• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
LA CONSTRUCCIÓN DEL SABER Y DEL SABER HACER (fragmento)
 

LA CONSTRUCCIÓN DEL SABER Y DEL SABER HACER (fragmento)

on

  • 1,533 views

Artículo que hace énfasis en las semejanzas y diferencias entre los conceptos pedagogía, educación, didáctica y enseñanza

Artículo que hace énfasis en las semejanzas y diferencias entre los conceptos pedagogía, educación, didáctica y enseñanza

Statistics

Views

Total Views
1,533
Views on SlideShare
1,274
Embed Views
259

Actions

Likes
0
Downloads
17
Comments
0

3 Embeds 259

http://javierdanilo.blogspot.com 233
http://www.javierdanilo.blogspot.com 25
http://javierdanilo.blogspot.ca 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    LA CONSTRUCCIÓN DEL SABER Y DEL SABER HACER (fragmento) LA CONSTRUCCIÓN DEL SABER Y DEL SABER HACER (fragmento) Document Transcript

    • LA CONSTRUCCIÓN DEL SABER Y DEL SABER HACER (Fragmento) RICARDO LUCIO A.La presente exposición se ha dividido en tres partes. En la primera se mostraráuna posibilidad de clarificación de los conceptos pedagogía y didáctica. En lasegunda, una aproximación, tal vez pedagógica, a la construcción individual ysocial del saber. En la tercera parte se aportarán, desde el punto de vista de ladidáctica, tres enfoques fundamentales para la construcción de ese saber.Primera parte: educación y enseñanza, pedagogía y didácticaExiste, cierta confusión conceptual en el empleo de los términos educación,pedagogía, enseñanza y didáctica. Sugiero a continuación un enfoque, algoesquemático y ciertamente muy personal, mediante el cual se puede precisar elalcance temático específico y las relaciones mutuas entre estos cuatro dominios.EducaciónDe los términos enunciados, quizá el más amplio sea el de educación. Más queuna definición, se intenta realizar una aproximación a lo fundamental del concepto.El hombre es un ser en continuo crecimiento. Crecer significa muchas cosas:evolucionar, desarrollarse, adaptarse, asimilar, recibir, integrarse, apropiarse,crear, construir.Este crecimiento se realiza gracias a un permanente intercambio con el medio; yeste medio es (específicamente para el hombre) eminentemente social.Educación, en sentido amplio, es el proceso por el cual la sociedad facilita, demanera intencional o implícita, este crecimiento en sus miembros. Por tanto, laeducación es ante todo una práctica social, que responde a, o lleva implícita, unadeterminada visión del hombre (de lo que se puede llamar su crecer).Lo que sucede muchas veces es que la sociedad de consumo, en la primacía dela producción de mercancías por un hombre convertido en mercancía, ha puestoun doble límite al crecimiento: por un lado permite crecer solamente en el sentidopasivo de recibir las destrezas necesarias para producir eficientemente y, comoconsecuencia, limita el crecimiento al tiempo necesario para alcanzar la medidaestándar de trabajador-mercancía. El concepto de educación se restringeentonces, por un lado, a transmitir la información y desarrollar las destrezasnecesarias para acoplarse al sistema de producción y, por el otro, se limita a una
    • edad humana determinada: hay una época para educarse y otra diferente paraproducir.Contra estas restricciones se enfrentan conceptos contemporáneos tales como elde educación liberadora y educación para la autodeterminación (que superan elestrecho marco de la educación-transmisión) y el de educación permanente (paraun crecimiento en sentido amplio, que dura toda la vida).PedagogíaEl proceso educativo puede desarrollarse de manera artesanal, casi que intuitiva,como lo han desarrollado todos los pueblos en algún momento del transcurso desu historia. En este sentido existe un saber implícito, no tematizado, en la prácticaeducativa de todos los pueblos, que forma parte de su acerbo cultural, y quepuede llamarse "saber educar". En la medida en que este saber se tematiza y sehace explícito, aparece la pedagogía. Hay pedagogía cuando se reflexiona sobrela educación, cuando el saber educar implícito, se convierte en un saber sobre laeducación (sobre sus cornos, sus por qués, sus hacia dóndes). El desarrollomoderno de la pedagogía significa adicionalmente la sistematización de estesaber, de sus métodos, procedimientos y la delimitación de su objetivo.Por tanto la pedagogía como saber teórico-práctico explícito, sobre la educación,está condicionada por la visión amplia o estrecha que se tenga de educación y, asu vez, por la noción que se