Tribunales colegiados de circuito. scjn

40,132 views
39,823 views

Published on

Composición de los Tribunales Colegiados de Circuito en Mexico

0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
40,132
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
27
Actions
Shares
0
Downloads
154
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tribunales colegiados de circuito. scjn

  1. 1. Primera edición: 2003D.R. O Suprema Corte de Justicia de la NaciónAv. José María Pino Suárez Núm. 2C.P. 06065, México, D.F.ISBN 970-712-293-5Impreso en MéxicoPrinfed in Mexico
  2. 2. Poder Judicial de la FederaciónSuprema Corte de Justicia de la Nación BUNALES EGIAD
  3. 3. I r- SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA N A C I ~ Ndo,. ($9 Ministro Mariano Azuela Güitrón Presidente Primera Sala Ministro Juan N. Silva Meza Presidente Ministro Juventino V. Castro y Castro Ministro José de Jesús Gudiño Pelayo Ministro Humberto Román Palacios Ministra Olga María Sánchez Cordero de García Villegas Segunda Sala Ministro José Vicente Aguinaco Alemán Presidente Ministro Sergio Salvador Aguirre Anguiano Ministro Juan Díaz Romero Ministro Genaro David Góngora Pimentel Ministro Guillermo 1. Ortiz Mayagoitia Comité de Publicaciones y Promoción Educativa Ministro Mariano Azuela Güitrón Ministro Guillermo 1 Ortiz Mayagoitia . Ministra Olga María Sánchez Cordero de García Villegas Comité Editorial Dr. Armando de Luna Aviia Secretario de Adininistracióii Dr. Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot Secretario T6cnico Jurídico Mtra. Cielito Bolívar Galindo Directora General de la Coordiiiación de Conipilación y Sistematiznción de Tesis Ing. Víctor Colin Gudiño Director General de Diftrsión Dr. Lucio Cabrera Acevedo Direcfor General de Esttrdios Históricos
  4. 4. La comprensión del sistema de administración dejusticia de nuestro país requiere, como elemento funda-mental, el conocimiento de la estructura, organizacióny competencia de cada uno de los órganos que lo inte-gran, entre los que se encuentran, los TribunalesColegiados de Circuito. La Suprema Corte de Justicia de la Nación, cons-ciente de la importancia que reviste lo anterior,presenta ahora el folleto Los Triburtales Colegiados deCircuito, donde se exponen, entre otros aspectos, losorígenes hiatórioos, d marco jurfddco, b in@egrsbi;Cii%como las atribuciones y f u d o n d e w s d~ iratos 6~ga-nos jurisdiccionales, Loa Tribunales Colegiados de Circuito nacen ennuestro p& dd &gla X)(, como taruxWsif.ct: del MciximoRibunaL en la iflbenci6n de 108 ~SWEOI de su compe-ttnnda ori@as%9i.
  5. 5. En la actualidad, su importancia como baluartesde la defensa de la constitucionalidad, resulta evidenteya que, entre otras destacadas atribuciones, son órga-nos de última instancia en materia de amparo directo. Así pues, esperamos que el presente folleto seade interés y, sobre todo, de utilidad para todos aquellosinteresados en profundizar sus conocimientos acercade los Tribunales Colegiados de Circuito y, en ge-neral, de todo nuestro sistema de administración dejusticia. Comité de Publicaciones y Promoción Educativa de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Ministro Mariano Azuela Güitrón Ministro Guillermo 1 Ortiz Mayagoitia . Ministra Olga Sánchez Cordero de García Villegas
  6. 6. La denominación de los Tribunales Colegiadosde Circuito tiene su origen en una fusión detérminos provenientes tanto de la Constituciónde Cádiz de 1812, c w o de la de los Estados Uni-dos de Américafl reconocidas como las dosgrandes raíces del sistema constitucional mexi-c w por lo que hace a la primera, de su títuloV, se tomá el tárwmoO tribunales y por lo que derespecta a la segunda, de ella se acloptd eltérmino de circuito, que en d constitucionabs-mo nartem~~xiiiamo como acepción el:Mke &vo1alredtedon $&&algo", "rcocorrido" o bim, "camino ARTBAGA NAVA, Blisur, D~recho constitucional, 2a. todv MBxico, EditorialOxford Uniuareity P r w , 2001, p. 349. Cfr, CA;RP@Q, Jorgm, "X. &tructura del gobierno en la ConstituciónMexicana de 1 & " en 8sFsl;udfoosc~on&fuciona2ec~ ed., Méxicol Editorial Porrúa, 8$, 3a.1999, p. 275.
  7. 7. que vuelve al punto de partida". En cuanto ala característica de colegiados, se debe a que latitularidad de estos órganos corresponde a tresMagistrados, a diferencia de los unitarios, queestán a cargo de un solo titularn3 La Constitución Política de los EstadosUnidos Mexicanos y la Ley Orgánica del PoderJudicial de la Federación establecen que el ejerci-cio de dicho poder se deposita, entre otrosórganos, en los Tribunales Colegiados de Cir-cuito, que pueden definirse como los órganosjurisdiccionales compuestos por tres Magistra-dos, por un secretario de acuerdos y por el nú-mero de secretarios, actuarios y empleados quedetermine el presupuesto, a los que correspondeconocer, entre otros asuntos, con excepción de losque deba resolver la Suprema Corte de Justiciade la Nación, de los juicios de amparo directo; en algunos casos, de los recursos de revisión, quejay de reclamación, de conflictos competenciales, de impedimentos y excusas, así como de los asuntos delegados por el Pleno del más Alto Tribunal del país. ARTEAGA, Op. cit., p. 349.
  8. 8. El antecedente más remoto de los Tribuna-les Colegiados de Circuito lo encontramos enla Constitución Federal de los Estados UnidosMexicanos de 1824, en cuyo artículo 123 se es-tableció que el Poder Judicial Federal residía enuna Corte Suprema de Justicia, en los Tribunalesde Circuito y en los Juzgados de Distrito; por otraparte, en el articulo 140 de ese ordenamiento,se dispuso que dichos tribunales se integraríanpor un Jue2;letrado, un promotor fiscal y dos aco-ciados, sepfn lo que dispusieran las leyes: loque convertia ia los aludidos órganos en cole-giados. C, BAEAJAO MONTBS D 1 QCA, Santiago, Tribunales Colegiados", en DEncicl~pa&ujuradZca nt&~rza, t V I Q-Z, Mdxico, UNAM-Instituto de Investiga-ciones Jurídicas/Bditorial Porr~a, 2002, p. 876.
  9. 9. En congruencia con lo anterior, las Leyesde Los Tribunales de Circuito y Jueces de Dis-trito del 20 de mayo de 1826 y del 22 de mayo de1834 dispusieron que los Tribunales de Circuitoestarían a cargo de un Juez de Letras, quien eraauxiliado por dos asociados; el primero de ellospodía "dictar únicamente los acuerdos de trámitey sustanciación, pero para decretar la prisión, asícomo las sentencias interlocutorias y defi-nitivas y para resolver cualquier artículo quese suscitase, lo tendría que hacer en compañía de los dos asociados. Estos asociados eran in- saculados dentro de una lista de nueve indi-viduos, redactada por el Juez, el promotor y tres regido re^".^ Bajo esta circunstancia, los Tribu- nales de Circuito debieron funcionar de manera colegiada, aun cuando ello no se reflejara en su nombre y sus facultades fueran completamente distintas a las de los actuales Tribunales Cole- giados de Circuito. Sin embargo, en la práctica casi siempre funcionaron Únicamente con el CF. SOBERANES FERNANDEZ, José Luis, El Poder Judicial Federnl en elsiglo XIX ínotns para su esfudio), 2a. ed., México, UNAM-Instituto de Investi-gaciones Jurídicas, 1992, pp. 59 y 60.
  10. 10. Juez, debido principalmente a la falta de recur-sos económico^.^ En cuanto a los asuntos que les corres-pondía conocer a aquellos tribunales, el artículo142 constitucional estableció los siguientes:"las causas de almirantazgo, presas de mar ytierra, contrabandos, crímenes cometidos en altamar, ofensas contra los Estados Unidos Mexica-nos, de las causas de los cónsules, y de las causasciviles cuyo valor pase de quinientos pesos, yen las cuales esté interesada la federación." La Constitución Federal de 1857, en su ar-tículo 90, también determinó la integración delPoder Judicial de la Federación por la SupremaCorte de Justicia, los Tribunales de Circuito y losJuzgados de Distritoa7 su parte, el articulo 96 Porde este ordenamiento supremo dispuso dejar elestablecimientoy organización de los tribunalesa una ley orgánica, mientras que en el numeral97 estableció su competen~ia.~ Cfr. CABRERA ACEVEDO, Lucio, Los Tribunales Colegiados de Circuito,Mexico, Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2001, p. 15; CABRERA ACEVE-DO, Lucio, La Suprema Corte de ]usticia de la Nacibn, sus orlgcnes y primeros años,1808-1847, Mexico, Poder Judicial de la Federación, 1986, p. 61. Cfr. BARAJAS MONTES DE OCA,... Op. cit., p. 876. Idem.
