• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Millonarios con Dios - 6ta Revisión
 

Millonarios con Dios - 6ta Revisión

on

  • 3,747 views

Más material gratuito en: http://ministerio-orion.net23.net ...

Más material gratuito en: http://ministerio-orion.net23.net
Este documento esta dedicado a todas las personas que buscan riquezas terrenales sin perder de vista las celestiales. Contiene pasajes bíblicos tomadas de diferentes versiones de la Biblia con comentarios bíblicos para una mejor comprensión del pasaje. Este es un documento en proceso de creación, pero lo presento tal como esta para el enriquecimiento espiritual de todos...esta es la sexta revisión. Septiembre, 2013.

Statistics

Views

Total Views
3,747
Views on SlideShare
3,100
Embed Views
647

Actions

Likes
4
Downloads
142
Comments
5

8 Embeds 647

http://ministerio-orion.net23.net 414
http://ministerio-orion.uni.me 134
http://adventschool.comyr.com 28
http://localhost 26
http://www.ministerio-orion.net23.net 25
http://www.ministerio-orion.uni.me 17
https://twitter.com 2
http://www.adventschool.comyr.com 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

15 of 5 previous next Post a comment

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Millonarios con Dios - 6ta Revisión Millonarios con Dios - 6ta Revisión Document Transcript

