• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
T R A B A J O  H O N G O S
 

T R A B A J O H O N G O S

on

  • 7,064 views

 

Statistics

Views

Total Views
7,064
Views on SlideShare
7,064
Embed Views
0

Actions

Likes
5
Downloads
59
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    T R A B A J O  H O N G O S T R A B A J O H O N G O S Document Transcript

    • UNIVERSIDAD ESTATAL DE BOLIVAR
      FACULTAD DE CIENCIAS AGROPECUARIAS
      ESCUELA DE ING. AGROINDUSTRIAL
      DOCENTE: DRA. ODERAY MERINO
      ASIGNATURA: MICROBIOLOGIA
      ESTUDIANTE: IVÁN VEGA
      26 -01 -2009.
      Tema:
      Defina que es hongos, estructura, ecología, su clasificación, y aplicación agroindustrial.
      OBJETIVOS:
      Conocer las diferentes clasificaciones y estructura de los hongos al igual que su ecología y su aplicación en la industria y la medicina y en la agricultura.
      INTRODUCCÍON:
      Los hongos no son plantas ni animales, aunque se parezcan en algunas de sus características tanto a las unas como a los otros. A las plantas, por ser organismos sedentarios que se encuentran fijos a un sustrato y, mientras están vivos, no cesan de crecer. A los animales, pues, aunque las células de los hongos poseen pared como las de las plantas, las paredes celulares fúngicas son ricas en quitina, la misma sustancia que hace duro el esqueleto externo de los insectos.
      En realidad, los organismos que conocemos como hongos tienen diferentes orígenes en el árbol de la vida, razón por la cual se distribuyen en tres distintos reinos. La mayoría, los más familiares y reconocibles, conforman el reino de los hongos verdaderos (Fungi o Eumycota). Otros se ubican en el mismo reino de las amebas, el llamado Protozoa, como es el caso de los hongos mucilaginosos; y otros más, entre los que se cuentan ciertos mohos acuáticos que parasitan peces, comparten un tercer reino, el denominado Chromista, con las diatomeas, esas particulares algas microscópicas de curiosa simetría.
      Se estima que existe más de un millón de especies de hongos en el planeta, pero tan sólo unas 70,000 de ellas han sido descritas por los especialistas, lo cual hace evidente la necesidad de contar con más científicos (micólogos o micetólogos) que estudien estos organismos. Mientras tanto, muchas especies de hongos se han extinguido y otras se encuentran amenazadas en todo el mundo.
      Los hongos tienen distintos hábitos de vida. Los hongos saprófitos, es decir descomponedores de materia orgánica, cumplen una función ecológica de la mayor relevancia pues garantizan el reciclaje de la materia muerta y, por lo tanto, la recirculación de sustancias nutritivas en los ecosistemas.
      Los hongos parásitos, que viven sobre o dentro de otros seres vivos, obtienen su alimento de éstos y llegan a producir enfermedad en su hospedero. Los hongos simbiontes que se asocian de manera mutualista con otros organismos constituyen alianzas vivas de beneficio mutuo como por ejemplo los líquenes (asociación de hongo y alga) y las micorrizas (asociación de hongo y raíz de una planta), simbiosis estas de gran importancia en la naturaleza en procesos de colonización de hábitats y de circulación de nutrientes.
      Desde la perspectiva económica, los hongos ofrecen múltiples servicios, pues se utilizan como alimentos, levaduras de la masa de pan, fermentadores en la producción de vino y cerveza, en la maduración de quesos y en el control biológico de plagas agrícolas. Además, como fuentes de sustancias que por su actividad biológica pueden ser de enorme utilidad en medicina y en la bioindustria (antibióticos) y como agentes para estimular el desarrollo de las plantas (hongos formadores de micorriza). Sin embargo, también son dañinos cuando actúan como parásitos de plantas y animales o cuando estropean estructuras de madera, alimentos almacenados, por desconocimiento, se consumen aquellos que tienen principios tóxicos o alucinógenos.
      ESTRUCTURA:
      Partes de un hongo: Hifa, Conidióforo, Fiálide, Conidia, y Septas
