• Save
Escritura en alumnos universitarios - Prof. Trigo y Prof. Carrizo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Escritura en alumnos universitarios - Prof. Trigo y Prof. Carrizo

on

  • 630 views

La Prof. Viviana Carrizo y la Prof. Sara Trigo presentaron el presente trabajo de investigación en la 7ª Jornada Regional de Formación Docente realizada en Tartagal los días 9, 10 y 11 de ...

La Prof. Viviana Carrizo y la Prof. Sara Trigo presentaron el presente trabajo de investigación en la 7ª Jornada Regional de Formación Docente realizada en Tartagal los días 9, 10 y 11 de Noviembre de 2.011, organizada por el Instituto de Nivel Terciario Nº 6029 - Tartagal.

Statistics

Views

Total Views
630
Views on SlideShare
607
Embed Views
23

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

2 Embeds 23

http://trabajodefindecurso.alianzasuperior.com 19
http://trabajodefindecurso.aula.la 4

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Escritura en alumnos universitarios - Prof. Trigo y Prof. Carrizo Escritura en alumnos universitarios - Prof. Trigo y Prof. Carrizo Presentation Transcript

  • Trabajo presentado en la … Häpe LAWHAY nilhokey ta IWOLAW´ETA LHAIHUTWEKEN Los tiempos de todos como un espacio de encuentro Instituto Terciario N 6.029 - Tartagal Tartagal (Salta) – Noviembre, 2.011Prof. Sara E. TrigoProf. Viviana A. CarrizoInstitución: Sede Regional Tartagal – UNSa.- DIFICULTADES RECURRENTES EN PRODUCCIONES ESCRITAS DE ALUMNOS INGRESANTES A LA UNIVERSIDAD El progresivo deterioro en el uso de la lengua es una grave enfermedad social y para que lasinstituciones educativas cumplan su cometido de un modo aceptable es imprescindible recuperar la propiedad ypor lo tanto la eficacia en su uso. Sin este sostén no puede haber una adecuada transmisión del conocimiento encualquier disciplina. Centrar nuestra preocupación en el uso de la lengua materna entre los estudiantesuniversitarios es un problema que excede los límites institucionales. Todos los que conforman el equipo docente que trabaja con alumnos ingresantes en el ámbitouniversitario reconocen las dificultades que tienen para textualizar. (Se utiliza este término como una forma dedenominar la acción de poner en palabras, a través de un texto, ideas o puntos de vistas en un escrito académicodeterminado). Si bien, esta problemática nos permite entrar en una especie de interjuego de variables que muestran laenorme cantidad de factores que intervienen antes, durante y después de escribir, una de las primeras cosas que
  • se aprecian en las textualizaciones de los estudiantes es el desconocimiento de sus falencias y por ende sudesconcierto ante ellas. Lo primero que reconocen los alumnos son sus fallas en la normativa (ortografía, sobretodo) pero desconocen que las escasas estrategias de escritura que poseen imposibilitan la organización de unescrito coherente, apropiado y correcto. Tal vez durante sus trayectorias escolares, en sus anteriores experienciascon la redacción de textos, han sido mal encaminados, ya que desconocen por ejemplo la necesidad de elaborarun plan textual antes de empezar a escribir. Los textos muestran pausas inapropiadas, sinsentidos, formulacionesincompletas o fallidas, contradicciones y/o ambigüedades, constantes alusiones al contexto inmediato; todo elloda cuenta de cierta simultaneidad entre dos procesos o momentos: la planificación textual y la verbalización.Además, al empezar a escribir sin un pre-texto, dejan fuera del proceso de escritura la activación deconocimientos previos y el propósito claro de la tarea de escritura como la meta final a la que desean o debenllegar. No es posible afirmar que la puesta en palabras sea sencilla, escribir constituye una labor, a veces ardua,aunque pueda el escribiente apoyarse en voces ajenas. Éstas pueden servir como marco de referencia, sin quepor ello se acepte la copia de frases extraídas de otros textos. Para destacar nos interesa recalcar la idea de que la norma escrita posee una estructura específica yautónoma respecto de la norma hablada. Sus componentes