Decreto 306 de 1992

6,287 views
5,974 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,287
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
42
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Decreto 306 de 1992

  1. 1. DECRETO 306 DE 1992 (FEBRERO 19) Por el cual se reglamenta el decreto 2591 de 1991 (acción de tutela) EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA En ejercicio de sus facultades constitucionales y, en especial, de la prevista por el artículo 189, numeral 11 de la Constitución Política, DECRETAARTICULO 1o.- DE LOS CASOS EN QUE NO EXISTE PERJUICIO IRREMEDIABLE.De conformidad con el inciso segundo del numeral primero del artículo 6o. del Decreto1591 de 1991, se entiende por irremediable el perjuicio que sólo puede ser reparadoen su integridad mediante una indemnización.No se considera que el perjuicio tenga el carácter de irremediable, cuando elinteresado puede solicitar a la autoridad judicial competente que se disponga elrestablecimiento o protección del derecho, mediante la adopción de disposicionescomo las siguientes:a. Orden de reintegro o promoción a un empleo, cargo, rango o condición;b. Orden de dar posesión a un determinado funcionario;c. Autorización oportuna a interesado para ejercer el derecho;d. Orden de entrega de un bien;e. Orden de restitución o devolución de una suma de dinero pagada por razón de una multa, un tributo, una contribución, una tasa, una regalía o a cualquier otro título; revisión o modificación de la determinación administrativa de una obligación de pagar una suma de dinero; o declaración de inexistencia de esta última, yf. Orden oportuna de actuar o de abstenerse de hacerlo, siempre que la conducta sea distinta del pago de una indemnización de perjuicios.Lo dispuesto en este artículo se aplicará también en aquellos eventos en los cualeslegalmente sea posible que además de las órdenes y autorizaciones mencionadas secondene al pago de perjuicios en forma complementaria.ARTICULO 2o.- DE LOS DERECHOS PROTEGIDOS POR LA ACCIÓN DE TUTELA.De conformidad con el artículo 1o. del Decreto 2591 de 1991, la acción de tutelaprotege exclusivamente los derechos constitucionales fundamentales, y por lo tanto,no puede ser utilizada para hacer respetar derechos que sólo tienen rango legal, nipara hacer cumplir las leyes, los decretos, los reglamentos o cualquiera otra norma derango inferior.
  2. 2. ARTICULO 3o.- DE CUANDO NO EXISTE AMENAZA DE UN DERECHOCONSTITUCIONAL FUNDAMENTAL. Se entenderá que no se encuentra amenazadoun derecho constitucional fundamental por el sólo hecho de que se abra o adelanteuna investigación o averiguación administrativa por la autoridad competente consujeción al procedimiento correspondiente regulado por la ley.ARTICULO 4o.- DE LOS PRINCIPIOS APLICABLES PARA INTERPRETAR ELPROCEDIMIENTO PREVISTO POR EL DECRETO 2591 DE 1991. Para lainterpretación de las disposiciones sobre trámite de la acción de tutela previstas por elDecreto 2591 se aplicarán ios principios generales del Código de Procedimiento Civil,en todo aquello en que no sean contrarios a dicho decreto.Cuando el Juez considere necesario oír a aquél contra quien se haya hecho lasolicitud de tutela, y dicha persona sea uno de los funcionarios que por ley rindedeclaración por medio de certificación jurada, el juez solicitará la respectivacertificación.ARTICULO 5o.- DE LA NOTIFICACIÓN DE LAS PROVIDENCIAS A LAS PARTES.De conformidad con el artículo 16 del Decreto 2591 de 1991 todas las providenciasque se dicten en el trámite de una acción de tutela se deberán notificar a las partes o alos intervinientes. Para este efecto son partes la persona que ejerce la acción de tutelay el particular, la entidad o autoridad pública contra la cual se dirige de acción detutela de conformidad con el artículo 13 del Decreto 2591 de 1991.El juez velará porque de acuerdo con las circunstancias, el medio y la oportunidad dela notificación aseguren la eficacia de la misma y la posibilidad de ejercer el derechode defensa.ARTICULO 6o.