente en el esternón, excepto en la apófisis xifoides, donde aparecen durante la infancia. Desarrollo del cráneo El cráneo se forma a partir del mesénquima situado alrededor del encéfalo en desarrollo. Está compuesto por: el neurocráneo, una cubierta protectora del encéfalo el viscerocráneo, el esqueleto de la cara Neurocráneo cartilaginoso En un principio, el neurocráneo cartilaginoso o condrocráneo está compuesto por Ia base cartilaginosa del cráneo en desarrollo, que se forma por fusión de varios cartílagos.
  • Posteriormente, la osificación endocondral delcondrocráneo origina los huesos de Ia base delcráneo, El patrón de osificación dc esos huesos sigue una secuencia definida: comienza en el hueso occipital, cuerpo del esfenoides y hueso etmoides. El cartílagoparacordal, o placa basal, se forma alrededor del extremo craneal de la notocorda y se fusiona con los cartílagos derivados de Ias regiones del esclerotomo de los somitas occipitales. Esta masa cartilaginosa participa en la formación de Ia base del hueso occipital; después crecen extensiones alrededor del extremo craneal de la columna vertebral y constituyen los límites delagujero occipital. El cartílagohipofisiario se forma alrededor de la hipófisis en desarrollo y se fusiona para dar lugar al cuerpo del hueso esfenoides. Las trabéculas craneales (trabeculaecranii) se unen y originan el cuerpo del hueso etmoides mientras que el ala orbitaria (ala orbitalis), forma el alamenor del esfenoides. Las cápsulas óticas se desarrollan alrededor del ala menor de las vesículas óticas, primordiosde los oídos internos, y se convierten en las porciones petrosa y mastoidea del hueso temporal. Las cápsulas nasales se desarrollan alrededor de los sacos nasales y participan en la formación del hueso etmoides. Neurocráneo membranoso La osificación intramembranosa ocurre en el mesénquima a los lados y parte superior del cerebro, formando la bóveda craneal. Durante la vida fetal, los huesos pianos de la bóveda se encuentran separados por membranas de tejido conjuntivo denso que forman unas articulaciones fibrosas, Ias suturas. Existen seis grandes áreas fibrosas en Ias zonas donde se unen varias suturas. La blandura de los huesos y sus conexiones laxas en Ias suturas permiten a Ia bóveda craneal sufrir
  • cambios de forma durante el nacimiento, denominados amoldamiento. En el amoldamiento del cráneo fetal (adaptación de la cabeza fetal a la cavidad pélvica durante el nacimiento), los huesos frontales se aplanan, el occipital protruye y un parietal se superpone por encima del otro. Unos pocos días después de nacer, la forma de la bóveda craneal se normaliza. Neurocráneo cartilaginoso Estas partes dcl cráneo fetal derivan del esqueleto cartilaginoso de los primeros dos pares de arcos faríngeos. El extremo dorsal delcartílago del primer arco forma dos huesos del oído medio: el martillo y el yunque. El extremo dorsal del cartílago del segundo arco da lugar al estribo del oído medio y a la apófisis estiloides del hueso temporal. Su extremo ventral se osifica para formar el asta menor (L.cornu, asta) y parte superior del cuerpo del hueso hioides. Los cartílagos del tercer; cuarto y sexto arcos se forman únicamente en las porciones ventrales de los arcos. Los cartílagos del tercer arco originan las astas mayores y parte inferior del cuerpo del hueso hioides. Los cartílagos de los arcos cuarto y sexto se fusionan para constituir los cartílagoslaríngeos, con excepción de la epiglotis. Viscerocráneo membranoso En la prolongación maxilar del primer arco faríngeo tiene lugar un proceso de osificación membranosa y posteriormente se forma la parte escamosa delhueso temporal, el hueso maxilar superior y el hueso cigomático o malar. La parte
  • escamosa del temporal pasa a formar parte delneurocráneo. El mesénquima de la prolongación mandibular del primer arco se condensa alrededor de su cartílago y sufre una osificación intramembranosa para originar la mandíbula (maxilar inferior). En el plano medio del mentón y el cóndilo mandibular se registra cierta osificación endocondral.
