Your SlideShare is downloading. ×
Pureza sexual o inmoralidad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Pureza sexual o inmoralidad

8,898
views

Published on

Published in: Spiritual

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
8,898
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
111
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1.
  • 2. Pureza Sexual o Inmoralidad?
    22 mayo 2010
  • 3. Verdad Central
    Nuestro Cuerpo Pertenece a Dios y la Pureza Sexual lo Honra
  • 4. Versículo Clave
    1 Corintios 6:20 Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
  • 5. Versículo Clave 2
    2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
  • 6. Definición de Inmoralidad Sexual
    La Pureza Sexual
    Qué es la Inmoralidad Sexual
  • 7. Levíticos 18: 1-5
    Levíticos 18:1-5 El Señor se dirigió a Moisés y le dijo: (2) "Di a los israelitas lo siguiente: "Yo soy el Señor su Dios. (3) "No sigan las costumbres de Egipto, país en el cual vivieron. "No sigan las costumbres de Canaán, país al cual voy a llevarlos, ni vivan conforme a sus leyes. (4) "Cumplan mis decretos; pongan en práctica mis leyes; vivan conforme a ellos. Yo soy el Señor su Dios. (5) "Pongan en práctica mis leyes y decretos. El hombre que los cumpla, vivirá. Yo soy el Señor.
  • 8. Levíticos 18: 6-23
  • 9. (6) "Ningún hombre debe acercarse a una mujer de su propia familia para tener relaciones sexuales con ella. Yo soy el Señor. (7) "No deshonres a tu padre teniendo relaciones sexuales con tu madre; además, ella es tu madre y no debes hacerlo. (8) "No deshonres a tu padre teniendo relaciones sexuales con su mujer. (9) "No tengas relaciones sexuales con tu hermana. Ya sea tu hermana por parte de padre o por parte de madre; ya sea que haya nacido en la casa o fuera de ella, no debes tener relaciones sexuales con ella. (10) "No te deshonres a ti mismo teniendo relaciones sexuales con tu nieta, sea por parte de tu hijo o de tu hija. No debes tener relaciones con ella. (11) "No tengas relaciones con la hija de la mujer de tu padre. Ha sido engendrada por tu padre, y es tu hermana. No debes tener relaciones con ella.
  • 10. (12) "No tengas relaciones sexuales con la hermana de tu padre; es de la misma sangre que tu padre. (13) "No tengas relaciones sexuales con la hermana de tu madre; es de la misma sangre que tu madre. (14) "No deshonres a tu tío teniendo relaciones sexuales con su mujer, pues es tu tía. (15) "No tengas relaciones sexuales con tu nuera, pues es la mujer de tu hijo; no debes tener relaciones sexuales con ella. (16) "No deshonres a tu hermano teniendo relaciones sexuales con su mujer. (17) "No tengas relaciones sexuales con una mujer y con la hija de esa mujer, ni tomes a su nieta, ya sea por parte de su hijo o de su hija, para tener también relaciones sexuales con ella. Esa es una conducta depravada, pues son de la misma sangre.
  • 11. (18) "No tomes como mujer a la hermana de tu esposa, ni tengas relaciones sexuales con ella mientras tu esposa viva, para no crear enemistad entre ellas. (19) "No tengas relaciones sexuales con una mujer en su periodo de menstruación. (20) "No te acuestes con la mujer de tu prójimo ni tengas relaciones sexuales con ella, para que no te hagas impuro por esa causa. (21) "No entregues a ninguno de tus hijos como ofrenda al dios Moloc. [1] No ofendas así el nombre de tu Dios. Yo soy el Señor. (22) "No te acuestes con un hombre como si te acostaras con una mujer. Ese es un acto infame. (23) "No te entregues a actos sexuales con ningún animal, para que no te hagas impuro por esa causa. Tampoco la mujer debe entregarse a actos sexuales con un animal. Eso es una infamia.
  • 12. B. Las Consecuencias de la Desobediencia
    Levíticos 18: 24-30
