Internet, la tecnología que cambió el mundo

6,742 views

Published on

Por primera vez en la historia, podemos experimentar que el Mundo es una comunidad global, con cuyos individuos
podemos relacionarnos de manera instantánea. Cualquier información puede difundirse y provocar cambios y reacciones
en lugares alejados, y existe la posibilidad "democrática" para cualquier individuo de transmitir sus creaciones ideas u opiniones.
Todas este nuevo panorama está generando cambios sociales, y también cambios en valores que creíamos firmemente asentados.
De la misma manera, por supuesto,aparecen conflictos y nuevos problemas.

Published in: Health & Medicine, Education
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
6,742
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
99
Actions
Shares
0
Downloads
32
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Internet, la tecnología que cambió el mundo

  1. 1. Hospital Schestakow Internet: la tecnología que cambió el Mundo autor Pablo Peralta Tuesday, 25 de September de 2007 La adopción de Internet a nuestra vida diaria ha generado cambios tan rápidos, y de tal magnitud, que aún no hemos sido capaces de asimilar su verdadera trascendencia. Sergio Guillen e Ignacio Basagoiti. ITACA-TSB de la Universidad Politécnica de Valencia. 16/05/2007 Por primera vez en la historia, podemos experimentar que el Mundo es una comunidad global, con cuyos individuos podemos relacionarnos de manera instantánea. Cualquier información puede difundirse y provocar cambios y reacciones en lugares alejados, y existe la posibilidad “democrática” para cualquier individuo de transmitir sus creaciones ideas u opiniones. Todas este nuevo panorama está generando cambios sociales, y también cambios en valores que creíamos firmemente asentados. De la misma manera, por supuesto, aparecen conflictos y nuevos problemas. Entre estos últimos, la brecha tecnológica supone una drástica división del Mundo en dos categorías, los países e individuos que tienen acceso a las posibilidades que brinda Internet, y aquellos que no lo tienen. Sus repercusiones abarcan aspectos de todo tipo: personales, sociales y, sobre todo, económicos. La exclusión tecnológica tiene una importante relación con la edad. No olvidemos que en nuestro país, por ejemplo, los mayores de 45 años tienen problemas para usar las nuevas tecnologías. Algo se mueve en el mundo de la salud La salud y los sistemas sanitarios no son ajenos a esta revolución silenciosa aunque, sin lugar a dudas, se han incorporado a ella con cierto retraso. Hasta hace pocos años, los ciudadanos no tenían la posibilidad de acceder a otra información sanitaria que no fuera la que los profesionales podían proporcionarles directamente. Internet ha supuesto el cambio del problema de acceso a la información, por el de la selección de ésta. La utilidad de la información sanitaria online es hoy incuestionable, tanto como herramienta para la educación sanitaria de los pacientes, como para la investigación y formación continuada de los profesionales. El acceso a información y servicios esta generando, a su vez, cambios en las propias estructuras sanitarias. Las estrategias e intervenciones de promoción y prevención no pueden ser ajenas a los intereses y necesidades de los ciudadanos. Del mismo modo, conseguir a pacientes formados e informados, capaces de tomar decisiones con independencia, comienza a ser el primer objetivo de aquellas sistemas sanitarios que quieren organizarse alrededor del individuo y su entorno. De este modo, ya en este momento todos los servicios de salud de nuestro país cuentan con portales, dirigidos al ciudadano, donde poder ofrecer información sanitaria y una vía de relación directa con el sistema. Además, Internet no solo es información. Su ubicuidad la ha convertido en la plataforma indispensable para ofrecer nuevos servicios. Las posibilidades de la e-administración (citación, historia clínica, trámites administrativos) son las más baratas y fáciles de implantar. En este sentido, un ejemplo puede resultar ilustrativo de lo rápido que se están produciendo los cambios. En el año 1998 instauramos un sistema de cita previa electrónica para los servicios médicos de la Universidad Politécnica de Valencia. Esto supuso una experiencia innovadora y, como tal, fue recogida por