• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Necesidades Educativas madres sobre Lactancia Materna e Inmunizaciones. José Ivo Contreras
 

Necesidades Educativas madres sobre Lactancia Materna e Inmunizaciones. José Ivo Contreras

on

  • 1,722 views

Es una investigación realizada en el municipio Libertador del estado Mérida acerca de las necesidades educativas que tienen las madres acerca de las inmunizaciones (vacunas) y la Lactancia Materna. ...

Es una investigación realizada en el municipio Libertador del estado Mérida acerca de las necesidades educativas que tienen las madres acerca de las inmunizaciones (vacunas) y la Lactancia Materna. Es un trabajo que fue presentado y aprobado ante un jurado calificado de la Universidad de Los Andes, Mérida, Venezuela, como credencial de mérito para ascenso de categoría en mi condición de profesor universitario

Statistics

Views

Total Views
1,722
Views on SlideShare
1,722
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Necesidades Educativas madres sobre Lactancia Materna e Inmunizaciones. José Ivo Contreras Necesidades Educativas madres sobre Lactancia Materna e Inmunizaciones. José Ivo Contreras Document Transcript

    • UNIVERSIDAD DE LOS ANDESFACULTAD DE MEDICINAESCUELA DE ENFERMERÍADEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO SOCIALPRÁCTICAS DE SALUD Y NECESIDADES EDUCATIVAS SOBRELACTANCIA MATERNA E INMUNIZACIONES EN MADRES CON HIJOS(AS) HASTA SEIS MESES DE EDAD. PARROQUIA J.J. OSUNA. ESTADOMÉRIDA. OCTUBRE 2007 – ENERO 2008Trabajo presentado ante el Honorable Consejo de la Facultad de Medicina de laUniversidad de Los Andes como credencial de mérito para ascender a la Categoría deProfesor Asociado.AUTOR: Mg. Sc. Ivo ContrerasTUTORA: Mg. Sc. Elsy Sosa GilMÉRIDA, FEBRERO 2008
    • 2AUTORIZACIÓN DEL TUTOREn mi carácter de tutor del Trabajo de investigación presentado por el ciudadano JoséIvo Oscar Contreras Briceño, titulado “PRÁCTICAS DE SALUD Y NECESIDADESEDUCATIVAS SOBRE LACTANCIA MATERNA E INMUNIZACIONES ENMADRES CON HIJOS (AS) HASTA SEIS MESES DE EDAD. PARROQUIA J.J.OSUNA. ESTADO MÉRIDA”, considero que el mismo reúne los requisitos yméritos mínimos para ser sometido a evaluación de un jurado calificado y su posteriorpresentación pública.En Mérida a los quince (15) días del mes de Febrero de 2008._______________________Profesora Elsy Sosa GilC.I.: 3.991.846
    • 3UNIVERSIDAD DE LOS ANDESFACULTAD DE MEDICINAESCUELA DE ENFERMERÍAPRÁCTICAS DE SALUD Y NECESIDADES EDUCATIVAS SOBRELACTANCIA MATERNA E INMUNIZACIONES EN MADRES CON HIJOS(AS) HASTA SEIS MESES DE EDAD. PARROQUIA J.J. OSUNA. ESTADOMÉRIDA.AUTOR: Mg. Sc. Ivo ContrerasTUTORA: Mg. Sc. Elsy SosaRESUMENLa investigación titulada “Prácticas de salud y necesidades educativas sobrelactancia materna e inmunizaciones en madres con hijos (as) hasta seis meses deedad. Parroquia JJ Osuna. Estado Mérida”, es analítica con un diseño de campo, decorte transversal; la población estudiada estuvo conformada por 59 madres con niños(as) hasta seis meses de edad. Para la recolección de la información se utilizó uninstrumento tipo encuesta (Alfa de Cronbach = 0,73; Nivel aceptable), además seaplicó validación Delphi por cinco expertos. Resultados: Un poco más de 1/3 parte delas madres aún amamantan exclusivamente, la mayoría de ellas no tienenimpedimento para hacerlo. Los argumentos mas frecuentes para abandonar lalactancia materna exclusiva fueron: el niño no se llenaba y la baja producción deleche. El cumplimiento de las inmunizaciones tiene niveles muy altos para la BCG yla Antipolio, aceptable de la Pentavalente, y menor a la norma en la Antirrotavirus.Mediante el estadístico Chi Cuadrado se obtuvo: Necesidades educativas sobre lalactancia materna relacionada con los beneficios para el (la) niñ@ (0,007; 0,714),beneficios maternos (0,045; 0,0832) y el deseo de obtener mayor información sobretemas de la lactancia (0,171; 0,256). Acerca de las inmunizaciones se encontró:Enfermedades que se pueden prevenir con las vacunas (0,747; 0,388) y el deseo deobtener mayor información (4,900; 0,048). Las prácticas de la lactancia maternaexclusiva en madres adolescentes (0,002; 0,946) mayores de 34 años (0,531; 0,646);número de hijos (0,000; 0,985); nivel educativo (0,498, 0,730); tipo de familia (0,064;0,800) e ingreso económico (0,153; 0,695). El cumplimiento del esquema deinmunizaciones en madres adolescentes (0,137; 0,712) y mayores de 34 años (0,356;0,035), número de hijos (0,378; 0,539); nivel educativo (0,376; 0,730); tipo de familia(0,002; 0,960) e ingreso económico (0,099; 0,753). Todas las estimacionesdeterminaron que no existen diferencias estadísticamente significativas.Palabras Clave: Lactancia, inmunizaciones, prácticas, cuidado, niños.
    • 4AGRADECIMIENTOSLuego de otra pausa en mi camino como profesor universitario, quiero dejartestimonio de reconocimiento a algunas personas que gracias a Dios, en primer lugar,aparecieron para ayudarme a concretar este esfuerzo:A la profesora Elsy Sosa Gil, quien estuvo siempre disponible y presente paracompartir ideas en la consecución de este producto, que bueno es tener la excusa dereunirse para airear y fortalecer. Aunque las miles de cosas no nos dejan a veces nivernos, disfruté un mundo trabajar contigo.A mi esposa Ángela, hace más de seis años decidió escuchar mi deseo decaminar a su lado por la senda del amor y siempre me ha dado su apoyo, consejo,cuidado y determinación, este es, como lo sabes, un logro nuestro y de nuestrosfuturos hijos.A la profesora Mary Marquina, quien ha infundido en mí, carácter y unsentimiento profundo de amor por la profesión y por la vida. Espero que Dios y loshumanos sepamos valorar tu espíritu de mujer, madre, amiga, cuidadora, maestra yenfermera.A mis compañeros de trabajo, por ser la sazón cotidiana del ámbito académicoy por tejer juntos, un porvenir soñado.A mi madre, que simboliza el alba de la vida y la plenitud del amor cuando elsol está a medio cielo y cuando la duda anega mi mente.A mi hermano Eliezzer y su familia, a su enseñanza y a su legado dehumanidad, nos queda una inmensidad para crecer y aprender.A la Universidad de Los Andes, que ha abonado el terreno para micrecimiento espiritual y académico. Que más se puede pedir: Merideño, Ulandino,Enfermero y bendecido por la vida.A Yoansi Panza, Columba Dugarte, Morelia Escobar y Yuraima Paredes porsu gran contribución en la recolección de la información.A todas aquellas personas que con su labor contribuyeron para que llegara estemomento.
    • 5DEDICATORIAA la humanidadA mi esposa,A mi madreA mi hermano y a su familia.A mis cuñadas, que son mis hermanasA mis hijas de hoy: Génesis y OrianaA mis hij@s del mañanaIn memorian a: Carlos Gustavo Quintero y a Rosa González
    • 6ÍNDICE GENERALpp.Autorización del Tutor iiResumen iiiAgradecimientos ivDedicatoria vÍndice de Cuadros viiiÍndice de Gráficos ixIntroducción 1CAPÍTULO I: EL PROBLEMA 2Planteamiento del Problema 2Objetivos de la Investigación 10Justificación de la Investigación 11Viabilidad de la Investigación 11Consideraciones Éticas 12CAPÍTULO II: MARCO TEÓRICO 14Antecedentes de la Investigación 14Bases Teóricas 18CAPÍTULO III: MARCO METODOLÓGICO 27Tipo de Investigación 27Diseño de la Investigación 27Población 27Muestra y Muestreo 28Sistema de Hipótesis 28Instrumento 29Procedimiento de Recolección de Datos 30Análisis Estadístico de los Datos 30
    • 7ÍNDICE GENERAL. Continuación.pp.CAPÍTULO IV: ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOSRESULTADOS32Conclusiones 59Recomendaciones 62Referencias Bibliográficas 63ANEXOSConsentimiento InformadoInstrumento de Recolección de InformaciónPrueba de Confiabilidad (Alpha de Cronbach)
    • 8INDICE DE CUADROSCUADRO pp.1 Operacionalización de las Variables 312 Edad de la Madre 323 Número de Hijos 334 Edad de los Hijos 345 Constitución de la Familia. 366 Ingreso Económico de la Familia 387 Tiempo de Lactancia Materna exclusiva según Edad del Hijo 398 Beneficios percibidos para la Madre 419 Beneficios percibidos para el Bebé 4210 Causas de la suspensión de la Lactancia Materna 4811 Deseo de la madre sobre mayor información y temas deLactancia Materna. Porcentajes.4912 Información que refiere la madre sobre las enfermedades queprevienen algunas vacunas. Porcentajes.5013 Causas del incumplimiento del esquema de Inmunizaciones. 5214 Deseo de la madre sobre mayor información y temas de lasInmunizaciones. Porcentajes.5315 Análisis de Chi Cuadrado. Prueba de Hipótesis 54
    • 9INDICE DE GRÁFICOSGRÁFICO pp.1 Nivel educativo de la madre 352 Tiempo entre el nacimiento y la primera mamada (minutos) 393 Sustancias que usa la madre para la higiene de los pezones 434 Disfrute de amamantar y molestias 445 Trabajo y permiso del jefe para lactar 456 Número de permisos y edad del niño 467 Tiempo en minutos de cada permiso para amamantar 478 Vacuna y cumplimiento del esquema según edad 51
    • 10INTRODUCCIÓNEl período de vida infantil es la continuación de un camino que comienza conla gestación. Al salir del vientre materno, el ser humano tiene alta vulnerabilidadfísica, psicológica y social, por esta razón, los organismos mundiales versados enmateria sanitaria, consideran que este grupo de edad es prioritario para la saludpública, especialmente en aquellos países en vías de desarrollo.El trabajo que se presenta a continuación, tuvo como objetivo, analizar,mediante estadísticas descriptivas y analíticas, las prácticas de salud y necesidadeseducativas sobre lactancia materna e inmunizaciones, en madres con hij@s hasta seismeses de edad, que residen en la parroquia J.J. Osuna Rodríguez del estado Mérida,en el período octubre 2007 a enero 2008.La investigación se estructuró en IV capítulos. En el Capítulo I se establece elproblema de la investigación, que contiene: El planteamiento del problema, elobjetivo general y los específicos, la justificación y la viabilidad, además de lasconsideraciones éticas que se relacionan con la naturaleza del estudio.En el Capítulo II, se describe el marco teórico, conformado por un arqueobibliográfico sobre los antecedentes de la investigación, las bases teóricas,específicamente referidas a la lactancia materna exclusiva y las inmunizacionesdurante los seis meses de vida.En el Capítulo III, se destacan el tipo y diseño de la investigación, lapoblación, la muestra, el instrumento de recolección de información y su respectivadeterminación de validación y viabilidad, el procedimiento de recolección y elanálisis estadístico de los datos.En el Capítulo IV, se ubican los resultados del estudio, expuestos en cuadros ygráficos. Posteriormente aparecen las conclusiones, recomendaciones y lasreferencias bibliográficas. Finalmente se encuentra el modelo de consentimientoinformado y la encuesta, además de la estimación del valor mínimo de la muestra yde la confiabilidad de la misma por Alpha de Cronbach.
