Denuncias de Dios - José Luis Caravias, sj.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Denuncias de Dios - José Luis Caravias, sj.

on

  • 255 views

 

Statistics

Views

Total Views
255
Views on SlideShare
255
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Denuncias de Dios - José Luis Caravias, sj. Denuncias de Dios - José Luis Caravias, sj. Presentation Transcript

    • B iblia y realidad ¡A Mí me lo hacen...! Mt 25,40 Denuncias de Dios Diseño: J. L. Caravias sj
    • Veo la humillación de mi pueblo: conozco todos sus sufrimientos Ex 3,7
    • Las lágrimas de las viudas están siempre en mi presencia Eclo 35,17-21
    • Las quejas de los campesinos llegan sin cesar hasta mí Sant 5,4
    • Yo esperaba rectitud y justicia y sólo se oyen gritos de protesta
    • ¡Soy despreciado y tenido como basura! Is
    • La Ley está sin fuerza y ya no salen decretos justos. Son los corruptos los que mandan a la buena gente, y por eso ya no se ve más que derecho torcido Hab 1,4
    • En ti se oprime al huérfano y a la viuda... En ti hay gente que calumnia hasta hacer derramar sangre. En ti se acepta el soborno, aun para condenar a muerte, y se practica la usura. Tú atropellas y despojas al prójimo y te has olvidado de mí, dice Yavé. Ez 22,6-12
    • ¿Acaso no ha escogido Dios a los pobres de este mundo para hacerlos ricos en la fe? Ustedes, sin embargo, los desprecian y los explotan. Sant 2,5.6
    • La opción por los pobres es ante todo salir de uno mismo y llegar respetuosamente al otro, reconociendo en él a Jesús. Quienes optan por los pobres según el Espíritu de Jesús, no tanto les dan cosas, sino que entregan la propia persona a la aventura abierta de compartir su vida y destino... (Peter Kolvenbach sj.)