El diseã±o de la periferia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,398
On Slideshare
1,397
From Embeds
1
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
23
Comments
0
Likes
2

Embeds 1

http://www.slideshare.net 1

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. El diseño de la periferiaDebates y experienciasGui BonsiepeControl de lecturaEnrique Eduardo González ValenzuelaEl Diseño de la PeriferiaEl “buen diseño”, <<desing>>, del diseño industrial en la periferia no se reducea cuestiones de estética, estilo, de (buena) forma; tampoco a cuestiones depatología del consumo y del “styling”.A partir de la diferencia entre el “desing” del y para el centro y el “desing” de lay para la periferia se trazan los contornos de una política tecnológicaautocentrada con la que se crean productos con calidad funcional, estética ytécnica para mercados internos y externos.El autor plantea una serie de preguntas respecto a la innovación tecnológica enpaíses dependientes. La diferencia esencial entre diseño industrial en el centroy el diseño industrial en la periferia. Fórmulas que sugieren que una identidaden los problemas tanto en el centro como en la periferia deben ser tomadoscomo maniobras de confusión ideológica.Se plantea conjuntamente que un observador crítico no debe dejar depercatarse el lamentable estado de semi-cultura que estriba en el diseño de lospaíses de la periferia.
  • 2. “Los dos diseños Industriales”Las sociedades son dependientes (de una u otra forma, en mayor o menormedida) por lo tanto no hay un diseño industrial. Hay dos diseños industriales, ypoco en común tienen uno con el otro. El diseño de la periferia y el central.En la periferia (los países dependientes o satélites) el problema de laproducción no está resuelto del todo, adolece de una infraestructura industrialmanufacturera diversificada, así el potencial de diseño para la producciónqueda desaprovechado.Estos países son utilizados para la exportación por tres razones: 1. Ofrecen mano de obra barata. 2. No hay una regulación ambiental. 3. Ofrecen recursos naturales a bajo costo.Por lo tanto la búsqueda del diseño industrial en la periferia es muy superflua,son otros los intereses.En el “centro” o países o sociedades del “primer mundo” (o desarrollados, nodependientes, etc.) el diseño es una parte importante de la producción, el roldel proyectista es determinante para la buena ventura del producto final y surecompensa.¿Qué opciones se ofrecen al diseño industrial en los países periféricos?El planeta ha resentido dos siglos de desarrollo industrial, esto no puedepasar desapercibido. Debe reflexionarse la idea de desarrollo industrial (y por lotanto del diseño industrial).
  • 3. Por un lado el discurso del centro (los que ya producen) dice que la mayoría delos recursos de la industria son finitos y no alcanzan para todos, esto noconvence a los que menos tienen. Esto le resta legitimidad a su discurso alpedir veladamente la renuncia de las aspiraciones a los países periféricos.¿Cómo salir del vacío proyectual en la periferia?Es necesario el apoyo de instituciones estatales y paraestatales paraimplementar una política de diseño. Es el Estado el que puede funcionar comopromotor y productor de tecnología en formas de diseños y especificaciones deproductos.El Estado como principal comprador de bienes del sector público haría quepara el industrial el riesgo de inversión en innovaciones tecnológicas seredujera a cero (lo que me parece riesgoso si recordamos los problemas desobre proteccionismo en México en la década de los 80’s y principio de los 90’scuando el Estado resguardaba al industrial mexicano, nota del lector).Por otro lado el diseño tiene serios problemas en la difusión de su quehacerdentro de la industria y la administración pública de los países de la periferia;se visualiza al profesional del diseño como “el que hace lo dibujitos”, sin lahabilidad del diseñador para ser el catalizador de mejoras que se traduzcan enmayores ingresos y mayores beneficios su intervención proyectual no seránecesaria.Por tanto, el diseño de la periferia debe liberarse cultural y tecnológicamentedel centro, es esto lo que dificulta su desarrollo pues sería ingenuo pretenderlograrlo de la noche a la mañana, no existen las condiciones suficientes. En elcentro la producción y la experiencia industrial facilitan la práctica profesional
