El reto de construir sociedades que amen a las mujeres
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

El reto de construir sociedades que amen a las mujeres

on

  • 393 views

BASTA DE FEMINICIDIOS ...BASTA DE VER A LA MUJER COMO UN OBJETO...SOMOS SERES MARAVILLOSOS Y MERECEMOS RESPETO Y AMOR

BASTA DE FEMINICIDIOS ...BASTA DE VER A LA MUJER COMO UN OBJETO...SOMOS SERES MARAVILLOSOS Y MERECEMOS RESPETO Y AMOR

Statistics

Views

Total Views
393
Views on SlideShare
393
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El reto de construir sociedades que amen a las mujeres Document Transcript

  • 1. EL RETO DE CONSTRUIR SOCIEDADES QUE AMEN A LAS MUJERES Mi esposo viene a casa borracho, me pega a veces y habla lisuras. Por eso seguro mi hijita se come las uñas, no?...pero que puedo hacer Srta. …él es así, si lo denuncio ¿de qué vamos a vivir? Resignación, sumisión, miedo a enfrentar una situación de daño solo por el que dirán, por vergüenza o peor aún, como la señora que me dijo eso delante de su hija de 13 años, la fuerza de la costumbre. Y es que la cifra asusta, de cada 10 mujeres en nuestro país 4 son víctimas de maltrato. Es decir, casi la mitad de mujeres peruanas sufre agresión física, psicológica, y hasta la muerte. Una estadística que parece no irá a menos sino a más, y es posible que sea solo la punta de un iceberg que nos señala que es la historia sin fin, eso es lo que preocupa. Es una cadena, un espiral que solo parece nos interesa cuando se convierte en noticia sensacionalista o el hecho-mayormente un crimen - nos estremece por la brutalidad o la crueldad. O cuando como hoy se celebra un solo día de los 365 para decir NO A LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES, cuando debe ser un mensaje diario, proveniente desde todos los niveles y puesto en práctica por todos. Parece que por momentos olvidamos que esta violencia que se desata en todas las formas, desde las más sutiles hasta las más explicitas, son incluso aceptadas y hasta aplaudidas como parte de la cultura nacional. El que nos digan frases subidas de tono en la calle o te silben - según algunos hombres con testosterona al límite son un piropo- es una forma de agresión a la libertad de cada una de las mujeres que sufren esta forma de acoso. Pero sobre todo es una falta de respeto a la libertad y esencia de la persona en sí, no solo como mujer. Otra forma es la incesante exhibición del cuerpo de la mujer como espectáculo por los medios de comunicación, que lo único que logra es cosificar al ser humano y verlo como objeto para satisfacer, no como un ser racional, digno de respeto y amorque busca ser reconocida por sus logros, no solo por su apariencia. Hay muchas teorías que tratan de explicar porque las mujeres somos la bolsa de arena donde se descargan las pulsiones más oscuras y crueles. Algunos señalan al patriarcado como el origen del problema- esto en cierta forma amparado por como la mujer ha sido tratada en las diferentes culturas de antaño. Por ejemplo en la antigua ley hebrea, las mujeres durante su ciclo menstrual – evento natural- no podían ser tocadas por qué contaminaban con su “impureza” y eran mantenidas aisladas separadas del resto de personas hasta que terminaran su ciclo. En tiempos modernos, una mujer que para su mala suerte tenga una pareja más joven es vista como alguien no sabe controlar su sexualidad, mientras que un varón en similar circunstancia es visto como ejemplo de virilidad a imitar. O la queja habitual de las adolescentes: “no me dejan salir con mis amigas pues tienen miedo que tenga enamorado o salga embarazada, pero a mi hermano lo dejan salir cuando quiere y con quienes él quiera”. Después de todo, las mujeres siempre pierden y los hombres siempre caen de pie decían las abuelas.
  • 2. Mientras falten políticas sensatas, realistas dirigidas a la educación y trabajo sobre equidad de género, pero que no sean discursos sino hechos que se repliquen en la casa, en la escuela, en la comunidad, en la sociedad….mientras las mujeres sigamos asumiendo que la resignación, el miedo, la sumisión o el qué dirán es más importante que buscar nuestra felicidad, dar un paso adelante y asumir los riesgos que implican retar a la sociedad desde el lugar en que nos encontremos a darnos el lugar y respeto que merecemos, este día solo será una fecha más… Ojalá un día las mujeres de mi país celebren todos los días del año que somos respetadas como seres humanos, amadas por lo que somos no por lo que mostramos por fuera, que no seamos estadísticas o noticias de crónica roja sino de nuestros éxitos y logros; pero sobre todo que podamos celebrar que aprendimos con valentía a reclamar nuestro derecho a un mundo que ame a las mujeres y no que las odie o victimice sin piedad. Ojalá un día-espero no muy lejano- solo existan sociedades que amen a sus mujeres, y solo cuando esté la nuestra entre ellas, podré recién sinceramente festejar. Iliana Romero Giraldo Pediatra INSN