  • Cráneo del recién nacido Cuando se ha recuperado del proceso de amoldamiento, el cráneo del recién nacido es redondeado y sus huesos son delgados. Al igual que el cráneo fetal, su tamaño es grande en proporción con el resto del esqueleto y la cara es relativamente pequeña en comparación con la bóveda craneal. El pequeño tamaño facial se debe a: el reducido tamaño de las mandíbulas. la ausencia prácticamente total de senos paranasales (aire). el infradesarrollo de los huesos faciales al nacer. Crecimiento postnatal del cráneo Las suturas fibrosas de Ia bóveda craneal del recién nacido permiten el aumento de tamaño del encéfalo durante Ia lactancia y la niñez. Este aumento del tamaño de la bóveda craneal es mayor durante los dos primeros años de vida, el período de crecimiento posnatal más rápido del encéfalo. La bóveda craneal suele incrementar su capacidad hasta alrededor de los 16 años de edad. Después sólo suele aumentar ligeramente de tamaño durante tres o cuatro años por el engrosamiento de sus huesos. Asimismo, se produce un rápido crecimiento de la cara y los maxilares que coincidecon el brote de los dientes primarios (deciduos). Estos cambios faciales son más notables después de la aparición de Iadentición secundaria (permanente). Existe un crecimiento simultáneo de Iasregiones frontal y facial asociada al aumento de tamaño de los senos paranasales. La mayoría de estos senos son
  • rudimentarios o no están presentes al nacer. Su crecimiento es importante, ya que altera la forma de la cara y añade resonancia a Ia voz.
  • Desarrollo del esqueleto apendicular El esqueleto apendicular está compuesto por las cinturas pectoral y pélvica y los huesos de las extremidades. Los huesos mesenquimales se forman a lo largo dc la quinta semana como condensaciones de mesénquima que aparecen en las yernas de las extremidades. A lo largo de la sexta semana del desarrollo, los modelos óseos mesenquimales de las extremidades se condrifican y forman modelos óseos de cartílago hialino. La clavícula se desarrolla inicialmente por osificación intramembranosa y posteriormente da lugar a cartílagos de crecimiento en ambos extremos. Los modelos de la cintura pectoral y de los huesos de Ias extremidades superiores aparecen ligeramente antes de los de la cintura pélvica y las extremidades inferiores; los modelos óseos se desarrollan siguiendo una secuencia proximodistal. El patrón de las extremidades en desarrollo está regulada por genes homeocaja (Hox). La osificación comienza en los huesos largos durante Iaoctava semana del desarrollo embrionario y, en un principio, ocurre en Ias diáfisis de los huesos de los centros deosificación primarios. Hacia la semana 12 han aparecido centros de osificación primarios en casi todos los huesos de las extremidades. Las clavículas inician su osificación antes que el resto de los huesos del organismo. Los fémures son los siguientes huesos en mostrar indicios de osificación. La primera indicación de este proceso en el modelo cartilaginoso de un hueso largo se puede observar en la proximidad de la futura diáfisis, que constituye el centro de osificación primario. Los centros primarios aparecen en momentos distintos en diferentes huesos, pero la mayoría de ellos lo hace entre Ias semanas séptima y duodécima
  • del desarrollo. Casi todos Los centros de osificación primarios están presentes al nacimiento. La parte de hueso que se osifica a partir de un centro primario es su diáfisis. Los centros de osificación secundarios de los huesos de la rodilla se forman en primer lugar. Los centros del extremo distal del fémur y proximal de la tibia suelen aparecer durante el último mes de vida intrauterina (34 a 38 semanas después de la fecundación). Por consiguiente, suelen estar presentes al nacer; sin embargo, la mayor parte de los centros de osificación secundarios aparecen después delnacimiento. La parte del hueso osificada a partir de un centro secundario se denomina epífisis. El hueso formado a partir del centro primario de las diáfisis no se fusiona con el originado por los centros secundarios de las epífisis hasta que el hueso ha alcanzado su longitud adulta. Este retraso permite que continúe el alargamiento del hueso hasta adquirir su tamaño final. Durante el crecimiento óseo, una placa de cartílago conocida como placa (de cartílago)epifisaria se sitúa entre la diáfisis y la epífisis. Esta placa epifisaria (placa de crecimiento) es sustituida finalmente por el desarrollo de hueso en cada uno de sus lados, diafisario y epifisario. Cuando esto ocurre, se interrumpe el crecimiento del hueso.
