• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Artículos periodísticos
 

Artículos periodísticos

on

  • 1,801 views

Artículos recogidos en prensa que tratan el tema de la obesidad para trabajar en clase de Educación Física.

Artículos recogidos en prensa que tratan el tema de la obesidad para trabajar en clase de Educación Física.

Statistics

Views

Total Views
1,801
Views on SlideShare
1,564
Embed Views
237

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

3 Embeds 237

http://efmendino.blogspot.com.es 219
http://efmendino.blogspot.com 17
http://agrega.pntic.mec.es 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Artículos periodísticos Artículos periodísticos Document Transcript

    • LOS AFECTADOS POR OSTEOPOROSIS SE TRIPLICARÁN EN 20 AÑOS POR LADIETA DE LOS JÓVENES17/10/2011El número de personas que padecen osteoporosis se va a triplicar dentro de 20 años,pasando de los 3,5 millones de afectados que existen en la actualidad a los 9 millones.Así lo aseguraba este viernes el coordinador de la Fundación Hispana de Osteoporosis yEnfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), Rafael Herrero, quien cree que estefenómeno se debe a que los jóvenes no siguen en la actualidad una dieta enriquecida encalcio y tienen hábitos nocivos desde edades tempranas.Herrero aclaró que estas prácticas hacen que la masa ósea no adquiera el volumennecesario y que, a partir de los 35 años, cuando ésta disminuye de manera natural, noesté lo suficientemente preparada y se presente la osteoporosis, una enfermedadcaracterizada porque el organismo no es capaz de formar suficiente hueso nuevo.El coordinador de FHOEMO denunció también el tallaje actual de las ropas, queimpulsa los casos de anorexia, enfermedad que hace también que se pierda masa ósea.Tour óseoHerrero realizó estas declaraciones durante el Tour Óseo que celebró en Madrid desde elpasado jueves hasta el sábado, y en el que se impartieron charlas sobre hábitos de vidasaludable y pruebas de medición ósea. Se trata de la primera vez que se celebran estasjornadas en Madrid, después de su paso por Sevilla y Valencia."El objetivo principal de las jornadas es concienciar a la población sobre la importancia decuidar nuestros huesos. A través de la prevención se pueden evitar futurosproblemas óseos, sobre todo en las mujeres mayores de 50 años", explicó Herrero.Por su parte, la experta en Osteoporosis, la doctora Maria Gea Brugada, ha abogado poruna alimentación rica en calcio hasta la menopausia, que es cuando disminuye la masaósea. Asimismo, la experta en nutrición, Meritxell Gómez, explicó que se debeincrementar el consumo de calcio y vitamina D desde la infancia y adolescencia yreforzarlo a partir de los 50 tomando alimentos ricos en calcio y vitamina D, como loslácteos. También señaló que se debe realizar actividad física diariamente durante 30 o 40minutos y que se debe caminar y evitar el tabaco y el alcohol.La osteoporosis es según Gea Brugada, una enfermedad "silenciosa", puesto que "nopresenta síntomas y no duele". "Se suele detectar cuando el paciente presenta unafactura o disminución de la estatura", añadió. El tratamiento de esta dolencia crónica,añadió, pasa por caminar, enriquecer la alimentación y tomar medicamentos.
    • Importancia de la reposición hidroelectrolítica durante elejercicio físicohttp://www.cun.es/area-saludÚltima revisión: miércoles, 27 abril 2011 Dr. José Calabuig NoguésDepartamento de Cardiología Clínica Universidad de Navarra La sed es un mal indicador de la necesidad de beber líquidos, ya que cuando la sed aparece las pérdidas de líquido puede llegar a ser irreparables. Con el sudor, se pierden más líquidos que electrolitos y por esto no es necesario restituir estos electrolitos eliminados.Calor y sudoraciónDe toda la energía disponible, almacenada en nuestro organismo, tan solo un 20-25% deesta acaba transformándose en un trabajo físico que se puede traducir en un movimientocorporal, con una determinada fuerza, velocidad intensidad etc. El resto de la energía, un70-80% se pierde en forma de calor. Los mecanismos por los cuales el organismo pierdecalor son: la radiación, la conducción, y la convección, cuando el organismo está enreposo estos procesos son generalmente adecuados para conservar la temperaturaconstante alrededor de los 37ºC. Si la tasa de producción de calor aumenta como ocurredurante el ejercicio, estos mecanismos de disipación térmica resultan inadecuados paracontrarrestar la elevación de la producción de calor y es entonces cuando entra en juegoel cuarto mecanismo de compensación que es la sudoración. El sudor es una formadiluida de la sangre y, si las pérdidas durante el ejercicio son elevadas, el organismopierde agua y electrolitos (los electrolitos son sales disueltas en los líquidos delorganismo). Los electrolitos se eliminan a una velocidad mucho menor que el agua y porello generalmente no suele ser necesario su reemplazamiento durante el ejercicio, sinembargo la perdida de agua puede causar serios problemas si no se reemplazaadecuadamente. Debemos saber que perdidas de alrededor del 2% del peso corporalpueden ser responsables de la alteración del trabajo muscular. También sabemos que losatletas pueden perder entre el 1-5% del peso corporal, a pesar de competir en climastemplados y de beber líquidos regularmente, durante la competición. Pero en condicionesextremas cuando la temperatura y la humedad son altas se han llegado a observardescensos del peso corporal de hasta el 8-10%.Si el sudor es mayor que la reposición delíquidos se está produciendo una disminución en el flujo sanguíneo plasmático y como
    • consecuencia se puede producir una reducción en el aporte de oxígeno al músculo y desubstratos, así como una disminución en la eliminación de productos de desecho.También se produce como consecuencia de la reducción del flujo plasmático una menorcapacidad de sudar. Todo este cuadro acaba desembocando en una disminución delrendimiento físico y un mayor esfuerzo para mantener la misma intensidad del ejerciciollegando como consecuencia de todo esto a un agotamiento por calor.Para evitar esteagotamiento térmico se debe asegurar una adecuada hidratación: antes, durante ydespués del ejercicio, siendo estos principios aplicables tanto al entrenamiento como a lacompetición. La sed es un mal indicador de la necesidad de beber líquidos, ya quecuando la sed aparece las perdidas de liquido puede llegar a ser irreparables.El aguaingerida se absorbe por el intestino y en poca cantidad por el estómago. El problema de larestitución de líquidos no es la cantidad que se pueda beber sino la rapidez con que labebida puede abandonar el estómago, este proceso conocido como velocidad devaciamiento gástrico va a depender de una serie de factores que merece considerar: 1. Cantidad ó volumen de agua ingerida. Hasta 500 cc de un tirón es prácticamente el límite para que este líquido pueda abandonar el estómago fácilmente, pero la recomendación es que lo mejor es beber pequeñas cantidades y a menudo. 2. Temperatura de la bebida. Las disoluciones frías abandonan él estomago más rápidamente que las calientes. La temperatura ideal estaría entre 8-13º C. 3. La intensidad del ejercicio va a influir en la velocidad del vaciamiento, mientras la duración va a tener poco efecto. Mientras el ejercicio no supere el 75% del máximo posible (ejercicio submáximo) la velocidad no se va a ver afectada, pero una vez superado este valor, declina rápidamente. Cuanto más pesado es el trabajo, más difícil va a ser reemplazar el líquido por la sudoración. 4. La osmolaridad o concentración relativa de la disolución, ya que es esta la que determina el movimiento de líquidos en el organismo. Si la bebida es demasiado concentrada (hipertónica) los líquidos corporales se desplazan hacia el intestino diluyendo la disolución ingerida, es decir el agua en lugar de absorberse se suma a la que viene de los líquidos corporales y se acumula en el intestino. Si la bebida es menos concentrada que los líquidos del organismo (hipotónica) el agua se desplaza desde el intestino hacia el interior del organismo. Esta osmolaridad se consigue añadiendo al agua, electrolitos y glucosa.¿Es necesario reponer los electrolitos perdidos durante el ejercicio?Los estudios realizados hasta el momento demuestran que aunque habiendo perdidovarios litros de sudor los cambios a nivel de los electrolitos corporales son mínimos. Por loque sabemos entonces, vemos que se pierde más líquidos que electrolitos y por estodebemos aconsejar que no es necesario restituir estos electrolitos eliminados.
