1
2
3
Las armas letales
del siglo XXI
Norma Estela Ferreyra
4
Año del copyright 2009 -ISBN 978-0-557 35997-4
5
NOTA DE LA AUTORA
Me decidí a elaborar este libro documental, ante el
desafío que leí en un diario ciudadano, donde un
s...
6
productos que comemos, que bebemos, con los
que limpiamos la casa, la pintamos o nos bañamos?
Entonces entendí porqué ha...
7
El Domingo, 26 de Abril de 2009, leí la siguiente
nota, que quiero compartir:
La soja transgénica se autorizó en sólo 81...
8
Glyphosayte-tolerant Soybeans” y ocupa del folio
2 al 110 del expediente.
Solá se apresuró a firmar la autorización apen...
9
Monsanto no respondió. Sin embargo, el 12 de
enero el Iascav comunicó a Monsanto que
consideraba la posible introducción...
10
Agroindustriales del Iascav, Ingeniero Agrónomo
Julio Pedro Eliseix, dirigió la nota PRAI 113/96 a
su colega director d...
11
tenía facultades para suscribir ese acto
administrativo el 28 de marzo, pese a lo cual el
expediente le asignó dolosame...
12
estudios menciona “absorción, distribución y
biotransformación de sustancias químicas ‘in vivo’
o ‘in vitro’, ensayos e...
13
embrionario, fue presidente del Conicet y es
Subsecretario De Innovación Científica y
Tecnológica del Ministerio de Def...
14
Fertilizantes y Agroquímicos y se negaron a dar sus
nombres. Los otros dos dijeron ser abogado y
escribano.
En ausencia...
15
El 16 de abril esa cámara (Ciafa) y la de Sanidad
Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe) dijeron en
una declaración conj...
16
D’Elía dice que el encuentro se produjo cuando él
había renunciado a la Comisión Nacional de
Tierras y su relación con ...
17
La soja y el dengue
Un trabajo reciente del ingeniero agrónomo
Alberto Lapolla vincula la epidemia de dengue con
la soj...
18
mosquitos, de los que se alimentan tanto en su
estado larval como de adultos”.
Esto se comprueba en “la casi desaparici...
19
preguntó por qué había tantas fumigaciones”, fue
el azorado comentario de la investigadora.
Por Horacio Verbitsky para ...
20
21
Y ahora yo me pregunto:
¿Perturbar a la naturaleza es como desafiar a
Dios?
La respuesta es sí. No importa si somos cre...
22
¿No tienes gravedad que te detenga?
¿No sientes el vacío que es inmenso?
¿No te encandila la luz de las estrellas?
¿Aca...
23
Pero sigamos investigando:
“Síndrome de perturbación ambiental”
Paul Epstein, de la Facultad de Medicina de
Harvard, se...
24
atmosférica por efecto de las guerras y
bombardeos intensos, la desertificación que
produce el mal uso de la tierra y e...
25
Washington, DC: National Academies Press,
2008:79
Otra obra que quiero recomendarles es “El mundo
según Monsanto” de la...
26
Y Monsanto, que fue condenada por eso, sabía que
eran productos muy tóxicos, pero escondió
información y nunca dijo nad...
27
Alimentos y Medicamentos) o EPA (Agencia de
Protección Ambiental). Monsanto también es
sinónimo de corrupción.
Dos ejem...
28
texto y luego fue vicepresidente de Monsanto. Un
ejemplo muy claro de “puerta giratoria”. Hay
muchos ejemplos, en todo ...
29
con utilización de pesticidas y la contaminación
ambiental. Ahora estamos en la segunda etapa de
esa “revolución”, dond...
30
que la soja transgénica entrara sin ningún estudio.
Fue el primer país de América latina. Luego desde
Argentina se orga...
31
de todo el mundo. Monsanto lo denuncia como
una violación de su patente.
Entonces Monsanto envía la “policía de genes”,...
32
que llegará ese momento. De hecho en Dinamarca ya
fue prohibido por su alta toxicidad. Es urgente analizar
el peligro d...
33
competidora de Monsanto, llamó a Brasil,
Paraguay y Argentina “las repúblicas unidas de la
soja”. Estamos en presencia ...
34
laboratorios de investigación son pagados por
grandes empresas. Y cuando el tema es semillas,
transgénicos o agroquímic...
35
– ¿Y el papel de los medios de comunicación?
–Me da mucha pena porque soy periodista y creo
en lo que hacemos, creo que...
36
–En 2005 entrevisté a Eduardo Buzzi, estaba
furioso por el asunto de las regalías reclamadas por
Monsanto. Hablaba de l...
37
representar productores chicos y está con
Aapresid. Lo de Federación Agraria es muy
extraño, no se entiende.
– ¿Y el pa...
38
Argentina: científicos exponen efectos del
glifosato ( por IPS)
El glifosato, herbicida ampliamente usado en
cultivos d...
39
primeros resultados "por una cuestión de interés
general".
El glifosato es el principio activo del herbicida
Roundup, f...
40
Uno no se puede tomar un vaso de herbicida y
pretender que no tenga ningún efecto", afirmó.
El biólogo Carrasco explicó...
41
autoridades de Colombia para erradicar por la
fuerza las plantaciones ilegales de coca, materia
prima de la cocaína.
Lo...
42
herbicida ha constituido un avance en el desarrollo
rural.
En cambio, organizaciones ambientalistas y
sociales denuncia...
43
INTA, que deberá determinar los impactos
sanitarios y ambientales del glifosato….”
Hasta aquí la nota, pero sigamos usa...
44
unas chicas bailaban merengue.
Hoy, en las noticias ví:
a los lisiados de la India
a causa de la Polio.
A los inspector...
45
Pero sigamos con los venenos cotidianos: Porque
mientras más leo los informes de la prensa
pseudos-independiente, más p...
46
convertido a la compañía en una de las principales
químicas del país. En 1976 comenzó su escalada
mundial, cuando fue a...
47
EN ESTOS DÍAS DE ABRIL DEL 2009, he oído
a muchos políticos y agropecuarios decir que no
hay pruebas científicas sobre ...
48
Información enviada por María Isabel Cárcamo, de
RAP-AL Uruguay.
*Noticia Fuente*: El Carolino, La República,
Causa Abi...
49
en el país, denominada Hotel de Terneros donde
se crían alrededor de 800 terneros de 11
productores para enfrentar la c...
50
instrucciones técnicas, se debía evitar el contacto
con el plaguicida por lo menos durante quince días,
y en lo posible...
51
¿Con quién se van? ¿Por qué?
¿Acaso puedes responder
animal con razón?
¡Ser pensante!
Como dicen los que saben.
¡Y cómo...
52
denominado neo-neoliberal y la cual será explicada
en el transcurso del presente ensayo- que ha
optado por acelerar la ...
53
a la salud humana y al medio ambiente que causan
los OGM’s (Organismos Genéticamente
Modificados).
1. El significado de...
54
absoluta a asumir los riesgos económicos, los
riesgos para la salud pública y para el medio
ambiente en general que est...
55
contexto actual de falta de trabajos se convierte en
un serio riesgo social y económico. Un elemento
más de consideraci...
56
Ready o RR) demostraron que existe diferencias
significativas entre las semillas oriundas (o no
modificadas) y aquellas...
57
puede ser atribuida a las modificaciones genéticas.
Al tiempo del estudio casi toda la producción de
soya Argentina era...
58
¿Serán mejores que opciones competitivas?
¿Son verdaderamente opciones para evitar el
hambre en el mundo?
Recalcamos qu...
59
riego, infraestructura institucional de apoyo,
tecnologías adecuadas en general -como por
ejemplo la tecnología post-co...
60
cada vez más amplios (cubren más y más cosas), su
duración para los beneficiarios es cada vez más
larga y las sanciones...
61
Hoy en día, la UE es el bloque económico que más
negociaciones bilaterales está impulsando. Son 75
países americanos, a...
62
matando las industrias nacionales de los países del
Tercer Mundo. Por ejemplo, el Líbano es uno de
los productores de a...
63
ser críticos y no olvidar que el poder colonial, está
asumiendo una nueva embestidura adornada por
discursos de inclusi...
64
desechando los alimentos locales que muchas
veces superan con creces los aportes nutritivos de
alimentos importados y d...
65
realidad nacional. Tenemos por ejemplo el ingreso
de los actuales paquetes tecnológicos compuestos
entre otras cosas de...
66
alimentos en oligopolios cada vez más
concentrados, dejando sin oportunidades
económicas a los pequeños productores y a...
67
hombres y mujeres en mano de obra comerciable,
de la tradición en carga, de la sabiduría en
ignorancia, de la autonomía...
68
conflictos sociales y profundos e irreparables
daños ambientales. Los cimientos de este
paradigma han tambaleado ante e...
69
Es decir, estamos ante un contexto de autocríticas
al sistema que más allá de ser sinceras y recurrir a
un cambio verda...
70
denominamos de No Unidad o filosofía de de las
dicotomías del hombre con su entorno.
En cuanto el tema central del pres...
71
prácticamente homogéneos en el mundo entero.
Así como la biodiversidad desaparece gracias a la
incorporación de nuevas ...
72
Bolivia, liderado por un indígena/originario
defensor de la madre tierra. La decisión de dar a
los transgénicos puerta ...
73
Los transgénicos benefician solamente a un
círculo muy pequeño de agroindustriales que
tienen grandes extensiones de ti...
74
alternativas agroindustriales acordes con las
potencialidades que ofrece el país.
Este hecho se agudiza más aun si cons...
75
después de la crisis de este modelo, nos vamos a
creer que sus recetas son la solución a la crisis que
ellas mismas han...
76
mañosamente en la industria biotecnológica sólo
ha dado continuidad al intento inicial del
capitalismo, a partir de la ...
77
calidad de representantes nacionales a la
Conferencia de las Partes del protocolo de
Cartagena y del Convenio de Divers...
78
tienen el interés de resolver los problemas de
fondo que devienen de sus actividades.
Muy por el contrario, en estos ev...
79
márgenes de ganancia y consiguen no pagar un
peso por los efectos adversos de sus productos.
Por este motivo, cuando lo...
80
El contexto pluri-económico, derivado de nuestra
matriz bi-civilizacional indígena/originaria, es un
gran aporte de una...
81
posibilidad de superar la explotación del humano
no es posible si no se deja de explotar también a
otros seres de la ti...
82
complementariedad, la auto complementación y el
respeto a cada identidad individual y colectiva en
su diferencia-semeja...
83
humano integral es aquel que asume su unidad
integral con la naturaleza y la totalidad de la
realidad.
.
[19] Jefe Seat...
84
APOCALISPSIS, sería el mejor título para este
libro, pero suelen decir que los poetas somos
creativos y que tal vez, po...
85
ni siquiera lo que es.
Somos partes, apenas,
de un todo que es total.
Simples conjunciones
de llanto o alegría.
Vértice...
86
Muerte por Envenenamiento Múltiple:
Glifosato y Roundup
Este artículo fue presentado ante el Departamento de
Agricultur...
87
El Glifosato y su principal metabolito, el ácido
amino-metilfosfónico (AMPA), son importantes
contaminantes de los ríos...
88
componentes químicos individuales, fueron
probados en concentraciones de 10ppm (partes
por millón) al 2 por ciento (el ...
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Robin. Las armas letales del siglo xxi
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Robin. Las armas letales del siglo xxi

2,741
-1

Published on

Published in: Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,741
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Robin. Las armas letales del siglo xxi

  1. 1. 1
  2. 2. 2
  3. 3. 3 Las armas letales del siglo XXI Norma Estela Ferreyra
  4. 4. 4 Año del copyright 2009 -ISBN 978-0-557 35997-4
  5. 5. 5 NOTA DE LA AUTORA Me decidí a elaborar este libro documental, ante el desafío que leí en un diario ciudadano, donde un señor hacía esta pregunta: ¿Adónde están los intelectuales del mundo, los escritores, los maestros, los catedráticos, investigadores, químicos, etc., que no tratan temas de importancia, en lo político, ambiental y tantos otros con su tan alabada intelectualidad? ¿Acaso no se atreven? Confieso que esa lectura me llegó hondo. Y es por ello que, como escritora, dejé mi novela en suspenso y me dediqué a leer y a recopilar información sobre temas actuales, comenzando por los cambios climáticos, la desertificación y los tóxicos ambientales Así me enteré de que mucho de lo que ingerimos o bebemos, como las frutas, verduras, carnes, gaseosas y los jugos, contienen sustancias tóxicas, que están prohibidas en otros países. Como por ejemplo, el peligroso Aspartamo con que se endulzan las bebidas dietéticas y se vende como edulcorante. Luego, de ver la película “El Jardinero fiel” y “El mundo según Monsanto” me di cuenta de que muchos intelectuales vivíamos en las nubes. Y hasta me sentí pequeña e indigna de mi propio cerebro. ¿Por qué no pensamos los seres humanos?, me dije. ¿Por qué no leemos las etiquetas de los
  6. 6. 6 productos que comemos, que bebemos, con los que limpiamos la casa, la pintamos o nos bañamos? Entonces entendí porqué había tanto cáncer, deformaciones y enfermedades que desconocíamos o creíamos superadas. Es que el hombre, en su afán de ganar dinero, ha llegado demasiado lejos alterando a la vida en la naturaleza .Ha clonado animales y humanos, ha creado los transgénicos, ha experimentado con medicamentos peligrosos y nos envenena constantemente con tóxicos de todo tipo ¿Será que quiere controlar la explosión demográfica de los países pobres? ¿O tal vez, los seres humanos no somos ni tan “Sapiens” ni tan evolucionados y Charles Darwin estuvo siempre equivocado? Claro que la mayoría trabaja y tal vez, no le quede tiempo para investigar en libros ni en publicaciones. Por eso estoy de acuerdo con ese señor que se preguntaba adónde estábamos los intelectuales. Precisamente, para ese señor a quién no conozco, va dedicado este libro, en donde he recopilado artículos e información muy útil para que todos salgamos de esa nube que no nos permite ver la realidad. Voy a confesarles que yo desconocía la magnitud de los peligros que nos acechaban, pero ahora, después de leer documentos y artículos sobre el tema, voy a tener el coraje de difundirlos y de opinar sobre ellos.