    • 11CAPÍTULO IEL PROBLEMA DE INVESTIGACIÓNPlanteamiento del ProblemaPara efecto de la presente investigación, se entiende el cuidado materno delinfante como todas las acciones que la madre realiza para promover la salud de suhij@ con edades comprendidas entre el nacimiento y los seis meses. Según unapublicación conjunta del Ministerio de Salud y Desarrollo Social venezolano(MSDS), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (PNUD) y la OrganizaciónPanamericana de la Salud (OPS) (2003), estas acciones se resumen en cuidado sobre:la nutrición, la higiene, el control periódico de salud, las inmunizaciones, además delcrecimiento y desarrollo. Los componentes esenciales establecidos para llevar a cabolo estipulado por el Ministerio de Salud son: la educación permanente al personal desalud; la información, la educación y la comunicación con la población y la madre; elfortalecimiento de redes sociales y de salud y la investigación sobre todos los factoresinvolucrados en la salud de l@s niñ@s.Con el interés de abordar con la suficiente y necesaria profundidad laproblemática del cuidado materno de los niños, se toma como punto de partida ladefinición de Salud Integral del Ministerio de Salud y Desarrollo Social (2004), quela considera como:Expresión individual y colectiva de calidad de vida y bienestar; yproducto de las determinaciones sociales. Comprende el conjunto decondiciones biológicas, psicológicas, materiales, sociales y culturales;que tienen como determinantes, entre otros, la alimentación, lavivienda, el saneamiento básico, el medio ambiente, el trabajo, larenta, la educación, el transporte y el acceso a bienes y serviciosesenciales. Su realización define la condición de estar y permanecersano, ejerciendo cada cual a plenitud sus capacidades potenciales a lolargo de cada etapa de la vida. (p. 89)
    • 12En el caso particular, esta investigación versa sobre el período del cuidado del@s niñ@s durante los primeros seis meses de vida, en lo concerniente a la lactanciamaterna y las inmunizaciones. En este sentido, se presentan a continuación, algunosde los determinantes sociales del cuidado materno en esos temas, comenzando en elámbito mundial y luego en el local.De los indicadores que son utilizados para medir el grado de desarrollo de unpaís o de una región, la tasa de mortalidad infantil posee una utilidad muy importante,esta permite medir su grado de evolución en salud y de transición demográfica, estose debe, a que puede medirse de manera simultánea, el impacto de los factoresmodificables y los no controlables dado por la susceptibilidad que esta poblacióntiene a los cambios sociales, económicos y políticos, así como a las condiciones de laoferta sanitaria desde el punto de vista de la universalidad, la accesibilidad, lacobertura y la calidad.Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Población (2006), desde elpunto de la mortalidad infantil, las defunciones más vinculadas al cuidado materno, yotros factores externos, son las ocurridas en el período postneonatal, porque en éltienen mayor influencia las condiciones como el medio ambiente natural y social,igualmente las prácticas del cuidado sobre el crecimiento y desarrollo de l@s niñ@s,las inmunizaciones, la higiene y la alimentación. La proporción de las muertes en estafase del ciclo vital, oscila entre 40 y 50%, es decir, cerca de la mitad de las muertespueden depender de las características en que la madre desempeña el rol comocuidadora de su hij@ menor de un año.Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2003), vinculanel cuidado materno con los procesos de cobertura de inmunizaciones infantiles(Sarampión, Difteria, Tosferina, Tétano Neonatal y Hepatitis B) relacionados confactores que influyen en la salud del infante, puede apreciar que otro factor vinculadocon el cuidado materno, siendo la madre, por lo general, quien lleva al niñ@ a losestablecimientos de salud a cumplir con el, ya mencionado, esquema deinmunizaciones; también es preciso agregar que, en algunos casos, no se le colocanlas vacunas al infante por razones no inherentes a la madre, como la distancia
    • 13geográfica entre el hogar y el establecimiento de vacunación, aunado a la pocadisponibilidad del producto biológico.Con relación a la vacuna contra el Sarampión, la menor cobertura la tiene laregión de Asia Sudoriental con 63%, luego África con 66%, posteriormente elMediterráneo Oriental con 79%, todas ellas no alcanzan niveles aceptables decobertura (80%), el resto de las regiones mantienen su porcentaje mayor al 90%.En el caso de las vacunas que dan protección específica contra la Difteria, laTosferina, y el Tétano Neonatal, las estadísticas son similares a la cobertura de lasinmunizaciones para el Sarampión y la Hepatitis B, la menor protección la tiene laregión de Asia Sudoriental con 17%, luego África con 35%, posteriormente elMediterráneo Oriental con 65% y Europa con 73%, al igual que en la cobertura de lavacuna contra el sarampión, ninguna de las regiones mencionadas, alcanzan nivelesaceptables de cobertura (80%), el resto de las regiones mantienen su porcentajemayor al 90%.El análisis factorial sobre la mortalidad infantil en el planeta, demuestra queexisten tres grandes factores explicativos: El nivel educativo de las madres, por lomenos, hasta el segundo ciclo, duplica el riesgo de morir; la residencia en el área ruraldetermina que exista 1,5 mayor probabilidad que un niño menor de cinco años muera;en comparación con los que residen el área urbana, la pobreza extrema eleva el riesgoen 2,5 veces cuando se compara con aquellas familias que no lo son. En el ámbito delcontinente americano, la situación tiende a ser la segunda mejor comparada con lasotras regiones del mundo.En el 2004, la región de las Américas se ubica en segundo lugar, superadosolo por Europa en la mortalidad infantil cuya tasa fue de 21 por cada 1.000nacimientos vivos. La tasa de mortalidad neonatal se encuentra en 12 por cada 1.000nacimientos vivos, la cobertura de vacunas alcanza en su mayoría el 80%.En el contexto venezolano, la mortalidad en la población infantil es más bajaque el promedio de la región americana, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador,República Dominicana, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua y Perú con16 muertes por cada mil nacimientos vivos registrados, se iguala con Argentina, pero
    • 14es más alta al compararla con Canadá, Estados Unidos, Chile, Costa Rica, Cuba yUruguay.La tasa de mortalidad neonatal se encuentra en 12 por cada mil nacimientosvivos, la que es igual que el promedio de la región. Para el año 2000 las principalescausas de muerte en menores de cinco años fueron: causas neonatales con 52,6%,diarreas con 9,9%, lesiones con 6,5% y neumonías con 5,6%. Sin embargo, esimportante el esfuerzo realizado por Venezuela para el control de enfermedades comoel Sarampión, la Malaria, el SIDA y la Poliomielitis. Las coberturas de inmunizaciónpara el año 2004 fueron las siguientes: Contra Sarampión 80%, Difteria, Tosferina yel Tétanos 86%, y Hepatitis B 82%. En líneas generales, presenta estadísticas desalud que en algunos casos son muy similares a la región.En el caso concreto de Venezuela, el Sistema de las Naciones Unidas paraVenezuela (SNUV) (2004), del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia(UNICEF), afirma que se han observado avances considerables en materia de saludreproductiva desde el año 1940 hasta la actualidad, que se expresan en la disminuciónde la mortalidad neonatal, postneonatal e infantil. El comportamiento de la mortalidadinfantil en Venezuela ha mostrado, en general, una tendencia a la disminución desdeel año 1957. En el período comprendido entre 1999 y 2002, la mortalidad infantil ysus dos principales componentes, la mortalidad neonatal y la postneonatal, han venidodescendiendo. La velocidad de descenso es mayor en el componente postneonatal queen el neonatal, lo cual sugiere que han sido exitosas las intervenciones orientadas adisminuir el efecto de los factores medio ambientales en el país.Del análisis comparativo realizado durante los años 1996-2002, con losmismos datos de la UNICEF, se puede observar que la tasa de mortalidad infantilpasó de 23.9 por 1.000 nacidos vivos registrados en 1996 a 18.1 por 1.000 nacidosvivos registrados en el año 2002, lo cual representa una disminución de 24.2%. Conrelación a los componentes de la mortalidad infantil, se observa una reducción de13.6% y 38.1% de la mortalidad neonatal y postneonatal, respectivamente, lo cualsugiere que las intervenciones han sido mucho más eficaces en el componentepostneonatal. En el año 2002, las afecciones originadas en el período perinatal y las
    • 15malformaciones congénitas, constituyeron las dos principales causas de mortalidadinfantil, representando 96% de las muertes neonatales.Según el MSDS, el PNUD y la OPS (ob. cit), en el país, cinco de cada diezmuertes que ocurren en menores de cinco años, son debidas a enfermedadesaltamente prevenibles y de cada 1000 niños que nacen, muere un promedio de 20 enel primer año de vida. Al analizar la mortalidad en menores de cinco años, seevidencia la alta vulnerabilidad de sus causas y que con intervenciones adecuadas, sepuedan disminuir estas cifras.En el campo social, tradicionalmente la madre ha desempeñado el rol decuidadora de los hijos, mientras que su cónyuge se concentra en atender lasnecesidades económicas de la familia; sin embargo, en tiempos recientes, la tendenciaal aumento de los hogares monoparentales femeninos, en América Latina y por endeen Venezuela, como lo revelan la Comisión Económica para América Latina(CEPAL) (1995), Chant (2003) y López y Salles (2000), también ha incidido sobre lacalidad de vida de la familia venezolana, de manera que, como lo mencionanGonzález y Martínez (2004), ellas combinan sus roles, en el marco de las relacionesde solidaridad y conflicto intradoméstico, para satisfacer las necesidades de sufamilia. Así que el rol de proveedor que regularmente era llevado a cabo por la partemasculina, ha sido asumido por las mujeres que han tenido que insertarse al ámbitolaboral, forzadas por la crisis económica, el desempleo, la muerte del marido y por ladisolución de la pareja, entre otras causas, sin embargo conserva su rol de cuidadora,por lo que delega momentáneamente a otros miembros de la familia, lasresponsabilidades de su rol tradicional.Desde la perspectiva familiar, Fuster y Ochoa (2000), incorporan la discusióndel cambio en su estructura y funcionamiento, como un factor importante queinterviene en la oportunidad de cuidado que puede proveerse a l@s infantes y elapoyo que puede recibir de las personas que conviven con ell@s. Entre los aspectosque se han observado en esta tendencia se encuentran: el aumento de los divorcios, laincorporación de la mujer al trabajo productivo y el incremento de la cohabitación deparejas sin la formalización del matrimonio.
    • 16Como respuesta a los principales problemas de salud y en este caso de lasalud infantil, existe una política mundial de salud establecida por la OMS (1977),como “Salud para Todos en el año 2000”. La implementación de esta política generóla necesidad de una estrategia especifica llamada Atención Primaria de Salud (APS),que fue definida como “La asistencia esencial, basada en métodos y tecnologíasprácticas, científicamente fundados y socialmente aceptables, puesta al alcance detodas las personas y familias de la comunidad, mediante su plena participación y a uncosto que la comunidad y el país pueda soportar” (p.1).En el caso venezolano y como una propuesta mundial, el MSDS y la OPS(2003), crean la iniciativa denominada Atención Integrada a EnfermedadesPrevalentes en la Infancia (AIEPI), que tiene como objetivo la reducción de lamortalidad materna en infantes menores de cinco años y, es la estrategia queemprendió el MSDN (2006), mediante la puesta en marcha del Proyecto Madre, conel cual se aspira cumplir en un tiempo prudencial, las metas del milenio en cuanto aeste indicador.El proyecto que se identifica con el lema “Madres, niñas y niños sanos”, tieneentre sus basamentos políticos y legales, la Constitución de la República Bolivarianade Venezuela, seguida del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007, las Metas del Milenio, la Ley sobre la Violencia contra la Mujer y la Familia, laLey de Salud y la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente(LOPNA, 1997), por citar algunos.Siguiendo la estrategia de la APS, en Venezuela, el modelo de gestión ensalud, sigue los postulados de la Constitución de la República Bolivariana deVenezuela (1999), la cual en su artículo 83 reza que: “La salud es un derecho socialfundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a lavida” (p. 23). Por su parte el artículo 84 de la constitución citada, establece que lagarantía de la salud se llevará a cabo a través de un Sistema Público Nacional deSalud, bajo los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad,integración social y solidaridad.
    • 17En cuanto a las necesidades educativas que tiene la madre, se observa que lasmismas han sido atendidas parcialmente por los servicios de salud ambulatorios yhospitalarios en Venezuela, al respecto Arroyo y Cerquera (1997), encontraron en unanálisis realizado en el marco del Taller Nacional de Promoción y Educación para laSalud, con actores del sistema prestatario de salud, que entre las barreras que impidenel desarrollo de la promoción de salud se encuentran, entre otras, las siguientes: elpersonal de salud no está capacitado ni motivado para proveer educación para la saludy la carencia de mística de trabajo en ellos mismos. Como un agregado a la situación,Feo (2003), plantea que las personas sufren maltrato, largos períodos de espera paralas citas y ausencia de mecanismos de información. Esta es la realidad a la que seenfrentan diariamente la madre y su hij@.La población proyectada para el Estado Mérida en el año 2006 por el InstitutoNacional de Estadísticas (INE) (2006b), es de 812.325 habitantes. Con relación a laciudad de Mérida, Aguilera (1991), considera que existen varias ciudades en una,cuya evolución ha sido de la ciudad colonial a la moderna, donde subsistenentrecruzadas dos ciudades, la Mérida oficial y la Mérida populosa, esta últimacreada por el movimiento social, que es el de la mayoría, además existe "... casi unatercera ciudad, la universitaria" (p.3).En el espacio merideño, la situación de la población de l@s niñ@s no distamucho de la realidad nacional, los datos disponibles para el Estado Mérida para elaño 2006, sistematizados por la Dirección de Vigilancia Epidemiológica del MSDS(2006), muestran una tasa de mortalidad perinatal de 31 muertes entre la semana 20de gestación y el primer mes de vida del recién nacid@, en el caso de la edad infantil,la tasa es de 25.9 muertes por cada 1.000 nacimientos vivos registrados, estosindicadores aunque se consideran bajos comparados con los del país, mantienencausas de muerte prevenibles, en el caso de la población infantil, la diarrea abarca unsexto de la mortalidad (16.3%), y que casi la mitad de las defunciones (45%),ocurrieron luego de la primera semana del nacimiento, período en el cual los factoresambientales y otros factores exógenos como la alimentación y otras prácticas decuidado de la madre empiezan a tener más presencia. Los factores exógenos son
    • 18controlables en su mayoría, por lo que la experiencia de la madre tiene muchaimportancia para prevenir las enfermedades y la muerte del niñ@.Según la información de la Unidad de Estadística del Departamento deEpidemiología Regional del Estado Mérida (2007), en los años 2006 y el primertrimestre del año 2007, los factores provenientes del embarazo, son los que afectan deforma importante, la salud del bebé durante el primer mes, sin embargo, en el períodode 28 días a los 11 meses, los factores que pueden ser inherentes al cuidado empiezana hacer estragos en el niñ@. La diarrea y la gastroenteritis son las principalesenfermedades reportadas, en 2006, la tasa por estas causas fue de de 77,7 y aumentó a115,7 por cada 100.000 nacimientos vivos registrados en el primer trimestre de 2007.También están presentes otras enfermedades que pueden presentarse por deficienciasdel cuidado como la sofocación, estrangulamiento, la inhalación de alimentos ocontenido gástrico y la desnutrición proteico calórica.En el ámbito del Municipio Libertador, de acuerdo con el INE (2006a), en elInforme Demográfico del año 2004, se reporta que la tasa de mortalidad neonatal,fue de 14,5 y la mortalidad infantil fue 59 por 1.000 nacimientos vivos registrados. Sibien la tasa neonatal es baja, la infantil está muy influenciada por las muertesocurridas entre los 27 días y los 11 meses de nacido. A ese respecto, también destacaque más de la mitad de las madres (54%), no tenían nivel educativo o educación delprimer nivel, y casi un tercio de las mismas (31,3%), tenían menos de 20 ó más de 34años. En cuanto a las muertes fetales, 60% de las madres no tenían nivel educativo onivel primario.De acuerdo con los datos del INE Mérida (ob. cit.), la parroquia J.J. OsunaRodríguez es una zona populosa ubicada entre las ciudades de Mérida y Ejido, tieneuna superficie de 2,22 Km2cuadrados que se encuentra entre los 1225 y 1900 msnmy cuya temperatura oscila entre 13 y 23 ºC. Según las estimaciones demográficas delmismo organismo, la parroquia tiene 463 niños menores de un año en el año 2007,esto representa el 25% de la población infantil del Municipio Libertador.Los informes epidemiológicos del Ambulatorio “Juan Alberto Rojas” (2007),muestran las causas de enfermedad en menores de un año, a finales del año 2006, la
    • 19diarrea está ubicada como tercera causa general con 8% de los casos y en el primertrimestre del 2007, sigue en los primeros lugares con el 6% de las causas de consulta.Otros hechos que reflejan algunas falencias en el cuidado de l@s bebés, son lasrelacionados con las coberturas de inmunización que no alcanzan valores mínimosaceptables y que el 91,5% de la demanda de consultas para esta edad, se da pormotivo de enfermedades, lo que se traduce en que sólo una de cada 10 consultas sonsolicitadas para llevar un control periódico, para mantener sano al bebé.Desde el punto de vista de la salud pública de esa población, las variablesdescritas revelan la presencia de factores de riesgo personales, en las que lashabilidades de las madres para brindar el cuidado a sí mismas y a sus hij@s tienengran relevancia, además, la conjugación de tales variables con muchas otras,representan condiciones que pueden, en diferente grado cada una, influenciar ladecisión de requerir o no, cuidado infantil y postnatal.Luego de indagar sobre las características del cuidado infantil como unproblema de salud pública, al cual los organismos internacionales han venidodedicando cada vez mayor atención y tomando en consideración los objetivos de estainvestigación, se plantean las siguientes interrogantes: ¿Cuáles son las prácticasbásicas de salud sobre la lactancia y las inmunizaciones que las madres, residentes enla parroquia J.J. Osuna, proveen a sus hij@s hasta los seis meses de edad en elperíodo octubre 2007 a enero 2008? ¿Cuáles son las necesidades educativas sobre elcuidado infantil en la lactancia y las inmunizaciones que tienen las madres? y ¿Quéaspectos personales y familiares inciden significativamente en esas prácticas desalud?Objetivo General de la InvestigaciónAnalizar las prácticas de salud y necesidades educativas sobre lactanciamaterna e inmunizaciones en madres con hij@s hasta seis meses de edad que residenen la parroquia J.J. Osuna Rodríguez del Estado Mérida, durante el períodocomprendido desde Octubre 2007 hasta Enero 2008.
