Your SlideShare is downloading. ×
Valle De Soba Y Sus Pueblos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Valle De Soba Y Sus Pueblos

1,387
views

Published on

Published in: Travel, Entertainment & Humor

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,387
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Valle de Soba y sus pueblos ( Cantabria) www. laboutiquedelpowerpoint. com
  • 2.
    • Habitantes 1856 Km² Superficie 214,2 Km a Santander 66 En Cantabria y en el límite con Burgos y Vizcaya, entramos en un territorio accidentado con varios puertos de montaña (Los Tornos, Portillo de la Sía y Lunada). El valle de Soba está configurado por más de una veintena de localidades que fueron surgiendo durante la Edad Media, probablemente gracias a la repoblación de los reyes astures en los siglos VIII y IX. La primera referencia histórica data de la fundación del monasterio de San Pedro y San Pablo de Asia, recogida en Santa María del Puerto (Santoña) en el 933. Soba es un territorio rico en manifestaciones artísticas. Los monumentos más importantes son la iglesia parroquial de Rozas, la torre medieval de Quintana, el conjunto urbano de Asón
    • Entre las numerosas cuevas situadas en el valle de Soba está la cueva de AER que está en Manzaneda, no lejos de Ramales y que se trata de una gruta sepulcral en la que fueron hallados enterramientos humanos con vasijas de cerámica de la Edad del Bronce. La cueva del Becerral está cerca La Gándara y parece tener un caballo y otros dibujos inconcretos. En la cueva de la Brosada, que también se encuentra en el valle de Soba, se ha encontrado una magnífica vasija de la Edad del Bronce. Parece confirmarse así, que los enterramientos en la Edad del Bronce eran acompañados con estas cerámicas
    • La zona es prolífica en este tipo de yacimientos. Así, en la cueva de la Llusa, en Ogarrio ( Ruesga ) se encontraron tres espadas, quizás parte de un ajuar funerario. La más antigua puede derivar de los puñales bretones de inicios de la Edad del Bronce. En cuanto a fiestas, "El día de Soba" es la más popular. Se celebra el 18 de agosto. Durante la visita a Soba es imprescindible detenerse en el mirador de los collados del Asón para contemplar el nacimiento del río en una impresionante cascada de más de 50 metros. Ofrece el valle de Soba un paisaje agreste, con prados y bosques de singular belleza.
    Municipio de Soba www. laboutiquedelpowerpoint. com
  • 3. Valle de Soba www. laboutiquedelpowerpoint. com
  • 4. Aja La localidad de Aja ( o Asia en los documentos antiguos ), es la primera de la que se tiene constancia en Soba según un manuscrito del año 836 en el que el prebístero Cardelio y su padre Valerio dicen: "edificamos iglesias, casas y huertos, viñas y pomares, convertimos eriales en cultivos y de monte hicimos campos". Hace alusión directa al monasterio de San Andrés de Asia, el primero que se edificó en todo el valle y uno de los más primitivos de Cantabria. Este monasterio pasaría a depender en el año 959 del de Cigüenza y en el 1011 del gran monasterio de San Salvador de Oña. Actualmente, encontramos una iglesia de pequeñas dimensiones y una sola nave, del siglo XVI. Ha sufrido sucesivas reformas a lo largo de los siglos, siendo imposible observar nada del templo original. Tomando una pista que se dirige a San Pedro por el macizo del Hornijo nos podemos acercar al santuario de Nuestra Señora de Irías, del siglo XVI. En Aja destaca una notable casona con su escudo de los Gutiérrez del Otero, de finales del siglo XVIII. Hay varias casas del siglo XVI, hechas de mampostería, con acceso por arco de medio punto. Una de estas casas era el solar de la familia Zorrilla. El linaje de los Zorrilla fue uno de los más importantes de Soba y su papel fue decisivo durante la Edad Media en el valle. Se encuentra muy deteriorada y solo denota su noble origen la entrada con arco de medio punto y un antiguo escudo familiar. La casa perteneció al Marqués de Mortara y Conde de Lences. También podemos ver profusión de casas del siglo XIX con sus largas galerías acristaladas, edificadas por los indianos que volvían de las américas habiendo hecho fortuna.
