1raunidad.2do
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

1raunidad.2do

on

  • 305 views

Profecías mesiánicas, contexto histórico y Juan el Bautista

Profecías mesiánicas, contexto histórico y Juan el Bautista

Statistics

Views

Total Views
305
Views on SlideShare
99
Embed Views
206

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

1 Embed 206

http://profeciasmesianicas.blogspot.com 206

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    1raunidad.2do 1raunidad.2do Document Transcript

    • 1 I.E. Melitón Carvajal UGEL 03 - Lima Profesor John Casso LECTURA RECOMENDADA PARA DESARROLLAR LA EVALUACIÓN DE LA PRIMERA UNIDAD DIDÁCTICA PARA SEGUNDO AÑO DE SECUNDARIA PROFECÍAS MESIÁNICAS: La palabra Mesías viene del latín “messias” y del hebreo “mesiah”. Significa “ungido” y se sobrentiende “ungido con aceite”. Esta era la forma que los antiguos judíos ungían a un nuevo rey, derramando aceite de oliva consagrado en su cabeza. La historia de esta etimología nace con el profeta Isaías, el cual le toco vivir en un tiempo de turbulencia política, guerra y el primer exilio judío. El protoevangelio: Un pasaje del Génesis, que corresponde a la sentencia de Dios a raíz del pecado original, ha sido llamado "Protoevangelio", por ser el primer anuncio del Mesías redentor, anuncio de un combate entre la serpiente y la Mujer, y de la victoria final de un descendiente de ésta: Entonces Yahveh Dios dijo a la serpiente: «Por haber hecho esto, maldita seas entre todas las bestias y entre todos los animales del campo. Sobre tu vientre caminarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar.» El Catecismo resume así a primera promesa de salvación de que no será abandonado al poder de la muerte. “Tras la caída, el hombre no fue abandonado por Dios. Al contrario, Dios lo llama (Gn 3,9) y le anuncia de modo misterioso la victoria sobre el mal y el levantamiento de su caída (Gn 3,15). Lugar de nacimiento: Porque una criatura nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Estará el señorío sobre su hombro, y se llamará su nombre «Maravilla de Consejero», «Dios Fuerte», «Siempre Padre», «Príncipe de Paz».” Isaías 9 «Tú, Belén, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel, y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad» Miqueas 5:2 Nacerá de una virgen: «El Señor mismo les dará una señal: He aquí que una virgen concebirá, y dará a luz un hijo» Isaías 7:14. Siete siglos y medio después, en Israel, una joven virgen llamada María fue visitada por el arcángel Gabriel, el cual le anunció que alumbraría un hijo, al que debía nombrar Jesús. El evangelio de Lucas nos dice que María le preguntó al ángel cómo podía ser posible tal cosa si nunca había tenido relaciones con un hombre. El ángel le respondió: «El Espíritu de Dios vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por lo cual el Santo Ser que habrá de nacer será llamado Hijo de Dios.» Los visionarios del Antiguo Testamento también vieron que el Mesías había de nacer de una madre virgen (Is 7,1-17) y que su apariencia, al menos la pública, sería antecedida por un precursor (Is 40, 1-11; Mal 4,5- 6). Se trata de Juan el Bautista Sucesos significativos de la infancia: Ciertos eventos conectados con la infancia del Mesías fueron considerados tan importantes que constituyen el objeto de predicciones proféticas. Entre esas está la adoración de los magos (Sal 81,1-17), la matanza de los Inocentes (Jer 31,15-26) y la huida a Egipto (Os 11,1-7). Indudablemente que en el caso