- DEL CONTENIDO DEL FALLO DE TUTELA. De conformidad con lodispuesto en el artículo 29, numeral 30, del Decreto 2591 de 1991, el Juez deberáseñalar en el fallo el derecho constitucional fundamental tutelado, citar el preceptoconstitucional que lo consagra, y precisar en qué consiste, la violación o amenaza delderecho frente a los hechos del caso concreto.ARTICULO 7o.- DE LOS EFECTOS DE LAS DECISIONES DE REVISIÓN DE LACORTE CONSTITUCIONAL Y DE LAS DECISIONES SOBRE LAS IMPUGNACIONESDE FALLOS DE TUTELA. Cuando el juez que conozca de la impugnación o la CorteConstitucional al decidir una revisión, revoque el fallo de tutela que haya ordenadorealizar una conducta, quedarán sin efecto dicha providencia y la actuación que hayarealizado la autoridad administrativa en cumplimiento del fallo respectivo.ARTICULO 8o.- REPARTO. Cuando en la localidad donde se presente la acción detutela funcionen varios despachos judiciales de la misma jerarquía y especialidad deaquél ante el cual se ejerció la acción, la misma se someterá a reparto que se realzaráel mismo día y a la mayor brevedad, sea manualmente o por computador.
  3. 3. Realizado el reparto se remitirá inmediatamente la solicitud al funcionario competente.En aquellos eventos en que la solicitud de tutela se presente verbalmente, el juezremitirá la declaración presentada, el acta levantada, o en defecto de ambas, uninforme sobre la solicitud, al funcionario de reparto con el fin de que se proceda aefectuar el mismo.ARTICULO. 9o.- IMPOSICIÓN DE SANCIONES. Para efectos de los dispuesto en elartículo 52 del Decreto 2591, cuando de acuerdo con la Constitución o la ley elfuncionario que haya incumplido una orden proferida por el juez sólo pueda sersancionado por determinada autoridad pública, el juez remitirá a dicha autoridad copiade lo actuado para que ésta adopte la decisión que corresponda.ARTICULO 10o. VIGENCIA. El presente Decreto rige a partir de la fecha de supublicación.Publíquese y cúmplase.Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 19 de noviembre de 1991.César Gaviria TrujilloEl Ministro de Gobierno, Humberto de la Calle LombanaEl Ministro de Justicia, Fernando Carrillo Flórez MODELO DE ACCIÓN DE TUTELASeñorJUEZ MUNICIPALDr:Referencia: Petición de tutela a los derechos consagrados en los preceptosconstitucionales 44 y 67.CONTRA: ALCALDE MUNICIPAL DEDEMANDANTE:Las siguientes personas, menores de edad, identificadas como aparece al frente denuestros nombres, hijos e hijas de familia residenciadas en este Municipio, quieneshemos terminado y aprobado el quinto grado de Educación básica. (NOMBRES Y APELLIDOS)(DOCUMENTO DE IDENTIDAD)Acudimos a usted por su autoridad, en acción de Tutela contra el Alcalde Municipal de___________Sr.___________ y el Secretario de Educación Municipal Sr.__________para que en cumplimiento del Articulo 86 de la Constitución Nacional y de los decretos
  4. 4. que la desarrollan declare tutelado nuestro derecho fundamental a la educación básicaobligatoria y ordene, se tomen las medidas necesarias para garantizarlo. Esta solicitudtiene por razón los siguientes HECHOS:1. Como está dicho antes, todos los demandantes cursamos y aprobamos el quinto grado de educación básica, cumpliendo así los requisitos para ingresar al sexto grado.2. Los demandantes nos hemos presentado a solicitar nuestra matrícula para el sexto grado de educación básica obligatoria en los distintos colegios públicos del Municipio y en todos ellos hemos encontrado la misma respuesta: "No hay cupos".3. Los demandantes somos menores de quince (15) años.La anterior situación en violatoria de las siguientes NORMAS JURIDICASARTÍCULO 44 C.N. "Son derechos fundamentales de los niños: La vida..., laeducación y la cultura".ARTÍCULO 67 C.N. "La educación es un derecho de la persona y un servicio públicoque tiene una función social".El estado, la sociedad y la familia son responsables de la educación, que seráobligatoria entre los cinco y quince años de edad y que comprenden como minimo unaño