EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS

on

  • 15,556 views

Descubre aspectos y principios acerca del ministerio de servidores en esta presentación realizada por Sergio Fernández

Descubre aspectos y principios acerca del ministerio de servidores en esta presentación realizada por Sergio Fernández

Statistics

Views

Total Views
15,556
Views on SlideShare
15,458
Embed Views
98

Actions

Likes
8
Downloads
369
Comments
1

2 Embeds 98

http://tronodedios.neoav.com 88
http://www.slideshare.net 10

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS Presentation Transcript

  •  
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • Cuando el Señor Jesucristo
    • lavó los pies de sus discípulos
    • fue el primero en tomar
    • la iniciativa de servir
    • (Juan 13:4, 5)
    • Mat 13:4-5
    • 4-se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.
    • 5-Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 2.- Dios es honrado cuando en nuestra condición de siervos-cumplimos la misión con fidelidad, obediencia y gozo.
    • 2.1.- El cristiano comprometido debe aprender el valor del servicio (Lucas 22:24-30)
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • La grandeza en el servicio
    • 24Hubo también entre ellos una disputa sobre quién de ellos sería el mayor. 25Pero él les dijo: Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores; 26mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve. 27Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve.
    • 28Pero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas. 29Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí, 30para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • a.- Considerar que servir con humildad es desmejorar nuestra condición privilegiada de líderes, es una actitud egoísta que no honra ni glorifica a Dios (vv.25, 26).
    • b.- Delante de Dios se privilegia el servicio (v. 27).
    • c.- Cuando servimos de corazón, con convicción y gozo, Dios nos permite dónde debemos servir (Juan 4:35-38).
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 35¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. 36Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega. 37Porque en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega. 38Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 2.2.- La vocación de servicio del Señor Jesús le llevó a experimentar gozo en el sacrificio por nuestra redención (Hebreos 12:1, 2).
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 3.- Solo un encuentro real con el Señor Jesucristo nos transforma , como hizo con Saulo que llegó a ser Pablo. Un cambio definitivo.
    • 3.1.- Si se lo pedimos, el Señor Jesús nos mostrará las áreas y personas a las que debemos servir.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 3.2.- El amor del siervo es un amor en acción (1 Juan 3:10, 11).
    • 3.3.- Si miramos con los ojos del Señor Jesús comprenderemos la grandeza de servir
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • Siete principios para ser un servidor eficaz:
    • .1.- Exprese amor con palabras y hechos (1 Juan 3.18)
    • 4.2.- Planifique sus actividades con suficiente tiempo (Lucas 14:31, 32)
    • 4.3.- Testimonie de Cristo a través de su vida y ministerio de servidor
    • (2 Timoteo 4:1, 2)
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 4.4.- Asuma su compromiso con sentido de responsabilidad (1 Pedro 4:10, 11)
    • 4.5.- Sirva con gozo (1 Tesalonicenses 5:16)
    • 4.6.- Desarrolle una vida de oración (1 Tesalonicenses 5.17)
    • 4.7.- Déle gracias a Dios por darle la oportunidad de servir (1 Tesalonicenses 5:18)
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • Ejerciendo el ministerio de servicio práctico en la iglesia
    • Base Bíblica: Hechos 6:1-5
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • El papel del servidor en la Iglesia reviste singular importancia porque representan la carta de presentación de la Iglesia. Los visitantes y también los congregantes, siempre recordarán el tipo de atención que recibieron y es más fácil que recuerden cómo los atendieron el primer día que llegaron al templo, que el pastor o los ministros que estuvieron al frente de la alabanza ese día. Por ese motivo, es importante que el servicio se preste con excelencia, aplicando estándares de calidad a lo que se hace
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • LOS SERVIDORES HAN JUGADO UN PAPEL ESENCIAL DESDE EL PRIMER SIGLO
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.- Los servidores en la Iglesia primitiva, fueron escogidos por su íntima relación con Dios y con los hermanos en la fe:
    • 1.1.- De buen testimonio
    • 1.2.- Llenos del Espíritu Santo
    • 1.3.- Llenos de sabiduría:
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • a.- Para saber manejar sus situaciones personales
    • b.- Para saber manejar sus situaciones familiares
    • c.- Para saber manejar sus relaciones interpersonales
    • d.- Para saber manejar el servicio en la Iglesia
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 2.- El servidor debe asumir una actitud de compromiso con la Iglesia:
    • 2.1.- Completa dedicación a Dios
    • 2.2.- Respaldar las actividades de la Iglesia
    • 2.3.- Valorar su desenvolvimiento como servidor