  7. 7. 7 El Domingo, 26 de Abril de 2009, leí la siguiente nota, que quiero compartir: La soja transgénica se autorizó en sólo 81 días del verano de 1996. De 136 folios del expediente, 108 son de Monsanto, en inglés y sin traducción. Solá invocó un dictamen jurídico que aún no se había firmado. Amenazas al investigador de los efectos del glifosato sobre los embriones. Otro estudio sostiene que su fumigación exterminó a los predadores naturales del mosquito vector del dengue. Según D’Elía, en presencia de Buzzi intentaron sobornarlo para bajar las retenciones. El expediente administrativo que fundamentó la autorización firmada en 1996 por Felipe Solá para introducir en la Argentina la soja transgénica de Monsanto resistente al herbicida glifosato tiene apenas 136 folios, de los cuales 108 pertenecen a informes presentados por la misma multinacional estadounidense. Ese trabajo está en inglés y en el apuro por llegar a una decisión predeterminada, la Secretaría de Agricultura ni siquiera dispuso su traducción al castellano. Se titula “Safety, Compositional, and Nutricional Aspects of
  8. 8. 8 Glyphosayte-tolerant Soybeans” y ocupa del folio 2 al 110 del expediente. Solá se apresuró a firmar la autorización apenas 81 días después de iniciado el expediente, el 25 de marzo de 1996, el mismo día en que los organismos técnicos plantearon serias dudas acerca de sus efectos sobre la salud y solicitaron informes sobre el estado de las autorizaciones en Europa. La resolución de Solá dice que intervino la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía. Pero ese dictamen jurídico recién se firmó tres días después, el 28 de marzo. ¿Quién dijo que en verano decae la laboriosidad oficial? Tiempo record. El subsecretario de Alimentos Félix Manuel Cirio informa el 3 de enero de 1996 al presidente del Instituto Argentino de Sanidad y Calidad Vegetal (Iascav), Carlos Lehmacher, que le envía los documentos que Monsanto presentó a la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) en Estados Unidos, “para que inicie las tareas de análisis y evaluación de dicho material en lo concerniente a Bioseguridad para consumo humano y/o animal”. No hay en el expediente tal análisis ni evaluación, sólo requerimientos de información, que
  9. 9. 9 Monsanto no respondió. Sin embargo, el 12 de enero el Iascav comunicó a Monsanto que consideraba la posible introducción en el mercado de la soja resistente al glifosato (folio 111). El 26 de enero, el Director de Calidad Vegetal del Iascav, ingeniero agrónomo Juan Carlos Batista agregó en otra nota a Monsanto que sería importante conocer la contestación de la empresa a las observaciones de la agencia estadounidense de drogas y alimentos, FDA (folio 113). Ante la falta de respuesta, Batista insistió el 9 de febrero: “De persistir interés por la prosecución del trámite, agradeceré nos remita lo solicitado” (folio 115). No era falta de interés sino de preocupación por el procedimiento administrativo que estaba asegurado en la más alta instancia. De allí el expediente salta al 25 de marzo con la firma de la resolución 167 de Solá, quien no necesitó ni tres meses para llegar a una decisión trascendente para la economía y la salud pública. “Efectos no deseados” El apuro se intensificó en los últimos días: se violaron los procedimientos administrativos vigentes, se dejaron sin respuesta serios cuestionamientos de instancias técnicas y no se realizaron los análisis solicitados. El 25 de marzo, el Coordinador del Area de Productos
  10. 10. 10 Agroindustriales del Iascav, Ingeniero Agrónomo Julio Pedro Eliseix, dirigió la nota PRAI 113/96 a su colega director de Calidad Vegetal del Iascav, Juan Carlos Batista. Le comunicó que antes de seguir con la evaluación del producto presentado por Monsanto era necesario establecer ciertos criterios de evaluación para organismos modificados genéticamente (OMG), en términos de Identidad y Nutrición y acerca de la “aparición de efectos no deseados”, como “alergenicidad, cancerogénesis y otras toxicidades”. También recomendó que la empresa garantizara “un correcto rastreo y recupero de la mercadería”, para poder rastrearla y recuperarla en caso de problemas. El mismo día, Batista pidió informes sobre la posibilidad de que Europa declarara la inocuidad de la soja transgénica como alimento y autorizara su importación. Estos pasos quedaron sin respuesta ya que ese mismo día Solá autorizó en apenas 24 líneas que constan en el folio 135 del expediente, “la producción y comercialización de la semilla y de los productos y subproductos derivados de ésta, provenientes de la soja tolerante al herbicida glifosato”. Pero la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía recién dictaminó que Solá
  11. 11. 11 tenía facultades para suscribir ese acto administrativo el 28 de marzo, pese a lo cual el expediente le asignó dolosamente el folio 134. Es decir que el entonces secretario de Agricultura, Pesca y Alimentación concedió la autorización tres días antes de contar con el visto bueno de su asesor jurídico y sin esperar respuesta a las observaciones de peligro de sus técnicos. También después de la firma de Solá, el mismo 28 de marzo, la presidente del Instituto Nacional de Semillas, Adelaida Harries, informa que la soja resistente al glifosato cumple con los requisitos de inscripción en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares. En el folio 140 del expediente consta un documento que debería haberlo iniciado. Una semana después de concedida la autorización, el ingeniero Batista envía al presidente del Iascav un escrito sin membrete, firma ni identificación del autor titulado “Organismos modificados genéticamente. Consideraciones para su Evaluación”. Dice que influirán en la calidad de vida de las próximas generaciones y que “este avance en caminos aún desconocidos, obliga a que sean desandados con prudencia”. Sus productos “deberían ser pasibles de estudios que garanticen no sólo los aspectos de impacto medioambientales y nutricionales sino, fundamentalmente, los referentes a seguridad e inocuidad”. Entre esos
  12. 12. 12 estudios menciona “absorción, distribución y biotransformación de sustancias químicas ‘in vivo’ o ‘in vitro’, ensayos experimentales de toxicidad en animales, de corto, mediano y/o largo plazo”, nada de lo cual se hizo aquí. Estas gravísimas irregularidades deberían acarrear la nulidad de la resolución como acto lícito, arrojan tardía luz acerca del vicio de origen de la mayor transformación económico-social y política producida en el país en las últimas décadas y explican que Solá sea uno de los portavoces del bloque agrario que ahora intenta subordinar a sus intereses al conjunto de la sociedad argentina. Solá invocó el 25 de marzo un dictamen jurídico que por entonces no existía. Recién se firmó tres días después. Amenazas a un científico Algunos de esos estudios recién se están haciendo ahora. Según el que realizó el investigador Andrés Carrasco, reproducido aquí hace dos semanas por el periodista Darío Aranda, el glifosato en dosis muy inferiores a las que se emplean en la agricultura produce gravísimas alteraciones embrionarias. El doctor en medicina Carrasco, de 63 años, trabaja desde hace casi treinta en desarrollo
  13. 13. 13 embrionario, fue presidente del Conicet y es Subsecretario De Innovación Científica y Tecnológica del Ministerio de Defensa. Realizó el experimento en su laboratorio de embriología molecular, con sede en el Instituto de Biología Celular y Neurociencias de la Facultad de Medicina, en la Universidad Nacional de Buenos Aires. La difusión de su estudio dio lugar a virulentas reacciones del lobby agromediático. Comenzó con una nota en Clarín de Matías Longoni, uno de los principales colaboradores del ex director del INTA y lobbysta sojero Héctor Huergo en el suplemento Clarín Rural, quien lo descalificó como “un supuesto estudio científico”. Siguió con una nota en La Nación, sobre un “estudio de supuesta validez científica”. Clarín está asociado con La Nación en la feria anual Expoagro, en torno de la cual se realizan cada año negocios por no menos de 300 millones de dólares vinculados con los productos transgénicos y sus encadenamientos económicos. A mediados de esta semana Carrasco fue víctima de un acto intimidatorio en la propia Facultad de Medicina, donde cuatro hombres llegaron hasta su laboratorio e increparon a una colaboradora de Carrasco. Dos de ellos, que parecían “muy nerviosos y exaltados”, se presentaron como miembros de la Cámara de la Industria de
  14. 14. 14 Fertilizantes y Agroquímicos y se negaron a dar sus nombres. Los otros dos dijeron ser abogado y escribano. En ausencia de Carrasco interrogaron a la investigadora y exigieron ver “los informes, los experimentos”, para lo que carecían de cualquier título. Dejaron una tarjeta del estudio Basílico, Santurio & Andrada a nombre del abogado Alejandro Felipe Noël. El decano de la Facultad de Medicina se solidarizó con Carrasco y le ofreció el asesoramiento del área jurídica de la facultad. Cuando desde la facultad llamaron al estudio para verificar la existencia del abogado recibieron la respuesta de que no estaba. Carrasco no oculta su indignación por la presencia amenazante de estas personas, que “no tienen derecho a hacer interrogatorios en un ámbito académico. Trataron de convertir en delito la difusión de mi trabajo, con una virulencia y agresividad enormes”. Por la noche encontró en el contestador de su teléfono insultos a “este señor que no quiere mostrar el informe”. Carrasco explica: “Si yo sé algo no me voy a callar la boca. En todo caso pongo en juego mi prestigio entre mis pares. Si lo que digo es falso, yo resultaré perjudicado, si es verdad, compartamos los beneficios de saber”.
  15. 15. 15 El 16 de abril esa cámara (Ciafa) y la de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe) dijeron en una declaración conjunta que para el Senasa el principio activo glifosato en su uso normal está dentro del grupo de activos de menor riesgo toxicológico y se lo utiliza con éxito en todo el mundo. Aprobado por los organismos de protección ambiental de Estados Unidos y Europa, se comercializa en más de 140 países. Agregan que no presenta efectos nocivos sobre la fauna, la microfauna ni la salud humana, ni tiene efectos inaceptables para el ambiente. Todos nos beneficiamos El dirigente de la Federación de Tierra y Vivienda Luis D’Elía dijo a este diario que durante una reunión propiciada por el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, Huergo le sugirió que recibiría beneficios económicos si colaboraba con la reducción de las retenciones a la exportación de la soja de laboratorio. El diálogo ocurrió en noviembre de 2007, cuando el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner elevó la alícuota del 27 al 35 por ciento, es decir varios meses antes de que la presidente CFK y el ministro de Economía Martín Loustau implantaran las retenciones móviles.
  16. 16. 16 D’Elía dice que el encuentro se produjo cuando él había renunciado a la Comisión Nacional de Tierras y su relación con el gobierno nacional parecía quebrada, a raíz de sus declaraciones sobre el conflicto en Medio Oriente. Buzzi, con quien en 2001 había formado parte del Frente Nacional contra la Pobreza (Frenapo), le pidió que lo acompañara a una entrevista en los estudios de Canal Rural, con el ingeniero Huergo, y luego los tres fueron a desayunar. Buzzi le dijo que Huergo era “un fenómeno” y que podía ayudarlos a financiar toda la actividad a favor de las reivindicaciones de la Federación. Esos reclamos que D’Elía apoyaba, contra la concentración y la extranjerización de la tierra y a favor de una nueva ley de arrendamientos, no aparecieron en la conversación. “Me fui dando cuenta de que el punto principal que planteaban era la rebaja de las retenciones a la soja. Querían el apoyo de los movimientos sociales para eso”, dice D’Elía. Agrega que Huergo le guiñó un ojo mientras le decía: “Hay que defender la soja y con la soja tenemos que ganar todos, ¿me entiende?”. D’Elía concluye: “creyeron que como estaba mal con el gobierno me sumaría. Pero conmigo se equivocaron”.