      Los hongos pueden ser unicelulares o pluricelulares, aunque frecuentemente en la misma especie se observan fases de uno y otro tipo. Tienen una membrana plasmática (donde predomina el ergosterol en vez de colesterol), núcleo, cromosomas (los hongos son, por lo general, haploides), y orgánulos intracelulares. Aunque ningún hongo es estrictamente anaeróbico, algunos pueden crecer en condiciones anaeróbicas. La pared celular es rígida, con un componente polisacarídico, hecho de manamos, glucanos y quitina, asociado íntimamente con proteínas.
      Los hongos se presentan bajo dos formas principales: hongos filamentosos (antiguamente llamados " mohos" ) y hongos levaduriformes. El cuerpo de un hongo filamentoso tiene dos porciones, una reproductiva y otra vegetativa1. La parte vegetativa, que es haploide y generalmente no presenta coloración, está compuesta por filamentos llamados hifas (usualmente microscópicas); un conjunto de hifas conforma el micelio2 (usualmente visible). A menudo las hifas están divididas por tabiques llamados septas.
      Los hongos levaduriformes o simplemente levaduras son siempre unicelulares, de forma casi esférica. No existen en ellos una distinción entre cuerpo vegetativo y reproductivo.
      Clasificación:
      Phycomycetes. Algunas formas primitivas carecen de micelio; cuando existe, típicamente no tabicado; hifas de diámetro relativamente grande en general. Reproducción sexual por oosporas o zigosporas. Reproducción asexual por esporangios o esporangios modificados.
      Subclase Oomycetes. Esporas sexuales endógenas (es decir, formadas dentro de un receptáculo cerrado); gametangios llamados anteridio y oogonio.
      Subclase Zygomycetes. Esporas sexuales exógenas (no encerradas), gametangios semejantes.
      Ascomycetes. Esporas sexuales endógenas, formadas en ascas. Normalmente ocho esporas en cada asca; a menudo hay esporas asexuales de forma y disposición variadas.
      Hongos Imperfectos. No se conocen esporas sexuales. La reproducción es exclusivamente por esporas asexuales.
      Caracteres diferenciales:
      Nivel celular: Eucariotas
      Nutrición: Osmótrofa (absorción)
      Metabolismo del oxígeno (respiración): aerobios ó anaerobios facultativos.
      Reproducción y desarrollo: reproducción sexual, con gametos generalmente iguales, y multiplicación asexual por esporas resistentes.
      Organización: Los más conocidos son pluricelulares, con células en filamentos llamados hifas, cuyo conjunto forma un micelio. Carecen de fases móviles, tales como formas flageladas, con la excepción de los gametos masculinos y las esporas de algunas formas filogenéticamente “primitivas” (los Chytridiomycota).
      Estructura y funciones: sin plasmodesmos (puentes de citoplasma entre células). Unicelulares como la levadura de la cerveza (Saccharomyces cerevisiae) o con micelio pluricelular constituido por hifas. Con movimientos intracelulares. En las paredes hay poros, Pared celular con quitina.
      Caracteres morfológicos: los principales caracteres macroscópicos de los hongos son los de su cuerpo fructífero o seta.
      Detallaremos las de la seta tipo, en forma de paraguas, que tienen pie y sombrero.
      Sombrero. Tamaño, forma, consistencia, espesor, margen, cutícula, carne.
      Himenio. Láminas, tubos, poros, aguijones, pliegues.
      Pie. Forma, dimensión, color, consistencia, anillo, volva, cortina, micelio.
      Esporada
      Olor. Anís, almendra amarga, ajo, gas de alumbrado, tinta o fenol, jabón.
      Sabor. Dulce, agrio picante, amargo
      REPRODUCION:
      Los hongos se reproducen sobre todo por medio de esporas, las cuales se dispersan en un estado latente, que se interrumpe sólo cuando se hallan condiciones favorables para su germinación. Cuando estas condiciones se dan, la espora germina, surgiendo de ella una primera hifa, por cuya extensión y ramificación se va constituyendo un micelio. La velocidad de crecimiento de las hifas de un hongo es verdaderamente espectacular: en un hongo tropical llega hasta los 5 mm por minuto. Se puede decir, sin exagerar, que algunos hongos se pueden ver crecer bajo los propios ojos.