  • 5. Astrana Astrana perteneció al concejo de San Martín, lo que la une al linaje de los Zorrilla, de quien proviene el gran poeta uruguayo Juan Zorrilla San Martín. En Astrana se encuentra la ermita de Santa Ana, del siglo XVII y la casa de Corral Velasco, en la que aún se adivina en su estructura la antigua casa - torre, solar de este ilustre apellido. Esta vieja torre se encuentra insertada en un conjunto de casona, corralada y portalada ya del siglo XVIII. En ella nació el que fuera "Montero Real", don Francisco Antonio del Corral Velasco. Un poco más alejada del núcleo de Astrana se encuentra otra casa escudada de esta familia, del siglo XVII. Cerca de la ermita de Santa Ana se conserva una casa de sillarejo en cuyo frente aparece una ventana gótica, pudiendo datarse esta construcción en los siglos XV-XVI. Se conservan dos escudos más en el pueblo, pertenecientes a la familia Zorrilla.
  • 6. Cañedo De Cañedo podemos destacar la iglesia parroquial de Santa María que guarda en su interior un retablo de pequeño tamaño con ocho tablas del siglo XVI, en grupos de dos que recogen escenas de la vida de María y Evangelistas, probablemente del mismo maestro de Rozas. De gran interés es la imagen de la Virgen sedente con el Niño, pieza gótica del siglo XIV. En el pueblo podemos ver diversas casonas y escudos de La Peña o Zorrilla.
  • 7. El Prado Para llegar al pequeño pueblo de El Prado hay que tomar la N-629, en dirección a Burgos por el Puerto de Los Tornos. Antes de salir de Cantabria, veremos un desvío con el cartel indicativo de la ruta de Carlos V. Este distante pueblo de Soba todavía guarda alguna sorpresa. Se conserva un tramo de una calzada romana que sube junto a la iglesia de la Asunción. El resto de la calzada está bajo la actual carretera que atraviesa el pueblo y el puente, antes romano, separa El Prado de La Calera del Prado, localidad perteneciente ya a Euskadi y desde la que se puede llegar a Lanestosa. Iglesia de la Asuncion Calzada romana
  • 8. Fresnedo La subida hasta la localidad de Fresnedo merece la pena ya solo por las hermosas vistas de Soba que nos proporciona. Durante el ascenso por la carretera podemos divisar La Revilla, Pilas, Rozas, Incedo y el Concejo de San Juan ( Santa María, Busta y La Cistierna ). Una vez llegamos al pueblo podemos disfrutar de un bello ejemplo de arquitectura rural, con casas de los siglos XVIII y XIX que muestran al exterior portadas adilentadas cobijadas con el típico patín sobano. La iglesia parroquial de San Esteban y La Anunciación posee algunos detalles, como la ventana abocinada de arco apuntado en el muro sur, que indican una cronología de finales del siglo XV, aunque sufrió importantes reformas durante el siglo XVII. Desde aquí se puede continuar hasta Herada, aunque es preferible llegar desde la N - 629. El camino de ascenso hasta Fresnedo también es una ruta interesante para realizar a pie, habiendo unos 8 Km. desde el cruce en la carretera S - 534, cerca de Regules. Subida a Fresnedo
  • 9. Hazas En Hazas se encuentra la ermita de San Pelayo, de principios del siglo XX, con imagen del santo del siglo XVII en su interior. Existió también una ermita de San Antonio de Padua. Cerca de la ermita de San Pelayo se conserva en una casa una ventana con arco escarzano y decoración de bolas y conchas, quizás de mediados del siglo XVI. A destacar la casona escudada de García del Hoyo Arredondo, edificio de planta cuadrada del siglo XVIII. Es de muy buena traza, una de las de más prestancia en el valle de Soba. El acceso se hace a través de una portalada de arco de medio punto y la casa consta de dos pisos y ático, con ostentoso escudo barroco en el frontal. Otra casona escudada en Hazas es la Martínez del Valle.