  11. 11. En el artículo 94 de la Constitución de 1917se volvió a establecer que el Poder Judicial de laFederación debería depositarse en una Supre-ma Corte de Justicia, en los Tribunales de Circuitoy Juzgados de Distrito cuyo número y atri-buciones fijara la ley.9Para los Magistrados deCircuito se estableció una duración en el cargode cuatro años, su remoción únicamente me-diante juicio de responsabilidad, así como sucompetencia, entre la cual destaca la facultad deinvestigar violaciones del voto público o algúnotro delito castigado por la ley federal. lo Sinembargo, es de mencionarse como una novedadimportante la disposición en el sentido de quelos Magistrados ya no fueran designados por elPoder Ejecutivo a propuesta de la Corte Supre-ma, sino mediante una decisión autónoma y directa de esta última. l1 El 2 de noviembre de 1917, se expidió la LeyOrgánica del Poder Judicial de la Federación,en la cual se dispuso la integración de los Tri- Cfr.BARAJAS MONTES DE OCA,.,. Op. cit., p. 876. lo Cfr. CABRERA ACEVEDO, Los Tribunales Colegiados de Circuito... Op. cit.,p. 33.
  12. 12. bunales de Circuito con "un Magistrado, un se-cretario, dos actuarios y los demás empleadossubalternos que designe la ley".12Dicho orde-namiento establecía la competencia de esostribunales para efectuar la tramitación y el fallode apelación de los negocios sujetos en primerainstancia a los Jueces de Distrito; así como ladivisión del territorio nacional en nueve Cir-cuitos, a los cuales se asignó su correspondientejurisdicción territorial. Además, dio a la Supre-ma Corte la facultad de designar de entre lasciudades de los Estados sujetos a la jurisdicciónde cada Circuito, la ciudad en que debería fijarsela residencia del Tribunal correspondiente.13Posteriormente, en diferentes fechas, fueron ex-pedidas otras leyes orgánicas en las que se con-templó la existencia de los Tribunales deCirc~ito.~~ Por otro lado, el problema que representópara la Suprema Corte de Justicia el rezago de l2 Cfr. SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA N A C I ~ N La Suprema Corfe ,de Justicia, sus leyes y sus hombres, México, Suprema Corte de Justicia de la Nacián,1985, p. 367. "dem. l4 Cfr.CABRERA ACEVEDO, Los Tribunales Colegiados de Circuito.. . Op. cif.,pp. 36 y 37.
  13. 13. expedientes, desde los últimos años del siglo XIX,cobró posteriormente niveles alarmantes, puespara 1930 alcanzó un registro de 10,067 juiciosde amparo pendientes de resolución y para 1949se llegó a la cifra de 32,850 negocios sin fallar,entre amparos directos e indirectos, incidentes,competencias, quejas y juicios federales.15 Lo anterior motivó la elaboración de diver-sos proyectos enfocados a solucionar dichoatraso. Destacan entre ellos, los siguientes: (1) El realizado por los Ministros Gabino Fraga y Salvador Urbina en 1941, en el que, entre otras medidas, se proponía radicar la competencia federal para decidir en definitiva, en revisión y en últirna instancia, en los amparos que no fueran civiles, penales, administrativos o del trabajo, en los Tribunales Unita- rios de Circuito, con potestad de la Corte para abocarse al conocimiento en caso de interés público.16 l5 CfY. SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA N A C I ~ N Historia cottsfi- ,tucioizal del anzparo mexicano, Suprema Corte de Justicia de la Nación, México,2000, p. 230. Cfr. MOLINA PASQUEL, Roberto, citado por ARELLANO GARCÍA,Carlos, E1 luicio de amparo, Ga.ied., México, Editorial Porrúa, 2000, p. 152.
  14. 14. (2) El del presidente de la República, Manuel Avila Camacho, en 1944, que trató de solucionar el rezago mediante el establecimiento de una más idónea distribución competencia1 del amparo dentro del Poder Judicial de la Fede- ración.17 (3) El concebido en 1945por una comisión del Pleno de la Suprema Corte, que in- cluía, entre otras sugerencias, sustraer del conocimiento de la Suprema Cor- te de Justicia de la Nación los amparos civiles ventilados ante ella en revisión, para quedar dentro de la competencia de los Tribunales de Circuito.18 Finalmente, el lo. de noviembre de 1950,el entonces presidente de la República, MiguelAlemán, presentó una iniciativa de reformas alos artículos 73, fracción VI, base cuarta, últimopárrafo, 94/97, párrafo primero, 98 y 107 de laConstitución,lg la que, una vez aprobada por-- - -- - - -- - l7 lbiiitlltl, p. 153. Ihídern, pp. 154 y 155. Cfr. CABRERA ACEVEDO,Lucio, El Cotistitllyente de 1917 y el Poder Judicialde la Fedcracidn, una visidn del siglo X X , Suprema Corte d e Justicia de la Nación,México, 2002, p. 193.
  15. 15. el Congreso de la Unión, fue publicada en elDiario Oficial de la Federación el 19 de febrerode 1951, lo que reformó al Poder Judicial de laFederación, creó los Tribunales Colegiados deCircuito y la Sala Auxiliar de la Suprema Corte?La iniciativa justificaba la creación de los Tri-bunales Colegiados de Circuito, en que éstoshabrían de conocer de manera inmediata delrezago existente en las Salas Penal, Civil yLaboral de la Corte, en amparos en revisión, queascendía, sólo en cuanto a la civil, a 9,549expedientes; en lo que respecta a la penal, a1,573 expedientes y por lo que hacía a la laboral,a 796, que daban un total de 11,018 juicios deamparo pendientes de resolución. La razónde que fueran colegiados radicaba en que sólocomo tales podrían despachar con agilidad to-dos los amparos que serían de su ~ornpetencia.~~ Con posterioridad a la aparición formal delos Tribunales Colegiados de Circuito, se llevarona cabo nuevas reformas a la normatividad queregulaba al Poder Judicial de la Federación, Cfi, CABRERA ACEVEDO, Lucio, Los Tribunales Colegiados., . Op. cit., p. 63. 21 Cfr. SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN, Historia consti-tucional del ... Op. cit., p. 234.
  16. 16. que han repercutido, en la actividad de dichostribunales: (1) La reforma constitucional de 1968, auspiciada por el presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz, con- templó, entre otras cosas, limitar la ju- risdicción de la Suprema Corte de Justicia al conocimiento de los nego- cios de mayor entidad, con la enco- mienda a los Tribunales Colegiados de Circuito -cuyo número aumentó nece- sariamente- de la tramitación y reso- lución de los amparos y revisiones fiscales que no revistieran especial tras- cendencia. Al ser distribuidos entre los Tribunales Colegiados de Circuito de toda la República el conocimiento de amparos que eran de incumbencia de la Suprema Corte, la proximidad de la autoridad judicial, tendió a facili- tarle a las partes su defensa, así como la uniformidad en la prestación de los servicios del foro tanto en la capital
  17. 17. de la República como en las entidades federati~as.~~ (2) La reforma constitucional de 1974 originó la modificación al artículo 104, fracción 11, para el establecimiento, a través de leyes federales, de tribunales de lo contencioso administrativo; asi- mismo, comprendió la reforma del ar- tículo 107, fracción VIII, inciso f), para darle competencia a los Tribunales Colegiados de Circuito para revisar los fallos de los recién creados Tribu- nales de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal, en última instan- cia, sin la intervención de la Suprema Corte.23 (3) La reforma constitucional de 1979 y con la finalidad de resolver sin retraso asuntos urgentes relacionados con alimentos, patria potestad y depósito de menores -entre otros-, buscó sim- " Ibídem, pp. 372 y 373. 23 Cfr. CABRERA ACEVEDO, Lucio, Los Tribilnnles Colegiados ... Op. cit.,pp. 181 y 182.