    • 20Objetivos Específicos de la Investigación1. Identificar algunas características demográficas de la población en estudio.2. Caracterizar las prácticas de salud básicas de la madre sobre la lactancia materna.3. Caracterizar las prácticas de salud básicas de la madre sobre las inmunizaciones.4. Establecer las necesidades educativas de la población en estudio sobre lactanciamaterna e inmunizaciones.Justificación de la InvestigaciónAl final de este momento del camino, esta investigación no es más que partede un proceso en el que se pretende aportar a la comunidad científica y a la sociedaden general, una experiencia útil para el abordaje de la problemática de la poblacióninfantil, que como se aprecia en párrafos previos, representa uno de los focos demayor atención del Sistema Publico Nacional de Salud (SPNS) hasta el punto que,varias de las metas del milenio se dirigen a este grupo. En lo teórico, se esperacontribuir al enriquecimiento del saber universal y en lo metodológico, la expectativaes desarrollar una ruta científica que permita, luego de asegurar su validez interna,disponer de un antecedente para estudios ulteriores.Viabilidad de la InvestigaciónEl soporte teórico se sustentó a través de un arqueo, utilizando la informaciónde las bibliotecas de la Universidad de Carabobo, de la Universidad de Los Andes,los servidores temáticos en internet, la base de datos de la Biblioteca Virtual de SaludLatinoamericana y otras fuentes disponibles y los costos económicos se cubrieron através de fondos propios del autor.Además se contó con la disponibilidad del tiempo del autor, requerido para sudesarrollo, también se dispuso de la asesoría permanente de la tutora, Profesora ElsySosa Gil. Otro elemento que viabilizó la investigación, fue el acceso geográfico a la
    • 21población en estudio, la cual fue abordada a través de la participación en las consultasdel ambulatorio.Consideraciones ÉticasDe acuerdo con la naturaleza de la investigación, se tomó en consideración,las indicaciones y sugerencias de algunos autores, que fungieron como un códigoético ad hoc, a continuación se describen los aspectos éticos tomados en cuentadurante todas las etapas de la investigación:Salazar (2000), en la ética del género femenino aplicada al cuidado de lasalud, recuerda la importancia de comprender que la mujer vive cotidianamente elproblema del trato discriminatorio y de violencia. Otro aspecto importante refiere,como lo aprecia Loewy (1996), en cuanto al lenguaje, pues su uso adecuadoprevinieron barreras que tienen que ver con la cultura y los códigos lingüísticospropios de las madres y de la localidad donde ellas residen. Acerca delconsentimiento informado descrito en la Declaración de Helsinki por la AsociaciónMédica Mundial (WMA) (1997), estuvo presente en esta investigación, las personasque participaron, lo hicieron de manera voluntaria, así mismo se les brindóinformación de los aspectos éticos y legales que implicaban su participación en elestudio. Además, se les respetó el derecho de las participantes en la investigación aproteger su integridad por lo que se tomaron las precauciones para resguardar laintimidad de las personas, para mantener la confidencialidad de la información de lasmadres y para reducir al mínimo las consecuencias de la investigación sobre suintegridad física, mental y su personalidad. También se les dio la informaciónadecuada y suficiente acerca de los objetivos, métodos, fuentes de financiamiento,posible conflictos de interés, afiliaciones institucionales del investigador, beneficioscalculados, riesgos previsibles e incomodidades derivadas del trabajo deinvestigación. Después de asegurar que la madre comprendió la información, seobtuvo por escrito el consentimiento informado, de manera voluntaria y libre decoacción.
    • 22Polit y Hungler (2000), enfatizan que para resguardar la ética en lainvestigación de salud de humanos, es importante evaluar en todo momento lasimplicaciones que las acciones emprendidas sobre la población, considerar conanticipación y aplicar mecanismos que protejan los aspectos que puedan influenciar elrespeto a las personas, así como poner en juego el equilibrio entre el beneficio, laprevención de daños a las madres y sus hij@s, y la prevalencia de una actuación justapor parte del investigador.
    • 23CAPÍTULO IIMARCO TEÓRICOLuego de la delimitación del problema de investigación, en el siguientecontenido se profundiza sobre las orientaciones epistemológicas, modelos teóricos,métodos y estudios preliminares que permitieron el análisis y la comprensión delfenómeno en estudio.Antecedentes de la InvestigaciónA continuación se describen los estudios de campo realizados en el ámbitomundial, en Latinoamérica y en Venezuela, que están relacionados con la naturalezade esta investigación:Haiek, Gauthier, Brosseau y Rocheleau (2007), midieron las tasas y patronesde conducta de la lactancia materna en la ciudad de Montérégie de Québec, Canadá,en un estudio cuantitativo, con un diseño descriptivo de corte transeccional. Para elloaplicaron una encuesta a 632 madres con niñ@s hasta 6 meses de edad. Losresultados revelaron que 80%, iniciaron la lactancia luego del parto, 68% lo hicieronde manera exclusiva hasta el primer mes de vida. Las tasas de lactancia disminuyeronprogresivamente: 63%, 56%, 51%, 44%, 39%, y 32% en los meses uno, dos, tres,cuatro, cinco y seis, respectivamente. Al sexto mes, la práctica de la lactancia maternaexclusiva era casi inexistente. La incorporación de leche no humana y de alimentossólidos, fueron fundamentalmente los responsables del cambio de lactancia exclusivaa complementaria. Los hallazgos sugieren la necesidad de incentivar a la madre alactar, con iniciativas desarrolladas en la comunidad y en los centros de saludambulatorios y hospitales.
    • 24El estudio es pertinente porque mide las tendencias de amamantamiento, quees una de las primeras actividades y más sostenidas, que la madre profiere al niñodurante el primer año de vida, que existen en las comunidades y aporta algunassugerencias para estimularla.Cooke, Schmied y Sheehan (2007), establecieron una investigacióncuantitativa, con diseño descriptivo de cohorte, cuyo objetivo era explorar laasociación entre el estrés maternal, la cesación de la lactancia materna y losproblemas para la adopción del rol materno. La investigación se desarrolló enhospitales urbanos de Sydney, Australia y participaron 364 madres. La medición larealizaron a través de cuestionarios que fueron aplicados dos veces: la primera vez,durante las 28 y 36 semanas de gestación y la segunda vez, entre la semana dos y lostres meses después del nacimiento. Para medir el estrés postnatal, usaron la Escala deDepresión Postnatal de Edinburgh y la adopción del rol materno, la midieron con laEscala de Evaluación de Lactancia Materna. Los resultados mostraron que lasmujeres con alto nivel de adopción del rol materno, tuvieron menor probabilidad decesar la lactancia materna y de tener problemas para proveerla al niño. Los niveles deestrés prenatal no se asociaron al cese de la lactancia. La ablactación y el estréspostnatal, variaron según el nivel de adopción del rol materno: las mujeres con altonivel de adaptación que detuvieron la lactancia, tuvieron mayores puntajes de estrés(36%) que quienes tenían bajo nivel de adaptación (12%), y que las mujeres con altonivel de adaptación que continuaron amamantando (7%). Los autores concluyen quelas mujeres con creencias sólidas en cuanto a la importancia de la lactancia materna yde su rol maternal pueden beneficiar su valoración psicológica y el apoyo a la hora dedecidir sobre detener la lactancia.Dentro del tema de la lactancia materna, contenido de gran relevancia paraeste trabajo, lo descrito en el párrafo anterior aborda la relación de un factor como elestrés que puede mediar la eficacia y la duración de la lactancia materna exclusiva,también es valiosa la información provista para la intervención diferenciada en losgrupos de madres, según el nivel de adaptación a su rol.
    • 25Kaneko, Kaneita, Yokohama, Miyake, Harano, Suzuki y col. (2006),investigaron los factores asociados con la lactancia materna exclusiva en Japón, paraelaborar un plan que incremente esta práctica. El estudio fue descriptivo,transeccional y utilizó los datos de una encuesta aplicada por el Ministerio de Salud,Trabajo y Bienestar. La población estuvo comprendida por 53.575 nacidos en el año2001 entre el 10 y 17 de enero y el 10 y 17 de julio. Obtuvieron como resultado quela tasa de lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes fue de 21%. Utilizandoanálisis estadístico de regresión logística univariada y multivariada encontraron quelos partos en madres añosas, el bajo peso al nacer, los partos múltiples, el hábitotabáquico de los padres, la convivencia con los abuelos y el sentimiento materno desobrecarga de su rol, no están asociados estadísticamente a la lactancia maternaexclusiva. De manera contraria, encontraron asociación estadística en el caso de lainclusión en el cuidado y en las decisiones de la crianza, al esposo, la atención porprofesionales de enfermería y el recibimiento del apoyo de otras madres. Los autoresconcluyeron que la práctica exclusiva de la lactancia no se asocia con factores de laatención de salud solamente, sino que esta muy ligada a factores sociales, además quedeja clara la necesidad de disminuir la carga de la madre en el cuidado del infante y lapromoción de políticas para el fomento de la participación del padre en la crianza.Los hallazgos del grupo de investigación japonés, muestran claras tendenciassobre la lactancia materna que se replican en todo el mundo. Adicionalmente, ellosaportan elementos relacionados con el espacio familiar que pueden modificar elmantenimiento de la lactancia materna exclusiva.Kelly y Watt (2005), estudiaron las tasas de la lactancia materna exclusiva alos seis meses después del nacimiento, en cuatro países de la mancomunidad delReino Unido, para evaluar este hecho en diferentes clases sociales. El diseño delestudio fue analítico, de tipo longitudinal en su primera medición. La población seconstituyó por 18.125 infantes nacidos a lo largo de los años 2.000 y 2.001, para talefecto entrevistaron a los padres. Los resultados revelaron que 71% de las madresiniciaron la lactancia materna exclusiva luego del parto, esa proporción fuedisminuyendo en 34% al primer mes, 3% a los cuatro meses y 0.3% a los seis meses.
    • 26Encontraron que las madres de clase social baja y con horarios de trabajoprolongados, tienen más de cuatro veces la probabilidad (OR: 0.22, 95%) de iniciar lalactancia materna comparado con las madres que trabajaban a nivel gerencial yprofesional. Las mujeres con trabajos de baja calificación tenían menos probabilidadde amantar exclusivamente hasta el primer mes de vida del hijo (OR: 0.42, 95%), yhasta los cuatro meses (OR: 0.5, 95%), aquellas madres con labores gerenciales oprofesionales. Los autores concluyeron que las diferencias sociales no sonestadísticamente significativas, sin embargo consideraron que se requiere de unaestrategia integral para promover la lactancia materna, especialmente las mujeres conbajos ingresos económicos.Al igual que en las investigaciones previas, Kelly y Watt, identificaronfactores sociales que están muy presentes a la hora de mantener la práctica de lalactancia, aunque algunos de ellos no son estadísticamente significativos: es necesariorecalcar que, tanto en la investigación realizada en Japón como la del Reino Unido, semanifiesta gran interés por los estudios de cohorte en las madres, por esa razón haniniciado investigaciones a partir de la denominada Cohorte de Estudio del Milenio.Vaz (2003), estudió los factores que interfieren en las prácticas deinmunización a partir de las representaciones sociales de las madres sobre lasvacunas, mediante el uso de la investigación cualitativa. Para tal fin, realizó sesentaentrevistas semiestructuradas en madres con niños entre cero y 24 meses de edad,atendidas en una unidad de salud de Niteroi, Brasil. El examen de las entrevistas lorealizó con la técnica de análisis de contenido, mediante el cual obtuvo ochocategorías: la vacuna como prevención de enfermedades; fuentes de educación einformación sobre la vacunación; la vacuna como imposición y auto responsabilidad;sentimientos maternos positivos y negativos hacia el acto de la vacunación; relaciónde cuidado entre la madre y el hijo en el acto de la vacunación; actitudes positivasfrente a la vacunación; actitudes negativas frente a la vacuna y hetero-imagen. Encuanto al análisis estructural, obtuvo que la categoría “vacunar” fue definida entérminos evaluativos positivos y por las nociones de la prevención en salud; lacategoría “no vacunar” representó los evaluativos negativos del comportamiento
    • 27materno y de sus nociones de enfermedad. Concluye el autor, que el estudiodetermina construcciones sociales que posibilitan una aproximación a las fuentes demotivación de las madres.Este autor, se focaliza en una de las prácticas de mayor significación entérminos de la salud del bebé como lo es la vacunación, su abordaje deja claro elsignificado que las madres asignan a la misma, y que será un insumo de primer orden,a la hora de planificar, realizar y evaluar las sesiones de interaprendizaje con lasmadres.Maestre, Urbano, León, Hernández y Maestre (2003), realizaron un estudiodescriptivo de corte transversal con 50 madres de la comunidad de Cambalache,ubicada en Puerto Ordaz, Estado Bolívar, en la que determinaron a través de unaencuesta, que 80%, tenía escaso conocimiento acerca de los beneficios de la lactanciamaterna para el niño. Los de tipo nutricional, fueron los más reportados en un 70%.El 88% de las madres no tenía conocimientos de los beneficios de la lactanciamaterna para ella. De estos conocimientos, los de tipo anticonceptivo fueron los másreportados con un 6%. El 90% presentó una actitud favorable hacia la lactanciamaterna. El 20% tenía creencias favorables y 16% desfavorables, en el 64% de lasmadres no se reportaron creencias. Los autores consideraron que es necesario educara la población, acerca de los beneficios de la lactancia materna.El estudio descrito realizado en Venezuela, pone en evidencia como está lasituación con relación a los conocimientos y creencias sobre la lactancia materna enel país.Bases TeóricasAnte la necesidad de describir con detalle considerable, los conocimientos ylas prácticas de salud sobre la lactancia y las inmunizaciones, se describen acontinuación los cuidados que la madre debería proferir al niño durante el primer añode vida.
