Your SlideShare is downloading. ×
Adolecencia Y Adultes
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Adolecencia Y Adultes

13,547
views

Published on

Published in: Health & Medicine, Education

1 Comment
9 Likes
Statistics
Notes
  • Muy lindo trabajo, lastima que no se puede bajar para dar una clase con el o algo por el estilo, pierde todo proposito...
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
13,547
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
1
Likes
9
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Neurodesarrollo El Cerebro a lo largo de la Vida Adolescencia y Adultez Msc. Johnny Cartín jcartin@gmail.com tel.88796729
  • 2. Temas propuestos • Puntos críticos en el desarrollo del cerebro y diferencias entre la maduración cronológicas y cognitiva del cerebro. • Diferencias funcionales, hormonales y estructurales por edad y genero
  • 3. “Cerebro Adolescente” Anatomía del cerebro adolecente
  • 4. “Adolescencia” Caracterizada por cambios importantes en el carácter y el comportamiento, junto a incrementos de la actividad hormonal, que condiciona la aparición de los caracteres sexuales secundarios y una aceleración en la velocidad de crecimiento.
  • 5. Cerebro adolecente El desarrollo de nuevas técnicas para medir la función del cerebro, están permitiendo conocer mejor su proceso de desarrollo, comprobando que este demora más de lo que se pensaba, y que aun en la adolescencia no se ha completado. Ello plantea problemas cuando se trata de juzgar el comportamiento del adolescente en relación al adulto.
  • 6. Adolescencia La velocidad de crecimiento disminuye, pero continúa hasta aproximadamente los 17 años, cuando ya alcanza su madurez completa. Otros piensan que el proceso dura hasta los 21 -25 años.
  • 7. Los cambios • Corteza pre-frontal: es la ubicación de las funciones quot;ejecutivasquot;, de alto nivel, durante el proceso cognitivo. Entre otras cosas permite desarrollar planes en detalle, ejecutarlos, y bloquear las acciones irrelevantes. Entre los 10 y 12 años, esta región sufre un agrandamiento, seguido por una dramática disminución a los 20 años. Probablemente esto es debido a un crecimiento de las conexiones neuronales, seguido por una etapa de poda, en la que se pierden las conexiones establecidas que ya no se necesitan.
  • 8. Cuerpo calloso Estas son fibras nerviosas que cruzando de un lado a otro, unen el lado derecho e izquierdo del cerebro. Se piensa que estas partes están comprometidas en el aprendizaje del lenguaje, incrementándose su actividad tanto antes como durante la pubertad, para luego disminuir el ritmo de su crecimiento. Esto ayuda a explicarse el por qué la habilidad para aprender idiomas declina rápidamente después de los 12 años de edad.
  • 9. Striatum ventral derecho Se piensa que esta área del cerebro está comprometida en la búsqueda de premio por el comportamiento. Un estudio del año recién pasado, muestra que en quot;el juego de recompensasquot; en el adolescente, hay menor actividad en esta zona, en relación a los adultos. Los investigadores especulan que los adolescentes son empujados al riesgo, con comportamientos de premio, tal como el robo en escaparates de tiendas, o el uso de drogas, ya que esta zona está en baja actividad.
  • 10. Glándula pineal Produce la hormona mecatona, cuyos niveles se elevan en la tarde, señalando que es tiempo de dormir. Durante la adolescencia, el máximo de mecatona se alcanza más tarde en el día. Esto explicaría por qué el adolescente tiende a estar entusiasmado en las noches y le cuesta levantarse en la mañana.
  • 11. Evidencias Estudios realizados por Imágenes de Resonancia Magnética (IRM) y disecciones anatómicas, han podido comprobar que en la adolescencia se produce una disminución de las desordenadas células nerviosas que forman la sustancia gris, que paulatinamente se van cubriendo por una capa grasa protectora, llamada sustancia blanca.