    • Millonarios con Dios Autor: Ing. Freddy Silva E-mail: ing.freddysilva@hotmail.com
    • Introducción Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor de vosotros se hizo pobre, siendo rico; para que vosotros fueseis enriquecidos con su pobreza. (2 Cor. 8:9) Que mejor enseñanza podemos recibir sobre las riquezas que de un Rey que lo tiene todo. La Biblia es el mejor libro financiero. (F.Silva) Recibe bendiciones de lo alto desde el mismo momento en que estés leyendo o escuchando este libro. Quiero invitar a todas las personas deseosas de obtener riquezas terrenales a leer este libro, y para aquellos que están claro cuán importante son las riquezas espirituales también les invito a leerlo, para que reafirmen lo que ya saben y aprendan con la ayuda de Dios nuevas enseñanzas, o que Dios les ilumine para encontrar una sabiduría mayor a las pocas palabras que aquí se mencionan con la ayuda del Espíritu Santo, porque yo mismo he encontrado nueva enseñanza al leer una y otra vez los versículos que están seleccionados en este libro. Yo mismo he sido un asiduo lector y hacedor de cómo obtener riquezas terrenales en esta tierra y en mi búsqueda he encontrado infinidad de técnicas y procedimientos que he seguido para mejorar mis finanzas personales, he leído y escuchado libros completos sobre educación financiera, he participado en seminarios sobre finanzas, he impartido temas como los anteriormente mencionado con mis alumnos, pero nada es comparado con lo que he encontrado en La Biblia. Desde que leí el libro de Eclesiastés y los demás libros de la Biblia ha cambiado mi forma de ver las riquezas en esta tierra, no dejo de trabajar con diligencia por obtener el fruto de mi trabajo, pero he aprendido a compartir más ese fruto y ponerlo a la disposición de la obra de Dios, además de devolver a Dios lo que le corresponde con los diezmos y llevar mis ofrendas hacia su altar, quiero aclarar que nada de lo que yo hago mediante mis "buenas obras" me perdonan de mis pecados delante de los ojos de Dios, solo en la sangre de Cristo hay perdón. Este libro no es para que recibas algo material; es para dar, pero dando es como recibiremos las verdaderas riquezas que vienen de Dios y son eternas. Hechos 20:35 dice; "Con este ejemplo les he enseñado claramente que deben trabajar duro para ayudar a los débiles”. Recuerden las palabras del Señor Jesús: "Hay mayor felicidad en dar que en recibir". Otra aclaración muy importante; las riquezas no son malas, pero cuando las ponemos en primer lugar, cuando buscamos las riquezas más que a Dios, las estamos convirtiendo en nuestro dios y eso es pecado. “Porque el amor al dinero es la raíz de todos los males; el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y se traspasaron con muchos dolores.” 1Ti 6:10 Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 1
    • Si quieres saber en este momento cual es tu dios, analiza en que consumes la mayor parte de tu tiempo y/o que es lo que se apodera de la mayor parte de tus pensamientos. Uno de los propósitos de este libro es ayudarte en la administración de los bienes que Dios te ha dado y ponerlos a la disposición de su obra en esta tierra, recordemos que todo lo que tenemos es porque Dios nos lo ha dado, o nos ha dado la habilidad de hacer riquezas terrenales y como fieles mayordomos debemos de cuidar y multiplicar los dones que Él nos ha dado para cumplir su voluntad…no hay nada comparado como la sabiduría encontrada en la Biblia…he sido un gran lector de libros clásicos no cristianos y ahora he encontrado la verdadera sabiduría y la verdadera palabra que da vida eterna; La Biblia. Ecc 12:12 No le añadas nada, hijo mío: ¿para qué más y más libros? Esto no tiene fin, y el demasiado estudio agota al cuerpo. Ecc 12:13 Conclusión del discurso: todo ha sido dicho. Teme a Dios y observa sus mandamientos: allí está todo para el hombre. Ecc 12:14 Pues Dios juzgará todas las acciones, aun lo que está oculto, tanto el bien como el mal. (BL95) ¿Cómo leer este libro?: Ora antes de leer cada capítulo, pidiendo a Dios sabiduría. Usa una Biblia para leer los pasajes que aquí se mencionan y comprobar con tu versión de la biblia como se explica los pasajes acá escritos. Toma apuntes, has tus propios comentarios y lo que quieres cambiar en tu vida; y cambia. Esta es la sexta revisión he agregado imágenes, nuevos comentarios y actualizado algunos enlaces que le serán de utilidad si desea más contenido cristiano. Te invito a que hagas tus sugerencias o comentarios al e-mail ing.freddysilva@hotmail.com, de esta forma todos seremos bendecidos, porque en la multitud de consejeros se encuentra la sabiduría. Nota: Los comentarios del autor (Freddy Silva) están escritos en azul. Cualquier otra información estará en color negro, la cual es tomada de la biblia, de comentarios bíblicos u otros libros cristianos de los cuales se indicarán su referencia bibliográfica. Ing. Freddy Silva Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 2
    • Capítulo 1: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia” 1Ti 6:10 “Porque el amor al dinero es la raíz de todos los males; el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y se traspasaron con muchos dolores.” A pesar de la abrumadora evidencia en sentido contrario, la mayoría de la gente todavía cree que el dinero trae la felicidad. Gente rica que ansía ser más rica puede ser atrapada en un ciclo sin fin que sólo termina en ruina y destrucción. ¿Cómo puede usted mantenerse alejado del amor al dinero? Pablo nos da algunas instrucciones: (1) Tome conciencia que un día todas las riquezas desaparecerán (1Ti 6:7 Porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.); (2) conténtese con lo que tiene (1Ti 6:8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.); (3) cuídese con lo que esté pensando hacer para tener más dinero (1Ti 6:9 Porque los que quieren enriquecerse, caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en perdición y muerte.); (4) ame a la gente y ame la obra de Dios más que al dinero (1Ti 6:11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.); (5) comparta libremente con otros lo que tiene (1Ti 6:18-19 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, generosos, que con facilidad comuniquen; atesorando para sí buen fundamento para lo por venir; que echen mano de la vida eterna.). (Comentario bíblico Diario Vivir) Prov. 30:7-9 “Dos cosas te he demandado. No me las niegues antes que muera. Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí. No me des pobreza ni riquezas; Mantenme del pan necesario; no sea que me sacie, y te niegue, y diga, ¿Quién es Jehová? O no sea que siendo pobre, hurte, y blasfeme el nombre de mi Dios.” Poseer mucho dinero quizás resulte peligroso, pero también tener muy poco. Ser pobre puede, en efecto, ser peligroso tanto para la salud espiritual como la física. Por otro lado, ser rico no es la respuesta. Como Jesús lo señaló, los ricos tienen problemas para entrar en el Reino de Dios (Mat 19:23 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.). Al igual que Pablo, podemos aprender a cómo vivir en escasez y en abundancia (Flp 4:11-13 No lo digo porque tenga escasez; pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé tener escasez, y sé tener Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 3
    • abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para hartura, como para hambre; para tener abundancia, como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.), pero nuestras vidas tienen una mejor oportunidad para llegar a ser más eficaces si no tenemos ni "pobreza ni riqueza". (Comentario bíblico Diario Vivir) Mat 6:24 “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno, y amará al otro; o apreciará al uno, y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”. Jesús dice que podemos servir solo a un señor. Vivimos en una sociedad materialista donde muchas personas sirven al dinero. Emplean sus vidas en ganar y atesorar, solo para morir y tener que dejarlo todo. Su anhelo de tener dinero y lo que pueden adquirir con él llega a tener mayor preponderancia que su entrega a Dios y que los asuntos espirituales. Lo que atesore le absorberá tiempo y energías para pensar en ello. No caiga en la trampa del materialismo porque "el amor al dinero es la raíz de todos los males" (1Ti 6:10). ¿Podría asegurar, con toda sinceridad, que Dios es su Señor y no el dinero? Una manera de examinarnos es preguntándonos qué ocupa mayormente mis pensamientos, tiempo y esfuerzos. (Comentario bíblico Diario Vivir) En Mateo 6:25 al 34, Jesús ubica al dinero y a los bienes materiales en la directa competición con Dios, nos pregunta; ¿a quién serviremos?, y ¿Cómo serviremos? En estos versículos Jesús habla de las necesidades básicas de la vida, no del lujo. La vida enfocada en la provisión de las meras necesidades de alimento y vestido es identificada como pagana. En lugar de este enfoque, Jesús nos da el siguiente desafío: "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas" (Mat. 6:33) Buscando primeramente el reino de Dios encontraremos grandes tesoros que no necesitan graneros o bodegas para retenerlos, solo nuestro corazón (nuestra mente) para apoderarnos de la sabiduría que Dios quiere compartir con sus hijos. Un tesoro que podemos multiplicar con cada pensamiento que compartimos sobre la Palabra de Dios… ¿y donde encontraremos este tesoro? en la Biblia, ahí está el reino de Dios y su justicia. La vistas puesta en el Reino de Dios "Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. " Col. 3:1-2. Cuando las cosas temporales absorben la mente y ocupan la atención, toda la fuerza del individuo se empeña en el servicio del hombre, y las personas consideran la adoración que se le debe a Dios como un asunto trivial. Los Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 4
    • intereses religiosos quedan supeditados al mundo. Pero Jesús, que ha pagado el rescate por las almas de la familia humana, requiere que los seres humanos subordinen los intereses temporales a los intereses eternos. El quisiera que cesaran de acumular tesoros terrenales, de gastar dinero en lujos, y de rodearse de las cosas que no necesitan. No desea que se destruyan las facultades espirituales, pero dirige su atención a las cosas celestiales. Anima a los hombres a buscar con más fervor y continuamente el pan de vida que el pan que perece. Él dice: "Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló el Padre" (Juan 6:27)... La Palabra de Dios es el elemento esencial de nuestro crecimiento espiritual. "El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida" (vers. 63). Los que sean hacedores de las palabras de Cristo traerán el cielo a sus vidas. Cristo es nuestro Redentor, nuestro Dueño, y se interesa intensamente en que tengamos paz en este mundo. Se esfuerza por presentar los atractivos del cielo delante de nosotros; porque donde está el tesoro, allí también está el corazón. Colocar un tesoro en el cielo no es otra cosa que utilizar las facultades que Dios nos ha dado para adquirir medios e influencia que se puedan usar para la gloria de Dios. Cada dólar que ganamos es propiedad del Señor, y debería ser usado teniendo en mente el tiempo cuando seremos llamados a rendir cuenta de nuestra mayordomía. Ninguno de nosotros podrá evadir este futuro arreglo de cuentas. Al escoger la acumulación de un tesoro en el cielo, nuestros caracteres serán moldeados según la semejanza de Cristo. El mundo verá que nuestras esperanzas y planes se llevan a cabo teniendo en mente el progreso de la verdad y la salvación de las almas que perecen. Se darán cuenta que para los que aman a Cristo él es todo en todo... Al procurar un tesoro en el cielo, nos colmamos en una relación viviente con Dios, el dueño de todos los tesoros de la tierra, y quien suple todas las necesidades temporales esenciales para la vida. Cada alma puede obtener la herencia eterna. El Señor ha revelado ante su pueblo el hecho de que hay amplio espacio para el ejercicio de sus facultades, para el cumplimiento de sus objetivos más elevados, para la adquisición del tesoro más deseable y duradero. Pueden colocar sus tesoros donde ni el fuego ni la inundación ni ninguna clase de adversidad los pueden tocar.- Review and Herald, 7 de abril, 1895. Cuando leía nuevamente estos comentarios me dieron la sensación de que las personas que lo leerían pensarían que ser rico es malo, ya había aclarado este punto en la introducción pero vuelvo a recalcar; ser rico no es malo, los primeros patriarcas tenían grandes riquezas, pero te invito a seguir leyendo las verdaderas riquezas que Dios tiene para nosotros que pueden ser tanto materiales como espirituales. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 5