  • 4. del diseñador industrial; de allí que es más fácil copiar que innovar en laperiferia.La producción o el dominio de la misma está en el centro y a la periferia ledejan el papel de consumidores y/o proveedores de materias primas. Estadependencia cambiará a interdependencia solo cuando los paísesdependientes cambien su mercado con innovación tecnológica e industria local.El dominio de la tecnología “de la tecnología” lo tienen los países del centro loque será una ventaja infranqueable por cuanto esto les da un rol de socio osatélite a los países de la periferia , si analizamos los tratados de comercio, losacuerdos internacionales jamás encontraremos la transferencia de informaciónpara crear tecnología y no solo equipo (salvo honrosas excepciones comoJapón su gestión de 1954 con E.U. lo puso en la lista de los países del centromucho antes de que este segregacionista definición de países se pusiera demoda, nota del lector).Volviendo al diseño industrial, son pocos los verdaderamente convencidos deque es una cosa seria que convendría poner a la par con las finanzas, elcontrol de calidad, contabilidad, el mercadeo y las relaciones laborales. Sinembargo la industria en los países periféricos siente no necesitar del diseñador,pues no son problemas de diseño sino de producción de los que más adolece(el diseño de cualquier forma se sigue copiando del centro). Esto no quieredecir que no necesite del diseñador industrial… significa que lo necesita pararesolver problemas de producción, o mejor dicho, elaborar diseños que ayudena resolver problemas de producción.
  • 5. Cuando hablamos del diseño industrial irremediablemente la historia nosorienta hacia los países del centro, no podemos negar la experiencia de lospaíses centrales. Sin embargo la experiencia del centro no es útil, fue hechapara la realidad del centro, la periferia tiene poco que aprender de esto porqueel diseño que la periferia necesita no existe en el centro.Solo en dos casos vale la pena tomar en cuenta la experiencia del centro: 1. En el caso de diseños de exportación. 2. En el caso de diseño de producto que consumirán los países del centro. 3. (nota del lector, yo agregaría una más: la de conocer el momento histórico y las necesidades del público que dieron pie a tal o cual diseño más que para copiarlo para adquirir un discernimiento y habilidad para solucionar problemas que encajen en los países de la periferia, conocer el camino trazado por la experiencia y aplicarlo a nosotros en virtual método socrático).Pues por el contexto actual de los mercados internacionales se rigen por lospatrones de la metrópoli.El diseño de la periferia actualmente se basa en la copia del diseño del centro,muchos de los responsables del diseño de un producto ni siquiera saben de laimportancia o siquiera que estén concientes de que hacen diseño industrial.Muchas veces “el copiar bien es tan difícil como el diseñar bien”; no hay unareglamentación del ejercicio de la profesión del diseñador, sus servicios se hanabaratado, la mayor parte del diseño industrial se produce de manera informal,
  • 6. es decir, mediante la intervención de otras profesiones o recursos humanosque a veces ni saben que están haciendo diseño industrial.Hay una percepción de que el licenciado en diseño no sabe diseñar o no estánbien preparados para el sistema productivo, esto porque diseñar se aprende enla práctica. En la práctica profesional se hacen proyectos; en el aula se hacenanteproyectos y estos no son ni la mitad del diseño, sin embargo el aporte delas escuelas de diseño ha desarrollado la actividad y su difusión es decisivapara el desarrollo del conocimiento. Habría que reforzarla para que tengan labase operativa adecuada. Así ligando los anteriores temas, para un adecuadomanejo del diseño es importante que la industria ofrezca un espacio para eldesarrollo de los futuros diseñadores.Volviendo a las opciones de la periferia: 1. Es necesaria una política de producción de diseño, que permita una verdadera transferencia de conocimientos técnicos y no se compre la tecnología y diseños obsoletos que se queden fuera del contexto. 2. Una política de producción para el mercado local, de las clases de mayor poder adquisitivo, y para las exportaciones. 3. Una política de la tecnología apropiada para las necesidades básicas mayoritarias, tales como: producción de alimento, provisión de agua, abastecimiento de energía, salud y educación y transporte colectivo entre otros.El diseño industrial puede ser interpretado como una variable tecnológica, esdecir, un fenómeno intrínsecamente ligado a la tecnología, entendiendo esta
  • 7. como “un conjunto de capacidades, conocimientos y procedimientos paraproducir, utilizar y hacer cosas útiles. Incluye tanto al carácter y a lasespecificaciones de lo que se produce, como a los métodos con los que seproduce”. En otras palabras: Con la tecnología, con el diseño, una sociedadarticula su cultura material (desde un clavo hasta un avión). A través del diseñose articulan las formas de producción, es por esta razón, el modelo o la formaque exige la sociedad, y no por hacer cosas bonitas es que el diseño tieneimportancia.