    • A este respecto aunque se desconocen los mecanismos exactos que llevan a sufrir loscalambres, no existe evidencia que los calambres se eviten por la ingestión de electrolitos,de todas formas esta regla es general. Los electrolitos que llevan estas bebidas, no estánpensados para restituir a los perdidos sino para alcanzar la misma osmolaridad que elplasma y así poder ser vaciados rápidamente del estómago y ser absorbidos connormalidad por el intestino. A estas bebidas se les llama por ello bebidas isotónicas, esdecir igual tono que el del plasma (en los extremos estarían las bebidas hipertónicas ehipotónicas que no son recomendables)Unas recomendaciones generales podrían ser: Elegir unas buenas condiciones climáticas como son las primeras horas del día o última hora de la tarde para la práctica del ejercicio. Acostumbrar al organismo a ingerir pequeñas cantidades de líquido durante el entrenamiento y la competición. Ingerir entre 250-500 cc de agua, 20-40 minutos antes de comenzar la actividad (no tienen que ser de un tirón) y permanecer con esa frecuencia de ingestión durante el ejercicio, en pequeñas cantidades. Después del ejercicio recuperarse con una buena hidratación, no esperar horas.
    • Obesidad, un negocio de mucho pesoMuchas dietas y métodos que se ofrecen para adelgazar aligeran más el bolsillo quelos kilosMAYKA SÁNCHEZ - Madrid - 03/05/2005http://www.google.com/reader/link?url=http://www.elpais.com/articulo/salud/Obesidad/negocio/mucho/peso/elpepusocsal/20050503elpepisal_1/Tes&title=Obesidad%2C+un+negocio+de+mucho+pesoEl 20% de la población adulta de los países desarrollados se somete a algún régimen deadelgazamiento a lo largo de su vida. El 80% de los españoles que desean perder pesogasta una media de 60 euros mensuales en todo tipo de tratamientos. Además, laobesidad representa para el Sistema Nacional de Salud español el 6,9% del gastosanitario.Además de ser la enfermedad metabólica más frecuente, y de alcanzar, según laOrganización Mundial de la Salud, proporciones epidémicas en los países industrializadosy en vías de desarrollo, la obesidad es también un negocio de mucho peso. Se calculaque el 20% de los ciudadanos de los países desarrollados se han sometido en su vida almenos a un régimen para adelgazar. Estudios recientes de la Sociedad Española deEndocrinología y Nutrición (SEEN) y de la Sociedad Española para el Estudio de laObesidad (SEEDO) sugieren que el 80% de los españoles que quieren perder peso segastan al mes una media de 60 euros en todo tipo de productos, métodos y dietas deadelgazamiento. 2.500 millones de gasto públicoLa mitad de los obesos dice que ha seguido métodos alternativos para adelgazarLos únicos fármacos que han demostrado eficacia reducen el peso el 10% como máximoExisten un sinfín de clínicas de estética, métodos mágicos y dietas milagrosas que sepublicitan como si fuesen la píldora antiobesidad. Prácticamente todas ofrecen unapérdida "cómoda y rápida" del sobrepeso, pero tales ofertas carecen de fundamentocientífico, de modo que adelgazan mucho más el bolsillo que el peso corporal. Losespecialistas advierten de que suelen tener efectos adversos y hacen perder el tiempo ylas ilusiones, por lo que acaban socavando seriamente la autoestima. El efecto yoyó esuna de sus consecuencias más inmediatas: al cabo de un tiempo se recupera más pesodel que se ha perdido."Existe mucho fraude y mucho camelo en el mundo de los tratamientos deadelgazamiento. La mayoría de los afectados quieren resultados rápidos sin apenasesfuerzo, ilusionados y engañados por la gran cantidad de información tendenciosa queles llega. Surgen procedimientos rocambolescos, dietas variopintas y a veces aberrantese incompatibles con la salud", sostiene Basilio Moreno, presidente de la SEEDO y autordel libro recién publicado Verdades y mentiras sobre la obesidad.Moreno alude en la obra a una larga lista de "dietas heterodoxas", como las estrictamentevegetarianas, las macrobióticas, la de pomelo, la de leche y plátano, la de Hollywood, lade la Clínica Mayo (que nada tiene ver con el prestigioso centro estadounidense deRochester, Minnesota), las dietas hipergrasas del doctor Atkins (que son un pasaporte
    • para sufrir enfermedades cardiovasculares) o las dietas disociadas (basadas en laseparación en una misma comida de ciertos alimentos, por la creencia errónea de que loscarbohidratos y la proteínas no pueden ser bien asimilados, cuando la realidad es que lasenzimas digestivas son sumamente específicas y pueden digerir cualquier tipo dealimento).En palabras de Juan Soler, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología yNutrición (SEEN), como en todas las enfermedades, en la obesidad hay una interacciónentre los factores genéticos, todavía no bien conocidos, y los ambientales. "Estos últimosse imponen", explica, "cuando hay un desequilibrio entre el consumo y el gastoenergéticos, debido sobre todo a los cambios en el estilo de vida de los últimos años,como comidas rápidas, productos basura, alimentos hipercalóricos... Todo ello sumado algran sedentarismo que predomina en la sociedad actual. Paradójicamente, este fenómenose ha producido en paralelo al boom de la delgadez y el culto a una imagen difícil dealcanzar por la mayoría de las personas y que a veces está en franca contradicción con elconcepto de salud".Alemania, Reino Unido e Italia son los países comunitarios en los que más se haincrementado la obesidad, por delante de España y Francia. Las cifras de prevalencia desobrepeso en la población adulta española rondan el 38,5%, y las de obesidad, el 15%(con una tasa global del 53%). En los niños españoles estos mismos porcentajes van del12% al 30%, respectivamente, según datos de la SEEN.En Estados Unidos, considerado el país de los grandes obesos, un informe del BancoMundial de 2000 estimaba que sólo los costes sanitarios que genera al año estaenfermedad y todas sus complicaciones sobrepasan el 12% del gasto sanitario total.Estos miles de millones de dólares son aportados en su mayoría por los propios pacientesy las compañías médicas aseguradoras, ya que la sanidad estadounidense esfundamentalmente privada y está muy lejos de los modelos de sanidad pública como el deEspaña o el resto de los países europeos.Según datos de la SEEN, el registro en España de sustancias con fines adelgazantes serealiza, de acuerdo con la legislación sanitaria, como productos de parafarmacia,especialidades farmacéuticas (que pueden o no requerir receta médica), plantasmedicinales y medicamentos derivados de plantas (algunos, de prescripción facultativa)."Los únicos fármacos registrados en España para la obesidad son orlistat y sibutramina,con diferentes mecanismos de acción y potencial toxicidad. Los ensayos clínicosinternacionales realizados con miles de pacientes han demostrado una reducciónmoderada del peso -entre el 5% y el 10%-, que se mantiene. Su coste, dependiendo de ladosis y otros aspectos, supera los 1.000 euros por paciente y año. El enfermo lo tiene quepagar enteramente de su bolsillo, salvo en casos muy especiales", afirma Pilar Riobó, jefaasociada de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.A juicio de esta especialista, el debate está servido: "¿Por qué estos medicamentos noson costeados por la Seguridad Social, cuando son un tratamiento contra la obesidad,considerada una enfermedad en sí misma y un importante factor de riesgo de otrasmuchas patologías?". "No obstante", continúa, "la respuesta no es sencilla, porque cabríala posibilidad de que se frivolizase su uso y se dispararan el gasto sanitario y los efectossecundarios. Se prevé que en un par de años estará registrado otro fármaco, rimonabant,que se encuentra en ensayos clínicos de fase III y que en los más de 7.000 pacientesestudiados está dando muy buenos resultados".