    • Capítulo 2: “De Dios es el oro y la plata” Ageo 2:8 Mía es la plata, y mío el oro, dice Jehová de los ejércitos. Quien busque sabiduría debe ir donde los sabios, quien busque oro y plata debe ir directamente al Dueño y Señor de las riquezas terrenales y celestiales. Pero antes de pedirle riquezas a Dios pregúntate si estas pidiendo lo mejor que Él te puede dar, recordemos lo que el rey Salomón pidió a Dios… *** 1 Reyes 3:5 Y se apareció Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: Pide lo que quieras que yo te dé. 1 Reyes 3:6 Y Salomón dijo: Tú hiciste gran misericordia a tu siervo David mi padre, según que él anduvo delante de ti en verdad, en justicia, y con rectitud de corazón para contigo; y tú le has conservado esta tu grande misericordia, que le diste hijo que se sentase en su trono, como sucede en este día. 1 Reyes 3:7 Ahora pues, Jehová Dios mío, tú has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre; y yo no soy más que un joven, y no sé cómo entrar ni salir. 1 Reyes 3:8 Y tu siervo está en medio de tu pueblo al cual tú escogiste; un pueblo grande, que no se puede contar ni numerar por su multitud. 1 Reyes 3:9 Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande? 1 Reyes 3:10 Y agradó delante de Adonaí que Salomón pidiese esto. 1 Reyes 3:11 Y le dijo Dios: Porque has demandado esto, y no pediste para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, sino que demandaste para ti inteligencia para oír juicio; 1 Reyes 3:12 he aquí he hecho conforme a tus palabras; he aquí que te he dado corazón sabio y entendido, tanto que no haya habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se levantará otro como tú. 1 Reyes 3:13 Y aun también te he dado las cosas que no pediste, riquezas y gloria, de tal manera que entre los reyes ninguno haya como tú en todos tus días. Salomón pidió sabiduría ("entendimiento"), no riqueza, pero Dios también le dio riquezas y una larga vida. A pesar de que Dios no promete riquezas a aquellos que lo sigan, nos da lo que necesitamos si ponemos su reino, sus intereses, y Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 6
    • sus principios en primer lugar en nuestra vida (Mat_6:31-33). El poner su vista en las riquezas sólo lo dejará insatisfecho, porque aun cuando usted las obtenga, siempre deseará algo más. Pero si pone a Dios y a su obra en primer lugar, El satisfará sus necesidades más profundas. Anticipa el apóstol que algunos objetarán, diciendo: ―Pero pedimos‖ (v. 2), y él replica: No es bastante que pidáis buenas cosas, sino que debéis pedir con buen espíritu y buenas intenciones. ―Pedís mal para consumirlo (el objeto de vuestro pedido) en deleites‖; no para que tengáis lo que necesitéis para el servicio de Dios. Si oraseis bien, serían suplidas todas vuestras necesidades propias; entonces cesarían vuestras codicias, que motivan ―guerras y luchas‖. Aun las oraciones de los creyentes son mejor contestadas muchas veces, cuando sus deseos resultan defraudados. Pero los cristianos piden todos los días la bendición divina. ¿Cómo, pues, su miserable situación no experimenta ningún cambio? Si Dios puede disponer libremente de todas las cosas, ¿no sería para él cosa fácil contestar a las súplicas de sus fieles siervos con dones superabundantes? ¿No ha dicho Jesús, el Señor: «Pedid, y os darán» (Mat_7:7), y: «Todo el que pide, recibe» (Mat_7:8)? Santiago rechaza este reproche implícito al modo divino de proceder, y al decir: «Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastarlo en vuestras pasiones» (4,3), recuerda las palabras de Jesús. Dios es fiel, cumple las promesas de Jesús, su enviado, pero los cristianos de quienes se habla aquí no oran con el espíritu de Jesús que aparece en el padrenuestro. Sus ruegos no se supeditan enteramente a la voluntad salvífica del Padre: «Hágase tu voluntad.» No; con la ayuda de la oración pretenden que su voluntad egoísta se salga con la suya; quieren satisfacer sus apetitos puramente terrenales. Se nota, en último término, la influencia de los espíritus malos, que han conseguido dominar a estos cristianos, todavía imbuidos del espíritu del mundo. Quieren abusar de los dones de Dios para sus propios fines. Es, pues, natural que Dios no pueda atender sus súplicas, que no tienen por objetivo la vida, que procede de sus manos divinas, ni propagan en el mundo el reino de Dios. Santiago ha puesto al descubierto un gran peligro que suelen correr los cristianos. La tentación primordial del hombre, y precisamente del hombre piadoso, es pretender adueñarse de Dios y ponerle al servicio de los propios intereses. Quien pretende esto y se enfada con Dios cuando éste no atiende sus peticiones egoístas, no ha tomado en serio su cristianismo. La fe consiste en entregarse por completo y sin condiciones a la voluntad de Dios, diciendo siempre con filial confianza: «Pero no lo que yo quiero, sino lo que tú» (Mar_14:36). La oración del cristiano pone de manifiesto si el que ora está todavía contaminado del espíritu del mundo irredento o si realmente es un creyente. Si todo lo pone en manos de Dios y por consiguiente recibe de las manos divinas todo lo que Dios quiere darle, movido por su amor y por su poder salvador. Con esta norma hemos de medir continuamente la autenticidad de nuestra fe. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 7
    • Capítulo 3: “No olvides quien te ha dado las riquezas” 2Ch 32:29 Se hizo también ciudades, y rebaños de ovejas y de vacas en gran abundancia; porque Dios le había dado muchas posesiones. *** Eze 28:5 Con la grandeza de tu sabiduría y tu comercio has multiplicado tus riquezas; y a causa de tus riquezas se ha enaltecido tu corazón. *** Deu 8:7 Porque el Señor tu Dios va a introducirte en esa tierra buena, tierra llena de arroyos, y de estanques, y de fuentes; en cuyos campos y montes brotan manantiales perennes de aguas; Deu 8:8 tierra de trigo y cebada, y de viñas; en la que nacen higueras, y granados y olivos: tierra de aceite y de miel; Deu 8:9 donde sin escasez ninguna comerás el pan y gozarás en abundancia de todos los bienes; en cuyas piedras o peñas hallarás el hierro; y mucho cobre y metal en sus montes: Deu 8:10 Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado. Deu 8:11 Guárdate de que no te olvides de Jehová tu Dios, dejando de observar sus mandamientos, y sus derechos, y sus estatutos, que yo te ordeno hoy: Deu 8:12 No sea que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que mores, Deu 8:13 Y se multipliquen tus vacas y tus ovejas, y se te multiplique la plata y el oro, y todo lo que tuvieres se te aumente, Deu 8:14 Y se eleve luego tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de siervos; Deu 8:15 que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y Él te sacó agua de la roca del pedernal; Deu 8:16 que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; Deu 8:17 y digas en tu corazón: Mi poder y la fortaleza de mi mano me han traído esta riqueza. Deu 8:18 Antes acuérdate de Jehová tu Dios: porque Él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día. Deu 8:19 Mas será, si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios, y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres, y los adorares, Yo testifico hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 8
    • 1Cr 29:10-19 – Comentario de la Biblia de Matthew Henry Vv. 10-19.No podemos formarnos una idea correcta de la magnificencia del templo y de los edificios que lo rodeaban, en los cuales se usaron tales cantidades de oro y plata. Pero las inescrutables riquezas de Cristo exceden el esplendor del templo, infinitamente más de lo que aquel superaba a la choza más pobre de la tierra. En lugar de jactarse de óbolos tan grandes, David agradeció solemnemente a Dios. Todo lo que ellos dieron para el templo del Señor, era de Él; si ellos intentaban retenerlo, la muerte los hubiera quitado prontamente de eso. El único uso que podían hacer de eso para su beneficio real, era consagrarlo al servicio de Aquel que lo dio. 1Cr 29:1-19 Comentario Diario Vivir 29.1 Es posible obsesionarse con la construcción del edificio de una iglesia y descuidar la iglesia real: el pueblo de Dios. Pero también es malo lo opuesto: olvidarse del edificio de la iglesia. David aclaró este punto cuando dijo del templo: "Porque la casa no es para hombre, sino para Jehová Dios". Si bien debemos evitar las extravagancias costosas, debemos recordar que todo edificio de una iglesia es un testimonio visible de Dios. ¿Cómo puede ser usado mejor el edificio de su iglesia para hablar al mundo acerca de Dios? 29.3-5 David dio de su fortuna personal para el templo. Alentó a los demás para que siguieran su ejemplo, y lo hicieron con gusto. Tanto el tabernáculo (Exodo 35.5-36.7) como el templo fueron construidos con las ofrendas voluntarias del pueblo. Podemos hacer como David y reconocer que todo lo que tenemos viene de Dios (29.14-16). Quizá no tengamos la riqueza de David, pero podemos desarrollar su disposición de dar. Lo que tenemos no es lo que cuenta delante de Dios, sino nuestra disposición para darlo. 29.6-9 Estos líderes mostraron una actitud correcta hacia su dinero al darlo con gozo para la obra de Dios. Esta actitud está descrita por Pablo en 2Co_9:7 : "Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre". Cuando somos generosos porque estamos agradecidos, nuestra actitud puede inspirar a otros. Dé con generosidad para la obra de Dios. 29.15 David hace un contraste entre la naturaleza eterna de Dios y las vidas fugaces de los miembros de su pueblo. Nada perdura a menos que tenga sus raíces en el carácter inmutable de Dios. Si nuestros hechos más destacados se desvanecen como polvo delante de Dios, ¿dónde depositaremos nuestra confianza? Sólo en una relación con Dios podemos encontrar algo permanente. Su amor nunca desaparece ni nada nos lo podrá quitar. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 9
    • 29.19 "Corazón perfecto" significa estar enteramente dedicado a Dios. Esto es lo que David quería para Salomón: Que él deseara servir a Dios por encima de todo. ¿Encuentra difícil hacer lo que Dios quiere o más difícil aún querer hacerlo? Dios puede darle un corazón perfecto. Si cree en Jesucristo, esto ya está sucediendo en usted. Pablo escribió: "Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad" (Phi_2:13). Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 10
    • Capítulo 4: “Ser agradecidos con Dios y honrarlo” 1Cr 29:11 Tuya es, oh Jehová, la magnificencia, y el poder, y la gloria, la victoria, y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres exaltado por cabeza sobre todos. 1Cr 29:12 Las riquezas y el honor proceden de ti, y tú reinas sobre todo; en tu mano está el poder y la fortaleza, y en tu mano el engrandecer y dar fortaleza a todos. 1Cr 29:13 Ahora pues, Dios nuestro, nosotros te damos gracias, y alabamos tu glorioso nombre. 1Cr 29:14 Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer de nuestra voluntad cosas semejantes? Porque todo es tuyo, y lo recibido de tu mano te damos. 1Cr 29:15 Porque nosotros somos peregrinos y advenedizos delante de ti, como todos nuestros padres. Nuestros días pasan como sombra sobre la tierra; sin que haya consistencia alguna. 1Cr 29:16 ¡Oh Señor Dios nuestro!, toda esta abundancia de cosas preparada por nosotros para erigir una casa o templo a tu santo Nombre, de tu mano ha venido, y tuyas son todas las cosas. 1Cr 29:17 Bien sé, Dios mío, que tú sondeas los corazones y que amas la sencillez; y por eso con sencillez de corazón he ofrecido gozoso todas estas cosas, y he visto cómo tu pueblo, que está aquí congregado te ha ofrecido sus dones con gran alegría. 1Cr 29:18 ¡Oh Señor Dios de Abrahán, de Isaac y de Israel nuestros padres!, conserva eternamente este afecto de su corazón, y dure para siempre esta devoción a tu culto. 1Cr 29:19 Da también a mi hijo Salomón un corazón perfecto, para que guarde tus mandamientos, y tus leyes, y tus ceremonias, y lo ponga todo por obra, y edifique la casa, cuyos materiales tengo yo prevenidos. 1Cr 29:20 Después dijo David a toda la asamblea: Bendecid al Señor Dios nuestro. Y toda la asamblea bendijo al Señor Dios de sus padres; y postrándose adoraron a Dios, y rindieron en seguida su homenaje al rey. 1Cr 29:10-19 – Comentario de la Biblia de Matthew Henry Vv. 10-19.No podemos formarnos una idea correcta de la magnificencia del templo y de los edificios que lo rodeaban, en los cuales se usaron tales cantidades de oro y plata. Pero las inescrutables riquezas de Cristo exceden el esplendor del templo, infinitamente más de lo que aquel superaba a la choza más pobre de la tierra. En lugar de jactarse de óbolos tan grandes, David agradeció solemnemente a Dios. Todo lo que ellos dieron para el templo del Señor, era de Él; si ellos intentaban retenerlo, la muerte los hubiera quitado prontamente de eso. El único uso que podían hacer de eso para su beneficio real, era consagrarlo al servicio de Aquel que lo dio. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 11