Diario Médico. Pues bien, solo 8 años después la cita previa vía Internet ya está disponible para millones de ciudadanos en España. Lo mismo ocurre con la Historia clínica electrónica y la firma digital. Importantes cambios han llegado al ciudadano de forma rápida y, casi, imperceptible. Otra cuestión distinta son los sistemas de telemedicina. Teleconsulta, telemonitorización domiciliaria, hospitales virtuales descentralizados. . . son experiencias que vienen desarrollándose desde hace décadas, han demostrado su coste- efectividad en determinadas situaciones y grupos poblacionales, el desarrollo de la tecnología de consumo las hace factibles y asequibles, pero su implantación se dilata por las dificultades de integrar dichas capacidades en estructuras sanitarias rígidas, diseñadas para labores asistenciales tradicionales. No obstante, algo se mueve por fin en este campo, y los servicios de salud más innovadores comienzan a implantar las nuevas capacidades que la tecnología nos brinda. http://hospitalschestakow.org/home Motorizado por Joomla! Generado: 12 January, 2010, 19:24
  2. 2. Hospital Schestakow Por último, desde el plano profesional, Internet siempre ha sido una herramienta indispensable para asegurar el acceso a información de calidad, y hacer posible que la investigación no se vea limitada por cuestiones geográficas. A través de las listas de correo, los foros y, hoy en día, los blogs, los médicos han utilizado las herramientas a su alcance para poder comunicarse con sus colegas. Las posibilidades de adquirir nuevos conocimientos son hoy casi iguales para un médico rural que para un especialista hospitalario, y se brinda a los profesionales mas alejados del sistema la posibilidad de participar en experiencias de investigación antes impensables. Las aplicaciones basadas en Internet permiten, no solo el acceso a la información para pacientes y profesionales, sino que existan herramientas colaborativas que actúen como comunidades virtuales basadas en los mismos intereses y comunidades (web 2.0) y, finalmente, que dicha información se articule y personalice, conforme a las necesidades y capacidades de cada usuario (Web 3.0). La explotación de estas posisbilidades parea los profesionales sanitarios tiene aún un desarrollo incipiente, pero alcanzará mayor relieve en los proximos años. Hoy recordamos con una sonrisa las consultas manuales a los catálogos bibliográficos, y los días de búsqueda que suponía enfrentarse a la escritura de una tesis o un simple artículo, o el uso de Telnet, o pedir cita con el bibliotecario para que nos dejase consultar las pocas bases de datos que estaban automatizadas. El open source o las publicaciones electrónicas de accseo libre están tomando fuerza y relevando a las publicaciones tradicionales en papel. Como vemos, multitud de cambios, grandes y pequeños, con los que Internet se ha introducido en nuestra vida y cuya importancia se hace visible tan solo con echar un poco la vista atrás. ¿Qué nos espera? La rápida evolución tecnológica, la extensión y mejora de las redes de alta capacidad, y que todo esto se transfiera como bien de consumo a un precio asequible, nos va a ofrecer en la próxima década un panorama que se puede vislumbrar, pero cuyo impacto es aún insospechado. WIMAX, GRIDs, dispositivos implantables y vestibles, nanosensores, sistemas inalámbricos, web semántica y agentes inteligentes, educación para la salud, inteligencia ambiental, sistemas de asistencia domiciliaria, sistemas de ayuda a la calidad de vida. . . son todas ellas líneas de investigación sobre las que en España trabajan centros punteros como el Instituto ITACA de Valencia o la Universidad Politécnica de Madrid y cuyos frutos se irán introduciendo de manera natural en nuestras vidas de los próximos años. No obstante, estamos seguros de que la verdadera explosión de Internet y, con ella, de las aplicaciones de salud dirigidas al ciudadano, ocurrirá cuando el ordenador se adueñe del salón de cada casa y se integre en la propia televisión. Disco duro y TDT ya han llegado, tenemos por delante un maravilloso futuro lleno de incógnitas y problemas, pero también de nuevas oportunidades de trabajar por la salud y bienestar de nuestros semejantes. http://hospitalschestakow.org/home Motorizado por Joomla! Generado: 12 January, 2010, 19:24

×