    • En el apartado de productos milagro antiobesidad, el Centro de Información sobreObesidad, perteneciente a la SEEN y con teléfono de consulta gratuito (900 10 16 46),incluye la gran mayoría de sustancias de origen muy diverso que se publicitan comoantiobesidad, cuya eficacia no está demostrada, y que se pueden adquirir en farmacias,herboristerías, centros de estética y superficies comerciales, así como por correo postal através de Internet. El coste de estos tratamientos es muy elevado. Un estudio realizado enEspaña demostró que el 49% de los obesos encuestados habían probado tratamientosalternativos. Desde 1997 existe una larga lista de productos, supuestamenteadelgazantes, cuya dispensación está prohibida por orden ministerial.
    • Sanidad alerta de problemas de sobrepeso en el 40% de losniños y jóvenesEl departamento que dirige Elena Salgado lanza una campaña para prevenir esteproblema de saludAGENCIAS - Madrid –24/10/2005http://www.google.com/reader/link?url=http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Sanidad/alerta/problemas/sobrepeso/ninos/jovenes/elpepusoc/20051024elpepusoc_2/Tes&title=Sanidad+alerta+de+problemas+de+sobrepeso+en+el+40%25+de+los+ni%C3%B1os+y+j%C3%B3venesEl 40,2% de los niños y jóvenes españoles de 2 a 29 años (cuatro de cada diez) tieneproblemas de sobrepeso y el 38% de ellos se declara sedentario, según ha advirtido hoyel secretario general de Sanidad del Ministerio de Sanidad y Consumo, José Martínez,durante la presentación de una campaña de concienciación a la que Sanidad destinará1,2 millones. Las razones de este problema de salud, que afecta a uno de cada dosadultos, son malos hábitos alimenticios y una vida sedentaria.Martínez ha indicado que el 13,9% de los niños y jóvenes es obeso, mientras que el26,3% restante tiene sobrepeso. Además, ha manifestado que la prevalencia de laobesidad es superior en varones (15,6%) que en mujeres (12%). Estos datos, que sitúana España en cuarto lugar de la Unión Europe (UE) tras Italia, Malta y Grecia, se deben alpaulatino abandono de la dieta mediterránea y al aumento del sedentarismo. Así, en ladieta de niños y jóvenes se ha disparado el consumo de productos cárnicos, lácteos,bollería y bebidas carbonatadas al tiempo que ha disminuido la ingesta de pescado,frutas, verduras y cereales.A los malos hábitos alimenticios se suma la falta de ejercicio, como consecuencia de unaafición excesiva a la televisión, frente a la cual los niños pasan una media de dos horas ymedia al día, y a los videojuegos e Internet (30 minutos al día). España es, además, unode los países europeos donde se practica menos deporte. Por su parte, el presidente dela Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA), Félix Lobo, ha agregado que lasmayores cifras de obesidad se detectan en el grupo de edad de 6 a 12 años, con unaprevalencia del 16,1%. Además, se ha mostrado "preocupado" al recordar que losproblemas de sobrepeso desencadenan en enfermedades cardiovasculares, hipertensión,cáncer o diabetes, entre otras. Según Lobo, la diabetes de tipo 2, antes asociada a lavejez, cada vez es más frecuente entre los jóvenes.Obeso de niño, obeso de adultoLobo ha alertado de que "un niño obeso tiene muchas probabilidades de ser un adultoobeso" y, al respecto, ha subrayado que hoy por hoy el 53% de los adultos padeceproblemas de sobrepeso, de los cuales el 14,5% es obeso y el 38,5% tiene unos kilos demás, lo que quiere decir que uno de cada dos adultos presenta un peso superior alrecomendable. En esta línea, ha destacado que la prevalencia de esta enfermedad crececon la edad, hasta alcanzar cifras del 21,6% en varones de más de 55 años y del 33,9%en mujeres de la misma edad.Por este motivo y tal y como ya anunció, Sanidad ha destinado 1,2 millones de euros auna campaña de información dirigida a padres y educadores para concienciarles de las
    • ventajas que puede reportar para la salud de niños y jóvenes seguir hábitos saludables devida. La campaña, que lleva por lema Prevenir la obesidad infantil tiene premio: estarsano, se enmarca en la Estrategia NAOS de prevención de la obesidad y fomento de laactividad física. Durante la campaña, que se prolongará hasta el próximo día 7 denoviembre, se van a emitir 180 pases de un anuncio de 25 segundos en televisionesnacionales y autonómicas y 60 pases en radios comerciales.También se insertarán anuncios en periódicos y suplementos de información general.Además, se instalarán casi 1.100 anuncios de publicidad exterior en metro y estacionesde Renfe y se repartirán 5.000 carteles y 100.000 folletos. También se van a llevar a cabonuevas acciones, en colaboración con las comunidades autónomas, como la "movilizacióndel sistema sanitario", sobre todo por parte de los especialistas en pediatría, para que sepreste una mayor atención al problema, de forma que se identifique y se marquen unaspautas para que no se siga agravando.
    • Lo que comen los adolescentesLos propios chavales recogerán los datos de su dieta.- Más de la mitad tienesobrepeso u obesidadE. DE B. - Madrid - 21/11/2011http://www.google.com/reader/link?url=http://www.elpais.com/articulo/sociedad/comen/adolescentes/elpepusoc/20111121elpepusoc_14/Tes&title=Lo+que+comen+los+adolescentesQue el sobrepeso y la obesidad son un problema entre los jóvenes y adolescentesespañoles (más del 40% está por encima de su peso saludable) no es un secreto. Y quecambiar los hábitos alimenticios de estos no es fácil, tampoco. Por eso el proyecto TAS dela Fundación Alicia (las siglas corresponden a Tú y Alicia con la Salud), financiado porKraft Fundación va a intentar un nuevo abordaje. Sanidad alerta de problemas de sobrepeso en el 40% de los niños y jóvenesPara empezar, se van a recoger los datos de lo que comen, aportados por 30.000adolescentes de 14 y 15 años de 100 colegios. Pero esto es solo el primer paso. Alrecopilar la información se obliga a los afectados a reflexionar sobre sus hábitosnutricionales. Y esa es la clave que se quiere explotar."Cada vez hay más evidencias de que participar en el diseño de las estrategias de mejorade sus hábitos es la manera más efectiva de motivarlos a seguirlas", ha afirmado ElenaRoura, responsable del departamento de Salud y Hábitos Alimentarios de la FundaciónAlícia.Además, para ayudar a cambiar las pautas de comportamiento, se realizará un programade formación de profesores y durante el tiempo del proyecto, que acaba de empezar yterminará en 2004, habrá herramientas online a disposición de los colegios participantes.Fundación Alícia es una ONG privada y un centro de investigación dedicado a lainnovación en la cocina que tiene el objetivo de promover estilos de vida saludable: buenaalimentación y actividad física. Se creó en 2003. Entre sus asesores están los médicos einvestigadores Valentín Fuster, Josep Baselga y Ramón Gomis.