      Las esporas de los hongos se producen en esporangios, ya sea asexualmente o como resultado de un proceso de reproducción sexual. En este último caso la producción de esporas es precedida por la meiosis de las células, de la cual se originan las esporas mismas. Las esporas producidas a continuación de la meiosis se denominan meiosporas. Como la misma especie del hongo es capaz de reproducirse tanto asexual como sexualmente, las meiosporas tienen una capacidad de resistencia que les permite sobrevivir en las condiciones más adversas, mientras que las esporas producidas asexualmente cumplen sobre todo con el objetivo de propagar el hongo con la máxima rapidez y con la mayor extensión posible.
      El micelio vegetativo de los hongos, o sea el que no cumple con las funciones reproductivas, tiene un aspecto muy simple, porque no es más que un conjunto de hifas dispuestas sin orden. La fantasía creativa de los hongos se manifiesta sólo en la construcción de cuerpos fructíferos, los cuales, como indica el nombre, sirven para portar los esporangios que producen las esporas.
      ECOLOGÍA DE LOS HONGOS:
      La práctica totalidad de los hongos conocidos son terrícolas, aunque también hay especies acuáticas, la mayor parte en agua dulce. En tierra aparecen en todos los hábitats y sus modos de vida les permite explotar cualquier medio siempre que encuentre en él materia orgánica. Asimismo ocurre en los medio acuáticos donde multitud de organismos (algas, peces, crustáceos, etc.) pueden ser parasitados por los hongos.
      Cada especie tiene su propio ciclo y la influencia del clima es determinante: las temperaturas deben se suaves con un alto grado de humedad.
      Al igual que los animales, son organismos heterótrofos, pero mientras que los animales ingieren la comida, los hongos la absorben. Pueden ser saprófitos, simbiontes, parásitos o pertófitos (parásitos patógenos que matan a su hospedador y luego viven sobre sus restos de forma saprofítica).
      Parásitos, viven sobre organismos vivos (huésped u hospedador), obligados y/o facultativos.
      Saprófitos, viven sobre materia orgánica muerta, obligados y/o facultativos.
      Simbióticos, en asociación con otros seres vivos, donde ambos obtienen beneficio.
      Pueden ser:
      Líquenes. En asociación con algas cianofitas (bacterias) o con algas clorofitas. En sí mismo un liquen, es un verdadero miniecosistema. En su forma más simple se trata de la asociación simbiótica entre un hongo y un alga. Con excepción de alta mar, han colonizado casi todos los medios y en zonas el continente antártico, representan la biomasa terrestre dominante. Cubren aproximadamente el 8% de la superficie del planeta, lo que les confiere un papel significativo en la ecología vegetal terrestre, especialmente en los ciclos biogeoquímicos del N, P y C. Debido a su naturaleza simbiótica los líquenes presentan características tanto del alga como del hongo, pero también presentan características propias y particulares. El hongo ofrece protección al alga y facilita que se alimente de H2O y de CO2. Por su parte, el alga hace que se beneficie de los productos de la fotosíntesis y le proporciona sus glúcidos. Mientras que el alga puede vivir sin el hongo, éste permanece la mayor parte del tiempo ligado a su simbiota.
      Micorrizas. En asociación con plantas, a través de las raíces. Por ejemplo, algunas angiospermas necesitan de un hongo para la germinación de las semillas (Orchidadeae) y es frecuente en árboles forestales; el níscalo vive en simbiosis con los pinos, etc. En las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, aparecen gran cantidad de hongos formadores de micorrizas con la flora de las formaciones vegetales, que pueden ser distintas según se trate de bosques donde dominan los quercus (encinares, quejigales, melojares, etc.), o de pinares.
      Los hongos son ecológicamente muy importantes en los ecosistemas forestales, como queda de manifiesto en su forma de vida. Como saprófitos mantienen los bosques limpios, descomponiendo y transformando la materia orgánica muerta; y como simbiontes es necesaria su existencia para el correcto equilibrio de los bosques, ya que los distintos vegetales necesitan de ellos, muchos veces a nivel específico, para desarrollarse.