  • 10. Herada Herada, se encuentra en lo alto. Es el clásico pueblo sobano, con su iglesia e inmerso en un hermoso paraje. Tan solo el camino para llegar hasta Herada ya merece la pena realizar este recorrido. Aquí existieron tres molinos y tres ventas en el Camino Real de Castilla a Laredo ( de Lancias, la Fogosa y Valnera ). La iglesia parroquial de San Martín se comenzó a mediados del siglo XVI y en su interior destaca como pieza de orfebrería de estilo burgalés, una cruz del siglo XVI y un caliz del XVII ambos de plata. La forma más sencilla de llegar a Herada es por la N-629 en dirección a Burgos por el Puerto de los Tornos. El desvío que lleva a Herada asciende entre un auténtico bosque que en ocasiones no deja ver el cielo.
  • 11. Incedo Un bello camino que parte desde la S - 534 ( cerca de Casatablas ) sube hacia Rozas e Incedo. En este último y apartado pueblo podemos disfrutar de la tranquilidad y paisaje del valle de Soba en todo su esplendor. Hasta 1681 fue un barrio de Rozas, pero desde entonces formó su propio concejo. Lo más destacado es la ermita de Santiago ( citada ya en el siglo XVI ), de una sola nave con capilla mayor cubierta con armadura de madera, de tradición mudéjar, habitual en otras zonas de España pero muy extraña en las tradiciones constructivas de Cantabria, de ahí su gran interés. En su interior conserva un lienzo pintado de la Virgen del Rosario fechado en 1703.
  • 12. Palacio de los Zorrilla La Gándara El centro de actividad y servicios del municipio de Soba se encuentra situado en La Gándara. Aquí se encuetra el colegio, el consultorio médico, el campo de fútbol y diversos estable- cimientos comerciales.  Actualmente en expansión, su población se ha visto muy incrementada en los últimos años, y en el 2001 fue inagurado el mirador sobre el rio del mismo nombre, que viene a complementar los parques y espacios naturales de que dispone. En las cercanías del nacimiento del río Gándara se conservan los restos de un molino. En La Gándara se festeja el día de Soba ( el tercer sábado de agosto ), la celebración más importante del valle y a la que año tras año acuden miles de personas de todos los puntos de la comarca. El parque de La Gándara acoge todos los eventos así como la feria de ganado. En cuanto a la arquitectura civil, es de destacar el Palacio de los Zorrilla, edificio de principios del siglo XVI formado por diversos cuerpos que debió servir no sólo de vivienda, si no también como centro económico de recaudación de rentas y otras actividades propias del dominio señorial. Destacan en la fachada los arcos de medio punto de grandes dovelas, las ventanas conopiales y los escudos de los Zorrilla, todo ello en un estilo gótico tardío. En el interior existió una capilla dedicada a La Magdalena. La familia Zorrilla fue uno de los linajes más importantes y antiguos de Soba. Mantuvieron fuertes disputas por el control del valle con los Ezquerra de Rozas. Los Zorrilla, que tenían su solar en San Martín se unieron a los Velasco, señores de Soba desde el año 1300 con lo que acrecentaron en gran medida su poder.