  • SISTEMA MUSCULAR El sistema muscular se desarrolla a partir del mesodermo, salvo los músculos del iris, que lo hacen a partir delneuroectodermo. Los mioblastos, las células musculares embrionarias, derivan del mesénquima (tejido conjuntivo embrionario). MyoD, un miembro de la familia de los factores de regulación miógenos (FRM), activa la transcripción de genes específicos del músculo y se considera un importante gen regulador para la inducción de la diferenciación miógena. La inducción de la miogeniaen las células mesenquimatosas por MyoD depende de su grado de diferenciación. Gran parte del mesénquima de la cabeza procede de la cresta neural, especialmente los tejidos derivados de los arcos faríngeos sin embargo, el mesénquima original de los arcos da lugar a la musculatura de la cara y el cuello. Desarrollo del músculo esquelético. Los mioblastos que componen los músculos esqueléticos del tronco proceden del mesodermo de Ias regiones delmiotomo de los somitas. Los músculos de Ias extremidades se desarrollan a partir de células precursoras miógenas en las yemas de las extremidades. Los estudios muestran que estas células se originan en el dermomiotomoventral de los somitas como respuesta a señales moleculares procedentes de los tejidos cercanos. Las células precursoras miógenasmigranhacia las yemas deIas extremidades, donde sufren una transformación epitelio mesenquimatosa. La primera indicación de la miogenia (formación del músculo) es el alargamiento de los núcleos y cuerpos celulares de las células mesenquimatosas a medida que se diferencian en mioblastos. En poco tiempo, estas células musculares primitivas se fusionan y forman estructuras
  • cilíndricas alargadas multinucleadas, los miotubos. A nivel molecular, estos fenómenos son precedidos por la activación génica y la expresión de la familia MyoD de factores de transcripción hélice-asa-hélice básicos (MyoD, miogenina, Myf-5 y MRF4) en las células miógenas precursoras. Se ha sugerido que las moléculas de señalización del tubo neural ventral (Shh), notocorda (Shh), tubo neural dorsal Wnts, BMP-4) y el ectodermo supravacente (Writs, BMP-4) regulan el inicio de la miogenia y la inducción del miotomo. El crecimiento muscular que se produce a lo largo del desarrollo es consecuencia de la fusión de mioblastos ymiotubos. En el citoplasma de los miotubos aparecen miofilamentos durante o tras la fusión de los mioblastos. En seguida se forman miofibrillas y otros orgánulos característicos de las células del músculo estriado. Las células musculares se suelen denominar fibras musculares porque son largas y estrechas. Conforme se diferencian, los miotubos se revisten de láminas externas que los separan del tejido conjuntivo circundante. Los fibroblastos producen el perimisio y el epimisio de la vaina fibrosa; el endomisio está compuesto por la lámina externa, derivada de la fibra muscular, y por fibras reticulares. La mayor parte del músculo esquelético se desarrolla antes del nacimiento y casi todos los restantes lo hacen a finales del primer año. EI crecimiento de un músculo tras el primer año se debe al aumento de diámetro dc las fibras por formación dc más miofilamentos. La longitud y anchura dc los músculos aumenta para poder crecer con el esqueleto. Su tamañofinal depende de la cantidad de ejercicio realizada. No se mantienen todas las fibras musculares embrionarias, va que muchas de ellas no logran establecerse como unidades necesarias del músculo y degeneran en poco tiempo.
  • Miotomos Cada miotomo típico de un somita se divide en una división epiaxial dorsal y una división hipoaxial ventral asimismo, cada nervio raquídeo en desarrollo se divide y envía una rama a cada división, la rama primaria dorsal inerva la división epiaxial y Ia rama primaria ventral inerva la hipoaxial. Algunos músculos, como los intercostales, conservan su organización segmentaria igual que los somitas, pero la mayoría de los mioblastos se alejan del miotomo y forman músculos no segmentados. Los estudios de manipulación genética llevados a cabo en embriones de ratón sugieren que MyoD y Myf-5 son esenciales para el desarrollo de los músculos hipoaxiales y epiaxiales, respectivamente. Ambos genes participan en Iaformación de los músculos abdominales e intercostales. Derivados de las divisiones epiaxiales de los miotomos Los mioblastos de estas divisiones de los miotomos forman los músculos extensores del cuello y Ia columna vertebral. Los músculos extensores embrionarios procedentes de los miotomos sacro y coccígeo degeneran; sus deriva dos adultos son los ligamentos sacrococcígeos dorsales. Derivados de las divisiones hipoaxiales de los miotomos Los mioblastos correspondientes a estas divisiones de los miotomos cervicales dan lugar a los músculos escalenos, prevertebrales, geniohioideo e infrahioideo. Los miotomos torácicos forman los músculos flexores lateral y ventral deIa columna vertebral, mientras que los miotomos lumbares originan el cuadrado lumbar.