  18. 18. plificar la forma de modificar la com- petencia de las Salas de la Suprema Corte de Justiciay de los Tribunales Co- legiados de Circuito, de tal manera que ésta se hiciera en el rango de las leyes Orgánica del Poder Judicial de la Federación y de Amparo, sin necesidad de reformas constitucionales. Esto representó la modificación de las fracciones V y VIdel artículo 107 cons- titucional, a fin de que el Congreso de la Unión pudiera actualizar la compe- tencia de las instancias mencionadas mediante reformas legales." (4) La reforma constitucional de 1988, im- plicó, entre otras cosas, que el Pleno de la Suprema Corte de Justicia tuviera facultad para determinar el número, la división de circuitos, la jurisdicción y especialización por materia de los Tri- bunales de Circuito y Juzgados de Dis- trito, así como la facultad de atracción 24 Cfr. SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA N A C I ~ N , Hisforia consfi- ...tifciotial del Op. cit., p. 725.
  19. 19. del Máximo Tribunal respecto de asun- tos que así lo ameritaran por SUS características especiales, así como la ampliación de las facultades de los Tribunales Colegiados de Circuito para conocer de todas las violaciones de legalidad en los amparos en que eran invocadas las garantías de los artícu- los 14 y 16 de la Con~titución.~~ ( 5 ) La reforma constitucional de 1994, en la que la Suprema Corte de Justicia, de oficio o a petición fundada del corres- pondiente Tribunal Colegiado de Cir- cuito, o del procurador general de la República, puede conocer de los am- paros directos que por su interés o trascendencia así lo ameriten.26 (6) La reforma constitucional de 1999, tuvo como principal finalidad la de facultar a la Suprema Corte de Justicia para expedir acuerdos generales para distri- 25 Cfr. CABRERA ACEVEDO, Lucio, Los Tribul~ales Colegindos... Op. cit., p. 198. 26 Cfr. CARRANCOz ~ I G A Joel, Poder Judicial, México, Editorial Porda, 2000, ,p. 124.
  20. 20. buir entre las Salas los asuntos que competa conocer a la Corte, así como remitir a los Tribunales Colegiados de Circuito, para mayor prontitud en el despacho de los asuntos, aquellos en los que hubiera establecido jurisprudencia, no revistan interés o trascendencia o, en general, sea innecesaria la intervención de la propia Corte; por otra parte, el que las resoluciones que en materia de amparo directo pronuncien los Tribu- nales Colegiados de Circuito no ad- mitan recurso alguno, a menos que decidan sobre la inconstitucionali- dad de una ley o establezcan la inter- pretación directa de un precepto de la Constitución, cuya resolución entrañe a juicio de la Corte, la fijación de un criterio de importancia o trascen- denciaea7l7 Cfr. CABREüEA ACEVFjDO, Lucio, Los Tribunales Colegiados.,. Op. cit., p. 233.
  21. 21. Los Tribunales Colegiados de Circuito seencuentran regulados fundamentalmente enla Constitución Política de los Estados UnidosMexicanos, en la Ley de Amparo, Reglamen-taria de los artículos 103 y 107 de la Constitu-ción Política de los Estados Unidos Mexicanosy en la Ley Orgánica del Poder Judicial de laFederación, así como en diversos Acuerdosdel Pleno de la Suprema Corte de Justicia dela Nación y del Pleno del Consejo de la Judi-catura Federal.Entre los artíeubs de la CondW&d&Ped!$@!,ae&Qao@g&g.gjieaa W~bu~aiLs Collegiadog dg ; & a t e m l@q&piaiejnte@: ,epaa
  22. 22. Artículo 94. Este artículo establece, en loconducente, que se deposita el ejercicio del PoderJudicialde la Federación, entre otros órganos, enTribunales Colegiados de Circuito. Además,determina que la competencia de los Tribuna-les de Circuito y las responsabilidades en queincurran los servidores públicos del Poder Ju-dicial de la Federación, se regirán por lo que dis-pongan las leyes, de conformidad con las basesque la Constitución establece. En cuanto alnúmero, división en circuitos, competenciaterritorial y, en su caso, especialización pormateria de los Tribunales Colegiados, establece que son determinados por el Consejo de la Ju- dicatura Federal. Sin embargo, el artículo dis- pone que el Pleno de la Suprema Corte de Justicia está facultado para expedir acuerdos generales para remitir a los Tribunales Colegia- dos de Circuito, para mayor prontitud en el despacho de los asuntos, aquellos en los que hubiera establecidojurisprudencia o los que, con- forme a los referidos acuerdos, la propia Corte determine para una mejor impartición de jus- ticia. El precepto también dispone que la ley establecerá los términos en que será obliga-
  23. 23. toria la jurisprudencia que emitan, entre otros,los Tribunales Colegiados de Circuito. Finalmen-te, determina que la remuneración que percibanpor sus servicios los Magistrados de Circuitono podrá ser disminuida durante su encargo. Artículo 97. En este precepto se determinaque los Magistrados de Circuito son nombradosy adscritos por el Consejo de la JudicaturaFederal, mediante criterios objetivos y de acuerdoa los requisitos y procedimientos que establezcala ley. Durarán seis años en el ejercicio de su en-cargo, al término de los cuales, si fueran ratifica-dos o promovidos a cargos superiores, sólopueden ser privados de sus cargos por las causasque señale la ley, o por retiro forzoso al cumplirsetenta y cinco años de edad. Además, los Magis-trados nombran y remueven a sus respectivosfuncionarios y empleados de los Tribunales deCircuito, conforme a lo que establezca la ley res-pecto de la carrera judicial. Además, como lo dispone la propia Consti-tución Federal, todo W o n a r i o público al entrara ejercer su encargo, protesta desempeñar leal
  24. 24. y patrióticamente el cargo y guardar y hacerguardar la Constitución Política de los EstadosUnidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen.Por consiguiente, los Magistrados de Circuitollevan a cabo dicha protesta ante la SupremaCorte de Justicia y el Consejo de la JudicaturaFederal. Artículo 101. Aquí se establece que los Ma-gistrados de Circuito y sus respectivos secre-tarios, no pueden, en ningún caso, aceptar nidesempeñar otro empleo, salvo los cargos noremunerados en asociaciones científicas, do-centes, literarias o de beneficencia. La infrac-ción a lo anterior, se castiga con la pérdida delrespectivo cargo dentro del Poder Judicial dela Federación, así como de las prestaciones ybeneficios que en lo sucesivo correspondan porel mismo, independientemente de otras san-ciones que prevea la ley. Además, las personasque hayan ocupado el cargo de Magistrado deCircuito, tampoco podrán, dentro de los dos años siguientes a la fecha de su retiro, actuar como patronos, abogados o representantes en cualquier proceso ante los órganos del PoderJudicial de la Federación.
  25. 25. Articulo 104, fracción 1-B. Señala, entre otrascosas, que a los Tribunales Colegiados de Cir-cuito corresponde conocer de los recursos derevisión que se interpongan contra las resolu-ciones definitivas de los tribunales de lo con-tencioso-administrativo. En estos casos, contralas resoluciones que dicten los Tribunales Cole-giados de Circuito no procede juicio o recursoalguno. Artículo 108. Para los efectos de las res-ponsabilidades a que alude el Título Cuarto dela Constitución Política de los Estados UnidosMexicanos se consideran como servidores pú-blicos a los Magistrados de Circuito, quienes sonresponsables por los actos u omisiones en queincurran en el desempeño de sus funciones. Artículo 110. En este precepto se estableceque los Magistrados de Circuito podrán sersujetos de juicio político y, en su caso, hacerseacreedores a sanciones que podrán consistir enla destitución del servidor público y en la inhabi-litación para desernpefiar funciones o cargospúblicos.