  • 13. La Revilla En La Revilla puede verse la iglesia de San Fausto, del siglo XVII ( construida sobre otra más antigua ), la más monumental del valle, con portadas escudadas y monumentos funerarios de Rodrigo Gómez de Rozas, fundador y caballero de la Orden de Santiago. Interesantes retablos de Juan de la Piedra Arce, siguiendo el modelo del prestigioso escultor vallisoletano de la época, Gregorio Fernández. La Ermita de San Lorenzo, junto al núcleo principal de población de La Revilla, se rehizo hacia 1692, sobre otra ermita anterior, de la que aún queda la portada , obra quizás del siglo XIII. El pueblo tiene interesantes casas de diversas tipologías: casas rurales, casonas escudadas y bellas casas de indianos del siglo XIX y principios del XX. Las casas de los indianos con sus palmeras y miradores o las casas rústicas con sus viejas solanas de madera le dan colorido a La Revilla. Desde La Revilla se puede iniciar una bonita excursión de unos 8 Km. hasta Fresnedo, pasando previamente por Pilas. Iglesia de San Fausto Portalada Iglesia de San Fausto
  • 14. Lavin De camino a Lavín podemos disfrutar de magníficas vistas sobre pueblos como Quintana, Valcaba o Cañedo. En este pequeño caserío existió hasta hace pocos años una ermita dedicada a San Francisco. Antiguamente existieron también varios molinos de los que se conserva el llamado "molino de La Peña" con escudo de la familia Sanchez de la Vega. En una casa muy reformada, de gruesos muros y arco de medio punto, aparece un escudo de la familia Trápaga, otro de los linajes importantes en Soba.
  • 15. Pilas Como muchos de los pueblos de Soba, Pilas conserva su encantador ambiente rural prácticamente inalterado. Las antiguas cabañas y casas de piedra se funden con las casas típicas de los indianos, del siglo XIX y principios del siglo XX. Desde el desvío de Pilas se puede ir hacia La Revilla o subir hasta Fresnedo. Antiguamente existieron aquí dos molinos harineros y aún sigue en pie, la ermita de San Miguel, un pequeño edificio de una sola nave de finales del siglo XVI. Así mismo se conserva una casa gótica, con ingreso de arco apuntado y un interesante anexo de madera. Antigua casa de piedra
  • 16. Quintana La Iglesia de San Félix de Quintana se edificó a principios del siglo XV sobre otra anterior, quizás prerrománica. En los lienzos de la bóveda de cañón apuntado del prebisterio conserva interesantes pinturas murales de principios del siglo XVI, representando, entre otros temas, a San Miguel y el Juicio Final. La capilla de don Ginés de Zorrilla que guarda su bulto funerario orante en piedra policromada. La Ermita de del Cueto conserva una cabecera tardo románica de su obra inicial, aunque fue reedificada en 1730. También en Quintana, se encuentra la torre medieval de los Velasco, ancha y potente, con reformas posteriores en los vanos. Los muros son de mampostería y los esquinales de sillería. Posiblemente nunca estuvo almenada. Este símbolo y centro de poder del dominio señorial de la familia Velasco en el valle de Soba tuvo su correspondiente leyenda contada por Sáez Antomil.
  • 17. Regules Regules, a orillas del Gándara, es un núcleo de cierta importancia y tiene una iglesia del siglo XVI. Destacan varias casas del siglo XIX con sus galerías acristaladas y sobre todo, la casona de los Martínez del Valle, clásica casona montañesa de tres pisos, con tres arcos de medio punto, pequeño balcón en el piso medio y monumental escudo de armas en la planta superior, sobre el balcón. Existieron aquí tres molinos harineros y un batán. En el apartado de arquitectura religiosa mencionaremos la iglesia de Santa Eulalia y la ermita de San Bartolomé. Balconada casa siglo XIX Casona del Liñero
  • 18. Rehoyos Resulta muy interesante la visita al pueblo de Rehoyos, sobre todo para observar la iglesia parroquial de San Martín, de estilo neorrománico. Sorprende encontrarse en el corazón de Soba con una edificación religiosa de estas características. .. Fue construida en 1896 y es la única iglesia modernista, junto con la de Arredondo, que podremos encontrar en todo el valle del Asón . Además, la escasez de este tipo de construcciones en Cantabria, le otorga un valor mucho mayor. Las iglesias modernistas en Cantabria son cierta- mente inusuales. Destacar en la arquitectura civil la casa de don Manuel Fernández Setién, del siglo XIX así como diversas casas populares algunas con detalles góticos como la casa de Pedro López de la Peña.