y los resultados de sus combinaciones establecenrelaciones con el lenguaje en distintos niveles. Estas correspondencias se pueden establecer en el nivel máselemental del fonema, pero también se establecen en los niveles más altos de morfema, palabra, frase y texto. Considerar al texto escrito como el producto de un esfuerzo cognitivo, implica reconocer que en lapuesta en marcha de la escritura, intervienen una serie de procesos y mecanismos que integran conocimientos:por una parte sobre comunicación (entendida como la circulación social de los discursos en un ámbito cultural) ypor otra sobre cognición (en tanto representación mental de los contenidos y estructuras de los mensajes). Por lotanto, la tarea de escritura de un texto argumentativo, como el que se analizará para esta investigación, noescapa a las dificultades que puede acarrear la escritura de cualquier texto. Afrontar estos problemas uobstáculos, implica una tarea metacognitiva. Siguiendo el conocido modelo de Flower y Hayes se reconoce laexistencia de tres grandes unidades en el proceso global de la producción escrita (el ambiente de trabajo, lamemoria a largo plazo del escritor y los procesos de escritura propiamente dichos) estableciendo comoparámetro los subprocesos de planificación, textualización y revisión. El carácter recursivo de los procesos de escritura aumenta la complejidad que en sí ya tienen éstos, loque obliga al escritor a elaborar ciertos esquemas o representaciones globales de la tarea con el fin de guiar,regular y controlar la actividad global de escritura. De esto deriva la aseveración de que el proceso decomposición exige por una parte, la puesta en práctica de un conjunto de operaciones cognitivas y por otra, laactivación de una serie de estrategias metacognitivas.
  • Expectativas sobre el ingresante a la universidad: Ser alumno universitario exige un conjunto de habilidades, hábitos y actitudes que aparentan escasear entrelos jóvenes ingresantes. Actitud positiva hacia el estudio, autonomía para tomar decisiones, capacidad paramantener un ritmo de estudio, son sólo algunos de los prerrequisitos para poder afrontar una carrerauniversitaria. Estos conocimientos, hábitos, actitudes y habilidades constituyen las competencias académicasnecesarias para encarar estudios superiores durante toda la escolaridad. Entre las principales competencias académicas enunciamos las siguientes: 1. Planificación y gestión del tiempo. 2. Hábitos de estudio sistemáticos. 3. Focalización y concentración. 4. Trabajo autónomo (habilidades metacognitivas). 5. Comunicación en forma oral y escrita. 6. Trabajo en equipo. 7. Resolución de problemas prácticos. 8. Búsqueda y análisis de información provenientes de distintas fuentes. 9. Análisis, síntesis y resumen de la información. 10. Realización de comparaciones y analogías. 11. Operar con éxito algunos programas de computación. 12. Leer comprensiva y críticamente cualquier material de circulación social. 13. Exhibir un pensamiento inductivo, deductivo y analógico.Dificultades detectadasNumerosas son las dificultades que evidencian los alumnos al comprender o producir un texto académico: 1. Dificultades para interpretar y redactar un texto en tanto que unidad de significados relacionales. Hay una pérdida de los referentes y de las relaciones de significado que se establecen en la continuidad semántica del texto. 2. Dificultades para interactuar con la propuesta de organización textual solicitada como autor de un texto. 3. Dificultades para organizar las ideas que globalizan la información del futuro texto y para adaptarse a la situación retórica solicitada. 4. Dificultades para crear marcos de referencia contextuales que explicitan la situación de comunicación que genera el texto. 5. Dificultades para tomar distancia y autorregular el proceso de producción.