  • Los miotomos sacrococcígeos constituyen los músculos del diafragma pélvico y, probablemente, los estriados del ano y órganos sexuales. Músculos de los arcos faríngeos Hay una migración de mioblastos desde los arcos faríngeos para formar los músculos de la masticación, expresión facial, faringe y laringe. Estos músculos reciben su inervación de los nervios de los arcos faríngeos. Músculos oculares No se conoce con exactitud el origen de los músculos extrínsecos riel ojo, aunque se cree que podrían proceder de células mesenquimales cercanas a la placa procordal. Se piensa que el mesodermo de esta zona da lugar a tres miotomos preóticos. Los mioblastos se diferencian a partir de células mesenquimales derivadas de estos miotomos. Los grupos de mioblastos, cada uno de los cuales es inervado por su propio nervio (PC III, OPC TV o PC Vi), forman los músculos extrínsecos del ojo. Músculos de la lengua En un principio existen cuatro miotomos occipitales (postóticos), el primero de los cuales desaparece. Los mioblastos de los miotomos restantes forman los músculos de la lengua, que son inervados por el nervio hipogloso (PC XII). Músculos de las extremidades La musculatura de las extremidades se desarrolla a partir de células miógenas (mioblastos) que rodean a los huesos en desarrollo. Los estudios de injertos y manipulación genética realizados en pájaros ymamíferos han demostrado que las células miógenas precursoras de las yemas de las extremidades proceden de los somitas. Estas células se localizan primero en la parte ventral del dermomiotomo y
  • su naturaleza es epitelial. Tras la transformación mesenquimatosa-epitelial las células migran hacia el primordio de la extremidad. Ciertas señales moleculares del tubo neural y la notocorda inducen Pax-3 y Myf-5 en los somitas. Pax-3 regula la expresión en Ia yema de la extremidad de c-met, un factor de crecimiento peptídico migratorio, que regula la migración de las células miógenas precursoras.
  • Desarrollo del músculo liso Las fibras de músculo liso se diferencian a partir del mesénquima esplácnico que rodea al endotelio del intestino primitivo y sus derivados. El músculo liso de las paredes de numerosos vasos sanguíneos y linfáticos surge del mesodermo somático. Se piensa que los músculos del iris (esfínter y dilatador de las pupilas) y las células mioepiteliales de las glándulas mamarias y sudoríparas derivan de células mesenquimales procedentes del ectodermo. El primer signo de Ia diferenciación de músculo liso es el desarrollo de núcleos alargados en los mioblastos fusiformes. Durante las primeras fases del desarrollo continúa la diferenciación de nuevos mioblastos a partir de células mesenquimales, pero no se fusionan y siguen siendo mononucleados. Durante etapas posteriores del desarrollo, la división de los mioblastos existentes sustituye gradualmente a la diferenciación de nuevos mioblastos en la producción de nuevo tejido muscular liso. A medida que las células musculares se diferencian, aparecen elementos contráctiles filamentosos pero no sarcoméricos en su citoplasma, y la superficie externa de cada célula adquiere una lámina externa circundante. Conforme se desarrollan las fibras musculares lisas en láminas o haces, reciben inervación autónoma; los fibroblastos y las células musculares sintetizan y depositan fibras colágenas, elásticas y reticulares. Desarrollo del músculo cardíaco El músculo cardíaco se desarrolla a partir del mesodermo esplácnico lateral, que da lugar al mesénquima que rodea al tubo cardíaco en desarrollo. Los mioblastos cardíacos se diferencian a partir del miocardio primitivo. Es posible reconocer el
  • músculo del corazón a partir de la cuarta semana y es probable que se desarrolle por Ia expresión de genes cardíacos específicos. Los estudios de inmunohistoquímica han revelado una distribución espacial de antígenos «específicos de tejido» (isoformas de miosina de cadena pesada) en el corazón embrionario entre la cuarta y la octava semanas del desarrollo. Las fibras musculares cardíacas surgen por diferenciación y crecimiento de células individuales, a diferencia de las fibras musculares esqueléticas estriadas, que lo hacen por fusión celular. El crecimiento de las fibras del músculo cardíaco se debe a Iaformación de nuevos miofilamentos. Los mioblastos se unen entre sí igual que en el músculo esquelético en desarrollo, pero las membranas celulares participantes no se desintegran; estas áreas de adhesión dan lugar a discos intercalares. Hacia el final del período embrionario se desarrollan haces especiales de células musculares con unnúmero relativamente pequeño de miofibrillas y diámetros relativamente mayores que las fibras típicas del músculocardíaco. Estas células musculares cardíacas atípicas, las fibras de Purkinje, forman el sistema de conducción del corazón.