  17. 17. 17 La soja y el dengue Un trabajo reciente del ingeniero agrónomo Alberto Lapolla vincula la epidemia de dengue con la sojización. Desde hace años se advierte una invasión de mosquitos de las especies Aedes y Culex en lugares del país y épocas del año inhabituales, como la pampa húmeda mucho más allá del verano. En 2008, la invasión se extendió hasta mayo, pese al descenso de la temperatura. Ya en 2007 y 2008 hubo casos de fiebre amarilla en Bolivia, Paraguay, Brasil y el Norte argentino, que entonces se adjudicaron a viajeros, porque es confortable pensar que el mal siempre viene de afuera. Con la epidemia de dengue de este año se hizo evidente que la invasión incluía al temible Aedes aegypti, vector de la fiebre amarilla y el dengue. El estudio de Lapolla señala la equivalencia del mapa de la invasión mosquitera con el de la República Unida de la Soja, según la definición de la multinacional Syngenta: Bolivia, Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay, donde el poroto transgénico de Monsanto se fumiga con el herbicida glifosato, y sus compañeros de ruta, 2-4- D, Atrazina, Endosulfán, Paraquat, Diquat y Clorpirifós. Todos los venenos mencionados “matan peces y anfibios, sapos, ranas, escuerzos, etc., es decir los predadores naturales de los
  18. 18. 18 mosquitos, de los que se alimentan tanto en su estado larval como de adultos”. Esto se comprueba en “la casi desaparición de la población de anfibios en la pradera pampeana y en sus cursos de agua principales, ríos, arroyos, lagunas y bosques en galería, así como el elevado número de peces que aparecen muertos o con deformaciones físicas y graves afectaciones en su capacidad reproductiva”, como han informado reiterados estudios e investigaciones. A esto debe sumarse la deforestación en las áreas boscosas y de monte del Noreste y el Noroeste, que destruyó su equilibrio ambiental, “liquidando el refugio y hábitat natural de otros predadores de los mosquitos, lo cual permite el aumento descontrolado de su población”. Hace dos semanas visitó la Argentina la periodista francesa Marie-Monique Robin para la presentación de su libro El mundo según Monsanto, recién traducido al castellano. La ministra de Salud Graciela Ocaña la invitó a conversar, pero no pudo asistir a la cita porque fue llamada desde la presidencia por la irrupción de la epidemia de dengue. En su lugar, la audiencia se realizó con el secretario de Determinantes de la Salud y Relaciones Sanitarias, Licenciado Alberto Hernández. “Fue muy simpático y amable, pero no tenía la menor idea del tema. Al punto que me
  19. 19. 19 preguntó por qué había tantas fumigaciones”, fue el azorado comentario de la investigadora. Por Horacio Verbitsky para Página 12 -diario de la República Argentina
  20. 20. 20
  21. 21. 21 Y ahora yo me pregunto: ¿Perturbar a la naturaleza es como desafiar a Dios? La respuesta es sí. No importa si somos creyentes, ateos, o si creemos que nadie es superior al hombre. Lo cierto es que nosotros, los seres más inteligentes del Universo, estamos envenenando los suelos, el aire, el agua, los alimentos y la gente, es decir, estamos realizando: “El genocidio de la humanidad.” Y con ello, nos sentimos poderosos, ya que establecemos el siguiente desafío: “Podemos destruir el planeta y los seres que Dios creó.” Pero no te atrevas “Homo sapiens”, usa tu mente y piensa porque no podrás hacerlo, te lo dice alguien que escribe versos, como estos: “ ¿Acaso no te ves? ¿ No ves tu pequeñez ? “Mas se ríe el silencio a carcajadas, por tanta ingenuidad y tanto empeño, perdido entre galaxias de misterio. ¿Adónde vas? Te grita el” Más allá” ¿Qué quieres encontrar frágil criatura del espacio sideral?
  22. 22. 22 ¿No tienes gravedad que te detenga? ¿No sientes el vacío que es inmenso? ¿No te encandila la luz de las estrellas? ¿Acaso quieres ser un gigante de fuego como el sol? ¿Acaso no te ves, pobre cazador de sueños y cometas? ¡Casual constelación de besos y recuerdos! Eres un simple asteroide del miedo y el placer, esclavo zodiacal del desconcierto. Tu sitio sigue igual, entre esas coordenadas donde estás, en traslación constante y por casualidad, entre el ser y el no ser del movimiento. Regresa a tu lugar, tu cuerpo es nada más que un simple capricho de nucleicos…”
  23. 23. 23 Pero sigamos investigando: “Síndrome de perturbación ambiental” Paul Epstein, de la Facultad de Medicina de Harvard, señala cuatro síntomas que resultan evidentes: • El resurgimiento de enfermedades infecciosas, como fiebre tifoidea, cólera y neumonía, y el surgimiento de nuevas enfermedades, como la tuberculosis resistente a los medicamentos y los trastornos en la reproducción en los seres humanos y animales ,vinculados con las sustancias químicas. • La pérdida de diversidad biológica y de posibles fuentes de nuevos fármacos y plantas alimenticias. • La reducción del número de animales esenciales para el equilibrio ecológico, de agentes polinizantes, como abejas, pájaros, murciélagos, mariposas y escarabajos, que son indispensables para la reproducción de las plantas con flor. • La proliferación de algas dañinas a lo largo de las costas del mundo, lo que lleva a más brotes mortíferos de enfermedades como la ciguatera y el envenenamiento paralizador producido por la ingestión de mariscos. A esos síntomas, podría yo agregarle la tala indiscriminada de árboles, la contaminación
  24. 24. 24 atmosférica por efecto de las guerras y bombardeos intensos, la desertificación que produce el mal uso de la tierra y el aumento de lluvias e inundaciones que provoca el desequilibrio ambiental que es producido por el hombre. La radiación que provocan los adelantos tecnológicos, como antenas, basureros nucleares en el mar y en la tierra, etc. O los nuevos armamentos, como bombas de fósforo, o químicas. Voy a recomendarles, a quienes quieran indagar más, las siguientes publicaciones de Epstein ( se buscan y se traducen en Goggle): 1)Almendares J y Epstein PR.- Cambio Climático y Salud vulnerabilidades. Estado del Mundo 2009 Climático Conexiones.Worldwatch Institute. 2) Epstein PR.- El cambio climático y la salud humana. En: OIM (Instituto de Medicina) El cambio climático mundial y los fenómenos meteorológicos extremos: la comprensión de las contribuciones a las enfermedades infecciosas emergenc e. Washington, DC: National Academies Press, 2008:75-78. 3) Epstein PR. - El cambio climático futuro: la salud ecológica y económica. En: OIM (Instituto de Medicina) El cambio climático mundial y los fenómenos meteorológicos extremos: las contribuciones a la comprensión de la aparición de enfermedades infecciosas.
  25. 25. 25 Washington, DC: National Academies Press, 2008:79 Otra obra que quiero recomendarles es “El mundo según Monsanto” de la francesa Marie-Monique Robin. Precisamente, en el periódico “PÁGINA 12” se ha publicado un reportaje a la autora, realizado por Darío Aranda, que es muy valioso y que les reproduzco textualmente: “Quien controla las semillas controla la comida y la vida” Una compañía líder, un modelo agrario y sus consecuencias sociales y sanitarias. Los secretos de la empresa, su poder ante los gobiernos y la ciencia. La investigadora francesa aborda todas las claves para contextualizar el monocultivo de soja y los agro- tóxicos a nivel global. – ¿Cómo define a Monsanto? –Monsanto es una empresa delincuente. Lo digo porque hay pruebas concretas de ello. Fue muchas veces condenada por sus actividades industriales, por ejemplo el caso de los PCB, producto que ahora está prohibido, pero sigue contaminando el planeta. Durante 50 años el PCB estuvo en los transformadores de energía.
  26. 26. 26 Y Monsanto, que fue condenada por eso, sabía que eran productos muy tóxicos, pero escondió información y nunca dijo nada. Y es la misma historia con otros dos herbicidas producidos por Monsanto, que formaron el cóctel llamado “agente naranja” utilizado en la guerra de Vietnam, y también sabía que era muy tóxico e hizo lo mismo. Es más, manipuló estudios para esconder la relación entre las dioxinas y el cáncer. Es una práctica recurrente en Monsanto. Muchos dicen que esto es el pasado, pero no es así, es una forma de obtener ganancias que aún hoy está vigente. La empresa nunca aceptó su pasado ni aceptó responsabilidades. Siempre trató de negar todo. Es una línea de conducta. Y hoy sucede lo mismo con los transgénicos y el Roundup. – ¿Cuáles son las prácticas comunes de Monsanto en el orden global? –Tiene prácticas comunes en todos los países donde actúa. Monsanto esconde datos sobre sus productos, pero no sólo eso, también miente y falsea estudios sobre sus productos. Otra particularidad que se repite en Monsanto es que cada vez que científicos independientes tratan de hacer su trabajo a fondo con los transgénicos, tienen presiones o pierden sus trabajos. Eso también sucede en los organismos de Estados Unidos como son la FDA (Administración de
  27. 27. 27 Alimentos y Medicamentos) o EPA (Agencia de Protección Ambiental). Monsanto también es sinónimo de corrupción. Dos ejemplos claros y probados son el intento de soborno en Canadá, que originó una sesión especial del Senado canadiense, cuando se trataba la aprobación de la hormona de crecimiento lechera. Y el otro caso es en Indonesia, donde Monsanto fue condenada porque corrompió a cien altos funcionarios para poner en el mercado su algodón transgénico. No dudamos que hay más casos de corrupción donde Monsanto es quien corrompe. –Usted también afirma que la modalidad de “puertas giratorias” es una práctica habitual. –Sin duda. En la historia de Monsanto siempre está presente lo que en Estados Unidos se llama “la puerta giratoria”. Un ejemplo claro: el texto de reglamentación que regula los transgénicos en Estados Unidos fue publicado en 1992 por la FDA, la agencia norteamericana encargada de la seguridad de alimentos y medicamentos. La cual se supone es muy seria, al menos siempre yo pensaba eso, hasta antes de este trabajo. Cuando decían que un producto había sido aprobado por la FDA pensaba que era seguro. Ahora sé que no es así. En el ’92, el texto de la FDA fue redactado por Michael Taylor, abogado de Monsanto que ingresó a la FDA para hacer ese
  28. 28. 28 texto y luego fue vicepresidente de Monsanto. Un ejemplo muy claro de “puerta giratoria”. Hay muchos ejemplos, en todo el mundo. –Monsanto fabricó el agente naranja, PCB y glifosato. Y tiene condenas por publicidad engañosa. ¿Por qué tiene tan buena prensa? –Por falta de trabajo serio de los periodistas y la complicidad de los políticos. En todo el mundo es igual. –¿Por qué Monsanto no habla? –¿Has probado llamarlos? –Sí, pero no aceptaron preguntas. –También es lo mismo en todo el mundo. Ante cualquier periodista crítico, Monsanto tiene una sola política: “No comments” (sin comentarios). –¿Qué significa Monsanto en el mercado mundial de alimentos? –La meta de Monsanto es controlar la cadena alimentaria. Los transgénicos son un medio para esa meta. Y las patentes una forma de lograrlo. La primera etapa de la “revolución verde” ya quedó atrás, fue la de plantas de alto rendimiento
  29. 29. 29 con utilización de pesticidas y la contaminación ambiental. Ahora estamos en la segunda etapa de esa “revolución”, donde la clave es hacer valer las patentes sobre los alimentos. Esto no tiene nada que ver con la idea de alimentar al mundo, como se publicitó en su momento. El único fin es aumentar las ganancias de las grandes corporaciones. Monsanto gana en todo. Te vende el paquete tecnológico completo, semillas patentadas y el herbicida obligatorio para esa semilla. Monsanto te hace firmar un contrato por el cual te prohíbe conservar semillas y te obliga a comprar Roundup, no se puede utilizar un glifosato genérico. En este modelo Monsanto gana en todo, y es todo lo contrario de la seguridad alimentaria. De paso, recordemos, que la soja transgénica que se cultiva aquí no es para alimentar a los argentinos, es para alimentar a los puercos europeos. Y qué pasará en Argentina cuando las carnes de Europa deban etiquetarse con que fueron alimentadas con soja transgénica. Se dejará de comprar carnes de ese tipo y Argentina también recibirá el golpe, porque le bajará la demanda de soja. –Estuvo en Argentina, Brasil y Paraguay. ¿Qué particularidades encontró en la región? –Hay que recordar que Monsanto entró aquí gracias al gobierno de Carlos Menem, que permitió