tenga del hombre como ser que crece en sociedad.De ahí que algunos limitan el concepto de pedagogía al arte de conducir a losjóvenes en su crecimiento (físico, mental, emocional, etc.), mientras otros hablanya de una pedagogía general que incluye, además de la pedagogía orientada a losniños y jóvenes, la pedagogía de adultos (o andragogía); también se habla de lapedagogía liberadora, de la jesuítica, o de la pedagogía alemana, etc.EnseñanzaLa enseñanza (o instrucción) representa un aspecto específico de la prácticaeducativa. Mientras que la educación se refiere al hombre como a un todo, y supráctica se diluye en la sociedad en su conjunto, la enseñanza como prácticasocial específica supone, por un lado, la institucionalización del quehacereducativo y, por el otro, su sistematización y organización alrededor de procesosintencionales de enseñanza/aprendizaje (o al menos de enseñanza...).La aparición de la enseñanza como un proceso sistemático e institucional suponeuna especialización creciente de las funciones en la sociedad, mediante la cual nosólo se condensa el quehacer educativo en unos tiempos y espacios determinados(aparición del fenómeno escuela, sino que también, al interior de éstos, sesistematiza y organiza el acto instruccional (aparición del fenómeno sesión declase).
    • DidácticaEl saber que tematiza el proceso de instrucción y orienta sus métodos, susestrategias, su eficiencia, etc., se llama didáctica. La didáctica está entoncesorientada por un pensamiento pedagógico, ya que la práctica de la enseñanza esun momento específico de la práctica educativa.Dado que la pedagogía tiende a especializarse o a particularizarse en pedagogíasespecíficas, a partir de concepciones diferentes del hombre como ser que crece; laenseñanza ha girado históricamente alrededor de los aspectos cognitivos eintelectuales. Es claro que la enseñanza no se limita a estos aspectos. Pero suinstitucionalización (por ejemplo en educación primaria, secundaria y superior) sítiende a especializarse y definirse progresivamente en torno a actividades delconocimiento. Ello explica afirmaciones como la siguiente: "La instrucción,conjuntamente con la enseñanza, medio extrínseco para la formación intelectualcon sus métodos y técnicas, constituye el objeto propio de la Didáctica"Por ello la didáctica, como ciencia de la enseñanza, tiende a especializarsefundamentalmente en torno a áreas o parcelas del conocimiento. Se habla así deuna didáctica general, como también de una didáctica de las matemáticas o de lasciencias sociales, de una didáctica de la enseñanza secundaria o de una didácticadel trabajo científico. Aunque también podría hablarse de una didáctica de lasicomotricidad o de una didáctica del comportamiento intersubjetivo, en cuantoque estos aspectos pertenecen al mundo de lo aprendido y, por lo tanto, de algunamanera pueden ser enseñados sistemática y planificadamente, en la educacióninstitucionalizada.La didáctica es entonces a la enseñanza lo que la pedagogía a la educación. Setrata de dos saberes (uno global, otro específico), que orientan dos prácticassociales (una más global, otra más específica). Si la enseñanza es un momentoespecífico, importante aunque no único, del proceso educativo, la didáctica serátambién un componente importante (aunque tampoco único) de la pedagogía.Así como puede darse una educación asistemática, prácticamente artesanal, sepodría igualmente hablar de una enseñanza igualmente artesanal o empírica. Enel primer caso, el saber educar no se habría tcmaiizado en un saber pedagógico;en el segundo caso, la enseñanza no estaría orientada por el saber didáctico:cuando mucho, estaría orientada por la didáctica implícita (y poco científica) alproceso rutinario de transmitir conocimientos en clase a unos alumnos pasivosque tratan de escuchar.Pedagogía y didáctica
