Etica Kantiana

27,110 views
27,163 views

Published on

Published in: Spiritual
2 Comments
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
27,110
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
27
Actions
Shares
0
Downloads
296
Comments
2
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Etica Kantiana

  1. 1. Immanuel Kant, s. XVIII Ética kantiana: deber, universalidad, dignidad humana Pamela Chávez A. Seminario “Filosofía, ética cívica y bioética”. Universidad de Chile. 13 de abril de 2009
  2. 2. <ul><li>DEONTOLOGISMO </li></ul><ul><li>Deberes y principios a priori </li></ul><ul><li>Ética de M. Kant </li></ul><ul><li>TELEOLOGISMO </li></ul><ul><li>No hay deberes a priori ; </li></ul><ul><li>Depende de consecuencias </li></ul><ul><li>Utilitarismo </li></ul><ul><li>(Stuart Mill,Bentham) </li></ul><ul><li>Pragmatismo </li></ul>
  3. 3. Resultado de la Crítica de la Razón Pura: imposibilidad de la metafísica <ul><li>“ La razón humana tiene el destino singular, en uno de sus campos de conocimiento, de hallarse acosada por cuestiones que no puede rechazar por ser planteadas por la misma naturaleza de la razón, pero a las que tampoco puede responder por sobrepasar todas sus facultades. (...)Comienza con principios cuyo uso es inevitable en el curso de la experiencia (...) Con tales principios la razón se eleva cada vez más, llegando a condiciones progresivamente más remotas. (...) se ve obligada a recurrir a principios que sobrepasan todo posible uso empírico ... Es así como incurre en oscuridades y contradicciones. (...) El campo de batalla de estas inacabables disputas se llama metafísica. (...) Es inútil la pretensión de fingir indiferencia frente a investigaciones cuyo objeto no puede ser indiferente a la naturaleza humana. (...) La metafísica , conocimiento especulativo de la razón... que se levanta enteramente por encima de lo que enseña la experiencia, con meros conceptos ( no aplicándolos a la intuición, como hacen las matemáticas), ... no ha tenido hasta ahora la suerte de tomar el camino seguro de la ciencia. Y ello a pesar de ser más antigua que todas las demás y de que seguiría existiendo aunque éstas desaparecieran totalmente en el abismo de una barbarie que lo aniquilara todo. (...) Y es precisamente en estos últimos conocimientos que traspasan el mundo de los sentidos y en los que la experiencia no puede proporcionar ni guía ni rectificación donde la razón desarrolla aquellas investigaciones que, por su importancia, nosotros consideramos como más sobresalientes y de finalidad más relevante que todo cuanto puede aprender el entendimiento en el campo fenoménico. (...) Estos inevitables problemas de la misma razón pura son : Dios, la libertad y la inmortalidad. ” ( KrV AVIIss) </li></ul>
  4. 4. ... <ul><li>Crítica de la razón pura : devela paradoja trágica de la razón : desencuentro entre su anhelo y su posibilidad, entre su deseo de conocer los objetos más elevados y más importantes para la existencia humana –Dios, inmortalidad del alma y libertad- y los límites de la capacidad de la razón para ese conocimiento </li></ul><ul><li>Estos objetos son inevitables para la razón y de enorme valor para la existencia humana </li></ul><ul><li>Pero no pueden constituirse en objetos de experiencia posible : no pueden ser subsumidos en las formas de la intuición , por las que se nos dan todos los objetos ( espacio y tiempo ) ; aplicar conceptos del entendimiento a objetos que no se dan en la experiencia posible para razón humana, es esfuerzo teórico ocioso, que conduce a error y dogmatismo </li></ul>