  • EXTREMIDADES Fases iniciales del desarrollo de las extremidades Al principio, las yemas de las extremidades aparecen como elevaciones de la pared corporal ventrolateral hacia el final de Ia cuarta semana. El desarrollo de Iasextremidades se inicia con la activación de un grupo de células mesenquirnales en el mesodermo lateral. Los genes homeocaja (Hox,) regulan la configuración del patrón de desarrollo de las extremidades en los vertebrados. Las yemas de las extremidades se forman en capas profundas a una banda gruesa de ectodermo. Las correspondientes a las extremidades superiores se pueden observar hacia el día 26 o 27, mientras que las de las inferiores aparecen uno o dos días después. Cada yema de una extremidad consta de una capa de mesénquima cubierta de ectodermo. El mesénquima deriva de la capa somática de mesodermo lateral. Las yemas de Iasextremidades se alargan por proliferación del mesénquima.
  • Las yemas de las extremidades superiores aparecen en posición desproporcionadamente baja en el tronco del embrión debido al desarrollo inicial de su mitad craneal. Las etapas iniciales del desarrollo de las extremidades son similares para las superiores y las inferiores; no obstante, el desarrollo de las yemas de Ias extremidades superiores precede al de las inferiores en unos dos días. Asimismo, existen diferencias claras entre el desarrollo de la mano y del pie debido a su forma y función. Las yemas de las extremidades superiores se desarrollan enfrente de los segmentos cervicales caudales y las inferiores lo hacen enfrente de los segmentos lumbares y sacros superiores. En el vértice de cada yema de una extremidad, el ectodermo sufre un engrosamiento y forma un reborde ectodérmico apical (REA). El REA, una estructura epitelial compuesta de varias capas, interacciona con el mesénquima de la yema de la extremidad, promoviendo el crecimiento de la misma.
  • Laexpresión de factores de crecimiento fibroblástico(FGF) endógenos en el REA está implicada en este proceso. El REA ejerce una influencia inductora sobre el mesénquima de la extremidad que inicia su crecimiento y desarrollo en un eje proximal-distal. Las células mesenquimales se agregan en el margen posterior de Ia yema de la extremidad para formar la zona dc actividad polarizante (ZAP).
  • Los factores de crecimiento fibroblástico del REA activan la ZAP causando Ia expresión del gen Sonic Hedgehog (Shh). Los estudios experimentales han mostrado que Ia producción de Shh controla la formación del patrón de la extremidad en el eje anterior-posterior. La expresión de Wnt7 de la epidermis dorsal de la yema de la extremidad y de engrailed-1 (EN-1) de la cara ventral participa en la especificación del eje dorsal-ventral. Cabe destacar que el propio REA se mantiene por señales inductoras de Shh y Wnt7. El mesénquima adyacente al REA está compuesto por células indiferenciadas en rápida proliferación, mientras que las células mesenquimales cercanas a él se diferencian en vasos sanguíneos y modelos de cartílago óseo. La expresiónde genes homeocaja resulta esencial para el desarrollo normal de las extremidades. Los extremos distales de las yemas de Las extremidades similares a una aleta se aplanan en las placas en forma de remo de la mano y el pie.Algunos estudios experimentales han mostrado también la participación del ácido retinoico endógeno en el desarrollo de las extremidades.