    • 1Cr 29:1-19 Comentario Diario Vivir 29.1 Es posible obsesionarse con la construcción del edificio de una iglesia y descuidar la iglesia real: el pueblo de Dios. Pero también es malo lo opuesto: olvidarse del edificio de la iglesia. David aclaró este punto cuando dijo del templo: "Porque la casa no es para hombre, sino para Jehová Dios". Si bien debemos evitar las extravagancias costosas, debemos recordar que todo edificio de una iglesia es un testimonio visible de Dios. ¿Cómo puede ser usado mejor el edificio de su iglesia para hablar al mundo acerca de Dios? 29.3-5 David dio de su fortuna personal para el templo. Alentó a los demás para que siguieran su ejemplo, y lo hicieron con gusto. Tanto el tabernáculo (Exodo 35.5-36.7) como el templo fueron construidos con las ofrendas voluntarias del pueblo. Podemos hacer como David y reconocer que todo lo que tenemos viene de Dios (29.14-16). Quizá no tengamos la riqueza de David, pero podemos desarrollar su disposición de dar. Lo que tenemos no es lo que cuenta delante de Dios, sino nuestra disposición para darlo. 29.6-9 Estos líderes mostraron una actitud correcta hacia su dinero al darlo con gozo para la obra de Dios. Esta actitud está descrita por Pablo en 2Co_9:7 : "Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre". Cuando somos generosos porque estamos agradecidos, nuestra actitud puede inspirar a otros. Dé con generosidad para la obra de Dios. 29.15 David hace un contraste entre la naturaleza eterna de Dios y las vidas fugaces de los miembros de su pueblo. Nada perdura a menos que tenga sus raíces en el carácter inmutable de Dios. Si nuestros hechos más destacados se desvanecen como polvo delante de Dios, ¿dónde depositaremos nuestra confianza? Sólo en una relación con Dios podemos encontrar algo permanente. Su amor nunca desaparece ni nada nos lo podrá quitar. 29.19 "Corazón perfecto" significa estar enteramente dedicado a Dios. Esto es lo que David quería para Salomón: Que él deseara servir a Dios por encima de todo. ¿Encuentra difícil hacer lo que Dios quiere o más difícil aún querer hacerlo? Dios puede darle un corazón perfecto. Si cree en Jesucristo, esto ya está sucediendo en usted. Pablo escribió: "Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad" (Phi_2:13). Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 12
    • Capítulo 5: ¿Robará el hombre a Dios? Mal 3:8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? Los diezmos y las primicias. Mal 3:9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Mal 3:10 Traed todos los diezmos al alfolí, y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Comentario *: 8. ¿Robará …?—lit., ―encubrirá;‖ por tanto, defraudará. ¿Decís acaso que el defraudar a Dios no es pecado, del cual se deba apartar (―volverse‖, v. 7)? Sin embargo, vosotros lo habéis hecho conmigo respecto de los diezmos que se me deben, es decir, la décima parte de todo lo que sobra después de pagarse las primicias (los primeros frutos), el cual diezmo se pagaba a los levitas para su sostén (Lev_27:30-33). un diezmo pagado por los levitas a los sacerdotes (Num_18:26-28); un segundo diezmo pagado por el pueblo para la manutención de los levitas y sus familias, en el tabernáculo (Deu_12:18); otro diezmo cada tercer año para los pobres, etc. (Deu_14:28-29). las primicias—los primeros frutos: no menos que una sexagésima parte del trigo, vino y aceite (Deu_18:4; Neh_13:10, Neh_13:12). Los sacerdotes gozaban también este privilegio, el diezmo de los diezmos que eran el subsidio de los levitas. Pero aquéllos se tomaban todos los diezmos, robando a los levitas sus debidas nueve décimas; como también lo hacían, según Josefo, antes de la destrucción de Jerusalén por Tito. De esta manera Dios era doblemente defraudado, por cuanto los sacerdotes no desempeñaban rectamente sus funciones sacerdotales, y robaban a Dios los servicios de los levitas, quienes se alejaban a causa de la miseria. (Grocio.) 9. Malditos—(Neh_2:2.) Como vosotros me despojáis a mí, yo os despojo a vosotros, como os amenacé que lo haría, si continuarais despreciándome. Al tratar de defraudar a Dios, solamente nos defraudamos a nosotros mismos. El águila que robó al altar puso fuego a su nido por el carbón encendido que se adhirió a la carne robada. Así los hombres que retienen para sí el dinero de Dios en sus tesoros, hallarán que es una posesión que se pierde. Jamás perdió nada hombre alguno por servir a Dios con todo el corazón; ni ganó nada con servirle con la mitad del corazón. Nosotros podemos transigir con la conciencia por la mitad del precio, pero Dios no endosará el arreglo; y, como Ananías y Safira, Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 13
    • nosotros perderemos, no solamente lo que pensamos haber comprado a tan bajo precio, sino también el precio que por ello pagamos. Si queremos que Dios ―abra‖ su tesoro, debemos abrir los nuestros. Una de las causas de la infecundidad de la Iglesia es la mezquindad de sus miembros. (Moore.) Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 14
    • Capítulo 6: “Los Diezmos” ¿Qué proporción de nuestros ingresos pertenece a Dios? Lev. 27:30 ―Una décima parte de todos los productos de la tierra pertenece al Señor, tanto de semillas como de árboles frutales, pues están consagrados al Señor‖. PDT Quiero compartir con ustedes una imagen de cómo ven muchas personas, incluyendo cristianos, el hecho de dar el diezmo. Después de leer los comentarios que siguen más adelante usted decidirá, según la luz que Dios le dio, si debe de dar los diezmos o no. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 15
    • Comentario: El diezmo, de una u otra forma, era practicado entre diversos pueblos de la antigüedad, tanto para propósitos religiosos como seculares, y por los adoradores del verdadero Dios en una época muy temprana. Una vez que el hombre pecó, fue sentenciado a ganar su sustento mediante el sudor de su frente (Gn.3:17-19), con el peligro de que dijera en su corazón: "Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza" (Dt. 8:17), cuando en realidad era Dios quien se los daba para conseguirlos (v 18). De acuerdo con ello, cuando los israelitas estaban por entrar en Canaán, Dios les advirtió que al obtener cierto grado de prosperidad debían ser cuidadosos en no olvidarlo (Rom. 1:19-22). Devolviendo el diezmo, el hombre reconoce que es un mayordomo de Dios, el dueño de todo. El Señor no necesita el apoyo financiero del hombre, porque de él es el mundo y su plenitud (véase Sal. 50:10-12). Pero el hombre, particularmente en su estado pecaminoso, tiene una necesidad urgente y constante de recordar que Dios es la fuente de "toda buena dádiva y todo don perfecto" (Stg. 1:17). Prov. 3:9 Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas; ¿Por qué devolver los diezmos? La historia de Abram y Melquisedec (Génesis 14:20) es la primera referencia bíblica al diezmo. El segundo ejemplo aparece cuando Jacob asume el compromiso de devolver el diezmo en respuesta a las bendiciones de Dios (Génesis 28:22). Ninguno de esos ejemplos es la respuesta a una nueva orden de Dios. Es simplemente la continuidad del estilo normal del culto practicado por ellos. Por medio de los diezmos, esos hombres reconocían la mano de Dios en el aspecto material de sus vidas. No estaban sustentando a la iglesia; no existía iglesia. Estaban simplemente adorando a Dios. En Deuteronomio 12:5; Dios le dio a Israel instrucción directa sobre el diezmo y fue nuevamente recordado en el contexto de culto. El diezmo era usado para sustentar el ministerio del Santuario realizado por los sacerdotes y los levitas. En 2 Crón. 31; Neh. 12, 13; Mal. 3, en estos pasajes el verdadero motivo siempre es el culto; es la forma en que reconocemos nuestra relación con Dios como nuestro Prov.pietario y Redentor. Comentario: El pago de diezmos continuaba en tiempo de Cristo (Lc. 11:42; 18:12; He. 7:5), pero no fue prescrito a los cristianos ni por Cristo ni por los apóstoles. Bajo la economía de la gracia se espera de todo creyente que aporte con corazón bien dispuesto «como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre» (2 Co. 9:7). El creyente es exhortado a dar no por una norma impuesta, sino presentándole el ejemplo de Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 16
    • gracia del mismo Señor Jesucristo, «que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico» (2 Co. 8:9). No es el diezmo del cristiano lo que corresponde al Señor, sino todo su ser, puesto que ha sido comprado «por precio» (1 Co. 6:20; 7:23), y debe así venir a ser eficaz administrador de todo lo que el Señor ha puesto en sus manos para la gloria de Dios. ¿Esta vigente la devolución de los diezmos en nuestros días? La verdadera respuesta la encontraras cuando escudriñes las sagradas escrituras, y esto ya lo estas haciendo. El mandato de devolver el diezmo no fue repetido explícitamente por ningún escritor del NT. Pero en vista de que Abrahán, como algo normal, lo devolvió siglos antes de la formación del código levítico, y que su principio estaba implícito aun antes que el hombre pecara, es evidente que el deber y la práctica del diezmo existía mucho antes del sistema levítico, y no era exclusivo de él. La amonestación de nuestro Señor en Mt. 23:23 constituye una aprobación tácita, aunque no un mandato explícito. Ni Cristo ni ningún escritor del NT disminuyó en lo más mínimo la obligación de devolver el diezmo. Jesús claramente no estaba en contra de su práctica, sino contra el espíritu hipócrita de los escribas y los fariseos, cuya religión consistía principalmente en la observancia escrupulosa de las formas exteriores de la ley; en este caso, de la ley del diezmo. El principio también está tácitamente aprobado por el autor de Hebreos (véase 7:8). Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 17
    • Capítulo 7: “Dos son mejores que uno” Eclesiastés 4: 9-12 “Más valen dos que uno solo, Pues tienen mejor pago por su trabajo. Porque si uno de ellos cae, el otro levantará a su compañero; Pero ¡ay del que cae cuando no hay otro que lo levante! Además, si dos se acuestan juntos se mantienen calientes, pero uno solo ¿cómo se calentará? Y si alguien puede prevalecer contra el que está solo, dos lo resistirán. Un cordel de tres hilos no se rompe fácilmente.” La amistad entre las personas y/o el verdadero amor entre las parejas siempre se manifestara en un cuidado especial entre ellos, así como Cristo manifestó el cuidado por los más necesitados así también nosotros debemos de estar atentos de cultivar una amistad cristiana y de amar y proteger a nuestra pareja en cada momento de necesidad. Los lazos del matrimonio, de la amistad y la fraternidad religiosa, son mejores que la egoísta soledad del avaro (Gen 2:18). Los viajes en la antigüedad con frecuencia estaban llenos de peligros, debido a los malos medios de transporte y a los ladrones. Dos podían realizar un viaje con seguridad, pero uno solo podría fracasar. La colaboración es valiosísima, y el aislamiento a menudo es peligroso. Compárese con el envío de los discípulos (Luc. 10:1). El compañerismo y el gozo mutuo en una empresa bien realizada son bendiciones muy dignas de ser vividas (Hech. 13: 2; 14: 27). Existen ventajas al cooperar con otros. La vida no está diseñada para el aislamiento, sino para el compañerismo; no para la soledad, sino para la intimidad. Algunas personas prefieren el aislamiento debido a que sienten que no pueden confiar en nadie. Sin embargo, no estamos aquí en la tierra para servirnos a nosotros mismos, sino para servir a Dios y a los demás. No se aisle de los demás ni trate de ir por su cuenta. Busque compañeros, sea miembro de algún equipo. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 18
    • Capítulo 8: “El Hombre como aval” Prov. 6: 1-5 "HIJO mío, si salieres fiador por tu amigo, si estrechaste tu mano por el extraño, enlazado eres con las palabras de tu boca, y preso con las razones de tu boca. Haz esto ahora, hijo mío, y líbrate, ya que has caído en la mano de tu prójimo: Ve, humíllate, y asegúrate de tu amigo. No des sueño a tus ojos, ni a tus párpados adormecimiento. Escápate como el corzo de la mano del cazador, y como el ave de la mano del parancero". Estos versículos no van en contra de la generosidad, sino en contra de excedernos en el uso de los recursos financieros y actuar en una forma tan irresponsable que nos conduzca a la pobreza. Es importante mantener un balance entre la generosidad y la buena mayordomía. Dios quiere que ayudemos a nuestros amigos y al necesitado, pero no promete cubrir los costos de cada compromiso irresponsable que hagamos. Debemos actuar con responsabilidad para que así nuestras familias no sufran. Prov. 6:1 Fiador. Al igual que en la ley babilónica, griega y romana, en la israelita también hay evidencia de hacerse fiador de otra persona (Gn 43:9) y de prometer pago si dicha persona no cumplía (vers. 1; 5; cp. 11:15; 17:18; 20:16; 22:26, 27; 27:13). En vez de hacerse fiador, las Escrituras abogan por dar con liberalidad a los pobres (cp. Dt 15:1–11; Pr 19:17) y de no cobrar interés a los necesitados (Ex 22:25; Lv 25:35–38; Pr 28:8). Prov. 6: 2 Te has enlazado. El que sale de fiador por un amigo puede caer en una trampa, (1) porque promete hacerse responsable por el pago de una suma mayor de la que puede reunir, al menos sin gran dificultad, y (2) porque pone demasiada confianza en la honradez, capacidad y buena suerte de su amigo. Aunque Salomón advierte en cuanto a los peligros de salir como fiador (Pro_11:15; Pro_17:18), también insiste en que uno debe ayudar 979 a su amigo y vecino en tiempo de necesidad (Pro_14:21; Pro_17:17; Pro_18:24; Pro_27:10). La combinación de estas ideas sugiere el siguiente consejo: No prometas a un amigo necesitado más que el dinero del cual dispongas en ese momento, y guarda ese dinero durante el tiempo que dure la promesa, para que el acreedor no pueda exigir una suma que exceda de tus posibilidades económicas. Los amigos fracasan muchas veces por descuido, porque saben que la carga recaerá sobre otro; algunas veces por enfermedad, o por poca habilidad financiera. Su fracaso recae sobre el desventurado fiador con toda la severidad de la ley. Su casa y su campo, sus muebles y su ropa, su negocio y su dinero, todo puede quedar a merced del acreedor. En los días de Salomón, tampoco se escapaba el fiador mismo: tanto a él como su esposa y sus hijos podían ser vendidos como esclavos. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 19