      Filamentosos. Los hongos tienen una gran importancia económica, no tan sólo por su utilidad, sino también por el daño que pueden causar. Los hongos son responsables de la degradación de gran parte de la materia orgánica de la Tierra, una actividad enormemente beneficiosa ya que permite el reciclaje de la materia viva. Por otro lado, los hongos causan gran cantidad de enfermedades en plantas y animales y pueden destruir alimentos y materiales de los que depende el hombre.
      Los efectos perjudiciales de los hongos están contrarrestados por su utilización industrial. Los hongos son la base de muchas fermentaciones como la combinación de soja, habichuelas, arroz y cebada que dan lugar a los alimentos orientales miso, shoyu y tempeh. Los hongos son también la fuente de muchos enzimas comerciales (amilasas, proteasas, pectinasas), ácidos orgánicos (cítrico, láctico), antibióticos (penicilina), quesos especiales (Camembert, Roquefort) y, evidentemente, de las setas.
      APLICACIÓN:
      Desde la perspectiva económica, los hongos ofrecen múltiples servicios:
      Se utilizan como alimentos
      Levaduras de la masa de pan
      Fermentaciones en la producción de vino y cerveza
      Maduración de quesos
      Control biológico de plagas agrícolas.
      Utilidad en medicina y en la bioindustria para la fabricación de antibióticos
      En la gastronomía, los hongos son muy apreciados por su valor nutricional en proteínas y minerales, además de su agradable sabor. Sin embargo hay que saber reconocer las especies comestibles de las que no lo son, por lo que lo más recomendable es consumir sólo hongos de invernadero las primeras veces, y más adelante, con ayuda de un experto en hongos comestibles, se puede intentar cocinar 3 ó 4 especies de hongos. Los hongos comestibles se pueden agrupar en las divisiones de los Ascomycetes y los Basidiomycetes.
      Los Ascomycetes son hongos comestibles que no ha sido posible su producción a nivel industrial. Se divide en 2: genero morchella y género túber (del cual la especie más conocida es la Trufa).
      Los Basidiomycetes: casi todos los hongos comestibles importantes por su cultivo en escala industrial, pertenecen a éste grupo, las especies de mayor interés en el campo industrial.
      Los hongos comestibles más importantes a nivel industrial, son los pertenecientes a los géneros Agaricus, Lentinus, Pleuratus y Volvariella.
      Alimentos.
      Los hongos son utilizados también en la fabricación de alimentos. Son utilizados en la maduración de algunos quesos, como el roquefort, gruyere y danés azul, para darles color y aroma característico. Algunas levaduras son utilizadas en la fabricación de panes, donde actúan incrementando el volumen de la masa; también en la fabricación de vinos y cerveza, donde las levaduras actúan fermentando las mezclas.
      Clavatus, P.citriniumetc. Son mohos que pueden producirlo El ácido cítrico aunque existe de forma natural en la piña, naranja, pera, etc.
      Este compuesto se utiliza en grandes cantidades por año: 65% se utiliza en drogas y medicinas, 10% en refrescos, envasados y dulces, y el restante en grabado y teñido de plásticos y textiles.
      Fusarium, Aspergillius fischeri, etc. Son hongos con mayores cantidades de grasa
      Las grasas son sintetizadas por los hongos a partir de carbohidratos, sobre todo cuando los cultivos se mantienen en medios ricos en azúcares.
      Entre las proteínas se encuentra la levadura de cerveza, es un hongo importante en cuanto a valor nutritivo se refiere, ya que contiene 45% de proteínas y vitaminas sobre todo del complejo B.
      MEDICINA: Penicillium
      Aplicaciones en la medicina: Los hongos son útiles en la fabricación de antibióticos, de los cuales la penicilina es de los más importantes. Los hongos producen más de 4000 antibióticos diferentes; el hongo penicillium es uno de los más importantes en la producción de penicilina. Estos antibióticos destruyen la pared bacteriana sin afectar las células del cuerpo, pero en la actualidad los antibióticos son tan fuertes que dañan algunos órganos. Por esta razón hoy en día se buscan antibióticos eficaces contra bacterias y virus, pero sin afectar los órganos humanos.