  26. 26. Por su parte, La Ley de Amparo en su TítuloTercero intitulado Del Juicio de Amparo Directoante los Tribunales Colegiados de Circuito, esta- /blece, entre otros aspectos, la competencia delos Tribunales para conocer del juicio de am-paro directo y su procedencia; las caracterís-ticas de la demanda y lo concerniente a lasuspensión del acto reclamado, así como lo relati-vo a la substanciación del juicio. No obstante, enla ley en comento existen otros preceptosrelacionados con los Tribunales Colegiados deCircuito como ejemplo tenemos: el título Cuar-to de la ley, regula la jurisprudencia que esta-blecen éstos.3. LEYORGANICA PODER DEL ~UDICIAL DE LA FE-DERACI~NPor lo que hace a la Ley Orgánica del PoderJudicial de la Federación, en su artículo lo., frac-ción 111, confirma la disposición constitucional
  27. 27. de que el Poder Judicial de la Federación seejerce, entre otros órganos, por los TribunalesColegiados de Circuito; en los artículos 33 a 36establece la integración y funcionamiento delos Tribunales Colegiados de Circuito; en el ar-tículo 37 establece lo correspondiente a susatribuciones; en el artículo 38 lo relativo a lostribunales especializados; en el 39, la distri-bución de los asuntos y en los artículos 40 y 41,los lineamientos acerca del presidente delTribunal y sus atribuciones.Entre los acuerdos generales del Pleno de laSuprema Corte de Justicia de la Nación, o bien,del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal,en donde se regulan diversos aspectos relacio-nados con la creación, la competencia y elfuncionamiento de los Tribunales Colegiadosde Circuito del Poder Judicial de la Federaciónsobresalen los siguientes: (1) El Acuerdo General 25/ 1998, del Ple- no del Consejo de la Judicatura Fede- ral, que establece los criterios para la
  28. 28. adscripción y readscripción de Magis- trados de Circuito y Jueces de Distrito.(2) El Acuerdo General Número 5/2001, del Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, relativo a la determinación de los asuntos que conservará para su resolución y el envío de los de su competencia origi- naria a las Salas y a los Tribunales Cole- giados de Circuito.(3) El Acuerdo Genera123/ 2001, del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, relativo a la determinación del núme- ro y límites territoriales de los circui- tos en que se divide e1 territorio de la República mexicana; y*al número, a la jurisdicción territorial y especiali- zación por materia de los Tribunales Colegiados y Unitarios de Circuito y de los Juzgados de Distrito.(4) E1 Acuerdo 8/ 2003 del Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de treinta y uno de marzo de dos mil tres, que deroga la fracción 1 1 1
  29. 29. del punto tercero del Acuerdo GeneralNúmero 5/ 2001, de veintiuno de juniode dos mil uno, relativo a la determi-nación de los asuntos que conservarápara su resolución y el envío de los desu competencia originaria a las Salas ya los Tribunales Colegiados de Circuito.
  30. 30. Los Tribunales Colegiados de Circuito secomponen fundamentalmente por tres Magis-trados, así como por un secretario de acuerdos yel número de secretarios, actuarios y empleadosque determine el presupuesto.Cada Tribunal Colegiado de Circuito nombra,de entre los tres Magistrados que lo componen,a su presidente, el cual debe durar un año en sucargo, sin la posibilidad de ser reelecto para elperiodo inmediato posterior. Respecto de sus atribuciones, éste cuenta conlas siguientes: 33
  31. 31. (1) Llevar la representación y la corres- pondencia oficial del tribunal;(2) Turnar los asuntos entre los Magis- trados que integren el tribunal;(3) Dictar los trámites que procedan en los asuntos de la competencia del tribunal hasta ponerlos en estado de resolución. En caso de que estime dudoso o trascendente algún trá- mite, dispondrá que el secretario respectivo dé cuenta al tribunal para que éste decida lo que estime pro- cedente;(4) Dirigir los debates y conservar el orden durante las sesiones;(5) Firmar las resoluciones del tribunal, con el Magistrado ponente y el secretario de acuerdos;(6) Las demás que establezcan las leyes.
  32. 32. TESISI ImOFICWJUDICIAL EhlCARGADO DE SISE
  33. 33. 2. Los MAGISTRADOSLa carrera judicial se encuentra integrada por di-versas categorías, entre ellos, la correspondien-te al Magistrado de Circuito. El Magistrado, tanto en un Tribunal Uni-tario como en uno Colegiado, representa la auto-ridad judicial responsable de adoptar las deci-siones tendientes a solucionar los conflictossometidos a su competencia. La diferencia entreuno y otro funcionario, radica en que mientrasen un Tribunal Unitario las decisiones son toma-das exclusivamente por el titular del órgano ju-risdiccional, y pueden ser revisadas por otroTribunal Unitario o un Tribunal Colegiado, según corresponda, en los Tribunales Cole- giados las decisiones se toman por votación de sus tres integrantes y aquellas que pronuncien en materia de amparo, únicamente pueden ser recurridas ante el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuando decidan sobre la inconstitucionalidad de una ley o establezcan la interpretación directa de un precepto consti- tucional cuya resolución, a juicio de la Suprema Corte de Justicia y conforme a acuerdos gene-
  34. 34. rales, entrañe la fijación de u n criterio deimportancia y trascendencia. Para ser Magistrado de Circuito, se requiere: (1) Ser ciudadano mexicano por nacimien- to, que no se adquiera otra nacio- nalidad. (2) Estar en pleno goce y ejercicio de sus derechos civiles y políticos. ( 3 ) Ser mayor de treinta y cinco años. (4) Gozar de buena reputación. (5) No haber sido condenado por delito intencional con sanción privativa de libertad mayor de un año. (6) Contar con tifxlo de licenciado en dere- cho expedido legalmente y práctica pro- fesional de cuando menos cinco años. (7) Además de los requisitos previstos en la Ley Orgánica del Poder Judicial
  35. 35. de la Federación respecto de la carrera judicial. Los Magistrados de Circuito son nom-brados y adscritos por el Consejo de la Judica-tura Federal, con base en criterios objetivos yde acuerdo con los requisitos y procedimientosque establezca la ley. En el ejercicio de su cargoduran seis años, al término de los cuales, sifueren ratificados o promovidos a cargos supe-riores, sólo podrán ser privados de sus puestospor las causas que señala la ley respectiva, o porretiro forzoso al cumplir setenta y cinco añosde edad.3. Los SECRETARIOSEl Secretario de Tribunal de Circuito es el fun-cionario judicial encargado de dar constanciade la autenticidad de las actuaciones, así co-mo de examinar las solicitudes de demandas yprocedimientos legales, para posteriormenteestudiar los problemas y presentar proyectosde resolución al Magistrado respectivo. El secre-tario del Tribunal Colegiado de Circuito puede
  36. 36. desarrollar diversas funciones, a saber: de se-cretario de acuerdos, de secretario proyectistay de secretario de compilación de tesis. Para ser secretario de Tribunal de Circuito,se deberá contar con experiencia profesional deal menos tres años y satisfacer los demás requi-sitos exigidos para ser Magistrado, salvo el dela edad mínima. Además, su nombramiento seráde conformidad con las disposiciones de la ca-rrera judicial.4. Los ACTUARIOSLos actuarios son los funcionarios judicialesdotados de fe pública que se encargan de comu-nicar a las partes, o bien, a un tercero que pudie-ra ser afectado, las resoluciones que han tomadolos Magistrados de Circuito, en los juicios o pro-cedimientos legales que se tramitan ante ellos;además, se encargan de cumplir las órdenes dedichos funcionarios cuando éstas tienen quellevarse a cabo fuera de las instalaciones de lostribunales.
  37. 37. 40 CORTE JUSTICIA DE LA N A C I ~ N SUPREMA DE Destacan entre sus actividades: (1) Recibir los expedientes de notifica- ciones o diligencias que deban llevarse a cabo fuera de la oficina del órgano jurisdiccional. (2) Hacer las notificaciones y practicar las diligencias que ordene el titular del ór- gano jurisdiccional al que se encuen- tren adscritos. (3) Dar fe de las actuaciones y diligencias en las que participan. (4) Devolver las actuaciones, previas las anotaciones que correspondan; y (5) Asentar en el expediente, la razón en caso de existir imposibilidad para prac- ticar las diligencias ordenadas. Los actuarios deberán ser ciudadanos mexi- canos, en pleno ejercicio de sus derechos, con título de licenciado en derecho expedido le-
  38. 38. galmente, gozar de buena reputación y no habersido condenados por delito intencional con san-ción privativa de libertad y mayor de un año. Los actuarios de los Tribunales de Circuitoserán nombrados de conformidad con las dis-posiciones aplicables en materia de carrera ju-dicial.
  39. 39. Los Tribunales Colegiados de Circuito, conexcepción de los asuntos que corresponden alPleno y a las Salas de la Suprema Corte de Jus-ticia de la Nación, tienen competencia paraconocer de: (1) Los juicios de amparo directo contra sentencias definitivas, laudos o re- soluciones que pongan fin al juicio, por violaciones cometidas en ellos o du- rante la secuela del procedimiento. (2) Los recursos qae procedan contra autos y res@i~aiones pronuncien que las Jueces de Distrito, los Tribunales U~&.twfi@~dc Circuito o el superior del
  40. 40. tribunal responsable, cuando, entre otros casos, desechen una demanda de amparo o concedan o nieguen la sus- pensión definitiva.(3) Del recurso de queja.(4) Los recursos de revisión contra sen- tencias pronunciadas en la audiencia constitucional por los Jueces de Dis- trito, Tribunales Unitarios o el superior del tribunal responsable.(5) Los conflictos de competencia que se susciten entre Jueces de Distrito o Tri- bunales Unitarios de Circuito en mate- ria de juicios de amparo.(6) Los impedimentos y excusas que en materia de amparo se susciten entre Jueces de Distrito, y en cualquier ma- teria entre los Magistrados de los Tri- bunales de Circuito.(7) Los recursos de reclamación.