  30. 30. 30 que la soja transgénica entrara sin ningún estudio. Fue el primer país de América latina. Luego desde Argentina se organizó un contrabando de semillas transgénicas, de grandes productores, hacia Paraguay y Brasil, que se vieron obligados a legalizarlo porque eran cultivos que luego se exportaban. Y luego llegó Monsanto a reclamar sus regalías. Fue increíble cómo se expandió la soja transgénica en la región, y en tan pocos años. Es un caso único en el mundo. –En la década del ’90 Argentina era denominada como alumno modelo del FMI. Hoy, con 17 millones de hectáreas con soja transgénica y la utilización de 168 millones de litros sólo de glifosato, ¿se puede decir que Argentina es un alumno modelo de los agro negocios? –Sí, claro. Argentina adoptó el modelo Monsanto en tiempo record, es un caso paradigmático. Pero también hubo algunos problemitas con el alumno modelo. Como las semillas transgénicas son patentadas, Monsanto tiene el derecho de propiedad intelectual. Eso significa, como lo vi en Canadá y Estados Unidos, que les hacen firmar a los productores un contrato en los que se comprometen a no conservar parte de sus cosechas para resembrar el año próximo, lo que suelen hacer los agricultores
  31. 31. 31 de todo el mundo. Monsanto lo denuncia como una violación de su patente. Entonces Monsanto envía la “policía de genes”, que es algo increíble, detectives privados que entran a los campos, toman muestras, verifican si es transgénico y si el agricultor ha comprado sus semillas. Si no las han comprado, realizan juicios y Monsanto gana. Es parte de una estrategia global: Monsanto controla la mayoría de las empresas semilleras y patenta las semillas, exigiendo que cada campesino compre sus semillas. Lo que pasó aquí es que la ley argentina no prohíbe guardar las semillas de una cosecha y utilizarlas en la próxima siembra. En un primer momento Monsanto dijo que no iba a pedir regalías, y dio semillas baratas y Roundup barato. Pero en 2005 comenzó a pedir regalías, rompió el acuerdo inicial y por eso mantiene un enfrentamiento judicial con su alumno preferido. –El Roundup tiene un papel protagónico en este modelo. Muchas comunidades campesinas e indígenas denuncian sus efectos, pero hay pocas prohibiciones. –Es un impacto increíblemente silenciado. Nadie puede negar lo que traen aparejadas las fumigaciones con este herbicida, totalmente nocivo. Tengo la seguridad de que va a ser prohibido en algún momento, como fue el PCB, estoy segura de
  32. 32. 32 que llegará ese momento. De hecho en Dinamarca ya fue prohibido por su alta toxicidad. Es urgente analizar el peligro de los agroquímicos y los OGM (Organismos Genéticamente Modificados). –Sin embargo, las grandes empresas del sector prometen desde hace décadas que con transgénicos y agro tóxicos se logrará aumentar la producción, y así se acabará con el hambre del mundo. –Argentina es el mejor ejemplo de esa mentira. ¿Qué tal le ha ido con la sojización del país? Se ha perdido en la producción de otros alimentos básicos y aún hay hambre. Este modelo es el modelo del monocultivo, que acaba con otros cultivos vitales. Es una transformación muy profunda de la agricultura, que lleva directo a la pérdida de la soberanía alimentaria, y lamentablemente ya no depende de un gobierno para poder revertirlo. – ¿Por qué al proceso agrario actual usted lo llama “la dictadura de la soja”? –Es una dictadura en el sentido de un poder totalitario, que abarca todo. Hay que tener claro que quien controla las semillas controla la comida y controla la vida. En ese sentido, Monsanto tiene un poder totalitario. Es tan claro que hasta Syngenta, otra gran empresa del sector y
  33. 33. 33 competidora de Monsanto, llamó a Brasil, Paraguay y Argentina “las repúblicas unidas de la soja”. Estamos en presencia de un programa político con fines muy claros. Una pregunta simple lo demuestra: ¿Quién decide qué se va a cultivar en Argentina? No lo decide ni el Gobierno ni los productores, lo decide Monsanto. La multinacional decide qué se sembrará, sin importar los gobiernos, lo decide una empresa. Y, para peor, la segunda ola de transgénicos va a ser muy fuerte, con un modelo de agro combustibles que acarrea más monocultivo. Y, a esta altura, ya está claro que el monocultivo es pérdida de biodiversidad y es todo lo contrario de la seguridad alimentaria. Ya no hay dudas de que el monocultivo, ya sea de soja o para biodiésel, es el camino hacia el hambre. – ¿Cuál es el papel de la ciencia en el modelo de agro negocios, donde Monsanto es sólo su cara más famosa? –Antes pensaba que cuando un estudio era publicado en una prestigiosa revista científica, se trataba de un trabajo serio. Pero no. Las condiciones en que se publican algunos estudios son tristes, con empresas como Monsanto presionando a los directores de las revistas. En el tema transgénico queda muy claro que es casi imposible realizar estudios del tema. En muchas partes del mundo, Estados Unidos o Argentina, los
  34. 34. 34 laboratorios de investigación son pagados por grandes empresas. Y cuando el tema es semillas, transgénicos o agroquímicos, Monsanto siempre está presente y siempre condiciona las investigaciones. – ¿Los científicos tienen temor o son cómplices? –Ambas cosas. El temor y la complicidad están presentes en los laboratorios del mundo. En el libro dejo claro que hay científicos, en todos los países, cuya única función es legitimar el trabajo de la empresa. – ¿Cuál es el papel de los gobiernos para que empresas como Monsanto avancen? –Los gobiernos son los mejores propagandistas de los OGM (Organismos Genéticamente Modificados). Realizan un trabajo de lobby increíble. Monsanto les lleva sus estudios, su información, sus revistas y fotos, todo muy lindo. Les dicen a los políticos que no habrá contaminación y salvarán al mundo. Y los políticos hacen lo suyo. Y también hay presiones. Diputados franceses han denunciado públicamente las presiones de Monsanto, hasta reconocieron que la compañía contactó a cada uno de los 500 diputados para que legislen según los intereses de la empresa.
  35. 35. 35 – ¿Y el papel de los medios de comunicación? –Me da mucha pena porque soy periodista y creo en lo que hacemos, creo que es una profesión con un papel muy importante en la democracia, pero hay una gran manipulación de los medios. En todo lo referido a los transgénicos, la prensa no trabaja seriamente. Los medios miran la propaganda de Monsanto y la publican sin cuestionamientos, como si fueran empleados de la empresa. También es público que Monsanto invita a comer a los periodistas, les realiza regalos, los lleva de viaje a Saint Louis (donde está su sede central); los periodistas van muy contentos, pasean por los laboratorios, no preguntan nada y ya. Así funcionan los medios con Monsanto. También registré casos en los que Monsanto busca, en cada medio de comunicación, un defensor. Establece contacto con él y logra opiniones favorables. No sé si hay corrupción, pero sé que Monsanto logra su objetivo. En Argentina es claro cómo actúa, al ver algunos artículos de suplementos rurales se ve que en lugar de artículos periodísticos son publicidades de Monsanto. No pareciera que un periodista lo escribió, fue directamente la compañía. – ¿Qué evaluación hace del enfrentamiento entre el Gobierno y las entidades patronales del agro?
  36. 36. 36 –En 2005 entrevisté a Eduardo Buzzi, estaba furioso por el asunto de las regalías reclamadas por Monsanto. Hablaba de las trampas de Monsanto. Y además hablaba de los problemas que traía la soja, hasta me puso en contacto con pequeños productores que me hablaron de las mentiras de Monsanto, de la resistencia que mostraban las malezas, que había que utilizar más herbicidas y que los campos quedaban como tierra muerta. Buzzi sabía todo eso y me decía que cuestionaba ese modelo, afirmaba que la soja traía la destrucción de la agricultura familiar y me decía que Federación Agraria representaba ese sector, que enfrentaba a los pool de siembra y a las grandes empresas. Y Buzzi denunciaba mucho este modelo, muy buen discurso. Pero ahora no sé qué pasó. Nunca lo volví a ver y me gustaría preguntarle qué le pasó que ahora se une con las entidades más grandes, me extraña mucho el cambio que muestra. Y encima Buzzi está con Aapresid (Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa –integrada por todas las grandes empresas del sector, incluidas las semilleras y agroquímicas–), que es la que más gana con todo este modelo, y que apareció poco en este conflicto. Aapresid manipula todo y está con los grandes sojeros, que no son agricultores y que hasta promueven un modelo sin agricultores. Entonces no entiendo cómo Federación Agraria dice
  37. 37. 37 representar productores chicos y está con Aapresid. Lo de Federación Agraria es muy extraño, no se entiende. – ¿Y el papel del Gobierno? –Las retenciones pueden ser que frenen algo del proceso de sojización. Pero no es una solución frente a un modelo tan agresivo. La solución tiene que ser algo mucho más radical y no a corto plazo. Claro que la tentación de los gobiernos es grande, la soja trae buenos ingresos, pero hay que pensar a largo plazo. No hay soluciones simples y cortoplacistas para un modelo que echa a campesinos de sus tierras y, fumigaciones mediante, contamina el agua, la tierra y la gente…” Hasta aquí el reportaje, pero yo quiero recordarles que fueron FELIPE SOLÀ y CARLOS MENEM , los responsables en Argentina de la llegada de Monsanto y de los transgénicos. Fue el primer país de Latinoamérica en permitir su explotación. Hoy por suerte, hay investigaciones al respecto. Veremos si con ellas, se puede evitar que los grandes productores agropecuarios sojeros invadan el Congreso, golpeen a los legisladores y los amenacen, para favorecer a Monsanto. Pero ¿Ud. los va a dejar? No creo. Y mucho menos, si sigue leyendo estos artículos, veamos:
  38. 38. 38 Argentina: científicos exponen efectos del glifosato ( por IPS) El glifosato, herbicida ampliamente usado en cultivos de soja de Argentina, causa malformaciones en el desarrollo de embriones anfibios, afirman científicos de este país que divulgaron algunos hallazgos de una investigación todavía inédita "Las deformaciones observadas son consistentes y sistemáticas", dijo a IPS el profesor Andrés Carrasco, director del Laboratorio de Embriología Molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). La disminución del tamaño de las cabezas de los embriones, alteraciones genéticas en el sistema nervioso central, incremento de muerte de células que intervienen en la formación del cráneo y cartílagos deformados fueron efectos repetidos en el experimento de laboratorio, resumió el biólogo. La noticia había sido divulgada el lunes por el diario Página 12. El científico aclaró a IPS que las conclusiones corresponden a un "reporte de investigación con datos precisos", pero que el trabajo final aún no está listo para su publicación. Sin embargo, consideró necesario difundir los
  39. 39. 39 primeros resultados "por una cuestión de interés general". El glifosato es el principio activo del herbicida Roundup, fabricado por la corporación estadounidense Monsanto, que desarrolló las semillas de soja genéticamente modificadas para resistir altas dosis de ese producto que combate las malezas y toda otra especie verde que no sea esa variedad transgénica. Según comentó a IPS la responsable de comunicaciones de la empresa en Argentina, Fernanda Pérez Cometto, Monsanto tiene "diversos estudios que muestran la inocuidad del herbicida en humanos, en animales y en el ambiente". Pero hasta no conocer el estudio adelantado por la UBA, la compañía "no emitirá opinión". "Es clave conocer qué tipo de metodología se utilizó para tener evidencias, por eso solicitamos al laboratorio una copia del estudio", dijo Pérez Cometto. De todos modos, insistió, el herbicida de Monsanto fue evaluado en 1996 por autoridades argentinas que lo calificaron como de "improbable riesgo agudo". "Obviamente que es una sustancia que debe ser usada correctamente, con los recaudos previstos en la etiqueta, como el repelente o la lavandina (hipoclorito de sodio).