  • Puntos de partida:* Cada texto en particular exige para su producción, el dominio de ciertas técnicas de acción lingüística, de lascuales dependerá, en definitiva, el éxito o el fracaso de la emisión.* Las funciones de las normas orales y escritas – comunicación, configuración del pensamiento y acción- semanifiestan de modo específico en cada uno de estos códigos de la lengua. En el oral, a través del llamadomodo pragmático, en el escrito mediante el modo sintáctico. Ambos modos requieren una extensiva práctica enlas más variadas manifestaciones del uso social de ambos códigos.* En la escritura es necesario que el tejido textual reproduzca las relaciones en todos los niveles (gramatical,Léxico, semántico y aún pragmático) lo que exige el conocimiento de la lengua en su aspecto formal y lasreglas de uso (competencias)* En la lengua escrita se releva especialmente un modo de estructurar el pensamiento, el de la lengua estándar.Universo de Análisis: El corpus de esta investigación está constituido por producciones escritas de los alumnos de primer añode las carreras Profesorado en Letras y Técnico en Comunicación Social. Para esta ocasión se tomarán textosargumentativos: cartas de lectores y/o artículos de opinión, trabajados en la cátedra Comprensión y Producciónde textos, luego de un proceso de aprendizaje secuencialmente trabajado en clases teórico-prácticas. La actividad de componer un discurso argumentativo, pone en juego una serie de estrategias propias dela argumentación, además de exigir del alumno una postura clara o un posicionamiento ante una problemáticaque motiva su escritura. Para indagar sobre ellas, se procederá a la elaboración de encuestas personales, dado quela experiencia de escribir reúne cuestiones vinculadas a las trayectorias escolares y a la construcción desubjetividades. Éstas últimas emergen en función de determinados roles construidos socialmente. La escritura, por su carácter de inscripción permite un regreso hacia atrás, lo que a su vez, posibilita larevisión de lo que se ha escrito. Pero esta tarea resulta poco eficaz si el estudiante no puede analizar susdesaciertos, si no posee las competencias suficientes para percibir sus errores, y mucho menos corregirlos.A continuación presentamos un modelo de trabajo práctico de clase:
  • UNSa.-SRT Carrera: Profesorado en Letras Trabajo Práctico de la Cátedra Comprensión y Producción de Textos Actividades: 1. A partir de la lectura del texto propuesto desarrolle los siguientes puntos: a) Clasifique el texto. b) ¿Cuál es el punto de partida? c) Identifique la hipótesis, los argumentos que la sostienen y la conclusión. d) Reconozca al menos dos estrategias argumentativas utilizadas por la autora. e) Redacte una síntesis del texto. f) Elabore un texto argumentativo en base a algunos de estos temas: • Consecuencias, (físicas, psicológicas y sociales) de la búsqueda exagerada de la belleza y la juventud en la sociedad actual. • El uso/abuso de las nuevas tecnologías (celular, computadoras, etc.) y sus consecuencias en la conducta de los jóvenes (escuela, familia, grupos, etc.).A modo de ejemplo transcribimos uno de los trabajos que perteneció a una alumna del primer año de la carreraEducador Sanitario.
  • Análisis: Realizamos un análisis de las dimensiones semántica, sintáctica y de organización textual del escritoque generó esta actividad. Dentro de un encuadre descriptivo, intentamos ordenar las dificultades encontradas,poniendo así en evidencia los múltiples factores que se combinan y conspiran para dar lugar a textos incorrectoso fallidos. A continuación presentamos los rasgos más característicos de la muestra seleccionada: 1-Nivel Grafemático: a -Uso inadecuado de los signos de puntuación: En los textos producidos por los participantes se observa ausencia y uso inadecuado de los signos de puntuación. Está ausente el uso de otros signos diferentes a la coma y al punto. b- Distribución gráfica inadecuada del contenido informativo c-Organización de las ideas como un listado, dando lugar a un texto fragmentario.