    • 2 I.E. Melitón Carvajal UGEL 03 - Lima Profesor John Casso de estas tres profecías, como en el de muchas otras, su cumplimiento es su mejor comentario, pero ello no ignora el hecho de que los eventos a que aluden fueron realmente predichos. CONTEXTO HISTÓRICO DE LA ÉPOCA DE JESÚS: Palestina en tiempos de Jesús: En la época de Jesús, su país se llamaba Palestina, el cual estuvo dominado por el imperio romano. La cultura y las costumbres que dominaban fue la judía. También hubo grupos de judíos procedentes del mundo griego. De esto podemos darnos cuenta que el país de Jesús estuvo dominado por las tres culturas: judía, griega y romana. Si los judíos pudieron conservar sus costumbres y creencias, se debe gracias a que los romanos respetaban las costumbres, instituciones y religiones de los pueblo sometidos, pero imponía su autoridad, nombrando un representante romano llamado procurador o delegado, el cual gobernaba en nombre del César. También hubo un represente judío nombrado por Roma. Jesús nació bajo el reinado del emperador Augusto (27 a.C – 14 d.C) y murió siendo emperador Tiberio (14 – 37 d.C.). Cuando nace, Herodes el Grande es el rey de toda palestina el cual fue el que mandó matar a los niños inocentes en Belén (37 a.C. – 4 d.C.). Su hijo Herodes Antipas gobernó en Galilea y su hijo Arquelao gobernó en Judea. El procurador romano que aparece sentenciando la muerte de Jesús fue Poncio Pilato. Los sumos sacerdotes en tiempos de Jesús fueron Anás y Caifás. La población de Palestina estuvo conformada por los judíos y los paganos (romanos). También existieron los judíos de la diáspora, los cuales fueron aquellos que nacieron fuera de su país. El factor religioso fue fundamental en las costumbres y leyes judías. Dentro de esto podemos distinguir dos sectas judías de gran importancia: los fariseos y saduceos. Los fariseos estuvieron integrados por algunos sacerdotes y personas civiles y se caracterizaban por ser personajes que cumplían estrictamente las leyes religiosas y se denominaban así mismos como los hombres santos y se consideraban enemigos de los romanos. Los saduceos estuvieron integrados por gente importante pertenecientes a la casta sacerdotal, pero a diferencia de los fariseos, no tuvieron problemas en aceptar a los romanos como los dominadores. La mayoría de la población practicaba una sencilla religiosidad popular. Se puede notar la tensión entre el pueblo y los romanos, así como el pueblo con los fariseos y saduceos. En lo concerniente a las clases sociales podemos distinguir los siguientes: - Sacerdotes: descendientes de la familia de Aarón, los cuales estuvieron al cuidado del Templo de Jerusalén. Uno de ellos presidia el Sanedrín, institución integrada por los personajes más notables del pueblo. - Levitas: ayudaban a los sacerdotes en las labores del Templo. - Guardias del templo: eran levitas que cuidaban del orden dentro del Templo. - Escribas: fueron los maestros de la ley, también conocidos como los abogados. - Ancianos: estuvo constituido por un pequeño grupo de ancianos notables los cuales podían pertenecer al Sanedrín.
    • 3 I.E. Melitón Carvajal UGEL 03 - Lima Profesor John Casso - Esenios o Monjes del Qumram: era una especie de orden religiosa al cual pertenecían hombres solteros y célibes los cuales se dedicaban al trabajo y la oración. Fueron enemigos de los sacerdotes, fariseos y saduceos. - Discípulos de Juan el Bautista: son los que siguen el bautismo y las enseñanzas de Juan. - Publicanos: se encargaban de cobrar el impuesto al pueblo judío a favor de los romanos. Fueron los más odiados por sus propios compatriotas. - Herodianos: fue un pequeño grupo que deseaba que la familia de Herodes se quede en el poder, en lugar de los romanos. - Zelotas: grupo de rebeldes y fanáticos contra la dominación romana. Fueron patriotas, nacionalistas, creyentes y violentos. En cuanto a las instituciones religiosas existieron: - El Sanedrín: fue un senado integrado por 65 miembros y presidido por el Sumo Sacerdote. Integrado por