  40. 40. 40 Uno no se puede tomar un vaso de herbicida y pretender que no tenga ningún efecto", afirmó. El biólogo Carrasco explicó que en una primera fase del experimento, se sumergieron embriones anfibios en una solución del herbicida diluido en agua en una proporción hasta 1.500 veces menor a la utilizada hoy en las siembras argentinas. Los embriones desarrollaron deformaciones en la cabeza. En una segunda etapa, células embrionarias inyectadas con glifosato diluido en agua, pero sin los aditivos del producto comercial para facilitar su penetración, manifestaron un impacto más negativo aún, lo que revela que la toxicidad está en el principio activo, no en las demás sustancias, dijo. "Se debería suponer con certeza que lo mismo que ocurre conanfibios puede ocurrir en humanos", dijo Carrasco, que trabaja con un equipo de especialistas en biología, bioquímica y genética desde hace 15 meses. Los resultados son comparables por la conservación de los mecanismos que regulan el desarrollo embrionario de los vertebrados. "Es evidente que el glifosato no es inocuo, no se degrada ni se descompone, sino que se acumula en las células", advirtió. Una mezcla potenciada de glifosato rociada desde aviones es una de las armas que utilizan las
  41. 41. 41 autoridades de Colombia para erradicar por la fuerza las plantaciones ilegales de coca, materia prima de la cocaína. Los efectos de estas fumigaciones sobre otros cultivos, animales y personas en zonas fronterizas con Ecuador dieron pie a denuncias internacionales de Quito contra Bogotá. En Argentina se utilizan cerca de 200 millones de litros de glifosato por año. La soja ocupa alrededor de 50 por ciento de la superficie agrícola, casi 17 millones de hectáreas, y es el principal producto de exportación. El herbicida se aplica principalmente mediante fumigación aérea. El ingeniero agrónomo Jorge Gilbert, del estatal Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), dijo a IPS que el glifosato, como otros productos químicos utilizados para combatir malezas o plagas, "no es bueno o malo por sí mismo, sino que depende de las técnicas de aplicación que se utilizan". El INTA brinda asesoramiento técnico a los agricultores, pero nunca asumió una posición crítica a la soja transgénica. Al contrario, muchos de sus profesionales consideran que la introducción de la semilla modificada resistente al
  42. 42. 42 herbicida ha constituido un avance en el desarrollo rural. En cambio, organizaciones ambientalistas y sociales denuncian desde hace al menos cinco años que las zonas pobladas aledañas a las siembras de soja sufren gran cantidad de casos de cáncer, malformaciones congénitas, lupus, enfermedades renales y respiratorias, dermatitis y otros males. El no gubernamental Grupo de Reflexión Rural (GRR), que en 2006 lanzó la campaña "Paren de Fumigar" en las provincias con más plantaciones de soja, publicó este año un informe con testimonios de habitantes, activistas y médicos rurales de decenas de localidades del país. El abogado del GRR, Osvaldo Fornari, dijo a IPS que el informe fue presentado a la justicia federal para que investigara el trámite de aprobación del herbicida y, con base en los casos de supuestos damnificados por la contaminación, reclamó la aplicación del principio precautorio y la prohibición preventiva del uso de Roundup. La presidenta Cristina Fernández estableció por decreto una comisión nacional, integrada por personal técnico del Ministerio de Salud, las Secretarías de Ambiente y de Agricultura y el
  43. 43. 43 INTA, que deberá determinar los impactos sanitarios y ambientales del glifosato….” Hasta aquí la nota, pero sigamos usando el intelecto: Pienso que Monsanto ha invertido mucho dinero para luchar contra las retenciones de la soja en la Argentina, o sea, comprando periodistas, políticos, candidatos, etc. Claro, que como se trata de actos de corrupción no pueden probarse, porque en eso consiste, precisamente, la corrupción, en ocultar las pruebas. Por eso, es que muchas veces, prefiero escribir versos como estos: Noticiero de Enero Hoy, en las noticias vi: a un niño africano dibujado en huesos, a un diputado gordo hablando del hambre de la gente y a una pobre mujer que le rezaba a Dios. Y en los comerciales,
  44. 44. 44 unas chicas bailaban merengue. Hoy, en las noticias ví: a los lisiados de la India a causa de la Polio. A los inspectores de la DGI saliéndose con la suya. A ladrones vestidos de inocentes en actos oficiales, y a un ministro recitando versos sin rimas, mientras promovían un CD de Julio Iglesias. Hoy, en las noticias vi. el comienzo de una guerra sin final entre hombres de cara tapada y otros que no tenían cara. Vi a una madre porteña juntando los pedazos de sus hijos, con una mano apretada en su garganta porque el mundo se le hacía irrespirable. Mientras, en los comerciales, mostraban el último modelo Diesel.
  45. 45. 45 Pero sigamos con los venenos cotidianos: Porque mientras más leo los informes de la prensa pseudos-independiente, más pienso que los argentinos vivimos en las nubes, por más que muchos hayamos ido a la Universidad. Les regalo otra noticia: IPS Noticias, Internet, 14-3-09 Por D. A. Monsanto es la empresa de agro negocios más grande del mundo, presente en 46 países, controla el 20 por ciento del mercado mundial de semillas transgénicas y es líder en la venta de agro tóxicos. En sus 108 años de existencia impulsó el uso del PCB (elemento cancerígeno utilizado en transformadores eléctricos), fue proveedor en la guerra de Vietnam del químico “agente naranja” (utilizado por las tropas estadounidense para arrasar el territorio enemigo) y cuenta con centenares de denuncias por afectar el ambiente y la salud de campesinos e indígenas. Con su sede central en Estados Unidos, fue fundada en el 1901 por John Francis Queeny, empleado de la industria farmacéutica que tomó el nombre de su esposa (Olga Méndez Monsanto) y creó una pequeña empresa, pero de rápido crecimiento: en la década del ’20 ya había
  46. 46. 46 convertido a la compañía en una de las principales químicas del país. En 1976 comenzó su escalada mundial, cuando fue autorizada a comercializar el agro tóxico –a base de glifosato– Roundup, “que pasaría a convertirse en el herbicida más vendido del mundo”, se ufana la publicidad corporativa. En 1981 la compañía se estableció como líder en investigación biotecnología, pero recién en la década del ’90 fue aprobada una decena de sus productos modificados genéticamente, entre ellos la “Soja RR (Roundup Ready)”. Marie-Monique Robin es periodista y documentalista. En 2004 realizó un documental en el que explica de qué manera los militares franceses influyeron en sus pares argentinos durante la dictadura militar (Escuadrones de la Muerte: La Escuela Francesa). Y en 2005 realizó un trabajo específico sobre el monocultivo (Argentina, la soja del hambre). Fue su primer acercamiento a las multinacionales del sector y, luego de tres años de investigar el rol global de las empresas, escribió El mundo según Monsanto –un libro de 528 páginas, que se acaba de presentar en Argentina–, donde explicita basándose en pruebas el accionar silenciado de Monsanto, la empresa pilar del actual modelo de agro negocios.”
  47. 47. 47 EN ESTOS DÍAS DE ABRIL DEL 2009, he oído a muchos políticos y agropecuarios decir que no hay pruebas científicas sobre la toxicidad del glifosato. ¿Es que se necesitan pruebas ante tanta evidencia? Veamos: ¡¡¡ LA MUERTE DESDE EL CIELO !!! “ …Tras desperfecto en avión fumigador Más de 50 vacunos murieron contaminados en Guichón Guichón, Uruguay, 11 de abril de 2009. El diario digital “El Carolino” entrevistó a la doctora Graciela Cristina Gómez* Quien está desarrollando una fuerte campaña sobre este tema en Argentina. La especialista dijo que Uruguay integra la "República Unida de la Soja", junto con Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia. Aseguró que la utilización de agro tóxicos es tan descarada en Uruguay como en su país, Argentina, y que los daños a la salud que le están provocando a los niños son irreparables. Por ejemplo, en Uruguay el endosulfán se usa en cebolla, tomate y frutas, pero su mayor uso es en la soja, sabiendo que este agro tóxico ha sido prohibido en 55 países, incluido Estados Unidos…”
  48. 48. 48 Información enviada por María Isabel Cárcamo, de RAP-AL Uruguay. *Noticia Fuente*: El Carolino, La República, Causa Abierta. “.Más de 50 terneros murieron y otros 700 bovinos resultaron afectados por un derrame del plaguicida endosulfán desde una avioneta fumigadora que sufrió una avería a 110 kilómetros al este de la ciudad de Guichón, en el departamento de Paysandú. La aeronave aplicaba el agro tóxico en un campo de soja. El endosulfán es un insecticida sumamente tóxico que persiste en el medio ambiente durante muchos años. Aparte de los 50 vacunos, murieron miles de peces en la Cañada del Horno, ofidios, palomas, teros y pájaros de todo tipo, por lo cual se estimaba que los centros potabilizadores del agua que abastece a la ciudad podían estar contaminados. El hecho ocurrió el jueves 9 de abril cuando la nave de una empresa de aviación que se dedica a estos trabajos sufrió un accidente por un desperfecto en uno de los mangones en pleno vuelo. Debido a ello comenzó a derramar una lata de 20 litros de Phaser 350 EC, nombre comercial del producto químico de Bayer cuyo principio activo es endosulfán, sobre un campo de la Liga del Trabajo del Guichón. Allí se realiza una experiencia única
  49. 49. 49 en el país, denominada Hotel de Terneros donde se crían alrededor de 800 terneros de 11 productores para enfrentar la crisis del déficit hídrico debido a la sequía. Lo peor es que el piloto de la aeronave no dio cuenta del accidente ni a las autoridades ni a los trabajadores que se encontraban en el lugar. A la mañana siguiente, una vez que se hicieron evidentes las consecuencias del desastre, el piloto fue detenido y se inició un juicio en el Juzgado de Paz de la ciudad de Guichón. Según estimaciones primarias, al menos 50 terneros de más de 250 kilogramos murieron sólo en un día debido a la intoxicación que les produjo ingerir pasto contaminado. Uno de los vecinos observó que la muerte de los animales fue muy rápida. "Se desplomaban o salían corriendo a la cañada cercana, no se alcanzó a hacer nada para evitar la muerte de los animales", comentó un productor damnificado. Nadie encontraba una respuesta lógica y precisa a la mortandad repentina de todos estos animales. Los técnicos identificaron posteriormente los síntomas descritos (babeo y reacciones nerviosas) como de carácter neurológico. Como prevención, los otros 700 terneros del “Hotel” fueron retirados de los campos afectados, aunque ya había varios enfermos. Según
  50. 50. 50 instrucciones técnicas, se debía evitar el contacto con el plaguicida por lo menos durante quince días, y en lo posible dar vuelta la tierra para acelerar la dispersión del elemento contaminante. Técnicos y autoridades del Laboratorio Rubino, de la Dirección de Laboratorios Veterinarios (Dilave), Policía Técnica e Intendencia Departamental se encuentran trabajando en el tema. También había preocupación debido a que los campos afectados están cerca de zonas pobladas, como es el caso de Mevir II y el Barrio Sineu” Pero mejor es que maticemos estas notas con un poco de poesías antropológica, para que podamos averiguar por qué el hombre quiere autodestruirse: …………………………….. “Cementerio de dudas sin repuestas. Montañas de respuestas para una duda. ¡Y cuánta confusión para una sola mente! ¿ Adónde van los cuerpos que gimen y palpitan? ¿Qué es lo que queda de las cosas que deseamos poseer, acaparar, como si fueran importantes?