    • Prov. 6:3 Líbrate. En vista de las graves consecuencias de tal acción, no es de maravillarse que el sabio aconseje a su hijo que no ahorre esfuerzo alguno para librarse del lazo en el cual lo han hecho caer su afecto por su amigo y su juventud sin experiencia. Aunque la esclavitud no es ahora el castigo de la bondad imprudente de salir de fiador por un amigo, las palabras de Salomón todavía constituyen un consejo importante, y debieran enseñarse a todo joven antes de que se inicie en la vida comercial. Si vivimos según nos dirige la palabra de Dios, encontraremos que es provechosa más aun en este mundo presente. Somos mayordomos de nuestra sustancia material y tenemos que responder al Señor por la manera en que disponemos de ella; es malo desperdiciarla con precipitación o en planes que nos enreden en dificultades y tentaciones. El hombre nunca debe ser aval por más de lo que es capaz y está dispuesto a pagar, y puede permitirse pagar sin dañar a su familia; debe considerar cada suma de dinero por la cual esté comprometido como si fuera deuda propia. Si debemos poner todo este cuidado para que sean perdonadas nuestras deudas con los hombres, mucho más para obtener perdón de Dios. Humíllate ante Él; asegúrate de Cristo como Amigo tuyo que presente defensa por ti; ora fervorosamente que tus pecados sean perdonados, y que puedas ser resguardado de hundirte en el abismo. La diligencia en los negocios es la sabiduría y el deber de todo hombre; no tanto para obtener riqueza mundana, sino para no ser una carga para los demás, ni un escándalo para la iglesia. En Heb_7:22, el único lugar donde aparece "fiador" en el NT, se afirma que Jesús es el "fiador" o garante de un "mejor pacto"; es decir, del "nuevo pacto", basado sobre mejores promesas (Heb_8:6). Prov. 11:15 Con ansiedad será afligido el que sale por fiador de un extraño; Mas el que aborreciere las fianzas vivirá seguro. Prov. 17:18 El hombre falto de entendimiento toca la mano, fiando a otro delante de su amigo. Prov. 22:7 El pobre es esclavo del rico; el que pide dinero prestado se convierte en servidor del que le presta. Prov. 22:26-27 No te comprometas por otros ni salgas fiador de deudas ajenas; porque si no tienes con qué pagar, te quitarán hasta la cama en que duermes. Prov. 27:13 Quítale su ropa al que salió fiador por el extraño; y al que fió por la extraña, tómale prenda. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 20
    • Capítulo 9 “Calcular bien los gastos” Luc. 14:28 Porque ¿cuál de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y cuenta el costo, si tiene lo que necesita para acabarla? Comentario: La parábola empieza en estilo semítico. El que la oye, puede y debe juzgar por sí mismo. Se pone el caso de uno que quiere edificar una torre. ¿Un edificio de varias plantas? ¿Una fortaleza? ¿Un gran edificio mercantil? Ahora bien, los oyentes de Jesús son por lo regular gentes sencillas, labradores, viñadores. A ellos se dirige Jesús: ¿Quién de vosotros...? En la parábola de los viñadores homicidas se dice: «Un hombre plantó una viña y la rodeó de una cerca, cavó un lagar y construyó una torre» (Mar_12:1). Esta torre en una viña tenía una doble finalidad. En temporadas de mucho trabajo servía de habitación; en todos los casos servía para vigilar, pues desde el terrado plano se divisaba todo sin dificultad y se podía observar si se acercaban ladrones o animales. Todo viñador soñaría con poseer, en lugar de una cabaña de follaje, una verdadera torre en medio de su viña. Aquí comienza la parábola de Jesús. Si uno de vosotros, que posee una viña, quiere edificar en ella una torre de vigía, no llamará sin más a los albañiles y aprontará el material de construcción, sino que primero reflexionará para ver si los medios de que dispone le permiten llevar a cabo la construcción. Se sienta, hace cálculos con la pluma en la mano, se toma tiempo para reflexionar. Se comparan los gastos de construcción y el capital disponible. Sólo cuando consta que es suficiente el capital se comienzan las obras. El que se ahorra estas reflexiones y, un día, cuando le viene la idea, manda comenzar las obras, se expone a graves riesgos. Podría suceder que viniera a gastarse todo el capital cuando apenas se hubieran echado los cimientos. ¿Qué hacer entonces? Habrá que suspender las obras, él habrá despilfarrado su dinero y todos los que vean la obra sin acabar se le reirán tratándole de charlatán y fanfarrón, de hombre irreflexivo. Jesús quiere decir, y en ello todos le dan la razón: nadie de vosotros querrá hacer semejante tentativa, sino que reflexionará y calculará diligentemente y sólo dará la orden de edificar cuando esté seguro de que tiene medios suficientes para llevar a término su proyecto. De lo contrario, vale más dejar el asunto. (Comentario Nuevo Testamento Serafín De Ausejo) Ecc 5:11 Entre más riqueza se tiene, más gastos hay. Lo único que se gana con tener riquezas es contemplarlas. (PDT) Comentario: Siempre queremos más de lo que tenemos. Salomón observó que aquellos que aman el dinero y lo buscan obsesivamente nunca encuentran la felicidad que el dinero promete. Por otro lado, la riqueza atrae a los que viven a expensas de otros y a los ladrones que la desean, ocasiona insomnio y temor, y a la larga termina en pérdida porque no podemos llevárnosla (Mar_10:23-25; Luk_12:16Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 21
    • 21). No importa cuánto gane, si usted trata de lograr la felicidad acumulando riquezas, nunca tendrá suficiente. El dinero no es malo en sí mismo, pero el amor al dinero lleva a toda clase de pecados. Cualquiera que sea su situación financiera, no dependa del dinero para ser feliz. En vez de eso, utilice lo que tiene en las cosas del Señor. 2Sa 13:25 Pero el rey le respondió: --No, hijo mío, no podemos ir todos nosotros, para no ocasionarte demasiados gastos. Y aunque Absalón insistió, el rey no quiso ir, pero le dio su bendición. (DHH) Fil. 4:15 Filipenses, ustedes saben que en los principios de la evangelización, cuando me alejé de Macedonia, ninguna Iglesia me abrió una cuenta de gastos e ingresos excepto ustedes. (BL95) Neh 10:32 Además, nos impusimos la obligación de contribuir cada año con cuatro gramos de plata para los gastos del templo de nuestro Dios:(BAD) Prov. 21:5 Los planes bien pensados: ¡pura ganancia! Los planes apresurados: ¡puro fracaso! (BAD) Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 22
    • Capítulo 10: "Cuida de tus familiares" 1Ti. 5:8 "Quien no se preocupa de los suyos, especialmente de los de su casa, ha renegado de la fe y es peor que el que no cree". (BL95) Comentario de 1 Timoteo 5:3-8 La Iglesia Cristiana heredó una preciosa tradición de beneficencia para con los necesitados. Ningún pueblo se ha cuidado más de sus necesitados y ancianos que los judíos. Aquí se dan consejos acerca del cuidado de las viudas. Puede que se trate de dos clases de mujeres. Había sin duda mujeres que se habían quedado viudas por la muerte de sus maridos. Pero no era extraño en el mundo pagano, en ciertos lugares, el que un hombre tuviera más de una mujer. Cuando un hombre se hacía cristiano, no podía seguir practicando la poligamia, y por tanto tenía que escoger con qué mujer iba a vivir. Eso suponía que algunas esposas tenían que ser despedidas y se encontraban en una posición muy desafortunada. Puede ser que tales mujeres también se consideraran como viudas y la Iglesia las ayudara. La ley judía establecía que en el momento del matrimonio un hombre tenía que hacer provisión para su mujer en caso de que quedara viuda. Los primeros servidores que nombró la Iglesia Cristiana tenían entre sus deberes el de cuidarse fielmente de las viudas (Hec_6:1 ). Ignacio estableció: «Que no se vean abandonadas las viudas. Después del Señor sé tú su guardián.» Las Constituciones Apostólicas exhortan al obispo: «Oh obispo, ten cuidado de los necesitados tendiéndoles una mano de ayuda y haciendo provisión para ellos como mayordomo de Dios, distribuyendo las ofrendas a su tiempo para cada uno de ellos, a las viudas, los huérfanos, los solitarios y los que pasan por aflicción.» El mismo libro contiene una instrucción interesante y amable: "Si alguno recibe algún servicio para llevar a una viuda o mujer pobre... que se lo dé el mismo día.» Como dice el proverbio: «Da dos veces el que da sin demora,» y la Iglesia se preocupaba de que los que padecían pobreza no tuvieran que esperar y padecer necesidad porque uno de los servidores de la iglesia se retrasara. Ha de notarse que la Iglesia no se proponía asumir responsabilidad por las personas mayores que tenían hijos capaces de mantenerlos. El mundo antiguo era muy claro en cuanto al deber que tenían los hijos de mantener a sus padres ancianos y, como E. K. Simpson ha dicho muy bien: «Una confesión religiosa que caiga por debajo del nivel de deber reconocido por el mundo es un triste fraude.» La Iglesia no habría reconsentido nunca que su caridad se convirtiera en una excusa para que los hijos evadieran su responsabilidad. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 23
    • Dt. 5:16 "Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová, tu Dios, te ha mandado, para que sean prolongados tus días y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová, tu Dios, te da". (RV95) Prov. 22:6 "Instruye al niño en su camino, y ni aun de viejo se apartará de él". (RV95) Prov. 15:27 "El que se da a la estafa trae problemas a su familia, pero el que rechaza el soborno vivirá".(PDT) Prov. 21:20 En casa del sabio abundan las riquezas y el perfume, pero el necio todo lo despilfarra. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 24
    • Capítulo 11: "Ser honrado" Para los siguientes versículos no se necesitan comentarios, solo grabarlos en nuestra mente y estar siempre pendientes de cumplirlos. Prov. 20:17 Tal vez sea agradable ganarse el pan con engaños, pero uno acaba con la boca llena de arena. (BAD) Prov. 11:1 EL peso falso abominación es a Jehová: más la pesa perfecta le agrada.(RV1865) Prov. 10:2 El dinero mal habido no aprovecha; la honradez salva de la muerte.(PDT) 1Ti 6:11 Pero tú, que eres hombre de Dios, huye de estas cosas; corre en busca de la honradez, la piedad, la fe, el amor, la constancia, la mansedumbre. (CAB) 2Co 6:6 Demostramos que somos siervos de Dios con nuestra vida limpia, nuestro entendimiento, nuestra paciencia y nuestra bondad. Lo hacemos por el Espíritu Santo, por nuestro amor sincero,(PDT) 2 Cr. 31:12 y con toda honradez metieron en ellas las ofrendas, los diezmos y las cosas consagradas. Al cargo de ellas estaba, como intendente, el levita Quenanías y, como lugarteniente suyo, su hermano Seme.(CAB) Exo. 23:8 "No aceptes sobornos, porque el soborno vuelve ciega a la gente y corrompe las decisiones judiciales que tienen que ver con gente inocente".(PDT) Heb 13:18 Orad por nosotros, pues confiamos en que tenemos una buena conciencia, deseando conducirnos honradamente en todo. (LBLA) Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 25
    • Capítulo 12: Dejar la pereza La Biblia está llena de mensajes para los que aman más su cama que el trabajo, a continuación algunos ejemplos: Prov. 6:6 Anda, ¡oh perezoso!, mira la hormiga, y considera su obrar, y aprende a ser sabio. Prov. 6:9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Prov. 10:4 “La mano negligente empobrece, pero la mano de los diligentes enriquece”. Prov. 15:19 El camino del perezoso es como seto de espinos; Mas la vereda de los rectos, como una calzada. Prov. 21:25 El deseo del perezoso le mata, Porque sus manos no quieren trabajar. Prov. 26:14 Como la puerta gira sobre sus quicios, Así el perezoso se vuelve en su cama. Prov. 28:19 “El que cultiva su tierra se saciará de pan, pero el que sigue a los ociosos se colmará de pobreza”. Comentario: Esos últimos momentos de sueño son deliciosos, los saboreamos mientras nos resistimos a comenzar un nuevo día de trabajo. Prov. nos advierte en contra de ceder ante la tentación de la pereza, de dormir en lugar de trabajar. Esto no significa que nunca debamos descansar. Dios nos dejo el día de reposo (Sábado), un día a la semana de descanso y restauración. Pero no deberíamos descansar cuando deberíamos trabajar. Se usa a la hormiga como ejemplo porque utiliza su energía y recursos económicos. Si la pereza nos hace olvidar nuestras responsabilidades, la pobreza muy pronto será un obstáculo para que podamos tomar el descanso legítimo que debemos disfrutar. Cada día tiene veinticuatro horas llenas de oportunidades para crecer, servir y ser productivos. Es muy fácil desperdiciar el tiempo, permitiendo así que la vida se nos escape de las manos. En vez de eso, niéguese a ser un perezoso, utilizando las horas dedicadas a un trabajo productivo en dormir o perder el tiempo. Vea el tiempo como un regalo de Dios y aproveche las oportunidades para vivir con diligencia para El. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 26
