Ponencia Ammci Foucault´S Paradox, Isceem
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
2,988
On Slideshare
2,988
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
19
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Pacheco, R. E. y Angulo, R.A., (2006), La paradoja de Foucault y los análisis del discurso, Segundo congreso internacional de metodología de la ciencia y de investigación para la educación, Memoria electrónica, IPN, México. SEGUNDO CONGRESO INTERNACIONAL DE METODOLOGÍA DE LA CIENCIA Y DE INVESTIGACIÓN PARA LA EDUCACIÓN Enrique Pacheco Reynoso - ISCEEM Diana Angulo Reyes - ENSEM Toluca Foucault´s paradox and discourse analysis ABSTRACT According to Foucault (1970) there is not “the” method of discourse analysis, but discourse analyses methods, taking advantage of Foucault´s hypothesis, it has been possible to develop a set of methods of analysis, far beyond basic linguistic methods of analysis as those criticised by Mainguineau (1976) and Alba (1983). But, from Foucault´s hypothesis, Critical Discourse Analysis seems to be, again, “the” method of discourse analysis, Martin Rojo (1997). Analysing Foucault´s hypothesis we could find new approaches to educational discourse analysis towards a better comprehension of educational problems and its possible solutions, Angulo (2005) and Pacheco (2005). Keywords: Foucault´s paradox, educational discourse analysis, classical logic, van Dijk, Critical discourse analysis.
  • 2. La paradoja de Foucault en los análisis del discurso Enrique Pacheco Reynoso - ISCEEM Diana Angulo Reyes - ENSEM Toluca Resumen Con base en el análisis de la propuesta de Método de trabajo desarrollada por Michel Foucault para su ingreso al Collège de Francia en 1970, y, de manera fundamental, su hipótesis central, se muestra el endeble origen de los posibles análisis del discurso educativo y lo limitado de las opciones de posibles procedimientos a seguir. Se utilizaron hipótesis asociadas a la original, sus contrapuestas, para hacer evidente tanto lo paradójico de la propuesta Foucaultiana como la ausencia de importantes nociones para la comprensión de la misma propuesta. Se hace uso, también, de un mínimo aparato del enfoque semántico de la lógica clásica bivalente para las transformaciones mencionadas y sus negaciones, se atendieron otras reconstrucciones de la propuesta de Foucault, como la de Martín Rojo (1997) y van Dijk (1994), no se renuncia a los derechos del lector con Ricoeur (1976), sin considerar esta misma propuesta de Foucault como la de un discurso /texto esotérico en ninguno de los sentidos dados al término por Curley (1997) o Weinsheimer (2004). Se puede observar la relación no considerada entre sociedad y modelos de comunicación, dentro de la hipótesis de Foucault, hace posibles discursos educativos, (su redistribución), en condiciones orientadas al aprendizaje. Palabras Clave Análisis del discurso, discurso educativo, lógica clásica, control discursivo, Foucault.
  • 3. La paradoja de Foucault en los análisis del discurso Al Dr. Javier Sánchez Pozos, ejemplo de honestidad y rigor intelectual Enrique Pacheco Reynoso ISCEEM Diana Angulo Reyes ENSEM INTRODUCCIÓN Sostendremos lo siguiente: a pesar de la riqueza encontrada en la propuesta de procedimiento de trabajo desarrollada por Michel Foucault en El orden del discurso de 1970, y, de sus análisis de los procedimientos de control discursivo en toda sociedad, estos, tanto procedimiento como análisis, apuntan a un pesimismo con respecto a los análisis del discurso educativo1. Procederemos como se describe a continuación: - Presentaremos las propuestas de procedimientos, métodos, derivados por Foucault de su análisis de la producción de discurso en las sociedades. - Mostraremos los contextos dibujados por el propio Foucault para su hipótesis y el del trabajo desarrollado, y a desarrollar, con su ingreso al Collège de Francia, - se mostrará, también, la paradoja que surge de la hipótesis de Foucault, - se apuntará a una solución de la paradoja que pudiera surgir de acotar las nociones de sociedad y conocimiento en el análisis de Foucault. La hipótesis guía de Foucault propone <<… que en toda sociedad la producción del discurso está a la vez controlada, seleccionada y redistribuida por cierto número de procedimientos que tienen por función conjurar sus poderes y peligros, dominar el acontecimiento aleatorio y esquivar su pesada y temible materialidad.>>, (Foucault, 1970: 14) Foucault enuncia su hipótesis y da ese nombre a ella, con base en esta hipótesis presenta un criterio claro para distinguir a una sociedad de lo que no lo es, es decir, para que algo sea considerado sociedad, tendrá que darse el control, 1 Análisis del Discurso Educativo pesimista cuestionable, pues, intenta tener base sólida en una paradoja inherente al desarrollo de Foucault y a dos nociones centrales y no trabajadas por el mismo autor; las de sociedad y conocimiento.