    • 28Lactancia Materna ExclusivaEste es uno de los temas que genera muchas dudas a las madres, en el procesode interacción con ellas, es necesario comunicarles las ventajas de la lactanciamaterna, López (1994), sintetiza tales beneficios tanto para la madre como para elniño (a). El autor menciona los siguientes favores para el niño: mejor estadonutricional y metabólico, mayor protección inmunológica, menor riesgo desensibilidad alérgica, perfectas condiciones higiénicas y de temperatura de la leche,prevención de la obesidad y relación afectiva madre – hij@ más estrecha.En relación con la madre, el autor destaca: la involución uterina más rápida, lasatisfacción psicológica, el menor gasto económico, la mayor comodidad, la menorfrecuencia de depresión posparto y del cáncer de mama.La UNICEF de Venezuela (2006), establece que entre las prioridades delMSDS se encuentra: la promoción de la lactancia materna como alimentaciónexclusiva, oportuna y a libre demanda para l@s niñ@s desde su nacimiento hasta los6 meses de vida, y complementada con otros alimentos hasta los 2 años y más, comouna forma de garantizar su derecho a la vida, a la salud y a la alimentación. Con el finde educar a las madres, este organismo desarrolló un material didáctico denominado:“Trío por la Vida”, que resume los conocimientos básicos y comprensibles sobre lalactancia materna. A continuación se presenta tal información:La primera leche, llamada calostro, es muy concentrada y suministra un grannúmero de anticuerpos que protegen al recién nacido contra muchas enfermedadescomo: diarreas, neumonías, otitis y alergias, entre otras. La constitución de la lechecambia mientras se amamanta al hijo o hija: La leche del comienzo tiene altocontenido de agua, proteínas, azúcar, vitaminas y minerales, por eso su apariencia esaguada, ella permite calmar la sed del bebé. La leche del final tiene mayor cantidadde grasas, esto permite al bebé ganar peso óptimamente y sentirse saciado. Por eso, elbebé debe vaciar una mama antes de pasarlo a la otra. La leche materna poseealrededor de 120 a 130 componentes de carácter inmunológico, entre los cuales se
    • 29encuentran los factores antidengue y anti-cólera, esta protección no puede conferirlaninguna fórmula infantil.En cuanto a la comparación de la lactancia materna y el uso de sucedáneos, laComisión Nacional de Lactancia Materna de Venezuela (CONALAMA) (1998),agrega que utilizar los preparados lácteos, produce más alergia e intolerancia a laleche, menores puntajes en las pruebas de inteligencia, además la mujer puede quedarembarazada más pronto, el incremento de los factores de riesgo para la desnutrición ylas deficiencias de vitamina A en el y la niña.Para aprovechar al máximo las ventajas que produce la lactancia materna,autores como Cameron y Hovfander (1989), Rosenthal (2002), Aguilar (2006), yLuckmann (2000), coinciden en que es necesario llevar a cabo las siguientesdirectrices: poner el bebé al pecho dentro de la primera hora después del parto,colocarlo al seno cada vez que él o ella lo pidan, amamantar de manera exclusivadurante los primeros seis meses de vida, comenzar la alimentación complementarialuego de los seis meses de edad y continuar amamantando hasta los dos años de edado más.CONALAMA (1989), agrega que la mejor técnica para lactar a l@s bebés, setiene cuando el pecho de la madre está sujeto con los dedos contra la pared de sutórax debajo del pecho, con el primer dedo apoyando el pecho, con el pulgar arriba yque el resto de los dedos no deben quedar muy cerca del pezón. Cuando seanecesario, se debe estimular a l@s bebés para que agarre el seno, se puede hacer quetoque los labios con el pezón, esperar hasta que el bebé tenga la boca abierta ymoverlo rápidamente, en un solo movimiento hacia el pecho, con el labio inferiorapuntando hacia debajo del pezón.Por su parte Armstrong (1992), aporta un inventario pormenorizado de latécnica que evidencia una lactancia materna exitosa. En cuanto a la posición delcuerpo: la madre debe estar relajada y cómoda, el cuerpo del bebé tiene que estarcerca de la madre y de frente al pecho con su cabeza y cuerpo alineados y las nalgasapoyadas en la mano de la madre. Desde el punto de vista de las respuestas que emiteel niño mientras mama, es ideal que: busque el pecho, explore el pecho con la lengua,
    • 30esté tranquilo y alerta, así mismo, permanece agarrado al pecho y lo sueltaespontáneamente cuando ya no tiene hambre.En relación con el reflejo de succión: la boca del bebé debe abarcar gran partede la areola; tener la boca bien abierta; el labio inferior debe estar evertido o haciafuera; el mentón del bebé debe tocar el pecho; las mejillas se aprecian redondeadas;las mamadas son lentas y profundas, a veces con pausas y se puede ver u oír al bebédeglutiendo. Por otra parte, los senos de la madre deben tener una apariencia sana,blandos después de la mamada, los pezones deben estar erectos (protráctiles) y lospechos, deben tener forma redondeada mientras el bebé mama.Desde el punto de vista del vínculo afectivo que se establece entre el niño y sumadre, debe apreciarse que ella lo sostiene segura y confiadamente, se miran cara acara, está en contacto físico y verbal permanentemente y le acaricia con frecuencia.La madre puede adoptar cuatro posiciones para amamantar: acostada, sentada,en posición de fútbol americano y la posición para amantar dos bebés, si fuese elcaso. La posición acostada es descrita por Luckmann (ob. cit.), de la siguientemanera: la madre se encuentra de costado, apoyada sobre el codo y sostiene la mamacon la mano opuesta, el bebé puede estar sobre una almohada y ella lo acerca paraque empiece a succionar. Para adoptar la posición sentada, la madre puede colocarsela almohada sobre el regazo, apoyar la cabeza del niño en su brazo, que pueda tenercontacto visual con los ojos de él o ella y que ambos estómagos estén pegados. En laposición de fútbol americano, la madre está sentada y el niño está colocado debajo deuno de sus costados sobre una almohada procurando contacto visual con él o ella. Laposición anterior es también recomendada para amamantar a dos bebés.En algunos casos, la madre puede tener dificultades para amamantar debido agrietas en el pezón, en este caso Luckmann (ob. cit.), el MSDS y la OPS (ob. cit.),recomiendan que la madre coloque al bebé con el oído, el hombro y la cadera enalineación y el estómago contra su vientre, que alterne con frecuencia las posicionesde lactación, cuando sea necesario que interrumpa la succión con el dedo meñique,que no permita que el niño muerda el pezón o se duerma con éste en la boca, que leofrezca el seno con frecuencia, que se aplique bolsitas de té empapadas de agua tibia
    • 31en el pezón. Por su parte, Cameron y Hovfander (ob. cit.), recomiendan además, usarla misma leche materna ya que las glándulas de Montgomery segregan sustanciassobre el pezón que tienen propiedades lubricantes y antibacterianas. Elamamantamiento debe comenzar con el pezón menos agrietado. Otra molestiafrecuente, es la ingurgitación mamaria, esta se presenta cuando las mamas están muyllenas y la leche no sale con facilidad, para prevenirla, se debe ofrecer el pecho cada90 minutos a tres horas durante todo el día, o si es necesario ordeñarse, utilizar unbrasier que proporcione buen soporte al seno, tomar una ducha tibia inmediatamenteantes de la lactación o la aplicación de compresas tibias, alternar los pechos durante lalactancia y aplicar masajes en las mamas previo a la lactancia, para estimular labajada de la leche.Como se puede apreciar en algunos trabajos antecedentes, las creencias quetenga la familia sobre la lactancia, puede ser un factor que intervenga a favor o encontra de prácticas saludables, en este sentido, la UNICEF (Perú) (2006), planteaalgunas falsas creencias que se tienen y algunos consejos sencillos para evitar queinfluyan negativamente en la lactación:Dar el pecho es doloroso y agrieta los pezones. Esto puede ser cierto, y seproduce a causa de una técnica inadecuada de amamantamiento o porque la madre norecibió indicaciones para preparar sus pezones durante la gestación.Mientras la madre amamanta, el marido no podrá "participar" en la crianza delbebé. Hay muchísimas otras cosas que el papá puede hacer con el mismo cariño ydedicación, como: cambiar y bañar al bebé, consolarlo cuando llora, sacarlo de paseoy, más adelante, prepararle y darle sus alimentos. Así mismo, él puede servir desoporte a la espalda de la mamá, cuando ella está amamantando en posición acostada,inclusive el papá puede tener un rol más activo asegurándole un entorno psicológicotranquilo.Los bebés que se alimentan de pecho no engordan y siempre tienen hambre.Al contrario, la leche materna es más fácil de digerir, por eso la mayoría de los bebésque maman pecho comen más frecuentemente, pero eso no significa que no estén
    • 32recibiendo la cantidad de leche apropiada. Además, la salud del bebé no depende deque se vea gordito.Los biberones son mejores porque indican exactamente cuánta leche toma elbebé. La verdad es que lo más importante es dejarlo tomar la cantidad que él o ellanecesite para saciarse. Por lo general, el bebé tomará toda la leche que necesita de losdos pechos cada vez que lo alimente, y le permite vaciarle por lo menos el primerpecho completamente.Otra creencia es que la mujer que lacta va a estar "amarrada" al bebé y nopodrá trabajar. Esto también es falso, hoy en día existe una gran variedad demecanismos para extraer leche, las cuales permiten que la madre se saque y almacenehigiénicamente la cantidad necesaria para alimentar a su bebé, mientras ella estéfuera. Muchos empleadores permiten que las madres se saquen leche en el trabajo, yaque saben que la lactancia mantendrá a sus bebés más sanos y esto hará que lasmadres falten menos. Según el artículo 393 de la Ley Orgánica del Trabajo (1997),vigente en Venezuela, en cuanto a la madre que lacta, se refiere, ella “… tendráderecho a dos descansos diarios de media hora cada uno para amamantar a su hijo enla guardería respectiva. Si no hubiere guardería, los descansos previstos en esteartículo serán de una hora cada uno”. (p.93)Se secará la leche y el bebé llorará mucho. Lo cierto es que la leche no se"seca" por sí sola, ni con el tiempo. Lo que muchas veces ocurre, es que al ofrecerleagua, jugos, té, leche artificial y alimentos sólidos al bebé, este se llena y empieza amamar menos cuando se le da el pecho, y deja de estimular la producción de lechematerna. Poco a poco, la mamá empieza a producir menos leche y se acaba lalactancia. Hasta los seis meses de edad la mayoría de los bebés no necesitan nisiquiera agua.A manera de resumen, el Ministerio de Salud y Desarrollo Socialconjuntamente con la UNICEF (ob. cit.), aconsejan cuatro acciones básicas paragarantizar una lactancia exitosa, a saber: a.- La succión frecuente, b.- La posicióncómoda de la madre y el niño al momento del amamantamiento, c.- El vaciadocompleto de la mama y, d.- La tranquilidad de la madre.
    • 33Inmunizaciones durante el primer año de vida.De acuerdo con lo estipulado por la UNICEF (Venezuela) (2006b), el PlanNacional de Vacunación, es una respuesta concreta que apunta a transformar ymejorar la calidad de vida y de salud de los venezolanos, disminuyendo la morbilidady mortalidad por enfermedades que pueden ser prevenidas por vacunas. El esquemade vacunación, según el MSDS (ob. cit.), que se aplica a niñ@s menores de un año deedad en el país, incluye las vacunas BCG, Antipolio paralítica, Trivalente Viral,Antiamarílica, Antirrotavirus y Pentavalente. Estos biológicos protegen contra:Tuberculosis, Poliomielitis, Difteria, Tosferina, Tétanos, Meningitis, Neumonía porHib, Sarampión, Rubéola, Parotiditis, Fiebre Amarilla y Hepatitis B.Toda madre debería saber que el Plan Nacional de Vacunación abarcadiversos establecimientos del SPNS, es decir, hospitales, ambulatorios y vacunatoriosde Barrio Adentro. Dentro de la estrategia: “Trío por la Vida”, está previsto que losniños y las niñas que nazcan en los establecimientos de salud, egresen habiendorecibido la BCG, la Anti-Hepatitis B y la Antipolio, aplicadas y con su tarjeta devacunación. Además, es obligación del centro de salud informar sobre la importanciaque tiene cumplir con el esquema completo de vacunación para cada niño o niña eindicar a los padres y familiares, cuál es el centro de vacunación más cercano a sudomicilio.En su sentido más práctico, la madre tiende a manejar con fluidez la idea deque el recién nacido debe salir del centro asistencial donde fue atendido el partohabiendo recibido tres vacunas, de no ser el caso, debe acudir al ambulatorio o alconsultorio popular más cercano a su domicilio para que se las coloquen y que debeasistir cuatro veces más, cuando el niño tenga dos, cuatro y seis meses y una vez más,entre los seis y doce meses para completar el esquema de vacunación.Una práctica frecuente de las madres, es no suministrar las vacunas a l@sniñ@s por la creencia de que les pueden producir problemas graves de salud; alrespecto, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría(2002), aclara que los niños con alergia al huevo pueden recibir la vacuna triple
    • 34vírica, porque la cantidad de proteínas es mínima, en caso de duda, se aplica lavacuna y se mantiene bajo observación al niño por seis horas.No existe contraindicación en los casos siguientes: enfermedades infecciosasbanales o moderadas, con o sin fiebre (catarros y diarreas banales), que no incrementalos efectos adversos, ni prolongan los síntomas de la enfermedad que padece, y semodifica la respuesta inmunitaria frente a la vacuna; los niños pretérmino en lamisma edad cronológica que los niños a término para la mayoría de las vacunasconsideradas en el calendario vacunal; pueden vacunarse los niños cuya madre estáembarazada; no hay riesgo alguno de vacunar a una persona que haya padecido laenfermedad de la que se le vacuna. El único efecto esperable, es el aumento orefuerzo de la inmunidad adquirida de forma natural, y las personas diagnosticadas deepilepsia, en situación estable, y los que presentan convulsiones febriles puedenvacunarse sin riesgos. El Instituto Pedro Kourí (2002), agrega las siguientes falsascontraindicaciones: Enfermedades leves con temperatura menor de 38 ºC o diarrea;niños o adultos que reciben tratamiento antibiótico; historia no específica de alergias;historia familiar de convulsiones o enfermedades neurológicas, cuando se considerala vacunación antisarampionosa o antipertusis; historia familiar de lactantes conmuerte súbita, cuando se considera la vacunación antipertusis y desnutrición.La OMS (2005), ha reconocido que en la mayoría de los casos en que lamadre decide no vacunar al niño, está presente alguna de las siguientes ideas falsas:a.- Las enfermedades ya habían comenzado a desaparecer antes de laintroducción de las vacunas debido a la mejora de las condiciones higiénico-sanitarias. b.- La mayoría de las personas que enferman han sido vacunadas. c.-Existen "lotes defectuosos" de vacunas asociados con un número mayor de incidentesadversos y defunciones que otros; los progenitores deben averiguar los números deestos lotes e impedir que sus hijos reciban vacunas pertenecientes a los mismos. d.-las vacunas ocasionan numerosos efectos secundarios perjudiciales, enfermedades eincluso la muerte, por no mencionar los posibles efectos a largo plazo que ni siquierase conocen aún e.- en mi país, las enfermedades evitables por vacunación se haneliminado virtualmente, luego no es necesario que vacune a mi hijo y, f.- la
    • 35administración simultánea a un niño de varias vacunas para enfermedades diferentes,aumenta el riesgo de efectos secundarios perjudiciales y puede sobrecargar el sistemainmunitario. Por esta razón es importante darle a la madre la información adecuadapara que pueda tomar decisiones con una información amplia y adaptada a su cultura.
    • 36CAPÍTULO IIIMARCO METODOLÓGICOTipo de la Investigación.Desde el punto de vista metodológico este estudio se enmarca en unainvestigación de tipo explicativa y de campo, como lo establecen Hernández,Fernández y Baptista (2006), “están dirigidos a responder a las causas de los eventos,sucesos y fenómenos físicos y sociales”. (p. 126)Diseño de la Investigación.A partir de lo descrito por Polit y Hungler (ob. cit.), es una investigación noexperimental, por cuanto el investigador estudia el fenómeno tal como ocurrenaturalmente sin interrumpir en su desarrollo. Es de diseño transversal, por cuanto losdatos se obtienen en un momento específico, se registran según se manifiestandurante un período limitado de recolección de datos. En la presente investigación elperíodo de estudio estuvo comprendido entre Octubre 2007 y Enero 2008.PoblaciónLa población estudiada estuvo conformada por 232 madres con niñ@s hastaseis meses que habitan en la Parroquia J.J. Osuna del Municipio Libertador, EstadoMérida.
    • 37Muestra y MuestreoSe seleccionó a través del método de estimación del tamaño mínimo de lamuestra, para lo que se utilizó el paquete estadístico STATS™ v.2, de cuyo cálculo seobtuvo una muestra de 59 madres, que corresponde al 27% de la población total; conlos parámetros de 10% de error máximo aceptable y un nivel de confianza de 95%.El muestreo fue de tipo no probabilístico. Desde el punto de vista de sunaturaleza, la muestra se considera homogénea porque, como lo indican Hernández etal (ob. cit.), se requiere que las personas compartan características similares. Loscriterios de inclusión de la muestra son: Madres con hij@s hasta seis meses queresiden en la Parroquia J.J. Osuna. El muestreo se llevó a cabo bajo el criterio deoportunidad, que de acuerdo con los mismos autores, está conformado por grupos depersonas que se reúnen o convergen en algún lugar por motivos distintos a los de lainvestigación. Las madres invitadas a participar en la investigación, se captaroncuando: Llevaban a sus niñ@s al Servicio de Inmunizaciones, o en la sala de esperade la consulta de Pediatría o de Ginecología del ambulatorio mencionado.Sistema de Hipótesis.1. Las prácticas de cuidado del niño sobre las inmunizaciones y la lactancia maternatienen diferencias estadísticamente significativas con relación a las necesidadeseducativas de las madres.2. Las prácticas de cuidado del niño sobre las inmunizaciones y la lactancia maternatienen diferencias estadísticamente significativas con relación a las condicionessociales de las madres.
