El graffiti de los bravucones
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

El graffiti de los bravucones

on

  • 721 views

 

Statistics

Views

Total Views
721
Views on SlideShare
721
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El graffiti de los bravucones El graffiti de los bravucones Document Transcript

    • “En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle” Mahatma Gandhi EL GRAFFITI DE LOS BRAVUCONES Días como hoy hacen que recuerde con admiración y gratitud al hombre que logró unificar, liderar y finalmente vencer a un Imperio entero, prepotente y tirano. Miraba los muros del querido Hospital del Niño donde he recibido lecciones de vida, el conocimiento de mis Maestros, donde he compartido gran parte de mi vida profesional, donde están los mejores amigos y compañeros que un ser humano pueda desear; muros manchados con esa pintura fea, con frases que tratan de insultar u ofender a quienes somos parte de esa casa, lugar donde peleamos día a día no solo contra la enfermedad, sino contra la inequidad social de todos los gobiernos, que nos lleva a sacar lo mejor de nosotros por ayudar a los pacientes. Muros pintados con frases tan burdas que seguro un cerebro trasnochado, muy presionado, envilecido por el dinero pero poco imaginativo ha ideado buscando que la población se soliviante contra quienes estamos a su lado, no solo en época electoral para decir mentiras- como“gas para todos”- y utilizarlos sin asco ni remordimientos por un poco de poder y mezquino interés personal. Al inicio sentí indignación, pero entonces la memoria me hizo recordar al Mahatma, preso, en huelga de hambre, insultado por las fuerzas del poder, autoritarismo y amenazas de un Imperio ante los que él oponía calma, inteligencia y mucha dignidad, nunca violencia, siempre buen ánimo y fortaleza … Como nunca entendí que la historia del mundo está plagada de ciclos. Y hombres como Ghandi nos han enseñado que cuanto más vil, cruel, tirano, violento o sucio sea el ataque solo desnuda un hecho: DEBILIDAD Y DESESPERACIÓN del oponente. Y analizando nuestra situación actual, eso me hizo sonreír pues es muy cierto. Gracias a estas pintas recordé la época cuando Montesinos pagaba en maletas el dinero a cualquier corrupto que se ofreciera a publicar insultos, mentiras, cosas asquerosas contra la gente que se les oponía: Alberto Andrade, Vargas Llosa, entre otros. Por asociación pensaba ¡que casualidad!: Montesinos se fugó en el velero KARISMA el mismo día y a la misma hora que Ollanta Humala se “levantaba” en
    • Locumba, amenazaba y raptaba a punta de pistola al General Bardales luego de haber engañado a los pobres reservistas que luego lo dejaron solo-pues no había convicción sino forzamiento- lo que motivó que el entonces Comandante pegara las de Villadiego. Desesperación porque saben que no tienen argumento, nada que sustente su postura, como aquellos bravucones que matan mujeres porque ellas no toleran más su maltrato y no saben cómo hacer cuando hay decisión y razón, excepto agredir e insultar, el cerebro no les da para más tampoco. Miedo porque se encontraron con la gente que -al contrario de ellos- usa su vasta inteligencia, no para su beneficio personal ni para hacer maldad sino para el bien común y salvar vidas. Están asustados porque saben que somos muy superiores espiritual, intelectual y moralmente. Porque se han dado cuenta que sus posturas cavernarias no asustan, más bien dan risa por eso les estamos ganando la batalla en todos los frentes incluidas redes sociales donde han pasado a ser el hazme reír de todos con cada desatino que han hecho que su credibilidad se disuelva y desaparezca. A nosotros nos une, no un mando militar vertical de cuartel o interés porque te debo algo, a nosotros nos une el amor por la profesión que ejercemos y el sentimiento de hermandad; no obedecemos a ciegas gritos destemplados de mandos superiores, ni apuntamos con pistola para que nos obedezcan con miedo y mucho menos mentimos a colegas de menor tiempo de labor o grado para que hagan cosas sin chistar. Nosotros sabemos de curar, cuidar, proteger, de afecto desinteresado; los otros saben solo de dinero, provecho personal, ganar poder y aprovecharse de la situación. Entonces, gracias por los insultos y ofensas, gracias por las mentiras y calumnias, pues nos hacen dar cuenta que estamos en oposición total a Uds. Gracias porque somos felices al saber que estamos en la senda correcta, la de la gente buena, que tiene convicciones y fuerza en el alma, la que no se deja guiar por el dinero, la gente que tiene inteligencia. No somos los que usamos la violencia porque no tenemos más argumentos, no vendemos el alma a patrones por regalos, migas para mascotas. Gracias porque hoy sentí orgullo por estar en la orilla correcta, con la gente que vale la pena, por fortalecer y animar mi espíritu a seguir más que nunca en la batalla y dejar que el corazón que es de médico peruano- moldeada con el alma de Carrión- sea más fuerte, libre y
    • decidido que nunca pues ya sabemos que sus pintas, sus insultos, su gas lacrimógeno y chorros de agua solo señalan su derrota moral, su pánico, desesperación y miedo a la justicia de nuestra batalla, a la razón y verdad de nuestros reclamos. Actos así solo delatan su baja estofa, la clase de su catadura moral pues han dañado locales públicos construidos para el pueblo y que son del pueblo. Su pobreza de alma contrasta con nuestra característica e innata inteligencia, los sólidos ideales y convicciones de nuestro gremio – de los que lamento, sinceramente por sus hijos, carezcan absolutamente Uds.- que seguro es lo que más temen, por eso cual sabuesos desencadenados por su amo atacan sin darse cuenta que son Uds. Quienes están perdiendo todo mientras nosotros nos solidificamos y crecemos más. Pero no podemos pedirles entiendan, el miedo, la rabia de saberse perdidos y perdedores los domina, siento pena por Uds. Que así actúan creyendo tener control y poder. No tienen nada, ni ideales solo órdenes y consignas. Después de todo, también lo dijo Ghandi: “La violencia es el miedo a los ideales de los demás”. Lo triste es que Uds. Los que hicieron las pintas y quienes los ordenaron hacerlas no tienen noción que significa tener un ideal. Iliana Romero Giraldo CMP 27837