    • La población adulta española que padece obesidad casi seha duplicado en 15 añosLa Encuesta Nacional de Salud de 2003 refleja que un 55% de los adultos no realizaejercicioEMILIO DE BENITO - Madrid - 27/04/2005http://www.google.com/reader/link?url=http://www.elpais.com/articulo/sociedad/poblacion/adulta/espanola/padece/obesidad/ha/duplicado/anos/elpepisoc/20050427elpepisoc_12/Tes&title=La+poblaci%C3%B3n+adulta+espa%C3%B1ola+que+padece+obesidad+casi+se+ha+duplicado+en+15+a%C3%B1osMás de la mitad de la población adulta española pesa más de lo aconsejado, según losdatos de la Encuesta Nacional de Salud de 2003, que presentó ayer la ministra deSanidad, Elena Salgado. Esta suma se desglosa en un 13,6% que sufre obesidad y un36,8% con sobrepeso. La proporción es un 6,25% superior a los datos del estudiorealizado dos años antes. En 1987, año del primer estudio, la proporción de obesos eracasi de la mitad (un 7,4%). Entre los menores, la proporción de obesos asciende al 8,5%,a los que hay que añadir un 18,2% que padece sobrepeso.El trabajo fue realizado entre abril de 2003 y marzo de 2004 mediante 28.113 entrevistas,(21.650 sobre adultos y el resto a los progenitores o tutores de menores). En general, losespañoles mantienen una buena impresión sobre su estado de salud: el 71,3% de lapoblación manifiesta que ésta es buena (en 1993 era el 73%). En este primer indicador yase muestra una constante de toda la encuesta: la diferencia entre hombres y mujeres.Ellos están en general más satisfechos (el 75,7%) que ellas (el 67,1%). Esto se debe amotivos "biológicos, pero también sociales". "Es el momento de orientar las políticas desalud" y "potenciar el Observatorio de Salud de la Mujer", dijo la ministra."Los mayores problemas tienen que ver con los hábitos y la manera de vivir", afirmóSalgado. "Todos somos responsables de nuestra propia salud", añadió. La prueba de laposibilidad de actuar sobre la salud es, precisamente, la lucha contra la obesidad, indicóla ministra. El ministerio confía en revertir la tendencia cuando esté plenamente en vigor elplan Naos (Nutrición, Alimentación, Obesidad y Sedentarismo). En este campo, losprincipales datos de la encuesta se exponen a continuación.- Sedentarismo. Un 54,5% de los españoles manifiesta no realizar actividad física algunaen su tiempo libre. La cifra confirma la tendencia al repunte que se detectó en 2001.Entonces menos de un 50% se declaraba sedentaria. En todos los tramos de edad lasmujeres realizan menos ejercicio que los hombres.Salgado explicó que cuando se habla de hacer ejercicio no se refiere al culto al cuerpo nia apuntarse al gimnasio para hacer sesiones de tres horas dos días a la semana: "Elejercicio debe ser adecuado a la edad y la condición del que lo practica". El consejo delministerio se resume en una fórmula: 4x40. "Caminar cuarenta minutos cuatro días a lasemana", dijo la ministra.Los niños no escapan a esta tendencia al sedentarismo. "Al analizar el consumo diario detelevisión como un indicador de inactividad física, un 89% de la población de entre uno y15 años declara ver la televisión a diario", señala la encuesta. De ese porcentaje un 45%
    • lo hace entre una y dos horas diarias.- Hábitos alimentarios. Los lácteos son el alimento más presente en la dieta de losespañoles. En 2001 los tomaba a diario el 82% de la población; en 2003 esta proporciónha subido al 90%. También ha aumentado la ingesta de carne tres o más veces porsemana, que constituye el máximo recomendado; ha pasado del 62% al 72% en dosaños. En cambio el consumo de pescado con esa periodicidad se mantiene casi estable(en 2001 lo hacía el 48% y en 2003 el 46%).Hasta ahora las campañas no han conseguido una disminución del consumo de dulces.Los toma a diario el 34% de la población (en 2001 era el 33%). En este apartado seincluye la "bollería industrial", que "además de azúcar aporta grasas", destacó la ministra.En los niños esta proporción es aún mayor: el 45% toma dulces a diario y sólo el 16%restringe su ingesta a una vez a la semana.Salgado también resaltó que el 6,2% de los menores de 24 años no tomaba nada paradesayunar, aunque ésta es la comida más importante del día. Otro 19,3% sólo tomalíquido (leche o zumo). Entre los adultos los datos no son mejores. Un 6,1% no desayuna,y sólo el 7,6% realiza un desayuno completo."Con los datos anteriores, no es de extrañar que la Encuesta detecte que un 13,6% de lapoblación de 18 y más años" tenga problemas de obesidad, señala Sanidad. En todos losgrupos de edad las mujeres tienen más problemas de sobrepeso y obesidad que loshombres. En general, las comunidades más ricas tienen menos problema, dijo la ministra.La proporción de personas con kilos de más aumenta por grupos de edad hasta los 75años. A partir de ahí, disminuye.
    • Cuantas menos horas se duermen, más problemas de pesose tienenDormir al menos ocho horas ayuda a conseguir el peso adecuado. (Corbis||El Confidencial 15/12/2011Los beneficios de dormir ocho horas han sido tan publicitados como las consecuenciasnegativas de la falta de sueño. Sin embargo pocas veces se ha hablado de que, además,descansar el tiempo adecuado es fundamental para alcanzar y mantener el peso ideal,según explican expertos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) yla Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).Entre otros factores porque la falta de sueño conlleva un aumento de todas las hormonasque incitan al apetito y provoca la ingesta precisamente de alimentos ricos en grasa yazúcares, lo que repercute en un incremento del peso corporal. Dormir poco nos hacecomer más y peor, simplemente.Sin embargo, una sola hora de diferencia en la duración del sueño puede marcar ladiferencia y poner en marcha mecanismos fisiológicos que ayudan a mantener el peso.Esto tiene que ver con dos hormonas, la leptima (que inhibe la sensación de hambre) y laghrelina (que estimula el apetito) que se modifican según varían las horas de sueño.Cuanto menos se duerme, más disminuye la concentración de leptima, y más aumentanlas de ghrelina."En la última década se ha puesto en evidencia la existencia de una estrecha correlaciónentre dormir pocas horas y un mayor riesgo de ser obeso. Es por ello que para prevenir eldesarrollo de obesidad en nuestra sociedad, así como para intentar que las personasobesas pierdan peso, junto a los obligados cambios del estilo de vida (alimentación yejercicio), es necesario dormir al menos 7 u 8 horas diarias", aseguraba el doctor Javier
    • Salvador, presidente de la SEEN, el pasado miércoles en la presentación de estasconclusiones.Por su parte, el coordinador del Grupo de Trabajo de Obesidad de la SEEN, eldoctor Albert Lecube, desaconsejaba dormir menos de 7 horas, y afirmaba que se hacomprobado que aumentar las horas de sueño de 6 o menos hasta 7 u 8 horas, duranteun periodo de 6 años, se acompaña de un menor aumento del índice de masa corporal yde una menor acumulación de grasa corporal.También en los pequeñosLos expertos destacaron la relación entre las horas de sueño y la presencia de obesidaden niños. “Se ha constatado que los niños obesos duermen menos que aquellos niñosque tienen normopeso”, explicaba el presidente de la SEEDO, Felipe Casanueva."En España, los niños duermen una media de menos de ocho horas al día, algoinsuficiente y que, además, provoca otros hábitos perjudiciales con repercusión negativaen el incremento del peso corporal, como no desayunar", advertía Casanueva, haciendohincapié en el gran problema que supone la obesidad infantil, "dado que un altoporcentaje de niños obesos mantiene este trastorno cuando son adultos". Actualmente, añadía Lecube, "se considera que en los niños, dormir cinco o menoshoras casi duplica el riesgo de ser un adulto obeso". De hecho existen estudios queapuntan que los niños que más duermen durante sus primeros once años de vida tienenmenor riesgo de ser obesos en la edad adulta, independientemente del sexo, las horasque pasan viendo la televisión, la situación socioeconómica de los padres, o la actividadfísica que realicen.El sueño, mucho y buenoEn relación a los adultos, lo expertos señalan que ocurre lo mismo. En gente mayor se haobservado que tanto el índice de masa corporal como el perímetro de cintura sonsignificativamente mayores entre aquellos que duermen menos de cinco horas. Enconcreto, dormir poco se asocia con un aumento del perímetro de la cintura de 6,7centímetros para los hombres y de 5,4 centímetros para las mujeres.Junto a las horas de sueño, Casanueva añadió que también cuenta la calidad deldescanso, lo cual no es tan sencillo en un país como España que "sufre una de lasmayores contaminaciones lumínicas y de ruido del mundo, lo que también incide en elaumento del peso".Por otra parte, recordó que la relación entre sueño y obesidad es bidireccional, ya que"la obesidad es el principal factor de riesgo para desarrollar alteraciones respiratorias yapneas durante el sueño y producir una mayor somnolencia diurna".Además, la falta de descanso puede llegar a afectar a la salud de otras formas, ya que seasocia con un riesgo dos veces mayor de lo normal de desarrollar una diabetes, y con una
    • mayor prevalencia de hipertensión arterial. Aún así, lo más peligroso de la falta desueño es la hipersomnia diurna y el riesgo de accidentes.