  • 8. ¿Estética o función?El punto de partida del diseño no es la estética, por lo menos no debería,mucho menos en los países periféricos. A la forma de los productos no se llegaa través de la forma misma; aunque aún exista esa idea acerca del quehacerdel diseñador.Una alternativa de diseño comenzaría a ser cuando la industria local seorientase a la producción de diseños propios en vez de buscar las solucionesen el exterior, pagando o copiando directamente los diseños extranjeros, ocazando inspiraciones en catálogos foráneos.Nuestro diseño debe ser un nexo entre producción y consumo, nuestrosproductos (artefactos, objetos, utensilios, máquinas, etc.) deben encajarperfectamente en las necesidades del último consumidor, deben ser simples,reparables y de larga vida, compatibles con el ambiente y además coronadocon un diseño agradable a la vista.Con esto en la realidad tendríamos una alternativa para el diseño de laperiferia.
  • 9. Fragmentos del diseño industrial en América LatinaEnfoque del centro: “Diseño es un proceso de transformar sueños en realidad.”Enfoque de la periferia: “Diseño es un proceso de transformar la realidad en unsueño.”América Latina ha tenido logros y fracasos en las últimas dos décadas, hatenido influencias externas referidas a las interpretación del diseño industrial, eintentos de establecer un perfil propio que parte de la propia realidad paravolver a la propia realidad.Tres grandes eventos han afectado al proceso de industrialización de AméricaLatina: 1. La crisis de 1929 que afectó la importación/exportación en estos países (aunque en cierto modo benefició a México, nota del lector). 2. La Segunda Guerra Mundial, se suspendió el suministro de las economías centrales lo que obligó a la producción local. 3. La confrontación ideológica de la post-guerra, lo que transformó al continente en laboratorio para programas de desarrollo.Así que el diseño industrial inicialmente fue importado por Latinoamérica enforma de transferencia cultural, es decir la “reproducción de productosdiseñados para y por países centrales”.
  • 10. Retardo en el desarrollo y Teoría de la dependenciaHay una teoría en la que se culpa al retraso histórico que sufren los países dela periferia olvidándose del orden mundial impuesto (el gran sistemacontemporáneo), el subdesarrollo fue interpretado como una diferencia entiempo de tres o cuatro décadas.El diseño industrial no fue cuestionado, ni en forma, tipo o atributos técnicos ofuncionales. Aunque se registran intentos por romper la dominación y“colonización” del diseño industrial local (de periferia), la dependencia como yalo habíamos comentado se manifiesta aún en forma preponderante. A pesar deque para América Latina importó para si el movimiento del “Buen Diseño” fuede valor dudoso pues es un “estándar universal” formulado por y para lospaíses industrializados, su relevancia para los países de la periferia no estámuy clara.Financiamiento del diseño industrialPueden distinguirse tres diferentes grupos de financiadores del diseñoindustrial en Latinoamérica: 1. Los representantes de la industria nacional. 2. Los representantes de instituciones gubernamentales incluyendo empresas controladas por el Estado. 3. Los representantes de empresas controladas por capital extranjero.En la primera la industria esta más interesada en sobrevivir que en dar apoyo aldiseño industrial. El Estado pretende dar respuesta a muchas necesidades y
  • 11. los problemas de diseño no son su prioridad. En cuanto a las empresas concapital transnacional están demasiado casadas con el centro por tanto lainversión en este ámbito en la periferia les parece cara e innecesaria.En algunas ocasiones, algunos gobiernos han demostrado preocupación por eldiseño industrial y han otorgado fondos financieros para: a) La creación y operación de Instituciones dedicadas a la promoción del diseño. b) La creación de cursos de diseño Industrial a nivel terciario. c) Actividades de diseño en Instituciones gubernamentales.La promoción del diseño ha tenido matices de esquemas europeos, salvo enalgunas universidades brasileñas y mexicanas o al menos no del todo. Puedesuponerse que las diferencias entre centro y periferia implican un perfildiferente del diseñador industrial pero esto no ha sido del todo traducido en unprograma de enseñanza.Las universidades latinoamericanas perciben a la investigación y desarrollocomo “practicas científicas” y dejan de lado la actividad tecnológica innovativaque más se apega a la realidad técnico-social-industrial de estos países.El diseño se transforma en un discurso que tiende a suplantar la realidad. Eldiseño se convierte en un debate de universitario alejados de la realidad, envez de estar integrado en el sistema productivo.