    • Resumiendo, la educación es un proceso amplio, integral; la enseñanza unoespecífico. El saber pedagógico es la orientación metódica y científica delquehacer educativo, el saber didáctico lo es de la enseñanza. Hay pues en estavisión de los cuatro componentes una relación entre saber y práctica social, y unaentre lo global y lo específico. Ello nos permite completar el cuadro con lassiguientes afirmaciones fundamentales:La pedagogía responde a la pregunta ¿cómo educar?. La didáctica lo hace con lapregunta ¿cómo enseñar?". Ambas preguntas tienen su horizonte específico: elhorizonte del ¿cómo educar? Es el por qué y el para qué de la educación, y elhorizonte del ¿cómo enseñar? Es el por qué y el para qué de la enseñanza. Elprimero es de tipo más bien antropológico-filosófico, el segundopredominantemente de tipo histórico-práctico.La pedagogía es el saber que orienta la labor del educador. La didáctica orienta unaspecto específico de ella: su labor como docente. Para saber cómo se educa hayque conocer cómo es el hombre, cómo crece: la pedagogía se apoya en lasicología y en la sicología evolutiva.Para saber cómo se enseña hay que saber cómo se aprende: la didáctica seapoya en la sicología del aprendizaje.Todo saber se apoya igualmente, mediante un trabajo interdisciplinario, endisciplinas auxiliares. La pedagogía recurre adicionalmente a la antropología y a lasociología. La didáctica a la melódica, al manejo de los medios de comunicación,al diseño curricular, etc.La didáctica se expresa en un currículo (más aún, algunas corrientes alemanasllaman a la didáctica la "ciencia del currículo"), mientras que la pedagogía lo haceen un programa educativo o en un proyecto pedagógico.La didáctica se concretiza en el aula de clase, que tiene a la escuela como suentorno. La pedagogía escolar puede concretizarse en la escuela como grupohumano que tiene al sistema educativo de la sociedad particular como entorno.También está la pedagogía familiar, etc.Partiendo de esta precisión conceptual, y como conclusión de esta primera parte,se señalarán dos grandes desviaciones que se pueden presentar en el quehacereducativo. La primera desviación es la de una didáctica sin pedagogía. Sin laperspectiva globalista e integradora de la visión pedagógica, la didáctica es uninstrumento para enseñar mejor, sin preocuparse por el a quién: el alumno es unamáquina pensante, acumuladora (y productora, en el mejor de los casos) deconocimientos. La investigación educativa sucumbe a las tentaciones positivistasde limitarse a investigar metodologías empíricas para pensar mejor, saber más,diseñar mejores textos o audiovisuales, manejar de una manera ordenada ysistemática el ambiente (colectivo, grupal o individual) de clase.
    • Si bien la didáctica puede manejarse como un saber autónomo, con objetivos ymetodologías propios, como todo saber necesita un horizonte; al perderlo, el saberpor el saber se convierte en un fin. El horizonte de la didáctica debe serlapedagogía, así como el horizonte de la pedagogía es una concepción determinadadel hombre, de su crecer en sociedad.A mi juicio, el gran pecado del boom de la tecnología educativa, de la instrucciónprogramada, fue precisamente el de separar a la didáctica del pensamientopedagógico, convirtiéndola en una serie de recetas eficientes pero carentes denorte.La otra desviación es la de una pedagogía sin didáctica. Es tal vez la tentaciónmás frecuente, sobre todo cuando se atraviesan momentos cruciales de reflexióneducativa y de replanteamientos pedagógicos; es olvidarse del arte (y la ciencia)concreto de enseñar, de la construcción del conocimiento.Denota cierto facilismo enfrascarse en discusiones interminables sobre losfundamentos filosóficos o las connotaciones políticas, sociales y culturales delquehacer educativo, olvidándose de enriquecer la tarea concreta, de tipo cognitivo,a desarrollar en el aula de clase. Equivale a olvidarse que existe un patrimoniocultural importante en todas las áreas del conocimiento humano, al cual tienenderecho de acceder y en cuya construcción y enriquecimiento deben participareficientemente todos los educandos; es olvidarse que mientras el quehacereducativo es compartido por maestros, padres y por toda la sociedad en general,la enseñanza ordenada y sistemática es responsabilidad casi exclusiva de losmaestros.Los "oprimidos", se arguye muchas veces, tienen derecho a apropiarse de supropio destino, a participar en la construcción de su mundo, a desarrollar unaconciencia crítica frente a su situación (la reflexión pedagógica orientará unaacción educativa que faculte este tipo de crecimiento humano). Pero, hay queañadir necesariamente, los "oprimidos" también tienen derecho a elaborarconocimientos sólidos de matemáticas, de ciencias sociales, de biología; yaprender a manejar fluidamente un lenguaje oral y escrito, ello debe ser hecho deuna manera planificada y eficiente; es decir, bajo la orientación de una buenadidáctica.En síntesis, el pecado de una pedagogía que prescinde de la didáctica es sudiletantismo, su incapacidad de orientar la labor diaria, concreta del docente en elaula.