  • 12. Cerebelo Esta parte del cerebro continúa el crecimiento hasta bien avanzada la adolescencia. Gobierna la postura y los movimientos, ayudando a mantener el balance y al mismo tiempo, asegurando que el movimiento sea suave y directo. Influye en otras regiones del cerebro responsable por la actividad motora y puede también comprometerse el lenguaje y otras funciones cognitivas.
  • 13. Evidencias Jay Giedd y colaboradores del National Institute of Mental en Bethesda, Maryland, muestra que antes de la pubertad se produce un repunte del crecimiento de la materia gris, pero que luego es seguido por una disminución, a un ritmo de 1% al año, durante todo el período de adolescencia. En la misma medida, se incrementa el volumen de la materia blanca. Se piensa que el proceso es la traducción de la interconexión neuronal, que van siendo estimulados por la experiencia.
  • 14. Cambio progresivo Nitin Gogtay y sus colaboradores del mismo NIMH, han realizado un estudio de seguimiento individuos, desde los 4 a los 21 años. Observan que desde la parte posterior del cerebro, se va produciendo un cambio de materia gris a materia blanca, que termina por cubrir hasta el lóbulo frontal, que sería el último que termina su maduración. quot;Analizando las imágenes, observamos como una ola de cambios del cerebro, que se mueve desde atrás hacia el frente, como el incendio de un bosque” señalan los investigadores.
  • 15. Crecimiento del volumen cerebral • Tomás Paus de McGill University en Montreal y sus colaboradores, mediante el IRM estructural, muestran que en este período se engruesan las conexiones neuronales de diferentes regiones cerebrales, como si se estuvieran cubriendo con una capa protectora de mielina (Sience, 19 de Marzo de 1999, Pág. 1908).
  • 16. Los adultos se comportan de un modo diferente No porque tenían una estructura cerebral diferente, sino porque usan las mismas estructuras en diferente forma. quot;Un lóbulo frontal totalmente desarrollado, coordina impulsos que le vienen de diferentes partes del cerebroquot;, exp1ica Gur. quot;Si alguien te insulta, tu cerebro emocional dice quot;mátaloquot;, pero tu lóbulo frontal te dice que tú estás en el cocktail de una fiesta, de modo que contesta sólo en forma cortante.
  • 17. Maduración • En la medida que el cerebro adolescente madura, se reorganiza para integrar información que está recibiendo de diferentes regiones. La neurocientista Beatriz Luna, de la Universidad de Pittsburg, usando IRM que ilumina los distintos sitios del cerebro que se activan, ha encontrado que el cerebro del adolescente se conecta sólo con regiones locales, mientras que el cerebro del adulto lo hace con zonas distantes y más distribuidas.
  • 18. Usan mecanismos cerebrales diferentes Todos estos resultados apoyan otras evidencias que confirman que los adolescentes no controlan los impulsos como los adultos. En un trabajo en la revista quot;Child Developmentquot;, se muestra que voluntarios de 14 años desarrollan las tareas tan bien como los adultos, pero ellos activan los impulsos principalmente sólo en la corteza pre frontal del lóbulo frontal, mientras que los adultos, desarrollan respuestas más complejas. Es decir, los adolescentes para lograr sus objetivos, usan mecanismos cerebrales diferentes a los del adulto.
  • 19. Estrés y memoria Susan Andersen, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard , y sus colegas, hallaron que los sujetos expuestos al estrés durante la adolescencia, tenían en la adultez concentraciones menores de nuero transmisores clave en el hipocampo, una región cerebral importante para el aprendizaje y la memoria.
  • 20. Adolescentes no siempre pueden recuperarse de un trauma • Sus cerebros pueden ser más susceptibles a cambios permanentes derivados del estrés, en comparación con niños más pequeños.