  41. 41. (8) Los recursos de revisión contra resolu- ciones definitivas de los tribunales de lo contencioso administrativo federales y del Distrito Federal. (9) Los demás asuntos que expresamente les encomiende la ley o delegados por el Pleno de la Suprema Corte de Justi- cia de la Nación. Además, los Tribunales Colegiados de Cir-cuito tienen la facultad de apercibir, amonestare imponer multas hasta de 180 días del importedel salario mínimo general vigente en el Dis-trito Federal al día de cometerse la falta, a losabogados, agentes de negocios, procuradores olitigantes, cuando en las promociones que haganante ellos falten al respeto a algún órgano omiembro del Poder Judicial de la Federación.El amparo es el medio protector por excelenciade las garantías individuales establecidas en la
  42. 42. Constitución Federal. Específicamente, tiene porobjeto resolver conflictos que se presenten: (1) Por leyes o actos de las autoridades que violen garantías individuales. (2) Por leyes o actos de la autoridad federal que restrinjan o vulneren la soberanía de los Estados o del Distrito Federal. (3) Por leyes o actos de estos últimos que afecten la competencia federal. Existen dos clases de amparo: el directo y elindirecto. El amparo directo es competencia delos Tribunales Colegiados de Circuito y, en algu-nos casos, de la Suprema Corte de Justicia dela Nación. Procede contra sentencias definiti-vas, laudos y resoluciones que pongan fin aljuicio, dictadas por tribunales judiciales, adrninis-trativos o del trabajo, que afecten la defensa delquejoso, y en contra de los cuales no exista algún otro medio de defensa a través del cual puedan ser modificados o dejados sin efecto.
  43. 43. La Ley de Amparo especifica el trámite ylos términos a que deben someterse el amparodirecto ante los Tribunales Colegiados de Circui-to y, en su caso, ante la Suprema Corte de Jus-ticia de la Nación. La demanda de amparo directo debe for-mularse ante la autoridad responsable queemitió la sentencia definitiva, laudo o reso-lución que pone fin al juicio, quien debe remitirdicha demanda, así como los autos originales alTribunal Colegiado de Circuito, dentro deltérmino de tres días. Al mismo tiempo deberendir su informe con justificación, y dejar copiaen su poder de dicho informe. El Tribunal Colegiado de Circuito debeexaminar la demanda de amparo, y si encuentramotivos manifiestos de improcedencia, debedesecharla de plano y comunicar su resolución ala autoridad responsable. Si hubiere irregularidad en el escrito dedemanda, por no satisfacerse los requisitosestablecidospor la ley, el Tribunal Colegiado de
  44. 44. Circuito debe otorgar al promovente un tér-mino que no exceda de cinco días, para que sub-sane las omisiones o corrija los defectos en quehubiere incurrido, los que deben ser precisadosen la providencia relativa. Si el quejoso no diere cumplimiento a lo dis-puesto, se tendrá por no interpuesta la deman-da y se comunicará la resolución a la autoridadresponsable. Si el Tribunal Colegiado de Circuito no en-cuentra motivo alguno de improcedencia odefecto en el escrito de demanda, o si fueronsubsanadas las deficiencias referidas, la de-manda debe ser admitida y se deberá notificar alas partes el acuerdo relativo. La tramitación de una demanda de amparodirecto en los Tribunales Colegiados está a cargode quien representa a cada tribunal, o sea, el Ma-gistrado presidente, quien es el responsable deproveer lo necesario para que el asunto se re-suelva con la prontitud debida.
  45. 45. Una vez integrado el expediente de amparo,con o sin el pedimento del Ministerio Público Fe-deral, el presidente del Tribunal Colegiado debeturnar el expediente dentro del término de cincodías al Magistrado relator que corresponda paraque formule por escrito el proyecto de resolu-ción redactado en forma de sentencia, para locual, el presidente del Tribunal debe firmar unauto, que tiene los efectos de citación para sen-tencia, la que se debe pronunciar sin discusiónpública dentro de los quince días siguientes, porunanimidad o por mayoría de votos. El Magistrado ponente, con su secretarioproyectista, debe formular el proyecto de sen-tencia, el cual debe enviar de inmediato a losotros dos Magistrados para su estudio. Una vezanalizado por los tres Magistrados, se formulauna lista que debe fijarse en los estrados del Tri-bunal, firmada por el Magistrado ponente,cuando menos con un día de anticipación a lafecha de la sesión del tribunal. En dicha sesión sediscute cada uno de los asuntos y se toma la vo-tación, con la posibilidad de resolver el asuntopor mayoría o por unanimidad de votos. Si el
  46. 46. proyecto del Magistrado ponente se aprueba sinadiciones ni reformas, se tiene como senten-cia definitiva, y debe firmarse la ejecutoriadentro de los cinco días siguientes. En el caso de que no se apruebe el proyectose designa a un Magistrado de la mayoría paraque formule nuevo proyecto conforme al cri-terio de ésta, es decir, según lo expresado en lasesión. En estos casos el Magistrado disidentepodrá formular voto particular, en el cual razonalos motivos de su disconformidad. Este nuevoproyecto se firma dentro de los quince días. Una vez firmadas las ejecutorias de am-paro directo que concedieron el amparo se re-mite testimonio de la ejecutoria a la autoridadresponsable para su cumplimiento. En casosurgentes y de notorios perjuicios para el agra-viado, puede ordenarse el cumplimiento de lasentencia por la vía telegráfica, sin menoscabode que también se comunique por oficio. En elpropio despacho en que se haga la notificacióna las autoridades responsables, se les prevendráque informen sobre el cumplimiento que se déal fallo de referencia.
  47. 47. Es un medio de impugnación, que, de con- formidad con los artículos 83/84 y 85 de la Ley de Amparo, procede para combatir ante los Tri-bunales Colegiados de Circuito los autos y reso-luciones pronunciados por los Jueces de Distrito o el superior del tribunal responsable, en su caso,que desechen o tengan por no interpuesta unademanda de amparo; también contra las reso-luciones de los Jueces de Distrito o del superiordel tribunal responsable, en su caso, en lascuales: (1) conceda o niegue la suspensión de- sefinitiva; (2) se modifique o revoque el auto en quese conceda o niegue la suspensión definitiva; o(3) se niegue la revocación o modificación dedicha suspensión. Asimismo, procede contralos autos de sobreseimientoy las interlocutoriasque se dicten en los incidentes de reposición deautos, así como contra las sentencias pronun-ciadas en la audiencia constitucional por losJueces de Distrito o por el superior del tribunalresponsable, siempre que no se trate de los casosprevistos en la fracción 1 del artículo 84 de laLey de Amparo.
  48. 48. No obstante, el recurso de revisión tambiénse contempla en la fracción IV del artículo 37 dela Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federa-ción, la cual reitera la competencia de los Tribu-nales Colegiados de Circuito para conocer de esterecurso en contra de las sentencias pronun-ciadas en la audiencia constitucional por 10sJueces de Distrito, Tribunales Unitarios de Cir-cuito o por el superior del tribunal responsableen los casos a que se refiere el artículo 85 de laLey de Amparo, así como cuando sea reclamadoun acuerdo de extradición dictado por el PoderEjecutivo a petición de un gobierno extranjero, o bien, cuando el Pleno de la Suprema Corte deJusticia de la Nación determine enviar para su resolución a los Tribunales Colegiados de Circuito asuntos de su competencia originaria. El recurso de revisión debe interponerse porescrito, original y copia para cada una de las par-tes, en el que el recurrente expresará los agra-vios que le cause la resolución que interponga.Los agravios que se hagan valer dentro delrecurso no necesitan cumplir con formalidades
  49. 49. rígidas y solemnes, ya que, por una parte, los di-versos preceptos de este ordenamiento que re-gulan el referido medio de defensa no exigenrequisitos para su formulación y, por otra, el es-crito a través del cual se hagan valer éstos debeexaminarse en su conjunto, por lo que será sufi-ciente que en alguna parte de éste se exprese conclaridad la causa de pedir, señalándose cuál esla lesión o agravio que las respectivas consi-deraciones le provocan, así como los motivos quegeneran esta afectación, para que el órgano re-visor deba analizarlos. El término para entablar este recurso es dediez días, que se cuentan a partir del día si-guiente al en que surta sus efectos la notifi-cación de la resolución respectiva. La propialey descarta que el recurrente pueda interponerel mismo recurso dos o más veces dentro deltérmino concedido para ello, sino solamente unavez, pues razonar en sentido contrario, impli-caría la coexistencia de dos recursos de revisióninterpuestos por el mismo recurrente en contrade la misma sentencia. Lo anterior no implica que
  50. 50. el recurrente no pueda ampliar sus agravios den-tro del término de diez días. Presentado en tiempo el recurso y recibidasen tiempo las copias del escrito de expresión deagravios, el Juez de Distrito o el superior del tri-bunal que ha cometido la violación reclamada,remitirá el expediente original al Tribunal Co-legiado, dentro del término de veinticuatrohoras, así como el original del propio escrito deagravios y la copia correspondiente al Minis-terio Público. La calificación de la procedencia oimprocedencia de un recurso de revisión no co-rresponde al Juez de Distrito, sino que es facul-tad exclusiva del tribunal al que toca conocerde él. En caso de tratarse del auto en que se hayaconcedido o negado la suspensión de plano,interpuesta la revisión, sólo deberá remitirseal tribunal, copia certificada del escrito de de-manda, del auto recurrido, de sus notifica-ciones y del oficio o escrito en que se interpusoel recurso, con la expresión de la fecha y hora derecibido.