  • 19. En la localidad de Rozas se encuentra la interesante iglesia de San Miguel, construida a principios del siglo XVI en estilo gótico rural. En 1869, un fuerte huracán tiró la espadaña y una parte de la iglesia. Al exterior no llama demasiado la atención, pero dentro alberga un importante retablo. Se trata de una magnífica obra de 1527, de las mejores de Cantabria, plateresco en su arquitectura y con doce tablas hispano-flamencas distribuidas en dos pisos. Consta de un banco, dos cuerpos y siete calles, la central y el banco con tallas de bulto policromadas, como la Virgen y el Niño, San Miguel Apóstoles y Santos. Las otras calles son de pintura, con escenas de la vida de la Virgen, San Miguel y la misa de San Gregorio y San Jerónimo. El autor de esta obra nos es desconocido y se le llama el "maestro de Rozas". También de interés dentro de la iglesia es el sepulcro yacente de Pedro Ezquerra, del año 1498, portando una espada y un halcón. En el pasado también estaba al lado la estatua yacente de su mujer Elvira Fernández. A este linaje de Rozas pertenece el escudo que hay sobre la portada de la iglesia. En 1869 un huracán derribó la espadaña y parte de la iglesia por lo que gran parte del edificio tuvo que ser reconstruído Se conservan tres ermitas, la de San Vicente, reconstruida en el año 1666 y que actualmente vuelve a hallarse en ruinas; la de la Soledad, adosada a una casa escuda de la famila Zorrilla; y la de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XVIII, en el barrio de Manzanedo ( en la parte alta de Rozas ), desde donde podemos dar un hermoso paseo hacia el Pico de San Vicente Rozas                                                   Rozas fue uno de los pueblos más importantes de Soba en la Edad Media, formando junto con los barrios de Manzaneda, Bolaiz, San Vicente e Incedo el concejo de Rozas hasta época moderna. Existieron en aquel momento tres ermitas, un molino hari- nero y una ferrería. De Rozas era originaria la familia de los Ezquerra, uno de los linajes más importantes de Soba, enfrentado tradi- cionalmente con los Zorrilla así como uno de los más antiguos de Cantabria .   Su origen se pierde en el tiempo, al parecer en Vizcaya, según dice Lope García de Salazar en su libro ( Bienandanzas e fortunas ):  "Salió de Ayala, de una aldea que llaman Rozas. Ezquerra pobló en el lugar que se llama Rozas, porque le pobló llamó de su nombre, e así mesmo tomaron nombre Ezquerra por quel era esquerdo ( zurdo )." Aquí estaba la casa torre del siglo XVI solar de la familia Ezquerra, actualmente sólo se puede apreciar una casa muy reformada en cuya portalada figura el escudo familiar: animal cebado pasante a un árbol, cuatro flores de lis y tres guadañas. Otras casas familiares se encuentran diseminadas por el pueblo.                            
  • 20. Canecillos Iglesia La Busta En el concejo de San Juan está el pequeño pueblo de La Busta. Como curiosidad, señalar que Busta es un término que designa a la zona de monte que se quema para convertirla en pasto para el ganado. Aquí se conserva el único ejemplo del románico del valle de Soba, la ermita de Santa Marina. Se trata de una humildísima capilla de mampostería, quizás del siglo XI De una sola nave y un sólo ábside semicircular con espadaña a los pies. Los canecillos son de época avanzada con motivos figurados ( un guerrero, cabezas humanas y animales y motivos geométricos). Se trata probable- mente de la construcción más antigua de todo el valle. La Cistierna Enclavado en un hermosísimo paisaje, el del concejo de San Juan, está el pueblo de La Cistierna, a medio camino entre Busta ( que está a más altura ) y Santa María ( por debajo ). Es destacable el retablo ( del XVII ) de la iglesia parroquial de San Juan ( del siglo XVI ). Al parecer existió aquí un monasterio dedicado a San Juan, del que se tiene constancia en el año 1052. Existieron en el concejo tres molinos harineros y dos ferrerías. Podemos aún hoy ver interesantes casonas, reseñando sobre todo, una de dos pisos, con portada de ingreso en arco de medio punto, solana entre muros cortavientos y dos escudos en los hastiales. El situado a la derecha porta las armas de Pérez, Saínz, Roldán y Prado, Ortíz de la Revilla y Peña, mientras que el de la izquierda lleva las de el Santo Oficio de la Inquisición, a cuya institución perteneció en 1773 don José Pérez de Roldán. Santa Maria La localidad de Santa María pertenece al hermoso concejo de San Juan. Es el primer pueblo que atravesamos si queremos realizar el ascenso hasta la ermita románica de Busta. Santa María conserva alguna casona escudada, destacando la casona de don Andrés López de la Peña y la ermita de Santa María, de la que se tiene constancia desde principios del siglo XVIII San Juan Las vistas desde San Juan son excelentes. A parte de la belleza del paisaje en que se encuentra enclavado podemos observar los núcleos de Rozas e Incedo. A San Juan pertenecen los barrios de La Busta, Santa Maria y La Cistierna.