escribas, saduceos y ancianos. Tuvieron poder para juzgar y castigar. - La Sinagoga: era el lugar de reunión de los judíos. Existió una sinagoga en cada aldea o ciudad. Se reunían en este lugar los días sábados para rezar, leer o escuchar las Escritura y los profetas. - El Templo: es el lugar de reunión más importante de los judíos. Formó parte de su identidad nacional, ya que la vida los judíos estuvo unido al Templo. JUAN EL BAUTISTA: San Juan Bautista nació seis meses antes de Jesucristo. El capítulo primero del evangelio de San Lucas nos cuenta de la siguiente manera el nacimiento de Juan: Zacarías era un sacerdote judío que estaba casado con Santa Isabel, y no tenían hijos porque ella era estéril. Siendo ya viejos, un día cuando estaba él en el Templo, se le apareció un ángel de pie a la derecha del altar. Al verlo se asustó, más el ángel le dijo: "No tengas miedo, Zacarías; pues vengo a decirte que tú verás al Mesías, y que tu mujer va a tener un hijo, que será su precursor, a quien pondrás por nombre Juan. No beberá vino ni cosa que pueda embriagar y ya desde el vientre de su madre será lleno del Espíritu Santo, y convertirá a muchos para Dios". Pero Zacarías respondió al ángel: "¿Cómo podré asegurarme que eso es verdad, pues mi mujer ya es vieja y yo también?". El ángel le dijo: "Yo soy Gabriel, que asisto al trono de Dios, de quien he sido enviado a traerte esta nueva. Mas por cuanto tú no has dado crédito a mis palabras, quedarás mudo y no volverás a hablar hasta que todo esto se cumpla". Nació Juan y los ocho días, en su circuncisión, al ponerle nombre de Juan, su padre Zacarías recobro el habla. De la infancia de San Juan nada sabemos. Tal vez, siendo aún un muchacho y huérfano de padres, huyó al desierto lleno del Espíritu de Dios porque el contacto con la naturaleza le acercaba más a Dios. Vivió toda su juventud dedicado nada más a la penitencia y a la oración.
    • 4 I.E. Melitón Carvajal UGEL 03 - Lima Profesor John Casso Cuando Juan tenía más o menos treinta años, se fue a la ribera del Jordán, conducido por el Espíritu Santo, para predicar un bautismo de penitencia. Juan no conocía a Jesús; pero el Espíritu Santo le dijo que le vería en el Jordán, y le dio esta señal para que lo reconociera: "Aquel sobre quien vieres que me poso en forma de paloma, Ese es". Cuando se presentó Jesús, lo bautizó. Al día siguiente vio Juan a Jesús que venía a su encuentro, y al verlo dijo a los que estaban con él: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquél de quien yo os dije: Detrás de mí vendrá un varón, que se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo". Entonces Juan atestiguó, diciendo: "He visto al Espíritu en forma de paloma descender del cielo y posarse sobre El. Yo no le conocía, pero el que me envió a bautizar con agua, me dijo: Aquél sobre quien vieres que baja el Espíritu Santo y posa sobre El, ése es el que ha de bautizar con el Espíritu Santo. Yo lo he visto, y por eso doy testimonio de que El es el Hijo de Dios". Herodías era la mujer de Filipo, hermano de Herodes. Herodías se divorció de su esposo y se casó con Herodes, y entonces Juan fue con él y le recriminó diciendo: "No te es lícito tener por mujer a la que es de tu hermano"; y le echaba en cara las cosas malas que había hecho. Entonces Herodes, instigado por la adúltera, mandó gente hasta el Jordán para traerlo preso, queriendo matarle, mas no se atrevió sabiendo que era hombre justo y santo, y le protegía, pues estaba muy perplejo y preocupado por lo que le decía. Herodías le odiaba a muerte y sólo deseaba encontrar la ocasión de quitarlo de en medio. Y lo consiguió, el día del cumpleaños del rey, su hija Salomé bailó para él y al final le dijo que le pidiera lo que quiera, y ella pidió la cabeza de Juan Bautista.