  5. 5. ... <ul><li>A nhelo de la razón se justifica no en uso especulativo sino en uso regulativo : ideas –alma, mundo, Dios- son como un focus imaginarius, cuya finalidad es dar unidad y amplitud a los conocimientos </li></ul><ul><ul><li>Ej.: el Ideal Trascendental de la razón, i.e. idea de un Ser Supremo permite advertir por contraste contingencia y finitud de todos los demás objetos </li></ul></ul><ul><li>U so regulativo tiene, sobre todo, importancia para uso práctico de la razón ( ámbito de la moralidad ) </li></ul><ul><li>Kant distingue tres intereses de la razón : </li></ul><ul><ul><li>¿Qué puedo saber? (razón teórica, metafísica, teoría del conocimiento) </li></ul></ul><ul><ul><li>¿Qué debo hacer? (razón práctica o moral) </li></ul></ul><ul><ul><li>¿Qué me es permitido esperar? (felicidad que cabe esperar, religión) </li></ul></ul><ul><ul><li> KrV, A 805- B 833 </li></ul></ul><ul><ul><li>Ellas se resumen en: ¿Qué es el hombre? (antropología) </li></ul></ul>
  6. 6. ... <ul><li>Kant vincula idea de felicidad (satisfacción de inclinaciones) con la moralidad, pero no pensando qué se debe hacer para ser feliz ( pragmática o regla de prudencia); pregunta fundamental de moralidad: qué se debe hacer para ser digno de ser feliz ( ley moral) </li></ul><ul><li>Razón une moralidad e idea de felicidad: como esperanza de participar en ésta, si persona actúa como alguien digno de ser feliz </li></ul><ul><li>Con base en naturaleza, no es posible conocer vínculo entre lo que se debe y lo que se espera; podría suceder que no todos los seres humanos se comporten de acuerdo a la ley moral </li></ul><ul><li>Garante de la esperanza: ideal del bien supremo, que liga ambos elementos. Dios y la vida futura, donde se desarrollará ese ideal, son dos supuestos que ayudan a la obligatoriedad de la ley moral </li></ul><ul><ul><li>Dios y un mundo que esperamos son dos supuestos que actúan como “resortes del propósito y de la práctica”, completan fin natural de seres racionales; bien pleno de razón requiere a la vez la moralidad, el hacerse digno de ser feliz, y la felicidad, o la confianza en participar de ésta si se ha comportado de acuerdo a la dignidad; así, la idea de Dios contribuye a dar unidad a la idea del mundo moral (KrV, A 813- B 841) </li></ul></ul>
  7. 7. ... <ul><li>I nmortalidad del alma y existencia de Dios : postulados de la razón pura práctica </li></ul><ul><li>Tenemos deber de fomentar bien supremo, objeto de la razón práctica, y si es un deber, tiene que ser posible y tiene que presuponerse todo lo que sea necesario para su posibilidad objetiva </li></ul><ul><li>S e postula la existencia de una causa de la naturaleza toda, Dios, que es el fundamento de la concordancia entre la felicidad y la moralidad; presuponer esto es una exigencia de la razón, tan necesaria como la ley moral </li></ul><ul><li>Kant: Moral se establece: </li></ul><ul><ul><ul><li>en total separación de cualquier elemento de la sensibilidad (sentimiento, compasión, interés, anhelo de felicidad, consideración de la experiencia y consecuencias) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>en total autonomía de la religión y de una idea de divinidad </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Desde la propia razón que encuentra en sí misma ley moral y principios de su actuación </li></ul></ul></ul>
  8. 8. ... <ul><li>Único supuesto de la moral: razón pura práctica y concepto del hombre como ser libre, pues razón y libertad hacen posible la moral para el hombre </li></ul><ul><li>Fuera de éstos, moral no necesita otro fundamento, sino que se basta a sí misma; es ella su mismo fundamento </li></ul><ul><li>Moral debe abstraer todos los fines que no sean la ley moral misma en nosotros </li></ul><ul><li>Vínculo con idea de un Ser supremo, de la felicidad y de la vida eterna no se da como fundamento sino como resultado de la moralidad, dada la exigencia de la razón de dicho vínculo para dar unidad al mundo moral y dar garantía a la posibilidad de realización del bien supremo </li></ul>