  • 4. selección y redistribución de sus discursos. Encontramos en consecuencia tres términos clave, sociedad, discurso y control. Procedimiento, (Producción discursiva y control) Se realizó un análisis de la hipótesis de Foucault usando elementos mínimos del enfoque de lo lógica clásica bivalente, con ello se encontraron términos no definidos pero centrales al desarrollo de las propuestas de procedimientos de análisis del discurso encontrados en El orden del discurso de Foucault. Se podría asegurar lo siguiente: Todos aquellos que han concretado su interés por compartir sus ideas mediante discurso han reflexionado sobre las restricciones externas2 a la misma producción discursiva, los temores que acompañan a su misma producción. Michel Foucault (1970) expresa, sucintamente, esas ideas comunes relacionando los conceptos de poder, institución, deseo y discurso. Esta relación común entre poder, instituciones, deseo y discurso ha permanecido oculta en la historia de las sociedades discursivas3, y parece conveniente que así lo sea, es decir, no es frecuente encontrar en discurso el análisis de las restricciones y poderes presentes en la producción del mismo discurso. De encontrarse en la historia de las sociedades discursivas, o en su presente, expresiones personales sobre las restricciones padecidas por algún productor de 2 Existen diferentes tipos de restricciones, sistemas y mecanismos de exclusión y control del discurso, en la tipología de Foucault encontramos a los externos, internos y los de sumisión del discurso, es decir aquellos que se apoyan en o bases institucionales, en la de la misma producción del discurso o la del control /enrarecimiento del sujeto discursivo. Usamos en esta sección el término restricciones externas por considerar, con Foucault, que en este conjunto de restricciones externas es donde se juegan de manera evidente las relaciones de deseo y poder. 3 Foucault usa, también, el termino de sociedades discursivas, i.e., es un término teórico en su propuesta de análisis, así como el termino sociedad en general con la presentación de la hipótesis que le permite delinear su trabajo y tareas futuras (Cfr. Foucault, 1972: 14, 51 y 59- 68). En esta sección nos estaremos refiriendo a sociedad discursiva como el ámbito en el que se desenvuelve el sujeto discursivo, donde se manifiestan los sistemas de restricciones a los que alude Foucault y que presentaremos más adelante. Creemos que el término sociedad discursiva no puede aplicarse a lo largo de la historia de las producciones discursivas, aspecto que no aclara Foucault, éste es característico, más bien, del tipo de sociedades a las cuales Durkheim llama sociedades orgánicas.
  • 5. discurso dentro de una sociedad discursiva, se estaría o mostrando el sometimiento discursivo de los sujetos de discurso o la falsedad de esas expresiones, puesto que se estarían negando, con su expresión, las restricciones mismas supuestamente padecidas. Esta sería la paradoja presente en El orden del discurso de M. Foucault. Nos encontramos ante una paradoja, podemos rodearla, resolverla implica conocer, descifrar las relaciones del discurso con su producción y recepción, tarea abordada por Foucault (1970), además del propósito del discurso como instrumento de conocimiento. Si, con afán de presentar una rápida solución, apeláramos a una distinción sobre los discursos que analizan el discurso y sus relaciones, (distinción metadiscursiva), entonces podríamos clasificar a los discursos del discurso como o bien descriptivos o bien normativos, de o para, una(s) sociedad(es) discursiva(s) dada(s.) Si, como ya se dijo, intentar proporcionar una solución tentativa a la paradoja del discurso implica conocer y descifrar las relaciones del discurso con su producción y recepción, entonces se tendrían que hacer presentes nociones nuevas sobre el propósito del discurso y sus modos de retransmisión4, como llegar, por ejemplo, a reconceptualizar la noción filosófica clásica del conocimiento y su desarrollo. Abordar el propósito expresado en el parágrafo anterior deja ver la relevancia de continuar trabajando sobre el problema del conocimiento y su desarrollo para intentar darle soluciones tanto a este añejo problema como a la paradoja del discurso presentada por Foucault. Foucault (1970) expresa con claridad la oposición entre el deseo del sujeto productor de discurso de estar fuera del discurso, de su producción, y la institución 4 Dejando fuera de este metadiscurso otras nociones y sus relaciones con el mismo discurso, tales como las de institución y poder.
