LECCIONE S
                           PARA LA V I D A C R I S T I A N A




Ciclo 1: Puntos esenciales de su fe
Curso C: C...
LECCIONE S
                           PARA LA V I D A C R I S T I A N A



común acuerdo para constituir la Divinidad, un ...
LECCIONE S
                           PARA LA V I D A C R I S T I A N A



control sobre la actividad de la creación. ¡Qué...
LECCIONE S
                           PARA LA V I D A C R I S T I A N A



una de las tres está en armonía perfecta con la...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Lecciones De La Vida Cristiana MóDulo 1 LeccióN 10

797

Published on

Discipulado de crecimiento espiritual por capítulos.
Primer módulo

Published in: Spiritual
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
797
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
18
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lecciones De La Vida Cristiana MóDulo 1 LeccióN 10

  1. 1. LECCIONE S PARA LA V I D A C R I S T I A N A Ciclo 1: Puntos esenciales de su fe Curso C: Cómo saber quién es Dios Lección 10: La verdad acerca de la Trinidad Sección 1 Al terminar esta sección de la lección 10, usted debe estar en capacidad de: A. Identificar y explicar brevemente las tres personas de la Trinidad. B. Reconocer que los atributos de Dios no cambian entre los tres miembros de la deidad. C. Llegar a conocer bien la base bíblica de la Trinidad, y memorizar Juan 1:1 Lea Juan 1:1-3 Uno de los conceptos más difíciles de entender para nosotros una vez que llegamos a conocer a Cristo como Señor y Salvador, es el de la Trinidad. Este asunto tiene, al parecer, algo de misterioso, no porque Dios desee ocultar algunas de sus partes, sino porque nuestras mentes humanas simplemente no pueden desentrañar la supereminente grandeza de Dios. Sin embargo, hasta que tengamos por lo menos alguna idea de lo que la Biblia enseña acerca de la Trinidad, nunca podremos entender quién es Dios ni cómo actúa. Ahora, parte de nuestra confusión puede derivarse del hecho de que la palabra “Trinidad” no se encuentra en ningún lugar de la Biblia. Sin embargo, aunque este término específico no se emplea, la verdad de la Trinidad sí aparece por toda la Escritura. Lo primero que debemos advertir acerca la Trinidad, tal como lo revela la Palabra, es que Dios consta de tres personas distintas que son: El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. A lo que me refiero con “distintas”, es a que el Padre no es el Hijo, el Hijo no es el Espíritu, y el Espíritu no es el Padre. Cada una de estas personas es distinta de las otras, y, sin embargo, se caracteriza por los mismos atributos. Existen cinco atributos divinos que quisiera compartir con ustedes. Estos son: Eternidad, omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia e inmutabilidad. Estos son atributos que solo pueden atribuírsele a Dios, y cada persona de la Trinidad posee todos los cinco. Esto ha hecho que muchas personas lleguen a esta conclusión: “Bueno, el cristianismo verdaderamente tiene que servirle a tres dioses”. Nada más lejos de la verdad. La Biblia enseña claramente que Dios es uno, tal como lo reiteraremos a lo largo de las lecciones siguientes. La diferencia es que cada persona tiene una función diferente, separada, lo cual no debería degradar su opinión de Dios, ni obligarlo a ver la Trinidad como una jerarquía de dioses. Las tres personas trabajan de Página 48
  2. 2. LECCIONE S PARA LA V I D A C R I S T I A N A común acuerdo para constituir la Divinidad, un término que se usa para describir la singularidad de Dios por medio de la unidad de la Trinidad. P1: Escoja la afirmación que NO es verdadera: a. La Divinidad consta de tres dioses distintos. b. El término “Divinidad” se utiliza para describir tres funciones distintas de un solo Dios. c. Aunque el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo reflejan a Dios de diferentes formas, cada uno refleja los mismos atributos divinos. d. En la Escritura se revela la verdad de la Trinidad, aunque no se usa el término “Trinidad”. La distinción entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se demuestra explícitamente a lo largo de toda la Escritura, y quizá de forma más notable en la misma creación. Por ejemplo, así describe Gén 1:1 claramente la actividad del Padre: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Luego, empezando en el versículo 3, vemos al Dios Padre creando con Su Palabra cada faceta del universo. La mayoría de cristianos, al considerar la creación, solo reconoce la actividad del Padre; pero ¿qué hay en cuanto a la actividad de las otras dos