  51. 51. 51 ¿Con quién se van? ¿Por qué? ¿Acaso puedes responder animal con razón? ¡Ser pensante! Como dicen los que saben. ¡Y cómo saben los hombres! ¿Verdad? ¡Y cuánto piensan! Mentira…………..” Pero sigamos leyendo : Los transgénicos en la nueva etapa del Capitalismo INTRODUCCIÓN “La lógica que envuelve a los transgénicos ampara la concentración global de los medios de producción en las manos de intereses estatales y corporativos que a futuro quieren ser los que deciden a quién dar de comer y a quién no, asegurando de este modo una estratégica herramienta de poder basada en el dominio total de los estómagos de los seres humanos. Los transgénicos están directamente asociados a una nueva cara del capitalismo -a la cual hemos
  52. 52. 52 denominado neo-neoliberal y la cual será explicada en el transcurso del presente ensayo- que ha optado por acelerar la colonización a partir de la utilización de los valores culturales, distintas formas de apropiación de tierra, territorio y recursos naturales, y el dominio de la alimentación a nivel mundial. En este sentido, es de extrema importancia reflexionar sobre el significado de los transgénicos y sus consecuencias en la vida social, cultural y económica de nuestro país. Sabemos que existe la suficiente capacidad social de resistencia política y técnica que seguirá incólume para retomar la agenda social de decir no a los transgénicos en un futuro cercano; en este sentido, pedimos con respeto que el Presidente Juan Evo Morales Ayma vea el modo de replantear el NO a los transgénicos agrícolas dentro del ordenamiento jurídico constitucional para asegurar la supervivencia de las generaciones futuras de las bolivianas y los bolivianos. Bajo este paraguas, pasaremos a dividir la exposición en cuatro partes: 1) el significado de los transgénicos y sus implicancias, 2) Las patentes y sus consecuencias sobre nuestros sistemas productivos agrícolas, 3) la relación de los transgénicos con la nueva etapa Neo-neoliberal del capitalismo, 4) sobre el hecho de que nadie quiere responsabilizarse por los daños
  53. 53. 53 a la salud humana y al medio ambiente que causan los OGM’s (Organismos Genéticamente Modificados). 1. El significado de los transgénicos y su implicancia Los resultados de las investigaciones de los cultivos agrícolas transgénicos difícilmente pueden ser difundidos por investigadores individuales y/o instituciones con libertad de expresión, sin arriesgar su continuidad como científicos así como su seguridad económica, pues al hacerlo van en contra de los intereses corporativos interesados en lucrar de la introducción de dicha tecnología. En este sentido, encontrar información crítica y sin parcialidades es casi como encontrar una aguja en un pajar (especialmente en países como Bolivia). Estamos, por lo tanto, ante una falta de información respecto a los transgénicos que genera inseguridad a los productores, consumidores y a la comunidad científica-social en general. Se trata de un serio atentado contra el "principio de precaución" que toda nación debe tener en cuanto a su aplicación dentro de un sistema productivo vital como es la agropecuaria. De acuerdo con este criterio inicial vemos con total claridad que aquellas empresas, estados e instituciones que promueven dicha tecnología reflejan una renuencia
  54. 54. 54 absoluta a asumir los riesgos económicos, los riesgos para la salud pública y para el medio ambiente en general que esta tecnología representa. De hecho ya se han presentado muchos problemas relacionados a los transgénicos que no consiguen ningún resarcimiento. La introducción de transgénicos en nuestro país se inicia con el Decreto Supremo N° 28225 del 1 de julio de 2005 que autoriza la producción, procesamiento, comercialización interna y externa de semillas de soya genéticamente modificada (Soya Roundup Ready o RR) resistente a glifosato y sus derivados. Actualmente esta es la soya más utilizada en Bolivia. Las experiencias del campesinado paraguayo en cuanto a la producción de soya transgénica nos arrojan la siguiente comparación: la situación laboral que se mantiene con los monocultivos de soja convencional requiere de una población rural trabajadora para el desmalezamiento y la cosecha. Mientras tanto, la soja transgénica emplea una a tres personas por 1000 hectáreas cultivada gracias a la combinación de factores derivados de la siembra directa y la resistencia al herbicida Roundup Ready (RR), que usualmente se aplica de manera aérea. Tenemos entonces que la tecnología inherente al cultivo de semillas transgénicas no representa una fuente importante de trabajo, hecho que en el
  55. 55. 55 contexto actual de falta de trabajos se convierte en un serio riesgo social y económico. Un elemento más de consideración es que este modo de aplicación difumina el herbicida RR a sectores de tierra más allá del cultivo afectando comunidades campesinas aledañas y el medio ambiente en general, con lo que se convierte, además, en un riesgo ambiental. La problemática asociada a este tipo de producción debe considerar que una parte del paquete tecnológico asociada a la producción de soya con el herbicida RR contiene glifosato, entre otros elementos nocivos. El glifosato, que es un herbicida de amplio espectro que mata todo vegetal no deseado (pastos anuales y perennes, hierbas de hoja ancha y especies leñosas), excepto cultivos genéticamente modificados para resistir este herbicida. Nótese la lógica que utilizan las transnacionales que venden semillas transgénicas: venden una planta que debe utilizar este herbicida específico, con lo que diversifican su negocio. Además, este herbicida conllevó serios problemas a la salud humana como ser: a) daños gastrointestinales, b) daños al sistema nervioso central, c) problemas respiratorios, y d) destrucción de los glóbulos rojos en humanos Estudios realizados por la empresa MONSANTO (propietario de la patente de la Soya Roundup
  56. 56. 56 Ready o RR) demostraron que existe diferencias significativas entre las semillas oriundas (o no modificadas) y aquellas con alteraciones de nutrientes y toxinas (o modificadas). Estos estudios expresaron que los contenidos de ceniza, grasa y carbohidratos tenían grandes diferencias con la soya no modificada; también se encontró que la soya modificada presenta un incremento de 27% en un inhibidor llamado trypsin, sustancia que produce alergias. Otros significativos contrastes se encontraron en los siguientes resultados: la soya genéticamente modificada (GM) presenta disminuciones del contenido proteínico, ácidos grasos y Fenilalanina, un aminoácido esencial ( la carencia de aminoácidos en la dieta limita el desarrollo del organismo, ya que no es posible reponer las células de los tejidos que mueren o crear tejidos nuevos) ; también se ha demostrado que al ser tostada, contiene casi el doble de una lecitina que puede interferir negativamente en la asimilación de nutrientes , provocando problemas de nutrición al ser humano. Por otro lado, tenemos que un estudio económico de 2004 de los cinco países productores más grandes del mundo demostró que la torta de soya cocinada de Argentina contenía 18.5% menos proteína que la torta de China e India. La torta de EEUU contenía un 8.5% menos, diferencia que
  57. 57. 57 puede ser atribuida a las modificaciones genéticas. Al tiempo del estudio casi toda la producción de soya Argentina era GM, mientras que de EEUU era mixta (soya convencional y GM). En cambio, la soya de India y China, que sostenía mejores índices de proteínas, era enteramente soya convencional o no modificada. Este factor puede convertirse en un inconveniente, para los países que producen soya GM, a la hora de competir en el mercado de exportación. Incluso se ha puesto en duda el mito de que los cultivos de soya RR tienen mejores rendimientos que la soya convencional, ya que expertos dicen que existe un parámetro de que la soya RR tiene entre un 7% a10% menor rendimiento que la soya convencional “ . En resumen, podemos decir que los pocos estudios realizados por escasos científicos y con muy pocos recursos, muchas veces interrumpidos violentamente por los intereses corporativos, arrojan respuestas negativas a las siguientes preguntas que han guiado las investigaciones sobre cultivos transgénicos: ¿Serán seguros? ¿Tendrán mejores rendimientos que los cultivos no modificados? ¿Serán consistentes en sus altos rendimientos?
  58. 58. 58 ¿Serán mejores que opciones competitivas? ¿Son verdaderamente opciones para evitar el hambre en el mundo? Recalcamos que se ha encontrado que todos estos cuestionamientos son falsos. En este sentido podemos decir que el objetivo esencial de la industria biotecnológica es introducir en la producción agrícola una serie de técnicas que pueden ser comercialmente explotadas para los bolsillos de pocos; en ningún momento dicha industria-comercial pretende mejorar la agricultura o introducir tecnologías de carácter social y ambiental dirigidas a permitir el acceso a buenos (saludables) alimentos a todos los seres humanos y a respetar la tierra y todos los seres que la habitan. Por el contrario, la propuesta de la industria biotecnológica recurre a crear cultivos tolerantes a herbicidas para promover un mayor mercado para los que producen dichos productos, a pesar que sean negativos para la salud humana y ambiental. Las semillas transgénicas están bajo el interés de los poderes corporativos transnacionales para generar negocio; es así que son amparadas por sus patentes y, consecuentemente, es muy caro comprarlas, hecho que deja al margen a los pequeños productores en países como Bolivia que carecen de las condiciones básicas para mejorar sus márgenes de producción por su falta de infraestructura de
  59. 59. 59 riego, infraestructura institucional de apoyo, tecnologías adecuadas en general -como por ejemplo la tecnología post-cosecha. Asimismo tampoco cuentan con un sistema crediticio adecuado, ni suficientemente flexible para las particularidades derivadas del carácter pluri-económico del sector campesino nacional. 2. Sobre las patentes y sus consecuencias sobre nuestros sistemas productivos agrícolas Existe hoy una gran tendencia de parte de las naciones ricas y los intereses corporativos de obligar a los países como los nuestros a aceptar condiciones injustas para acceder a los mercados más importantes de la economía global. Sin embargo, una de las condiciones más duras que Bolivia y países en similares condiciones deben aceptar, reconocer y hacer prevalecer, es la existencia de patentes que admiten el cobro de regalías por la utilización de genes, técnicas, plantas, químicos y/o cualquier cosa comercializable que tenga una patente vigente. En este juego de reglamentos internacionales que tienen por finalidad mejorar las posibilidades jurídicas de defensa de las patentes dentro del plano mundial, debemos igualmente contemplar que hoy en día los parámetros de las patentes son
  60. 60. 60 cada vez más amplios (cubren más y más cosas), su duración para los beneficiarios es cada vez más larga y las sanciones internacionales que devienen de no hacer respetar dichas patentes son cada vez más duras e inflexibles. Todos estos factores en conjunto hacen más difícil desarrollar y adquirir tecnología para los países en vías de desarrollo. En esta coyuntura de gestión de acuerdos bilaterales o multilaterales tenemos las negociaciones que realiza Bolivia con la UE. La UE contempla, entre sus ejes de negociación, capítulos sobre patentes. Al igual que EEUU, en la mayoría de sus acuerdos bilaterales, exige entre sus condiciones la adopción del "UPOV 1991" (Unión Internacional para Protección de nuevas variedades de plantas) que prohíbe a los agricultores intercambiar o vender semillas protegidas. La UE, incluso permite que se concedan patentes sobre la base de recursos genéticos robados de los países en vías de desarrollo, sin la debida consulta a los mismos. La intención de los acuerdos bilaterales ya viene siendo estudiada por la UE desde 1998, cuando, en la Ronda de Doha, trató de introducir el tema de inversiones en la OMC al modo del ALCA impulsado por EEUU, pero fue parada por los países en desarrollo. En consecuencia, optó por los tratados bilaterales en lugar de los multilaterales.
  61. 61. 61 Hoy en día, la UE es el bloque económico que más negociaciones bilaterales está impulsando. Son 75 países americanos, africanos y del pacífico, entre otros, con los que está intentando gestionar APEs (Acuerdos de Partenariado Económico). La UPOV, desde los años 70, ha permitido que las semillas comerciales de las transnacionales eliminen todas las prácticas agrícolas tradicionales de crianza de las semillas en los países desarrollados, mediante recursos legales y crediticios que imponen condiciones de certificación que obligan al agricultor a comprar semillas certificadas de las grandes empresas. Cabe mencionar que el monopolio de las transnacionales semilleras no afecta únicamente la venta de semillas, sino que tiene poder sobre el precio de los productos agrícolas, afectando el bolsillo del consumidor. Otro factor importante es que la UE, en sus acuerdos, está presionando por la total eliminación de aranceles para que los productos europeos entren en los mercados de los países tercermundistas, pero no está dispuesta a abrir sus mercados, en las mismas condiciones, a los productos de los países subdesarrollados. Estos mecanismos de liberalización unilaterales generan la ya conocida oleada de importación de productos con valor agregado de los países europeos,
  62. 62. 62 matando las industrias nacionales de los países del Tercer Mundo. Por ejemplo, el Líbano es uno de los productores de aceite de oliva más competitivos a nivel global, sin embargo, el 95% del aceite de oliva que se vende en los supermercados de todo el mundo procede de España, Italia y Grecia, debido a los grandes subsidios que la UE da a sus productores de aceite, montos que se elevan a 2,300 millones de dólares americanos al año, así como cuotas de importación que protegen su producción Por si esto fuera poco, los métodos agroindustriales de dumping son también impulsados por la UE. Estos métodos consisten en la inundación de productos alimenticios de países desarrollados en los mercados de los países tercermundistas, lo que se logra muy efectivamente gracias a que son alimentos subsidiados por sus gobiernos, alcanzando precios más bajos que los costos de producción local. Tal hecho mata toda posibilidad de soberanía en alimentos, en los países del Sur, estimulando la competencia desleal. En tanto la UE apoya estas iniciativas, entonces es un imperativo reflexionar si, como país integrante de la CAN, estamos en condiciones de enfrentarnos con esta acometida que le quitaría espacio a la industria nacional del país, así como a otros procesos de autodeterminación. Es crucial
  63. 63. 63 ser críticos y no olvidar que el poder colonial, está asumiendo una nueva embestidura adornada por discursos de inclusión, diálogo y respeto mutuo, orientados a establecer relaciones interculturales en las que las reglas del juego la siguen poniendo los intereses internacionales. En conclusión, es menester tomar con pinzas las negociaciones UE-CAN y apostar por tomar parte en el diseño de los paradigmas de comercio, desde nuestra propia visión. 2.1. Sobre la Revolución Verde: La revolución verde fue promocionada como la solución del hambre mundial durante la década de los 60, cuando en realidad fue nada más y nada menos que la introducción y desenvolvimiento de una cadena de técnicas que podían ser comercialmente explotadas . La revolución verde implicó sustancialmente tres puntos: 1) la introducción de semillas "mejoradas" nuevas de supuesta alta productividad a cultivos alimentarios importantes para la alimentación a nivel mundial como el trigo, arroz y otros productos 2) la uniformidad de los alimentos a nivel global (mediante campañas de desinformación),
  64. 64. 64 desechando los alimentos locales que muchas veces superan con creces los aportes nutritivos de alimentos importados y de dudosa procedencia y manipuleo. 2) el deterioro de los sistemas de abastecimiento y redistribución económica inherentes a la producción local de alimentos. Todo esto y la falta de incentivos públicos hacia la producción local abrieron las puertas de par en par a la crisis de alimentación y social que hoy lamentablemente sufre la humanidad. Todos los elementos importantes de conocimiento local productivo-tecnológico fueron reducidos a sus mínimas expresiones, lo que significó una pérdida de incalculable valor para la humanidad entera. Asimismo, tenemos que los gobiernos neoliberales, derivados de esta visión, no han incentivado a los campesinos pequeños productores a desarrollar una agricultura acorde con las condiciones sociales, culturales y económicas nacionales. Por el contrario, a parte de la reducida promoción que los gobiernos le han dado a la agricultura rural, se ha recurrido a imponerle condiciones traídas desde los organismos internacionales a través de tecnologías importadas y totalmente ajenas a la
  65. 65. 65 realidad nacional. Tenemos por ejemplo el ingreso de los actuales paquetes tecnológicos compuestos entre otras cosas de fertilizantes y químicos que se producen en el exterior, convirtiendo al productor en dependiente de productos importados y haciendo que se olvide la ciencia agrícola local campesina. De este modo se logra generar una dependencia continuada ya que las posibilidades de auto-producción de las condiciones e insumos de trabajo que antes caracterizaba a todo el campesinado, ahora ya prácticamente han desaparecido. En este contexto, el cambio de variedades de semillas locales por las de las semillas de la revolución verde ha herido de muerte al sistema tradicional de interdependencia solidaria entre distintos productores, basado en el intercambio de conocimiento y de insumos, así como en la ayuda comunitaria en las labores agrícolas, y lo ha reemplazado por una alternativa individualista que no permite los intercambios de semillas y otros insumos ya que éstos tienen patentes que convierten a las empresas transnacionales en únicas dueñas y señoras, hecho que les da, solamente a ellas, la potestad de decidir a quien vender las semillas; y en caso que un pequeño productor opte por repartirlas entre sus vecinos, se atiene a las multas y sanciones legales establecidos por ley. De este modo, las grandes transnacionales monopolizan el conocimiento de producción de
  66. 66. 66 alimentos en oligopolios cada vez más concentrados, dejando sin oportunidades económicas a los pequeños productores y a los consumidores, ya que los alimentos son cada vez más caros, pues los precios los imponen los pocos dueños de las semillas que alimentan al mundo. Así, se da el cambio de sistemas controlados por los campesinos, a sistemas controlados por las corporaciones de agroquímicos y semillas y, por ende, por los institutos internacionales de investigación. "Las semillas, de haber sido un recurso libre que se reproducía en la propia chacra se transformó en un insumo caro que debía ser comprado. Los países pobres y los campesinos tuvieron que endeudarse para utilizar las nuevas semillas y los campesinos terminaron en las manos de los bancos y los proveedores de agroquímicos, que una vez establecido su monopolio hicieron subir los precios; por ejemplo, entre fines de los 60 y principios de los 80, el precio de los fertilizantes se incremento en 600%" En este sentido el paulatino ingreso de la matriz económica occidental a los lugares más recónditos de nuestra nación ha permitido "desvalorizar todas las demás formas de existencia social, [desvalorización que] produce una metamorfosis grotesca de las destrezas en carencias, de los ámbitos de comunidad en recursos, de los
  67. 67. 67 hombres y mujeres en mano de obra comerciable, de la tradición en carga, de la sabiduría en ignorancia, de la autonomía en dependencia" , del ser humano integral [16] en un ser humanoide mutilado, alienado y que hoy es, además de mano de obra barata, capital variable y constante. Se trata de un proceso constante de descampe que conlleva un sostenido proceso de pérdida de la autodeterminación de los países. Si bien las consecuencias de la práctica inherente a los transgénicos que hemos venido describiendo no surgirán a inmediato plazo, sí lo harán a mediano y largo plazo. No se ha tomado en cuenta que esta medida implica la inserción progresiva, sostenida y segura de nuevas formas de destrucción de culturas de la producción de semillas y alimentos, de aniquilación de diversidades de semillas y de involución del ser humano que cada vez tiene menos opciones de alimentación. De ese modo, se establecen mecanismos de re-colonización inherentes al modelo de desarrollo. 3. La relación de los transgénicos con la nueva etapa Neo-neoliberal del capitalismo El paradigma de desarrollo ha demostrado estar sujeto a profundas contradicciones sociales, económicas y ambientales expresadas en el aumento de la pobreza, la agudización de los
  68. 68. 68 conflictos sociales y profundos e irreparables daños ambientales. Los cimientos de este paradigma han tambaleado ante el alto costo social y ambiental del crecimiento económico de los países del Primer Mundo, el fracaso de los modelos de desarrollo para el Tercer Mundo y la emergencia de movimientos sociales, indígenas y ambientales que claman por "otro mundo posible" Ante el fracaso del modelo de desarrollo, el neoliberalismo se ha reforzado a través del discurso de que no hay otro modelo alternativo al capitalismo, de que existe la posibilidad de formas eco-capitalistas –es decir, capitalistas pero respetuosas del medio ambiente- de hacer economía y de que el respeto a la pluralidad (intercultural) de identidades es factible a pesar de la globalización de la economía. Todo esto, sumado al componente político-militar reforzado a partir del 11 de septiembre del 2001, "… reconfigura el neoliberalismo en un neo - neoliberalismo armado e intervencionista, fuertemente anti-democrático, disfrazado de humanismo anti-terrorista, que pretende desarmar los sistemas de defensa de todos los países del sur y el este que representan un obstáculo a las pretensiones norteamericanas de dominio del planeta".