    • Bollos más PlayStationUn día en la vida de un niño con sobrepeso - Lo padece el 33% de los escolaresentre 7 y 11 añosANA ALFAGEME - Madrid - 01/05/2005http://www.google.com/reader/link?url=http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Bollos/PlayStation/elpepisoc/20050501elpepisoc_1/Tes&title=Bollos+m%C3%A1s+PlayStationLa Encuesta Nacional de Salud ha vuelto a señalar esta semana los crecientes problemascon la báscula que padecen los españoles: la mitad de los adultos pesa más de lo quedebería o está obesa. La tasa casi se ha duplicado en los últimos 15 años. Y los niñossiguen esa tendencia: los escolares españoles de entre 7 y 11 años son los más gordosde Europa, tan sólo superados por los de la pequeña Malta. Nacho personifica el grupoinfantil de más riesgo: varón, entre 9 y 14 años, clase trabajadora. Pasar un día con élratifica que se cumple la ecuación que está en el origen de la epidemia más voraz delmundo opulento en el siglo XXI: la que suma sedentarismo y grasas. Las razones, dicenlos expertos, radican en que los niños de hoy comen más, menos saludable y quemanpoco.1. El desayuno: deprisa y poco. Nacho tiene una especial habilidad en partir la galleta,mojarla y llevársela a la boca sin retirar la vista de los vertiginosos dibujos de la tele.Vallecas, un barrio madrileño de clase trabajadora. 10.30 de un día festivo. Apenas cuatrominutos después, el chaval ha despachado ya las cinco galletas y la leche con cacao."Pides a los niños que dibujen cómo comen y pintan la tele presidiendo la mesa""Le dije que si no entra en el traje de primera comunión, que es el más grande, irá enpijama"Sus padres dicen que es un crío tranquilo, un mártir de su hermana Beatriz, que es undiablillo. Cuando sonríe, recuerda un poco al Manolito Gafotas del cine. Un médicodictaminaría que, a sus nueve años, Nacho, con 51 kilos y 1,46 metros de estatura, es elarquetipo de esa epidemia que ha llevado a los escolares españoles al grupo de cabezade la obesidad infantil en Europa. Anotaría algo así: "Varón, entre 9 y 14 años, hábitosalimenticios poco saludables, tendencia al sedentarismo, familia de clase trabajadora.Pertenece al grupo con más riesgo de padecer obesidad". La frase también la suscribiríael especialista Javier Aranceta, que en el estudio EnKid, realizado por él y otros colegasen 2001 a 1.200 niños y adolescentes españoles (entre 2 y 24 años), halló que el grupocon más obesidad es al que pertenece Nacho. Entre los chicos hallaron más obesos(15,60%) que entre las chicas (12%).Desayunar más y mejor ayuda a estar más delgado. Nacho estaría cumpliendo si sehubiera demorado entre 15 y 20 minutos y hubiera comido algo de fruta: el desayuno hade alimentar lo suficiente para que garantice nutrientes que permitan atender en clase omoverse sin problemas. Aunque come frente al televisor, y no socializando en la mesacomo mandan los expertos, al menos desayuna. Un 6% de los niños sale de casa sincomer nada, según la Encuesta Nacional de Salud de 2003 difundida esta semana.2. Las causas de una epidemia. A Nacho le sobran unos cinco o seis kilos, segúndictamina Aranceta. Hace 20 años sería estigmatizado como el gordo de la clase (sóloseis de cada cien niños o jóvenes lo eran). Pero hoy sólo es el ejemplo de que uno de
    • cada tres críos españoles de entre 7 y 11 años (el 33%) es obeso o pesa más de lo quedebería, según los datos de marzo de la Internacional Obesity Task Force, que formaparte de la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad (reúne a 50 países).Las cifras no distinguen entre niños y niñas.¿Qué ha ocurrido? Que los bollos se han aliado con la PlayStation. Que los niños comencosas con más calorías. Y queman menos. "Antes íbamos al colegio andando. Al salir,jugábamos al fútbol y tomábamos agua y un bocadillo", dice Basilio Moreno, el presidentede la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad. "Ahora meriendan zumoenvasado y un bollo, y están horas delante de la televisión".3. Culto al mando. El gasto calórico de Nacho durante tres horas estriba en soltarexclamaciones ante el diario deportivo cuando lee sobre su equipo, el Madrid, y los toquescon los que su dedo índice controla el mando de la tele y el ratón del ordenador portátil.Mientras, su hermana Beatriz, de casi tres años, da volteretas en la cama. Es enjuta, unamáquina de consumir energía.Nueve de cada 10 menores de 15 años ve la televisión a diario, según la encuesta desalud difundida esta semana. Si su hijo está colgado de la tele, como Nacho, tiene másposibilidades de ser gordo, dicen los expertos.Los pokémones del canal por satélite no paran. Si el experimento se hubiera hecho unsábado con una cadena convencional, el bombardeo de anuncios de comida rápida ybollos o snacks hipercalóricos sería muy alto: la Confederación de Organizaciones deAmas de Casa, Consumidores y Usuarios ha denunciado que había hasta 91 spots enuna mañana. Salimos a pasear. Mientras Beatriz corretea, Nacho va de la mano de suspadres. Se suelta para trotar (con dificultad) en busca de unos aperitivos salados. Pero sumadre le nota menos voraz: "Le he advertido que si no cabe en el traje de primeracomunión que le he comprado, que es el más grande de las tallas especiales, tendrá queir en pijama".4. La comida. "20 platos, mamá". Sobre la mesa hay una gran fuente de la comidapreferida de Nacho: macarrones carbonara. En un abrir y cerrar de ojos está rebañando elplato con pan y repite. Un experto suspendería a la familia: no hay verduras o ensalada, nicarne o pescado. Sólo madre e hija toman fruta: fresas cubiertas de nata.Hace dos años, Nacho fue sometido a un régimen. Aguantó seis meses. "Si tocabaacelgas o espinacas, nada, de las ensaladas, pasa", explica la madre, "no podías estardándole todo el día la verdura en puré. El médico decía que entonces tomase sólo 70gramos de filete y eso, decía yo, qué filete es".Aun así, Nacho come a diario con la abuela, que, a base de pelearse con él, sigue aquelladieta. Pero por la noche, el tema se relaja. Los padres llegan agotados. Entre que la cenaha de ser fácil y que ellos, que también están gorditos, se pierden por las pizzas, la dietase desbarata. La jornada acaba frente al televisor. "Pides a los niños que dibujen cómocomen y te pintan una mesa en la que preside la tele o ellos ante el aparato", dice lanutricionista María José Roselló, "y claro, frente a la tele se comen cosas que nonecesitan cubiertos, como pizzas o hamburguesas".5. Cazar monstruos con el dedo. Entre los 5 y los 15 años, un 30% de las niñas y un18% de los niños son sedentarios, según la encuesta de salud. Nacho, no. Hace seishoras de ejercicio a la semana, entre natación, judo y gimnasia. Pero esta tarde, festiva,hace lo que le place; es decir, cazar monstruos y ganar batallas moviendo dos dedos. A
    • las diez de la noche, Nacho y su amigo Javi llevan cinco horas con la PlayStation, lavideoconsola. Han merendado un zumo de piña y unas galletas. ¿Y la cena? Cuatrosalchichas de Francfort y ganchitos.Hora de hacer balance. El experto, Javier Aranceta, sentencia: el niño ha engullido 2.293calorías. Un 9% de proteínas, 42% de grasa y 51% de hidratos de carbono. Faltanproteínas e hidratos, sobran grasas. Sólo ha quemado 700 calorías, además de las 1.543que necesita su cuerpo para mantenerse vivo. Le han sobrado 53. Pero lo peor es que ladieta de ese día ha resultado desequilibrada, que también cuenta. Y mañana, Nachovolverá a comer de más.