  51. 51. Con la continuación del trámite señaladoanteriormente en cuanto a la revisión en ampa-ro directo, el presidente del Tribunal Colegiadode Circuito, según corresponda, calificará la pro-cedencia del recurso de revisión, y lo admitiráo desechará. Posteriormente, turnará el expe-diente al Magistrado relator dentro del términode cinco días, a efecto de que formule por escrito,el proyecto de resolución redactado en forma desentencia. Este turno tendrá efectos de citaciónpara sentencia, que se deberá formular, sindiscusión pública, dentro de los quince díassiguientes, por mayoría de votos o por una-nimidad. Las resoluciones que en materia de amparodirecto pronuncien los Tribunales Colegiados deCircuito no admiten recurso alguno, a menos quedecidan sobre la inconstitucionalidad de una leyo establezcan la interpretación directa de un pre-cepto de la Constitución cuya resolución, a juiciode la Suprema Corte de Justicia de la Nación yconforme a acuerdos generales, entrañe la fija-ción de un criterio de importancia y trascen-dencia. Cabe señalar que la revisión ante el
  52. 52. Máximo Tribunal del país, restringe la materiadel recurso exclusivamente a la decisión de lascuestiones propiamente constitucionales.Es un medio de impugnación por virtud delcual, pueden combatirse las resoluciones pro-nunciadas en el juicio de amparo o que tenganrelación con él, que no admitan expresamenteel recurso de revisión. El recurso de queja procede contra algunasresoluciones dictadas en el juicio de amparo,indirecto o directo, lo mismo que contra algunosactos de las autoridades responsables relacio-nados con el cumplimiento de sentencias queconceden la protección del amparo y decidenrespecto a la suspensión. Este recurso tiene como finalidad corregir lasresoluciones de las autoridades responsables ode la autoridad de amparo, durante la tramita-ción del juicio de garantías, del incidente de sus-pensión y en el cumplimiento de las sentenciasde amparo.
  53. 53. Este recurso es procedente contra los acuerdosde trámite dictados por el presidente del Tri-bunal Colegiado de Circuito, el cual se podráinterponer por cualquiera de las partes, porescrito, en el que se expresarán agravios, dentrodel término de tres días siguientes al en que surtasus efectos la notificación de la resolución im-pugnada. El órgano jurisdiccional que deba conocer elfondo del asunto resolverá de plano este recur-so, dentro de los quince días siguientes a la in-terposición del mismo. Es decir, si el acuerdo detrámite reclamado fue pronunciado por el pre-sidente del Tribunal Colegiado, corresponde acualquiera de los otros dos Magistrados de estemismo tribunal formular el proyecto de reso-lución y será el tribunal en pleno, quien re-suelva lo relativo a dicha reclamación.Cuando entre Jueces de Distrito, o bien, entreTribunales Unitarios de Circuito se presente un
  54. 54. conflicto de competencia, ambos remitirán alTribunal Colegiado de Circuito de su juris-dicción los documentos pertinentes, para queéste resuelva. Cuando se trate de órganos juris-diccionales que no sean de la jurisdicción de unmismo Tribunal Colegiado de Circuito, enton-ces se remite el asunto al Presidente de la Supre-ma Corte de Justicia, quien ordena la tramitacióndel expediente y lo turna a la Sala respectiva,la cual resolverá lo conducente, o bien, deter-minará cuál de los órganos contendientes debeconocer del caso, sin embargo, también, puededeclarar que se trata de asuntos diversos, yque cada uno debe continuar con el conocimientodel juicio ante él promovido.Una vez turnado un expediente al Magistradoinstructor, éste debe analizar, antes de entrar alestudio del fondo del asunto, si se encuentradentro de alguno de los impedimentos que marcala Ley de Amparo, ya que un requisito indis-pensable que exige la ley al juzgador es la im-parcialidad, que consiste en el equilibrio que
  55. 55. debe mantener para conocer y decidir un caso demanera objetiva; es decir, sin que influyan en suánimo circunstancias personales que lo inclinena favor o en contra de alguna de las partes. Cuan-do se ve afectada su imparcialidad de algunamanera, se considera que el Magistrado estáimpedido para conocer de un juicio. Los impedimentos son las circunstancias que afectan la imparcialidad de los Jueces, quelos obligan a excusarse del conocimiento deljuicio respectivo. Las causales de impedimentodeben satisfacerse con exactitud y precisión, sinque sea válido considerar que se actualizan poranalogía o que estén inrnersos de manera im-plícita, y menos aún si no está claramente de-mostrado que se afecta la independencia deljuzgador. Los Magistrados deben hacer constar enautos la causa del impedimento y comunicarlaa la Suprema Corte de Justicia de la Nación paraque ésta, a través de la Sala respectiva, lo ad-mita o lo deseche.
  56. 56. 7. REVISIÓN FISCALAdemás de conocer del amparo los TribunalesColegiados de Circuito, a partir de 1988, fueroninvestidos de una jurisdicción ordinaria, porvirtud de la cual les corresponde conocer decuestiones de naturaleza contencioso adminis-trativa. Su procedencia es excepcional, lo queconvierte al Tribunal Colegiado en un verda-dero tribunal de alzada. La Constitución señala en su artículo 104,fracción 1-B, que los Tribunales Colegiados deCircuito conocerán de la revisión que se inter-ponga contra las resoluciones definitivas de losTribunaies de lo Contencioso Administrativoprevistos en nuestra Carta Magna. El desarrollo y sustanciación de la revisión,se sujetará a los trámites que la Ley de Amparofija para la revisión en amparo indirecto, lo quehace improcedente cualquier otra disposición deeste cuerpo normativo para normar esta revisión. La revisión no es un juicio de garantías yatento a que en los términos en que se encuentra
  57. 57. redactada la fracción 1-B, del artículo 104 consti- tucional, si bien es cierto que los Tribunales Colegiados de Circuito conocerán de losrecursos de revisión que se interpongan contralas resoluciones definitivas de los Tribunalesde lo Contencioso Administrativo, con sujecióna los trámites que la Ley de Amparo fije para larevisión en el amparo indirecto, también lo es queen lo concerniente a la regulación de inci-dencias que pueden darse en el juicio conten-cioso administrativo, sólo es aplicable el CódigoFiscal de la Federación, pues ahí se establece yregula el juicio que es antecedente y materia dela revisión fiscal. Las resoluciones de las Salas Regionales delTribunal Federal de Justicia Fiscal y Adminis-trativa que decreten o nieguen sobreseirnientosy las sentencias definitivas, podrán ser impugna-das por la autoridad a través de la unidad admi-nistrativa encargada de su defensa jurídica,mediante la interposición del recurso de revisiónante el Tribunal Colegiado de Circuito compe-tente en la sede de la Sala Regional respectiva.