  • 6. que propicia y valida la aparición del mismo discurso confiriéndole o negándole algún poder. Esta oposición se expresa en las respuestas opuestas del deseo y la institución a un conjunto de dudas sobre uno y el mismo objeto, el discurso5. Resultados, la paradoja de Foucault. El autor de El orden… es un sujeto discursivo que o se ha sometido a los sistemas de control, selección y redistribución del discurso de los que habla en su obra o estos no están presentes en toda sociedad6, esta es la paradoja presente en El orden del discurso de M. Foucault. Es conveniente plantear en este momento nuestra creencia de que Foucault propone su hipótesis y análisis consecuente de los sistemas de control discursivo por la necesidad de contar con los elementos que le permitieran justificar los métodos de análisis del discurso que usaría con el desarrollo de su obra, y, sólo 5 Algunas de las expectativas presentes con la concreción del discurso son, según Foucault (1970: 13), las siguientes: - ¿Qué es el discurso como objeto?, <<… en su realidad material de cosa pronunciada o escrita… >> - ¿Quién, cómo y qué determina la permanencia o desaparición del discurso cua objeto? - ¿Cuáles son los poderes y peligros no evidentes de esa actividad <<… cotidiana y gris…>>, la producción de discurso?, si es que los hubiere. - ¿Qué es lo que está tras las palabras que constituyen discursos de qué <<… luchas, victorias, heridas, dominaciones, servidumbres…>> son producto? 6 Foucault describe tres grupos de procedimientos, los de control externo, los de control interno y los de sumisión del discurso, los externos se apoyan en bases institucionales y son los que aluden a lo prohibido, la separación rechazo y la oposición entre lo verdadero y lo falso. En los procedimientos de control interno los discursos mismos ejercen su control mediante el comentario, el autor y las disciplinas, llama la atención un comentario notable, pero ligero, de Foucault sobre el autor como procedimiento de control interno tomando nota de la forma en que considera al autor (Cfr. Foucault, 1970: 29 infra), en el discurso científico el autor se oscurece y en el discurso literario toma fuerza, lo anterior se ha explicado en diversas épocas pues la función del discurso científico es le persuadir, mientras el discurso literario busca el perdurar, (Cfr. Perelman, 1970: 6) Los procedimientos de sumisión del discurso están relacionados con el control de las personas, de los sujetos que hablan y son cuatro dichos principios; el ritual, la sociedad del discurso, las doctrinas y la adecuación social del discurso donde la educación es la forma política de mantener o modificar la adecuación social de los discursos con el saber y el poder.