    • "Las chuches me cierran las venas"Uno de cada cinco niños come en el colegio - La lucha de un centro público poratajar el sedentarismo y llevar una dieta sana Madrid - 01/05/2005Sorprendidas in fraganti, las tres chiquillas optan por ofrecer a la dire parte de las 120kilocalorías que, en 22 gramos, tienen sus gusanitos con sabor a ketchup. Esconden unosfrascos de jarabe de color chillón. "¿Qué os dice la profesora que tenéis que traer alrecreo?", les pregunta Rosario Barrena, directora del colegio público Méndez Núñez, uncentro de Madrid con 184 alumnos. En sus aulas se mezclan inmigrantes, niños defamilias marginadas y alumnos de clase media. "Fruta o medio bocadillo de jamón deyork", responden las chavalillas con una mueca de su cara redonda: les sobran unoscuántos kilos. A su lado, una niña delgada y alta de 12 años, su misma edad, muerde unamanzana verde. "Antes traían bocadillos", dice la directora, que lleva 22 años en laenseñanza, "ahora, bollos, y encima industriales, que son menos sanos. Les resulta máscómodo a los padres. Y quienes vienen con más chucherías son los de familiasmarginadas. A mayor cultura, mejor alimentación. Indudable".En el patio circulan entre los corrillos de chavales jugando a los tazos (una especie dechapas que vienen en las bolsas de unos aperitivos) cantidades similares de bocadillosy/o zumos, por un lado, y bollos envasados y chucherías, por otro. Pocos le dan patadasal balón. El colegio hace lo que puede: clases de educación física obligatoria tres días a lasemana, una de danza (por un proyecto de la Fundación Yehudi Menuhin), y dos más dedeportes extraescolares, que son gratuitos y a los que están apuntados seis de cada 10alumnos.Pero la media de horas a la semana de deporte dentro de la enseñanza obligatoria enEspaña son dos, según la Agencia de Seguridad Alimentaria. Este organismo ejecuta laEstrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (Naos), quearrancó en febrero. Colegios e institutos son uno de los frentes de su pelea, en la que seha involucrado también a las familias (se acaban de editar 40.000 ejemplares de una guíallamada La alimentación de tus hijos, aún no difundida) y a los empresarios dealimentación. Un ejemplo: Coca-Cola ha acordado retirar de los institutos antes del veranolas bebidas altas en calorías (no las tiene en los colegios). Y los propietarios de lasmáquinas expendedoras de alimentos (que tampoco pueden instalarse en áreas dondehaya alumnos de infantil o primaria) tendrán que incluir productos sanos.Uno de cada cinco niños come en el colegio. Naos ha acordado con los restauradoresescolares que no usen en la fritura aceites ricos en ácidos grasos saturados o trans, algoque ya cumplen aproximadamente el 70% de quienes se comprometieron, según MaríaNeira, la directora de la Agencia de Seguridad Alimentaria. En el Méndez Núñez se utilizaaceite de girasol para cocinar y de oliva para las ensaladas. La dirección controla losmenús que prepara la cocinera según las directrices oficiales. "Me niego a que haya fritosindustriales, todo se hace aquí", dice la directora, que come en el colegio, "sólo permito
    • las barritas de pescado una vez al mes, y pongo mala cara". Los niños se llevanrecomendaciones escritas para la cena y se montan cosas como "la semana de lamanzana": a los escolares se les encarga traer una al recreo.¿Resultados? "Me temo que ninguno", dice Barrena, que también habla de alimentación atodos los cursos, un anticipo de lo que prevé Naos. Bueno, quizá se equivoque: un corrillode críos se entrega a hacer ruido con la boca llena de fritos de sobre. Sin embargo, elmás gordito está con las manos en los bolsillos. "¿Y tú no comes?". "Noooo, ya no.Porque la Charo [por la directora] dice que se te cierran las venas".
    • LA VOZ DE GALICIANingún Gobierno ha sabido hacer frente a la epidemia de laobesidad«The Lancet» advierte de que en el 2050 el 60% de los hombres serán gordos27-08-2011Es la nueva epidemia del siglo XXI y tal es su implicación a nivel mundial y tan dramáticaslas consecuencias médicas y sociales que la revista médicaThe Lancet, de referenciamundial, dedica su último número a la plaga de la obesidad. El trabajo, dividido en cuatropartes y elaborado por siete investigadores, coincide con la reunión que celebrará elpróximo mes la Asamblea General de la Naciones Unidas sobre enfermedades notransmisibles. Muchos países pueden ser excelentes ejemplos en la lucha contra este tipopatologías, como el tabaquismo, el colesterol alto o la hipertensión, pero ningún Estado esejemplarizante en la reducción de sus niveles de obesidad o de la diabetes tipo 2asociada a este estado. Esta es la conclusión de la comunidad científica.«En el 2008 había 1.460 millones de seres humanos con sobrepeso y 502 millonesobesos», explica The Lancet. Y, lo que es más dramático, «170 millones de niñosmenores de 18 años están clasificados como obesos, lo que representa en algunospaíses más del 25 % de toda la población en ese rango de edad, y más del doble desde elinicio de esta epidemia [años setenta y ochenta]». Para el 2050, el 60 % de los hombres yel 50 % de las mujeres serán obesos.Esta epidemia es responsable de entre el 2 y el 6 % del gasto sanitario de los países porlos trastornos asociados, como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, unasituación insostenible para el año 2030. Aunque las causas de muerte asociadas con laobesidad por enfermedades cardiovasculares se han reducido en los últimos cuarentaaños, en el futuro esta tendencia será inversa como consecuencia de las muertescausadas por la diabetes tipo 2.Una de las conclusiones del estudio es que «el incremento simultáneo de la obesidad encasi todos los países fue consecuencia de los cambios en el sistema global de
    • alimentación, que producía comida más procesada, más barata y de más fácil acceso quecon anterioridad».The Lancet concluye que la mayoría de las medidas para luchar contra la obesidad debenproceder de los Gobiernos, como la prohibición de promocionar comidas poco sanas entreniños, pero asegura que otras también deben proceder de la industria alimentaria.
