Platero

1,680 views
1,640 views

Published on

El Refugio del Burrito celebra el "Día del Libro"

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,680
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
26
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Platero

  1. 1. El próximo 23 de Abril, El Refugio del Burrito y los renombrados dibujantes Idígoras y Pachi celebrarán el Día del Libro en Antequera, homenajeando al mundialmente famoso "Platero y Yo". http://burroromero.blogspot.com/
  2. 2. "Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro...".
  3. 3. EL LOCO "Vestido de luto, con mi barba nazarena y mi breve sombrero negro, debo cobrar un extraño aspecto cabalgando en la blandura gris de Platero. Cuando, yendo a las viñas, cruzo las últimas calles, blancas de cal con sol, los chiquillos gitanos, aceitosos y peludos, fuera de los harapos verdes, rojos y amarillos, las tensas barrigas tostadas, corren detrás de nosotros, chillando largamente: - ¡El loco! ¡El loco! ¡El loco!".
  4. 4. IDILIO DE ABRIL "Los niños han ido con Platero al arroyo de los chopos, y ahora lo traen trotando, entre juegos sin razón y risas desproporcionadas, todo cargado de flores amarillas...".
  5. 5. EL PINO DE LA CORONA "Dondequiera que paro, Platero, me parece que paro bajo el pino de la Corona. A donde quiera que llego -ciudad, amor, gloria- me parece que llego a su plenitud verde y derramada bajo el gran cielo azul de nubes blancas. Él es el faro rotundo y claro en los mares difíciles de mi sueño, como lo es de los marineros de Moguer en las tormentas de barra...".
  6. 6. AMISTAD "Yo trato a Platero cual si fuese un niño. Si el camino se torna fragoso y le pesa un poco, me bajo para aliviarlo. Lo beso, lo engaño, lo hago rabiar... Él comprende bien que lo quiero, y no me guarda rencor. Es tan igual a mí, tan diferente a los demás, que he llegado a creer que sueña mis propios sueños...".
  7. 7. EL POZO "Por el pozo se escapa el alma a lo hondo. Se ve por él como el otro lado del crepúsculo. Y parece que va a salir de su boca el gigante de la noche, el dueño de todos los secretos del mundo...".
  8. 8. ALBÉRCHIGOS "¡Albéeerchigooo!... Platero no quiere andar. Mira y mira al niño y husmea y topa a su burro. Y ambos rucios se entienden en no sé qué movimiento gemelo de cabezas, que recuerda, un punto, el de los osos blancos...".
  9. 9. EL ARROYO "...Era el mismo arroyo que parte el camino de San Antonio por su bosquecillo de álamos cantores; que andando por él, seco, en verano, se llegaba aquí: que echando un barquito de corcho allí, en los álamos, en invierno, venía hasta estos granados, por debajo del puente de las Angustias, refugio mío cuando pasaban toros...".
  10. 10. LA CORONA DE PEREJIL "¡A ver quién llega antes!... Salieron las niñas corriendo, en un alegre alboroto blanco y rosa al sol amarillo. Un instante, se oyó en el silencio que el esfuerzo mudo de sus pechos abría en la mañana, la hora lenta que daba el reloj de la torre del pueblo, el menudo cantar de un mosquitito en la colina de los pinos, que llenaban los lirios azules, el venir del agua en el regato... Llegaban las niñas al primer naranjo, cuando Platero, que holgazaneaba por allí, contagiado del juego, se unió a ellas en su vivo correr. Ellas, por no perder, no pudieron protestar, ni reírse siquiera... Yo les gritaba: ¡Que gana Platero! ¡Que gana Platero!"
  11. 11. LOS BURROS DEL ARENERO "Mira, Platero, los burros del Quemado; lentos, caídos, con su picuda y roja carga de mojada arena, en la que llevan clavada, como el corazón, la vara de acebuche verde con que les pegan..."
  12. 12. MELANCOLÍA "Esta tarde he ido con los niños a visitar la sepultura de Platero, que está en el huerto de la Piña, al pie del pino redondo y paternal... -¡Platero amigo!- le dije yo a la tierra-; si, como pienso, estás ahora en un prado del cielo y llevas sobre tu lomo peludo a los ángeles adolescentes, ¿me habrás, quizá olvidado? Platero, dime: ¿te acuerdas de mí? Y, cual contestando a mi pregunta, una leve mariposa blanca, que antes no había visto, revolaba insistentemente, igual que un alma, de lirio en lirio..."
  13. 13. "La obra maestra de Juan Ramón Jiménez es una lección de amor. Nadie ha conseguido describir su amor por este fantástico animal como él lo hizo en Platero y Yo. El libro va incluso más allá, desmintiendo el tópico que describe al asno como un animal rudo y de poco entendimiento." Iván Salvía, Director de El Refugio del Burrito Dedicado a todos los ‘Platero ,’ DOUCE Gracias a Idígoras y Pachi

×