    • Capítulo 13: Ser diligente El hijo de Dios no debe vivir esperando que las cosas sucedan, debe de hacer que pasen y más cuando se trata de la palabra de Dios, debe de actuar de acuerdo a ella, aunque no la entienda en su momento, pero Dios obra para el bien de nosotros. Prov. 10:4 La mano perezosa empobrece, la mano diligente trae riqueza. (CAB) Prov. 12:27 El perezoso no pone a asar su caza, la diligencia es la mejor riqueza del hombre. (BJ3) Prov. 12:24 La mano diligente dominará, la perezosa será tributaria. (CAB) Prov. 13:4 El perezoso ambiciona, y nada consigue; el diligente ve cumplidos sus deseos. (BAD) Prov. 21:5 Los proyectos del diligente prosperan; mas quien se precipita va a la ruina.(CAB) Prov. 27:18 El que cuida la higuera, comerá su fruto; y el que atiende a su señor, será honrado. Prov. 27:23-24 Considera atentamente el aspecto de tus ovejas; pon tu corazón a tus rebaños: Porque las riquezas no son para siempre; ¿Y será la corona para perpetuas generaciones? La enseñanza de Prov. a menudo suscita en la gente dos cuestiones opuestas. La primera es que parece enseñar un ―evangelio de prosperidad‖ para esta vida o una ―ética laboral protestante‖ desequilibrada. Lo que Prov. está prometiendo en realidad es una buena cosecha que da a la persona justa ausencia de preocupaciones: una provisión abundante de las cosas necesarias de la vida, no una ostentosa provisión de sus lujos. Jesús reafirma la promesa de la Escritura de que poniendo el reino de Dios y su justicia en primer lugar dará como resultado la provisión de todas las necesidades materiales (Mat. 6:33). Además, el llamado al trabajo diligente se ubica en el contexto de la sabiduría y la piedad, con la preocupación del desarrollo de la vida de la comunidad, que también corre a través de los Prov. Esto hace posible que su incitación no aliente una compulsiva y egoísta dedicación al trabajo. (Nuevo Comentario Bíblico Siglo XXI) Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 27
    • Capítulo 14: “Comparte tus bienes...especialmente con el necesitado” El gran creador de todo nos manda a cuidar su tierra y de sus habitantes, si todos nos llegáramos a preocupar más por los demás y en especial por los necesitados, estaríamos ayudando a Dios en su obra…Lev 19:9-10 “Y cuando ustedes sieguen la mies de su tierra, no debes segar las orillas de tu campo completamente, y no debes recoger la rebusca de tu siega. Además, no debes juntar los sobrantes de tu viña, y no debes recoger las uvas esparcidas de tu viña. Para el afligido y el residente forastero los debes dejar. Yo soy Jehová el Dios de ustedes". Comentario: La rebusca beneficiaba a la entera sociedad israelita. En los dueños de los campos fomentaba la generosidad y la confianza en que Jehová los bendeciría. Y en los necesitados fomentaba la laboriosidad, pues la rebusca no era un tarea fácil (Rut 2:2-17). Gracias a esta ley, los pobres podían obtener su alimento con un trabajo digno, sin tener que mendigar y sin convertirse en una carga para para los demás. Prov. 19:17 Servir al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios pagará esas buenas acciones.(BAD) Prov. 11:25 El que es generoso, prospera; el que da, también recibe. (DHH) Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 28
    • Prov. 28:27 El que da al pobre, nunca tendrá pobreza; mas el que [del pobre] aparta sus ojos, tendrá muchas maldiciones. ―El justo está atento a la causa de los pobres; el malvado no entiende que eso es sabiduría‖. Prov. 29:7. ―El que robaba, no robe más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad‖. Efesios 4:28. ―Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?‖. 1 Juan 3:17. Prov. 21:13 Quien cierra sus oídos al clamor del pobre, llorará también sin que nadie le responda. Sal 37:21 Los malvados piden prestado y no pagan, pero los justos dan con generosidad. (BAD) Sal 112:6-9 El justo será siempre recordado; ciertamente nunca fracasará. No temerá recibir malas noticias; su corazón estará firme, confiado en el Señor. Su corazón estará seguro, no tendrá temor, y al final verá derrotados a sus adversarios. Reparte sus bienes entre los pobres; su justicia permanece para siempre; su poder será gloriosamente exaltado. **** Luk 19:8-10 Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: "Daré, Señor, la mitad de mis bienes a los pobres; y si en algo defraudé a alguien, le devolveré el cuádruplo". Jesús le dijo: "Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque también éste es hijo de Abraham, pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido".(BJ2) ***** Ecc 11:1-2 Echa tu pan sobre las aguas; que después de muchos días lo hallarás. Reparte a siete, y aun a ocho; porque no sabes el mal que vendrá sobre la tierra. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 29
    • Capítulo 15: “El opresor siempre paga” Prov. 22:16 El que oprime al pobre para acrecentar su riqueza, y que da al rico, ciertamente vendrá a pobreza. El v. 16 repite la advertencia contra el trato al pobre o ―necesitado‖ como en 10:15; también en 14:31; 28:11. Habla de la opresión (que se encuentra en 14:31 y 28:3) del pobre de parte de aquel hombre que desea ―aumentar‖ lo suyo (seguramente sus bienes) o que desea dar al rico (ver 10:15; 13:7; 18:23). El fin del que oprime al pobre es la pobreza misma (el mal pensado que vuelve al malo como en 11:17, 19; 13:21). La acción de oprimir al pobre está fuertemente condenada por Dios (ver 14:31; 17:5; 19:17). Por supuesto aquí no se trata del pobre que fue negligente ni del pobre que era un impío (ver 6:11; 10:27). Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 30
    • Capítulo 16: "Respetar a las autoridades" Rom 13:1 Cada uno en esta vida debe someterse a las autoridades. Pues no hay autoridad que no venga de Dios, y los cargos públicos existen por voluntad de Dios.(BL95) Rom. 13:7 Pagad a cada uno lo que le corresponda: si debéis impuestos, pagad los impuestos; si debéis contribuciones, pagad las contribuciones; al que debáis respeto, mostradle respeto; al que debáis honor, rendidle honor. Mat 22:17-22 Dinos, pues, qué te parece: ¿Es lícito dar tributo a César, o no? Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. Oyendo esto, se maravillaron, y dejándole, se fueron. (RV60) Comentarios: Rom 13:1-14 13.1 ¿Hay momentos en los que uno tiene que desobedecer a las autoridades? No debemos permitir que los gobernantes nos obliguen a desobedecer a Dios. Jesús y sus apóstoles nunca desobedecieron a las autoridades por razones personales; cuando lo hicieron fue por ser leales a Dios. Su desobediencia les costó caro: los amenazaron, los golpearon, los pusieron en prisión, los torturaron y los ejecutaron por sus convicciones. Como ellos, si nos vemos obligados a desobedecer, debemos estar dispuestos a sufrir las consecuencias. 13.1ss Los cristianos interpretan Romanos 13 de diferentes maneras. Todos los cristianos estamos de acuerdo en que debemos vivir en paz con el estado, siempre y cuando este nos permita obrar de acuerdo a nuestras convicciones religiosas. Por cientos de años, sin embargo, ha habido al menos tres interpretaciones de cómo debemos hacerlo. (1) Algunos cristianos creen que el estado es demasiado corrupto y que por lo tanto deben relacionarse con él lo menos posible. Aunque deben ser buenos ciudadanos mientras puedan sin comprometer sus creencias, los cristianos no deben trabajar para el gobierno, ni votar en las elecciones, ni servir en el ejército. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 31
    • (2) Otros creen que Dios ha dado al estado autoridad en ciertos asuntos y a la iglesia en otros. Los cristianos pueden ser leales a ambos y pueden trabajar para cualquiera de los dos. Sin embargo, no deben confundirlos a los dos. La iglesia y el estado tienen intereses en esferas totalmente diferentes, la espiritual y la física, que se complementan pero no actúan juntas. (3) Otros creyentes piensan que los cristianos tienen la responsabilidad de lograr que el estado mejore. Lo pueden hacer desde el campo político, eligiendo cristianos u otros líderes con altos principios. También lo pueden hacer en lo moral, sirviendo de influencia positiva en la sociedad. Según este punto de vista, idealmente la iglesia y el estado han de trabajar juntos para el bien de todos. Ninguno de estos puntos de vista defiende la rebelión ni rechaza la obediencia a las leyes o regulaciones establecidas por las autoridades, a menos que estas demanden con claridad que se violen normas morales reveladas por Dios. Dondequiera que nos hallemos, debemos actuar como ciudadanos y cristianos responsables. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 32
    • Capítulo 17: "Como trazar un plan perfecto" Muchas veces hacemos planes y olvidamos a poner a Dios en primer lugar, es ahí cuando nuestros planes fallan, porque no están en armonía con lo que Dios quiere con nosotros…olvidamos que al orar decimos muchas veces ―hágase su voluntad‖, pero cuando Dios actúa de forma misteriosa nos ―molestamos‖ con El. Recordemos Jeremías 29:11 ―Yo sé los planes que tengo para ustedes, planes para su bienestar y no para su mal, a fin de darles un futuro lleno de esperanza. Yo, el Señor, lo afirmo.‖ (DHH) Es por eso que a la hora de planear algo debemos de pedir a Dios por nuestros proyectos, pidiendo primeramente por sabiduría para que nuestros planes también sean los planes de Dios… Prov. 3:5 Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia. Prov. 3:6 Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y él te llevará por el camino recto. Prov. 3:7 No te creas demasiado sabio; honra al Señor y apártate del mal: Prov. 3:8 ¡esa es la mejor medicina para fortalecer tu cuerpo! (DHH) Todo lo que hagamos debe de llevar la bendición de Dios, y si no sabemos si estamos haciendo la voluntad de Dios debemos de pedir consejos a hombres y mujeres sabios en la palabra de Dios… Prov. 15:22 Cuando no hay consulta, los planes fracasan; el éxito depende de los muchos consejeros. (DHH) Solamente cuando nuestros planes coinciden con los planes de Dios, estos tendrán éxito, porque nuestra prioridad debe ser proclamar el reino de Dios, y desde esa perspectiva el hombre debe de actuar para contar con la bendición y aprobación de lo alto… Prov. 16:1 Los planes son del hombre; la palabra final la tiene el Señor. Prov. 16:2 Al hombre le parece bueno todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones. Prov. 16:3 Pon tus actos en las manos del Señor y tus planes se realizarán. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 33
    • Capítulo 18: “Hay alguien que te cuida” Mat 6:26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? Comentario: 26. Mirad las aves del cielo—en el v. 28, dice: ―reparad‖, observad bien; y en Luk_12:24 : ―considerad‖, como para aprender de ellas la sabiduría. que no siembran, ni siegan, ni allegan en alfolíes; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros mucho mejores que ellas?—más nobles en vosotros mismos y más queridos delante de Dios. El argumento aquí es de lo menor a lo mayor; pero ¡qué rico en detalle! Las aves, como criaturas irracionales desprovistas de la facultad de raciocinar, son incapaces de sembrar, cosechar y almacenar; sin embargo, nuestro Padre celestial no permite que perezcan, mas las sostiene sin que ellas tengan que seguir estos procedimientos. ¿Permitirá, pues, Dios que sus mismos hijos, quienes procuran todas las cosas necesarias para su sustento, confiando en él a cada paso, perezcan de hambre? Sal 37:25 Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan. Comentario: 37.25 Puesto que niños mueren de hambre hoy, como en los días de David, ¿qué quiso decir él con estas palabras? Los hijos de los justos no tendrán Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 34
    • hambre porque otros creyentes los ayudarán en sus momentos de necesidad. En los días de David, Israel obedeció las leyes de Dios que establecían que se debía tratar a los pobres con justicia y misericordia. Mientras Israel fue obediente, hubo suficiente comida para todos. Cuando Israel se olvidó de Dios, los ricos cuidaron de sí mismos y los pobres sufrieron (Amo_2:6-7). Cuando veamos a un hermano en Cristo sufriendo, podemos responder de tres maneras: (1) Decir, como los amigos de Job, que el afligido se acarreó los males. (2) Decir que es una prueba para ayudar al pobre a tener más paciencia y confianza en Dios. (3) Podemos ayudar a la persona en necesidad. David hubiera aprobado solo la última opción. A pesar de que muchos gobiernos actuales tienen sus leyes para ayudar a los necesitados, esto no es excusa para olvidar al pobre y al necesitado que están a nuestro alcance. (Comentario Diario Vivir) No he visto… mendigando pan. Pero ¿qué decimos de los creyentes que son pobres? Calvino comenta que algunos justos son muy pobres; y ¿qué de Lázaro en Luk_16:20? Sigue comentando que no entendemos muchos detalles en la vida. A veces Dios permite a sus hijos sufrir para cumplir sus propósitos. Hemos de seguir el ejemplo de Pablo: He aprendido el secreto de hacer frente tanto a la hartura como al hambre, tanto a la abundancia como a la necesidad. ¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece! (Phi_4:12-13). El salmista presenta la regla general que enseñaban los sabios en Israel. Ellos mismos reconocían las excepciones como se ve en Job y en el Salmo 73. Pero las excepciones pueden ser sólo aparentes porque el ser humano no ve todo como Dios lo ve. (Comentario Bíblico Mundo Hispano) Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 35
