• Like
  • Save

Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
3,038
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
3

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. I SIMPOSIUM INTERNACIONAL SOBRE TANATOPRAXIA La importancia de la imagen del finado en el proceso de elaboración del duelo José Antonio Camacho Conde Barcelona, 16 y 17 de noviembre de 2009 1
  • 2. ESQUEMA -Introducción - Manifestaciones culturales. - El término duelo - Expresión del duelo. - Trabajando la experiencia: -Las creencias en el duelo. -La imagen y la reconstrucción de significado -La imagen y la elaboración del duelo -La preparación del cuerpo -El rito funerario -El humanismo en el tanatopractor (p.ej. el duelo y los niños) 2
  • 3. Manifestaciones culturales El significado de la muerte se define socialmente, y la naturaleza de los rituales funerarios, del duelo y el luto reflejan la influencia del contexto social en donde ocurren. Así, diferentes culturas manejan el problema de diferente manera. Las pequeñas diferencias serán impuestas por el muy personal concepto de muerte de cada uno. Por otra parte, el tipo de muerte ("buena" o "mala" muerte) se corresponde también con un estilo funerario particular. 3
  • 4. Manifestaciones culturales • Morir en manos de sanitarios. • Ocultación de la muerte. • Limitación emocional. 4
  • 5. El término duelo • DSM-IV: “Esta categoría puede usarse cuando el objeto de atención clínica es una reacción a la muerte de una persona querida”. 5
  • 6. El término duelo • DSM-IV: “Esta categoría puede usarse cuando el objeto de atención clínica es una reacción a la muerte de una persona querida”. 6
  • 7. Expresión del duelo • La muerte duele. • Es el dolor del amor. • Tiene el poder de humanizarnos. 7
  • 8. Trabajando la experiencia EL DUELO •Es necesario. •Ayuda a la adaptación del doliente. • Permite el restablecimiento del equilibrio roto tras la pérdida. •Posibilita la elaboración de nuevos vínculos. 8
  • 9. Trabajando la experiencia •Porque puede ser un proceso largo, doloroso y lleno de sufrimiento para la persona que ha perdido un ser querido. •Porque se inicia antes de que ocurra el fallecimiento. La elaboración del duelo comienza en el momento en que se tiene conciencia de la pérdida. Diversos estudios demuestran que es una causa importante de morbimortalidad en la familia después del fallecimiento. 9
  • 10. Las creencias en el duelo • Si se dan una serie de situaciones, el proceso de duelo puede vivirse de forma natural y no complicada. • Las creencias pueden estar relacionadas con una religión o no, pero hacen mantener viva la esperanza de que de alguna forma hay una continuidad después de la vida. • La ayuda que pueden favorecer las creencias, la religiosidad o la espiritualidad es ineludible. • Igualmente es importante el beneficio que aporta el contar con la ayuda humana, desde la comprensión, empatía y acogida. 10
  • 11. La imagen y la reconstrucción de significado La muerte se afrontará de forma muy diferente, si ésta se produce repentinamente (accidentes, atentados, víctimas de desastres naturales, etc.). La persona no tiene “suficiente” tiempo para prepararse a esta “realidad”, es “inesperada” y se enfrenta a ella de forma “traumática”. La imagen cognitiva del finado habitual se percibe como “desfigurada”. Tendrá que elaborar y reconstruir cognitivamente la imagen “desfigurada” y adaptarla a la imagen “presentada (o real)” . 11
  • 12. La imagen y la reconstrucción de significado La investigación[1] ha demostrado que la muerte repentina da origen a un sentimiento más difícil. Una muerte repentina es efectivamente una crisis. La reacción inicial ante la “imagen real” dependerá de la personalidad. Puede ser “histérica”, si es la primera vez que ve un cadáver o si le aterra la muerte. Si hay personal preparado o adecuado (p.ej. psicólogo) en el tanatorio se les avisará para atender estos casos. [1] Saunders, C. and Murphy E. 12
  • 13. La imagen y la reconstrucción de significado Los tanatopractores noveles o inexpertos, deberán recibir información sobre cómo ha ocurrido la muerte, los gustos del difunto, etc... para “reconstruir” la imagen y que ésta tenga significado para la familia y ayuda al proceso de elaboración del duelo. Abordarán el tema de la muerte de manera gradual y con apoyo, utilizando -por ejemplo- un “mentor”, con el que comentará los pormenores. 13