  • 21. Sampedro Este pueblo alto, bello y recio nos habla de la riqueza espeleológica del valle por su refugio para espeleólogos en las antiguas escuelas construidas por el indiano Jerónimo Pérez Sainz de la Maza, gran benefactor de Soba que construyó también el edificio del ayuntamiento en Veguilla. Las vistas a lo largo de la subida al pueblo son magníficas, permitiéndonos observar una gran parte del valle de Soba. Por una pista podemos ascender hasta Aja. La iglesia parroquial de San Pedro es una construcción de una sola nave y como elementos más antiguos se en- cuentran unos arcos góticos del siglo XV. Antiguamente debía encontrarse aquí el monasterio medieval de San Pedro y San Pablo ( año 836 ). Tomando una pista que parte junto a las antiguas escuelas, y posteriormente un desvío a la derecha, podemos acer- carnos al santuario de Nuestra Señora de Irías, del siglo XVI. Junto a él, se encuentra la "casa de la beata". Antiguas escuelas
  • 22. Sangas Sangas es posiblemente el pueblo más antiguo de Soba, siendo ya citado en tiempos romanos por Plinio El Viejo. Es probable que su nombre se derive de Sauga ( río Asón ). Para llegar, hay que partir del desvío de la CA-256 cerca de Veguilla, que va hacia Santayana y Rehoyos. Antes de llegar a Santayana, cerca de una ermita, tomaremos una carretera que pasa entre unas casas. Apenas quedan tres casas en pie en el pueblo. Aquí se encuentra la ermita de San Bartolomé, edificio de planta rectangular y una sola nave probablemente del siglo XVIII, aunque en su interior guarda dos imágenes góticas de la Virgen con Niño y San Juan del siglo XIV.
  • 23. Santayana De camino a Santayana encontramos el antiguo molino de Bollain, movido en otro tiempo por las aguas del Gándara. La iglesia de Santa Juliana fue reconstruida en 1703 y junto a ella se abrió la capilla del capitán Luis de Rozas. En su interior conserva dos excelentes lienzos, una Inmaculada y un Descendimiento. Pero si hay que destacar algo en el pueblo, es el sorprendente Museo Etnográfico de Joaquín Sainz de Rozas . A destacar en la plaza principal, una casa de dos pisos con pórtico de tres arcos de finales del siglo XVIII. Iglesia de Santayana Molino de Bollain
  • 24. Valcaba Detenerse en Valcaba es quedar impresionado por el paisaje que se divisa, al frente los pueblos de la zona alta y detrás, la majestuosidad de los montes: Castro Redondo, Len de los Restrillos y detrás Alto Tiñones de 1.400 metros de altitud. De la iglesia de San Juan Bautista casi todo lo que vemos es del siglo XVI, aunque en el arco triunfal aún se aprecian vestigios del siglo XV. Ha sufrido sucesivas reformas. A destacar la hermosa arquitectura rural, propia de los pueblos sobanos, en especial un bello conjunto de casas de los siglos XVI. A una lado de la carretera se encuentra la casa de los Zorrilla de la Concha, citada ya en 1680 como "torre y casa llana mayor", en la que se observan dos escudos de los Zorrilla de la Concha. También escudada es la casa de los Ortiz de la Torre También existieron tres molinos harineros en Valcaba. Uno de ellos, el conocido como "El Crucero" ha sido restaurado y felizmente rehabilitado como vivienda rural.