    • Capítulo 19: “Recomendaciones de Dios para los que buscan riquezas terrenales” Salmo 62:10 No confiéis en la violencia, Ni en la rapiña; no os envanezcáis: Si se aumentare la hacienda, no pongáis el corazón en ella. ***** Prov. 8:11 Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; y todas las cosas que se pueden desear, no se pueden comparar a ella. (RV1865) ***** Prov. 8:17-21 Yo amo a los que me aman; y me hallan los que temprano me buscan. Las riquezas y la honra están conmigo; sólidas riquezas, y justicia. Mejor es mi fruto que el oro, y que el oro refinado; y mi rédito mejor que la plata escogida. Por vereda de justicia guiaré, por en medio de sendas de juicio; Para hacer que los que me aman, hereden hacienda, y yo llenaré sus tesoros. ***** Prov. 11:28 El que confía en sus riquezas, caerá; más los justos reverdecerán como ramas. ***** Prov. 21:17 El que ama el placer se quedará en la pobreza; el que ama el vino y los perfumes jamás será rico. ***** Ecc 5:13 Hay un grave mal que he visto debajo del sol; las riquezas guardadas por sus dueños para su propio mal; ***** Mat 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno, y amará al otro; o apreciará al uno, y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. ***** Luc. 12:15 Y les dijo: "Mirad y guardaos de toda codicia, porque, aunque alguien posea abundantes riquezas, éstas no le garantizan la vida."(BJ3) ***** Prov. 21:6 Hacer fortuna con lengua mentirosa es fútil vanidad de suicidas. **** Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 36
    • Prov. 21:16 El hombre que se aparta del camino de la sabiduría Vendrá a parar en la compañía de los muertos. (RV60) **** Sal 112:1 ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Dichoso el que teme al Señor, el que haya gran deleite en sus mandamientos. Sal 112:2 Sus hijos dominarán el país; la descendencia de los justos será bendecida. Sal 112:3 En su casa habrá abundantes riquezas, y para siempre permanecerá su justicia. (BAD) **** Php 4:11 No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. Php 4:12 Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. **** Luk 6:31 Y lo que queráis que os hagan los hombres, hacédselo vosotros igualmente. **** Prov. 23:4 No te esfuerces por hacerte rico; deja de preocuparte por eso. Prov. 23:5 Si te fijas bien, verás que no hay riquezas; volando, como águilas, como si les hubieran salido alas. de pronto se van **** Job 15:34 Los impíos no tendrán descendencia, y sus casas, enriquecidas con soborno, arderán en el fuego. (DHH) **** Isa. 1: 19 Si aceptan ser obedientes, comerán de lo mejor que produce la tierra; (DHH) **** Sal 49:6-7 Los que confían en sus posesiones, Y se jactan en la muchedumbre de sus riquezas, ninguno de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano, Ni dar a Dios su rescate. **** Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 37
    • 1Ti 6:17-19 A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas inciertas, sino en el Dios viviente, que nos da todas las cosas en abundancia de que gocemos; [más encomiéndales] el bien hacer, el hacerse ricos en buenas obras, el dar con facilidad, el comunicar fácilmente; el atesorar para sí buen fundamento para en lo por venir, que echen mano a la vida eterna. (RV2000) ***** 2Co 8:9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 38
    • Capítulo 20: “Ganar el mundo y perder el alma” No olvidéis el primer consejo para los que quieren ser millonarios en Cristo… Mat 6:31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Mat 6:32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mat 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Comentario: (Mundo Hispano) Jesús subraya el principio que sirve para orientar la vida diaria y el servicio del súbdito del reino. La preocupación, o prioridad, número uno debe ser el ―buscar el reino de Dios.‖ El mandato del Rey, la voluntad de Dios para todo súbdito del reino, es que busque el reino. Esta búsqueda debe ser continua, pues el imperativo está en tiempo presente, indicando acción repetida y continua. Debe ser una búsqueda celosa, pues el verbo en griego significa ―desear con una pasión, perseguir con celo, procurar de corazón, o buscar con afán. La Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 39
    • búsqueda debe ser concentrada en el reino de Dios. En contraste, los gentiles concentraban su búsqueda en las cosas de esta vida (v. 32). La búsqueda debe ser prioritaria, la tarea número uno en la vida del creyente. Después de hacer una lista de todas las prioridades, es necesario decidir cual es la número uno, y mantener el orden en todas las áreas de su vida. La promesa del Rey (y todas estas cosas os serán añadidas, v. 33) es el antídoto para eliminar y evitar la ansiedad. Nuestra parte: someternos incondicionalmente al reinado de Cristo y buscar su voluntad. La parte de Dios: proveer todo lo que sea esencial para que nosotros cumplamos su voluntad. El siervo puede gozarse de provisiones abundantes, o soportar provisiones mínimas, pero serán en todo momento suficientes (ver Phi_4:10-13). No promete proveer ―todas las cosas‖, ni ―todo lo que deseamos‖, sino ―todas estas cosas‖. ―Estas cosas‖ se refiere concretamente a las cosas recién mencionadas: comida y ropa. También es necesario observar oportunamente que debemos equilibrar esta promesa con la enseñanza de que el sacrificio, privación y aun la cruz también pertenecen al discipulado (Phi_10:34-39). Una parábola moderna viene al caso: Se oyó en un huerto una conversación entre dos gorriones, descansando sobre una rama en un árbol alto. Mientras observaban a la gente que caminaba apurada y nerviosa por el huerto, uno dijo al otro: —Eh, dime, ¿por qué piensas que la gente camina así, nerviosa y preocupada? El otro le respondió: —No lo sé con certeza, pero debe ser porque no tienen a un Padre Celestial que los cuida…, como nosotros. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 40
    • Capítulo 21: “Los mayordomos de Dios” Todas las cosas le pertenecen a Dios y nosotros somos los mayordomos: el administrador creativo. ―No tomaré de tu casa becerros ni machos cabríos de tus apriscos, porque mía es toda bestia del bosque y los millares de animales en los collados. Conozco todas las aves de los montes, y todo lo que se mueve en los campos me pertenece. Si yo tuviera hambre, no te lo diría a ti, porque mío es el mundo y su plenitud. Salmo 50:9-12. ―Los bendijo Dios y les dijo: «Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sometedla; ejerced potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y todas las bestias que se mueven sobre la tierra‖. Génesis 1:28 Señorear significa ejercer absoluta autoridad y control sobre algo. Dios es quien en última instancia gobierna la tierra y ejerce su autoridad con cuidado amoroso. Cuando Dios delegó parte de su autoridad a la especie humana, esperaba que nos hiciésemos responsables del medio y de las otras criaturas que comparten nuestro planeta. No debemos ser descuidados ni derrochadores al llevar a cabo la tarea encomendada. Dios fue cuidadoso al crear la tierra. No debemos ser negligentes al atender de ella. Dios ha convertido a los hombres en sus mayordomos. La propiedad que él ha colocado en sus manos son los medios que ha provisto para la difusión del Evangelio. A los que demuestren ser fieles mayordomos él les encomendará mayores cometidos. Dice el Señor: "Yo honraré a los que me honran." "Dios ama al dador "alegre," "y cuando sus hijos, con corazón agradecido, traen sus dones y ofrendas a él, "no con tristeza, o por necesidad," su bendición los asistirá, como él ha prometido. "Traed todos los diezmos al alfolí, y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 41
    • no os abriré las ventanas de los cielos y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde." Como mayordomos de las mercedes de Dios estamos manejando el dinero del Señor. Significa mucho, muchísimo, para nosotros ser fortalecidos cada día por su abundante gracia, ser capacitados para comprender su voluntad, para ser hallados fieles en lo poco tanto como en lo mucho. Cuando ésta sea nuestra experiencia, el servicio de Cristo será una realidad para nosotros. Dios nos exige esto y debemos manifestar, ante los ángeles y los hombres, nuestra gratitud por lo que él ha hecho por nosotros. Deberíamos reflejar la benevolencia de Dios en términos de alabanza y obras de misericordia. . . ¿Comprenden todos los miembros de la iglesia que todo lo que poseen ha sido dado para que lo usen y aumenten para gloria de Dios? Dios mantiene un registro fiel de cada ser humano en nuestro mundo. Y cuando llega el día del ajuste de cuentas, el mayordomo fiel no se atribuye ningún crédito a sí mismo. No dice: "Mi talento"; sino: "Tu talento ha ganado" otros talentos. El sabe que sin el capital que le fue confiado no habría podido conseguir ningún aumento. Piensa que al haber cumplido fielmente su responsabilidad como mayordomo no ha hecho más que cumplir con su deber. El capital era del Señor, y mediante su poder pudo negociar con él con éxito. Tan sólo el nombre del Señor debe ser glorificado. Sin el capital confiado, él sabe que habría estado en bancarrota para la eternidad. La aprobación del Señor la recibe casi como una sorpresa, porque no la espera. Pero Cristo le dice: "Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor" "(Mat. 25: 21). Cómo prueba Dios a sus mayordomos ¡Cuánta propensión tiene el hombre a colocar sus afectos en las cosas terrenales! Su atención se concentra en sus casas y terrenos, y en esta forma descuida su deber hacia sus semejantes; su propia salvación es tratada como un asunto de poca importancia, y olvida los derechos que Dios tiene sobre él. Los hombres se aferran a las riquezas terrenales tan tenazmente como si pudieran conservarlas para siempre. Al parecer piensan que pueden utilizar sus recursos financieros en la forma como les plazca, independientemente de lo que el Señor ha ordenado y de las necesidades de su prójimo. Se olvidan que todo lo que reclaman como suyo tan sólo les ha sido confiado. Son mayordomos de la gracia de Dios. Dios les ha encomendado ese capital para probarlos, para que manifiesten su actitud hacia su causa y demuestren cuáles son sus pensamientos íntimos hacia él. No sólo están negociando para este tiempo, sino también para la eternidad, con el dinero de su Señor, y el uso o el abuso de su talento determinarán su posición y cargo en el mundo venidero. Un asunto práctico La idea de que son administradores debe tener una influencia práctica sobre todos los hijos de Dios. . . La benevolencia práctica dará vida espiritual a millares de los que nominalmente profesan la verdad, pero que actualmente lamentan las tinieblas que los circundan. Los transformará de egoístas y codiciosos adoradores de Mamón, en fervientes y fieles colaboradores de Cristo en la salvación de los pecadores. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 42
    • En el lugar de su Señor Un mayordomo se identifica con su Señor. Acepta las responsabilidades del mayordomo y debe obrar en el lugar de su Señor haciendo lo que éste haría si estuviera presente. Los intereses de su Señor se convierten en los suyos. La posición de mayordomo implica dignidad, porque su Señor confía en él. Si obra con egoísmo en algún sentido, y se aprovecha de los beneficios obtenidos al negociar con los bienes de su Señor, ha falseado la confianza depositada en él. El empleo egoísta de las riquezas demuestra que una persona es infiel a Dios, e incapacita al mayordomo de los bienes para el cargo más elevado del cielo. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 43
    • Capítulo 22: “Vivir confiado y pendiente de la promesa de Dios” Gén 13:1 Subió, pues, Abram de Egipto hacia el sur, él y su esposa, con todo lo que tenía, y con Lot. Gén 13:2 Abram era riquísimo en ganado, plata y oro. Gén 13:3 Desde el sur fue de lugar en lugar hasta Betel, donde había estado antes su tienda, entre Betel y Hai; Gén 13:4 al lugar del altar que había edificado allí antes. Y Abram invocó allí el nombre del Eterno. Gén 13:5 También Lot, que iba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas. Gén 13:6 Y la tierra no era suficiente para que habitaran juntos, porque su hacienda era mucha, y no podían habitar en un mismo lugar. Gén 13:7 Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot. Además, el cananeo y el fereseo habitaban allí. Gén 13:8 Entonces Abram dijo a Lot: "No haya altercado entre tú y yo, entre tus pastores y los míos, porque somos hermanos. Gén 13:9 "¿No está toda la tierra ante ti? Te ruego que te apartes de mí. Si tú fueras a la izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda".* Gén 13:10 Y Lot alzó sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que era toda de riego como el huerto del Eterno, como la tierra de Egipto entrando en Zoar, antes que él destruyera a Sodoma y Gomorra.* Gén 13:11 Entonces Lot eligió toda la llanura del Jordán. Partió hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 44