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 3.- El buen testimonio es esencial entre quienes están desarrollando el ministerio de servidores.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • LOS SERVIDORES, DESDE LA IGLESIA PRIMITIVA HASTA NUESTRO TIEMPO, SE CARACTERIZAN POR ASUMIR LA RESPONSABILIDAD DE SUS FUNCIONES
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.- Los servidores reconocen que su desenvolvimiento es de suma importancia, tanto para quienes se vinculan recién a la congregación como para quienes están asistiendo a las diferentes actividades de orden eclesial.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 2.- Los servidores desarrollan unas características que facilitan el trato con los demás:
    • 2.1.- En su trato:
    • a.- Amabilidad
    • b.- Palabras apropiadas
    • c.- Gestos amigables
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 2.2.- En su apariencia
    • a.- Preocuparse por la apariencia personal
    • b.- Pulcritud en su presentación
    • c.- Recordar que son la carta de presentación de la iglesia
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 2.3.- En su compromiso con la Iglesia:
    • a.- Diligencia
    • b.- Puntualidad
    • c.- Preocupación porque tanto los visitantes como los creyentes de asistencia habitual se sientan bien atendidos.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • A LOS COMPROMISOS DE ORDEN ESPIRITUAL, EN UN SERVIDOR SE SUMA LA COLABORACION CON LA ESTRUCTURA FÍSICA DEL TEMPLO
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.- El servidor vela por los aspectos logísticos que tornan fácil la permanencia en las instalaciones:
    • 1.1.- Las sillas
    • a.- Ubicación apropiada de las sillas.
    • b.- Limpieza de las sillas
    • c.- Adecuada iluminación
    • d.- Ventilación apropiada
    • e.- Estar atentos a que las luces queden apagadas al terminar el servicio
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.2.- Elementos de los servicios:
    • a.- Verificar que haya limpieza en las baterías sanitarias
    • b.- Velar porque haya agua en las baterías sanitarias
    • c.- Comprobar que haya suministro de papel de higiene
    • d.- Retirar papeles o basura que den mala presentación a las instalaciones
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.3.- El Altar
    • a.- Velar porque esté adecuadamente presentado el atril y el altar
    • b.- Comprobar que haya suministro de agua, para el expositor y quienes ministran la alabanza
    • c.- Corroborar que haya provisión de aceite para la ministración
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.4.- Sobres de diezmos y ofrendas
    • a.- Verificar que haya sobres para diezmar y ofrendar, y tengan hojas de datos
    • b.- Facilitar la disposición de bolígrafos o cualquier elemento adicional que requiera quien ofrenda o diezma.
    • c.- Ayudar a la designación de quienes tomarán diezmos y ofrendas
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.5.- La Santa Cena:
    • Velar que en todo momento haya reverencia en la toma de la Santa Cena
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.6.- Llevar a la oficina pastoral los objetos olvidados por los asistentes.
    • 1.7.- Información oportuna, en caso de que la requiera algún visitante o congregante.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • LA ATENCION QUE SE BRINDA A LOS VISITANTES Y CONGREGANTES MARCA UN NIVEL DE EXCELENCIA EN LA IGLESIA
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • Como representante de la Iglesia, el servidor está atento a la llegada de visitantes y congregantes:
    • 1.1.- Darles la bienvenida con una sonrisa y un gesto amigable
    • 1.2.- Colaborar con la acomodación de las personas
    • a.- En caso de haber un visitante especial (invitado) se procurará ubicarlo en los primeros puestos
    • b.- El Coordinador de los servidores procurará que haya un ujier atento a cualquier necesidad del invitado (s)
    • c.- Procurar no distraer a quienes están participando del servicio, al acomodar en las sillas a una persona.
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 1.3.- Hacer que la persona sienta que es importante en la Iglesia, y que ha llegado a un lugar donde valoran su presencia.
    • 1.4.- Velar que en la puerta haya quienes den la bienvenida, y otro grupo, se encargue de la acomodación.
    • 1.5.- En caso de presentarse alguna dificultad con alguien que ingresa al templo a generar saboteo o conflicto, tener la prudencia para manejar la situación.
    • 1.6.- Mantener un contacto visual de todos los asistentes
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • 2.- Como representante de la Iglesia, el servidor despide a las personas una vez termina el servicio
  • EL SERVICIO, UNA FORMA PRÁCTICA DE HONRAR Y GLORIFICAR A DIOS
    • Un buen servicio es la sumatoria de varios elementos, que incluyen no solamente vocación, sino compromiso y valoración del trabajo que se realiza. Es trascendental pensar, en todo momento, que estamos prestando ante todo un servicio a Dios y a Su obra, antes que a los hombres, y que Dios sabe valorar nuestros esfuerzos y quehacer diario. No importa que quienes estar alrededor no se percaten del trabajo; Dios lo sabe y allí está nuestra mayor recompensa.