  • 12. Dada la diferenciación de profesiones, la posibilidad del diseño industrial en lospaíses centrales es restringida, esto no pasa en los países latinoamericanosdado que el diseñador puede cubrir funciones más variadas lo que le da mayorcampo de acción. A esto el diseñador debe analizar “el gusto popular” ycuestionarlo para no lograr un producto “festejado” sino un producto útil.Metodología clásica y alternativismo“Creemos que es posible para definir el diseño como el camino de lo correcto olo equivocado de lo construido es claramente cuestión del hecho, no unapregunta de valor”Volver objetivo el proceso proyectual ha sido la meta principal de lametodología del diseño. Este proceso culminó con la introducción de lametodología como materia universitaria.Los metodólogos sugieren dos formas de lograr lo anterior: modelar el procesodel diseño y reglamentarlo (como si fuera un libro de cocina). Hasta elmomento se nota una tendencia de apartarse del arte y acercarse a la ciencia(sin llegar a serlo) para no pensar en el diseño en función de una actividadirracional e intuitiva.La estética también es parte fundamental del diseño, aunque sea territoriodesconocido para la metodología pues no hay una metodología de la estéticadel diseño. Lo ideal es llegar a una estética de la tecnología, una estéticacoherente.
  • 13. Por tanto la formación práctica sugerida para un diseñador industrial (por lomenos el de la periferia) sería la de formar personas con competencia enactividades proyectuales. Separada de la didáctica tradicional del anteproyecto.Esta debe llevar una pasión por la función social, no a la función artística. Porponer un ejemplo: en arquitectura un buen edificio no es una obra de arte, sinoun edificio que cumple con su función social, así en la periferia se necesita deun buen, funcional y socialmente responsable diseño industrial.
  • 14. ConclusionesLuego de la Segunda Guerra Mundial y al comenzar la Segunda Revolución (ala que algunos autores colocan en el segundo tercio del siglo XX), los políticos,economistas, sociólogos se dieron a la tarea de reorganizar perceptualmente alnuevo mundo y su nueva organización. Llegaron a muchos términos paísessatélite, atrasados y desarrollados, dependientes y dominantes, paísesalineados y no alineados, países en vías de desarrollo… en México se acuñó eltriste término “tercermundista”… aquí nos centramos en los términos “centro yperiferia” para referirnos a los países con desarrollo industrial y político y a losque no lo poseen o están en vía de tenerlo, respectivamente. Términosigualmente chocantes pero necesarios (al menos en este análisis) para evitarcontratiempos conceptuales (como al inicio de esta, que debía ser unamoderada conclusión).El desarrollo del diseño en los países de la periferia ha sido pobre, luego de unatraso en su industria de al menos 20 ó 30 años (no empezamos la RevoluciónIndustrial al mismo tiempo que los países del centro), el diseño industrial conmuchos tropiezos inició con la “copia” del diseño del centro. El desarrolloevolutivo de la cadena de aprendizaje de los países desarrollados en esteaspecto no tuvo su contraparte en los países periféricos, se quiso comenzarutilizando los resultados del análisis central si considerar la función social queexigía la periferia.Por otro lado la labor del diseñador en la periferia se ha perdido en lapercepción de la “masa industrial”, su trabajo se ha abaratado y su labor ha