    • 38Instrumento1) Contenido:El instrumento estuvo estructurado de la siguiente manera:La parte I versa sobre las características personales de la encuestada, contienetres preguntas cerradas y cuatro abiertas. La parte II estructurada por 13 preguntascerradas y dos abiertas, que evalúan las prácticas de la madre sobre lactancia maternay las necesidades educativas que ella considera que tiene sobre el tema. La parte IIIcontiene cinco preguntas cerradas que valoran las prácticas de la madre sobre lasinmunizaciones y las necesidades educativas que ella considera que tiene sobre eseaspecto de la salud del niño.2) Validación del Instrumento.Para la validación del instrumento se utilizó la técnica de Juicio de Expertosque consiste en, entregar a especialistas en el área de estudio (Profesores: MaryMarquina, Felicia La Cruz, Carlos Peña, Flor Parra y Magíster Ángela Quintero), elinstrumento elaborado, utilizando para la validación una escala de evaluacióncuantitativa con tres categorías: 1.- (dejar), 2.- (modificar) y 3.- (eliminar), además deuna escala cualitativa para medir los criterios de presentación de instrumentos,calidad de redacción de los ítems, pertinencia de las variables con los indicadores,relevancia del contenido y factibilidad de aplicación. Una vez revisado el instrumentopor los expertos se realizaron las correcciones respectivas y se elaboró el instrumentodefinitivo para su aplicación, además se contó con un formato escrito firmado por losvalidadores.3) Confiabilidad del InstrumentoEl instrumento fue sometido a la prueba de Alpha de Cronbach, con la que seobtuve un estadístico de Alpha: 0,736, es decir un confiabilidad aceptable.
    • 39Procedimiento de Recolección de Datos.Para la recolección de datos se procedió de la siguiente manera:Se envió una comunicación para solicitar autorización de las autoridadesrespectivas del Ambulatorio “Juan Alberto Rojas” ubicado en la parroquia J.J. OsunaRodríguez a fin de desarrollar el trabajo.- Se solicitó un espacio físico para realizar las encuestas.- Se solicitaron los datos epidemiológicos disponibles en los registros delambulatorio sobre las madres con hij@s hasta seis meses.- Se seleccionó la muestra y se aplicó el instrumento. Para la aplicación delinstrumento se tomó en cuenta los criterios de inclusión establecidos y elconsentimiento informado de las madres seleccionadas para la investigación.- Una vez recolectada la información se procedió al análisis y a lapresentación de los resultados.Análisis Estadístico de los DatosEl análisis de los datos se realizó a través de la estadística descriptiva einferencial y los resultados se presentaron en cuadros y gráficos sistematizados enuna base de datos computarizada en la plataforma SPSS versión 10 en español.
    • 40Cuadro 1. Operacionalización de la Variable.VARIABLE DIMENSIÓN INDICADOR ÍTEMPrácticas ynecesidadeseducativas desalud sobreLactanciaMaterna eInmunizacionesen Madres conHijos (as) hastaseis meses deedad.Datos PersonalesEdad de la madre 1Número de hijos 2Edad en meses del menor de un año 3Nivel educativo de la madre 4Estructura familiar 5Situación laboral de la madre 6Ingreso económico de la familia 7Prácticas sobre laLactancia MaternaTiempo de inicio de la lactancia alnacer8Período de Lactancia Maternaexclusiva9Sustancias utilizadas para la higienede los pezones10Beneficios percibidos para la saludmaterna11Beneficios percibidos para la saluddel niño12Disfruta el acto de amamantar 13Rotación de las mamas 14Molestias durante la lactancia 15Tiempo disponible para amantardurante la jornada laboral15, 16,17, 18 y19Causas para la suspensión de lalactancia20Necesidades educativas sobre lalactancia materna21 y 22Prácticas sobre lasInmunizacionesConocimiento sobre las enfermedadesprevenibles con algunas vacunas23Vacunas que se le han colocado alniño24Causas del incumplimiento delesquema de inmunizaciones, acorde ala edad25Necesidades educativas, de la madre,sobre las inmunizaciones26 y 27
    • 41CAPÍTULO IVANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOSA continuación que se presentan los cuadros y el análisis e interpretación delos resultados.Cuadro 2.Dimensión: Datos Personales.Indicador: Edad de la madreEdad (Años) Frecuencia %14 a 19 1 17,020 a 24 19 32,225 a 29 15 25,430 a 34 10 16,935 a 39 4 6,840 y más 1 1,7Total 59 100,0Fuente: Instrumento aplicado a las Madres. Octubre 2007 – Enero 2008.En los datos demográficos de la muestra analizada, las madres reportaron unaedad promedio de 25,5 años de edad, cerca de 1/5 de ellas están en la edadadolescente (17%), en el otro extremo de la escala, 7,5% tienen más de 34 años. Esimportante recordar, que antes de los 20 y luego de los 34 años se encuentranpresentes factores de riesgo corporales para las madres y para los recién nacidos quepuede entrañar el cubrimiento de necesidades adicionales para estos últimos. La
    • 42mayoría del grupo tiene edades entre 20 y 29 años (75,6%). (Cuadro 2). En el casoespecifico de la adolescencia, Sánchez e Hidalgo (2005), enfatizan que además deuna transición a la maternidad, este grupo afronta al mismo tiempo, cambios propiosde la adolescencia, de tal suerte, que asumir ambos roles, puede convertirse en unatarea enormemente compleja y difícil, dada por su condición física, pero además porla falta de preparación psicológica y social.Cuadro 3Dimensión: Datos Personales.Indicador: Número de hijosNúmero Frecuencia %1 28 47,52 a 3 24 40,74 a 5 6 10,26 y más 1 1,6Total 59 100,00Fuente: Ídem.En cuanto al número de hijos, casi la mitad tenía sólo uno (47,5%) y 2/5tienen entre 2 y 3 hijos (40,7%). El promedio es de 2 hijos, esto indica que la mayoríade las madres procrean más de un hijo y que en algunos casos requiere atender a suhijo menor de seis meses y a otros simultáneamente, además de desempeñar otrasactividades inherentes a su género (Cuadro 3).Aunque actualmente, en el proyecto de vida familiar y personal de losprogenitores, se anteponen la finalización de los estudios, el bienestar, la estabilidadde la pareja, la estabilidad económica y geográfica, la procreación de varios hijossigue siendo una norma socialmente aceptada que la mayoría de las familias aspiracumplir, independientemente de la carga económica, psicológica, emocional y social
    • 43que esa situación engendra. Otro elemento a considerar, es que en muchos casos laprocreación, especialmente durante la adolescencia, no es un hecho planificado porlos progenitores, por lo que llega como un evento inesperado que puede suscitarinadaptación entre ellos, con el consecuente desmedro del cuidado que demanda un(a) hij@ menor de seis meses de edad.Cuadro 4Dimensión: Datos Personales.Indicador: Edad de los hijosEdad (Meses) Frecuencia %1 a 2 28 47,53 a 4 20 33,95 a 6 11 18,6Total 59 100,00Fuente: Ídem.La proporción de madres cuyos hijos tienen entre 1 y dos meses, se daalrededor de la mitad de la población (47,5%) y el promedio es de 2,7 (Cuadro 4). Lademanda de cuidados es mayor en este período de edad, dadas las tareas de higienedel bebé, las visitas al equipo de salud, la lactancia materna y la colocación de lasvacunas, entre otras.
    • 44Los datos sobre el nivel educativo reflejan que cerca de las 2/3 partes de lasmadres (64,4%) son bachilleres o tienen algún grado de educación universitaria.Escasamente 1,8% de ellas, sólo lee y escribe y casi 1/3 tienen estudios entre primer ynoveno grado de educación básica. (Gráfico 1). Bien reconocida es la influencia delnivel educativo de los progenitores para la crianza de sus hijos. Palacios, Hidalgo yMoreno (1998), presentan como objetivos y valores universales de esa crianza: Laconservación de la vida y la salud del niño o niña, el desarrollo de sus capacidadespara que vaya logrando su independencia y el logro de valores culturalmenteapreciados. En este sentido, la educación proporciona herramientas conceptuales yexperienciales a los padres para que puedan incorporar prácticas razonadas y1,816,9 16,944,120,3051015202530354045%SololeeyescribePrimeroaSextoEntreSéptimoyNovenoBachilleratoUniversitarioNivelGrafico 1.Dimensión: Datos Personales.Indicador: Nivel educativo de la madre
    • 45aprehendidas en el sistema de educación formal, que van modificando las creenciaserróneas y prácticas paradójicas que no contribuyen con el bienestar de sus hij@s.El nivel educativo puede determinar de manera directamente proporcional,junto con otros elementos de la calidad de vida, el acceso a la información sobre loshábitos de salud en el cuidado del bebé.Cuadro 5Dimensión: Datos Personales.Indicador: Estructura Familiar.Miembros Frecuencia %Padre, Madre e Hijos 24 40,7Madre, Hijos y otros Familiares 8 13,6Padre, Madre, Hijos, Allegados y Otros 7 11,9Padre, Madre, Hijos y otros Familiares 6 10,2Padre, Madre, Hijos y Allegados 6 10,2Madre, Hijos y Allegados 4 6,8Madre e Hijos 2 3,3Madre, Hijos, Allegados y Otros 2 3,3Total 59 100,00Fuente: Ídem.Uno de los elementos primordiales para el cuidado de los hijos, desde el puntode vista del apoyo de la red social que circunda a las madres, es la constitución de lafamilia. (Cuadro 5). Un poco más de 2/5 partes del grupo en estudio, conviven bajouna estructura nuclear (40,7%), el resto vive dentro de configuraciones distintas a laconsiderada como ideal, porque se incorporan miembros con vínculo consanguíneo oafectivo, de los cuales, un poco más de 1/4 parte lo hace en ausencia de la figura
    • 46paterna (27,2%). Es importante destacar la presencia de familias extensas (23,8%) yfamilias compuestas (32,3%).En todo caso, se recalca el abandono del arquetipo nuclear, que fue hasta hacepoco tradicional, en los momentos actuales la familia se redefine socialmente pararesponder a sus necesidades, en un contexto donde comienzan a predominar loshogares monoparentales femeninos, como lo revelan informes de la CEPAL (ob.cit.), además de Chant (ob. cit.) y López y Salles (ob. cit.).A partir de la nueva forma de organización de la familia, González y Martínez(ob. cit.), destacan que las madres asumen el rol de proveedor que regularmente erallevado a cabo por la parte masculina, y se han insertado al ámbito laboral, forzadaspor la crisis económica, el desempleo, la muerte del marido y por la disolución de lapareja, entre otras causas. La presencia de otros miembros consanguíneos, afectivos ocircunstanciales en el seno familiar, ayudan a la madre en el cuidado de los hijos. Sinembargo conserva su rol de cuidador, por lo que delegan momentáneamente a otrosmiembros de la familia, las responsabilidades de su rol tradicional. Desde laperspectiva familiar, su estructura y funcionamiento intervienen en la oportunidad decuidado que puede proveerse a l@s infantes y el apoyo que puede recibir de laspersonas que conviven con ell@s.La constitución familiar nuclear, sigue siendo un referente social,especialmente por el rol que ejecuta el padre en la crianza. Marsiglio (1995),menciona cuatro factores que han influido en los últimos tiempos para resaltar elpapel del padre: los cambios demográficos en la familia actual, la incorporación de lamadre al empleo remunerado, los avances mundiales y locales en materia deprotección legal de los niños y las expectativas sociales sobre lo que un padre deberíahacer o dejar de hacer para tener mayor responsabilidad en las actividadesdirectamente relacionadas con el cuidado del bebé. Mientras en las familias con unaconformación y distribución de roles de otros tipos de familia, Salido (2002), revelauna realidad de los tiempos presentes, que tiene que ver con la dificultad de contarcon las abuelas y otros miembros de la familia y la necesidad de contratar a unapersona o pagar un centro para la atención infantil que supone un gasto extra, a veces
    • 47difícil de afrontar. En otros casos, las dificultades en la obtención de dinero paracubrir las necesidades de los hij@s se compensan, responsabilizando a los hijosmayores del cuidado de los menores, utilizando a familiares o personas que soncontratadas, independientemente de las capacidades, conocimientos y actitudessociales y morales que tenga para cuidar al bebé.Cuadro 6Dimensión: Datos PersonalesIndicador: Ingreso económico de la familiaIngreso (Bs.F.) Frecuencia %Menos de 614,0 22 37,3614,1 a 1228,1 27 45,81228,2 a 1842,3 3 5,0Sin información 7 11,9Total 59 100,00Fuente: Ídem.El ingreso económico familiar es otro de los elementos de importanciaesencial para su subsistencia. Más de 1/3 parte de las familias (37,3%), tiene uningreso menor al sueldo mínimo, casi la mitad (45,8%) acumula ingresos mensualesentre uno y dos sueldos mínimos y el resto más de dos sueldos mínimos (Cuadro 6).En general, se puede apreciar que la mayoría de las familias, puede suplir lasnecesidades básicas, en detrimento de otras, como gastos de salud, educación,vestido, y transporte, entre otras. Como ha sido descrito en párrafos anteriores, elingreso económico puede actuar como un estimulo para que la madre decida serproductiva y suplir necesidades de la familia, cuando esto sucede, disminuye sucapacidad para atender a sus hij@s.
    • 48Fuente: Ídem.Gráfico 2.Dimensión: Prácticas sobre Lactancia MaternaIndicador: Tiempo, en minutos, de inicio de la lactancia, al nacerA continuación se presenta la información acerca del tiempo que trascurrióentre el nacimiento del bebé y la primera mamada (Gráfico 2), el 27% de las madresreseñan que pudieron dar de mamar al niño durante la primera media hora, 10% entrelos 30 y 59 minutos, es decir que a lo sumo, un poco más de 1/3 parte pudieronhacerlo en el espacio de la primera hora (37%). El resto lo hicieron luego de una hora.En este sentido, es preciso citar a Edmond, Zandoh, Quigley, Amenga-Etego, Owusu-Agyei y Kirkwood (2006), quienes recomiendan comenzar la lactancia maternaexclusiva de inmediato, es decir, en la primera hora porque es fundamental para lasupervivencia en el período neonatal y porque la primera tetada estimula la repeticiónde la experiencia de amamantar. Sin embargo, en algunos centros de salud se dificultainiciar la lactancia en la primera hora después del nacimiento, por razones dedesconocimiento o inobservancia del personal de salud que atiende el parto y alneonato.30 a 59 minutos10%60 minutos y más63% Antes de 30 minutos27%
    • 49Cuadro 7Dimensión: Prácticas sobre Lactancia MaternaIndicador: Período de lactancia materna exclusiva, según edad del hijoTiempo con lactancia Edad del Hijo (Meses) Totalmaterna exclusiva 1 2 3 4 5 6Menos de un mes 18,4 5,1 3,4 3,4 30,3Un mes 5,1 3,4 1,7 1,7 11,9Dos meses 3,4 3,4 6,8Tres meses 5,1 3,4 8,5Cuatro meses 1,7 3,4 5,1Cinco meses 1,7 1,7Aún le da 13,6 1,7 8,5 5,1 3,4 3,4 35,7Total 37,1 10,2 18,7 15,3 15,3 3,4 100,0Fuente: Ídem.Otro componente en el cuidado materno durante los primeros seis meses devida del infante, es el de la práctica de la lactancia materna exclusiva. La informaciónaportada por las madres, muestra que independientemente de la edad del niño o laniña, aún amamantan un poco más de 1/3 parte (35,7%). En cuanto a las madres quela cesaron, casi 1/3 lo hizo antes del primer mes (30,3%). A partir del segundo mes, elcese del amamantamiento, sólo al pecho materno, va disminuyendo paulatinamente(Cuadro 7).Los hallazgos de los patrones de conducta sobre la lactancia materna de esteestudio, son compatibles con los reportados por Haiek, Gauthier, Brosseau yRocheleau (ob. cit.), Kaneko, Kaneita, Yokohama, Miyake, Harano, Suzuki y col.(ob. cit.), y Kelly y Watt (ob. cit.), aunque en este no se midió la proporción demadres que inició la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento.