  9. 9. Ética kantiana: <ul><li>Autónoma, deontológica, formal </li></ul><ul><li>Kant quiere elaborar una filosofía pura o metafísica de las costumbres; ver cuánto puede construir la filosofía moral libre de lo empírico, de antropología práctica, de metafísica </li></ul><ul><li>“ Metafísica de las costumbres”: descubrir la fuente de los principios prácticos que están a priori en la razón </li></ul><ul><li>Fundamento de la obligatoriedad de una ley: no en naturaleza humana o circunstancias antropológicas, sino en conceptos de la razón pura. Sólo si está en la razón tiene necesidad absoluta, que es el fundamento de la obligatoriedad, del valor moral de una ley </li></ul>
  10. 10. <ul><li>Hecho de razón práctica: ser humano hace juicios morales  conciencia moral, sentido de deber, de mandatos; inclinaciones naturales </li></ul><ul><li>Giro: ética no comienza con el bien que apetecemos como criaturas naturales, sino con deber que reconocemos interiormente como criaturas racionales; deber no es deducible del bien, sino que bien de la moral es cumplimiento del deber </li></ul><ul><li>Buena Voluntad: no depende de lo que hace (acción), depende de lo que quiere hacer ( intención); n o por las consecuencias positivas o negativas, no por inclinación; POR DEBER (lo que es necesario por respeto a una ley de la razón) </li></ul><ul><ul><li>“ En ello estriba el valor del carácter que, sin comparación, es el más alto desde el punto de vista moral: en hacer el bien no por inclinación sino por deber.(..) </li></ul></ul><ul><ul><li>Una acción hecha por deber no tiene su valor moral en el propósito que por medio de ella se quiere alcanzar, sino en la máxima por la cual ha sido resuelta; no depende, pues, de la realidad del objeto de la acción, sino meramente del principio del querer según el cual ha sucedido la acción, prescindiendo de todos los objetos de la facultad de desear. Por lo anteriormente dicho se ve claramente que los propósitos que podamos tener al realizar las acciones, y los efectos de éstas, considerados como fines y motores de la voluntad, no pueden proporcionar a las acciones ningún valor absolutamente moral. (Este valor) no puede residir más que en el principio de la voluntad. (..) </li></ul></ul><ul><ul><li>El deber es la necesidad de una acción por respeto a la ley. (..) No queda, pues, otra cosa que pueda determinar a la voluntad más que, objetivamente, la ley, y subjetivamente, el respeto puro a esa ley práctica, y, por lo tanto, la máxima de obedecer siempre a esa ley, incluso con perjuicio de todas mis inclinaciones.” </li></ul></ul>
  11. 11. ... <ul><li>Imperativo categórico (obligan incondicionalmente): “debes hacer y”, “no debes hacer X” (“cumple tus promesas”, “di la verdad”, “socorre a quien esté en peligro”) </li></ul><ul><li>Imperativo hipotético: “si quieres Y, entonces debes hacer X” </li></ul><ul><li>¿Cuál es mi deber...? </li></ul><ul><li>Aíslo inclinaciones, afectos, fines, consecuencias  Formulo máxima de acción racional  Compruebo su carácter de deber moral, contrastándola con el imperativo categórico (ley moral de la razón) </li></ul><ul><li>“ Obra sólo según aquella máxima que puedas querer que se convierta, al mismo tiempo, en ley universal”. </li></ul><ul><li>(Principio de universalización, lo que todos deberíamos cumplir) </li></ul><ul><li>“ Obra de tal modo que te relaciones con la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin y nunca sólo como un medio.” </li></ul><ul><li>(Principio de respeto absoluto a la persona, a seres que son fines en sí mismos, por dignidad de seres libres) </li></ul>
