• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
El clima en el aula para una eficiente lectura
 

El clima en el aula para una eficiente lectura

on

  • 1,635 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,635
Views on SlideShare
1,621
Embed Views
14

Actions

Likes
0
Downloads
16
Comments
0

2 Embeds 14

http://www.udch.edu.pe 13
http://200.60.219.82 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El clima en el aula para una eficiente lectura El clima en el aula para una eficiente lectura Document Transcript

    • EL CLIMA EN EL AULA PARA UNA EFICIENTE LECTURA Mg. Hever Walter Vargas Ascurra Docente de la Facultad de Educación - UDCHIntroducciónUn estudio realizado por el Laboratorio Latinoamericano de la Evaluación de la Calidad de laEducación (LLECE) 1, para entender cuáles son las características de las escuelas que obtienenbuenos resultados en las pruebas de rendimiento académico, confirma los hallazgos deinvestigaciones realizadas en otros contextos. El mencionado estudio concluye que: “Las escuelascon resultados destacables se caracterizan… por *tener+ un clima escolar positivo, el cual es porsobre todo armónico, por la presencia física de los actores del sistema educativo y por elestablecimiento de relaciones intensas y positivas entre ellos. La afectividad aparece como untema recurrente y característico de estos establecimientos, con relaciones no autoritarias entrealumnos y docentes. Así los alumnos se sienten bien en la escuela, le tienen cariño y van con gustoa clases.”Puesto que el “clima del aula” es un factor que tiene un alto efecto positivo sobre el rendimientode los estudiantes, tratemos de entender de qué se trata.El Perú vive un clima social de lectura sin precedentes2. A simple vista, ésta afirmación pareceexagerada, pero existen suficientes evidencias de que la población está reaccionandopositivamente al conjunto de estímulos y esfuerzos, no siempre estructurados pero válidos, paramotivarlos hacia el ejercicio de esta importante actividad, cuya trascendencia para el desarrollopersonal y social no se discute. Estamos ante la existencia de condiciones que han generado unestado de ánimo, una predisposición, y ciertas actitudes3 en las personas, de crecienteacercamiento a los objetos de la lectura (libros), de sentimientos favorables hacia ellos1 (2002) Estudio cualitativo de escuelas con resultados destacables en siete países latinoamericanos, Santiago. Unesco /OREALC2 “Conjunto de percepciones globales (constructo personal y psicológico) que el individuo tiene de la organización,reflejo de la interacción entre ambos; lo importante es cómo percibe un sujeto su entorno, sin tener en cuenta cómo lopercibe otros; por tanto, es más una dimensión del individuo que de la organización”. (Nicolás Seisdedos). Primera partedel art. "Claves para pensar la formación del hábito lector de Silvana Salazar Ayllón3 Regularidad en los sentimientos, pensamientos y predisposiciones del individuo para actuar en relación con algúnaspecto de su ambiente (Secor y Backman,1994)
    • (adquisición) y deseo de apropiarse de la actividad (ánimo lector, participación eventos asociadosa la lectura).A continuación se expondrá lo que presenta como información el Modulo 2 “Innovemos en laEnseñanza de la Lectura y Escritura”, DEL Curso de Lectoescritura, dirigido por la UniversidadCayetano Heredia, en el marco de la Escuela Virtual Backus1. ¿Qué es el clima de aula?Podemos definir el clima de aula como “la percepción que tienen los estudiantes de distintosaspectos del ambiente en que se desarrollan sus actividades de aprendizaje, los cuales serelacionan con la satisfacción o insatisfacción que sienten con la vida escolar y la calidad de laeducación que reciben”4.El clima de aula no sólo es importante porque influye en el rendimiento académico de losestudiantes, sino también porque:a) Transmite valores y sistemas de creencias; normas y hábitos de convivencia.b) Crea condiciones para el desarrollo o inhibición de habilidades de los y las estudiantes.c) Fomenta estilos competitivos o solidarios.d) Promueve expectativas positivas o negativas.e) Crea confianza en el futuro y en los demás o crea desesperanza y desconfianza.f) Afianza o modifica las primeras imágenes que tiene el niño acerca de sí mismo; es decir, que fortalece o debilita su autoestima.g) Crea ambientes protectores o precipita situaciones de riesgo.2. ¿Cómo es un clima de aula favorable al desarrollo cognitivo, emocional y social de niños y niñas?Un clima de aula adecuado para el aprendizaje intelectual, emocional y social de los estudiantesdebería: a) Satisfacer las necesidades de aceptación, compañerismo y amistad que tienen niños y niñas;4 Navarro, G. Clima social escolar. http://www.udec.cl/~gnavarro/educa/2003/clima.ppt