    • La diabetes tipo 2 se ha incrementado en los adolescentesun 40% en sólo 15 añosEl síndrome metabólico afecta al 25% de la población y a la mitad de los obesosMAYKA SÁNCHEZ - Madrid - 28/06/2005http://www.google.com/reader/link?url=http://www.elpais.com/articulo/salud/diabetes/tipo/ha/incrementado/adolescentes/solo/anos/elpepusocsal/20050628elpepisal_3/Tes&title=La+diabetes+tipo+2+se+ha+incrementado+en+los+adolescentes+un+40%25+en+s%C3%B3lo+15+a%C3%B1osLa obesidad y el sedentarismo condicionan la aparición de resistencia a la insulina, quesupone un estado prediabético y es además el denominador común del llamado síndromemetabólico, una situación peligrosa porque reúne varios factores de riesgo cardiovascular.El síndrome metabólico afecta a la mitad de los obesos y hasta el 25% de la poblacióngeneral de los países industrializados y se caracteriza porque presenta al menos tresfactores de riesgo cardiovascular. Uno de ellos es la resistencia a la insulina y los otrosdos pueden ser alguno de lo siguientes: hipertensión, colesterol alto y alteraciones de loslípidos, obesidad, sedentarismo o tabaquismo.El síndrome metabólico implica resistencia a la insulina y otros dos factores de riesgocardiovascular, como obesidad o hipertensiónEl crecimiento del síndrome metabólico en los niños se debe a los cambios negativos enlos hábitos dietéticos y de actividad físicaLa resistencia a la insulina puede evolucionar hacia una diabetes de tipo 2, antes llamadadel adulto, por aparecer generalmente a partir de los 40 años. De hecho, el 80% de losdiabéticos tipo 2 presenta síndrome metabólico. Pero cada vez es menos una diabetes deladulto. Los expertos reunidos en Madrid en el último congreso de la Sociedad Españolade Endocrinología y Nutrición (SEEN) destacaron que "las sociedades opulentas hanhecho que en los últimos 15 años la diabetes tipo 2 se haya incrementado el 40% en lapoblación adolescente y cada vez sea más frecuente en los niños obesos".Basilio Moreno, copresidente del congreso de la SEEN y presidente de la SociedadEspañola para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), advierte de que cada vez es máscomún ver en las consultas niños obesos con problemas de resistencia a la insulina, estoes, un estado prediabético.Del mismo modo, cada vez es más frecuente el síndrome metabólico en niños y adultos."Asistimos a un incremento en los niños de la obesidad asociada a hipertensión yalteraciones de los lípidos y se está observando un notable aumento del número de niñoscon diabetes tipo 2 o del adulto. Todo ello lleva aparejado que la obesidad estácondicionando en los países desarrollados una alta frecuencia de síndrome metabólico,especialmente en niños y adolescentes. El sedentarismo y una dieta inadecuada y rica enalimentos hipercalóricos, como azúcares y grasas saturadas, y pobre en frutas y verdurasson los principales responsables de esta situación", explica Moreno.Los expertos reunidos en este congreso advirtieron de que la obesidad infantil se haduplicado en España en los últimos 10 años, hasta alcanzar una prevalencia del 13,9%.Alertaron además de que va acompañada de un aumento significativo de otros factores deriesgo cardiovascular, especialmente diabetes tipo 2 y alteraciones de los lípidos.
    • En palabras de los endocrinólogos, una tercera parte de los niños obesos lo serántambién en la edad adulta y "este exceso de peso tendrá más consecuencias perniciosasque si se hubiese adquirido a edades posteriores". Para Susana Monereo, jefa se lasección de Endocrinología y Nutrición del hospital Universitario de Getafe (Madrid), elaumento del síndrome metabólico en niños, adolescentes y adultos es una "consecuencianefasta de los cambios negativos en los hábitos de alimentación y de actividad física delos últimos años en los países desarrollados".De hecho, la importancia de este síndrome viene acentuada por su prevalencia en lapoblación general, ajustada por edades, que en España es del 15,5% al 19,3%, y del23,7% en países como Estados Unidos, donde la obesidad es tan frecuente."El reto que tenemos planteado ahora es revertir ese cambio cultural y retroceder en eltiempo para retomar las sanas costumbres perdidas, especialmente nuestra dietamediterránea", aseguró José Manuel Fernández-Real, endocrinólogo del hospital JosepTrueta de Girona.
    • LA OBESIDAD CADA VEZ MÁS FRECUENTE EN LA UNIÓNEUROPEAhttp://www.europarl.europa.eu La mitad de los europeos tienen sobrepesoEuropa no para de engordar. Se calcula que en los 27 Estados miembros catorcemillones de niños padecen sobrepeso, y otros tres millones son obesos. Además,en algunos de estos países la mitad de la población adulta pesa más de lo quedebería, y dos de cada diez europeos serán obesos. La obesidad es ya unaepidemia europea que afecta sobre todo a niños y adolescentes, según uninforme del PE. Las medicinas propuestas: información, deporte, educación ycomidas equilibradas en los colegios.La obesidad y el sobrepeso son uno de los mayores retos médicos a los que se enfrentaEuropa. Cada vez hay más michelines, y la razón es sencilla: en la Unión Europea (UE)se come mucho y se hace poco ejercicio. En algunas regiones de la Unión, hasta el 27por ciento de los hombres y el 38 por ciento de las mujeres son obesos. Tampoco deja decrecer la obesidad infantil, al ritmo de 40.000 niños obesos más cada año.La obesidad aumenta el riesgo de padecer infartos de miocardio o enfermedades gravescomo la diabetes tipo 2, hipertensión, dolencias coronarias o incluso algún tipo de cáncer.Una nutrición pobre y la falta de ejercicio son las principales causas de muerte evitable enEuropa; además, se calcula que hasta el siete por ciento de los costes sanitarios totalesde la UE están relacionados con el exceso de peso.Por una Europa más saludable y ligeraEl Parlamento Europeo (PE) tiene previsto someter a votación durante la sesión Plenariade febrero en Bruselas un informe, elaborado por la eurodiputada liberal belga FrédériqueRies, con el que la Eurocámara fija su postura respecto al Libro Verde de la Comisiónsobre la materia. En el documento, el PE recomienda a los Estados miembros que den a
    • la obesidad el rango de enfermedad crónica, con el fin de evitar que se discrimine yestigmatice a quienes la padecen. También insiste en la importancia de informar alconsumidor desde la infancia, y considera que una estrategia que pretenda prevenir ycontrolar la obesidad debe tener en cuenta todas las etapas de la vida, desde el períodoprenatal hasta la vejez.Además, el texto pide que se garantice la facilidad de acceso al deporte y la actividadfísica de los niños en los colegios y que se subvencione a los servicios decatering escolar para que mejore la calidad de las comidas que ofrecen. El informedestaca, asimismo, el papel didáctico de los medios de comunicación en relación a lasalud y la nutrición, por lo que reclama a la Comisión que regule la publicidad dealimentos ricos en grasas, azúcar o sal.La salud, constante preocupación del PEEl PE ya adoptó en 2006 un informe en el que se reclamaba un aumento de lasexigencias sanitarias y nutricionales para los alimentos y se llamaba la atención sobre eletiquetado de estos productos. También la Comisión Europea ha prestado a tención a laobesidad, presentando en 2005 un Libro Verde por el que se abría un proceso de consultapública sobre la materia.
    • El pinchazo de los otros ‘Bicing’ Terrassa, Vic y Granollers cierran el servicio público de bicicletas por su poco uso y elevado coste Igualada y el Área Metropolitana de Barcelona frenan sus proyectosIVANNA VALLESPÍN Barcelona 25 DIC 2011 - 14:24 CET1Servicio público de bicicletas de Girona, la Girocleta. / PERE DURANLas bicis no son para todas la ciudades, al menos las públicas. Los sistemas de alquilerabierto han pinchado en los últimos meses en tres de las seis ciudades catalanas que loshabían puesto en marcha: Vic, Terrassa y Granollers. Ambicia’t, el servicio puesto enmarcha en esta última ciudad en enero de 2009, echará el candado definitivamente el día31 lastrado por un coste de 80.000 euros al año y apenas 464 abonados que pagaban,cada uno, 12 euros al año, lo que apenas cubría el 7% del servicio. Igualada ha decididofrenar el desarrollo de su sistema y el Bicing del Área Metropolitana de Barcelona haquedado en la cuneta, pero la apuesta se mantiene en Barcelona, Girona y Sant Andreude la Barca.La crisis económica no es la causa principal de estos fracasos, pero ha sido el catalizadorque ha puesto en evidencia los errores en los proyectos: ciudades no aptas para la bicipor su orografía o clima, un horario de alquiler limitado, poca conciencia de la población...En Granollers, el uso de las bicis empezó a decrecer después del primer año, pasada lanovedad, y actualmente solo se realizan 70 viajes semanales. El concejal de Movilidad dela ciudad, Juanma Segovia, reconoce que el sistema no ha cuajado. El motivo no ha sidoun aspecto económico, sino conceptual. “Hemos fracasado en el intento de que la genteabandone el coche particular para realizar los pequeños trayectos dentro de la ciudad”,admite.