  • 2- Nivel léxico-semántico: a- Presencia abundante de repeticiones léxicas: Esta característica de las produccionesescritas, determina ambigüedad e imprecisión semántica. b- Imprecisión en el uso del vocabulario: En este aspecto, hay que hacer mención especial aluso de las palabras “cosa” y/o “tipo”, ya que son léxicos altamente utilizados en el lenguaje oralque adquieren su contenido semántico del contexto y así ocultan la falta de precisión en elvocabulario. c- Uso de los verbos que denotan oralidad o funciones perceptivas tales como: hablar, decir ,nombrar, ver, hacer 3- Nivel sintáctico-semántico: a-Repetición de fórmulas o frases coloquiales:  Repetición del mismo modelo perifrástico (poder + infinitivo); se copia la fórmula no sólo a nivel sintáctico sino también semántico.  Abundantes construcciones subordinadas ( hipotácticas ) sin aparición explicita de oraciones principales .  Presencia abundante de verbos en régimen de gerundio. b- Uso inadecuado de conectores y marcadores: Los conectores reconocidos como marcadoresdel discurso son unidades que marcan límites y ejercen funciones no sólo a nivel sintáctico,referidas a la oración, sino también a la función de relacionar y acomodar las unidades dentro deun contexto discursivo. El conector de adición o suma “Y” es el más utilizado. c- Uso de expresiones correferenciales propias de la oralidad: Dentro del marco de lacorreferencia, se observa un uso acentuado de sustitutos fóricos con significado deíctico; es decir,de formas con valor exofórico, propias de la oralidad. Así, es común el uso de deícticos encontextos donde se demanda la presencia de clíticos, propios de la modalidad escrita. d- Uso de expresiones correferenciales sin presentar, previamente el elemento léxico asustituir: La introducción de proformas, en el caso de la anáfora o el uso de la elipsis sin lapresentación del referente, viola un principio estructural de la sintaxis, ya que antes debepresentarse el elemento léxico. Este aspecto pudiera interpretarse como un mecanismo detrasferencia oral, basado en el estamento de las presuposiciones o implícitos, propio delconocimiento compartido de los interlocutores, frecuente en la conversación. f-. Presencia de ideas incompletas y de oraciones truncas: Estas dos dificultades puedenconsiderarse de orden sintáctico-semántico ya que interrumpen el flujo de información textual.
  • 4. Nivel semántico-discursivo: En este contexto se observa un desconocimiento muy marcado de la situación comunicativa que rodea laconstrucción textual, por lo que puede observarse las siguientes características: a- Alteración del modelo retórico sugerido: El uso de la tercera y segunda persona, típico del registro coloquial, es la más utilizada. b- Desconocimiento del propósito comunicativo: El desconocimiento de los parámetros de la situación también se refleja en la imprecisión y falta de control del contenido informativo, lo que impide mantener el propósito inicial. c- Dificultades para identificar el tipo de destinatario: Frecuentemente, los informantes en sus escritos actúan ligüísticamente como si su interlocutor, el profesor, en este caso, supiera de lo que se está hablando. d-. Marcas de los Mass-media: Un caso particular es la transferencia o calco de expresiones propias de las cuñas publicitarias.Esta experiencia didáctica posibilitó el siguiente proceso: Análisis de diversos tipos textuales Producción escrita del tipo textual solicitado para cada caso. Esto es: a) Elaboración de un plan textual b) Definición de la macroestructura para la redacción de titulo y el subtitulo del texto a producir. c) Construcción de la progresión temática teniendo en cuenta el orden de los aspectos determinados en el plan. d) Construcción de las oraciones y párrafos desde las perspectivas textual y oracional. e) Atención pormenorizada del proceso comunicativo y de enunciación en todo el texto. f) Presentación del borrador o pre-texto. Reflexión metalingüística y metacognitiva: planificación, revisión y reescritura. Reformulación textual: guiada y acompañada por el docente para la elaboración de la versión definitivadel texto. Redacción de la versión final. Estas actividades propiciadoras de la puesta en práctica de habilidades cognitivas resultan decisivas paratener éxito en cualquier área de estudio. Es necesario aportar experiencias que conduzcan al estudiante a