      Otra aplicación es la Ergotamina, que es un alcaloide que es muy utilizado para inducir las contracciones del útero durante el parto, y también en la fabricación de algunas medicinas contra la migraña.
      Aspectos perjudiciales de los hongos:
      Uno de los aspectos perjudiciales de los hongos, es la aparición de la Micosis que son enfermedades producidas por el crecimiento de un hongo en el organismo o sobre la superficie corporal. En la mayoría de la gente sana las infecciones por hongos son leves, afectan sólo a la piel, el cabello, las uñas, u otras zonas superficiales, y se resuelven espontáneamente. Comprenden la tiña y el pie de atleta. Sin embargo, en las personas con un sistema inmunológico deteriorado, este tipo de infecciones, denominadas dermatofitosis, pueden persistir durante largo tiempo. Los organismos responsables de las dermatofitosis pertenece al género Microsporum, Epidermophyton y Trichophyton.
      Los hongos también pueden invadir los órganos internos del organismo, en especial los pulmones, donde las infecciones se parecen a la neumonía o a la tuberculosis pulmonar. Son típicas de enfermos cuyo sistema inmune ha quedado deprimido por procesos como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), fármacos antitumorales, o radiación. También aparecen en pacientes tratados con hormonas esteroideas, como el cortisol, en sujetos con diabetes y en quienes han seguido tratamiento antibiótico durante mucho tiempo. Los dos hongos que se suelen aislar en estos casos son Cryptococcus y Aspergillus, los cuales reciben el nombre de patógenos oportunistas.
      Los hongos que pertenecen al género Cándida, en especial Candida albicans (el cual produce candidiasis), pueden infectar los órganos internos y las membranas mucosas de la boca, garganta y tracto genital. En las personas con inmunidad deteriorada, este organismo puede originar una infección crónica. Hay muchos fármacos para tratar las infecciones por hongos, entre los que se incluyen medicamentos orales e intravenosos, así como muchos agentes de aplicación tópica (local). Los individuos con una infección crónica por Candida, Histoplasma o Cryptococcus pueden necesitar tratamiento a largo plazo con un fármaco oral.
      Los hongos producen multitud de enfermedades graves en los animales. El Aspergillus puede causar necrosis en los pulmones, en el sistema nervioso y en otros órganos. Estos hongos pueden generar también productos tóxicos en los componentes de los alimentos, causando una micotoxicosis en los animales que los ingieran. Un hongo similar a las levaduras, Candida albicans, puede causar la muerte a los pavos, a la perdiz nival, a los colibríes y a otros animales. Los hongos dermatofitos afectan a la piel de los animales y del ser humano. Los hongos transportados por el aire, como el Coccidioides immitis y el Histoplasma capsulatum, producen enfermedades pulmonares o generalizadas tanto en los animales como en las personas.
      GLOSARIO:
      Inmunodeficiencia. Estado patológico del organismo, caracterizado por la disminución funcional de los linfocitos B y T, de los productos de su biosíntesis o de alguna de sus actividades específicas. síndrome de adquirida
      Enfermedad. Alteración más o menos grave de la salud. Pasión dañosa o alteración en lo moral o espiritual.
      Hongo. Planta talofita, sin clorofila, de tamaño muy variado y reproducción preferentemente asexual, por esporas. Es parásita o vive sobre materias orgánicas en descomposición. Su talo, ordinariamente filamentoso y ramificado y conocido con el nombre de micelio, absorbe los principios orgánicos nutritivos que existen en el medio
      Invernadero. Sitio a propósito para pasar el invierno, y destinado a este fin. Recinto en el que se mantienen constantes la temperatura, la humedad y otros factores ambientales para favorecer el cultivo de plantas
      BIBLIOGRAFIA: http://www.banrep.gov.co/blaavirtual/letra-f/fen/texto/hongos/hongos.htmhttp://www.hiddenforest.co.nz/fungi/class/
      Wikipedia, la enciclopedia libre