    • 50Cuadro 8Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Beneficios percibidos para la salud MaternaRespuestas Frecuencia %No sabe 18 30,5Disminuir el peso acumulado 12 20,3Menor gasto económico 9 15,3Ninguna 9 15,3Satisfacción psicológica 8 13,6Prevenir la mastitis 2 3,3Acomodar la matriz después del parto 1 1,7No se Enferma 1 1,7Todas 1 1,7Fuente: Ídem.Nota: Pregunta susceptible a respuestas múltiplesUna de las situaciones que puede llevar a las madres a continuar la lactanciamaterna exclusiva o mixta, es la identificación de beneficios para ella. Como se puedever en el Cuadro 8, casi la mitad (45,8%), no sabe o no reconoce algún tipo debeneficio, 1/5 identifica como una ventaja personal la rebaja del peso acumuladodurante el embarazo, una de cada seis considera que esa práctica disminuye los gastoseconómicos de la familia (15,3%), y una de cada 10, siente que le producesatisfacción emocional el acto del amamantamiento (13,6%). Adicionalmente a lasventajas descritas por las madres, López (ob. cit.), destaca las siguientes: lainvolución uterina más rápida, la mayor comodidad, la menor frecuencia de depresiónposparto y del cáncer de mama.
    • 51Cuadro 9Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Beneficios percibidos para la salud del NiñoRespuestas Frecuencia %Mayor Protección a Infecciones 40 67,8Mejor Nutrición 28 47,5Contacto Madre – Hij@ más Íntimo 2 3,4Mejores Condiciones higiénicas 1 1,7Ninguna 2 3,4No sé 1 1,7Fuente: Ídem.Nota: Pregunta susceptible a respuestas múltiplesAdemás de que la madre reconozca las ventajas para la madre, las que serefieren al niño son igualmente importantes para continuar la lactancia exclusiva. Enel Cuadro 9 se deja ver que más de 2/3 partes de ellas (67,8%), identifican lapropiedad que tiene la leche humana para proteger al bebé de infecciones, casi lamitad (47,5%), asumen que la misma genera una mejor condición nutricional delniño, sin embargo, no mencionan otras bondades afectivas. La tendencia encontradaen el presente estudio, discrepa de los datos encontrados en la investigación realizadapor Maestre, Urbano, León, Hernández y Maestre (ob. cit.), en el oriente del país enel que determinaron que 80%, tenían escaso conocimiento acerca de los beneficios dela lactancia materna para el niño.Al respecto, la UNICEF (2004), destaca que la lactancia materna tiene lassiguientes ventajas: Disminuye el riesgo de enfermedad de los niños y las niñas; seahorra dinero al no comprar otras leches, teteros chupos y combustible, integra lafamilia porque promueve el amor y disminuye los gastos en salud.
    • 52Delgado y Orellana (2004), agregan que conocer los beneficios de la lechehumana para la madre, el niño, la familia y la sociedad no son garantía de unaimplementación adecuada y permanencia de su uso, porque su práctica se ve afectaday determinada por muchas variables socioculturales, tales como: la educaciónprenatal insuficiente, la interrupción inapropiada de la lactancia, disrupción entre laspolíticas y las prácticas en lactancia y la distribución incontrolada de sucedáneos de laleche materna. Por otro lado, como lo suscriben los trabajos de Dennos, Donet,Gallop y Chalmers (2002), y Palda, Guise y Wathen (2004), sólo los programaseducativos destinados a afrontar las carencias educativas de salud personales y apromover la lactancia materna durante el embarazo y el posparto, han mostrado buenaevidencia de efectividad.Fuente: Ídem.Gráfico 3.Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Sustancias utilizadas para la higiene de los pezones49,225,413,611,80102030405060Agua Leche materna Agua y jabón NadaSustancia%
    • 53En el Gráfico 3 se observa las sustancias que usa la madre para limpiar elpezón antes de lactar al bebé. La mayoría (49,2%) utiliza agua, una cuarta parte(25,4%) la leche de sus senos y una de cada 10 (13,6%), agua y jabón. Resalta elhecho que la cuarta parte de las madres estudiadas, utiliza una forma adecuada pararealizarse la higiene del pezón antes de brindar el pecho a su hij@ para cada mamada,sobre este tema, Cameron y Hovfander (ob. cit.), recomiendan, usar la misma lechematerna para tales efectos. Aguilar (2005), explica que se no se necesita limpiar elpecho o pezón de modo especial antes o después de darle el pecho al bebé, basta conenjuagarlos con agua corriente durante el baño cotidiano. En contraposición, se debeevitar cualquier cosa que seque o dañe la piel, esto incluye el uso de jabón odesinfectantes sobre el pezón o la areola porque a la larga puede dejar aromas queproduzcan rechazo del bebé. También sugiere el autor que luego de dar el pecho, lamadre puede extraer unas pocas gotas de leche, frotar suavemente la piel con ellas ydejar secar al aire.
    • 54Fuente: Ídem.Gráfico 4.Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Disfrute del acto de amamantar y molestias durante lalactanciaDe manera general, casi la totalidad de las encuestadas disfrutan el acto delactar a su hijo, a pesar que mientras lo hace tenga algún tipo de molestia. La mayoríade ellas no reportan situaciones que les impida amamantar (62,8%). En el grupo quemenciono alguna de estas, las de mayor aparición es el dolor en los pezones (13,6%),y el dolor de espalda (Gráfico 4), sin embargo, es necesario acotar que la frecuenciade estas molestias afectó a un grupo mínimo de la población en estudio, por lo quepuede pensarse que tales, no son causas sustanciales par abandonar la lactancia.62,83,213,6 11,98,5010203040506070%Ninguna Dolor enlospezónDolor de espalda Las mamas muyllenasDisfruteNo disfrutaDisfruta
    • 55Fuente: Ídem.Gráfico 5.Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Tiempo disponible para amamantar durante la jornadalaboralEn el Gráfico 5 se presenta la información sobre la condición laboral y laconcesión de permiso a la madre que trabaja para ir a amamantar. Se aprecia que lagran mayoría (67,7%), no trabaja y se dedica a las actividades del cuidado de l@shij@s y del hogar. En el grupo que desempeña alguna actividad remunerada 13,6%,tiene permiso para ir a dar de mamar a su hijo y 8,5% está en el periodo de permisopostnatal, sin embargo 6,8%, no tiene permiso del jefe para hacerlo.67,713,66,88,53,4010203040506070%No trabaja TrabajaCondición laboralTrabajadora IndependienteAma de casaAún de permiso posnatalNo tiene permisoTiene permiso
    • 56Fuente: ÍdemNota: Porcentaje estimado en relación con 8 madres (Tenían permiso).Gráfico 6.Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Tiempo disponible para amamantar durante la jornadalaboral (Número de permisos y edad del niño).De las 8 madres que trabajan y disfrutan del permiso para dar de mamar a sushij@s, la mitad pueden hacerlo una vez por día y el resto dos veces por día (Gráfico6). Según Orloff (1996), la incorporación de la mujer al mercado laboral y elsurgimiento de nuevas formas de familia, implican la recomposición de lasactividades hogareñas, aunque los poderes públicos del Estado venezolano, estimulana la obligación moral de los miembros familiares de cubrir las actividades demantenimiento del hogar y el cuidado de l@s hij@s, mediante instrumentos legalestales como, la Ley Orgánica del Trabajo (ob. cit), la Ley sobre la Violencia contra laMujer y la Familia (1999), la Ley de Salud (1998) y la LOPNA, (ob. cit), en la vidacotidiana existen dificultades para la implementación de esas leyes, razón por la cual12,537,52512,512,505101520253035404550%Uno DosPermisos diarios del JefeTresDosUno
    • 57el cuidado de los hijos se encuentra, en ocasiones, en un vacío legal importante. Eneste caso, nótese que en la mayoría de las madres trabajadoras no se cumple con locorrespondiente a la Ley Orgánica del Trabajo (ob. cit.), que en su Artículo 385 reza:“La trabajadora en estado de gravidez tendrá derecho a un descanso durante seis (6)semanas antes del parto y doce (12) semanas después,…” (p.92). Este es un factor aconsiderar a la hora de que la madre y la familia cuenten con las condiciones óptimaspara dar el cuidado a su hij@ hasta los tres meses de edad.Fuente: Ídem.Gráfico 7.Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Tiempo disponible para amamantar durante la jornadalaboral.Con relación al tiempo que el patrono le permite a la madre para amamantar,¾ partes de ellos le permiten ausentarse del trabajo hasta por 45 minutos, y el restopor un tiempo que oscila entre 45 y 60 minutos (Gráfico 7). Al igual que con lainformación que se suministra en los dos gráficos anteriores, las limitaciones con lasque se encuentra la madre en su trabajo, limita las oportunidades que ella tiene paramantener la lactancia materna.MenMenos de30 minutos37%45 a 60 minutos25%30 a 44 minutos38%
    • 58Cuadro 10Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Causas para la suspensión de la Lactancia MaternaRespuestas Frecuencia %Aún amamanta (Exclusiva y Mixta) 26 44,1El o la bebé no se llena con la teta 11 18,6Producción insuficiente de leche 7 11,9El bebé no quería 4 6,8Trabajo 3 5,0Estudia 2 3,4Mastitis 2 3,4El o la bebé no duerme toda la noche 1 1,7Tomando medicamentos 1 1,7Sustitución por leche en polvo 1 1,7Caída de las mamas 1 1,7Total 59 100,0Fuente: Ídem.A pesar que un 44,1% de las madres todavía amamanta, el resto decidió enalgún momento no hacerlo más. Entre las razones que aducen para tomar esadecisión, 18,6% lo hizo porque sintió que su hij@ no se llenaba con la mamada,11,9% porque tenía baja producción de leche y 6,8% por rechazo del niño, en muypocos casos alegan el trabajo, la mastitis, los estudios, y el consumo demedicamentos, entre otras causas (Cuadro 10).
    • 59En muchos casos pudo ocurrir que la madre tomó la decisión bajo lainfluencia de creencias erróneas o sin conocer algunas técnicas que le evitaríansituaciones poco saludables a ella y a su bebé. Los resultados de esta investigacióndifieren con las prácticas de lactancia reportadas por Haiek, Gauthier, Brosseau yRocheleau (ob. cit.), pues en ese caso, la incorporación de leche no humana y dealimentos sólidos fueron fundamentalmente, los responsables del cambio de lactanciaexclusiva a mixta o complementaria. Como lo advierte la UNICEF (Perú) (ob. cit.),las creencias que tenga la familia sobre la lactancia, puede ser un factor queintervenga a favor o en contra de prácticas saludables.Cuadro 11Dimensión: Prácticas sobre la Lactancia MaternaIndicador: Necesidades educativas (de la madre) sobreLactancia Materna. Cifras Porcentuales.Desea más InformaciónTema Si NoImportancia para el o la Hija 50,9Importancia para la Madre 44,1Posiciones para Amantar 28,8Reconocer la Efectividad de Lactar 18,6Realizar una Lactancia Efectiva 6,8Extraer Manualmente la Leche 3,3Ninguno 11,9No sabe 17,0Todas las Anteriores 13,6Fuente: Ídem.Nota: Pregunta susceptible a respuestas múltiplesCasi la totalidad del grupo de estudio (88,1%) demandó el deseo de obtenermayor información sobre la lactancia materna, el tema por el que muestran mayor
    • 60interés, es el de la importancia para su bebé (50,9%), seguido por el de la importanciapara ellas como madres, casi tres de cada 10 (28,8%) quieren saber más sobre lasposiciones para amamantar, vale la pena destacar que una de cada 10 no quieren tenermás información al respecto (Cuadro 11).Las respuestas emitidas demuestran el énfasis sobre elementosmotivacionales, que por aspectos técnicos o prácticos, es decir, se aprecia menorinterés por temas que les permitan llevar a cabo una lactancia materna exitosa.Cuadro 12Dimensión: Prácticas sobre las InmunizacionesIndicador: Conocimiento, de la madre, acerca de lasenfermedades prevenibles con algunas vacunas. CifrasPorcentuales.Vacuna Si No No SabeHepatitis B 28,8 11,9 59,3Poliomielitis 23,7 13,6 62,7Tétanos 16,9 13,6 69,5Rotavirus 16,9 22,0 61,1Difteria 15,3 13,6 71,1Meningitis 15,3 15,3 69,4Tuberculosis 13,6 13,6 72,8Neumonía Hib 13,6 15,3 71,1Tos ferina 11,9 15,3 72,8Fuente: Ídem.Nota: Cada enfermedad requería una respuestaA continuación se presentan los resultados sobre la segunda temática que seaborda en este trabajo, esta se refiere a las inmunizaciones. En primer lugar se evaluó
    • 61la información suministrada por la madre, de las diferentes enfermedades sobre lascuales las vacunas proveen protección específica. En ningún caso la identificación detales enfermedades fue mayor al 30%, es decir que ellas desconocen de tales, por lomenos en un 70%. La Hepatitis B, fue la enfermedad más reconocida comoprevenible por vacuna, con 28,8%, seguido por la Poliomielitis con 23,7%. El restode las vacunas fueron mencionadas por menos de 1/5 de la población (Cuadro 12).Fuente: Ídem.Gráfico 8.Dimensión: Prácticas sobre las InmunizacionesIndicador: Vacuna y cumplimiento del esquema de inmunizaciones segúnedad. Valores Porcentuales.Dentro de la valoración de las prácticas de salud, específicamente en el áreade las inmunizaciones, quizás una de las más elementales para identificar el valor que93,26,893,26,8782281,418,60%10%20%30%40%50%60%70%80%90%100%BCG Antipolio Antirrotavirus PentavelenteVacunaIncompletaCompleta
    • 62le dan las madres a la salud de sus hij@s, tiene que ver con la evaluación delacatamiento del calendario de las vacunas que se le aplican al niño hasta los seismeses de edad.El Ministerio de Salud del país (ob. cit.), establece que esos niños deben tenerlas siguientes vacunas: BCG, Antipolio, Antirrotavirus, y Pentavalente. Al verificar latarjeta de vacunación de las madres, las de mayor cumplimento para la edad que tieneel bebé son: la BCG y la Antipolio con 93,2% cada una, luego está la Pentavalentecon 81,4% y finalmente la Antirrotavirus con 78,4% (Gráfico 8). A pesar de que lacobertura exhibida muestra, que esta práctica de salud es bastante aceptable, en elcaso de la Pentavalente y especialmente en la Antirrotavirus, se aprecia menosimpacto de protección a los niños.Cuadro 13Dimensión: Prácticas sobre las InmunizacionesIndicador: Causas del incumplimiento del esquema de inmunizacionesacorde a la edad.Respuestas Frecuencia %Esquema completo según la edad 45 76,3No había la vacuna 4 6,8Fiebre en el niño 3 5,7No recordaba la fecha de la vacuna 2 3,4Gripe en el niño 1 1,7Recomendación del Pediatra 1 1,7Estaba cerrado 1 1,7Enfermedad de un familiar 1 1,7Prematurez del niño 1 1,7Fuente: Ídem.Nota: Pregunta susceptible a respuestas múltiplesEn líneas generales, el porcentaje de cumplimento del esquema deinmunizaciones es de 76,3%, principalmente a expensas de la vacuna Antirrotavirus.