    • Gén 13:12 Abram se estableció en Canaán y Lot en las ciudades de la llanura. Y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Gén 13:13 Pero los hombres de Sodoma eran malos y pecadores en gran manera contra el Eterno. Gén 13:14 Y el Señor dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: "Alza tus ojos y mira desde donde estás hacia el norte y el sur, el oriente y el occidente. Gén 13:15 "Porque toda la tierra que ves, te la daré a ti y a tus descendientes para siempre. (Nueva Reina Valera-1990) Comentario Bíblico: Haremos una comparativa entre Lot y Abram 13 . 10 En esa época la llanura del Jordán era tan fértil que Lot pensó que había llegado al huerto del Edén. Parece como si Lot estuviese dándole las espaldas a la tierra prometida, porque Sodoma estaba enclavada exactamente en sus límites. 13.10, 11 El carácter de Lot se revela por sus elecciones. El tomó la mejor parte de la tierra aun cuando esto significaba vivir cerca de Sodoma, una ciudad conocida por su pecado. El fue codicioso, deseó lo mejor para sí mismo, sin detenerse a pensar en las necesidades de su tío Abram o en lo que era justo. Nuestras vidas son una serie de decisiones. También nosotros podemos elegir lo mejor mientras ignoramos las necesidades y los sentimientos de otros. Esta clase de decisiones, como lo mostró la vida de Lot, causa problemas. Cuando dejamos de decidir en la dirección de Dios, todo lo que nos queda es decidir en la dirección equivocada. 13.12 Al principio pareció ser una sabia decisión por parte de Lot: buen pasto y agua abundante. Pero no se dio cuenta de que la influencia pecaminosa de Sodoma podría originar tentaciones tan fuertes que podían destruir a su familia. ¿Ha decidido usted vivir o trabajar en una "Sodoma"? Aun cuando usted pueda tener suficiente fuerza para resistir las tentaciones, puede que otros miembros de su familia no. Mientras que las Escrituras nos mandan que nos acerquemos a la gente de la "Sodoma" que está cerca de nosotros para ganarlos, debemos evitar convertirnos en el mismo tipo de gente que estamos tratando de alcanzar. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 45
    • LOT Algunas personas simplemente viven a la deriva. Sus alternativas, cuando pueden reunir suficiente voluntad para tomar decisiones, tienden a seguir la ley del menor esfuerzo. Lot, el sobrino de Abram, era ese tipo de persona. Cuando era joven, Lot perdió a su padre. Aun cuando esto debió haber sido duro para él, contó con el ejemplo de su abuelo Taré y de su tío Abram, los que lo criaron. Aun así, Lot no desarrolló el sentido de propósito que aquellos tenían. Estaba tan atrapado en el momento presente que era incapaz de ver las consecuencias de sus acciones. Es difícil imaginar lo que habría sido de su vida sin la atención esmerada de Abram y la intervención de Dios. En el momento en que Lot fue sacado de esa situación su vida había dado un horrible giro. Había estado tan mezclado con la cultura de sus días que no quería dejarla. Luego sus hijas cometieron incesto con él. Su vida sin rumbo lo llevó finalmente a un camino muy definido: la destrucción. Sin embargo, Lot es llamado "justo" en el Nuevo Testamento (2Pe_2:7). Rut, la descendiente de Moab, fue un antepasado de Jesucristo, aun cuando Moab fue el resultado de la relación incestuosa de Lot con una de sus hijas. Esto nos da esperanza en el sentido de que Dios perdona y a menudo saca circunstancias positivas del mal. ¿Qué dirección lleva su vida? ¿Va usted hacia Dios o se aleja de El? Si su vida va a la deriva, decidirse por Dios puede parecerle difícil, pero es la única decisión que pone todas las demás decisiones en una luz diferente. Abram: Gén 13:1-4 Vv. 1-4.Abram era muy rico: él estaba muy pesado, así es la palabra hebrea; pues las riquezas son una carga; y los que serán ricos sólo se cargan con barro espeso. Hay una carga de cuidado al obtener riquezas, miedo de perderlas, tentación de usarlas, culpa por abusar de ellas, pena por perderlas, y un peso de la rendición de cuentas que, por último, debe ser dada por ellas. Sin embargo, Dios en su providencia a veces hace ricos a los hombres buenos, y de este modo la bendición de Dios hizo rico a Abram sin penas, Proverbios 10:22. Aunque es difícil que un rico entre al cielo, en algunos casos puede ser.. Vaya, la prosperidad externa, si es bien administrada, es un ornamento de la piedad y una oportunidad para hacer más bien. La generosidad de Abram hacia su sobrino fue recompensada con una afirmación de la promesa mucho más rica. Esta tierra (12:9) llegó a ser toda la tierra, y fue dada a los descendientes de Abram para siempre (15). Sus descendientes no sólo llegarían a ser una gran nación (12:2) sino que también serían tan numerosos como el polvo de la tierra (16). Al proponer una división pacífica de la tierra y al darle la primera opción a Lot, Abram mostró amor por la paz y voluntad para sacrificar sus propios intereses, cosa que la Biblia siempre alaba (Sal. 133; Mat. 5:9; Fil. 2:1-15). Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 46
    • Abram decide que la mejor solución es la separación entre él y Lot y toma la iniciativa en ofrecer que Lot eligiera el terreno que más quisiera. Abram, a cambio, acataría dicha decisión y permanecería en territorio separado. Lot, después de una inspección y evaluación exacta de la situación, elige la llanura del Jordán. En contraste con la estrechez e inseguridad de riego de la zona central de Canaán, la llanura del Jordán era bien regada y prácticamente igual al lugar en Egipto de donde regresaran recientemente. Además de ser ideal para ganado, la llanura tenía centros de población que ofrecían posibilidades comerciales ventajosas para Lot. Eventualmente Lot termina habitando en Sodoma, una de esas ciudades, pero con una población muy pecadora. Según la evaluación bíblica, Lot encuentra en este lugar prácticamente una réplica de la buena vida de Egipto, sin peligro político, pero con grave peligro por el pecado de los del lugar. La iniciativa de Abram en sí misma muestra su bondad y práctica de ser bendición. El podía haber expulsado a Lot, podía hacerlo su subordinado o podía adoptarlo como a su hijo y terminar el conflicto. Sin embargo Abram toma la decisión de la separación. La decisión de Lot, que era la más sabia humanamente hablando, favorece el propósito de Dios para Abram, primero, porque Abram permanece en la tierra que Dios le prometiera. Esto significaba una dependencia mayor de Dios en cuanto a sustento físico (alimento) y sobrevivencia política (el peligro de exterminación por los cananeos y ferezeos). Segundo, porque Lot se separa permanentemente de él dejando de ser un candidato potencial de adopción como heredero y así tentar una buena substitución a la promesa de descendencia de Dios. Tercero, porque Abram demuestra que los valores espirituales tienen en su vida la prioridad y no son negociables. Los tesoros de los egipcios, al igual que en Moisés (Heb_11:26), no serían los determinantes ni los móviles de su peregrinación terrenal. Cuán acertada viene la oración del sabio que no prefiere ni riquezas ni pobrezas para no ser tentado a perder su relación con Dios (Psa_30:7-9). El apóstol Pablo advierte con claridad los peligros de las ambiciones de enriquecimiento y declara con autoridad cuál es la verdadera riqueza para el creyente (1Ti_6:310). Abram queda en estrecho, y tendrá que seguir buscando una tierra apropiada, pero queda en la voluntad de Dios. Este incidente también nos introduce al grave problema de la tierra en nuestro continente. Los ―sin tierra‖ o los que poseen tierra precariamente abundan en América Latina. El sustento del presente se hace muy difícil. Mucho de ello se debe a los modernos ―Lot‖ que escogen para sí lo mejor y lo más extenso posible de la tierra con fines de ganancias ventajosas. Otro tanto se debe a los modernos ―cananeos y ferezeos‖ que por sus vidas corruptas y de violencia depradan la tierra y la dejan desolada. Abram se nos presenta como modelo por su firmeza en buscar la voluntad de Dios antes que ganar ventajas temporales y saber esperar la obtención de tierra en los términos de Dios. Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 47
    • Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 48
    • Siete claves para el éxito en los negocios Prov. 20:4-21 1. Practicar la honestidad, vv. 10, 23. 2. Madrugar para trabajar duro, vv. 4, 13. 3. No ser fiador sin garantía, v. 16. 4. Buscar consejos sabios, v. 18a. 5. Planificar una estrategia sabia, v. 18b. 6. Engrandecer el negocio paulatinamente, v. 21. 7. Confiar en Jehová, v. 22. El contraste de las mentalidades frente al dinero: Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 49
    • Un pasaje controversial; explicado Lee atentamente el siguiente pasaje Bíblico; Lucas 16: 1-12 (El Mayordomo Infiel) Ahora que has leído el pasaje puedes leer el siguiente comentario sobre el mismo. Comentario sobre Lucas 16: 1-12 Vv. 1-12.Cualquier cosa que tengamos, su propiedad es de Dios; nosotros sólo tenemos su uso conforme a lo que manda nuestro gran Señor, y para su honra. Este mayordomo despilfarró los bienes de su señor. Todos somos responsables de la misma acusación; no sacamos el provecho debido de lo que Dios nos ha encargado. El mayordomo no puede negarlo; debe rendir cuentas e irse. Esto puede enseñarnos que la muerte vendrá y nos privará de las oportunidades que tenemos ahora. El mayordomo ganará amigos de los deudores e inquilinos de su señor, eliminando una parte considerable de la deuda de ellos con su señor. El señor al cual se alude en esta parábola no elogió el fraude, sino la política del mayordomo. Sólo se destaca en este aspecto. Los hombres mundanos, al elegir sus objetivos son necios, pero en su actividad y perseverancia, son a menudo más sabios que los creyentes. El mayordomo injusto no se nos pone como ejemplo de engaño a su amo, ni para justificar la deshonestidad, sino para señalar el cuidado que ponen los hombres mundanos por los bienes perecederos. Bueno sería que los hijos de la luz aprendieran sabiduría de los hombres del mundo, y siguieran con igual diligencia su mejor objetivo; riquezas espirituales. Las riquezas verdaderas significan bendiciones espirituales; y si un hombre gasta en sí mismo o acumula lo que Dios le ha confiado, en cuanto a las cosas externas, ¿qué prueba puede tener de que es heredero de Dios por medio de Cristo? Las riquezas de este mundo son engañosas e inciertas. Convenzámonos que son ricos verdaderamente, y muy ricos, los que son ricos en fe, y ricos para con Dios, ricos en Cristo, en las promesas; entonces acumulemos nuestro tesoro en el cielo y esperemos nuestra porción de allá. Tomado de: Comentario de toda la Biblia, de Matthew Henry. Otro comentario: Los hombres mundanos son más sabios y más industriosos para procurar y adquirir estos bienes perecederos, que los hijos de la luz para los que pertenecen a la felicidad eterna que esperan; pero la prudencia de los primeros, según la carne, es la muerte de su alma; y la de los segundos, según el espíritu, es un manantial de vida y de paz (Rom 8,6). Tomado de: LOS SANTOS EVANGELIOS Traducción al español de la Vulgata Latina Ilmo. Sr. D. Felipe Scío de San Miguel (1790) Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 50
    • 10 consejos financieros de la Biblia 1.- Haz un presupuesto, planifica gastos y proponte metas. Porque ¿cuál de vosotros, queriendo edificar una torre, no cuenta primero sentado los gastos, si tiene lo que necesita para acabarla? Porque después que haya puesto el fundamento, y no pueda acabarla, todos los que lo vieren, no comiencen a hacer burla de él, diciendo: ―Este hombre comenzó a edificar y no pudo terminar‖. Lucas 14.28-30 2.- Se honesto, no trates de engañar o robar, cumple con tus tratos. La fortuna obtenida con fraude disminuye, pero el que la recoge con trabajo la aumenta. Prov. 13.11 Conseguir tesoros con lengua mentirosa es un vapor fugaz, es buscar la muerte. Prov. 21.6 3.- Aprende a contentarte con lo que tienes, cultiva el desahogo económico No lo digo en razón de indigencia, pues he aprendido a contentarme con lo que tengo. Filipenses 4.11 4.- Cuando quieras invertir dinero busca a los expertos y no escuches a los inexpertos Sin consulta, los planes se frustran, pero con muchos consejeros, triunfan. Prov. 25.22 5.- Paga tus deudas, nunca dejes que se acumulen y en lo posible mantente libre de ellas. El rico domina a los pobres, Y el deudor es esclavo del acreedor. Prov. 22.7 No debáis a nadie nada, sino amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, cumplió la ley. Romanos 13.8 El impío toma prestado, y no paga; Más el justo tiene misericordia, y da. Salmos 37.21 Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 51
    • 6.- No busques hacerte rico rápidamente Se apresura a ser rico el hombre de mal ojo; y no conoce que le ha de venir pobreza. 28.22 Los proyectos del diligente ciertamente son ventaja, mas todo el que se apresura, ciertamente llega a la pobreza. Prov. 21.5 7.- No te gastes todo lo que ganes Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio, pero el necio todo lo disipa. Prov. 21.20 Cuando los bienes se aumentan, también se aumentan los que los comen. ¿Qué bien, pues, tendrá su dueño, sino verlos con sus ojos? Eclesiastés 5.11 8.- Trabaja Diligentemente, no seas perezoso Pobre es el que trabaja con mano negligente, más la mano de los diligentes enriquece. Prov. 10.4 El alma del perezoso desea, pero nada consigue, mas el alma de los diligentes queda satisfecha. Prov. 13.4 La mano de los diligentes gobernará, pero la indolencia será sujeta a trabajos forzados. Prov. 12:24 9.- No seas aval o co-deudor El hombre falto de entendimiento se compromete, y sale fiador a favor de su prójimo. Prov. 17.18 Ciertamente sufrirá el que sale fiador por un extraño, pero el que odia salir fiador está seguro. Prov. 11.15 No estés entre los que dan fianzas, entre los que salen de fiadores de préstamos. Prov. 22.6 10.- Se libre de prestar sin esperar la restitución del dinero cuando alguien lo necesita. Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo: porque él es benigno para con los ingratos y malos. Lucas 6.35 Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 52
    • Más material gratuito en: https://www.facebook.com/conozca Página 53