  • 25. Valdició Para llegar al pueblo sobano de Valdició hay que tomar un desvío cercano a San Roque de Riomiera, población a la que se puede llegar de diversas maneras ( CA-264 desde Selaya, CA-260 desde Liérganes, CA-643 desde el Portillo de Lunada ). Valdició se encuentra en un auténtico paraíso natural, una zona frecuentada por senderistas que agradará a todos los amantes de la naturaleza. En la arquitectura de la zona, compuesta casi en su totalidad por cabañas ganaderas, se puede reseñar la llamada "Casa del Rey", construcción de la época de Carlos III cuya actividad estaba ligada a las fábricas de cañones de Liérganes y La Cavada.
  • 26. Veguilla Capital y sede del ayuntamiento de Soba, ubicado en el edificio que para tal efecto financió el indiano Jerónimo Sainz de la Maza a principios de siglo. Fue un gran benefactor del valle de Soba, construyendo también las escuelas de San Pedro. Cerca se encuentra el núcleo del pueblo y la iglesia parroquial de San Mamés, del siglo XVII, en cuyo interior se encuentra la imagen de Nuestra Señora de Sopeña, del siglo XVI, procedente de la arruinada ermita del mismo nombre. Ayuntamiento de Soba
  • 27. Villaverde Merece la pena desviarse hacia Villaverde, donde encontraremos la llamada "Casa del Inquisidor", también casa de Gutiérrez del Regato que ostentosa un magnífico y monumental escudo barroco de gran tamaño, el mejor de todo el valle. La casa, aunque reformada, ya existía al menos desde 1605. También se pueden ver interesantes casas del siglo XIX con sus balconadas acristaladas. Una de estas bellas casas se encuentra frente a la del Inquisidor. Destacan dos casas del siglo XVI, que mantienen la tradición gótica, una de ellas con el característico tejado a dos aguas, muy tendido, con portada de arco de medio punto y saeteras y pequeñas ventanas en uno de sus laterales. Además, Villaverde es un buen lugar para iniciar una bella excursión a pie hacia las localidades de Lavín, Quintana y Valcaba, situadas a la otra margen del río.
  • 28. Villar : ubicada a 2,7 km. de Veguilla, cuenta con una altitud de 370 m. sobre el nivel del mar . Aquí residen 86 vecinos aproximadamente. La iglesia de Santa Cruz de Villar es un templo de origen medieval; está documentado desde 1108, si bien la fábrica actual consta a partir de 1692. La iglesia fue reconstruida en el XIX y de nuevo en 1961. También se encuentra la ermita de San Miguel, documentada del año 1754. Pertenecen a Villar, los barrios de Bárcena, La Colina, Espinilla, Hoyo, La Junquera, Llano, Otero, Siquetos y El Río. En esta localidad donde ejerció de maestro un hombre natural de Burgos, cuya hija, amante o novia de un tal González fue abandonada por éste, al quedar embarazada. La muchacha se trasladó a Madrid, a dar a luz y dejar el niño en la casa de expósitos... Nada de particular, si no fuera porque aquel niño, al nacer se le impusieron los nombres de Eloy Gonzalo... ¡el mismísimo soldado de la Plaza de Cascorro, madrileña, el “Cascorro”, héroe de la defensa de Cuba, perpetuado en la estatua que preside aquel popular espacio urbano!. Villar Una tradición que aún perdura en Villar es el juego del pasabolo-tablón, Existe una bolera junto a la iglesia de la Santa Cruz y siempre cuentan con un equipo entre los mejores de la Región. Antiguamente era raro el pueblo que no tenía su propia bolera, siendo ésta una de las principales actividades de ocio. Carrera de sacos en las fiestas. Al fondo el barrio de la Junquera
  • 29.  

×