  • A finales de la sexta semana, el tejido mesenquimal de las placas de las manos se ha condensado para formar los rayos digitales. Estas condensaciones mesenquimales, Ias yernas de los dedos de las manos, definen el patrón de los dedos de Ias manos. A lo largo de Ia séptima semana, unas condensaciones similares de mesénquima forman rayos digitales y yemas de los dedos de los pies en las placas de los pies. En el extremo de cada rayo digital, una parte del REA induce el desarrollo de mesénquima hacia el primordiomesenquimatoso de los huesos (falanges) de los dedos de Ias manos. Los espacios existentes entre los rayos digitales son ocupados por mesénquima laxo. En poco tiempo, las regiones intermedias de mesénquima se degradan y forman escotaduras entre los rayos digitales
  • Conforme avanza el proceso de degradación tisular se forman dedos separados hacia el final de la octava semana. La muerte celular programada (apoptosis) causa la degradación tisular en las regiones interdigitales y probablemente es mediada por las proteínas morfogenéticas óseas (BMP), moléculas de señalización de Iasuperfamilia del TGFB. La inhibición de estos sucesos celulares y moleculares podría explicar Iasindactilia, presencia de membranas o fusión de los dedos de las manos o de los pies.
  • Fases finales del desarrollo de las extremidades A medida que las extremidades se alargan durante la quinta semana, se forman los modelos mesenquimales de los huesos por agregaciones celulares. Los centros de condrificación aparecen a finales de la quinta semana. Hacia el final de la sexta semana, todo el esqueleto de la extremidad es cartilaginoso. La osteogenia de los huesos largos se inicia durante Ia séptima semana a partir de centros de osificación primarios en el centro de los modelos cartilaginosos de los huesos largos. Estos centros están presentes en todos los huesos largos hacia Ia semana 12. La osificación de los huesos delcarpo (muñeca) comienza durante el primer año tras el nacimiento. A medida que se forman los huesos largos, los mioblastos se agregan y forman una masa muscular grande en cada yema de la extremidad. En general, esta masa muscular se separa en un componente dorsal (extensor) y otro ventral (flexor). El mesénquima de la extremidad da lugar a los huesos, ligamentos y vasos sanguíneos.
  • Desde Ias regiones del dermomiotomo de los somitas, las células precursoras miógenas también migran hacia la yema de la extremidad y después se diferencian en mioblastos, los precursores de las células musculares. Los miotomos cervicales y lumbares participan en Ia formaciónde los músculos dc las cinturas pectoral y pélvica, respectivamente. A principios de la séptima semana, las extremidades se extienden ventralmente. Las extremidades superiores e inferiores en desarrollo rotan en direcciones opuestas y grados distintos: Las extremidades superiores rotan lateralmente 900 sobre sus ejes longitudinales; por tanto, Los futuros codos apuntan dorsalmente y los músculos extensores se hallan en las caras lateral y posterior de la extremidad. Las extremidades inferiores giran medialmente casi 90°; en consecuencia, las futuras rodillas quedan ventralmente y los músculos extensores se encuentran en la cara anterior de la extremidad inferior. Se debería aclarar que el radio y la tibia son huesos homólogos, al igual que el cúbito y el peroné, del mismo modo que el pulgar y el dedo gordo del pie son dedos homólogos. Inicialmente, la cara flexora de las extremidades esventral y la cara extensora es dorsal, mientras que los bordes preaxial y postaxial son craneal y caudal, respectivamente. Las articulaciones sinoviales aparecen a comienzos del período fetal coincidiendo con la diferenciación funcional de los músculos de las extremidades y su inervación.