  • 21. Más propensos a comportamientos erráticos • Abigail Baird y Debora Yurgelun-Todd de la escuela de Medicina de Harvard, iniciaron un estudio tendiente a identificar en adolescentes y adultos, las emociones que percibían al mostrarles fotografías de caras que expresaban miedo. Para ello registraba sus respuestas en las imágenes de IRM de sus cerebros. Como esperaban, en el IRM funcional, cada vez que mostraba las caras de miedo, se observaba actividad en la región de la amígdala. Pero en los adolescentes en la corteza pre-frontal no brillaba, a diferencia de lo que sucedía en la corteza pre-frontal de los adultos, sugiriendo que en ellos la respuesta emocional tenía pocas inhibiciones.
  • 22. ¿Rebeldía? Según un estudio realizado en del NIMH y la UCLA EUA, la personalidad depende en gran medida de los estímulos recibidos en la adolescencia, entre los 12 y los 18 años, y los comportamientos que incluyen a la rebeldía en ese periodo están influidos por esos cambios. Esos comportamientos típicos de la adolescencia no están sólo influidos por los cambios hormonales, sino que el intercambio de estímulos con el medio ambiente es fundamental para la conformación del perfil Jay Giedd y Paul psicológico de allí en más. Thompson, • La construcción de estructuras y funciones estaría influida por esos estímulos y tendrían consecuencias permanentes.
  • 23. Medir consecuencias • Por otra parte los adolescentes responden mal al tipo de pensamiento que requiere mirar el futuro para visualizar el resultado de sus acciones, una característica que evalúa la capacidad de toma de riesgos. Baird preguntaba: ¿te gustaría tomar los patines y tirarte calle abajo? quot;Los adultos sabían el riesgo que podían correr y su respuesta era por lo menos dudosa. Pero los adolescentes no veían las cosas del mismo modo, porque tenían dificultades para generar hipótesis de que les podía suceder, ya que no habían tenido acceso a las muchas experiencias que ya han tenido los adultosquot;, señala Baird. Esta habilidad de evaluar riesgos, aparece entre los 15 a 18 años.
  • 24. Ira y cerebro • Los lóbulos frontales parecen tener que ver con el control de la ira. Los pacientes que poseen lesiones en esta área parecen ser incapaces de frenar su comportamiento agresivo, no poseen mecanismos corticales inhibitorios para controlar sus impulsos. • Esta regiones no se encuentra desarrolladas durante la adolescencia.
  • 25. “Edad de la razónquot; • Jay Giedd, (NIH) de Estados Unidos la adolescencia es quot;un tiempo peligroso, cuando debería ser el mejor” Según estudios existentes, los adolescentes tienen 4 veces más probabilidades que los conductores de más edad de verse involucrados en un choque y 3 veces más posibilidades de morir en un accidente de auto. Las probabilidades de que un chico de 17 años sufra un accidente se duplican si hay pares en el auto. …La sociedad y la tradición ubicaban el punto de madurez intelectual, la quot;edad de la razónquot;, varios años antes, esta se produce alrededor de los 25 años.
  • 26. ¿21 a 25 años? Un estudio de los (NIH) de E.E.U.U sugiere que la región del cerebro que inhibe el comportamiento riesgoso no se desarrolla completamente hasta los 25 años. quot;Pensábamos que los niveles más altos de madurez física y cerebral se alcanzaban a los 18 años, tal vez antes, de modo que esto nos sorprendióquot;, dijo Jay Giedd, un psiquiatra pediátrico que lideró el estudio. Eso hace que la adolescencia sea quot;un tiempo peligroso, cuando debería ser el mejorquot;.
  • 27. En resumen • Muchos investigadores están de acuerdo que el cerebro del adolescente no ha alcanzado la madurez y que sus respuestas son diferentes a las del adulto, especialmente en lo que concierne al lóbulo frontal.
  • 28. ¿y en la Adultez?
  • 29. Dogmas centrales de la neurociencia tradicional En la adultez • El cerebro humano adulto es inmaleable, y no podría cambiarse a sí mismo una vez plenamente desarrollado. • El cerebro humano adulto no puede regenerarse. No puede generar nuevas células nerviosas, lo que se perdió es irrecuperable.