  58. 58. Por otra parte, debe estimarse improce-dente el juicio de amparo o cualquier otro recur-so, en donde se pretenda reclamar un acuerdodictado dentro del procedimiento o sustancia-ción del recurso de revisión fiscal, porque depermitir la impugnación de tales acuerdos me-diante el juicio de amparo, se desarticularía elsistema previsto por la citada disposiciónconstitucional.8. COMPETENCIA DELEGADAConforme al articulo 94, párrafo sexto, de la Cons-titución Federal, se otorgaron facultades a laSuprema Corte para expedir acuerdos gene-rales, a fin de lograr una adecuada distribuciónentre las Salas de los asuntos que competanconocer a la Corte, así como remitir a los Tribu-nales Colegiados de Circuito, aquellos en los quehubiera establecido jurisprudencia o los que, con-forme a los referidos acuerdos, la propia Corteseñale para una mejor impartición de justicia. En consecuencia, el Pleno del Máximo Tri-bunal del país, para mayor prontitud en el des-
  59. 59. pacho d e los asuntos, emitió los siguientesAcuerdos Generales: 6 / 1999,1/ 2000,lO / 2000,4/2001, 5/2001, 6/2003 y 8/2003, a partir delos cuales, se ampliaron las facultades de losTribunales Colegiados de Circuito, mediante ladelegación de asuntos que correspondía origi-nalmente resolver al Máximo Tribunal del país. De conformidad con los acuerdos citadosy con la normatividad aplicable, corresponderesolver a los Tribunales Colegiados de Circuito,entre otros, los siguientes asuntos de la compe-tencia originaria de la Suprema Corte de Justiciade la Nación: (1) Los recursos de revisión en contra de sentencias pronunciadas por los Jueces de Distrito o los TribunalesUnitarios de Circuito, cuando: No obstante haberse impugnado una ley federal o un tra- tado internacional, por estimarlos di- rectamente violatorios de un precepto de la ConstituciónFederal, o se hubiere planteado la interpretación directa de
  60. 60. uno de ellos, en la sentencia recurrida no se hubiere abordado el estudio de esas cuestiones por haberse sobreseído en el juicio o habiéndose pronuncia- do sobre tales planteamientos, en los agravios se hagan valer causas de im- procedencia.(2) Los conflictos de competencia, con excepción de los que se susciten entre los Tribunales Colegiados de Circuito;(3) Los reconocimientos de inocencia;(4) Los incidentes de inejecución, las de- nuncias de repetición del acto recla- mado consideradas fundadas por el Juez de Distrito y las inconformidades promovidas en términos de los ar- tículos 105 y 108 de la Ley de Amparo, derivados de sentencias en que se conceda el amparo, dictadas por Jueces de Distrito o Tribunales Unitarios de Circuito.
  61. 61. Es una de las fuentes del derech0,2~ través de ala cual, éste se actualiza e integra. Surge del tra-bajo intelectual que realizan los juzgadoresautorizados para establecerla, mediante la inter-pretación de las leyes, con la finalidad de resol-ver casos concretos, o bien, al pronunciarserespecto de las cuestiones no previstas en ellas. La jurisprudencia tiene un papel pri-mordial en el funcionamiento del sistema ju-rídico mexicano, en tanto le da coherencia yuniformidad. Su consagración se encuentra en el párrafooctavo del articulo 94 de la Constitución Federal,que deja a leyes secundarias la responsabilidadde fijar los términos de su obligatoriedad, asícomo los requisitos para su interpretación ymodificación. Por "fuentes del derecho" se pueden entender los hechos o actos de los quederiva la creaci6n, rnodificaci6n o extinción de los ordenamientos jurídicos, talescomo las leyes, los códigos, los reglamentos y la jurisprudencia. Véase SUPRE-MA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN, La jurisprudencia en México, México,Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2002, p. 276.
  62. 62. Dentro del Poder Judicial de la Federaciónestán facultados para emitir jurisprudencia obli-gatoria, entre otros, los Tribunales Colegiadosde Circuito. Éstos pueden integrarla a través delproceso de reiteración, esto es, cuando lo esta-blecido en las resoluciones se sustente en cincode ellas no interrumpidas por otra en contrario,y se aprueben por unanimidad de los tres Ma-gistrados que integren el respectivo TribunalColegiado de Circuito.
  63. 63. Como se estableció en el primer punto de estaobra, desde el punto de vista gramatical, circuitoes el "terreno comprendido dentro de un perí-metro c~alquiera."~~ Los Tribunales Colegiados se encuentrandistribuidos a lo largo de todo el territorio na-cional. Sin embargo, sólo pueden conocer delos asuntos que se presentan en las zonas geo-gráficas a las que fueron asignados. Estas zonasse llaman circuitos judiciales. Actualmate mi&m 29 circuiEos judicialesen el territorio nacional. Un circuito judicial 2g REAL ACADBMIA DE LA LENGUA ESPAROLA, Diccionario de la lenguaespañola, 21a. ed., t. 1a/g, Madrid, Bspasa Calpe, 1992, p. 480.
  64. 64. puede abarcar el territorio de una entidad fede-rativa, como en el caso del Distrito Federal,Nuevo León, San Luis Potosí o Guanajuato.En otros casos, el circuito judicial comprendeel territorio de dos Estados, como es el casode Jalisco y Colima o el de Zacatecas y Aguas-calientes. Corresponde al Consejo de la JudicaturaFederal determinar, mediante acuerdos gene-rales, el número y los límites territoriales de loscircuitos en que se divida el territorio de la Repú-blica, así como el número, y en su caso, especia-lización por materia, de los Tribunales Colegiadosde Circuito en cada uno de los mencionados cir-cuitos. La circunscripción territorial de los 29 cir-cuitos en que se divide la República Mexicanaes la siguiente: 1. PRIMER CIRCUITO: Distrito Federal. 11. SEGUNDO CIRCUITO: Estado d e México.
  65. 65. 111. TERCER CIRCUITO: Estados de Co- lima y Jalisco. IV. CUARTO CIRCUITO: Estado de Nue- vo León. V. QUINTO CIRCUITO: Estado de So- nora, con excepción del Municipio de San Luis Río Colorado.VI. SEXTO CIRCUITO: Estado de Puebla.VII. SÉPTIMO CIRCUITO: Estado de Vera- cruz, con excepción de los Municipios de Acayucan, Agua Dulce, Coatzacoal- cos, Cosoleacaque, Chinameca, Hidal- gotitlán, Ixhuatlán del Sureste, Jáltipan, Jesús Carranza, Las Choapas, Meca- yapan, Minatitlán, Moloacán, Nanchi- tal de Lázaro Cáxdenas del Río, Oluta, Oteapan, Pajcapan,Can Juan Evange- lista, Sayula de Alemán, Soconusco, Soteapan, Tatahuicapan de Juárez, Texistepec, Uxpanapa y Zaragoza.
  66. 66. VIII. OCTAVO CIRCUITO: Estado de Coa- huila y los Municipios de General Simón Bolívar, Gómez Palacio, Lerdo, Mapimí, Nazas, San Juan de Guada- lupe, San Luis del Cordero, San Pedro del Gallo y Tlahualilo del Estado de Durango. IX. NOVENO CIRCUITO: Estado de San Luis Potosí. X. DÉCIMO CIRCUITO: Estado de Ta- basco y los Municipios de Acayucan, Agua Dulce, Coatzacoalcos, Cosolea- caque, Chinameca, Hidalgotitlán, Ix- huatlán del Sureste, Jáltipan, Jesús Carranza, Las Choapas, Mecayapan, Minatitlán, Moloacán, Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río, Oluta, Otea- pan, Pajapan San Juan Evangelista, Sayula de Alemán, Soconusco, Sotea- pan, Tatahuicapan de Juárez, Texis- tepec, Uxpanapa y Zaragoza del Es- tado de Veracruz.
  67. 67. TRIBUNALES COLEGIADOSCIRCUITO DE 71 XI. DÉCIMO PRIMER CIRCUITO: Estado de Michoacán. XII. DÉCIMO SEGUNDO CIRCUITO: Estado de Sinaloa. XIII. D~~IMO TERCER CIRCUITO: Estado de Oaxaca. XIV. DÉCIMO CUARTO CIRCUITO: Esta- dos de Campeche y Yucatán. XV. DÉCIMO QUINTO CIRCUITO: Esta- do de Baja California y el Municipio de San Luis Río Colorado del Estado de Sonora. XVI. DÉCIMO SEXTO CIRCUITO: Estado de Guanajuato.XVII. D~CIMO S~~PTIMO CIRCUITO: Es- tado de Chhuahua.XVIII. D~?CIMO OCTAVO CIRCUITO: Es- tado de Morelos,
  68. 68. XIX. DÉCIMO NOVENO CIRCUITO: Es- tado de Tamaulipas. XX. VIGÉSIMO CIRCUITO: Estado d e Chiapas. XXI. VIGÉSIMO PRIMER CIRCUITO: Es- tado de Guerrero.XXII. VIGÉSIMO SEGUNDO CIRCUITO: Estado de Querétaro.XXIII. VIGÉSIMO TERCER CIRCUITO: Es- tados de Aguascalientes y Zacatecas.XXTV. VIGÉSIMO CUARTO CIRCUITO: Estado de Nayarit. XXV. VIGÉSIMO QUINTO CIRCUITO: Estado de Durango, con excepción de los Municipios de General Simón Bolí- var, Gómez Palacio, Lerdo, Mapimí, Nazas, San Juan de Guadalupe, San Luis del Cordero, San Pedro del Gallo y Tlahualilo.