  69. 69. 69 Es decir, estamos ante un contexto de autocríticas al sistema que más allá de ser sinceras y recurrir a un cambio verdaderamente equilibrado, fortalecen la lógica y esencia desarrollista a través de adjetivos de corte ambiental (eco, bio…) y cultural. De este modo el modelo se las ingenia para renovarse sin cambiar su esencia. En este marco, bajo el mando del eco- capitalismo, cobra fuerza la lógica capitalista de producción sustentada en la extorsión de los recursos naturales, la potenciación de la lógica agroindustrial basada en los monocultivos, utilización de aditivos agrícolas químicos (pesticidas, fertilizantes, herbicidas), la manipulación genética de semillas para dominar la distribución de semillas a nivel mundial y, por ende, la producción y distribución de alimentos; elementos que no son criticados y que más bien son impulsados bajo el manto de un discurso ambiental y cultural. Las prácticas de colonización se van renovando constantemente en el mundo y en nuestro país. En Bolivia la re-colonización y la re-evangelización son prácticas que perduran a través de grupos evangelistas (ej. Misión Evangélica Nuevas Tribus) y varias ONGs auspiciadas por el Banco Mundial, por el Fondo Monetario Internacional y por Fundaciones como Rockefeller y Gates, quienes difunden firme y constantemente la fe ciega en la tecnología derivada de la matriz filosófica occidental a la cual nosotros
  70. 70. 70 denominamos de No Unidad o filosofía de de las dicotomías del hombre con su entorno. En cuanto el tema central del presente artículo son los transgénicos, es indispensable detenernos un momento en el escenario de la manipulación genética para producción de alimentos y hacer una breve comparación con la "manipulación" cultural e ideológica. Ambas son estrategias de colonización del ser humano y de los seres de la naturaleza en tanto las dos responden a la lógica de la homogeneización de la identidad. En tanto la homogeneización cultural responde a la imposición de la cultura occidental para romper con la diversidad de cultural y lograr una monocultura globalizada que permita una más fácil dominación cultural, la homogeneización de los alimentos (y de la biodiversidad) responde a la lógica del monocultivo que hace que un tipo o un número reducido de semillas implique la desaparición de la virtuosa variedad de semillas pre-existentes. Por ejemplo, tenemos que la diversidad agrícola genética de tipos de maíz, de papa y de otros vegetales está desapareciendo. Si bien antes cada población tenía una cultura específica y ciertas variedades de alimentos, las cuales eran intercambiadas con otras culturas que ofrecían otras diversidades y variedades de alimentos, ahora tanto la cultura como los alimentos son
  71. 71. 71 prácticamente homogéneos en el mundo entero. Así como la biodiversidad desaparece gracias a la incorporación de nuevas tecnologías abocadas a proveer a las elites sociales nuevos modelos de opresión y lucro, la especie humana pierde su diversidad de identidades. Y considerando que "uno es lo que come" la biotecnología no es más que un mecanismo que da mayor viabilidad al proyecto colonizador de mono- cultura y a mono-identidad. Como resultado de este modelo colonizador de la biología, la mente y el sentimiento de todos los seres de la realidad, la crisis de alimentos que se está viviendo a nivel mundial ha adquirido una mesura nunca antes vista en la historia -nótese que el paradigma del desarrollo (revolución verde, biotecnología, etc.), a pesar de su promesa de brindar grandes beneficios a todo el mundo, ha ocasionado una crisis inconcebible-. Como lo dijo muy sabiamente el jefe Seattle, de la tribu Suwamish, al Presidente de EEUU, Franklin Pierce en 1854 [19], la vorágine del ser humano occidental depara un futuro que contiene un destino infernal; " la vida ha terminado, ahora empieza la supervivencia", dijo el jefe Seatlle hace tanto tiempo. Y esta lógica devoradora no pretende cambiarse, no con las modificaciones que estamos puntualizando en el Proyecto de Nueva Constitución Política del Estado de un país como
  72. 72. 72 Bolivia, liderado por un indígena/originario defensor de la madre tierra. La decisión de dar a los transgénicos puerta abierta en el Proyecto de Constitución Política del Estado de Bolivia significa que no estamos preparados para la nueva etapa colonial que estamos viviendo. Más aún si consideramos que Bolivia no tiene las condiciones económicas ni sociales para lidiar con la problemática inherente a los transgénicos, pero que sí es un país que todavía presenta las condiciones para ofrecer una variedad agrícola genética rica de alimentos producidos naturalmente a través de la sabiduría campesina. No podemos dejar de considerar que no hasta hace mucho tiempo Bolivia era un país que podía jactarse por ser un reservorio de alimentos diversos producidos con métodos soberanos, ecológicos, orgánicos y con precios accesibles a la gran mayoría de su población. Hasta los menores ingresos podían sostener una alimentación soberana y orgánica. Ahora el panorama ha cambiado. Si bien todavía no se ha perdido del todo esa incomparable cualidad, ya no es la misma. El acceso a alimentos orgánicos empieza a convertirse en un tema de clase social, al igual que en los países del Primer Mundo en los que sólo quienes tienen plata pueden comer sanamente.
  73. 73. 73 Los transgénicos benefician solamente a un círculo muy pequeño de agroindustriales que tienen grandes extensiones de tierra y que asumen este negocio a pesar que perjudica a la biodiversidad y a la salud humana. Los transgénicos son el reflejo de la colonización que persiste en los bolivianos que todavía creen que copiar las recetas externas de desarrollo va a mejorar la vida en el país, cuando hasta ahora sólo la han empeorado. También son el reflejo de que algunos pueden beneficiarse de negociar con los transgénicos a costa de cualquier otro perjuicio, pues el negocio de los transgénicos se basa en la competencia (anular a otro para triunfar, aunque muera de hambre) y el monopolio, y no en la complementación (ingresar en iniciativas económicas que beneficien a todos los que nos rodean). Bolivia en su conjunto no presenta las condiciones para beneficiarse del negocio de los transgénicos ya que a su alrededor se encuentran la mayoría de las naciones productoras y exportadoras más grandes del mundo (Argentina, Paraguay, Brasil, etc.) de soya transgénica y convencional (no transgénica), frente a las cuales nuestro país no tiene oportunidades para competir. En este sentido, convendría más impulsar la producción agroindustrial de soya orgánica o desarrollar otras
  74. 74. 74 alternativas agroindustriales acordes con las potencialidades que ofrece el país. Este hecho se agudiza más aun si consideramos que el mercado más importante de la soya producida en Bolivia, la Comunidad Andina de Naciones (CAN), se ha debilitado debido a los acuerdos bilaterales que pretenden impulsar Colombia y Perú, hecho que pone en riesgo el mercado de la soya nacional que es más cara que la soya producida en otros países que subvencionan su producción con cuantiosas sumas económicas. Si bien vivimos en un mundo diverso en el que todos tenemos derecho a apoyar una u otra posición y se ha optado por los transgénicos, solamente pedimos que se hable y actúe con la verdad. Que no se diga que se decidió por los transgénicos porque son la solución a los problemas de alimentación y una gran oportunidad económica para el país. Que se diga lo que verdaderamente son y a quien benefician. Lo mínimo que podemos exigir en a un mundo que se encuentra suspendido en un creciente desastre ambiental y una creciente hecatombe social, es que se deje de mentir y se hable con la verdad. Quien quiere negociar con la biodiversidad y la identidad humana y natural a pesar de los desastres que implica, que lo diga, pero que no nos vean la cara de que todavía,
  75. 75. 75 después de la crisis de este modelo, nos vamos a creer que sus recetas son la solución a la crisis que ellas mismas han agravado. Quien domina la producción y distribución de la alimentación, también domina la identidad. Quien pretende anular la emergencia creciente de movimientos anti-sistémicos, debe controlar la alimentación de la humanidad a nivel de todo el globo terrestre. Como un excelente ejemplo de este mecanismo tenemos a la población norteamericana que sufre en gran parte de una aguda deficiencia alimenticia reflejada especialmente en la obesidad. Una persona con problemas de obesidad, sometida a una involución biológica y genética progresiva a través de su dieta alimenticia, se convierte en un ser con discapacidad para oponerse al sistema de vida que le enferma. No es casual que una sociedad como la americana se vea en la constante necesidad de robar cerebros del tercer mundo, cuya población aun conserva cierta salud biológica y mental proveniente de sus posibilidades de alimentación. La des-biologización de la tierra, de los alimentos y por consecuencia del ser humano, debido a la constante alienación y mutilación de su identidad, es el eje del devenir histórico. La depravación de los avances tecnológicos vertidos del marco re- colonial del Neo-neoliberalismo expresado
  76. 76. 76 mañosamente en la industria biotecnológica sólo ha dado continuidad al intento inicial del capitalismo, a partir de la revolución verde, de erradicar la agricultura campesina basada en la auto producción y en la diversidad de formas de producción, para implantarla por una sola lógica de producción basada en la concentración de los medios de producción (tierra, territorio, agua, maquinaria, insumos agrícolas, etc.) y distribución de alimentos. Actualmente y bajo esta lógica los proveedores de insumos agrícolas (plaguicidas fertilizantes y demás) están en contubernio con los creadores y distribuidores de semillas genéticamente modificadas que sirven, además, para alimentar a los animales de crianza, los que, vale la pena recalcar, ahora se crían en cubículos toda su vida, sin ningún tipo de cariño ni respeto a su identidad; ya ni siquiera se requiere ejercer la actividad del pastoreo, con lo que se completa la cadena de destrucción de la identidad del campesino. De este modo y a paso seguro, se concentra en pocas manos el dominio de la totalidad de la cadena de producción de alimentos para decidir, en un futuro cercano, quien come y quien no. 4- Nadie quiere responsabilizarse por los daños a la salud humana y al medio ambiente que causan los OGM’s Habiendo asistido en
  77. 77. 77 calidad de representantes nacionales a la Conferencia de las Partes del protocolo de Cartagena y del Convenio de Diversidad Biológica (Bonn-Alemania, 12-30 mayo de 2008), fuimos testigos de los impedimentos constantes y desgastantes de parte de los Estados (EE.UU. que ni siquiera ha firmado el Protocolo de Cartagena, Japón, Australia etc.) y los intereses corporativos (MONSANTO, BAYER, SYNGENTA, etc.) relacionados con la temática, orientados a imposibilitar y/o diluir cualquier propuesta que intente encontrar responsables por daños a la biodiversidad o salud humana en casos directamente relacionados con Organismos Genéticamente Modificados (OGM’s). Esta convención viene ya 10 años tratando el tema de qué actores se responsabilizarán por las consecuencias de los transgénicos. A pesar de todo este tiempo no ha habido ningún resultado importante relacionado con un resarcimiento futuro a los afectados tanto social, como económica, ambiental y culturalmente. De hecho se ha configurado una institucionalidad internacional que deambula el globo realizando diversos talleres de elevadísimos costos en los que no se llega a discutir los problemas de fondo inherentes a los transgénicos y en los que participan Estados y empresas que en realidad no
  78. 78. 78 tienen el interés de resolver los problemas de fondo que devienen de sus actividades. Muy por el contrario, en estos eventos los distintos miembros trabajan para cooptar progresivamente a aquellas instituciones e individualidades que critican los intereses corporativos. Estos eventos se caracterizan además por significativos auspicios monetarios, elevadas remuneraciones al personal dependiente, lujosas acomodaciones y cuantiosos viáticos; todos estos factores son alicientes para dispersar todo movimiento anti-sistémico insurgente. Todo estos elementos crean, a su vez, mecanismos de desgate progresivo de las fuerzas sociales e individuales que realizan intentos sobrehumanos para consolidar un régimen jurídico internacional fuerte orientado a proteger los intereses de los pueblos y del medio ambiente o madre tierra. La magnitud de la embestida corporativa en estos escenarios da como resultado mecanismos jurídicos internacionales débiles y sin fuerza vinculante a los países que han ratificado el Protocolo de Cartagena. En base a discursos que esconden los efectos adversos de los transgénicos y que, por el contrario, los promocionan como una opción para mejorar la tecnología de producción agrícola, los intereses corporativos relacionados a la biotecnología agrícola, logran mejorar sus
  79. 79. 79 márgenes de ganancia y consiguen no pagar un peso por los efectos adversos de sus productos. Por este motivo, cuando los casos adversos devenidos de la actividad de producción de transgénicos empeoren y se diseminen por todo el globo terrestre, los únicos responsables de intentar resolver los dilemas son y serán los países empobrecidos. En este sentido es importante saber que no existe ni existirá un verdadero mecanismo jurídico nacional o internacional que ampare siquiera el resarcimiento económico a los afectados. Esto ya es suficiente argumento para evitar una mayor inserción de los transgénicos en nuestro país o, en mejor caso, eliminarlos por completo. Como conclusión Los métodos de implantación económica de los países industrializados ejercen su hegemonía a través de la imposición ideológica, dejando en el olvido la posibilidad de otras concepciones de desarrollo que no asuman precisamente los conceptos de progreso, linealidad del tiempo, calidad de vida, sustentable, separación del tiempo y el espacio, etc.