    • 63Las razones expresadas por las madres por la cual su bebé no tiene el esquema devacunación completo acorde a la edad, son: En primer lugar, la inexistencia de lavacuna en el servicio de inmunizaciones (6,8%) al momento de llevarl@ para tal fin,fiebre en el niñ@ (5,7%), y no recordaba la fecha que le tocaba la vacuna al niñ@ yen casos extremos, gripe, y recomendación del pediatra, entre otras (Cuadro 13).Cuadro 14Dimensión: Prácticas sobre las InmunizacionesIndicador: Necesidades educativas, de la madre sobre las inmunizaciones.Valores Porcentuales.Desea más InformaciónTema Si NoEnfermedades que previenen las vacunas 72,9Edades en que se coloca cada vacuna 10,1Importancia de aplicar las vacunas 10,1Cuidados postvacunales del bebé 6,8Reacciones postvacunales normales 5,1Cuando no se debe colocar las vacunas 1,7Todas las anteriores 13,6Ninguno 10,1Fuente: Ídem.Nota: Pregunta susceptible a respuestas múltiplesLos temas sobre inmunizaciones que las madres demuestran más interés porconocer son: Enfermedades que se previenen con la vacunas (72,9%), edades en que
    • 64se coloca (10,1%), importancia de las vacunas (10,1%), y los cuidados que se debentener después de la colocación de las mismas (Cuadro 14). Vale la pena destacar queuna de cada 10 madres, les gustaría tener mayor información sobre un númeroimportante de temas relacionadas con la vacunación.
    • 65Cuadro 15Análisis de Chi Cuadrado. Prueba de HipótesisCategoría 1 Categoría 2 χ2pHIPÓTESIS Nº 1Beneficio para el bebé = Identificación de 1 vs.OtrosLactancia=Exclusivavs.Otros,007 ,714**Beneficio para la madre = Identificación de 1 vs.Otros,045 ,832*Deseo de la madre por obtener más informaciónsobre lactancia materna = Si vs. No,171 ,256**Información sobre las enfermedades queprevienen las vacunas = Por lo menos identifica1 vs. No identificaInmunizacionessegúnEdad=Completasvs.Incompletas,747 ,388*Deseo de la madre por obtener más informaciónsobre inmunizaciones = Si vs. No4,900 ,058**HIPÓTESIS Nº 2Edad = <20 años vs. 20 a 34Lactancia=Exclusivavs.Otros ,002 ,964*Edad = > 34 años vs. 20 a 34 ,531 ,646**Numero de Hijos = 1 vs. Más de 1 ,000 ,985*Nivel Educativo = < de Séptimo vs. De Séptimoy más,498 ,730**Tipo de Familia = Nuclear vs. Otros tipos ,064 ,800*Ingreso Económico = Menos de un sueldomínimo vs. Un sueldo mínimo y más,153 ,695*Edad = <20 años vs. 20 a 34InmunizacionessegúnEdad=Completasvs.Incompletas,137 ,712*Edad = > 34 años vs. 20 a 34 ,356 ,035*Número de Hijos = 1 vs. Más de 1 ,378 ,539*Nivel Educativo = < de séptimo vs. De séptimoy más,376 ,730**Tipo de Familia = Nuclear vs. Otros tipos ,002 ,960*Ingreso Económico = Menos de un sueldomínimo vs. Un sueldo mínimo y más,099 ,753** Chi Cuadrado de Pearson** Chi Cuadrado de Fisher: por lo menos una casilla con frecuencia menor a 5.Nota: todos los cálculos fueron realizados en tablas de 2 x 2, con un grado delibertad de 1.
    • 66En el Cuadro 15 se presentan los resultados del estadístico Chi Cuadrado (χ2),de Pearson y su respectivo nivel de significancia (p), cuando en alguna de las celdasde la tabla de 2x2 se obtuvo una frecuencia menor a 5, se aplicó el Test Exacto deFisher. Las prácticas básicas seleccionadas fueron la lactancia materna y elcumplimiento del esquema de inmunización. Para la realización del análisisinferencial, la información de las prácticas de la lactancia materna se dividió en doscategorías, a saber: Exclusiva y otras modalidades, la misma partición se realizó parael cumplimento del esquema de inmunización: Completa e incompleta, según la edaddel bebé.Para comprobar la primera hipótesis, las necesidades educativas para lalactancia materna, se definieron operacionalmente como la identificación de por lomenos un beneficio para el (la) bebé o no identificar alguno (0,007; 0,714), realizar lamisma identificación para la madre (0,045; 0,0832) y manifestar el deseo de obtenermayor información sobre temas de la lactancia (0,171; 0,256). Por su parte, lasnecesidades educativas sobre las inmunizaciones definidas fueron: identificar sobrepor lo menos una enfermedad que se puede prevenir con las vacunas (0,747; 0,388) yexpresar el deseo de obtener mayor información sobre temas de las inmunizaciones(4,900; 0,048). Con base a que los resultados obtenidos que determinan que noexisten diferencias estadísticamente significativas en las dos prácticas, se acepta lahipótesis nula.Con el propósito de comprobar la segunda hipótesis, la práctica de la lactanciamaterna se contrastó con las siguientes condiciones sociales de las madres: Edad,número de hijos, nivel educativo de la madre e ingreso económico. La edad divididaen tres categorías: menores de 20 y de 20 a 34 para evaluar el comportamiento de lasmadres adolescentes (0,002; 0,946) y mayores de 34 años (0,531; 0,646). El númerode hijos se bifurcó en uno y más de un hijo (0,000; 0,985). El nivel educativo seestableció en menor a séptimo y de séptimo grado en adelante (0,498, 0,730). El tipode familia se partió en nuclear y otros tipos (0,064; 0,800) y el ingreso económico sedividió en menor de un sueldo mínimo (614,0 Bs.F) y de un sueldo mínimo en
    • 67adelante (0,153; 0,695). En todos los casos, no se encontraron diferenciasestadísticamente significativas, por lo que se acepta la hipótesis nula.El resultado de la comprobación de hipótesis es similar a los resultadoshallados por Kaneko, Kaneita, Yokohama, Miyake, Harano, Suzuki y col. (ob. cit.),en cuanto a madres de 35 años y más, el número de hijos y la estructura familiar. Eltrabajo de Kelly y Watt (ob. cit.), es recomendable para determinar si el nivel detrabajo que desempeña la madre influye sobre la lactancia.Por su parte, la práctica de las inmunizaciones fue fraccionada en doscategorías: Esquema de inmunizaciones completo e incompleto, se establecieron losvalores para edad, número de hijos, nivel educativo de la madre e ingreso económico,con las mismas divisiones realizadas para la lactancia materna. Las estimacionesaportaron los siguientes resultados: Madres adolescentes (0,137; 0,712) y mayores de34 años (0,356; 0,035), número de hijos (0,378; 0,539).El nivel educativo se estableció en menor a séptimo y de séptimo grado enadelante (0,376, 0,730). El tipo de familia se partió en nuclear y otros tipos (0,002;0,960) y el ingreso económico se dividió en menor de un sueldo mínimo (614,0Bs.F.) y de un sueldo mínimo en adelante (0,099; 0,753). En ninguna de las pruebasrealizadas se establecen diferencias estadísticamente significativas, por lo que seacepta la hipótesis nula.En resumen, las necesidades educativas y los determinantes personales,familiares y sociales estudiadas no se asocian a las prácticas de lactancia maternaexclusiva y al cumplimiento del esquema de inmunizaciones, en este sentido esrecomendable estudiarlas a la luz de trabajos cualitativos, como el realizado por Vaz(ob. cit.), referente a los factores que interfieren en las prácticas de inmunización.A la luz de los hallazgos de esta investigación, surgen algunas reflexiones:Las prácticas de lactancia materna y de inmunizaciones, así como las necesidadeseducativas sobre estos temas, están influenciadas por las características defuncionamiento de los servicios sanitarios. En este sentido, Benach y Muntaner(2005), consideran que los profesionales de salud indagan con muy poca frecuenciasobre la situación familiar, psicológica, laboral o ambiental de las persona que tratan,
    • 68incluyendo las madres. Entre las razones que explican esta tendencia, Renaud y Rico(2007), piensan que, entre el personal de salud es muy frecuente que la comunicaciónse concentra en una relación entre anunciantes y consumidores, concepto extraído delas leyes del mercado que se aplican mecánicamente en todo lugar y momento.Por la razón, anteriormente expuesta, es posible aseverar que no se reconocenlas diferencias y la complejidad de cada persona, como sujeto imbricado en unaespesura social, cultural, económica y psicológica. Vale la pena mencionar, también,que las prácticas de salud convencionales, de la gente, también se apoyan en su visiónde mundo y en la representación que tienen de su cuerpo, de su salud, de su entorno yde su vida.Desde el punto de vista de la edad de la madre, la adolescencia y lamaternidad, vividas de manera paralela, generan necesidades de adaptación quepueden no resolverse fácilmente, especialmente a lo que al cuidado del bebé serefiere. En el ámbito familiar, la satisfacción de las necesidades básicas de un hij@menor de seis meses, requiere de la intervención del padre, otros familiares ypersonas que no tienen vínculo directo con ella.Sobre el particular, Fuster y Ochoa (ob. cit.), señalan que la estructura y ladinámica familiar venezolana, atraviesa por un cambio que está determinado por lossiguientes factores: el aumento de los divorcios, la incorporación de la mujer altrabajo productivo y el incremento de la cohabitación de parejas sin la formalizacióndel matrimonio.Los datos obtenidos acerca de la identificación de necesidades educativas,revelan el interés demostrado por conocer algunos pocos aspectos de los temastratados en esta investigación, cuando en realidad existen un sin fin de conceptos,técnicas, contenidos culturales y elementos volitivos sobre los cuales se puedeaprender. Por otra parte, evidencian la necesidad de redimensionar las estrategias decomunicación en salud, en virtud que las madres no tienen característicasdemográficas estandarizadas, son un grupo heterogéneo, desde el punto de vistapersonal, familiar, social y cultural.
    • 69El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos de Norteamérica (2002),asume que un sistema de divulgación sanitaria efectivo, puede incrementar elconocimiento en temas de la calidad de vida, influenciar sobre las creencias ypercepciones erróneas, incrementar la demanda de servicios por la población yfortalecer la organización comunitaria.Los programas de educación en salud, como lo indica Jenkins (2005), son unaherramienta que puede contribuir con la valorización de la vida, y que su efectividaddepende de que los profesionales de salud que interactúan con la población,comprendan y asuman que la conducta humana está orientada por saberes, creencias,sentimientos y preferencias, al mismo tiempo, deben considerar que las prácticassaludables que se intenten enseñar, tienen que ser seguras y culturalmente aceptables.Entre otras consideraciones para la implementación de cambios de hábitos de salud,vale la pena recordar que todas las transformaciones son valoradas por los beneficiosy recompensas que produce, así como por los costos económicos, de tiempo, deesfuerzo y de conveniencias personales y familiares.
    • 70CONCLUSIONESLuego de realizar el análisis e interpretación de los resultados, se presentan demanera sucinta los hallazgos de la investigación: La edad promedio de las madres es de 25,5 años de edad, cerca de 1/5 deellas, son adolescentes. Casi la mitad de l@s lactantes, tienen entre 1 y dos meses, siendo elpromedio de 2,7. Cerca de 2/3 partes de las madres, son bachilleres o tienen algún grado deeducación universitaria. Un poco más de 2/5 partes del grupo familiar de la madre, tienenestructura nuclear (40,7%), en un poco más de ¼ parte, no existe la figurapaterna. Una de cada cuatro son extensas y una de cada tres, son familiascompuestas. Más de 1/3 parte de las familias, tiene un ingreso inferior al sueldomínimo, casi la mitad acumula ingresos mensuales entre uno y dos sueldosmínimos. Un poco más de 1/3 parte de las madres, pudieron amamantar a su hij@por primera vez, durante la primera hora. Un poco más de 1/3 parte de las madres, aún amamantan de formaexclusiva. Con relación a aquellas que la finalizaron, casi 1/3 lo hizo antesdel primer mes y a partir del segundo mes, el cese del amamantamientofue disminuyendo gradualmente. Cerca de la mitad, no sabe o no reconoce algún tipo de beneficio materno,1/5 identifica la disminución del peso acumulado durante el embarazo, unade cada seis, considera que disminuye los gastos económicos de la familia. Las madres identifican, en mayor proporción, las siguientes ventajas parael (la) bebé: Protección contra infecciones para el o la bebé (2/3 partes),mejor condición nutricional del niñ@ (casi la mitad).
    • 71 En cuanto al aseo de las mamas, la mayoría utiliza agua y 1/4 parte supropia leche. La mayoría de ellas, no reporta situaciones que les impida amamantar. Enel grupo que mencionó alguna, las de mayor frecuencia, es el dolor en lospezones y el dolor de espalda. 2/3 de las madres no trabaja. En el grupo que desempeña alguna actividadremunerada, una de cada veinte, no tiene permiso por el jefe paraamamantar. De las madres que trabajan y disfrutan de permiso para dar demamar a sus hijos, la mitad pueden hacerlo una vez por día y el resto dosveces por día. En relación con el tiempo que el patrono le permite paraamamantar, ¾ partes de ellas pueden ausentarse del trabajo hasta por 45minutos. Entre los argumentos que las madres tenían para abandonar la lactanciamaterna, 1/5 sintió que el niño no se llenaba con la mamada y 1/10 porquetenía baja producción de leche. Casi la totalidad del grupo demostró tener deseo de obtener mayorinformación sobre la lactancia materna, los temas por el que muestran másinterés son: La importancia para su bebé, la importancia para ellas y lasposiciones para amamantar. El desconocimiento general de las enfermedades, que le confierenprotección específica al bebé, está presente en ¾ partes de las madres. LaHepatitis B, fue la enfermedad mas mencionada y luego la Poliomielitis. El cumplimiento del esquema de inmunizaciones, alcanzó las siguientesproporciones: 9/10 en los casos de la BCG y la Antipolio, 8/10 para laPentavalente, y en menor cuantía, ¾ partes de los bebés, con laAntirrotavirus.
    • 72 Globalmente, ¾ partes de l@s niñ@s tienen el esquema deinmunizaciones. Las razones que más expresaron las madres, en aquellosque no lo tenían, fueron: La inexistencia de la vacuna en el servicio deinmunizaciones, fiebre en el (la) niñ@ y que ella no recordaba la fechaque le tocaba la vacuna. Los temas sobre inmunizaciones en que las madres demostraron másinterés por conocer fueron: Enfermedades que previenen, edades en que secoloca, importancia de las vacunas y los cuidados que se deben tenerdespués de la colocación de la misma. En la comprobación de la primera hipótesis se obtuvo los siguientesresultados: En cuanto a las prácticas de la lactancia materna, lasnecesidades educativas relacionadas con los beneficios para el (la) niñ@(0,007; 0,714), beneficios maternos (0,045; 0,0832) y el deseo de obtenermayor información sobre temas de la lactancia (0,171; 0,256). Acerca delas inmunizaciones se encontró: Enfermedades que se puede prevenir conlas vacunas (0,747; 0,388) y el deseo de obtener mayor información sobretemas de las inmunizaciones (4,900; 0,048). No existen diferenciasestadísticamente significativas en las dos prácticas. La prueba de hipótesis mostraron los siguientes resultados: La lactanciamaterna exclusiva contrastada con: Madres adolescentes (0,002; 0,946) ymayores de 34 años (0,531; 0,646), número de hijos (0,000; 0,985), niveleducativo (0,498, 0,730), tipo de familia (0,064; 0,800) e ingresoeconómico (0,153; 0,695). Las estimaciones que relacionaron el cumplimiento del esquema deinmunización aportaron los siguientes resultados: Madres adolescentes(0,137; 0,712) y mayores de 34 años (0,356; 0,035), número de hijos(0,378; 0,539), el nivel educativo (0,376; 0,730), el tipo de familia (0,002;0,960) y el ingreso económico (0,099; 0,753). Los cálculos de las dosprácticas de salud valoradas no determinaron diferencias estadísticamentesignificativas.