de preescolar y nueve de educación básica...Corresponde al Estado...: garantizar el adecuado cubrimiento del servicio y asegurar alos menores las condiciones necesarias para su acceso y permanencia en el sistemaeducativo.La Nación y las entidades territoriales participan en la dirección, financiación yadministración de los servicios educativos estatales, en los términos que señalen laconstitución y la ley.Además de las normas antes mencionadas nuestro derecho fundamental a laeducación se encuentra consignado en los siguientes textos.DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS 1948ARTÍCULO 26 "Toda persona tiene derecho a una educación".DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO (1959)
  5. 5. Principio 7. "El niño tiene derecho a recibir educación".CÓDIGO DEL MENOR: Decreto 2737 de 1989ARTÍCULO 311o. "Todo menor tiene derecho a recibir la educación para su formaciónintegral. Ésta será obligatoria hasta el noveno grado de educación básica..."Terminamos esta enumeración jurídica con la transcripción de las dos frases que porsu contenido son suficiente argumento para invocar prioridad a la atención denuestras peticiones:a) "El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación;..." Declaración de los Derechos del Niño.b) "Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás. Artículo 44 C.N. PROCEDENCIA DE LA TUTELAEsta petición de tutela la consideramos procedente por dos razones:a) El derecho solicitado es declarado como fundamental por la C.N. en sus artículos 44 y 67 y en varios tratados internacionales arriba enunciados y entendidos a la luz del artículo 93 de la C.N.b) No disponemos de otro medio de defensa judicial. VIOLACIÓN DEL DERECHOEl derecho fundamental a la educación es violado en éste caso por cuanto no existenen el Municipio, el suficiente número de aulas para atender la demanda de cupos quehacemos.Según la ley 60 de 1993 corresponde al Municipio la construcción, dotación ymantenimiento de las escuelas, siendo éste un gasto público social que al tenor delartículo 366 de la C. N. tiene prioridad sobre cualquier otra asignación.Siendo la educación básica de nueve grados obligatoria para los menores de quinceaños como en nuestro caso, esta obligación impiica para nosotros un deber social ypara el Estado una responsabilidad a la cual no puede sustraerse y por mandatoconstitucional debe "garantizar el adecuado cubrimiento" y aseguramos a los menoresacá demandantes "las condiciones necesarias para el acceso y permanencia en elsistema educativo". Artículo 67 C.N.
  6. 6. Con base en los anteriores argumentos nos permitimos a usted con todo respetopresentar las siguientes SOLICITUDES1) Se decrete tutelado nuestro derecho a la educación y en consecuencia.2) Se ordene al Señor Alcalde en un término perentorio tome las medidas necesarias para proporcionarnos un aula escolar, y a su vez se le ordene nombrar y posesionar a los educadores que sean necesarios y dotarla de material educativo.3) Se ordene de inmediato nuestra matrícula escolar y ia iniciación de clases a partir del cumplimiento del término señalado para la petición del numeral 2.4) Se ordena al Alcalde y al Secretario de Educación Municipal la presentación de un proyecto de acuerdo al Concejo Municipal en el cual, a fin de garantizarnos en el futuro la educación básica obligatoria de nueve grados, se proyecte la construcción de un colegio o la ampliación de las actuales instalaciones con los cupos suficientes. PRUEBASSolicitamos como prueba de la ausencia de cupos para el grado sexto que seancitados los rectores de los colegios de educación básica secundaria, del municipio y elseñor Secretario de Educación Municipal. DECLARACIÓNLos demandantes declaramos no haber presentado antes acción de tutela por losmismos hechos y derechos contra las mismas personas.Recibimos comunicación sobre esta acción en el hogar del primer demandante cuyadirección es: ______________de éste municipio.Del Señor Juez (firma de cada uno de los demandantes)

×