  • 7. eso7, es decir, comprendemos su necesidad de 1970 pero no desaparece su paradoja. La anterior creencia se desprende de las exigencias de método inherentes al análisis de discurso propuesto por Foucault expresado en cuatro reglas o principios a los que llama de: Trastocamiento, discontinuidad, especificidad y exterioridad, (Foucault, 1970: 51-53.) De las reglas o principios propuestos se desprenden dos grandes conjuntos de análisis que, en acuerdo a la regla o reglas empleadas, serán llamados: Conjunto crítico o conjunto genealógico, (Foucault, 1970: 59-68.) El conjunto crítico de análisis del discurso propuesto por Foucault utilizará el principio de trastocamiento, su propósito será el de mostrar, evidenciar las formas de exclusión, de delimitación y de apropiación del discurso descifradas en El orden del discurso con el desarrollo de la hipótesis de Foucault. Usando las tres reglas restantes del método propuesto, <<… las exigencias de método…>> que traerían sus propuestas de trabajo en el Collège de Francia, surge su conjunto genealógico, cuyo propósito sería el de mostrar como a pesar de o con el apoyo de los sistemas de coacción descriptos, con el desarrollo de la hipótesis de Foucault, se han formado unas series de discursos y <<… cuales [han sido] sus condiciones de aparición, de crecimiento, de variación.>> (Foucault, 1970: 60) Es decir: si aplicamos cualquiera de las dos vertientes del método a la propia obra de Foucault, en particular al El orden del discurso, entonces podríamos ver o bien las formas de exclusión, de delimitación y de apropiación del discurso dentro de 7 Pues resultaría impensable el hecho de que Foucault, o alguno de sus seguidores, no se percatara del hecho de evidente de: al aseverar su hipótesis, también, estar aseverando que: Si se dan producciones discursivas y o no hay control, no hay selección o no hay control de la redistribución discursiva, entonces no habría sociedad, u, otra forma equivalente asociada a la hipótesis de Foucault; Si o bien no hay control o selección o redistribución del discurso, entonces o no es una sociedad o no se está frente a producciones discursivas.
  • 8. las cuales se desarrollo la obra y sujeto discursivo, o bien, el uso y abuso que de los mismos sistemas de coacción fue resultado esta obra de Foucault. Lo anterior implica que, por un lado, la caracterización o descripción de la sociedad8, con base en la producción de discurso y sus mecanismos de control, selección y redistribución no resulta adecuada sin especificar la sociedad a la que se alude y lo heterogéneo de estas sociedades. O por otro lado, que pudieran existir sociedades en las cuales o no se presente el control, o la selección, o, la redistribución del discurso, lo cual mostraría la falsedad de la hipótesis que plantea Foucault al inicio de su El Orden…, (Foucault, 1970: 14.) Discusión de los Resultados El discurso educativo y la educación en general forman parte, según Foucault, de estos sistemas de control y son, al mismo tiempo, un ejemplo de los mismos, de ahí la relevancia que para el análisis del discurso educativo9 tiene esta paradoja. 8 Es necesario reconocer la no obligación de Foucault de ligar su propuesta con alguna teoría del cambio societal, o propia o ajena, ausencia que resalta dada su caracterización de la sociedad, una y la misma, sin distinciones en tiempo o espacio. Descripción de la sociedad usando una forma lógica, asociada a su hipótesis, con el cuantificador universal <<… en toda sociedad …>> unida con su cualidad de productora de discurso. Michel Foucault no tenía la necesidad de contar con una demarcación disciplinaria, como si la tenía, por ejemplo, Durkheim, quien al darse cuenta la imposibilidad de separar a las disciplinas basándose, simplemente, en el objeto de estudio intentó dicha separación con las diferentes vías de acceso a los fenómenos y problemas de una y la misma realidad, o las ideas o los hechos, separando posteriormente los hechos psicológicos de los sociales, ocupándose la sociología únicamente del estudio de los hechos sociales por ser estos externos y coercitivos, asignando prioridad causal a los hechos sociales materiales sobre los inmateriales. Es decir, Durkheim veía diferentes tipos de sociedades en interacción y evolución, de la primitiva a la moderna, la mecánica a la orgánica con diferentes características, hecho que pasa por alto Foucault pues su intención no era proporcionar una noción y teoría de la sociedad y del cambio societal, sino, solamente dar sustento a un procedimiento de trabajo, como ya se ha mencionado, lo cual nos lleva a comprender, pero no a aceptar su paradoja. 9 Hacemos aquí una distinción entre discurso pedagógico y discurso educativo, aunque parece que internacionalmente estos términos se usan indistintamente, para nosotros, (con base en los comentarios sobre los trabajos de la Dr. Rosa Nidia Buenfil, la Mtra. Diana Angulo y Agustín Ramos), el discurso educativo puede ser o el oficial, el de los actores educativos o el de las prácticas cada uno con su ámbito de análisis, hasta llegar a abarcar lo que podríamos denominar una semiótica cultural de lo educativo.