    • 73
    • 74RECOMENDACIONESTomando en cuenta las conclusiones emitidas se presentan las siguientesrecomendaciones: Dar a conocer los resultados de la investigación al personal que labora enel Ambulatorio Juan Alberto Rojas, con el fin de que conozcan losresultados de esta investigación. Incentivar al equipo de salud de ese ambulatorio sobre la necesidad depromover programas educativos referidos a las prácticas de salud de lasmadres en el cuidado del infante. Realizar otras investigaciones relacionadas con el tema y profundizar enlas características del fenómeno en la población de estudio. Capacitar y orientar a la población materna y grupos organizados de lacomunidad, que conlleve a disminuir la barreras y potenciar lasoportunidades del cuidado de los infantes. Estimular a la comunidad de la Escuela de Enfermería de la Universidadde Los Andes para que desarrollen estrategias que impacten positivamenteen la salud de la madre, del (de la) niñ@ y de la sociedad en general. Divulgar los resultados, de la investigación, por los medios decomunicación locales para que la comunidad de la Parroquia J.J. Osunaconozca de la problemática estudiada y pueda participar en las solución dela misma.
    • 75REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICASAguilar, M. (2005). Lactancia Materna. Madrid: Elsevier Science.Aguilar, M. (Comp.). (2006). Tratado de Enfermería Infantil. Madrid: ElsevierScience.Aguilera, J. (1991). Varias ciudades en una. Fermentun, (1), 1, 5 - 6.Ambulatorio Juan Alberto Rojas (2007). Análisis de los programas. Primertrimestre 2007. (Base de datos Microsoft Excel en DC).Armstrong, H. (1992). Guía de capacitación en manejo de lactancia. NuevaYork: IBFAN y UNICEF.Arroyo, H. y Cerquera, M. (Comps.). (1997). La promoción de la salud y laEducación para la Salud en América Latina. Washington: Universidad dePuerto Rico.Benach, J. Muntaner, C. (2005). Aprender a mirar la salud. ¿Cómo ladesigualdad social daña nuestra salud? Maracay: IAESP.Cameron, M. y Hofvander, Y. (1989). Manual para alimentación de infantes yniños pequeños. México: Pax.Chant, S. (2003). New contributions to the analysis of poverty: Methodologicaland conceptual challenges to understanding poverty from a genderperspective. [Nuevas contribuciones al análisis de la pobreza: Retosmetodológicos y conceptuales para comprender la pobreza desde unaperspectiva de género]. (Libro en línea). Disponible: http://www.eclac.cl/publicaciones /xml/0/27480/PSE2006_Indice General.pdf. [Consulta:2007, Octubre 10].Comisión Económica Para América Latina (CEPAL) (1995) Panorama Social deAmérica Latina. (Libro en línea). Disponible:http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/0/27480/PSE2006_IndiceGeneral.pdf. CEPAL: Santiago de Chile. [Consulta: 2007, Septiembre 10]Comisión Nacional de Lactancia Materna (CONALAMA), Oficina Panamericanade la Salud, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. (1998). Curso
    • 76de Capacitación en Consejería en Lactancia Materna. Caracas: Ministeriode la Familia.Comité Asesor de Vacunas (2002). Vacunas. (Monografía en línea). Disponible:http://www.vacunasaep.org/pdf/contraindicaciones.pdf. [Consulta: 2007,Junio 10].Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Nº 36860). (1999,Diciembre 30). [Transcripcion en línea]. Disponible: www.constitucion.ve/Cooke, M. Schmied, C. y Sheehan, A. (2007). An exploration of the relationshipbetween postnatal distress and maternal role attainment, breast feedingproblems and breast feeding cessation in Australia. [Una evaluación de larelación entre estrés postneonatal, apego al rol materno y problemas de cesede la lactancia materna en Australia]. Midwifery, 23 (1), 66 - 76.Delgado, M. y Orellana J. (2004). Conocimientos maternos sobre conductasóptimas de lactancia. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 55(1), 9 - 17.Dennos, C. y Donet, E. Gallop, R. Chalmers, B. (2002). The effect of peer supporton breast-feeding duration among primiparous women: A randomizedcontrolled trial. CMAJ, 166 (1), 21-28.Edmond, K. Zandoh, C. Quigley, M. Amenga-Etego, S. Owusu-Agyei, S. yKirkwood, B. (2006). Delayed breastfeeding initiation increases risk ofneonatal mortality. Pediatrics, 117, 380-386.Feo, O. (2003). Repensando la Salud. Propuestas para salir de la crisis. Maracay:Tatum.Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) (2004). Ventajas de laLactancia Materna. [Documento en línea]. Disponible:http://www.unicef.org.co /Lactancia/ventajas.htm [Consulta: 2007,Diciembre 07].Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) (2006). Trío por laVida. (Tríptico 2). [Documento en línea]. Disponible:
    • 77http://www.unicef.org/venezuela /spanish/TripticoTrio02(1).pdf. [Consulta:2007, Noviembre 10].Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) (2006b). Trío por laVida. (Tríptico 1). [Documento en línea]. Disponible: http://www.unicef.org/venezuela/spanish/TripticoTrio01.pdf. [Consulta: 2007, Junio 10].Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Perú (UNICEF) (2006). LactanciaMaterna. [Documento en línea]. Disponible en http://www.unicef.org/peru/_ files/notas_prensa/carpetasinformativas/lactancia_materna.pdf.[Consulta: 2007, Junio 19].Fondo de las Naciones Unidas para la Población. (PNUD) (2006). El estado de lapoblación mundial 2004. Washington: Naciones Unidas.Fuster, E. y Ochoa G. (2000). Psicología Social de la familia. Barcelona España:Paidós.González, M. y Martínez, C. (2004). La construcción social de la madre y el padreen tiempos de crisis. Frónesis 11 (1). (Revista en línea). Disponible:www.serbi.luz. edu.ve/pdf/frone/v11n1/art_05.pdf. [Consulta: 2007, Julio19].Haiek, L. Gauthier, D. Brosseau, D. y Rocheleau, L. (2007). Understandingbreastfeeding behavior: Rates and shifts in patterns in Québec. [Entendiendola conducta de amamantar: tasas y cambios en los patrones en Québec]. JHum Lact, 23 (1), 24-31.Hernández, R. Fernández, C. y Baptista, P. (2006). Metodología de laInvestigación. México: McGraw-Hill Interamericana.Instituto Nacional de Estadísticas. (INE) (2006a). Informe Demográfico del año2004. (Base de datos en DC). Mérida.Instituto Nacional de Estadísticas. (INE) (2006b). Anuario de Mérida del año2004. (Base de datos en DC). Mérida.Instituto Nacional de Salud (EUA). (2002). Making health communicationprograms work. Bethesda Maryland: NIH Publication.
    • 78Instituto Pedro Kourí. (2002). Las Vacunas: Contraindicaciones y Precauciones atener en cuenta. [Documento en línea]. Disponible: http://www.ipk.sld.cu/bolepid/bol41-02.htm#art4. [Consulta: 2007, Junio 24].Jenkins, C. (2005). Mejoremos la salud a todas las edades. Un manual para elcambio de comportamiento. Washington: Organización Panamericana de laSaludKaneko, A. Kaneita, Y. Yokohama, E. Miyake, T. Harano, S. Suzuki, K. Ibuka, E.Tsutsui, T. Yuko, S. y Ohida, T. (2006). Factors associated with exclusivebreast-feeding in Japan: For activities to support child-rearing with breast-feeding. [Factores asociados con la lactancia materna: Actividades paraapoyar la crianza con lactancia materna en Japón]. J Epidemiol, 16(2), 57 -63. (Revista en línea). Disponible: http://cat.inist .fr/?aModele=afficheN&cpsidt =17572335. [Consulta: 2007 Septiembre 18].Kelly, Y. y Watt, R. (2005). Breast-feeding initiation and exclusive duration at 6months by social class--results from the Millennium Cohort Study.[Iniciación de la lactancia materna exclusiva y duración hasta los seis mesespor clase social, resultados del estudio de la cohorte del milenio]. PublicHealth Nut, 8(4), 417- 421 (Revista en línea).Disponible: www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=15975188&dopt=Citation. [Consulta: 2007, Septiembre 18]Ley de Salud Venezuela (Nº 36579). (1998, Noviembre 11). [Transcripcion enlínea]. Disponible: www.ops-oms.org.ve/site/venezuela/ven-ley-os.htmLey Orgánica del Trabajo Venezuela (Nº 5125). (1997, Junio 10). [Transcripcionen línea]. Disponible: http://www.tsj.gov.ve/legislacion/lot.htmlLey Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (Nº 5266). (1998,Octubre 02). [Transcripcion en línea]. Disponible:www.inpsasel.gov.ve/paginas/lopna.htmLey sobre la Violencia contra la Mujer y la Familia Venezuela (Nº 36531). (1998,Septiembre 03). [Transcripcion en línea]. Disponible:http://www.tsj.gov.ve/legislacion/lot.html
    • 79Loewy, E. (1996). Textbook of Health Ethics. [Texto de Bioética]. New York:Plenum Press.López, I. (1994). Atención Domiciliaria: Diagnósticos de Enfermería. Madrid:McGraw-Hill InteramericanaLópez, M. y Salles, V. (Comps.) (2000). Familia, género y pobreza. México:Porrúa.Luckmann, J. (Comp.) (2000). Cuidados de Enfermería Saunder. México:McGraw-Hill Interamericana.Maestre, R. Urbano, E. León, W. Hernández, G. y Maestre, R. (2003).Conocimientos, creencias y actitudes de las madres de la comunidad decambalache sobre la lactancia materna. Puerto Ordaz, estado Bolívar. :Arch. venez. pueric. Pediatr, 66(2), 45 – 58. (Revista en línea). Disponible:http://www.dynabizvenezuela.com /images/dynabiz/ ID3749/siteinfo/ junio%20corregido.pdf#page=55Marsiglio, W. (Comp.). (1995). Fatherhood: Contemporary theory, research andsocial policy. London: Sage.Ministerio de la Salud y Desarrollo Social (MDS) (2006). Proyecto Madre.(Presentación de Power Point en DC). Corporación de Salud del estadoMérida.Ministerio de Salud y Desarrollo Social (MSDS) (2004). Políticas de salud delMinisterio de Salud y Desarrollo Social. Caracas.Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Organización Panamericana de la Salud.(2003). Atención integrada a enfermedades prevalentes en la infancia. Guíadel Facilitador. Caracas. (Libro en línea) Disponible en www.ops-oms.org.ve/site /venezuela/docs/ AIEPI_NEONATAL _Facil.doc.[Consulta: 2007, Junio 10].Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Dirección de Vigilancia Epidemiológica.(2006). Mortalidad Infantil, resumen de muertes hasta la semanaepidemiológica numero 17. Presentación de Power Point en DC).Corporación de Salud del estado Mérida.
    • 80Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Fondo de Población de las NacionesUnidas y Organización Panamericana de la Salud. (2003). Manual deProcedimientos para la Promoción y el Desarrollo de la Salud Sexual yReproductiva. Caracas: Hecho Gráfico.Ministerio de Salud y Desarrollo Social. (2007). Esquema Nacional deVacunación. Caracas.Organización Mundial de la Salud. (1977). Atención Primaria de Salud. Informede la Conferencia. Alma Ata. [Documento en línea]. Disponible:ftp.who.int/gb /ebwha/pdf _files/WHA56/sa5627.pdf. [Consulta: 2007, Julio01].Organización Mundial de la Salud. (2003). Conferencia Internacional sobreAtención Primaria en Salud, Alma Ata: 25 años. [Documento en línea].Disponible: http://www.who.int/entity/chronic_conditions/primary_health_care/ resolution_wha566_spanish.pdf. [Consulta: 2006, octubre 10].Organización Mundial de la Salud. (2005). Seis ideas falsas extendidas acerca dela inmunización. [Documento en línea]. Disponible: http://www.who.int/immunization_ safety/aefi/immunization_misconceptions/es/. [Consulta:2007, Junio 21].Orloff, A. (1996). Gender in the welfare state. Ann Rev Sociology, 22, 51-78.Palacios, J. Hidalgo, M. y Moreno, M. (1998). Ideologías familiares sobre eldesarrollo y la educación infantil. En J. M. Rodrigo y J. Palacios (Comps.).Familia y desarrollo humano (pp. 181-200). Madrid: Alianza Editorial.Palda, V. Guise, J. y Wathen, L. (2004). Interventions to promote breast-feeding:Applying the evidence in clinical practice. JAMC, 170 (6), 976 - 978.Polit, D. y Hungler, B. (2000). Investigación Científica en Ciencias de la Salud.México: McGraw–Hill Interamericana.Renaud, L. y Rico, C. (2007). Comunicación y salud: Paradigmas convergentes.Observatorio (OBS*) Journal, 2, 215 - 226Rosenthal, M. (2002). Guía de la Lactancia Materna. Madrid: McGraw-HillInteramericana.
    • 81Salazar, E. (2000). Condiciones básicas en el cuidado de la mujer. Bogotá:Centro Editorial Javeriano.Salido O. (2002). La participación laboral de las mujeres en España: cifras paraun debate. Consejo Superior de Investigaciones Científicas [Documento enlínea]. Disponible en: http://216.239.39.104/search? q=cache: gZM0BVgTMp8J:www.iesam.csic.es/doctrab2/dt-0215.pdf+estad%C3%ADstica+sobre+guarder%C3%ADas+en+Espa%C3%B1a&hl=es&ie=UTF-8.[Consulta: 2008, Febrero 04].Sánchez, J. e Hidalgo, N. (2005). Madres adultas y madres adolescentes. Unanálisis comparativo de las interacciones que mantienen con sus bebés.[Documento en línea]. Disponible: http://www.cop.es/delegaci/andocci/VOL.%2020 _2_5.pdf [Consulta: 2008, Enero 23].Sistema de las Naciones Unidas Venezuela (2004). Cumpliendo las metas delmilenio. Caracas: Comala.com.Unidad de Estadística, Departamento de Epidemiología Regional del estadoMérida. Indicadores de Salud del estado Mérida. (2007) (Base de datos enDC). Corporación de Salud del estado Mérida.Vaz, E. (2003). As representacoes sociais de maes sobre vacina e suasimplicacoes para as práticas de imunização. [Las representaciones socialesde las madres sobre vacunas y sus implicaciones para la práctica de lasinmunizaciones] Rio de Janeiro; s.n: 116. [Documento en línea].Disponible: bases.bireme.br/cgi-bin/wxislind.exe/iah/online/?IsisScript=iah/iah.xis&src=google& base=LILACS... - 32k. [Consulta: 2007, Junio 02].World Medical Association. (2000). Declaration of Helsinki. [Documento enlínea]. Disponible: http://en.wikipedia.org/wiki/Declaration_of_Helsinki.[Consulta: 2007, Diciembre 02].