  • 14. La imagen y la reconstrucción de significado El tanatopractor en el buen ejercicio de su profesión ayudará al proceso de "reconstrucción de significado", que tiene esa pérdida; la imagen adecuada permite que en muchos casos los familiares puedan elaborar cognitivamente y verbalmente el duelo "Cada segundo que pasa es un (p.ej. “si está como era”, “sólo parece que segundo en el pasado, cada parte del pasado es soporte del duerme”), evitando las imágenes presente, y cada presente al traumáticas. volverse pasado dará lugar a un futuro" 14
  • 15. La imagen y la elaboración del duelo El Arte de Daguerre A finales del siglo XIX, ante la muerte de un ser querido la familia convocaba a un fotógrafo, quien realizaba las tomas con la escenografía habitual para fotografías de seres vivos. Es más, muchas veces se retrataban vivos y muertos en una típica foto familiar maquillando y arreglando los cadáveres a fin de obtener una imagen familiar normal. La mayoría de estas fotografías se tomaban horas después de la muerte 15
  • 16. La imagen y la elaboración del duelo La fotografía podía ser el único recuerdo del finado...en algunos casos se convertía en una imagen “natural”, sanadora de la pérdida o incluso “devocional”. Tal hecho, lo denota la tomada (pre-mortem) a la religiosa María Josefa Recio[1] minutos antes de fallecer. [1] Fundadora de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, en Proceso de Beatificación. 16
  • 17. La imagen y la elaboración del duelo El ocultamiento subrepticio del cuerpo es algo patógeno. Exponer el cuerpo en una unidad o sala representa la aceptación de la realidad de la muerte y permite a los vivos ofrecerle los últimos respetos. La imagen forma parte del proceso del duelo de un ser querido y es el último recuerdo que les puede quedar antes de la despedida. 17
  • 18. La imagen y la elaboración del duelo -Si el cuerpo ha sido convenientemente preparado, considerando los gustos del difunto en su vestimenta, y logrando una presentación adecuada del cadáver, el tanatopractor habrá hecho un buen trabajo. - Su contribución no habrá sido meramente práctica, sino cooperadora en el proceso del duelo. - El tanatopractor, no realiza un trabajo rudimentario únicamente, sino que se convierte en un eslabón más del proceso del duelo junto a otros profesionales que han atendido previamente al finado. 18
  • 19. La preparación del cuerpo Ilustración del Libro de los Muertos Tiene una gran importancia en diferentes culturas (egipcia, griega, romana y judía). Distintos ritos funerarios y de preparación del cuerpo, han influido y se engloban actualmente en nuestra cultura occidental. 19
  • 20. La preparación del cuerpo EGIPTO Los verdaderos maestros del arte del embalsamamiento y la momificación fueron los egipcios. Al cuerpo se le extraían todos los órganos que, para evitar la podredumbre, eran sustituidos por diversas sustancias aromáticas, para que el cuerpo se conservara en perfecto estado. Con la sal (natrón), cubrían el cuerpo, de forma que se protegiera; posteriormente, era lavado, para ser por último, cubierto con las tiras de lino. 20
  • 21. La preparación del cuerpo LA OTRA VIDA O LA OTRA ORILLA La práctica se originó debido a la creencia en la inmortalidad del espíritu humano, dando lugar al desarrollo del embalsamamiento y la momificación, para poder preservar la identidad del individuo en la vida futura, de acuerdo con sus costumbres. En el antiguo Egipto enterraban, inicialmente, a sus muertos en la caliente arena del desierto, en recipientes con hierbas, lo que provocaba que los restos se desecaran rápidamente, previniéndolos así de la descomposición; posteriormente eran sepultados. Más tarde, comenzaron a construir mastabas de adobe, e idear el complejo proceso de la momificación y los rituales asociados con el entierro que dieron origen a los ritos funerarios. 21