    "No se hagan impuros con ninguna de estas cosas. Con ellas se han hecho impuros los pueblos que yo voy a arrojar de la presencia de ustedes, (25) y también su país quedó impuro; pero yo les pedí cuentas de su maldad y el país arrojó de sí a sus habitantes. (26) Pero ustedes los israelitas, y los extranjeros que viven entre ustedes, pongan en práctica mis leyes y mis decretos, y no cometan ninguno de estos actos infames, (27) pues todas estas infamias las cometieron los que habitaron el país antes que ustedes, y la tierra quedó impura.
  • 13. (28) ¡Que no los arroje de sí el país por hacerlo impuro, tal como arrojó a la gente que lo habitó antes que ustedes! (29) El que cometa cualquiera de estas infamias, será eliminado de entre su pueblo. (30) Por lo tanto, pongan en práctica mi precepto y no caigan en las prácticas infames cometidas antes de ustedes, ni se hagan impuros con ellas. Yo soy el Señor su Dios."
  • 14. II. Prohibición de la Conducta Inmoral
    Romanos 1:26-32 Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Hasta sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza; (27) de la misma manera, los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos por los otros. Hombres con hombres cometen acciones vergonzosas, y sufren en su propio cuerpo el castigo merecido por su perversión. (28) Como no quisieron reconocer a Dios, él los ha abandonado a sus perversos pensamientos, para que hagan lo que no deben.
  • 15. (29) Están llenos de toda clase de injusticia, perversidad, avaricia y maldad. Son envidiosos, asesinos, pendencieros, engañadores, perversos y chismosos. (30) Hablan mal de los demás, son enemigos de Dios, insolentes, vanidosos y orgullosos; inventan maldades, desobedecen a sus padres, (31) no quieren entender, no cumplen su palabra, no sienten cariño por nadie, no sienten compasión. (32) Saben muy bien que Dios ha decretado que quienes hacen estas cosas merecen la muerte; y , sin embargo, las siguen haciendo, y hasta ven con gusto que otros las hagan.
  • 16. B. Evite las Conversaciones Inmorales
    Efesios 5:3-5 Ustedes deben portarse como corresponde al pueblo santo: ni siquiera hablen de la inmoralidad sexual ni de ninguna otra clase de impureza o de avaricia. (4) No digan indecencias ni tonterías ni vulgaridades, porque estas cosas no convienen; más bien alaben a Dios. (5) Pues tengan por cierto que quien comete inmoralidades sexuales, o hace cosas impuras, o se deja llevar por la avaricia (que es una especie de idolatría), no puede tener parte en el reino de Cristo y de Dios
  • 17. III. Nuestro Cuerpo Pertenece a Dios
  • 18. A. El Pecado Sexual no Beneficia a Nadie
    1 Corintios 6:12-17 Se dice: "Yo soy libre de hacer lo que quiera." Es cierto, pero no todo conviene. Sí, yo soy libre de hacer lo que quiera, pero no debo dejar que nada me domine. (13) También se dice: "La comida es para el estómago, y el estómago para la comida." Es cierto, pero Dios va a terminar con las dos cosas. En cambio, el cuerpo no es para la prostitución sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo. (14) y así como Dios resucitó al Señor, también nos va a resucitar a nosotros por su poder. (15) ¿Acaso no saben ustedes que su cuerpo es parte del cuerpo de Cristo? ¿Y habré de tomar yo esa parte del cuerpo de Cristo y hacerla parte del cuerpo de una prostituta? ¡Claro que no! (16) ¿No saben ustedes que cuando un hombre se une con una prostituta, se hacen los dos un solo cuerpo? Pues la Escritura dice: "Los dos serán como una sola persona."[5] (17) Pero cuando alguien se une al Señor, se hace espiritualmente uno con él.
  • 19. B. Honre a Dios con su Cuerpo
    1 Corintios 6:18-20 Huyan, pues, de la prostitución. Cualquier otro pecado que una persona comete, no afecta a su cuerpo; pero el que se entrega ala prostitución, peca contra su propio cuerpo. (19) ¿No saben ustedes que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que Dios les ha dado, y que el Espíritu Santo vive en ustedes? Ustedes no son sus propios dueños, (20) porque Dios los ha comprado. [6]Por eso deben honrar a Dios en el cuerpo.