  • 30. Adultez • Durante muchos años – incluso en el ámbito de la neurociencia- se pensó que el cerebro del adulto era un órgano terminado, una alcanzada la adultez nuestra capacidad cognitiva alcanzaba su esplendor y su tope y era realmente poco lo que podríamos hacer al respecto.
  • 31. Adultez • Todo se trataba de seguir viviendo y evitar el deterioro, todos escuchamos que una vez una neurona se pierde es imposible recuperarla y la adultez era una suerte de campo minado para no perder más neuronas de la cuenta
  • 32. Sin embargo • Ahora sabemos que no es el caso: más que establecerse como un trozo de arcilla en un molde, el cerebro es más bien como un trozo de masilla, en el que cada nueva experiencia produce una impresión duradera.
  • 33. Plasticidad sináptica (o neural) • Requiere reorganización de las conexiones entre las células nerviosas, y es posiblemente el descubrimiento más importante de la neurociencia moderna. A partir de las investigaciones de los últimos 20 años, está bien establecido que el cerebro puede adaptarse él mismo a cualquier circunstancia, lo que despliega la posibilidad de terapias para una gran variedad de condiciones neurológicas.
  • 34. Pequeños cambios gran diferencia • Hasta ahora, se creía que tal reorganización se restringía a un pequeño número de conexiones dentro de áreas discretas del cerebro. Pero nuevas investigaciones publicadas en la revista Current Biology (marzo 2009) por Santiago Canals proporcionan hoy la primera evidencia de que las modificaciones locales en pequeño número pueden ocasionar cambios globales en la conectividad del cerebro.
  • 35. Los cerebros adultos se reorganizan después de una lesión • Autores, de la Universidad Johns Hopkins, del MIT y de la Universidad de California en Irvine ofrecen evidencias de que la corteza visual de los adultos (el área del cerebro que recibe las imágenes de los ojos) sí tiene la capacidad de reorganizarse. Es más, esa reorganización afecta a la percepción visual.
  • 36. ¿Neuronas que se regeneran? • Los investigadores de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, y de la Academia Sahlgrenska, en Suecia, demostraron la existencia de células madre en ciertas zonas del cerebro, justamente debajo de cavidades llenas de líquido encéfalo raquídeo, denominadas ventrículos.
  • 37. ¿Neuronas que se regeneran? • El doctor Marx Baxter, de la Universidad de Oxford, señaló que quot;este estudio es importante porque revela un grupo de neuronas en el cerebro humano adulto que continuamente se están regenerando.quot; • quot;El estudio abre otra vía por medio de la cual podríamos descubrir formas para reparar cerebros humanos dañados producto de accidentes o enfermedades. Además, se enfatiza la importancia de la investigación con animales, como guía para el estudio biomédico en humanos.quot;
  • 38. ¿Novedad? • En su libro seminal de 1949, La organización del comportamiento, el neuropsicólogo canadiense Donald Hebb postuló un mecanismo por el que la experiencia puede convertirse en aprendizaje, afectando a las conexiones entre células nerviosas del cerebro.
  • 39. (Long-term potentiation, LTP) potenciación a largo plazo • Este mecanismo se ha convertido desde entonces en el más intensamente estudiado por la neurociencia moderna, y en general se cree que constituye la base celular del aprendizaje y la memoria, aunque aún es preciso probarlo de forma inequívoca.
  • 40. La LTP • Se define como el reforzamiento persistente de una conexión entre dos células nerviosas que sigue a la estimulación simultánea de ambas células.
  • 41. Úselo y refuércelo • Algunos estudios han apuntado a un incremento en la cantidad de moléculas neurotransmisoras producidas por la señal de generación celular, mientras que otros sugieren que existe un incremento en la concentración de receptores en la membrana de la célula que recibe la señal.
  • 42. Generando nuevas neuronas • Pero ahora es bien sabido que el cerebro humano adulto contiene pequeñas poblaciones de células madre neurales, que son capaces de dividirse a fin de generar nuevas neuronas durante la edad adulta. La función de estas nuevas células es todavía poco claro.