  69. 69. XXVI. VIGÉSIMO SEXTO CIRCUITO: Estado de Baja California Sur.XXVII. VIGÉSIMO SÉPTIMO CIRCUITO: Esta- do de Quintana Roo.XXVIII. VIGÉSIMO OCTAVO CIRCUITO: Esta- do de Tlaxcala.XXIX. VIGÉSIMO NOVENO CIRCUITO: Es- tado de Hidalgo.
  70. 70. SABER MAS.. . PARAEl lector interesado e n ampliar sus cono-cimientos acerca de los Tribunales Colegiadosde Circuito, podrá acudir, entre otras, a las si-guientes fuentes: ARELLANO GARCÍA, Carlos, El juicio de amparo, 6a. ed., Editorial Porrúa, M4xico,2000. ARTEAGA NAVA, Elisur, Derecho cons£ifu- cional, 2a. ed., México, Editorial Oxford University Press, 1999. BARAJAS MONTES DE OCA, Santiago, voz "Tribunales Colegiados", en Enciclopedia jurí- dica mexicana, t. VI Q-Z, México, UNAM- 75
  71. 71. Instituto d e Investigaciones Jurídicas / Edi- torial Porrúa, 2002. BURGOA ORIHUELA, Ignacio, El juicio de amparo, 30a. ed., México, Editorial Porrúa, 1992.0 - , Derecho constitucional mexicano, 12a. ed., México, Editorial Porrúa, 1999. CABRERA ACEVEDO, Lucio, El Constituyen- te de 1917y el Poder Judicial de la Federación, una visión del siglo XXI, México, Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2002.• ,La Suprema Corte de Justicia de la Nación, sus orlgenes y primeros años, 1808-1847, México, Poder Judicial de la Federación, 1986.O , Los Tribunales Colegiados de Cir- cuito, México, Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2001. CARPIZO Jorge, "X. Estructura del gobierno en la Constitución Mexicana de 1824", en Estu- dios constitucionales, 3a. ed., México, Editorial Porrúa, 1999. CARRANCO ZÚÑIGA, Joel, Poder Judicial, México, Editorial Porrúa, 2000. CASTRO Y CASTRO, Juventino V., Garantías y amparo, I l a . ed., México, Editorial Porrúa, 2000.
  72. 72. CRUZ BARNEY, Oscar, Historia del derecho en México, México, Editorial Oxford Univer- sity Press, 1999. FIX-ZAMUDIO, Héctor y COSSÍODÍAZ, José Ramón, El Poder Judicial en el ordenamien- to mexicano, México, Fondo de Cultura Econó- mica, 1995. FIX-ZAMUDIO, Héctor y FIX FIERRO, Héctor, "Comentario al artículo 94", en Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, comen- tada, 9a. ed., t. 11, México, UNAM-Instituto de Investigaciones Jurídicas /Poder Judicial de la Federación-Consejo de la Judicatura Federal, 1997. GARZA GARCÍA, César Carlos, Derechoconstitucional mexicano, México, EditorialMcGraw-Hill, 2000.GUINTO LOPEZ,Jesús Boanerges, El serviciocivil de carrera en la administración de la Jus-ticia Federal. México, Instihito de la JudicaturaFederal, 2000.MELGAR ADALID, Mario, "Comentario al ar-tículo 9 7 , en Constitución Polztica de los EstadosUnidos Mexicanos, comentada y concordada,15a. ed., t. IV, México, UNAM-Instituto deInvestigaciones Jurídicas / Editorial Porrúa,2000.
  73. 73. ,El Consejo de la Judicatura Federal, 4a. ed., México, Editorial Porrúa, 2000. PONCE DE LEÓN ARMENTA, Luis, Compen- dio de Legislación comentada del Poder Judicial, 2a. ed., México, Editorial Porrúa, 1998. REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPA- ÑOLA, Diccionario de la lengua española, 21a. ed., t.1 a / g, Madrid, Espasa Calpe, 1992. SOBERANES FERNANDEZ, José Luis, El Poder Judicial Federal en el siglo XIX (notas para su estudio), 2a. ed., México, UNAM-Instituto de Investigaciones Jurídicas, 1992. SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN, La Suprema Corte de Justicia, sus leyes y sus hombres, México, Poder Judicial de la Federación, 1985.e , Manual del juicio de amparo, 2a. ed., México, Editorial Themis, 1999. ,Historia constitucional del amparo mexicano, México, Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2000. VALLS H E R N ~ D E Z Sergio, Consejo de la , Judicatura Federal y modernidad en la impar- tición de justicia, Consejo de la Judicatura Federal, México, 2001.
  74. 74. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Ley de Amparo Reglamentaria de los Ar- tículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Ley Orgánica del Poder Judicial Federal. Acuerdo General 25 / 1998, del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, que establecelos criterios para la adscripción y readscripciónde Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito.Acuerdo General 6 / 2003, de treinta de marzode dos mil tres, del Tribunal Pleno de la Supre-ma Corte de Justicia de la Nación, relativo alenvío de asuntos de su competencia origina-ria a las Salas.Acuerdo 8/2003 del Tribunal Pleno de laSuprema Corte de Justicia de la Nación, detreinta y uno de marzo de dos mil tres, quederoga la fracción 1 1 del punto tercero del 1Acuerdo General Número 5/ 2001, de veinti-uno de junio de dos miluno, relativo a la deter-minación de los asuntos que conservara parasu resolución y el envío de los de su compe-
  75. 75. tencia originaria a las Salas y a los TribunalesColegiados de Circuito.Acuerdo General 23/2001, del Pleno delConsejo de la Judicatura Federal, relativo ala determinación del número y límites territo-riales de los circuitos en que se divide el terri-torio de la República mexicana; y al número,a la jurisdicción territorial y especializaciónpor materia de los Tribunales Colegiados yUnitarios de Circuito y de los Juzgados deDistrito. CD-ROMSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LANACIÓN, CD-ROM Jurisprudencia y tesisaisladas 2917-2002, IUS 2002, México, 2002. , CD-ROM La Constitución y suinterpretación por el Poder Judicial de la Fede-ración, 3a. versión, México, 2001. , CD-ROM Ley de Amparo y suinterpretación por el Poder Judicial de la Fede-ración, 3a. versión, México, 2001.
  76. 76. Presentacion r 0 ....................................................... 51. Concepto .......................................................... 711. Antecedentes ................................................. 91 1 Marco jurídico ............................................. 23 1. 1. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ......,.............. 23 2. Ley de Amparo Reglamentaria de los Artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos .....................28 3. Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación .........................28 4. Acuerdos Generales ............................. 29
  77. 77. IV. Integración ................................................... 33 . 1 El presidente del tribunal ...................33 2. Los Magistrados .................................... 36 3. Los Secretarios....................................... 38 4. Los Actuarios .........................................39V . Atribuciones y funcionamiento ................43 1 Amparo directo ..................................... 45 . 2 . Recurso de revisión ..............................51 3. Recurso de queja ................................... 56 4. Recurso de reclamación ......................57 5. Conflictos de competencia ..................57 6. Impedimentos ........................................ 58 7. Revisión fiscal ........................................ 60 8. Competencia delegada ........................ 62 9. La jurisprudencia .................................. 65VI . Circuitos judiciales...................................... 67 ...................Para saber miis*... ., ......................m 75
  78. 78. DE COORDINACI~N COMPILACI~N Y SISTEMATIZACIC>N DE TESIS MTRA. CIELITO BOL~VAR GALINDO Directora General de la Coordinación de Compilacidn y Sistematización de Tesis LIC. ERIKA ARELLANO HOBELSBERGER Directora del Semanario Judicial de la Federación LIC. ISRAEL TRUJILLO VIEYRA Titular de la Unidad de Divulgación de la Cultura lurídica LIC. ARTURO GUILLERMO LARIOS D ~ A ZSubdirector de la Unidad de Divulgacidn de la Cultura Juridica
  79. 79. La edición de esta obra estuvo al cuidado d e la Coordinaciói~ Compilación y de Sistematización de Tesis de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Esta obra se terminó en septiembre de 2003 y se imprimió en Programas Educativos, S.A. de C. V. La edición consta de 2,000 ejemplares.

×