  12. 12. <ul><li>Imperativos morales presentes en vida humana, </li></ul><ul><li> no invento de filósofos </li></ul><ul><li>Ética: descubrir forma de imperativos para percibir forma de la razón e identificar normas morales </li></ul><ul><li>Obedecer imperativos: muestra respeto por sí mismo y por los demás. Es obedecerse a sí mismo, no mandatos impuestos desde fuera, sino reconocidos en la propia conciencia  autonomía </li></ul><ul><li>Mandatos morales: muestran su coherencia al ser pensados como si fuesen leyes universalmente cumplidas </li></ul>
  13. 13. <ul><li>Libertad como autonomía: capacidad de conducirse por las normas que su propia conciencia reconoce como universales </li></ul><ul><li>Libertad como capacidad de autodeterminarse: dignidad de personas, no precio; son alguien, no algo; persona, no cosa; fin, no medio </li></ul><ul><li>Criterio de deber: la propia razón humana autónoma, autolegisladora </li></ul><ul><li>“ ¡ Sapere aude ! ¡Ten el valor de servirte de tu propia razón!” </li></ul>
  14. 14. <ul><li>Bien propio de la moral: llegar a tener una Buena Voluntad </li></ul><ul><li>“ Ni en el mundo ni, en general, fuera de él es posible pensar nada que pueda ser considerado bueno sin restricción excepto una buena voluntad . El entendimiento, el ingenio, la facultad de discernir, o como quieran llamarse los talentos del espíritu; o el valor, la decisión, la constancia en los propósitos como cualidades del temperamento son, sin duda, buenos y deseables en muchos sentidos, aunque también pueden llegar a ser extraordinariamente malos y dañinos si la voluntad que debe hacer uso de estos dones de la naturaleza y cuya constitución se llama propiamente carácter no es buena. Lo mismo sucede con los dones de la fortuna. El poder, la riqueza, el honor, incluso la salud y la satisfacción y alegría con la propia situación personal, que se resume en el término ‘felicidad’, dan valor, y tras él a veces arrogancia, si no existe una buena voluntad que dirija y acomode a un fin universal el influjo de esa felicidad y con él el principio general de la acción; ... la buena voluntad parece constituir la ineludible condición que nos hace dignos de ser felices.(..) ” </li></ul><ul><li>Buena Voluntad: </li></ul><ul><ul><li>disposición permanente a conducir la propia vida obedeciendo imperativos categóricos, únicos que aseguran auténtica libertad. </li></ul></ul><ul><ul><li>voluntad del que desea cumplir con deber moral por su compromiso con dignidad de las personas </li></ul></ul><ul><ul><li>“ deber por el deber” </li></ul></ul><ul><ul><li>“ El deber es la necesidad de una acción por respeto a la ley.” </li></ul></ul>
  15. 15. Recapitulación ética kantiana... <ul><li>Respeto a la persona como fin en sí </li></ul><ul><li>Deberes a priori </li></ul><ul><li>Búsqueda de universalización moral </li></ul><ul><li>Importancia de racionalidad en la vida moral </li></ul><ul><li>Inclinaciones no son “amos” del ser humano </li></ul><ul><li>Ser dignos de ser felices </li></ul><ul><li>Autonomía: pensarnos como capaces de decidir por nosotros mismos, según nuestra razón, pese a presiones externas o condicionamientos </li></ul><ul><li>Idea de una comunidad ética universal, “reino de los fines” </li></ul><ul><li>Tiempo presente como instauración progresiva de comunidad ética, sociedad justa; “paz perpetua” para todos los pueblos de la tierra </li></ul><ul><li>Problemas: </li></ul><ul><li>¿Podemos aislar completamente nuestras emociones y sentimientos morales? ¿Y los fines y anhelo de felicidad? ¿Es esto deseable? ¿Cómo afecta a la motivación moral? </li></ul><ul><li>La consideración de las consecuencias de la acción es moralmente relevante </li></ul>
  16. 16. Referencias bibliográficas <ul><li>Kant, I. Crítica de la Razón Pura. Madrid, Alfaguara, 1978. Trad. Pedro Ribas. </li></ul><ul><li>Kant, I. Fundamentación de la Metafísica de las Costumbres. </li></ul><ul><li>Kant, I. Crítica de la razón práctica. Sígueme, Salamanca, 1995. </li></ul><ul><li>Cortina, A.; Martínez, E. Ética. Ed. Akal, Madrid, 1998. </li></ul>

×