personas? El primer capítulo del evangelio de Juan refleja Gén 1:1, aunque revela algo mas. En Juan 1:1- 3, leemos: “En el principio eral el verbo, y el verbo era con Dios, y el verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” ¿Cuál es este “verbo” al que Juan se refiere? ¡Jesús, Dios el Hijo! (Jn 1:14) En Génesis vemos a Dios el Padre planeando la creación y haciéndola nacer con Su Palabra; aquí, en Juan, vemos que es por medio de Jesús que el Padre creó al mundo. (Jn 1:3; Col 1:16) Memorice Juan 1:1 “En el principio era el verbo, y el verbo era con Dios, y el verbo era Dios. ¿Cómo da testimonio este versículo de la unidad del Padre con el Hijo? Encontrar al Espíritu Santo justo en el momento de la creación no es difícil. Todo lo que tenemos que hacer es volver al primer capítulo de Génesis, versículo 2, que dice: “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas”. Vemos, entonces, que mientras el Padre dio origen a la creación mediante el Hijo, el Espíritu estaba sobre las aguas ejerciendo cierto grado de Página 49
  3. 3. LECCIONE S PARA LA V I D A C R I S T I A N A control sobre la actividad de la creación. ¡Qué cuadro tan maravilloso de las tres personas actuando de manera distinta, y sin embargo, como una sola! Además, la Trinidad se evidencia en otros lugares a lo largo del libro de Génesis, donde Dios atestigua ante sí mismo en forma plural. En Gén 1:26; 3:22 y 11:6, se muestra a Dios refiriéndose a sí mismo como “nosotros”. Por ejemplo, en Gén 1:26, Él declara: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”. En el contexto de la unidad absoluta de Dios (Deut 6:4), estas alusiones al plural solo tienen sentido en el marco de la Trinidad. Sección 2 Al terminar esta sección de la lección 10, usted debe estar en capacidad de: A. Distinguir entre las tres personas de la Trinidad y sus funciones. B. Identificar preguntas persistentes acerca de la Trinidad. Aunque no usa la palabra “Trinidad”, la Escritura enseña claramente acerca de las distintas personalidades de estas tres personalidades. Juan 15:26, por ejemplo, cita a Jesús cuando este dijo: “Pero cuando venga el Consolador, a quién Yo enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, Él dará testimonio acerca de mí”. En este pasaje vemos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo actuando individualmente, y sin embargo, con un solo propósito. 2: Basado en los pasajes de Génesis mencionados anteriormente, y en Juan 15:26, haga coincidir cada aspecto de la Trinidad de Dios con la acción correspondiente: 1. Dios A. Consolador 2. Jesús B. El que envía y Salva 3. Espíritu Santo C. Autor y creador Del Mismo modo, Marcos 1:9-11, el cual describe el bautismo de Jesús, presenta a cada una de estas tres personas claramente. En este pasaje, al subir Jesús del agua, el Espíritu desciende como paloma; y en ese momento, suena la voz del Padre desde los cielos: “Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia”. Es crucial que entendamos que no servimos a tres dioses. Solo tenemos un Dios, el cual se revela a sí mismo en tres personas distintas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Ahora, cada Página 50
  4. 4. LECCIONE S PARA LA V I D A C R I S T I A N A una de las tres está en armonía perfecta con las demás, y cada una tiene los cinco atributos divinos (mencionados antes) que solo pueden caracterizar a Dios. Es cierto que la Trinidad es un concepto difícil; sin embargo, ¡esa dificultad puede realmente obrar para el beneficio y la validez del evangelio! Considere lo siguiente: Si alguien se propusiera inventar una religión, ¿quién procuraría inventar una divinidad Trina? Sencillamente no tiene sentido. Por lo tanto, hay muchas personas que pueden decir: “Mire, yo creo en Dios, pero francamente no creo en nada de ese asunto de Jesús y el Espíritu Santo”. Pues, estimado amigo, con pleno apoyo de la Escritura, permítame decirle que aquí no se trata de una alternativa, ya que la Biblia señala claramente hacia la verdad de la Trinidad. Para poder dejar de lado la Trinidad, usted tiene que dejar de lado la Escritura misma. Al contrario, si usted cree en la Palabra de Dios, debe creer en la existencia y obra de la Trinidad. Sé que estos conceptos no son fáciles, pero le aseguro que son vitales para entender quién es Dios. En la siguiente lección continuaremos con esta importante discusión, a medida que exploremos la igualdad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¿Qué preguntas tiene usted acerca de la Trinidad? Anótelas en su cuaderno, y repáselas conforme va completando las dos lecciones siguientes. Página 51

×