    • b) Satisfacer sus necesidades de logro y reconocimiento; c) Maximizar el potencial de cada niño y niña; d) Permitir la satisfacción de necesidades fisiológicas y de seguridad física de niños y niñas.3. ¿Cómo podemos generar un clima de aula positivo para el desarrollo cognitivo, emocional y social de niños y niñas?Los estudios que existen sobre el clima de aula señalan que las siguientes características potencianel desarrollo cognitivo, emocional y social de niños y niñas: a) Promover la cooperación y apoyo en lugar de la competencia. b) Generar alegría recurriendo oportunamente a la música, canciones, humor, dinámicas, juegos, entre otras. c) Poner énfasis en el aprendizaje.Hay algunas acciones específicas que se pueden realizar para contribuir al bienestar emocional y alaprendizaje de los estudiantes: a) Reforzar el autoconcepto y la autoestima de cada niño y niña, ayudándole a reconocer su nobleza esencial y sus potencialidades latentes. b) Reforzar en cada niño y niña la confianza en su propia capacidad de aprender. c) Ofrecer a cada estudiante oportunidades y condiciones para que pueda aprender. d) Una vez que tomemos conciencia de las características que tiene un ambiente potencializador, seguramente descubriremos nuestras propias formas de crear y mantener ese ambiente en el aula.Algunas personas tienen el don de recibir a los demás de esta forma: con amor y confianza. Estaspersonas nos sirven como ejemplo y podemos aprender de ellas y emularlas. Tambiénnecesitamos tratar conscientemente de desarrollar esta capacidad de amor y aceptación. Comodocentes, debemos reconocer que desarrollarnos profesionalmente incluye, necesariamente,hacer un esfuerzo para mejorar como seres humanos, especialmente en lo que es más humano:nuestra capacidad de amar a los demás.4. ¿Cómo reforzar el autoconcepto y la autoestima de tus alumnos y alumnas? - Dales un abrazo. - Dales una sonrisa.
    • - Escúchalos. - Pregúntales qué piensan, pide sus opiniones. - Trátales con respeto y cortesía en todo momento. - Dales las gracias cuando ayudan, aun en cosas pequeñas. - Escríbeles notas cariñosas o de felicitación por sus logros. - Escríbeles notas alentadoras al corregir sus trabajos. - Haz referencia a sus comentarios o ideas en la clase. - Dales responsabilidades importantes. - Pregúntales sobre sus vidas. - De vez en cuando, déjales poner su música favorita en clase. - Realiza dinámicas de animación con ellos. - De vez en cuando, déjalos salir 10 minutos antes al recreo, como recompensa a su esfuerzo. - Cuéntales sobre tu vida, tus sueños y anécdotas divertidas que te hayan ocurrido.5. Las expectativas de los docentes y su influencia en los estudiantesLas expectativas que tenemos acerca de nuestros alumnos y alumnas influyen enormemente en sudesempeño. Si las expectativas que tenemos sobre ellos son elevadas, aún inconscientemente, lesdemostraremos que les valoramos y creemos en su capacidad. Así por ejemplo: - Les daremos más tiempo para responder a las preguntas que les hagamos, seguros de que encontrarán la respuesta; - Les asignaremos trabajos cada vez más complejos y desafiantes, sabiendo que los podrán hacer; - Les pediremos trabajos bien hechos, porque sabemos que son capaces de hacerlos; - Pondremos todo nuestro empeño, porque estaremos plenamente convencidos de que valen la pena.6. El poder de la elecciónSi tenemos expectativas elevadas acerca de nuestros alumnos y realmente creemos que ellos soncapaces, trataremos de crear un ambiente de trabajo positivo en el aula, que contagie a todos losalumnos y los haga sentirse dueños de su aprendizaje, capaces de llevar adelante sus actividades ycumplir con sus responsabilidades. Una forma de hacer esto es darles la oportunidad a los niños y
    • niñas de elegir entre realizar un trabajo independiente o realizar un trabajo colaborativo,escogiendo ellos mismos con quién trabajar. El sentir que uno tiene el poder de optar por tal ocual forma de trabajo es estimulante para los niños.Si tratamos de recordar algo que hayamos hecho por obligación y luego recordamos alguna vezque realizamos la misma actividad u otra parecida por nuestra propia voluntad, nos daremoscuenta de la gran diferencia que hace en nuestro estado interior el poder escoger realizar unaactividad. Cuando uno tiene la oportunidad de mirar dentro de sí mismo y decidir lo que va ahacer, desarrolla confianza en sí mismo y motivación interior.Al darles a los alumnos la opción de elegir, les comunicamos que tenemos confianza en que ellospueden elegir responsablemente lo que mejor aporta a su propio aprendizaje y que tienen lacapacidad de enfrentar y llevar a cabo las actividades que surgen como parte del proceso deaprendizaje.7. Las relaciones entre los alumnosEl amor y la confianza del maestro, aunque son sumamente importantes, no son suficientes parasatisfacer la necesidad de cada alumno de sentir que es aceptado y apreciado. También esnecesario que sus compañeros lo hagan. Por lo tanto, una tarea fundamental, que debemos iniciardesde el primer día de clases, es guiar un proceso en el que los alumnos se conozcan, se valoren y,poco a poco, formen una comunidad unida, en la cual todos se apoyen unos a otros, tantoemocional como académicamente.Bibliografía:Estudio cualitativo de escuelas con resultados destacables en siete países latinoamericanos,Santiago. Unesco / OREALC. (2002).Modulo II, de del curso de Lecto-Escritura, dado por la Universidad Cayetano Heredia, USAID/PERÚy otros. 2009Navarro, G. Clima social escolar. http://www.udec.cl/~gnavarro/educa/2003/clima.pptEl Clima social de lectura. http://gestion-lectura.blogspot.com/2006/08/el-clima-social-de-la-lectura.html