  • 9. Se podría aseverar que el pesimismo que pudiera derivar de la propuesta Foucaultiana, se sustenta en una paradoja y una confusión, es decir, atendiendo a una reformulación de la propuesta del filósofo francés y acotando su aplicación a ciertas sociedades usando algunos modelos de comunicación educativa se logra abrir otros horizontes para el trabajo pedagógico, alejados de la lucha constante entre estrategias y tácticas de control discursivo en los espacios donde se de el intercambio educativo, por un lado, y, por el otro, los posibles análisis del discurso pudieran partir de una reconceptualización de la función de los métodos posibles de los análisis del discurso educativo, los cuales pudieran ser o bien la corroboración de posibles conjeturas sobre los mismos discursos, sus características y funciones, o bien, la refutación o postración de ausencias posibles de elementos que debieran estar en esos discursos. Ejemplos del primer tipo son las pedagogías derivadas del racionalismo crítico, como las descriptas por Henry J. Parkinson en sus obras, en particular en su Evolutionary epistemology and the educative process Sobre la posibilidad de los análisis de los discursos educativos serían los trabajos orientados a mostrar la presencia o ausencia de características inherentes a esos discursos, como la de la coherencia en los diferentes niveles, de lo sintáctico a lo cognitivo, pasando por lo semántico y lo prágmático. Conclusiones La paradoja de Foucault, derivada de su hipótesis guía del año 1970, sin ser considerada como tal, abre un nuevo horizonte para los métodos de análisis del discurso llevándolos de los simples métodos basados en aspectos lingüísticos a consideraciones más integrales, de lo lingüístico a lo cognitivo, de la lexicometría básica a la coherencia semántica con las propuestas del Análisis Crítico del Discurso. Dicha paradoja no solicita una solución puramente lógica, es decir su dilución vía la inserción en lógicas no tradicionales, solicita, creemos, una reconsideración de
  • 10. su propósito, reconocer su necesidad de una definición de sociedad inherente a ella y su inserción en modos específicos de producción de discursos, de modelos, también específicos de comunicación. Referencias Bibliográficas Alcalá, A., (1983), “La Linguística en el Análisis del Discurso”, Discurso Cuadernos de Teoría y Análisis, Año 1, No. 1, Mayo – Agosto, pp. 73 – 84. Curley, A. (1997), Augustine´s Critique of Scepticism – a study of contra academicos, Peter Lang Publishing Inc., New York, EUA. Foucault, M. (1970/2002). “El Orden del Discurso”, trad. A. González, Fábula Tusquets, España. Hahn, E.H. Ed.(1995), The philosophy of Paul Ricoeur, The Library of Living Philosophers, Volumen XXII, Open Court, Illinois, E.U.A.. Jeffrey, R.C. (1981). Formal logic: its scope and limits, McGraw-Hill Book Co. E.U.A.. Maingueneau, D. (1976/1980). “Introducción a los Métodos de Análisis del Discurso”, Hachette S.A., Argentina. Perelman, Ch., (1970/1979), The new rethoric and the humanities. Trad. al Inglés por William Klubak, Sinthese Library, Editor: Jaakko Hintikka, Ed. D. Reidel Publishing Co. Renkema, J., (1993), Introducción a los estudios sobre el discurso, Gedisa, España. Ricoeur, P., (1976), “Interpretation theory: Discourse and the surplus of meaning”, Texas Cristian University Press, EUA. van Dijk, T. A. (1977/1993). Texto y contexto. 1ra. Edición, Trad. Juan Domingo Moyano Benítez; “Text and Context”, Red Editorial Iberoamericana, México. van Dijk, T. A., (1978/1996), La ciencia del texto. Paidós, México. van Dijk, T. A. (1978/1996). Estructuras y funciones del discurso. 10ma. Edición, Trad. Myra Gann, The Structures and Functions of Discourse an …, Siglo XXI Eds., México. van Dijk, T. A. (1995). De la gramática del texto al análisis crítico del discurso. BELIAR; Boletín de Estudios Lingüísticos Argentinos, Año 2, No. 6, Mayo 1995. van Dijk, T. A. (1998/1999). Ideología (Una Aproximación Multidisciplinaria)”, Trad. L. Berrone; Gedisa, España. Weinsheimer, J. (2004), “Meaningless Hermeneutics” en Krajewski (2004), Gadamer´s Repercussions, University of California Press, EUA.