  • descubrir cómo utilizar sus capacidades en una amplia diversidad de situaciones y a utilizar sus capacidadescognitivas y metacognitivas en una amplia diversidad de situaciones.Así, desarrollar las competencias académicas implica indirectamente un proceso de transitar entre lasestructuras que van desde la oralidad a la escritura y viceversa.Conclusiones La mayoría de las muestras escritas con errores de producción a nivel formal traducen undesconocimiento de la situación comunicativa en el contexto pragmático que rodea la escritura. Los escritosproducidos provienen de la experiencia de vida cotidiana, de la influencia de los medios audiovisuales, pero node la capacidad de análisis y reflexión. El modelo de prosa manejado por los informantes pareciera ser el de ítem (pregunta-respuesta), modelotípico no sólo en el espacio de la evaluación, sino también en el proceso de enseñanza-aprendizaje quecaracteriza nuestra práctica. Esta pudiera ser la razón por la cual los estudiantes comienzan la construccióntextual sin introducir el tema, sin marcas léxicas para iniciar la correferencialidad, pues el título propuesto lotoman como inicio de sus textos. Además observamos excesivas repeticiones, que evidencia un reducido mundoconceptual y determina una estructura discursiva circular. A ello debemos agregar que en el ámbito académico una gran parte del proceso de aprendizaje se lleva acabo a través de los intercambios orales; sin embargo el proceso de evaluación en el aula se realiza casicompletamente a través de actividades escritas. Consideramos que las diferencias entre el texto oral y escrito deben ser abordadas como prácticas deorden procedimental que permitan internalizar los modelos o guiones cognitivos característicos de las diferentesmodalidades enunciativas. Prácticas que deben tomar en cuenta las formas monologales autogestionadas (usooral-escrito) y las tres operaciones básicas del proceso (planificación, textualización y revisión). Por todo lo expuesto, sugerimos que las actividades procedimentales deben acompañarse conreflexiones de carácter metalingüístico, ya que sólo la conjugación de estos factores, abstraídos de sus propiasproducciones pueden propiciar en los estudiantes universitarios un cambio cualitativo en el manejo de su capitallingüístico. Sin embargo, no debemos olvidar la reticencia de los estudiantes para someterse a las prácticas decorrección o de autocorrección. Hecho que deviene del miedo de exponerse a una crítica destructiva por parte desus compañeros o de sus profesores, es decir, la protección de su imagen, muchas veces, socaba el intento delprofesor de enseñar a partir del error.
  • Bibliografía: *Blanche Benveniste C. (1998): Estudios lingüísticos sobre la relación entre oralidad y escritura. Barcelona: Gedisa. * Calsamiglia, H. (1994). ``El estudio del discurso oral``. Revista Signos Teoría y Práctica de la Educación, Número 12, pp.18-28. *Càrdenas, V. (2008): ``La zona visuográfica en la escritura de niños``. EDUNSa. * Cassany , D. (1994) Enseñar lengua. Graó, Barcelona *Catach, N. (1996): ``La escritura en tanto plurisistema, o teoría de L prima`` en Catach, N. (Comp.), Barcelona: Gedisa, 1996. Pp 310-326 *Narvaja de Arnoux, E. (directora) (2009) Pasajes. Escuela media – enseñanza superior. Propuestas en torno a la lectura y la escritura. Bs. As.: Biblos. * Mastache, Anahí (2007). Formar personas competentes. Desarrollo de competencias tecnológicas y psicosociales Ed. NOVEDUC, 2007 pp. 116-117). * Marín, M. (2001) Lingüística y enseñanza de la lengua, Aiqué, Bs. As. *Tusón Valls, A. (1991) “Las marcas de la oralidad en la escritura”. Revista Signos Teoría y práctica de la Educación. Número 3, Abril-Junio, pp. 14-19. *Vachek, J. (1973): Written Language. General problems and problems of English. París: Mouton. *Zamudio de Molina, Bertha (2002) ``Lenguaje Hablado, Lenguaje Escrito, Lenguaje Transcripto``. En Textos escritos de estudiantes universitarios. UBA: Vol.18, nº39, pp.79-101