  • Inervación cutánea de las extremidades Dada su relación con el crecimiento y rotación de Ias extremidades. Los axones motores que surgen de la médula espinal penetran en Ias yemas de las extremidades a lo largo de Ia quinta semana y crecen hacia Ias masas musculares dorsal y ventral. Los axones sensitivos entran en las yemas de las extremidades después de las motoras y las utilizan para orientarse. Las células de la cresta neural, precursoras de las células de Schwann, rodean a Ias fibras nerviosas motoras y sensitivas, y forman Ias vainas neurilemal y de mielina. Un dermatomo es el área de piel inervada por un único nervio raquídeo y su ganglio raquídeo. Durante la quinta semana, los nervios periféricos crecen desde los plexos nerviosos de las extremidades (braquial y lumbosacro) hacia el mesénquima de las yemas de Ias extremidades. Los nervios raquídeos se distribuyen en bandas segmentarias, inervando las superficies dorsal y ventral de las yemas de las extremidades. Conforme se alargan las extremidades, Ia distribución cutánea de los nervios raquídeos migra a lo largo de Ias mismas y no llega ya a la superficie de la porción distal de las extremidades. Aunque el patrón original del dermatomo se modifica durante el crecimiento de las extremidades, aún es posible reconocer una secuencia ordenada de distribución en el adulto. En Ia extremidad superior, las áreas inervadas por C5 y C6 se unen a Ias inervadas por T2, T1 y C8, pero Ia superposición existente entre ellas es mínima en Ia línea axial ventral. Un área de un nervio cutáneo es el área de piel inervada por un nervio periférico. Las áreas de nervios cutáneos y los dermatomas muestran una superposición considerable. Si se corta la raíz dorsal que inerva el área, los patrones del
  • dermatomo indican que podría existir un ligero déficit en la zona indicada. Debido a esta superposiciónde dermatomas, un área determinada de Ia piel no es inervada por un único nervio segmentario. Los dermatomas de las extremidades bajan gradualmente por Ia cara lateral de la extremidad superior y ascienden por la cara interna. En las extremidades inferiores se observa una distribución comparable de dermatomas, que bajan por la cara ventral y suben posteriormente por la dorsal. Cuando las extremidades descienden llevan sus nervios con ellas; esto explica la trayectoria oblicua de los nervios que surgen de los plexos braquial y lumbosacro.
  • Irrigación de las extremidades Las yemas de las extremidades son irrigadas por ramas de las arterias intersegmentarias dorsales, que surgen de la aorta y forman una fina red capilar en todo el mesénquima. El modelo vascular primitivo consta de una arteria axial primaria y sus ramas que drenan hacia un seno marginal periférico. La sangre de este seno desemboca en una vena periférica. El patrón vascular se modifica a medida que se desarrollan las extremidades, principalmente por vasos que brotan de otros vasos existentes. Los nuevos vasos se unen a otros brotes y originan nuevos vasos. La arteria axial primaria se convierte en la arteria braquial del brazo y la arteria interósea común del antebrazo, que posee ramas interóseas anteriores y posteriores. Las arterias cubital y radial son ramas terminales de Ia arteria braquial. Conforme se desarrollan los dedos, el seno marginal se rompe y se establece el patrón venoso final, representado por Ias venas basílica y cefálica y sus tributarias. En el muslo, Ia arteria axial primaria está representada por Ia arteria profunda del muslo (arteria femoral profunda), mientras que en la pierna lo hace por las arterias tibiales anterior y posterior.
  • Anomalías de las extremidades Las anomalías menores de las extremidades son relativamente comunes y se pueden corregir habitualmente mediante intervención quirúrgica. Aunque las anomalías menores no suelen tener consecuencias médicas graves, pueden constituir indicaciones de anomalías de mayor gravedad y formar parte de un patrón reconocible de anomalías congénitas. El período más crítico de desarrollo de las extremidades comprende desde el día 24 hasta el 36 después de la fecundación. Esta afirmación se basa en estudios clínicos de lactantes expuestos a talidomida, un potente teratógeno humano, durante el período embrionario. La exposición a este agente teratogénico antes del día 33 puede causar graves anomalías de Ias extremidades, como ausencia de las extremidades. Por consiguiente, un teratógeno que pudiera causar ausencia de las extremidades debe actuar antes del día 36, el final del período crítico de su desarrollo. Entre 1957 y 1962 ocurrieron numerosas anomalías graves de Ias extremidades como consecuencia de la in gesta materna de talidomida. Este fármaco, ampliamente utilizado como sedante y antiemético, se retiró del mercado en diciembre de 1961. Desde entonces se han observado anomalías similares en raras ocasiones. Como este fármaco se emplea en la actualidad como tratamiento de la lepra y de otros trastornos diversos, se debe resaltar que la talidomida está totalmente contraindicada en mujeres en edad de procrear. Las anomalías mayores de las extremidades aparecen en dos de cada 1.000 recién nacidos. Casi todas ellas son causadas por factores genéticos. Los estudios moleculares han implicado ciertas mutaciones génicas (gen Hox, BMP, Shh, Wnt7, En-1 y otras) en algunos casos de anomalías de las extremidades. Se ha
  • descubierto que varias anomalías congénitas no relacionadas de la extremidad inferior presentaban una asociación con un patrón arterial aberrante similar que podría tener cierta importancia en la patogenia de estos defectos.