  • 22. La preparación del cuerpo SIRIA E ISRAEL En Siria prevalece la costumbre de envolver al muerto. Por lo regular se le cubre la cara con una servilleta, y entonces se envuelven las manos y los pies con lienzos de lino. La descripción de Lázaro, cuando Jesús lo llamó de la tumba, indica que la misma costumbre era practicada en aquellos días: "Y el que había estado muerto, salió, atadas las manos y los pies con vendas; y su rostro estaba envuelto en un sudario" (Jn. 11.44.). El cuerpo de Jesús de Nazaret fue así envuelto también por José de Arimatea y Nicodemo: "Tomaron pues el cuerpo de Jesús, y envolviéronlo en lienzos con especias, como es costumbre de los judíos 22 sepultar" (Jn. 19:40)
  • 23. El rito funerario ¿QUÉ RAZÓN HAY PARA QUE EXISTAN LOS RITOS FUNERARIOS? 23
  • 24. El rito funerario En la sociedad occidental, históricamente, el luto ha sido una costumbre donde se especificaba indumentaria, comportamiento y límites de interacción y tiempo. Al parecer existe una rápida caída de prestigio y desacreditación de la persona en duelo. Esto ha llevado a que muchas de las dificultades actuales para recuperarse de la pérdida de un ser querido se deba, en parte, a la ausencia de rituales establecidos y patrones estructurados de duelo. No debemos olvidar que la interacción social es un elemento central que permite que el deudo comience a reconstruir su realidad con un significado e identidad en la vida. 24
  • 25. El rito funerario En la fase inicial del duelo predominan sentimientos de incredulidad, aturdimiento, confusión, inquietud y trastornos de memoria transitorios (relacionados con una afectación temporal de la capacidad de concentración y de la atención). Debido a estos trastornos, y a que el deudo suele estar más hipersensible a la información que proviene de la comunicación infraverbal (gestual) que de la verbal, el mejor reconocimiento de la realidad de la pérdida durante esta fase inicial del duelo dependerá mucho de la información obtenida visualmente. 25
  • 26. El rito funerario El velatorio puede aliviar a través de los comentarios en torno al cadáver expuesto como imagen natural y ayudar a la elaboración del duelo. Sabemos que la negación de la muerte y el duelo, y la simplificación de los rituales funerarios, se asocia a una mayor dificultad en la recuperación por la pérdida de un ser querido, debemos entonces recuperar, potenciar y/o rehabilitar aquellos rituales que ofrezcan al deudo mayor información visual importante para facilitar su reconocimiento de la realidad. 26
  • 27. El rito funerario El tanatoprator con su trabajo va a permitir que la familia y la comunidad pueda desarrollar la “ritualización de la muerte”. El duelo en cuanto a dolor o Ideas Generales: acto corresponde a la esfera de lo • Ayuda en la medida de lo posible a que se intrapsíquico y es por tanto universal; y despidan. el duelo en cuanto a rito colectivo viene • Facilita el decir determinado por la cultura. Los ritos adiós; ayuda a la aceptación. funerarios han desempeñado siempre un • Permite expresar el papel preponderante en la tradición dolor de forma compartida. cultural del los pueblos. 27
  • 28. El humanismo en el tanatopractor La pérdida dolorosa de un ser querido invita a una reflexión profunda sobre el sentido de la vida, de las relaciones, del amor. ¿Puede la muerte enseñarnos a vivir, puede contribuir a humanizarnos? ¿Cómo acompañar o “ayudar” a quien atraviesa este trance a vivir sanamente su duelo?... 28
  • 29. El humanismo en el tanatopractor •Revisando el informe médico para saber las causas del fallecimiento • Dedicándole el tiempo necesario al cadáver para su preparación (lavado, taponamiento, inyección de líquidos, peinado, etc.) ya que no se trabaja con un objeto ni con un animal; se trabaja con un cuerpo humano. • Pensar que el difunto ha tenido una psicología (espíritu) y que la imagen presentada debería ofrecer un halo de “vitalidad”. • Considerar los hábitos de acicalamiento y la vestimenta del difunto para presentarlo dignamente (fotografía). 29
  • 30. El humanismo en el tanatopractor El tanatopractor puede enfrentar con éxito la difícil, pero gratificante tarea de contrarrestar los efectos de la pérdida, mediante una profesión cargada de sentido, optimismo y creatividad, en la que el trabajo asistencial sea eficaz y el humanismo una realidad. 30 Fuente: Now I Lay Me Down to Sleep
  • 31. Ahora os toca continuar la tarea con dosis de humanismo. "He aquí mi secreto: no se ve bien más que con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos". (Antoine de Sain-Exupéry) 31