  • 15. perdido importancia a la vista del industrial; víctimas quizá de su propia inerciaal copiar o dejarse llevar por el diseño del centro el diseñador de periferia hadejado de lado su carácter de analista social y tecnológico, ya no se preguntaqué es lo que necesitan en su entorno ni verifica la utilidad de su creación en elsegmento con el cual interactúa. Salvo pequeñas excepciones.Las Universidades, importantes por su labor en la sociedad, se han perdido ensu carácter formativo del quehacer del diseñador de la periferia (de nuevo aquícon algunas singularidades), lo convierten en un proyectador de tesis orealizaciones utópicas y se olvidan de llevarlo a la realidad que habrán deafrontar luego de concluir su preparación, les han faltado hacer entender a susprofesionistas que la carrera los convierte en licenciados o ingenieros endiseño pero solo la experiencia laboral y el propio diseño lo convertirá endiseñadores. Es necesario integrarse a la creación tecnológica de innovación…tener presentes a los autores y maestros, no para copiar sino para convertirseen uno más de esa élite productiva.Es necesario crear una metodología del diseño de acuerdo al tipo de sociedada la cual se pertenece (el diseño… no el diseñador), esta debe ser flexible entorno a lo que no puede ser estudiado por la metodología; por ejemplo laestética; estudiar usos y comportamientos del consumidor del producto, estono puede ser reglamentado por su esencia transitoria, crear un esquema deconocimientos y prácticas tecnológicas que ayuden a la producción a ser másrentable y socialmente útil y responsable.
  • 16. El diseño de la periferia debe tomar una identidad propia, esto que no encasillea un “molde” lineal. Es necesario conocer el desarrollo de los países centralesen este aspecto pero solo, como ya se había comentado, para conocer laevolución a determinado momento histórico y ser referencial del nuestro.Finalmente sería fácil y hasta cómodo culpar y responsabilizar al gobierno,industriales y universidades del poco valor que se percibe en la periferia delquehacer del diseñador industrial, es cierto que con una mayor apertura delsector industrial podría experimentarse en el proceso creativo y desarrollarproducto adecuados al consumidor de la periferia (que determina el éxito de laventa), también podrían desarrollarse mejores planes académicos quefortalezcan la habilidad del diseñador en el sector productivo (convertir al Lic.en diseño en Diseñador profesional) y por último el gobierno, la burocracia (noen el término peyorativo), o el Estado podría reglamentar e institucionalizar eldiseño como orden instaurado para el desarrollo industrial. Pero ningúnengrane trabaja sin el funcionamiento de un motor, es el mismo diseñadorquién deberá presentar soluciones a los problemas que hayan que resolverseen su entorno, el mismo debe ser forjador de la tecnología necesaria para lafluidez de la recuperación de inversión en la industria de periferia, él debemostrar la forma de reglamentación y metodología necesaria para el diseño enla periferia de la que pueda hacer propia el Estado para solucionar y activar eldesarrollo del sector productivo y la satisfacción de las necesidades de lapoblación; en cuanto a las instituciones educativas el diseñador convocado aldesarrollo de las prácticas adecuadas de diseño en torno a un país de laperiferia debe inundar de conocimiento y prácticas aprovechables para los
  • 17. futuros diseñadores, ya hay muchos autores del centro, deben desarrollar eldiseño de periferia, al desplegar sistemas, publicar y educar tendremosmaestros de élite en el diseño de periferia lo cual formaría mejores diseñadoresal escalar en los hombros de “gigantes” e iniciar con el proceso de evoluciónpropio todo esto en conjunto nos sacaría (al menos en lo industrial) de laperiferia aunque para nada nos convertiría en país central (por el “status quo”del término) esto quizás terminaría con éstas, y las inicialmente comentadasen esta conclusión, desagradables expresiones.