  80. 80. 80 El contexto pluri-económico, derivado de nuestra matriz bi-civilizacional indígena/originaria, es un gran aporte de una distinta concepción del tiempo, del espacio y de los parámetros de un vivir equilibrado. A pesar de esto, la economía de occidente se impone con facilidad y logra su objetivo de "subordinar a su dominio y subsumir en su lógica cualquier otra forma de interacción social en cualquier sociedad que invade, de perpetuar la historia económica que es una historia de conquista y dominación, de violencia y destrucción que a menudo adopta un carácter genocida" Este paulatino ingreso de la matriz económica occidental a los lugares más recónditos de nuestra nación ha permitido "desvalorizar todas las demás formas de existencia social. [Desvalorización que] produce una metamorfosis grotesca de las destrezas en carencias, de los ámbitos de comunidad en recursos, de los hombres y mujeres en mano de obra que se comercializa, de la tradición en carga, de la sabiduría en ignorancia, de la autonomía en dependencia", del ser humano integral en ser humano mutilado y alienado que hoy es, además de mano de obra, capital variable y constante. "Sobre esta falsa naturaleza humana, mezquina y enajenada de su realidad, se puede decir que la
  81. 81. 81 posibilidad de superar la explotación del humano no es posible si no se deja de explotar también a otros seres de la tierra y la realidad. La unidad indisoluble de la realidad explica el hecho de que los actos desequilibrados con la naturaleza, el cosmos y la realidad, conllevan actos del mismo orden con el mismo ser humano, a pesar de que la intención sea la contraria. Es el antropocentrismo el que lleva a la especie humana a caracterizarse por su falta de identidad, su desbiologización, descosmologización, destotalización. La filosofía que alimenta la civilización occidental desvirtúa la unidad de la realidad separando todo lo que existe y muestra a la realidad de forma invertida, hecho que hace que toda acción, pensamiento y sentimiento que pretenda proponer un verdadero nuevo paradigma para superar los "males" de esta civilización, culmine en un resultado también invertido, es decir, tan "desequilibrado", tan dicotomizado y tan contradictorio como el paradigma que lo antecedió. En el largo camino hacia lo Humano Integral, éste, para alcanzar sus metas, debe amar a la naturaleza. De lo contrario, se dirá que lo humano fue un sueño. La "transformación" de la naturaleza (sin dañarla, hoy) es tarea de lo Humano Integral, para que éste, por el consenso, el equilibrio, la
  82. 82. 82 complementariedad, la auto complementación y el respeto a cada identidad individual y colectiva en su diferencia-semejanza, tenga el "hábitat" donde pueda realizarse en todas sus dimensiones de existencia. Si lo Humano "no cuida" a la Naturaleza, como elemento en el cual es contenido y al cual contiene, fracasará frente a su "destino". Sus metas nunca serán alcanzadas, y de lo Humano "nada quedará". Notas: [16] El ser humano es sujeto de un proceso involutivo sostenido caracterizado por la separación del ser humano con la naturaleza, hecho que se refleja en la utilización irrespetuosa de los recursos naturales así como si éstos no estuvieran unificados integralmente al mismo ser humano. Vale decir que la destrucción del ambiente natural implica, inevitablemente, la propia destrucción del ser humano en tanto éste es también medio ambiente. De este modo, el ser humano se desnaturaliza. Este proceso de desnaturalización está acompañado de un fuerte componente de desbiologización que consiste en que los alimentos se vuelven cada vez más artificiales debido a la utilización de químicos, transgénicos y otros elementos en su producción. Se trata entonces de un ser humano separado y mutilado de la naturaleza. En cambio, el ser
  83. 83. 83 humano integral es aquel que asume su unidad integral con la naturaleza y la totalidad de la realidad. . [19] Jefe Seattle, de la tribu Suwamish, al Presidente de EEUU, Franklin Pierce en 1854. Un extracto " Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestras costumbres. Para él una porción de tierra tiene el mismo significado que cualquier otra, pues es un forastero que llega en la noche y extrae de la tierra aquello que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga, y cuando ya la conquistó, prosigue su camino. Deja atrás las tumbas de sus antepasados y no se preocupa. Roba de la tierra aquello que sería de sus hijos y no le importa. La sepultura de su padre y los derechos de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, a la tierra, a su hermano y al cielo como cosas que puedan ser compradas, saqueadas, vendidas como carneros o adornos coloridos. Su apetito devorará la tierra, dejando atrás solamente un desierto." • Grupo Thunhuph Publicado por ADITAL - 20.03.09 – www.adital.com.br / adital@adital.com.br por Maya Rivera Mazorco y Sergio Arispe Barrientos
  84. 84. 84 APOCALISPSIS, sería el mejor título para este libro, pero suelen decir que los poetas somos creativos y que tal vez, podamos crear una atmósfera más limpia, sacarle una sonrisa a los tercos, o tal vez, lograr que el hombre piense en la humanidad ¿O no? Veamos: ……………….. “No hay nada en qué pensar, pues todo está planificado. Esto está bien, esto es normal, nos dirán los demás. Sólo transitar nos está permitido ¡Loco! Te gritarán si te sales del sitio adonde están los que se quedan, confundiéndose los unos con los otros. ¡Qué porquería que es ser uno mismo! ¿Verdad? Pero no nos desanimemos porque nadie es al final lo que cree ,
  85. 85. 85 ni siquiera lo que es. Somos partes, apenas, de un todo que es total. Simples conjunciones de llanto o alegría. Vértices convergentes del placer o del dolor. ¡Qué se yo! Si todo está afuera y adentro de uno mismo. Y quizás, nada esté en realidad en ningún sitio, ni haya un principio ni un final como creemos. ¡Qué se yo! Si todo sigue y todo se va, a pesar de nosotros. ¡ Cuántos interrogantes encierran las palabras! …………………………”
  86. 86. 86 Muerte por Envenenamiento Múltiple: Glifosato y Roundup Este artículo fue presentado ante el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA), a través del Institute for Science in Society (ISIS). Las cuatro formulaciones de la línea Roundup del herbicida glifosato, fabricadas por Monsanto, son altamente tóxicas para las células humanas, y en concentraciones muy por debajo de los niveles recomendados para uso agrícola. Investigadores del Instituto de Biología de Caen, Francia, publicaron sus últimos resultados en la corriente edición de la prestigiosa revista especializada Chemical Research in Toxicology (Investigación Química en Toxicología). Las formulaciones Roundup son cócteles letales Las cuatro formulaciones de la línea Roundup son mezclas de glifosato con diferentes coadyuvantes. (Un coadyuvante es una sustancia "auxiliar" que se agrega para aumentar la efectividad del ingrediente activo). Las formulaciones Roundup son en la actualidad, y de modo creciente, los herbicidas no selectivos más vendidos a nivel mundial, ya que más del 75 por ciento de los cultivos genéticamente modificados (GM) son tolerantes al Roundup.
  87. 87. 87 El Glifosato y su principal metabolito, el ácido amino-metilfosfónico (AMPA), son importantes contaminantes de los ríos. Los coadyuvantes, a menudo no medidos en el medio ambiente, habitualmente se consideran "inertes" y son protegidos como secreto comercial por la industria manufacturera. Entre ellos, el predominante es el polioxietileno - amina (POEA). El POEA se utiliza como surfactante (*) en las formulaciones Roundup para mejorar la solubilidad y la penetración en las plantas. Los ensayos se realizaron en tres líneas celulares humanas: la línea celular primaria HUVEC, derivada de epitelio de cordón umbilical humano, la línea celular embrionaria 293 derivada de riñón humano, y línea celular de placenta JEG3. La totalidad de las células murieron dentro de las 24 horas de exposición a las formulaciones Roundup. Las formulaciones Roundup (R) contienen diferentes cantidades del ingrediente activo glifosato: Roundup Express, 7,2g/l (R 7.2); Roundup Bioforce, 360g/l (R 360); Roundup Grand Travaux, 400g/l (R 400) y Roundup Grand Travaux Plus, 450g/l (R 450). Estas formulaciones fueron comparadas con glifosato (G), AMPA, y POEA. Todas las formulaciones Roundup en estudio, así como los
  88. 88. 88 componentes químicos individuales, fueron probados en concentraciones de 10ppm (partes por millón) al 2 por ciento (el nivel recomendado para uso agrícola), lo cual significa que las formulaciones Roundup fueron diluidas hasta 100 000 veces o más. Los investigadores encontraron que la presencia de los otros componentes químicos en las formulaciones Roundup, tales como el POEA, en realidad amplifican los efectos tóxicos del glifosato. Los niveles de toxicidad de las formulaciones Roundup no fueron proporcionales a la cantidad de glifosato que contienen, y es muy probable que se deban al POEA y algún otro ingrediente secreto, presentes en todas las formulaciones. El POEA por sí solo es mucho más tóxico que las formulaciones Roundup, mientras que el AMPA es más tóxico que el glifosato. Blancos múltiples en la toxicidad Los investigadores ensayaron los efectos de las formulaciones Roundup (Rs), glifosato (G), AMPA y POEA en tres objetivos blanco que podrían provocar la muerte de la célula: daño a la membrana celular, envenenamiento de la mitocondria (lugar del metabolismo energético), y muerte celular programada que resulta en la fragmentación del ADN del núcleo de la célula.

×