  • 43. O se usa o se pierde… • O como decían las abuelas “lo que no se mueve se apelota” ,la evidencia en este sentido es abrumadora, el cerebro mantiene sus condiciones cognitivas en mejor estado cuando es utilizado de manera activa en actividades que exijan un mínimo de esfuerzo mental.
  • 44. Utilizar lo que se tiene… • Cuando una función deja de ser utilizada con frecuencia, lo que normalmente ocurre es que esa capacidad se atrofia o al volver a ser usada es deficiente. • Igualmente el cerebro posee la capacidad de trabajar excelentemente y elevar sus índices de efectividad de respuesta ante una situación o tarea que es constantemente llevada a cabo. • Ocurre lo contrario con aquellas actividades pocas veces repetidas.
  • 45. Ejercicios cognitivos e intelectuales • Estos conforman la columna vertebral del acondicionamiento básico que se le debe dar al cerebro para que todas sus capacidades se mantengan en un buen estado.
  • 46. Exigir sus funciones • Estas exigencias presentadas durante la ejercitación conllevan al aumento de la circulación sanguínea, lo que procura una mayor limpieza en la sangre, elevar la capacidad de oxigenación del cerebro y una mejor marcha de las redes neuronales. Todo esto se alineará en un resultado obvio: el buen estado y el óptimo funcionamiento de las capacidades mentales.
  • 47. Observa y poner atención • Según los especialistas, estas actividades de activación de las capacidades cognitivas, son estimuladas en mayor porcentaje cuando se trabaja de manera especial con la capacidad de observación. El sustento se encuentra en que mediante la observación, los procesos cognitivos son mayores, hay una mayor elaboración de procesos mentales y por tanto, el cerebro se esfuerza y trabaja más.
  • 48. La atención. • Cuando se enfocan todas las capacidades cognitivas hacia una determinada labor o actividad, lo que realmente hace es enfocar todos sus esfuerzos mentales en un determinado punto, ordenar al cerebro que se dedique exclusivamente a resolver o llevar a cabo una tarea en especial. El cerebro lo que hace es maximizar sus potencialidades para poder cumplir con la demanda y por tanto, trabajar al cien por ciento.
  • 49. 3 cosas sencillas • Los especialistas recomiendan tres consideraciones principales que son: • La observación aguda. • La lectura y escritura. • El constante aprendizaje.
  • 50. La lectura constante • Y prolongada ayuda a mejorar la capacidad de razonamiento, condiciona la capacidad de observación y concentración, beneficia la agilidad mental, al mismo tiempo que trabaja con la memoria y las actitudes verbales. (Dr. Gary Small / UCLA / Courtesy to The Chronicle)
  • 51. (Dr. Gary Small / UCLA / Courtesy to The Chronicle) Dos imágenes una leyendo un texto en línea u la otra haciendo una búsqueda en internet, Ambas actividades estimulas las regiones del lenguaje en el cerebro, pero la búsqueda web se dedica más áreas de trabajo del cerebro.
  • 52. La observación aguda • Como explicamos antes, impulsan el trabajo considerado de alta capacidad cognitiva.
  • 53. El aprendizaje • Se Vuelve una actividad fundamental, sin importar la edad, debe ser considerada como una actividad que nunca se debe perder, ya sea aprender tareas nuevas o mantener una constante actualización profesional, esto ayudará a mantener frescas las capacidades cognitivas.
  • 54. El aprendizaje • Ya sea de adulto o de joven, mantenerse en constante aprendizaje debería ser una costumbre que no debiera perderse, muchas veces esto sucede por la carga de trabajo que nos obliga a dejar de lado algunos estudios. • Las tareas que nos brindan capacidad de aprender y mantenernos en constante crecimiento de información, tendrían que considerarse como fundamentales.
  • 55. Alimentación y relajación • Ambas juegan un rol importante. • El estrés y las preocupaciones, normales en nuestra vida diaria, evitan que la gimnasia mental sea eficiente. • Por eso el control emocional, es fundamentalmente importante para tener un bienestar cognitivo considerable.