    • Caso aparte es Terrassa, la segunda ciudad catalana que puso en marcha el servicio dealquiler de bicicletas, en abril de 2007, justo después de Barcelona. Al principio eragratuito y llegó a tener más de 7.000 usuarios registrados, pero en enero se impuso unacuota anual de 25 euros y solo se apuntaron 98 usuarios al nuevo sistema de pago. De205 viajes mensuales en 2010 se pasó a 35. El servicio, con horario muy limitado y pocasestaciones, murió en julio. El coste anual de mantenerlo en funcionamiento ascendía a274.000 euros.Eva Herrero, concejal de Movilidad de Terrassa, rechaza que el servicio haya fracasado yespera retomar el proyecto dentro de dos años, pero mejorado. “El fracaso es no priorizareste tipo de inversiones. El sistema debe ser automático, con un horario más amplio y conmás bicis. O se organiza bien o no es útil”, reflexiona.Vic ha comprobado que las bicicletas son para el verano. La particular orografía de laciudad, con desniveles en el centro, y las condiciones meteorológicas adversas,especialmente en invierno, desaniman a muchos. Además, el tamaño de la ciudad la haceasequible para cubrirla a pie, aunque predomina el uso del coche. En mayo de 2010 sepuso en marcha la Vicki, pero el servicio solo consiguió 23 usuarios fijos y el coste anualera de 18.000 euros. El pasado mes de julio el Ayuntamiento concluyó que “no valía lapena continuar con el gasto”, reconoce el concejal de Medio Ambiente, Josep Rafús.Los fracasos en Vic, Terrassa y Granollers han empujado a Igualada (Anoia) a frenar elproyecto de bicicletas públicas que estaba a punto de entrar en servicio. De hecho, ya sehabía adjudicado el concurso para gestionarlo. El Ayuntamiento, que atraviesa seriasdificultades económicas, no se ve capaz de asumir los 150.000 euros de pérdidas, segúnsus cálculos, que se preveían para los tres primeros años. También se ha frenado elproyecto de Bicing metropolitano, que pretendía extender el sistema que existe enBarcelona a los municipios limítrofes.Pero no todos los sistemas de alquiler de bici se han quedado en la cuneta. Los hay quepedalean a buen ritmo. Del pelotón que sobrevive rueda en solitario Barcelona, donde elBicing ha arraigado como medio de transporte. Las cifras del servicio son estratosféricas:420 puntos de recogida, una flota de 6.000 bicicletas y 117.500 abonados que pagan unacuota anual de 35 euros. Pero también es elevado el coste de mantenimiento —15millones anuales, financiados por las zonas de aparcamiento regulado—, lo que hallevado al Consistorio a subir la cuota para 2012 a 44 euros.Más modesta es la Girocleta, que implantó Girona en septiembre de 2009. Pese a que elservicio no es gratuito (cuesta 30 euros anuales) y le supone al Ayuntamiento 230.000euros al año mantenerlo, hoy hay 1.650 abonados y el Consistorio ni se plantea cerrarlo.Al contrario, pronto abrirá nuevas estaciones. Joan Alcalà, concejal de Movilidad, explicaque la principal clave del éxito es su diseño concéntrico y su crecimiento sostenible. Lospuntos de recogida se han instalado en los barrios que rodean el centro de la ciudad, justoen el límite con la zona peatonal. “Se trata de un servicio disuasorio para evitar colapsar el
    • centro de la ciudad con el vehículo privado”, abunda Alcalà. Otra de las claves queexplican su éxito es el horario. La Girocleta funciona desde las 6.30 hasta las 23.30. Elconcejal explica que el servicio se amplió al horario nocturno por petición ciudadana y lainiciativa ha tenido muy buena acogida.Un caso excepcional es el de Sant Andreu de la Barca (Baix Llobregat), donde el sistemafunciona a pleno rendimiento. A pesar de tener apenas 30.000 habitantes, en abril de2010 decidieron apostar por el BiciSAB. Tienen 250 usuarios abonados, que efectúanunos 1.000 viajes mensuales de media. “El sistema se hizo a medida del municipio”,explica José María Roque, concejal de Medio Ambiente de Sant Andreu, que detalla queel BiciSAB se ha diseñado para acceder desde la estación de tren hasta los lugares detrabajo y los destinos donde es difícil aparcar. El hecho de que el municipio sea llano y elhorario se alargue hasta las once de la noche también han contribuido al éxito.
    • El Parlamento Europeo pide 3 horas de gimnasia semanalespara evitar la obesidad infantil13-11-2007La Eurocámara aprobó hoy un informe que reclama la obligatoriedad de laeducación física en la educación primaria y secundaria. El informe subraya que lacantidad de niños obesos o con sobrepeso en la UE aumenta en 400.000 menorescada año. Además, en España más del 30% de los niños de entre 7 y 11 añospadecen obesidad y sobrepeso. Para invertir esta tendencia, los diputadosproponen que los colegios impartan tres horas de gimnasia semanales.El informe fue aprobado por 590 votos a favor, 56 en contra y 21 abstenciones.Según un estudio realizado por el Parlamento Europeo, la media de tiempo que laecuación física se imparte en primaria ha disminuido de 121 a 109 minutos a la semanadesde 2002.La obesidad supone más del 7% del gasto sanitario en la Europa de los 27, a esto seañade que el sobrepeso infantil afecta a 1 de cada 4 niños. En España, Portugal e Italia,más del 30% de los niños de entre 7 y 11 años padecen obesidad y sobrepeso. La tasade aumento de sobrepeso y obesidad infantil varía de un país a otro, pero Inglaterra yPolonia muestran los aumentos más acentuados. En términos generales, el informe hacehincapié en que los niños de hoy están menos en forma que los de las generaciones delos años 70 y 80 debido a la inactividad física: los niños no comen más, sino que semueven menos.El informe insta a los Estados miembros a que conviertan la educación física enobligatoria para los cursos de primaria y secundaria, asimismo asegura que los horariosescolares deberían incluir al menos tres clases semanales de educación física y aseguraque se hace necesario un "alto grado de integración" entre el deporte y las asignaturasacadémicas (párrafos 10 y 11).Los diputados también alertan de la progresiva marginación del deporte en las escuelas,la falta de coordinación entre lo que se hace en el colegio y la actividad extraescolar y laescasa financiación del equipamiento deportivo. "Con frecuencia se sacrifica la educaciónfísica en beneficio de otras asignaturas", lamenta Schmitt.Los diputados recomiendan asimismo que los fondos estructurales de la UE se destinen ala creación de escuelas y otras facilidades deportivas en las zonas más desfavorecidas(párrafo 19).La Eurocámara subraya que la educación física es la única asignatura que prepara a losniños para un estilo de vida saludable y se centra en su desarrollo físico y mental (párrafo4). "En la sociedad actual se siente, cada vez más, la necesidad de incorporar a la culturay a la educación aquellos conocimientos que, relacionados con el cuerpo y la actividadmotriz, contribuyen al desarrollo personal y una mejora en la calidad de vida".